Vous êtes sur la page 1sur 2

Mesa N° 21: Derechos, inclusión y desigualdad social en los actuales procesos de

escolarización.

La preocupación por la exclusión de jóvenes universitarios.


Objetivo: reflexionar sobre las políticas de exclusión de los estudiantes de nivel secundario
y universitario en las clases más desfavorecidas.
Temáticas generales: jóvenes que egresan del nivel secundario.
Permanencia de Jóvenes universitarios en la carrera elegida.
Exclusión social-exclusión escolar.
Propuestas superadoras.
Palabras claves: ingreso, permanencia, exclusión, políticas inclusivas.

Garantizar el derecho a la educación de niñas, niños, jóvenes, adultos, es una meta


que las políticas educativas de la mayoría de los países se proponen cumplir.

No obstante, hoy, vemos que este propósito se encuentra a grandes distancias de esa
meta.

Esta injusticia educativa, donde unos sujetos son considerados excluidos de la escuela
en tanto se define esa población como potencialmente participante de este nivel del sistema,
se intensifica, se agrava en las clases sociales más desfavorecidas.

Así vemos que

Los movimientos de ampliación de la población a escolarizar se deben a decisiones


políticas. Cuando se redefine cuál población es la escolarizable, recién a partir de
ahí se define como excluidos y no antes. Esto tiene una consecuencia muy importante,
nos muestra que la exclusión no es un atributo de un sector poblacional sino que es
resultado, el efecto de una definición política. (Diker, G. 2013)

Esta situación construye un problema nuevo, la discusión por la exclusión y la


definición de lo que se requiere –como acción política- para generar inclusión. Las estrategias
que se diseñan y se desplegaron y se despliegan se vinculan con la manera en que se la
conceptualiza. Tal como lo trabajan diferentes autores (Terigi. 2008; Diker 2013) la categoría
inclusión no tiene un solo sentido y fue cambiando su contenido a lo largo de la experiencia
de los sistemas educativos latinoamericanos (aunque los sentidos anteriores no se
abandonen); la idea de inclusión se definió –inicialmente- en relación a garantizar el acceso.

Ahora bien, en el caso particular de los estudiantes universitarios, sabemos que las
oportunidades de acceso a ese nivel pueden determinarse, en primer lugar, por las
posibilidades de finalización del Nivel Medio, pero también posee ingredientes atribuibles a
las expectativas sociales de los propios jóvenes, y a las condiciones académicas previas y
particularmente al nivel socioeconómico al cual pertenecen.

Terigi, F. (2008). Lo mismo no es lo común. La escuela común, el curriculum único, el aula


estándar y otros esfuerzos análogos por instituir lo común. En: FRIGERIO, G. Y DIKER, G.
(comps) Educar: posiciones acerca de lo común. Buenos Aires: del Estante.