Vous êtes sur la page 1sur 4

Sebime, Maestría

Cómo debe ser la pastoral actualmente


Por Emanuel Miranda

Durante la historia se ha venido tratando de responder la pregunta del presente ensayo.


¿Cómo debe ser la pastoral? ¿Que perfil debe tener la iglesia ante el mundo? ¿Cuáles son los
fundamentos de la iglesia y su misión?; estas son preguntas que se relacionan y que tienen un
estrecho interés para con el prójimo.

Cuando estudiamos los Evangelios, podemos notar la vida de Jesús como protagonista
rompiendo los paradigmas y fronteras sociales y culturales para extender su mensaje, lo vemos
ofreciendo su amor a los incompletos, los necesitados, los indefensos, los pobres, excluidos y
dominados por la élite social.

¿Será este un modelo pastoral de iglesia que pueda marcar una diferencia en un mundo
actual donde somos unidos por la tecnología pero distanciados por el clasismo político, social,
cultural y religioso? ¿será la perspectiva de Jesús ante la vida y los demás la indicada para
responder a los millones de latinoamericanos que sufren día a día por llevar el pan para su
familia, que son marginados por su color y sexo, excluidos por su forma de hablar y vestir, y
objeto de burla por la forma en que expresan su amor por Dios?.

Después de que Jesús murió, la iglesia reflexionó profundamente sobre las enseñanzas y
la vida de su maestro, reproduciendo el kerygma por medio de la predicación y la enseñanza a
los nuevos convertidos. La pastoral actualmente debe también tomar muy en serio la reflexión
que se debe hacer de Jesucristo; en muchas ocasiones la iglesia habla de sus líderes y de técnicas,
y se olvidan de hablar de Jesús y de reflexionar sobre su actuar en este mundo.
Sebime, Maestría

Pero también la comunidad primitiva empleo un aspecto litúrgico para conducir a los
nuevos creyentes a una experiencia liberadora; el culto, la santa cena, o el bautismo, encierran un
gran significado y que son únicamente medios para mostrar el mensaje liberador y perdonador de
Jesús. La pastoral actual, debe de tomar esta idea sobre la intención de una liturgia, pero no para
distanciarla de su fin, Jesucristo; sino para conectarlo a él. Tenemos muchas pastorales
actualmente que se llenan de muchos ritos litúrgicos que se vuelven una carga pesada para el
creyente impidiendo ver al Jesús que está hoy presente en la comunidad.

Una pastoral adecuada debe también incluir enseñanza, ya anteriormente lo


mencionamos, pero es necesario remarcar este punto; ya que la palabra hablada produce fe y
crecimiento integral en el creyente. La comunión es otro factor importante, ya que allí se deja ver
a Dios, en la actitud de los creyentes, cuando comparten el pan, demuestran aceptación y ayuda
mutua; allí en la comunidad se reconoce que todos son importantes, el débil y el fuerte tienes un
espacio de igualdad y de inclusión.

La pastoral debe conducirse filtrado por Jesucristo; una comunidad como la de Antioquía
quienes fueron punto de partida de la envangelización a otras comunidades cercana y que según
Floristan, eran más aunténticos que los de Jerusalén, ellos quienes en lugar de centrarse en la
espera del Mesías, se centraron en la divulgar con denuedo a su maestro crucificado y resucitado.

También de la comunidad de Corinto podemos tomar el ejemplo de que en medio de una


ciudad tan perdida y llena de costumbres paganas supieron centrarse en el kerygma, dando la
libertad a las predicaciones y el hablar en lenguas. La pastoral actual y máximo si es pentecostal
debe de dar esa libertad que corresponde a todas las expresiones del ser, y no caer en un
racionalismo excesivo, sino en transmitir una experiencia que integre todo el ser humano, ello ha
ayudado a que muchos se identifiquen con una pastoral pentecostal, hablo de la expresión
carismática de la comunidad.
Sebime, Maestría

El mensaje transformador debe de correr por todos lados, abriendo caminos aun en las
situaciones más inhóspitas, si hay señal de vida en algún lugar, allí la iglesia debe de hacer
presencia; de la comunidad de Macedonia podemos aprender esto.

La iglesia no debe pensar ni dejarse dominar por un espíritu elitista ni exclusivista.


Adultos, jóvenes y niños deben comprender de que fueron llamados para expresar lo que les fue
dado: Un mensaje de amor, transformador, que sea integral, y con sentido inclusivo. Así como
Jesús impartió el mensaje y se convirtió en el mensaje, la iglesia debe impartir el legado de Jesús
y convertirse en ese legado.

No habría ninguna dificultad en notar que alrededor de nosotros conocemos a varias


personas sumidas en la pobreza, la Iglesia debe de dirigirse especialmente hacia ellos, personas
marginadas, habitando sin que nadie las reconozca, pero totalmente sedientas de dignidad y de
ayuda. La iglesia debe de tener programas de ayuda espiritual y social para con ellos, no debe de
ignorarlos, Jesús no los ignoró sino que convivió con ellos a pesar que los lideres de la
religiosidad lo criticaron.

La iglesia no debe permitir que la misma tendencia que está en el mundo en cuanto a
“que pena que me vean juntándome con los pobres” (comunidad de Macedonia y Roma) se
impregne en ella, la escogida para la misión de Dios debe de atender al necesitado, al oprimido,
al que ha quedado rezagado incluso antes de que naciera.
Sebime, Maestría

Conclusión

Hacer iglesia con un perfil pastoral, nos lleva a cuidar a los creyentes y lo que ellos hacen
en las distintas áreas de la sociedad, por lo tanto cerrarse solo a un grupo de personas es
contraproducente si se entiende que la iglesia debe ser inclusiva. La inclusión de toda persona
también nos lleva a pensar que la iglesia debe de atender todas las dimensiones del ser humano:
sus necesidades biológicas, espirituales, emociones, y cognitivas.

La iglesia debe de asumir el desafío de atender la pobreza en todo el sentido de la palabra,


ya que es agente de esperanza, debe de ayudar al pobre a salir de su estado y encontrar la
plenitud en Dios. Y por último seguir a Dios es estar constantemente consciente de que
dependemos de él, y que no serán en nuestra propias fuerzas caducas que podremos hacer iglesia.