Vous êtes sur la page 1sur 2

DEPORTE DE BASE EN COLOMBIA: FÚTBOL

El fútbol es actualmente uno de los deportes más practicados por niños, jóvenes y adultos
en Colombia y el mundo. A nivel competitivo y profesional se juega en una cancha de
césped con unas medidas de 64m x 100m, con once jugadores por equipo, 10 de “campo”
y un arquero por equipo, se juega con un balón de forma esférica de entre 68 – 70 cm y
un peso de 410 – 450 gramos. Es un deporte muy complejo en el que se trabajan
principios o fundamentos como técnica, táctica, componentes físicos, psicológicos y
sociales.
Es por esto que de acuerdo con la metodología que diseñó el Profesor Horst Wein en su
libro “Fútbol a la medida del niño” es un deporte que se debe adaptar a las etapas
fisiológicas e intelectuales del niño.
En relación a las visitas realizadas a diferentes clubes y escuelas de formación de fútbol
en la ciudad de Bogotá-Colombia, se han evidenciado una serie de falencias en el deporte
de base, que es, en nuestra opinión, donde se debería incentivar, dirigir y moldear al
deportista con especial atención por medio del aprendizaje por descubrimiento guiado
para identificar sus capacidades dentro de la cancha, de esta manera poder seguir un
proceso progresivo que permita la evolución de las capacidades físico técnicas del niño
en el deporte en mención.
Tras el análisis de los resultados obtenidos de las visitas a estas organizaciones se
identificaron una serie de errores durante las sesiones de entrenamiento a los niños,
algunas de ellas son trabajar orientados a la competición, al objetivo de resultar ganador
en todos los torneos y competiciones, sin tener en cuenta la enseñanza del fútbol y sus
componentes principales.
También la estructuración real y adecuada de las sesiones de entrenamiento para los
niños, según los datos de la encuesta el 32.4% de las escuelas visitadas evidenciaban
una falta de planeación por parte de los entrenadores, lo cual puede desencadenar
acciones como la falta de organización y por consiguiente desorden y sobrecarga. Diseñar
procesos organizativos como filas en los que pasan uno o dos niños a realizar
determinado ejercicio o circuito y los demás niños se ven obligados a esperar formados
por largos periodos de tiempo, lo que causa que se pierda el interés del niño en la
actividad a realizar, se evidenció que algunos entrenadores no tenían una comunicación
asertiva frente a sus deportistas causando fallas en su imagen de entrenador frente a los
niños, perdiendo su autoridad y credibilidad ante estos.
Con base en lo anterior podemos definir que la mayoría de estos entrenadores no son
profesionales; es allí donde centramos una de las principales falencias del deporte de
base colombiano, ya que los entrenadores no están 100% capacitados para impartir este
tipo de clases y van a “experimentar” con los niños, lo cual conlleva a una posible
sobrecarga de entrenamiento o muchas veces hacer que el deportista se frustre o pierda
el interés en el tema y abandone la práctica deportiva o se incline hacia otra disciplina.
Durante los entrenamientos es necesario plantear ejercicios analíticos y globales,
ejercicios que poco a poco van incorporando elementos técnicos y tácticos del futbol en
situaciones reales de juego, a medida que se desarrollan se debe permitir al niño analizar
y descubrir por sí mismo dichos fundamentos.
Consideramos que la forma adecuada de enseñar el fútbol debe ir acorde y en función de
las etapas del crecimiento del niño, se debe adaptar el deporte al niño y no el niño al
deporte.
Para esto planteamos que una de las mejores formas de enseñanza es bajo el “modelo
para desarrollar la capacidad de juego en el futbol” que incorpora 5 fases principales:
1. Juegos de Habilidades y capacidades básicas
2. Juegos Mini Futbol
3. Juegos Futbol 7.7
4. Juegos Futbol 8.8
5. Juegos Futbol reglamentario 11.11
Deben generarse espacios de entrenamientos con una dificultad progresiva, adaptando
los diferentes elementos del deporte a las edades de los deportistas, varían temas como
la cantidad de jugadores en un encuentro, tamaño y peso del balón, dimensiones del
campo y duración de los partidos. Implementando estas pequeñas adaptaciones podemos
lograr mayores oportunidades de contacto con el balón, menos desgaste aeróbico
innecesario, mayor facilidad para controlar el elemento (balón), fortalecer el trabajo en
equipo y dinamismo en general del partido.
Ya que en las escuelas visitadas tan solo el 43.2% de los entrenadores evidencia una
metodología acorde a la medida del niño, consideramos que en estas edades están en
una fase de transición de desarrollo motor de combinación de movimientos donde les será
más fácil adquirir destreza y habilidad para formar a futuro deportistas integrales. En
Colombia hay mucho potencial deportivo porque genéticamente el somatotipo de la
mayoría de colombianos es apto para diferentes disciplinas deportivas, pero debemos
mostrar mayor interés y trabajo en el deporte de base.

Myriam Quintero Boshell


Grupo 321
Profesional en Entrenamiento Deportivo