Vous êtes sur la page 1sur 2

“La religión de varios credos no debería oponerse a la transfusión de sangre en un adolescente y

en su lugar tener por prioridad el bienestar del menor”

Inicialmente se debe conocer el concepto de leucemia y sus tipos; la leucemia es una enfermedad
cancerígena que se da en la sangre por los glóbulos anormales que produce la médula ósea, estas
células remplazan a las células sanguíneas sanas y dificultan que la sangre cumpla su función, sus
tipos son: la leucemia linfocítica aguda, en ella se hayan una gran cantidad de un tipo de glóbulos
blancos llamados linfoblastos o linfocitos, se da principalmente en niños; leucemia mielógena
aguda, esta produce una gran cantidad de glóbulos blancos llamados mieloblastos, se da
principalmente en adultos y si no es tratado empeora rápidamente; la leucemia linfocítica crónica,
se da por la gran cantidad de linfocitos en la sangre y ocurre después de la adultez, es muy raro
que se dé en niños y es la segunda más común en adultos, por lo general no produce síntomas;
por último, la leucemia mielógena crónica es un tipo de leucemia bastante grave, consiste en la
gran cantidad de glóbulos blancos llamados granulocitos, la mayoría de personas con este tipo de
leucemia sufren una mutación en un gen, el cual se llama el cromosoma de Filadelfia y que no se
transmite hereditariamente.

Ahora sabiendo esto, tendremos claridad sobre la gravedad del asunto; para empezar, pondremos
el caso hipotético de Adam, el joven inglés de la película El Veredicto, el cual tiene una leucemia
linfoblástica aguda y es testigo de Jehová, se niega al procedimiento médico de una transfusión
sanguínea por motivos religiosos.

Ahora pues… ¿Qué opina esta religión al respecto?, según su doctrina el hacer una transfusión
sanguínea es pecado de muerte, puesto que según pasajes de la biblia Dios dice que, el alma de un
ser vivo reside en su sangre, Levítico 17-14 “No comeréis la sangre de ninguna carne, porque la
vida de toda carne es su sangre; cualquiera que la comiere será cortado.”, pero… Al hacerse una
transfusión se puede inferir que, ¿se está comiendo?, la respuesta a esto es no, puesto que no se
está consumiendo la carne de otra persona para hacer una transfusión, en otras palabras, se
prohíbe que se ingiera la sangre de cualquier ser muerto, ¿acaso no es la intención de una persona
que dona su sangre dar vida?, ¿por qué pues los testigos de Jehová lo prohíben?, la respuesta a
esto es la falta de deducción e interpretación de la biblia, ¿qué acaso no es uno de los
mandamientos amar al prójimo como así mismo, y en él no reside el antiguo mandamiento de no
matarás?, ¡¿cómo pues un pastor de esta doctrina va a impedir este procedimiento, acaso quiere
asesinar a uno de sus hermanos en la fe y por ende no violaría este sagrado mandamiento?!, ¿por
qué entonces implantar esta idea en los jóvenes que sufran esta enfermedad, no deberían velar
por ellos como prioridad?

Como podemos deducir, esta ideología acerca de la transfusión sanguínea, es errada, no saben
interpretar los textos bíblicos los cuales son las bases de su fe; Dios no prohíbe el procedimiento
médico de salvar vidas por medio de la sangre, él prohíbe su consumo como alimento y sacrificio a
otra religión ajena a la suya.

Hablaremos ahora en un marco político, según la Constitución política de Colombia de 1991 el


joven tiene derechos fundamentales que no atentan contra su vida y velan por cumplir el
bienestar de éste como: el artículo 11 de los Derechos Fundamentales: El derecho a la vida es
inviolable. No habrá pena de muerte. El artículo 16: Todas las personas tienen derecho al libre
desarrollo de su personalidad sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás
y el orden jurídico. El artículo 18: Se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por
razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su
conciencia. El artículo 45: El adolescente tiene derecho a la protección y a la formación integral. El
Estado y la sociedad garantizan la participación activa de los jóvenes en los organismos públicos y
privados que tengan a cargo la protección, educación y progreso de la juventud.

Por lo tanto, el derecho al libre desarrollo no puede entenderse como la limitación de la


intervención de terceros en acuerdo de la defensa de la vida (médicos y demás entes organizados
por el Estado que tienen el deber de defender dentro del marco de sus posibilidades el derecho a
la vida), por tanto, no puede llegar a patrocinar un ánimo indolente que permita un atentado
individual o masivo contra la propia vida

De igual forma, estos apartados se deben interpretar que el actuar inmediato del personal médico
se da cuando existe peligro para la vida del joven; se debe entender que por más maduro que sea
el menor de 18 años para valorar el procedimiento médico, es cierto que no es lo suficiente para
atenerse al criterio médico

Para finalizar me gustaría hacer una relación entre una transfusión sanguínea y la música con el
objetivo de aclarar esta actividad; al interpretar una transfusión sanguínea a la música podríamos
estar hablando de una obra musical como el cuerpo receptor, si bien pues, la transfusión consiste
en donar componentes a un cuerpo que los carece nuestra obra musical podría carecer de una
armadura de tonalidad, ésta la podemos asociar a la médula ósea, puesto que produce sostenidos
o bemoles (glóbulos blancos o rojos), en caso de que una frase musical de esta obra no suene
bien, podemos inferir que algún sostenido o bemol hace falta en alguna de sus notas, ahora pues
esta es la problemática que podríamos llamar leucemia musical, su donante será otra obra musical
la cual haga de segunda voz y reemplace las notas que no suenan bien por unas que lo hagan, a
este movimiento podríamos llamarlo un mix, o llamarlo como un dúo; ahora pues es donde entran
los tipos de leucemia

Leucemia linfocítica aguda, como sabemos se da en niños y tiene una gran cantidad de linfocitos
por lo cual nuestra obra musical puede ser una obra contemporánea que no tiene muchos años de
creada y su donante debe ser una obra del mismo estilo musical con la misma armadura de
tonalidad, para que produzca los sostenidos o bemoles (linfocitos) y la obra tenga una mejoría

Leucemia mielógena aguda, se da principalmente en adultos y tiene una gran cantidad de


mieloblastos (becuadros), supongamos que esta leucemia se da en una obra musical del periodo
barroco (periodo el cual se caracteriza por la gran cantidad de adornos musicales en sus obras),
por lo cual la gran cantidad de becuadros (los cuales anulan a los sostenidos y bemoles) impiden
que la obra suene bien y deja de tener ese estilo de barroco por la falta de sus adornos basados en
sus alteraciones musicales

Como pudimos concluir la transfusión es un proceso el cual busca el beneficio para el cuerpo
receptor que carece de ciertos componentes necesarios para subsistir, por lo cual es un
procedimiento que no debería verse negado en situaciones de vida o muerte a cualquier ser
humano menor de 18 años o con alguna condición especial
Miguel Angel Torres Morantes 11B