Vous êtes sur la page 1sur 3

El Tao Con Nombre y Sin Nombre

El Tao que puede llamarse Tao no es el verdadero Tao. El nombre que se le puede dar

no es su verdadero nombre.

Sin nombre es el principio del Cielo y la Tierra; y con nombre, es la madre de las diez mil cosas.

Desde el No-Ser comprendemos su esencia;

y desde el Ser, sólo vemos su apariencia.

Ambas cosas, Ser y No-Ser, tienen el mismo

origen, aunque distinto nombre.

Su identidad es el Misterio.

Y en este Misterio

se halla la puerta de toda maravilla.

Análisis:

Los nombres de las cosas que existen en este mundo y por lo que las diferenciamos, son nuestro
invento, una manera de definirlas como entes separados por medio de la lingüística.

Sin nombre, es ese principio de donde se crearon todas las cosas en el mundo, y con nombre es las
diferentes formas que tomó en la creación.

Desde el no ser, podemos ver esta causa desde su mas íntima naturaleza, desde su origen y cómo
fue que este surgió. Desde el ser solo vemos las cosas materiales que formaron por su
transmutación.

No sabemos realmente quién o qué es Tao, pero para los taoístas es por medio de esta que
encontraremos la puerta a las maravillas del existir.

Descripción de aplicación en la vida:

Este anterior concepto nos ayuda a entender como nosotros le hemos dado forma al mundo en
que vivimos, donde los nombres son algo que usamos para definir las formas del tao, también nos
muestran como realmente y aunque hablemos de tao, no conocemos qué es realmente, la forma
de aplicar estos conceptos en la vida es simple, entender que, en este mundo nosotros moldeamos
la manera en como interactuamos, y cómo para entender el tao, debemos ver más allá que la
apariencia material de las cosas.
Falencias de su explicación:

Lo difícil de este capítulo es que, si una persona no entiende unos conceptos básicos del tao,
puede costarle el deducir algo, además, dada la ambigüedad de las frases, se pueden obtener
múltiples interpretaciones que dan lugar a contradicciones.
La Dialéctica Natural de Todas las Cosas
Todo el mundo toma lo bello por bello,
y eso es porque conocen qué es lo feo.
Todo el mundo toma el bien por el bien,
y eso es porque conocen qué es el mal.
Porque, el Ser y el No-Ser se engendran mutuamente.
Lo fácil y lo difícil se complementan.
Lo largo y lo corto se forman el uno de otro.
Lo alto y lo bajo se aproximan.
El sonido y el tono armonizan entre sí.
El antes y el después se suceden recíprocamente.
Por ello, el Sabio maneja sus asuntos sin interferir , y difunde sus enseñanzas sin adoctrinar . No
niega la existencia de las innumerables cosas.
Las construye sin atribuirse nada.
Hace su trabajo sin acumular nada por él.
Cumple su tarea sin vanagloriarse de ella, y , precisamente por no vanagloriarse,
nadie se la puede quitar

Análisis:

En este texto se explican entre varias cuestiones, la transmutación de los contrarios además de las
perspectivas que tienen los seres humanos sobre hechos cotidianos, también explica aptitudes del
sabio, en donde este, no permite que sus situaciones diarias modifiquen su comportamiento y
desarrollo, y donde este no busca el obligar a las personas a que crean lo que él cree,

Descripción de aplicación en la vida:

Falencias de su explicación: