Vous êtes sur la page 1sur 14

"Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad"

EXPEDIENTE : 00604-2016-0-1903-JR-CA-02
SECRETARIO : FERNANDO RIVEROS DASILVA
ESCRITO : 06
CUADERNO : PRINCIPAL
SUMILLA : VARIACION DE DOMICILIO
PROCESAL Y PRESENTA
ALEGATOS.

SEÑOR JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO DE TRABAJO DE MAYNAS.

YONI FARFAN YAGUANA, abogado identificado con


registro del Ilustre Colegio de Abogados de Piura
ICAP N° 4093 en representación de DOMINGUEZ
TAPULLIMA ZONIA y otros, en proceso seguido
contra DIRECCION REGIONAL DE EDUCACION DE
LORETO y otros, sobre NULIDAD DE RESOLUCIÓN
O ACTO ADMINISTRATIVO, respetuosamente digo:

Que, por convenir a nuestro derecho, señalo como mi nuevo domicilio procesal LA
CALLE LAS PERDICES N° 181 del ASENTAMIENTO HUMANO ANITA CABRERA del
Distrito de SAN JUAN BAUTISTA, Provincia de Maynas, Departamento y Región de
Loreto; así como la CASILLA JUDICIAL POSTAL N° 272 de esta corte superior de
justicia de Loreto y la CASILLA JUDICIAL ELECTRÓNICA N° 45822 del poder
judicial; lugares en donde se me deberán notificar todas las resoluciones que emanen
de su despacho, conforme a Ley.

Que, conforme a la parte in fine del numeral 25.1 del T.U.O de la Ley N° 27584 “Ley
que regula el proceso contencioso administrativo” en el extremo modificado por
el Artículo Único de la Ley N° 30914, publicada el 14 febrero 2019, cuyo texto es el
siguiente:

"Luego de expedido el auto de saneamiento o de realizada la audiencia de pruebas,


según sea el caso, el expediente queda expedito para dictar sentencia. Las partes
pueden solicitar al juez la realización de informe oral, el que será concedido por el
solo mérito de la solicitud oportuna.
Antes de dictar sentencia, las partes podrán solicitar al Juez la realización de
informe oral, el que será concedido por el sólo mérito de la solicitud oportuna”.

Página 1 de 14
Que, RECURRO ante su despacho con la finalidad de PRESENTAR LOS ALEGATOS
FINALES EN DEFENSA DE MI DEMANDA, ALCANZANDO ELEMENTOS DE JUICIO
QUE PERMITAN UNA SENTENCIA JUSTA FUNDADA EN DERECHO, el mismo que lo
efectúo en los siguientes términos:

1) Que, una demanda en la vía contencioso administrativa, tiene la finalidad de anular


los efectos de una resolución de naturaleza administrativa, que es emitida
violentando el interés y la calidad de quien recurre a ese organismo del estado, con
la esperanza de lograr tutela jurisdiccional efectiva.

2) Que, la entidad demandada como prueba para sustentar su negativa al pago de


Devengados, ofrece como prueba EJECUTORIAS RELATIVAS A ACCIONES DE
AMPARO, LAS MISMAS QUE COMO SU ILUSTRADO DESPACHO CONOCE SON
CONTRADICTORIAS, Y PEOR AUN CUANDO SE ADMITE SU ACTUACIÓN
CONTRA TODA PROHIBICIÓN PROCESAL, YA QUE, EL DERECHO NO ES
PRUEBA, EL DERECHO SE APLICA, SE INTERPRETA, SIRVIENDO DE
FUNDAMENTO JURÍDICO PARA LA DECISIÓN QUE DEBE TOMAR EL ORGANO
JURISDICCIONAL.

3) Que, sin perjuicio de los fundamentos de orden Adjetivo planteados, es necesario


aclarar que la Remuneración NO SOLAMENTE ES UN ELEMENTO ESENCIAL DEL
CONTRATO DE TRABAJO, SINO QUE CONSTITUYE UN DERECHO
FUNDAMENTAL, reconocido por el artículo 24º de la Constitución Política del
Estado, el cual indica textualmente:

"El trabajador tiene derecho a una remuneración equitativa y suficiente que


procure, para él y su familia, el bienestar material y espiritual...",

4) Que, el accionante NO PERCIBIÓ LA BONIFICACIÓN, no por su actitud, ni por su


negativa al trabajo, sino por la negativa de los demandados, lo QUE GENERÓ
PERJUICIOS, los mismos que deben ser resarcidos a través de las remuneraciones
devengadas, intereses legales, y una suma indemnizatoria, mismas que son legal y
humanamente exigibles.

5) Que, en la presente demanda concretamente se pide que su despacho califique y


substancie positivamente la presente demanda en Proceso Contenciosos
Administrativo conforme a su naturaleza por cumplir los presupuestos y
condiciones de idoneidad para el ejercicio de la misma, exigidos tanto por el
ordenamiento sustantivo como procesal en materia contenciosa administrativa.

Página 2 de 14
6) Que, en la presente causa se ha solicitado a su judicatura a).- SE ORDENE a la
DIRECCIÓN REGIONAL DE EDUCACIÓN efectuar el cálculo y pago
equivalente al 30% DE NUESTRAS REMUNERACIONES TOTALES
INTEGRAS, percibidas entre los meses de febrero de 1991 y noviembre de
2012, en concordancia con el ARTÍCULO 48° DE LA LEY DEL
PROFESORADO N° 24029 (ley modificada por el artículo 1° de la Ley N°
25212), MÁS, los INTERESES LEGALES QUE SE HAYAN GENERADO A LA
FECHA DE CANCELACIÓN DE LOS DEVENGADOS.

SOBRE LA PRETENSION DE BONIFICACIÓN POR PREPARACIÓN DE CLASES Y


EVALUACIÓN Y PREPARACIÓN DE DOCUMENTOS DE GESTIÓN.

7) Que, la Ley del Profesorado, 24029 de 1984 en su Artículo 48, modificado por el
Artículo 1º de la Ley 25212 y el artículo 210º de su reglamento, decreto supremo nº
019-90-ed, disponen: “el profesor tiene derecho a percibir una bonificación
especial mensual por preparación de clases y evaluación equivalente al 30%
de su remuneración total. El personal Directivo y Jerárquico, el personal
Docente de la Administración de la Educación, así como el Personal Docente de
Educación Superior incluidos en la presente Ley, perciben, además, una
bonificación adicional por el desempeño del cargo y por la preparación de
documentos de gestión equivalente al 5% de su remuneración total.”,
regulada por el art. 8 del Decreto supremo Nº 051-91-PCM, es decir, aquella que
está constituida por la remuneración permanente, más los conceptos
remunerativos adicionales otorgados por ley expresa, los mismos que se dan por
el desempeño de cargos que implican exigencias y/o condiciones distintas al
común, los cuales, deben fijarse sobre la base de las remuneraciones
integras, respectivamente, esta situación que en su momento fue aclarada
y precisada por el DECRETO SUPREMO Nº 041-2001-ED, aplicado
supletoriamente al presente caso, al señalar que: “los conceptos de
remuneraciones y remuneraciones integras, a que se referían los artículos
de la ley del profesorado “debe ser entendida como remuneración total”,
regulada por el Artículo 8 del Decreto supremo Nº 051-91-PCM, es decir, aquella
que está constituida por la remuneración permanente, más los conceptos
remunerativos adicionales otorgados por ley expresa, los mismos que se dan
por el desempeño de cargos que implican exigencias y/o condiciones
distintas a lo común.

Página 3 de 14
8) La pretensión principal la cual debe ser declarada fundada, al operar como
necesario, en la que se ordene a los demandados el Cumplimiento y Pago Íntegro
de la Bonificación Especial Mensual por Concepto de Preparación de Clases y
Evaluación más el Desempeño de Cargo y por Preparación de Documentos de
Gestión equivalente al 35% de la Remuneración Total, dispuesto en el Artículo 48
de la Ley Nº 24029 y su modificatoria la Ley Nº 25212, Artículo 210 de su
Reglamento Decreto Supremo Nº 019-90-ED, la cual es una pretensión tutelar
declarativa y su pago es una pretensión tutelar de condena, propuesta en
una sola pretensión porque así lo ha establecido el artículo 5 inciso 4 de la Ley Nº
27584. Lo que guarda coherencia con el artículo 36.1 de la Ley General del Sistema
Nacional de Presupuesto Nº 28411 que establece: “el pago es el acto mediante
el cual se extingue, en forma parcial y total, el monto de la obligación
reconocida debiendo formalizarse a través del documento oficial
correspondiente”. Lo que guarda coincidencia con la doctrina, como es el caso
del tratadista Ramón A. Tupaya Tapia en su libro “Tratado del Proceso Contencioso
Administrativo”, del 2006, Pág. 846, primer párrafo.

9) Y es que tenemos interés y legitimidad para obrar, por cuanto conforme lo


acreditamos con nuestras Resoluciones Directorales de Nombramiento, de
Reasignación con Ascenso, Autorización de Destaque, de Aprobación del Cuadro
de Asignación de Personal, Cese y las Boletas de Pagos, las mismas que se
adjuntan en la presente demanda, de los cuales se desprende que los recurrentes
somos personal Jerárquico nombrado en el Sector Educación, por lo tanto somos
servidores incluidos dentro del Régimen Laboral de los Profesores, es decir dentro
de la Carrera Publica Magisterial, previsto en la Ley del Profesorado Nº 24029,
modificada por la Ley Nº25212 y su Reglamento Decreto Supremo Nº 019-90-ED.

10) Justamente por nuestra condición de personal Jerárquico en el Sector Educación,


es que los demandados, la Dirección Regional de Educación y la Unidad de Gestión
Educativa Local, actualmente nos están otorgando la Bonificación Especial por
Preparación de Clases y Evaluación, más el desempeño de cargo y por Preparación
de Documentos de Gestión como parte integrante de nuestras remuneraciones
mensuales, anteriormente en el rubro P.CLASES y ahora en el rubro de BONESP,
conforme lo acreditamos con las boletas de pago, (sin embargo dicho monto se
nos está pagando de manera ilegal, sobre el treinta por ciento de la
remuneración total permanente), cuando el artículo 48° de la Ley del
Profesorado Nº 24029 modificada por Ley Nº 25212 establece que nos debe pagar
sobre el treinta (30%) de la remuneración total integra.

Página 4 de 14
11) Esta ilegalidad está sustentada en que los demandados están transgrediendo lo
establecido en su artículo 48 que establece: “el profesor tiene derecho a percibir
una bonificación especial mensual por preparación de clases y evaluación,
más el desempeño de cargo y por preparación de documentos de gestión
equivalente al treinta y cinco por ciento de su remuneración total”.

12) No obstante, la meridiana claridad del artículo 48 de la Ley del Profesorado Nº


24029, modificada por la Ley Nº 25212, los demandados no nos están pagando la
Bonificación Especial en dichos términos por cuanto están aplicando
inconstitucional e ilegalmente el artículo 10 del Decreto Supremo Nº 051-91-PCM
que a letra dice: “Precisase que lo dispuesto en el artículo 48 de la Ley del
Profesorado Nº 24029 modificada por Ley 25212 se aplica sobre la remuneración
total permanente, establecido en el presente Decreto Supremo”.

13) Este acto lesionador referido al pago de la Bonificación Especial en los términos
del Decreto Supremo Nº 051-91-PCM, proviene de la voluntad unilateral y
discrecional del empleador, vulnerándose los derechos constitucionales de los
demandantes, por lo que tal situación debe analizarse a la luz del artículo 22° de
la Constitución Política que establece que el trabajo es un deber y un derecho, tal
como ha sido precisado por el Tribunal Constitucional en la STC Nº 2906-2002-
AA/TC.

14) Bajo dicha premisa y teniendo presente, asimismo lo establecido en el tercer


párrafo del artículo 23° de la Constitución, que precisa, que ninguna relación
laboral puede limitar el ejercicio de los derechos constitucionales, ni
desconocer o rebajar la dignidad del trabajador, se impone así una cláusula
de salvaguarda de los derecho del trabajador, en concordancia con el artículo 1°
de la Constitución que estatuye que la defensa de la persona humana y el respeto
de su dignidad son el fin supremo de la Sociedad y el Estado.

15) En este sentido el Tribunal Constitucional ha concluido en el Cuarto Fundamento


Jurídico de la Sentencia recaída en el Ex. Nº 3218-2004-AA/TC: “como se
observa, el criterio del tribunal está orientado hacia la protección del
trabajador incluida su remuneración, en tanto estos se sustenta en la
defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad, que constituyen
los pilares básicos sobre los cuales se estructura la sociedad y el estado. En
tal perspectiva, en la STC Nº 2906-2002-AA/TC se ha concluido que “la
constitución protege pues, al trabajador, a un respecto de sus actos propios,

Página 5 de 14
cuando pretenda renunciar a los derechos y beneficios que por mandado
constitucional y legal le corresponde, evitando que, por desconocimiento o
ignorancia y sobretodo, en los casos de amenaza, coacción o violencia se
perjudique. en este extremo, resulta evidente que si la protección
constitucional a los derechos del trabajador inclusive a los actos propios
originados de una declaración de voluntad viciada, con mayor razón dicho
amparo alcanza a los supuestos en los que el acto lesionador provenga de
la voluntad unilateral y discrecional del empleador”, por lo que corresponde
proteger al demandante del artículo 10 del Decreto Supremo Nº 051-91-PCM.

16) Asimismo, es de conocimiento público que las remuneraciones de los docentes y


personal directivo o jerárquicos son precarias (a pesar de que deberíamos estar
entre los profesionales mejores pagados) debido a que el estado como empleador,
no cumple con pagarnos nuestras remuneraciones de acuerdo a la Ley del
Profesorado Nº 24029 modificada por la Ley Nº 25212, bajo diferentes
justificaciones, como el condicionamiento a disponibilidad presupuestaria y
financiera, argumento que es inconstitucional al vulnerarse el artículo 24 de la
Constitución Política del Perú que declara que “el trabajador tiene derecho a
una remuneración equitativa y suficiente que procure para él y su familia,
el bienestar material y espiritual. el pago de la remuneración y los
beneficios sociales del trabajador tienen prioridad sobre cualquier otra
obligación del empleador”. Es por ello que el Tribunal Constitucional en las
sentencias emitidas en los expedientes: Nº STC 01203-2005-PC/TC, 03855-2006-
PC/TC, 06091-2006-PC/TC, 04348-2007-PC/TC y 00763-2007-PC/TC, ha
concluido que es irrazonable el condicionamiento a disponibilidad
presupuestaria y financiera.

17) Del mismo modo, la Constitución Política del Estado, en su artículo 26° inciso 2)
reconoce: “el carácter irrenunciable de los derechos reconocidos por la
constitución y la ley”. En ese sentido, la Constitución consagra la
irrenunciabilidad de los derechos laborales como principio que complementa
al principio protector, garantizando la tutela efectiva de los intereses
patrimoniales de los trabajadores docentes y personal directivo o jerárquico
del sector educación, frente a las pretensiones de los empleadores demandados,
evitando así situaciones que atenten los derechos que legalmente les
corresponden, en el presente caso, evitar que se atente el derecho a percibir
la bonificación especial, sobre el 35% de la remuneración total,
taxativamente establecido en el artículo 48 de la LEY DEL PROFESORADO

Página 6 de 14
Nº 24029 MODIFICADA POR LA LEY Nº 25212, dispositivo legal de orden público
y con vocación tuitiva a la parte más débil de la relación laboral. Es por ello que
el Tribunal Constitucional en la sentencia recaída en el Ex. Nº 04272-2006-
AA/TC, ha concluido “… la irrenunciabilidad de los derechos, esto es, su
naturaleza inalienable en su condición de bienes fuera de la disposición,
incluso llegado el caso, de sus propios titulares (por ejemplo, no podría
argumentarse válidamente que un trabajador “ha renunciado” al pago de
sus haberes)”.

18) De igual forma, a fin de que sea resuelta de manera favorable a los demandantes,
también es aplicable el artículo 138° segundo párrafo de la Constitución Política
del Estado que establece: “en todo proceso de existir incompatibilidad entre
una norma constitucional y una norma legal, los jueces prefieren la
primera. igualmente prefieren la norma legal sobre toda otra norma de
inferior jerarquía”. Esta obligación constitucional de los jueces igualmente ha
merecido el pronunciamiento del Tribunal Constitucional en la sentencia recaída
en el Ex. Nº 2942-2007-PA/TC, LIMA, Natalia Alvarado Castillo y otros, al
considerar la aplicación del control difuso en materia de remuneraciones.
es por ello que debe preferirse el ARTÍCULO 48° DE LA LEY DEL
PROFESORADO Nº 24029 modificada por la ley nº 25212 por ser una ley de
mayor jerarquía al ARTÍCULO 10 del DECRETO SUPREMO Nº 051-91-PCM,
que no tiene fuerza de ley, la misma conforme así lo ha establecido las Sentencia
emitida por la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de
Justicia de la República en el Proceso de Acción Popular Nº 438-2007, y más aún
en el Expediente Nº 1863-2002– Arequipa, en su Cuarto Considerando y en el
Expediente Nº 738-2002-Ica, en su Segundo Considerando que indican respecto
al Decreto Supremo Nº 051-91-PCM, que: más en dicho dispositivo legal no se
señala que tenía fuerza de ley, ni se prevela que el referido dispositivo legal
ponía en riesgo inminente la economía nacional o las finanzas públicas,
razón por la cual no se ajustaba a las exigencia de ley, de lo cual, se puede
establecer que tal categoría recién se da en los Decreto de Urgencia que aparecen
formalmente cuando entra en vigencia la Constitución Política de 1993 en cuyo
artículo 118 Inciso 19) se les consigna en forma expresa con categoría de Ley. En
ese sentido Enrique Chirinos Soto indica: “habría que establecer si estas
medidas extraordinarias, en materia económica y financiera, que el
presidente puede dictar, cuando así lo requiera el interés nacional, tienen
fuerza de ley y pueden, en consecuencia, alterar o derogar leyes

Página 7 de 14
preexistentes. pienso que la respuesta es negativa”. (Enrique Chirinos Soto,
La Nueva Constitución al Alcance de todos, 3ra, edición, Lima – 1984, Pág.231).

19) En el mismo sentido Marcial Rubio Correa en su “Estudio de la Constitución


Política de 1993”, pagina 364 manifiesta, citando a Enrique Vernales, que a raíz
de la pretensión de modificar el presupuesto mediante decretos extraordinarios,
la Comisión de Constitución no acepto este criterio señalando que la Constitución
peruana no había legislado sobre Decretos de Urgencia, argumentando que “si el
criterio del poder ejecutivo fuese valido, ninguna disposición legal o
administrativa de la jerarquía que fuese quedaría en pie, ni estaría segura
su vigencia. al poder ejecutivo le bastaría invocar el inciso 20 del artículo
211 de la constitución de (1979) para modificar, derogar o dejar en
suspenso cualquier ley o parte de ella, y tal hecho…afectaría la seguridad
de la nación”.

20) Es por ello que el Tribunal Constitucional, en todos los casos que ha resuelto
respecto a la aplicación del Decreto Supremo Nº 051-91-PCM y de la Ley del
Profesorado Nº 24029, ha establecido que se debe aplicar el cálculo con la
remuneración total, establecida en la Ley Del Profesorado Nº 24029, no con
la remuneración total permanente, dispuesta por el DECRETO SUPREMO Nº
051-91-PCM, como por ejemplo en el Ex. Nº1367-2004-AA/TC, AREQUIPA, en el
caso de NORA GABRIELA MACHUCA; en el Ex. Nº 1296-2004-PC/TC, JUNIN, en
el caso de DONATILDE DELFINA ASTOALMIDON, y en el Ex. Nº 01674-2006-
PC/TC ha concluido: “en la STC Nº 3149-2004-AC/TC este colegiado ha
señalado que esta práctica constituye, además de un incumplimiento
sistemático de las normas, una agresión reiterada de los derechos del
personal docente, que genera un estado de cosas inconstitucionales, lo que
se constata con (…) los comportamientos renuentes, sistemáticos y
reiterados de los funcionarios del ministerio de economía y finanzas, así
como también de las autoridades del ministerio de educación, a la hora de
atender los reclamos que se refieren a derechos reconocidos en normas
legales correspondiente al personal docente, como en el presente caso la
ejecución de una resolución que declara un derecho concedido en la ley del
profesorado y su reglamento a todos los docentes en los supuestos
claramente establecidos”.

21) Es más, el artículo 47° de la Ley del Profesorado Nº 24029 en cuanto a las
remuneraciones del docente establece: “el profesor tiene derecho percibir las

Página 8 de 14
remuneraciones, bonificaciones y goces para el grupo profesional de los
servidores de la administración pública, de acuerdo al sistema único de
remuneraciones establecido en el decreto legislativo Nº 276”.

22) Dentro de dicha línea de interpretación, el Tribunal Constitucional al resolver


sobre la bonificación que se debe otorgar a un trabajador de la administración
pública ha ratificado su posición en la sentencia emitida en el Ex. Nº 3717-2005-
PC/TC, de fecha 11 de diciembre del 2006, concluyendo que la bonificación
debe ser calculada sobre la remuneración total, de acuerdo al sistema único
de remuneraciones establecido en el decreto legislativo Nº 276.

23) Es pertinente precisar que la inconstitucionalidad e ilegalidad del Decreto


Supremo Nº 051-91-PCM es solo en el extremo que vulnera la Ley del Profesorado
Nº 24029 modificada por la Ley Nº 25212 y no en aquel extremo donde regula
otras situaciones legales, como por ejemplo las escalas remunerativas, extremo
que ha sido declarado constitucional por el Tribunal Constitucional en el Ex. Nº
2616-2004-AC/TC, AMAZONAS, sin embargo, este extremo no guarda relación
con lo peticionado.

24) El Congreso de la República en su momento también se pronunció respecto a los


Decretos Supremos Extraordinarios en el artículo 4 de la Ley Nº25397, ratificando
también los argumentos esgrimidos en la presente demanda, el que también debe
ser aplicable por mandato del artículo 103 de la Constitución Política de 1993 que
establece que las leyes se aplican a las consecuencias de las relaciones
jurídicas existentes, habiéndose implantado la teoría de los hechos
cumplidos. Así también conforme se desprende de la Sentencia de la Sala
Transitoria Constitucional y Social recaída en el Expediente Nº 738-2002 -Ica, que
indica respecto a los Decretos Supremos Extraordinarios en su Tercer
Considerando literal b) que “Estableció su carácter temporal, por el tiempo
que la norma indique, pero que no podrá exceder de seis meses; pudiendo
durante dicho lapso dejar en suspenso la vigencia de alguna Ley pero que
aquella norma no tiene fuerza de Ley conforme se desprende de la misma”.

25) Por otro lado, aun interpretando forzada y sesgadamente que el Decreto Supremo
Nº 051-91-PCM tuviese Jerarquía de Ley, se debe aplicar el Principio del
Ordenamiento Jurídico: Preferir la Ley Especial sobre la Ley General, porque
una Ley Especial se ampara en las especificas características, propiedades,
exigencias o calidades de determinados asuntos no generales en el seno de

Página 9 de 14
la sociedad. En ese sentido las Leyes Especiales hacen referencia específica a lo
particular, singular o privativo de una materia. Su denominación se ampara en lo
sui generis de su contenido y en su apartamiento de las reglas genéricas. En
puridad, surge por necesidad de establecer regulaciones jurídicas esencialmente
distintas a aquellas que contemplan las relaciones o situaciones indiferenciadas,
comunes o genéricas. Consecuencia derivada de la regla anteriormente anotada
es que la Ley Especial prima sobre la de carácter general. Que, en el Sector
Educación existe una normatividad especial que trata el tema de la
Bonificación Especial por Preparación de Clases y Evaluación, más el
Desempeño de Cargo y por Preparación de Documentos de Gestión que debe
ser calculada sobre la Remuneración Total, el mismo que se encuentra
regulado en el artículo 48 de la Ley del Profesorado Nº 24029 modificado
por la Ley Nº 25212 yen el artículo 210 de su Reglamento el Decreto
Supremo Nº 019-90-ED, el cual es aplicable a este caso, pues, ante un conflicto
de jerarquía de normas en el tiempo, la Ley Especial anterior prima sobre
la Ley General posterior, es decir el Decreto Supremo Nº 051-91-PCM, en
aplicación de los principios fundamentales del derecho.

26) Que, finalmente, a fin de explicarle el monto promedio adeudado al accionante


por bonificación POR PREPARACIÓN DE CLASES Y EVALUACIÓN, reproduzco
un cuadro simulado detallado, en el que desagrego el monto que se adeudaría
SOLO en labores de profesor de aula (preparación de clases), debiendo sumarse a
estos montes referenciados la bonificación por preparación de documentos de
gestión por los años laborados en calidad directores y sub directores que los
accionantes ostentaron durante el periodo comprendido entre los años 1991 y
2012, siendo que el monto final actualizado se obtendría al momento de ejecución
de la sentencia firme de la presente causa, por medio del juzgado a cargo de su
ejecución.

1991 1992
MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA
ENERO - - - ENERO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
FEBRERO 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 FEBRERO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
MARZO 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 MARZO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
ABRIL 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 ABRIL 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
MAYO 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 MAYO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
JUNIO 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 JUNIO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
JULIO 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 JULIO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
AGOSTO 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 AGOSTO 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
SETIEMBRE 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 SETIEMBRE 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
OCTUBRE 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 OCTUBRE 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
NOVIEMBRE 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 NOVIEMBRE 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
DICIEMBRE 95.38 28.61 16.02 12.59 56.79 69.38 DICIEMBRE 103.12 30.94 19.39 11.55 31.49 43.04
TOTAL 1049.18 314.75 176.22 138.53 624.69 763.22 TOTAL 1237.44 371.23 232.68 138.55 377.88 516.43

Página 10 de 14
1995 1996
MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA
ENERO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 ENERO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
FEBRERO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 FEBRERO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
MARZO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 MARZO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
ABRIL 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 ABRIL 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
MAYO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 MAYO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
JUNIO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 JUNIO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
JULIO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 JULIO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
AGOSTO 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 AGOSTO 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
SETIEMBRE 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 SETIEMBRE 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
OCTUBRE 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 OCTUBRE 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
NOVIEMBRE 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 NOVIEMBRE 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
DICIEMBRE 536.40 160.92 19.73 141.19 222.08 363.27 DICIEMBRE 549.19 164.76 19.78 144.98 150.83 295.81
TOTAL 6436.8 1,931.04 236.76 1,694.28 2664.96 4,359.24 TOTAL 6590.28 1,977.08 237.36 1,739.72 1809.96 3,549.68

1997 1998
MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA
ENERO 637.28 191.18 19.78 171.40 180.31 351.71 ENERO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
FEBRERO 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 FEBRERO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
MARZO 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 MARZO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
ABRIL 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 ABRIL 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
MAYO 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 MAYO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
JUNIO 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 JUNIO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
JULIO 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 JULIO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
AGOSTO 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 AGOSTO 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
SETIEMBRE 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 SETIEMBRE 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
OCTUBRE 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 OCTUBRE 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
NOVIEMBRE 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 NOVIEMBRE 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
DICIEMBRE 637.28 191.18 19.78 171.40 178.32 349.72 DICIEMBRE 648.82 194.65 19.78 174.87 160.00 334.87
TOTAL 7647.36 2,294.21 237.36 2,056.85 2141.83 4,198.68 TOTAL 7785.84 2,335.75 237.36 2,098.39 1920.00 4,018.39

Página 11 de 14
2007 2008
MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA MES R.TOTAL 30% PAGADO
SALDO DEVENGADO
INTERESES DEUDA
ENERO 1,190.79 357.24 17.95 339.29 122.44 461.73 ENERO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
FEBRERO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 FEBRERO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
MARZO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 MARZO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
ABRIL 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 ABRIL 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
MAYO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 MAYO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
JUNIO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 JUNIO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
JULIO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 JULIO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
AGOSTO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 AGOSTO 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
SETIEMBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 SETIEMBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
OCTUBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 OCTUBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
NOVIEMBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 NOVIEMBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
DICIEMBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 122.44 501.74 DICIEMBRE 1,324.16 397.25 17.95 379.30 107.39 486.69
TOTAL 15756.55 4,726.97 215.4 4,511.57 1469.28 5,980.85 TOTAL 15889.92 4,766.98 215.4 4,551.58 1288.68 5,840.26

Página 12 de 14
SOBRE LA PRETENSION ACCESORIA DE CUMPLIMIENTO Y PAGO DE DICHA

BONIFICCION SEA CON RETROACTIVIDAD AL 01 DE FEBRERO DE 1991:

27) Que, la Bonificación Especial se me debe de pagar desde que se me recorto el


derecho adquirido, el mismo que se convirtió en permanente, asegurable y
pensionable es decir desde el 01 de febrero del 1991, fecha en la que se afectó mis
derechos laborales conforme se puede evidenciar en el artículo 2 del Decreto
Supremo Nº 051-91-PCM que textualmente dice: “A partir del 1 de Febrero de
1991, déjese sin efecto, transitoriamente, sin excepción, las disposiciones
legales y administrativas que establezcan remuneraciones mensuales

Página 13 de 14
tomando como referencia el ingreso total y otros beneficios de carácter
mensual…”, en el mismo Decreto Supremo se establece en su artículo 10 que lo
dispuesto en el artículo 48 de la Ley del Profesorado se aplica sobre la
Remuneración Total Permanente, de esta manera se evidencia la clara
contravención a la Constitución y la Ley del Profesorado y su Reglamento, fecha
de afectación en la que el recurrente ya laboraba como Jerárquico en el Sector
Educación, estando ya vigente el artículo 48 de la Ley del Profesorado Nº 24029
modificada por la Ley Nº 25212 que establece: “El profesor tiene derecho
percibir una bonificación especial mensual por preparación de clases y
evaluación, mas el desempeño de cargo y por Preparación de Documentos
de Gestión, equivalente al treintaicinco por ciento de su remuneración
total”.

28) Que, al no cumplir y pagarme en tales términos, existe una diferencia a ser
reintegrada con retroactividad entre el monto que se me debe de pagar y el monto
que se me continua pagando hasta la actualidad, que son los reintegros
diferenciales.

29) Que, asimismo, el pago de los devengados no ha prescrito, al guardar coherencia


con el nivel de protección otorgado a las remuneraciones, dado su carácter
alimentario, conforme lo ha establecido el Tribunal Constitucionales las
sentencias recaídas en los expedientes Nº 3218-2004-AA/TC y 3172-2004-
AA/TC por lo que existe una afectación continuada.

30) Que, es más el pago de los devengados están reconocidos en el artículo 35.1 de la
Ley General del Sistema Nacional del Presupuesto Nº 28411 que establece: “El
devengado es el acto mediante el cual se reconoce una obligación de pago,
derivada de un gasto aprobado y comprometido, que se produce previa
acreditación documental ente el órgano competente de la realización de la
prestación o el derecho del acreedor. El reconocimiento de la obligación
debe afectarse al Presupuesto Institucional, en forma definitiva, con cargo
a la correspondiente cadena de pago”.

POR TANTO:

A usted señor juez, solicito resolver conforme a ley, declarando FUNDADA la demanda.

Iquitos, 05 de abril del 2019.

Página 14 de 14