Vous êtes sur la page 1sur 24

1. ¿Qué son las mitocondrias?

Las mitocondrias son los orgánulos citoplasmáticos (o sea: equivalentes


celulares a los órganos del cuerpo) que en las células operan como centrales
energéticas, sintetizando las moléculas de adenosíntrifosfato (ATP) que
brindan combustible químico a los diversos procesos celulares necesarios
para la vida (respiración celular).

Este proceso de síntesis energético se lleva a cabo en el interior de la célula,


aprovechando como combustible la glucosa, los ácidos grasos y los
aminoácidos, que ingresan a las mitocondrias a través de las membranas que
las recubren, semejantes aunque de menor tamaño a la membrana celular.

Comúnmente, estos orgánulos presentan un aspecto alargado, aunque


sumamente variable, y se encuentra en el citoplasma celular, en un número
acorde a las necesidades de energía que tenga el tipo de célula en cuestión.

2. El origen de las mitocondrias


Lo curioso de las mitocondrias es que poseen en su propio ADN las
instrucciones necesarias para sintetizar las sustancias energéticas
indispensables y para replicarse a sí mismas durante la reproducción celular.
Dicho ADN no es idéntico al del núcleo de la célula, lo cual ha permitido
formular una hipótesis respecto a su origen: la endosimbiosis.

Según dicha teoría, las mitocondrias habrían surgido como resultado de la


incorporación simbiótica (colaborativa) de un procarionte dentro de la célula
eucariota, llegando a una suerte de acuerdo de convivencia que luego se hizo
indispensable: el procarionte produciría energía para la célula completa y a
cambio sería protegido en su interior, un medio rico en nutrientes y libre de
competencia. El resto lo haría la evolución, que terminaría por fusionarlas a
ambas en un mismo organismo.
Las pistas que respaldan esta teoría tienen que ver con la presencia
de ADN autónomo y de una membrana plasmática propia en la mitocondria,
así como su semejanza física, bioquímica y metabólica con numerosas
bacterias.

3. Función de las mitocondrias

Las mitocondrias sirven como almacén de iones, moléculas de agua y proteínas.

Como se ha dicho, las mitocondrias se encargan de producir la energía


química para la célula toda, a partir de la síntesis de ATP. Para ello, debe
oxidar metabolitos mediante fosforilación oxidativa, generando un altísimo
porcentaje de la energía producida por la célula.

Al mismo tiempo, las mitocondrias sirven como almacén de iones,


moléculas de agua y proteínas, muchas veces captadas del citoplasma para
servir como piezas de recambio en la síntesis de la energía.
4. ¿Cómo es su estructura?

Los espacios de la mitocondria están recubiertos por una membrana doble lipídica.

La estructura de la mitocondria es variable, pero por lo general se compone


de tres espacios diferentes: crestas mitocondriales,
espacio intermembranoso y matriz mitocondrial, todo recubierto por una
membrana doble lipídica, semejante a la membrana celular, pero compuesta
mayormente (60 a 70% en la externa, 80% en la interna) de proteínas.

 Crestas mitocondriales. Se trata de un sistema de crestas o pliegues, que


conecta con las membranas mitocondriales de vez en cuando, permitiendo así el
transporte de materiales al interior del orgánulo y ejerciendo funciones enzimáticas
(catalizadoras) concretas.

 Espacio intermembranoso. Entre las dos membranas mitocondriales existe un


espacio rico en protones (H+) fruto de los complejos enzimáticos de la respiración
celular, así como las moléculas encargadas del transporte de ácidos grasos al
interior de la mitocondria, en donde se procederá a su oxidación.
 Matriz mitocondrial. Llamada también mitosol, contiene iones, metabolitos para
oxidar, moléculas de ADN circular bicatenario (muy similar al ADN bacteriano),
ribosomas, ARN mitocondrial y todo lo necesario para la síntesis de ATP. Allí
tienen lugar el ciclo de Krebs y la beta-oxidación de ácidos grasos, así como
reacciones de síntesis de urea y grupos hemo, todo lo cual genera una cantidad
importante de energía química que luego es liberada al citoplasma celular.

Vacuolas: Funciones y
Características
Por

Catherine Martinez

Las vacuolas son orgánulos multifuncionales que se encuentran en las


células de todas las plantas y de los hongos, así como en algunas células
protistas, animales y bacterianas.

El término “vacuola” provienen del “latín” “vacuus” que significa “vacío”,


puesto que estas se ven como un bolsillo vacío al ser observadas con
un microscopio.

En efecto, las vacuolas son pequeños compartimientos en el citoplasma de


la célula, sin embargo, a diferencia de lo observado por el ojo humano, estas
no están vacías, sino que contienen químicos y enzimas que permiten
degradar sustancias (tales como alimentos y compuestos tóxicos).
Características de las vacuolas

Principales organulos celulares de las plantas (la pared celular, el núcleo,


los cloroplastos, la vacuola y el citoplasma).

1- Las vacuolas están hechas principalmente de agua y de aminoácidos.


Asimismo, los fluidos dentro de las vacuolas incluyen enzimas, azúcares,
sales minerales (potasio, sodio), oxígeno, dióxido de carbono y algunos
pigmentos responsables de la coloración de las hojas de las plantas y de las
flores.

2- Las vacuolas están rodeadas por una capa de lípidos, lo que permite
mantener el agua salada fuera del citoplasma. Esta capa se denomina
“tonoplasto”.
3- Las vacuolas se forman cuando las vesículas liberadas por el retículo
endoplasmático y las liberadas por el aparato de Golgi se fusionan en un solo
orgánulo.

4- Se encuentran principalmente en las células de las plantas y de los hongos.


Sin embargo, algunas células animales, bacterianas y protistas presentan
vacuolas.

5- Las vacuolas no tienen un tamaño ni una forma específica. Estas dos


características van a depender de las necesidades individuales de la célula.

6- Las células nuevas contienen una serie de vacuolas pequeñas; sin


embargo, cuando la célula madura, estos pequeños orgánulos se fusionan en
una sola vacuola central.

7- La vacuola central ocupa el 90% del volumen de la célula y puede llegar


a ocupar el 95% cuando se expande por la absorción de agua.

8- Las vacuolas en las plantas cumplen funciones similares a los lisosomas en


las células animales, puesto que ambos son sacos que contienen enzimas
digestivas.
Funciones de las vacuolas

Célula eucariota vegetal.

Las vacuolas cumplen una gran variedad de funciones dentro de la célula.


Entre las funciones principales, se encuentran las siguientes:

1- Regular las propiedades osmóticas de la célula

La ósmosis es un fenómeno que se refiere al paso de un líquido a través de


una membrana semipermeable, como sucede en las células, cuyas
membranas permiten el paso de agua y otras sustancias.
Cabe destacar que las vacuolas regulan el paso de estas sustancias,
reteniendo las que consideren dañinas y metabolizando otras.

2- Almacenar sustancias

Las vacuolas permiten almacenar diversas sustancias que son esenciales


para las células, tales como alimento, agua, iones, minerales, nutrientes,
enzimas, pigmentos de la planta y bacterias beneficiosas para la célula.

De igual forma, las vacuolas permiten almacenar los desechos de las células,
así como aislar materiales que pueden resultar dañinos.

3- Ayudar a mantener la presión dentro de la célula


(turgencia)

La turgencia es un fenómeno que se da cuando la célula se hincha debido a


la fuerza que ejercen los fluidos internos.

Este fenómeno genera un exceso de presión sobre la pared celular. Las


vacuolas liberan parte de esta presión empleando agua (presión
hidrostática), lo que ayuda a mantener la rigidez de la célula y de la planta.

4- Mantener el balance del pH dentro de la célula

La vacuola absorbe la acidez del citoplasma de la célula.

5- Exportar productos fuera de la célula

A diferencia de los animales, las plantas no tienen un sistema de excreción


propiamente dicho, por lo que depende de otros métodos para expulsar
desechos y sustancias tóxicas.
La célula usa la vacuola para deshacerse de moléculas que no necesita. Para
lograr esto, la vacuola absorbe el elemento indeseado y, posteriormente, se
mueve hacia la pared celular.

Una vez en la pared celular, la vacuola se fusiona con esta, se abre y expulsa
la “basura”. Acto seguido, este orgánulo se cierra y se separa de la pared
celular,

6- Degradación de moléculas

El ambiente ácido en el interior de las vacuolas, así como las enzimas


presentes en este orgánulo ayudan a degradar grandes moléculas que son
enviadas a las vacuolas.

El tonoplasto interviene transportando iones de hidrógeno del citoplasma a


la vacuola, lo que aumenta la acidez del entorno. En este sentido, las
vacuolas se asemejan a los lisosomas en las células animales.

7- Desintoxicación

Las vacuolas protegen al citosol de sustancias tóxicas, tales como metales


pesados y herbicidas.

8- Protección

Algunas vacuolas almacenan y liberan compuestos químicos que son


venenosos o que tienen un mal sabor. Estos químicos mantienen a los
depredadores alejados del organismo.

9- Germinación de semillas
Las vacuolas son la fuente de los nutrientes que requieren las semillas
durante la germinación, puesto que estos orgánulos almacenan los
carbohidratos, las proteínas y los lípidos necesarios para el crecimiento.

10- Autolisis

Las vacuolas intervienen en la muerte programada de una célula, la cual se


da a través de un proceso denominado “autolisis” (del griego auto, “a sí
mismo”, y lisis, “pérdida”. Este es un proceso natural en el que la célula es
destruida por sus propias enzimas.

El tonoplasto que rodea a la vacuola se rompe liberando las sustancias que


esta almacena; posteriormente, las enzimas digestivas de la vacuola
degradan la célula.

Las vacuolas también intervienen en otras actividades de la célula, tales


como:

1- La autofagia, (del griego auto, “a sí mismo”, y fagia, “comer”) que es un


proceso mediante el cual parte del citoplasma de la célula son absorbidos por
las vacuolas para su descomposición.

2 – La biogénesis, producción de seres vivos a partir de otros seres vivos.

Cloroplastos: características,
funciones y estructura
Por

Mariana Gelambi
Los cloroplastos son un tipo de orgánulos celulares delimitados por un
sistema complejo de membranas, característicos de las plantas y las algas.
En este plastidio se encuentra la clorofila, pigmento responsable de los
procesos de fotosíntesis, del color verde de los vegetales y de permitir la
vida autótrofa de estos linajes.

Además, los cloroplastos están relacionados con la generación de energía


metabólica (ATP – adenosin trifosfato), síntesis de aminoácidos, vitaminas,
ácidos grasos, componentes lípidos de sus membranas y reducción de
nitritos. También posee un papel en la producción de sustancias de defensa
contra patógenos.

Cloroplasto. By Miguelsierra [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)


or CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], from
Wikimedia Commons
Esta orgánulo fotosintético posee su propio genoma circular (ADN) y se
plantea que, al igual que las mitocondrias, se originaron de un proceso de
simbiosis entre un huésped y una bacteria fotosintética ancestral.

Índice [Ocultar]
 1 Origen
o 1.1 La teoría endosimbiótica
 2 Características generales de los cloroplastos
 3 Estructura (partes)
o 3.1 Membranas externa e interna
o 3.2 Membrana del tilacoide
o 3.3 Tilacoides
o 3.4 Estroma
o 3.5 Genoma
 4 Funciones
o 4.1 Fotosíntesis
o 4.2 Síntesis de biomoléculas
o 4.3 Defensa contra patógenos
 5 Otros plastidios
 6 Referencias

Origen
Los cloroplastos son organelas que poseen características de grupos de
organismos muy distantes: las algas, las plantas y los procariotas. Esta
evidencia sugiere que la organela se originó a partir de un organismo
procariota con la capacidad de realizar fotosíntesis.

Se estima que el primer organismo eucariota, con la capacidad de realizar


fotosíntesis, se originó hace unos 1.000 millones de años. Las pruebas
indican que este importante salto evolutivo fue causado por la adquisición
de una cianobacteria por parte de un huésped eucariota. Este proceso dio
origen a distintos linajes de algas rojas, verdes y a las plantas.

Del mismo modo, se plantean eventos de simbiosis secundarias y terciarias


en la que un linaje de eucariotas establece una relación simbiótica con otro
eucariota fotosintético de vida libre.

Durante el curso de la evolución, el genoma de la supuesta bacteria se ha


reducido y algunos de sus genes se han transferido e integrado al genoma
del núcleo.

La organización del genoma de los cloroplastos actuales recuerda al de un


procariota, sin embargo también posee atributos del material genético
propio de eucariotas.

La teoría endosimbiótica

La teoría endosimbiótica fue propuesta por Lynn Margulis en una serie de


libros publicados entre los años 60 y 80. No obstante, era una idea que ya
venía manejándose desde los años 1900, propuesta por Mereschkowsky.

Esta teoría explica el origen de cloroplastos, mitocondrias y los cuerpos


basales presentes en los flagelos. Según esta hipótesis, estas estructuras
fueron alguna vez organismos procariotas libres.

No existe mucha evidencia que respalde el origen endosimbiótico de los


cuerpos basales a partir de procariotas móviles.

En contraste, existe evidencia importante que apoya el origen


endosimbiótico de mitocondrias a partir de α-Proteobacteria y de los
cloroplastos a partir de cianobacterias. La evidencia más clara y
contundente es la semejanza entre ambos genomas.
Características generales de los cloroplastos

Los cloroplastos son el tipo de plastidios más conspicuos de las células


vegetales. Son estructuras ovaladas rodeadas por membranas y en su
interior ocurre el proceso más famoso de los eucariotas autótrofos: la
fotosíntesis. Son estructuras dinámicas y poseen su propio material
genético.

Generalmente se ubican en las hojas de las plantas. Una célula vegetal


típica puede poseer de 10 a 100 cloroplastos, aunque el número es
bastante variable.

Al igual que la mitocondria, la herencia de los cloroplastos de padres a hijos


ocurre por parte de uno de los progenitores y no de ambos. De hecho,
estos organelos son bastante similares a las mitocondrias en diversos
aspectos, aunque más complejos.

Estructura (partes)

Cloroplasto. By Gmsotavio [CC BY-SA 3.0


(https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL
(http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], from Wikimedia Commons

Los cloroplastos son organelas grandes, de 5 a 10 µm de longitud. Las


características de esta estructura pueden ser visualizadas bajo
un microscopio óptico tradicional.

Están rodeadas por una doble membrana lipídica. Además, poseen un


tercer sistema de membranas internas, llamadas membranas del tilacoide.
Este último sistema membranoso forma un conjunto de estructuras
similares a un disco, conocidas como tilacoides. La unión de tilacoides en
pilas se denomina “grana” y están conectados entre sí.

Gracias a este triple sistema de membranas, la estructura interna del


cloroplasto es compleja y se divide en tres espacios: el espacio
intermembrana (entre las dos membranas externas), el estroma
(encontrado en el cloroplasto y fuera de la membrana del tilacoide) y por
último el lumen del tilacoide.

Membranas externa e interna

El sistema de membrana está relacionado con la generación de ATP. Al


igual que las membranas de la mitocondria, es la membrana interna la que
determina el paso de las moléculas al interior de la organela. La
fosfaditilcolina y el fosfaditilglicerol son los lípidos más abundantes de las
membranas del cloroplasto.

La membrana externa contiene una serie de poros. Por estos canales


pueden ingresar libremente pequeñas moléculas. La membrana interna, por
su parte, no permite el transito libre de este tipo de moléculas de bajo
peso. Para que las moléculas ingresen, deben hacerlo por medio de
transportadores específicos anclados a la membrana.

En algunos casos existe una estructura llamada retículo periférico, formada


por una red de membranas, originada específicamente de la membrana
interna del cloroplasto. Algunos autores las consideran únicas de plantas
con metabolismo C4, aunque se han encontrado en plantas C3.

La función de estos túbulos y vesículas aún no está clara. Se propone que


podrían contribuir al transporte rápido de metabolitos y proteínas dentro
del cloroplasto o para incrementar la superficie de la membrana interna.
Membrana del tilacoide

Membrana del Tilacoide. Par Tameeria sur Wikipédia anglais [Public


domain], via Wikimedia Commons

La cadena transportadora de electrones involucrada en los procesos


fotosintéticos ocurre en este sistema de membranas. Los protones son
bombeados a través de esta membrana, desde el estroma hacia el interior
de los tilacoides.

Este gradiente resulta en la síntesis de ATP, cuando los protones son


dirigidos nuevamente al estroma. Este proceso es equivalente al que ocurre
en la membrana interna de la mitocondria.

La membrana del tilacoide está formada por cuatro tipos de lípidos:


monogalactosil diacilglicerol, digalactosil diacilglicerol, sulfoquinovosil
diacilglicerol y fosfatidilglicerol. Cada tipo cumple una función especial
dentro de la bicapa lipídica de esta sección.
Tilacoides

Los tilacoides son estructuras membranosas en forma de sacos o discos


planos que se apilan en una “grana” (el plural de esta estructura
es granum). Estos discos poseen un diámetro de 300 a 600 nm. En espacio
interno del tilacoide se denomina lumen.

La arquitectura del apilamiento de tilacoides aún es debatida. Se proponen


dos modelos: el primero es el modelo helicoidal, en la que los tilacoides se
enrollan entre las granas en forma de hélice.

En contraste, el otro modelo propone una bifurcación. Esta hipótesis


sugiere que las grana se encuentran formadas por bifurcaciones del
estroma.

Estroma

El estroma es el líquido gelatinoso que rodea a los tilacoides y se encuentra


en la región interna del cloroplasto. Esta región corresponde al citosol de la
supuesta bacteria que originó a este tipo de plastidio.

En esta zona se encuentra las moléculas de ADN y gran cantidad de


proteínas y enzimas. Especificamente se encuentran las enzimas que
participan en el ciclo de Calvin, para la fijación del anhídrido carbónico en el
proceso fotosintético. También se pueden encontrar gránulos de almidón

En el estroma se encuentras los ribosomas de los cloroplastos, ya que estas


estructuras sintetizan sus propias proteínas.

Genoma

Una de las características más importantes de los cloroplastos es que


poseen su propio sistema genético.
El material genético de los cloroplastos consiste en moléculas circulares de
ADN. Cada organela posee múltiples copias de esta molécula circular de 12
a 16 kb (kilobases). Se organizan en estructuras llamadas nucleoides y
consisten en 10 a 20 copias del genoma plastidico, junto con proteínas y
moléculas de ARN.

El ADN del cloroplasto codifica para aproximadamente 120 a 130 genes.


Estos resultan en proteínas y ARN relacionados con los procesos
fotosintéticos como los componente del fotosistema I y II, la ATP sintasa y
una de las subunidades de la Rubisco.

La Rubisco (ribulosa-1,5-bisfosfato carboxilasa/oxigenasa) es un complejo


enzimático crucial en el ciclo de Calvin. De hecho, es considerada la
proteína más abundante del planeta tierra.

Los ARN de transferencia y los ribosomales son usados en la traducción de


ARN mensajesos que están codificados en el genoma del cloroplasto.
Incluye los ARN ribosomales 23S, 16S, 5S y 4,5S y 30 ARN de
transferencia. También codifica para 20 proteínas ribosomales y ciertas
subunidades de la ARN polimerasa.

No obstante, ciertos elementos necesarios para el funcionamiento del


cloroplasto están codificados en el genoma nuclear de la célula vegetal.

Funciones
Los cloroplastos pueden ser considerados como importantes centro
metabólicos en las plantas, donde ocurren múltiples reacciones bioquímicas
gracias al amplio espectro de enzimas y proteínas ancladas a membranas
que estas organelas contienen.
Tienen una función crítica en los organismos vegetales: es el lugar donde
ocurren los procesos fotosintéticos, donde la luz solar es transformada
en carbohidratos, teniendo como producto secundario el oxígeno.

En los cloroplastos también ocurre una serie de funciones secundarias de


biosíntesis. A continuación discutiremos en detalle cada función:

Fotosíntesis

Fotosíntesis (izda) y respiración (dcha). Imagen de la derecha extraída de


BBC

La fotosíntesis ocurre gracias a la clorofila. Este pigmento se encuentra


dentro de los cloroplastos, en las membranas de los tilacoides.

Está compuesto por dos partes: un anillo y una cola. El anillo contiene
magnesio y es el responsable de la absorción de la luz. Puede absorber luz
azul y luz roja, reflejando la zona verde del espectro de luz.

Las reacciones fotosintéticas ocurren gracias a la transferencia de


electrones. La energía proveniente de la luz confiere energía al pigmento
clorofila (se dice que la molécula es “excitada por la luz”), provocando un
movimiento de estas partículas en la membrana de los tilacoides. La
clorofila obtiene sus electrones de una molécula de agua.

Este proceso trae como consecuencia la formación de un gradiente


electroquímico que permite la síntesis de ATP en el estroma. Esta fase
también se conoce como “luminosa”.

La segunda parte de la fotosíntesis (o fase oscura) ocurre en el estroma y


sigue en el citosol. Se conoce también como reacciones de fijación de
carbono. En esta etapa, los productos de las reacciones anteriores son
usados para construir carbohidratos a partir de CO2.

Síntesis de biomoléculas

Además, los cloroplastos poseen otras funciones especializadas que


permiten el desarrollo y el crecimiento de la planta.

En esta organela ocurre la asimilación de nitratos y sulfatos, y poseen las


enzimas necesarias para la síntesis de aminoácidos, fitohormonas,
vitaminas, ácidos grasos, clorofila y carotenoides.

Ciertos estudios han identificado un número importante de aminoácidos


sintetizados por esta organela. Kirk y colaboradores estudiaron la
producción de aminoácidos en los cloroplastos de Vicia faba L.

Estos autores encontraron que los aminoácidos sintetizados más


abundantes fueron el glutamato, el aspartato y la treonina. Otro tipos,
como alanina, serina y glicina también fueron sintetizados pero en menor
cantidad. También fueron detectados los trece aminoácidos restantes.

Se han logrado aislar distintos genes que intervienen en la síntesis de


lípidos. Los cloroplastos poseen las vías necesarias para la síntesis de
lípidos isoprenoides, esencial para la producción de clorofila y otros
pigmentos.

Defensa contra patógenos

Las plantas no cuentan con un sistema inmune desarrollado similar al de


los animales. Por ello, las estructuras celulares deben producir sustancias
antimicrobianas para poder defenderse contra agentes perjudiciales. Para
este propósito, las plantas pueden sintetizar especies reactivas del oxígeno
(ROS) o ácido salicílico.

Los cloroplastos están relacionados con la producción de estas sustancias


que eliminan posibles agentes patógenos que ingresan a la planta.

Igualmente, funcionan como un “sensores moleculares” y participan en


mecanismos de alerta, comunicando la información a otras organelas.

Otros plastidios
Los cloroplastos pertenecen a una familia de organelas vegetales llamadas
plastidios o plastos. Los cloroplastos se diferencian principalmente del resto
de los plastidios por poseer el pigmento clorofila. Los demás plastidios son:

-Los cromoplastos: estas estructuras contienen carotenoides, están


presentes en flores y flores. Gracias a estos pigmentos, las estructuras
vegetales poseen colores amarillos, naranjas y rojos.

-Los leucoplastos: estos plastidios no contienen pigmentos y por lo tanto


son blancos. Sirven como reserva y se encuentran en órganos que no
reciben luz directa.

-Los amiloplastos: contienen almidón y se encuentran en raíces y


tubérculos.
Los plastidios se originan de estructuras llamadas protoplastidios. Una de
las características más sorprendentes de los plastidios es su propiedad para
cambiar de tipo, aunque ya estén en etapa madura. Este cambio se
desencadena por señales ambientales o intrínsecas de la planta.

Por ejemplo, los cloroplastos son capaces de dar origen a los cromoplastos.
Para este cambio, la membrana del tilacoide se desintegra y los
carotenoides son sintetizados.