Vous êtes sur la page 1sur 16

Docilidad de hormigón según

Nch170 of 2016

Carrera: Construcción Civil


Nombre: Alex Henríquez

Osorno, 2019

1
Índice:

-Introducción….……………………………………………………………..……………...3

-Docilidad del hormigón:……………….………………………………………………..….4

- Procedimiento asentamiento del cono de Abrams……………………………………....7

-Consideraciones del ensayo..…………………………………………………………......11

-Casos que demandan repetir el ensayo…………………………………….…..…..….....12

- Elección de docilidad del hormigón………………………………………...……………12

- Tolerancias en el control de asentamiento de cono……………………………………..13

- Docilidad de un hormigón autocompactante………………………………………………………………..13

-Conclusión…………………………………………………………..………………….....15

-Bibliografía……………………………………………………...………………….……..16

2
Introducción

La docilidad, es un concepto de difícil definición, puede


considerarse como la aptitud de un hormigón para ser puesto en obra
con los medios de compactación de que se dispone. Esta trabajabilidad
del hormigón está relacionada con su deformabilidad (consistencia),
con su homogeneidad, con la trabazón de sus distintos componentes y
con la mayor o menor facilidad que la masa presente para eliminar los
huecos de la misma (aire ocluido), alcanzando una compacidad
máxima.

En el presente informe se detallará el significado y procesos para el control


de docilidad.

3
Docilidad del hormigón

La docilidad del hormigón es la facilidad con que una mezcla de áridos,


cemento y agua se transforman en hormigón, y la facilidad de ser manejado,
transportado, colocado y compactado en los moldes o encofrados con la
mínima pérdida de homogeneidad.

La docilidad del hormigón será la necesaria para que, con los métodos
previstos de puesta en obra y compactación, el hormigón rodee las armaduras
sin solución de continuidad con los recubrimientos exigibles y rellene
completamente los encofrados sin producir coqueras, como se muestra en la
figura 1.

Figura 1 hormigón fresco.

4
La docilidad depende, entre otros factores, de los siguientes:

a) De la cantidad de agua de amasado. Cuanto mayor sea ésta, mayor será la


docilidad.
b) De la granulometría de los áridos, siendo más dóciles los hormigones cuyo
contenido en arena es mayor. Pero por otra parte, a más cantidad de árido fino
corresponde más agua de amasado necesaria y, por tanto, menor resistencia.
Por ello las relaciones que indicamos no pueden extrapolarse más allá de
ciertos límites.
c) La docilidad es mayor con áridos redondeados que con áridos procedentes
de machaqueo.
d) La docilidad aumenta con el contenido en cemento y con la finura de éste.
e) El empleo de un plastificante aumenta la docilidad del hormigón, a igualdad
de las restantes características.
Entonces, la docilidad aumenta con el contenido de árido fino, con la
dosificación de cemento, con el empleo de cenizas volantes, con el empleo de
aditivos plastificantes e incluso aireantes y con el aumento de agua de
amasado, si bien este último puede resultar peligroso por la repercusión que
el aumento de la relación agua/cemento puede tener sobre las resistencias del
hormigón.

La docilidad de una masa de hormigón fresco depende también de la forma y


tamaño del molde y de los medios de compactación disponibles. Así, un

5
hormigón de consistencia plástica puede ser ideal para su utilización como
hormigón en masa en un pavimento, mientras que puede ser totalmente
inadecuado para su empleo en una viga de sección en T fuertemente armada.
En el primer caso el hormigón tendrá una buena docilidad y en el segundo
mala.

Igualmente, ese mismo hormigón de consistencia plástica puede ser muy dócil
si se emplea en una cimentación y su compactación se hace mediante
vibración y muy poco dócil si se consolida mediante picado con barra.

En general, secciones pequeñas y muy armadas requieren hormigones de alta


docilidad, como los hormigones autocompactantes, mientras que, por el
contrario, en estructuras de grandes secciones y sin armar pueden colocarse
mezclas menos dóciles.

Un hormigón poco dócil es propenso a la segregación.

Además, una baja docilidad puede resultar en resistencias mecánicas menores


a las previstas y a superficies poco vistosas después de realizar el
desencofrado.

Cómo se determina la docilidad de un hormigón:

Cono de Abrams

6
Según EHE, la docilidad deberá comprobarse mediante la determinación de
la consistencia del hormigón fresco, por el método del asentamiento en el
cono de Abrahams o del ensayo Vebe (en hormigones secos) [1].

El cono de Abrams es un instrumento metálico que se utiliza en el ensayo que


se le realiza al hormigón en su estado fresco para medir su consistencia
("fluidez" o "plasticidad" del hormigón fresco). [3]

La norma NCh1019. EOf74 establece el procedimiento para determinar la


docilidad del hormigón fresco por el método del asentamiento del cono de
Abrams, ya sea en laboratorio o en obra. [4]

Los pasos para realizar este ensayo son:

1) Muestra de hormigón y acondicionamiento del equipo: La cantidad de


hormigón necesaria para efectuar este ensayo, no será inferior a 30
litros. Respecto del equipo a emplear, éste se debe humedecer
previamente sólo con agua, con el objeto de evitar que los implementos
le resten humedad a la mezcla (no se permite emplear aceite ni grasa),
ver figura 2.

Figura 2 muestra y acondicionamiento.

7
Nota 1: La muestra deberá tomarse entre el 10 y el 90% de la descarga.

2) Posición del operador: Se coloca el molde sobre la placa de apoyo


horizontal. El operador separa sobre las pisaderas evitando el
movimiento del molde durante el llenado, (ver figura 3).

Figura 3 posición del operador.

Nota 2: Verificar que el lugar sea horizontal, firme y sin vibraciones.

3) Llenado del molde- 1ra capa Se llena el molde en tres capas de igual
volumen, apisonadas con 25 golpes de varilla, distribuidos
uniformemente. La capa inferior se llena hasta aproximadamente 7 cm
de altura, se compacta con 25 golpes de varilla-pisón; los primeros golpes
con la varilla ligeramente inclinada alrededor del perímetro,
continuando hacia el centro en espiral. (Ver figura 4)

Nota 3: La capa se debe apisonar en toda su


profundidad sin golpear la placa.

Figura 4 llenado molde 1° capa.

8
4) Llenado del molde- 2da capa Se llena el cono hasta 2/3 de su volumen
(15 cm o media altura) y compacte nuevamente con 25 golpes de pisón,
penetrando algunos centímetros en la 1ra capa. El apisonado se
distribuye uniformemente. (ver figura 5)

Nota 4: Si por falta de precisión, se golpea


el cono al introducir la varilla, el ensayo se
debe repetir.

Figura 5 llenado molde 2°capa.

5) Llenado del molde- 3ra y última capa Se llena el cono hasta desbordarlo
y se compacta nuevamente con 25 golpes de pisón, penetrando algunos
centímetros en la 2da capa. (ver figura 6).

Figura 6 tercera y última capa.

9
6) Enrase y limpieza Terminada la compactación de la capa superior, se
enrasa la superficie haciendo rotar sobre ella la varilla-pisón. Sin dejar de
pisar las pisaderas se limpia el hormigón derramado alrededor molde,
(ver imagen 7).

Figura 7 Enrase y limpieza.

7) Levantamiento del molde: Se carga el molde con las manos, sujetándolo

por las asas y dejando las pisaderas libres. Luego se levanta en dirección
vertical sin perturbar el hormigón en un tiempo de 5 a 10 segundos,(ver
figura 8).

Figura 8 levantamiento del molde.

Nota 5: Toda la operación de llenado y levantamiento no debe demorar más


de 3 minutos.

10
8) Medición del asentamiento: Se coloca el pisón horizontalmente
atravesado sobre el cono invertido, de modo que se extienda por sobre
el hormigón asentado. Se mide la distancia entre la barra y el centro
original de la cara superior del hormigón, aproximando a 0,5 cm. Esta
distancia es el ASENTAMIENTO del hormigón,(ver figura 9).

Figura 9 medición del asentamiento.

CONSIDERACIONES AL ENSAYO

a. El método se aplica a hormigones con áridos tamaño máximo igual o inferior a 50mm.

b. Es aplicable a docilidades entre 2 y 18 cm.

c. Se ejecuta entre el 10 y 90% de la descarga.

d. Si el hormigón moldeado se inclina decididamente hacia un lado, o sufre


segregaciones o corte, se deberá repetir el ensayo.

e. El ensayo debe ser realizado por personal capacitado.

f. El resultado permite determinar si el hormigón contiene la cantidad de agua


considerada en el diseño.

11
CASOS QUE DEMANDAN REPETIR EL ENSAYO, (ver figura 10).

Figura 10 ensayos que deben ser repetidos.

Elección de la docilidad del hormigón

La docilidad del hormigón al momento de su colocación, medida por el asentamiento del


cono de acuerdo con la norma NCh1019, se puede elegir de acuerdo:

Tipo de estructura Asentamiento de cono para


compactación por
vibración, cm

Hormigón armado 4 a10

Hormigón sin armar 2a8

Pavimentos inferior a 5

Figura 11 Tabla 5 de NCh 170 - Asentamiento de cono según tipo de estructura. [3]

12
Tolerancias en el control de asentamiento de cono NCh 170 Of 85, 14.1.3
letra b

El control de la docilidad mediante el asentamiento del cono en el hormigón


fresco se efectúa de acuerdo con NCh 1019 y se acepta cuando está dentro
de las tolerancias que indica la tabla siguiente.

Asentamiento del cono, cm Tolerancia, cm

<= 2 +-1

3a9 +-2

>= 10 +-3

Figura 12. Tabla 16 de la NCh 170 - Tolerancia en el control del asentamiento. [3]

Docilidad de un hormigón autocompactante

La docilidad de un concreto autocompactante en estado fresco no


puede ser evaluada mediante su asiento en el cono de Abrams, como es
habitual en el caso de hormigones convencionales, sino que es caracterizada
a través de métodos de ensayo específicos que permiten evaluar sus
prestaciones en términos

 de fluidez (ensayos de escurrimiento o de ensayos de escurrimiento


en embudo en V);
 de resistencia al bloqueo (ensayos del escurrimiento con anillo
japonés y ensayos de la caja en L
 y de resistencia a la segregación.

13
La evaluación de la resistencia a segregación se realiza de forma de
indirecta (cualitativa) a través de la observación del aspecto visual del
hormigón. El resto de métodos son métodos directos (cuantitativos) ver
figura 11. [2]

Figura 13 métodos de ensayos docilidad hormigón autocompactante. [4]

14
Conclusión
Se concluye que la docilidad del hormigón es la facilidad con que una
mezcla de áridos, cemento y agua se transforman en hormigón, y la facilidad
de ser manejado, transportado, colocado y compactado en los moldes o
encofrados con la mínima pérdida de homogeneidad.

Para determinar la docilidad del hormigón existen varios métodos en


hormigón fresco como también para hormigón endurecido como lo es el
método vebe, pero generalmente la docilidad se valora determinando su
consistencia con el cono de Abrams, para el caso de hormigones de edificación.

También se logró comprender las tolerancias de docilidad para el cono de


Abrams cómo también el proceso para hacer la elección del tipo de hormigón
requerido.

15
BIBLIOGRAFÍA

- [1] UNE-EN 12350-3. Ensayos de hormigón fresco. Parte 3: Ensayo Vebe.


- [2] González, E. (en elaboración). Vídeos de prácticas (II) de Materiales de
Construcción para dispositivos móviles.
- [3] Nch 170. EOf16
- [4] NCh1019. EOf74

16