Vous êtes sur la page 1sur 2

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular para la Defensa


Universidad Nacional Experimental Politécnica de la
Fuerza Armada.
Estado Carabobo-Núcleo Guacara

El planeta Tierra como sistema

CONCLUSIÓN
Después de haber realizado el trabajo acerca del planeta Tierra como sistema, cabe
destacar que nuestro planeta en efecto funciona como uno, dado que posee una diversidad de
elementos y procesos complejos a gran escala que cumplen con un propósito específico y
estos a su vez interactúan entre sien una relación de codependencia para hacer posible las
características armónicas que permiten el desarrollo de la vida en el tercer planeta de nuestro
sistema solar.
En este mismo sentido, la Tierra puede verse como un conjunto de esferas sobrepuestas
tal como las capas de una cebolla, donde la capa mas externa es la atmosfera, la más interna
es la geosfera, la que está compuesta por las aguas en todos sus estados: la hidrosfera; y la
esfera de vida constituida por los seres vivos y el ambiente donde se desarrollan: la biosfera.
Cada una de ellas posee características y funcionamientos internos que las identifican.
Primeramente, la atmósfera que es la capa de gases que se encuentra alrededor de la
tierra, está formada por cinco subcapas siendo estas (desde la más interna): la troposfera
(donde se desarrolla la vida, las nubes y los fenómenos meteorológicos), la estratosfera (donde
se encuentra la capa de ozono), la mesosfera (que frena los meteoritos debido a su baja
temperatura), la termosfera (sirve como filtro para los rayos directos del sol) y la exosfera ( la
más externa, la cual nos separa del espacio exterior).
Segundo, la geosfera o capa solida del planeta que incluye rocas y minerales, presenta
una serie de subcapas que rodean al núcleo del planeta, estas son (desde la más externa):
corteza (rocas de distintas procedencia, los continentes, montañas rocosas, sedimentos),
manto (foco de los terremotos, materiales fundidos en magma) y el núcleo (metales pesados
sometidos a altas temperaturas fundidos y solidificados genera el campo magnético de la
tierra).
Tercero, la hidrosfera la cual es la capa formada por agua, puede dividirse entre: los
océanos y mares, los glaciares, ríos y lagos, agua subterránea, en la atmósfera en forma de
nubes y humedad; y en la biosfera formando parte de plantas, animales y seres humanos. El
papel que cumple la hidrosfera es el de facilitar y hacer posible la vida, realizar labor erosiva
(fuentes externas capaz de modificar el entorno), regular las temperaturas y variaciones
climáticas, entre otros.
Por último pero no menos importante, la biosfera o ecosistema global que es la capa
donde se produce la vida, aquella que involucra tanto a la atmosfera (en la troposfera), la
hidrosfera y la geosfera; la cual también posee procesos internos relacionados con su
interacción con los seres de su misma especie (población), con otras especies (comunidad) y
con relación a todo el ambiente con sus componentes abióticos y bióticos (ecosistemas).
A manera de conclusión se puede decir que la Tierra como el todo que conocemos hoy en
día es posible y depende de la atmósfera, geosfera, hidrosfera y biosfera, además de los
múltiples procesos, ciclos y transformaciones desarrollados en los mismos, su buen
funcionamiento es lo que permite el desarrollo de la vida tanto vegetal, animal y humana. Por
esta misma razón y debido a que todo está relacionado su conocimiento es importante para
evitar el deterioro del mismo y su conservación.