Vous êtes sur la page 1sur 4

Jesús y Juan el Bautista

- Texto: Mr. 1:1-11


- Serie: Estudio del Evangelio de San Marcos
- Meta: Que los creyentes aprendan de Jesús el ejemplo a la voluntad de Dios.
- Fecha: 13/04/17-
- Lugar: Santiago /

Introducción: Algunos datos interesantes sobre el evangelio de San Marcos.

(1) Autor: Aunque el Evangelio de Marcos no nombra a su autor, es unánime el


testimonio de los padres de la iglesia primitiva, que Marcos fue el autor. Él era un
compañero del Apóstol Pedro, y evidentemente su hijo espiritual (1 Pedro 5:13 “La
iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, y Marcos mi hijo, os
saludan.”). Él recibió de Pedro información de primera mano sobre los eventos y
enseñanzas del Señor, y preservó esa información de manera escrita.
(2) Fecha: El Evangelio de Marcos fue posiblemente uno de los primeros libros escritos
del Nuevo Testamento, probablemente en el 57-59 d.C.
(3) Destinatarios: Los romanos. Lo conciso del evangelio demuestra claramente que los
Romanos eran los destinatarios originales.
(4) Punto central: Presenta a Cristo como “El siervo de Dios”, razón por la cual no
contiene una historia de su nacimiento, ni genealogía.

1. El Mesías en la mente de Dios (v. 1-3)


“Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 2 Como está escrito en Isaías el
profeta: He aquí yo envío mi mensajero delante de tu faz, El cual preparará tu camino
delante de ti. 3 Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor;
Enderezad sus sendas.”

a) La inerrancia bíblica
Cuando hablamos de inerrancia bíblica queremos decir que la Biblia no contiene
errores. Dios la ha preservado como su Palabra sin contener errores.

Un aparente error en v. 2

- Se menciona a Isaías cuando el profeta es Malaquías:

- Algunas soluciones:

 Originalmente aparecía el término “profetas” en vez de “Isaías”.


Posteriormente algún escriba que no tuvo el cuidado cambió la palabra por el
nombre de profeta Isaías.

 Aunque se citan dos pasajes de dos libros de los profetas del Antiguo
Testamento distintos, siendo que el profeta Isaías es más conocido, se le
menciona a él primero.

b) Los profetas y el Mesías


“10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y
diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 11 escudriñando qué persona y
qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de
antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.12 A éstos
se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas
que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el
Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.”
1 Pe. 1:10-12

- Los profetas dedicaron su vida a estudiar los mensajes de Dios acerca de la


salvación del género humano a través de la persona del Mesías.

c) Los planes de Dios están escritos por él:


“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”
Mt. 24:35

- Dios es soberano: Hch. 4:24 “Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a
Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar
y todo lo que en ellos hay”
- Todos sus planes ya están escritos en la Biblia: Is. 14:24 “Jehová de los ejércitos
juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será
confirmado como lo he determinado;”

- Los tiempos no sorprenden a Dios: Job 24:1 “Puesto que no son ocultos los
tiempos al Todopoderoso, ¿Por qué los que le conocen no ven sus días?”

2. El bautismo de Juan v. 4-8

a) El mensaje de Juan:
“7 Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les
decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? 8
Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, 9 y no penséis decir dentro de
vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios
puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.10 Y ya también el hacha está
puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado
y echado en el fuego.11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;
pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso
que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.12 Su aventador está en su mano,
y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que
nunca se apagará.”
Mt. 3:7-12

- El verdadero arrepentimiento producirá fruto en los cristianos. Ef. 5:8-10 “8 Porque


en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de
luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad),10
comprobando lo que es agradable al Señor.”

b) El mensajero de Dios:
“Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de
sus lomos; y comía langostas y miel silvestre.”
Mr. 1:6

- Juan llegó a predicar a Israel después de 400 años entre los cuales no se levantó
profeta en Israel.

- Su mensaje no solo era novedoso en comparación al mensaje de los fariseos y


saduceos sino que también estaba cargado de la autoridad divina para denunciar
pecado de la gente del pueblo, de los soldados romanos y aún del propio Herodes.

c) El bautismo del Espíritu Santo:


“7 Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, a quien no
soy digno de desatar encorvado la correa de su calzado. 8 Yo a la verdad os he
bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.”

- Es la primera mención sobre la obra del Espíritu Santo bautizando a los creyentes.

- Los creyentes son bautizados en Espíritu Santo y los incrédulos en fuego.

- El bautismo en el Espíritu Santo es en la conversión. 1 Co. 12:13 “Porque por un


solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean
esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.”

3. La obediencia de Jesús: v. 9-11


“9 Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado
por Juan en el Jordán. 10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al
Espíritu como paloma que descendía sobre él.11 Y vino una voz de los cielos que
decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.”

a) Jesús fue un ejemplo de obediencia:


- El bautismo es un paso de obediencia a Dios y Jesús fue el primero en
demostrarnos obediencia en este acto.
- Jesús es un gran ejemplo de obediencia a Dios. Heb. 5:7-9 “7 Y Cristo, en los días
de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le
podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.
8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y habiendo sido
perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le
obedecen;”

b) Los símbolos del Espíritu Santo:


(1) Viento: Jn. 3:8
(2) Agua: Jn. 7:37-39
(3) Sello: Ef. 1:13
(4) Aceite: 2 Co. 1:21
(5) Paloma: Mt. 3:16
(6) Fuego: Hch. 2:3

c) Dios se complace en sus hijos verdaderos:

- Cristo es la estatura de todo cristiano: Ef. 4:13 “hasta que todos lleguemos a la
unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida
de la estatura de la plenitud de Cristo;”

- Cristo es el molde del cristiano: Ro. 8:29 “Porque a los que antes conoció, también
los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que
él sea el primogénito entre muchos hermanos.”

- Tenemos que formar a Jesucristo en nosotros: Gal. 4:19 “Hijitos míos, por quienes
vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros,”

Conclusión: ¿Qué tipo de cristianos somos? ¿Estamos llegando a la estatura de la


medida de Cristo? ¿Podría hoy decir Dios que somos sus hijos amados en los cuales se
complace?