Vous êtes sur la page 1sur 5

LOS SERVICIOS PUBLICOS:

QUE SON LOS SERVICIOS PUBLICOS

Son el conjunto de bienes y actividades, por lo general de tipo esencial o básico, que a
través de la administración directa, de subsidios o de otros mecanismos regulatorios,
un Estado le garantiza a su población, con el fin de brindar un mejor nivel de vida y
proteger la igualdad de oportunidades entre sus ciudadanos.

Los servicios públicos suelen costearse con el dinero de los contribuyentes, es decir, con
erario público (gasto público), razón por la cual suelen limitarse a los indispensables para
la vida contemporánea.

Dichos servicios, entonces, suelen estar protegidos por el Estado y son considerados un
bien de interés nacional, incluso cuando se otorga concesiones a la empresa privada para
que administren dicho servicio. En algunas constituciones, incluso, se los declara
propiedad inalienable del Estado.

Este tipo de servicios juegan un rol importante en los modelos de economía mixta, es
decir, que controlan el libre mercado mediante reglas de juego que tiendan a proteger al
más desfavorecido, como ocurre en las economías sociales o en los Estados de bienestar.
De hecho, el acceso a los servicios públicos es uno de los múltiples factores tomados en
cuenta a la hora de medir los índices de desarrollo humano
En ocasiones puede hablarse de servicios semi-públicos cuando se trata de servicios privatizados
pero que cuentan con cierto margen de subsidio o protección del Estado. El criterio para la
diferenciación entre los servicios que han de ser públicos y los que han de ser privados a menudo
constituye el debate entre las posiciones liberales (o neoliberales) y las proteccionistas o
desarrollistas.

Características de los servicios públicos

 Todo servicio público debe suministrarse con un criterio técnico gerencial y


con cuidadosa consideración a las funciones del proceso administrativo
científico: planificación, coordinación, dirección, control y evaluación, tanto
en su concepción orgánica como en el sentido material y operativo.
 Debe funcionar de manera permanente, es decir, de manera regular y
continua para que pueda sastifacer necesidades de las comunidades por
sobre los intereses de quienes los prestan.
 La prestación del servicio público no debe perseguir principalmente fines
de lucro; se antepone el interés de la comunidad a los fines del beneficio
económico de personas, organismos o entidades públicas o privadas que
los proporcionan.
 Generalmente les sirve un organismo público, pero su prestación puede
ser hecho por particulares bajo la autorización, control, vigilancia, y
fiscalización del Estado, con estricto apego al ordenamiento jurídico
pertinente.

Elementos Constitutivos:

 La naturaleza de la actividad: se circunscribe a una parte de la


actividad administrativa, básicamente industrial o comercial, actividad o
función del poder
 político mediante la cual se tiende a alcanzar los cometidos o funciones del
Estado, en relación al bienestar y progreso social.
 El sujeto que lo presta: la actividad es desarrollada por entidades estatales
o por su delegación, quienes la controlan y fiscalizan.
 El fin y el objeto: tiene por fin satisfacer individuales de importancia
colectiva mediante prestaciones materiales en especie, periódicas y
sistemáticas, que constituyen el objeto esencial de la relación jurídica con
el usuario.
 El régimen que lo regula: la actividad está regulada por un régimen jurídico
de derecho público que permite a quienes lo desarrolla atender mejor la
satisfacción de las necesidades colectivas debiendo también suministrar a
los usuarios las armas legales contra los eventuales desbordes autoritarios

Clases de servicios públicos

 Esenciales y no esenciales; los primeros son aquellos que de no prestarse pondrían en peligro la
existencia misma del Estado: policía, educación, sanidad. Los no esenciales; a pesar de satisfacer
necesidades de interés general, su existencia o no prestación no pondrían en peligro la existencia
del Estado; se identifican por exclusión de los esenciales.
 Permanentes y esporádicos; los primeros son los prestados de manera regular y continua para la
satisfacción de necesidades de interés general. Los esporádicos; su funcionamiento o prestación
es de carácter eventual o circunstancial para satisfacer una necesidad colectiva transitoria.
 Por el origen del órgano del Poder Público o ente de la administración que los
presta; Nacionales, Estadales, Distritales, Municipales y concurrentes si son prestados por cada
una de las personas jurídicas territoriales: nacionales por la República u otros órganos del Poder
Nacional; los Estadales son los prestados por cada uno de los Estados que integran la Federación
venezolana, particularmente los señalados en la Constitución de la República o en la Ley Orgánica
de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público citados
precedentes y, los Municipales en conformidad con la Constitución de la República y Ley Orgánica
del Régimen Municipal. Hay servicios públicos de competencia concurrente; son aquellos en cuya
prestación concurren distintos órganos de los niveles del Poder Público, bien sean nacionales,
distritales, estadales o municipales y los hay que son prestados en forma exclusiva por órganos de
la administración o por los particulares.
 Desde el punto de vista de la naturaleza de los servicios, se clasifican en servicios administrativos
y servicios públicos industriales y comerciales; éstos últimos específicamente referidos a las
actividades de comercio, bien sea de servicios para atender necesidades de interés general o los
destinados con fines lucrativos y no a satisfacer necesidades colectivas.
 Servicios públicos obligatorios y optativos. Los primeros los señalan como tales la Constitución y
las leyes; y son indispensables para lavida del Estado. Los optativos, el orden jurídico los deja a la
potestad discrecional de la autoridad administrativa competente.
 Por la forma de prestación de servicio: Directos y por concesionarios u otros medios legales. En
los primeros, su prestación es asumida directamente por el Estado (nacionales, estadales,
municipales, distritales, entes descentralizados). Por concesionarios: no los asume directamente
el Estado; prestan a través de concesionarios.

REGULACION Y DEFINICION
Con la nueva doctrina del “servicio público”, aparecen nuevas instituciones, nuevas categorías jurídicas y aun nuevas
formas de construir el derecho, una de ellas es la regulación económica y social, que creó la Constitución y
paulatinamente ha venido consolidando la doctrina constitucional.

La “regulación” como categoría jurídica es diferente a la legislación que le corresponde al Congreso y a la


reglamentación general que le corresponde al Gobierno, se trata de una tarea típicamente administrativa de
intervención económica y social que le compete al Estado, a través de muy diferentes autoridades, en especial a
través de las Comisiones de Regulación, que operan como agencias del Estado y que cumplen una tarea técnica,
sectorial y permanente.

En este caso, la Regulación que tiene un contenido socioeconómico se concreta en la capacidad del Estado, de
intervenir un sector como el de los servicios públicos a través de la creación de derecho general o particular, la
expedición de normas, la adopción de medidas, la realización de publicaciones y en general la producción de
señales, que tiene objeto o producen como efecto, la ejecución de conductas por parte de diferentes agentes
económicos que intervienen en la prestación o en el uso de los servicios.

A través de la regulación se evidencia que la prestación de servicios públicos no es una actividad libre, sino que por
el contrario debe ser intervenida por el Estado y que esa intervención que se concreta en su función reguladora, tiene
como núcleo fundamental poder logar el cumplimiento de los fines propios del Estado social de derecho, que sin
duda está asociado al mejoramiento continuo de la calidad de vida de las personas en procura de garantizarles una
vida digna.

Entendido el núcleo de la regulación en el caso colombiano como una actividad orientada a que se posibilite el
cumplimiento de los fines del Estado, no puede aceptarse que se trate exclusivamente de la promoción de la
competencia, pues en materia de servicios públicos, la competencia no es un fin en sí mismo, sino un medio, que en
muchos casos permite mayor eficiencia y en consecuencia que se presten servicios con mejores coberturas y
calidad, pero eso no es suficiente para lograr el objetivo integral que debe obtenerse que debe tener alcance
económico y social.

Servicios públicos y servicios sociales


Qué son los Servicios públicos:
Servicios públicos son todas aquellas actividades llevadas a cabo por los
organismos del Estado o bajo el control y la regulación de este, cuyo objetivo
es satisfacer las necesidades de una colectividad.
Los servicios públicos son una función de Estado, puesto que el Estado no es sino
una corporación de servicios públicos administrados por los gobernantes sobre quienes
recae, a su vez, la función y la obligación de crear, organizar y garantizar el adecuado
funcionamiento de los servicios públicos.
En este sentido, los servicios públicos son exigidos o contemplados por la propia
legislación de cada Estado, en la cual se contemplan las actividades y prestaciones
permitidas u obligatorias en un país.
Los servicios públicos son administrados por el Estado a través de instituciones públicas
creadas para tales fines, aunque también pueden recaer en las empresas privadas,
siempre y cuando estas se sujeten al control, vigilancia y fiscalización del Estado, y
cumplan con las normas y leyes vigentes.

La importancia de los servicios públicos radica en la necesidad de satisfacer


determinadas exigencias para el buen funcionamiento de la sociedad, y para favorecer y
realizar efectivamente el ideal de igualdad y bienestar.

SERVICIOS SOCIALES

Los servicios sociales básicos son el primer nivel del sistema público de Servicios Sociales. Atienden a los ciudadanos
y ciudadanas de forma personalizada y están integrados por un conjunto organizado y coordinado de acciones
profesionales con el objetivo de mejorar el bienestar social y favorecer la integración de las personas.

PRESTACION Y SERVICIOS SOCIALES

Prestación directa e indirecta

Nacionalización y privatización de servicios y de las empresas estatales

Es importante indicar que el término privatización apareció por primera vez en un diccionario inglés en
1983, se le definía como convertir en privado, es decir traspasar (una empresa o industria) del control
gubernamental al privado, la privatización es el acto de reducir el papel del Estado, o aumentar la función
del sector privado, en la prestación de un servicio o actividad, así como la propiedad de los bienes.
“Privatización, venta al sector privado de activos pertenecientes al Estado. Desde que la nacionalización
de bienes o empresas (acción inversa a la de privatizar) ha perdido vigencia, las privatizaciones se han
generalizado en todos los países occidentales. El primer país en iniciar esta nueva política fue Inglaterra,
bajo el mandato de Margaret Thatcher, nombrada primera ministra en 1979. Durante la década de 1980
el gobierno británico vendió activos por valor de 29.000 millones de libras esterlinas, reduciendo a la mitad
el tamaño del sector público. Tendencia seguida en Europa, Asia y, más adelante en América Latina, donde
Argentina, Chile y México han privatizado sectores vitales de la economía estatal. Incluso en países ex-
comunistas de Europa Central y del Este se promovieron estas medidas como principio de su transición al
capitalismo. Algunos países africanos han privatizado parte del sector público o, al menos, han impulsado
una mayor participación del sector privado. A menudo, debido a las condiciones impuestas por el Fondo
Monetario Internacional a la hora de otorgar créditos”. Por lo que todo gobierno puede tomar por muchas
razones la decisión de privatizar. Sin embargo, los dos objetivos principales son reducir el tamaño del
sector público para procurar una mayor eficiencia económica y aumentar los ingresos del Estado. Por otra
parte, existen distintos métodos para realizar la privatización. Se pueden ofrecer acciones, a un precio fijo,
limitando el número de acciones que pueden venderse a inversionistas privados, para que el Estado
mantenga el control de la empresa, debiendo ser para ello, el accionista mayoritario. Es frecuente que el
gobierno retenga un porcentaje de control (conocido como acción de oro) para poder bloquear ciertas
actividades, como la fusión de una empresa con otra. En el caso de que se privaticen empresas de servicios
públicos se suele reglamentar la política de precios a seguir para evitar que la empresa actúe en contra del
interés público. Con el propósito de obtener el respaldo de la opinión pública, se suele reservar un
porcentaje de las acciones que se van a privatizar a los pequeños inversores. En la mayoría de los países
excomunistas de Europa Oriental, los gobiernos han procurado vender el mayor número de acciones de
las empresas que privatizaban entre pequeños inversores. Sin embargo, esto puede producir menores
ingresos que cuando se vende la empresa en bloque a otra empresa privada. Otra característica común a
estos países, es que las empresas privatizadas suelen ser una inversión poco atractiva.

En general, la privatización permite aumentar la eficiencia de las empresas que antes estaban en manos
del sector público. Aunque las privatizaciones no siempre son vistas con buenos ojos. Por ejemplo, en
España la privatización Repsol o Telefónica, fue considerada por algunos como un error, pues consideran
que podrían aumentar los ingresos del Estado. Situación similar sucedió en México con la privatización de
Petróleos Mexicanos. Además, el rápido aumento del precio de las acciones una vez privatizada la
empresa, es considerada una prueba de que se han vendido demasiado baratas. En los últimos años se
han criticado los altos salarios y las opciones sobre acciones concedidas a los directivos de las empresas
privatizadas. Estos administradores suelen tener ingresos superiores a los que recibían cuando la empresa
pertenecía al sector público, aunque realicen el mismo trabajo. Al mismo tiempo, las empresas
privatizadas suelen reducir el tamaño de sus planillas y obstaculizar el aumento de los salarios de sus
trabajadores.

Código municipal