Vous êtes sur la page 1sur 3

Guía para la síntesis final de la etapa

El objetivo de esta guía es recordarles algunos elementos propios de la etapa


discipular o estructuradora1, con el fin de ayudarles a redactar la síntesis
personal que deben presentar al final de la etapa en el encuentro con el
formador.
Estos elementos serán presentados por dimensiones de la formación, luego
de recordar el objetivo general de la etapa, así como los objetivos específicos
de cada curso.

Objetivo de la etapa: “Formar la conciencia crítica y constructiva del


hombre, de la sociedad y de Dios, sobre todo de sí mismo en el seguimiento
de Cristo, a fin de consolidar su vida como discípulo del Señor y, desde allí,
optar por la vocación presbiteral.”

Objetivo de los cursos:


1º “El alumno de primero de filosofía asume la identidad de Jesucristo
sacerdote como modelo del hombre ideal y se experimenta invitado a
realizarlo en sí mismo.”
Aspectos a tener en cuenta:
--- “Contemplar a Cristo, el hombre perfecto y a partir de esta contemplación
permitir que nos revele en qué puede consistir nuestra propia vocación,
primeramente como personas y después como llamados al sacerdocio.”
--- “La atención puesta en el modelo de Jesús nos conduce, lógicamente a
atender al propio comportamiento dentro y fuera del seminario y al clima
grupal en el que convivimos cotidianamente.”
Por tanto, se puede sintetizar como sigue: adquirir la aptitud de la vigilancia
continua sobre nosotros mismos, sobre la conciencia e, incluso, sobre el
inconsciente, sobre los sentimientos, gustos e inclinaciones. “Atento a”.

2º “El alumno del segundo año de filosofía adquiere la capacidad de


profundizar en el conocimiento crítico de la realidad del hombre y de las
aptitudes y potencialidades que conforman su identidad personal, de modo
que las confronta con el ideal vocacional propuesto por Cristo.”
Aspectos a tener en cuenta:
--- “No se trata sólo de tocar tangencialmente los problemas que la
personalidad de los seminaristas plantea en su proceso vocacional, sino de
afrontarlos lo más sistemática y profundamente que sea posible […].

1
“Se llama estructuradora porque se trata de formar las estructuras que se pondrán en práctica en adelante,
en especial en la etapa teológica”.
También se puede comparar este momento a una cirugía, que es dolorosa,
pero necesaria.”
Se puede explicitar como sigue: adquirir la humildad necesaria para
contribuir a la poda y/o dejarse podar por la acción misericordiosa de la
gracia divina, consciente que es el segundo paso que corresponde a la
vigilancia sobre sí mismo. “Liberarse de”.

3º “El alumno del tercer año de filosofía, consciente de su identidad personal


y de la propuesta vocacional que Jesús le hace en la Iglesia, opta libremente
por el sacerdocio como estado de vida propio y se dispone para continuar su
formación en la etapa teológica.”
Aspectos a tener en cuenta:
--- “Cierre de la etapa y a la preparación de la decisión que los seminaristas
deberán tomar.”
--- “El seminarista toma una decisión firme […] consciente del perfil de egreso
de la etapa filosófica, tal como es presentado por las Normas Básicas y por
los documentos de la Iglesia, con sus personales aciertos y deficiencias.”
--- “Liberarse para”: “Si el Señor nos ha liberado es para que, a imitación suya,
hagamos el don de nosotros mismos en el amor.”

Dimensiones
1ª Humana
Perfil:
--- Va adquiriendo fortaleza de ánimo y firmeza de carácter.
--- Posee una sexualidad identificada en su rol masculino, consciente de lo
que implica la opción por la donación entera de su humanidad.
--- Va tomando conciencia del servicio como expresión de la caridad
cristiana, realizado con amabilidad, cercanía, y no como ejercicio de poder.
--- Va adquiriendo el verdadero sentido de la amistad y de la fraternidad, que
se manifiestan en la honestidad, la corrección y el perdón mutuo, el valor de
la verdad y la sinceridad.
--- Va adquiriendo el recto sentido de la justicia, la fidelidad a la palabra dada,
el uso de la libertad y el dominio de sí, la superación del individualismo para
crear comunión fraterna.

2ª Espiritual
Perfil:
--- Arraiga cada vez más y mejor su vida en el seguimiento de Cristo,
escuchando su palabra, conservándola en su corazón y poniéndola en
práctica.
--- Reconoce el camino discipular como un camino para toda la vida.
--- Posee hábitos de oración cada vez mejor identificados y más estables, que
le permiten vencer los elementos distractores: pensamientos, tristezas, etc.
--- Se afianza en la virtud de la humildad para trabajar sobre su propia vida
con ayuda de la gracia.
--- Se identifica con los sentimientos de Jesús: la compasión, el perdón, la
generosidad y el desprendimiento, la cercanía a los pobres, etc.

3ª Intelectual
Perfil:
--- Ha adquirido un hábito de estudio adecuado. Es decir, comprende que es
parte de toda la vida del discípulo de Cristo.
--- Aprovecha el tiempo y busca otros momentos para fortalecer sus
conocimientos.
--- Establece vinculaciones entre los estudios filosóficos y el mundo que le
rodea.
--- Tiene una mente estructurada y capaz de afrontar los estudios teológicos.
--- Se empeña en mejorar día a día en su estudio.
--- Otorga al estudio y a la preparación intelectual su lugar propio, no
juzgándola accesoria ni totalizante.

4ª Pastoral
Perfil:
--- Cumple con diligencia la tarea encomendada y procura esforzarse en ella.
--- Toma conciencia del trabajo pastoral como muestra de la caridad de
Cristo.
--- Sabe coordinar su trabajo en equipo y evita protagonismos innecesarios.
--- Conoce el mundo juvenil y se desenvuelve con soltura en el mismo.