Vous êtes sur la page 1sur 18

Tercer Mundo Trimestral

ISSN: 0143-6597 (Print) 1360-2241 página de inicio (en línea) Diario: http://www.tandfonline.com/loi/ctwq20

El caso de colonialismo

Bruce Gilley

Para citar este artículo: Bruce Gilley (2017): El caso de colonialismo, el Tercer Mundo trimestral, DOI:
10.1080 / 01436597.2017.1369037

Para enlazar a este artículo: http://dx.doi.org/10.1080/01436597.2017.1369037

Publicado en línea: 08 Sep 2017.

Enviar su artículo a esta revista

vistas del artículo: 15489

Ver artículos relacionados

Ver los datos de Crossmark

Términos y condiciones de acceso y uso completos se pueden encontrar en


http://www.tandfonline.com/action/journalInformation?journalCode=ctwq20

Descarga por: [ Universidad Estatal de Portland] Fecha: 02 de octubre de 2017, en: 10:29
Tercer Mundo Quarterly, 2017
https://doi.org/10.1080/01436597.2017.1369037

PUNTO DE VISTA

El caso de colonialismo

Bruce Gilley

Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Portland, Portland, OR, USA

RESUMEN Historia del artículo


Durante los últimos 100 años, el colonialismo occidental ha tenido un mal nombre. Ya es hora de recibido 24 de abril 2017 aceptó

cuestionar esta ortodoxia. colonialismo occidental fue, como regla general, tanto objetiva como 15 de agosto 2017

subjetivamente beneficioso legítimo en la mayoría de los lugares donde se encontró, mediante


PALABRAS CLAVE
medidas realistas de esos conceptos. Los países que abrazaron su herencia colonial, en general,
descolonización y colonización
tuvieron mejores resultados que los que se rechazó. ideología anticolonial impuso daños graves en intervenciones humanitarias de
los pueblos sometidos y continúa para frustrar el desarrollo sostenido y un fructífero encuentro con aumento de capacidades estados
la modernidad en muchos lugares. El colonialismo puede ser recuperado por los Estados débiles y frágiles de gobierno
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

frágiles hoy de tres maneras: mediante la reivindicación de los modos coloniales de gobierno; por
recolonización algunas áreas; y mediante la creación de nuevas colonias occidentales a partir de
cero.

Introducción

Durante los últimos 100 años, el colonialismo occidental ha tenido un mal nombre. El colonialismo ha desaparecido prácticamente

de los asuntos internacionales, y no hay manera más fácil para desacreditar una idea política o el oponente de elevar el grito de

'colonialismo'. Cuando sudafricana político de la oposición Helen Zille twitteó en 2017 que el éxito de Singapur fue en parte

atribuible a su capacidad de 'construir sobre los aspectos valiosos de la herencia colonial', que fue vilipendiado por la prensa,

disciplinado por su partido, y puso bajo investigación por parte del país de comisión de derechos humanos.

Ya es hora de volver a evaluar este significado peyorativo. La noción de que el colonialismo es siempre y en todas partes
una cosa mala tendrá que ser reconsiderada a la luz de las pérdidas humanas tumba de un siglo de regímenes y políticas
anti-coloniales. El caso de colonialismo occidental se trata de repensar el pasado, así como mejorar el futuro. Se trata de
reafirmar la primacía de la vida humana, los valores universales y responsabilidades compartidas - la misión civilizadora sin
comillas - que condujo a mejoras en las condiciones de vida de la mayoría de los pueblos del Tercer Mundo durante la mayoría
de los episodios de colonialismo occidental. También implica aprender a desbloquear los beneficios de nuevo. Los países
occidentales y no occidentales deben recuperar el conjunto de herramientas y la lengua colonial como parte de su compromiso
con la gobernabilidad efectiva y el orden internacional.

Hay tres maneras de reclamar el colonialismo. Una de ellas es que los gobiernos y de los pueblos en los países en
desarrollo para replicar lo más lejos posible del gobierno colonial de su pasado - como los países exitosos como Singapur,
Belice y Botswana hicieron. El 'buen gobierno' programa, que contiene demasiadas suposiciones acerca de la capacidad de
autogobierno de los países pobres,

CONTACTO Bruce Gilley gilleyb@pdx.edu

© 2017 Southseries inc., Www.thirdworldquarterly.com


2 B. GILLEY

debe ser reemplazado por el programa 'gobierno colonial'. Una segunda manera es recolonizar algunas áreas. Los países
occidentales deben ser animados a mantener el poder en áreas específicas de gobierno (finanzas públicas, por ejemplo, o la
justicia penal) con el fin de poner en marcha reformas duraderas en los Estados débiles. En lugar de hablar con eufemismos
sobre 'soberanía compartida' o 'neo-tutela', tales acciones deben ser llamados 'colonialismo', ya que abrazaría en lugar de evadir
el registro histórico. En tercer lugar, en algunos casos, puede ser posible construir nuevas colonias occidentales a partir de cero.

Colonialismo puede regresar (ya sea como un estilo de gobierno o como una extensión de la autoridad occidental) sólo con
el consentimiento de los colonizados. Sin embargo, ahora que la generación nacionalista que forzó la descolonización repentina
en las poblaciones desafortunados ha fallecido, el tiempo puede ser madura. Sebe ha documentado cómo las figuras fundadoras
del colonialismo occidental en África (como Livingstone en Zambia, Lugard en Nigeria y de Brazza en el Congo) están disfrutando
de un resurgimiento de respeto oficial y social en esos países ahora que los enfoques postcoloniales pre-coloniales y
decepcionantes romantizadas con la gobernabilidad han perdido su brillo. 1 Como un joven en las calles de Kinshasa preguntó Van
Reybrouck (como se describe en su libro seminal de 2010 sobre el Congo): '¿Por cuánto tiempo se esta independencia de los
nuestros va a durar de todos modos? Cuando están los belgas a volver?' 2
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Tres fracasos de crítica anticolonial

El caso de los antecedentes del colonialismo occidental - por lo general se refiere a británicos, franceses, alemanes,
belgas, holandeses y colonias portuguesas de principios del XIX a mediados del XX siglos - se basa en el vuelco de dos
líneas distintas de la crítica: que era objetivamente perjudicial ( en lugar de beneficiosos); y que era subjetivamente
ilegítima (en lugar de legítima). Existe, además, una tercera línea de crítica que merece revisión: que ofende la
sensibilidad de la sociedad contemporánea.

El enfoque de costos / beneficios objetivas identifica una cierta necesidad del florecimiento humano - desarrollo, la
seguridad, la gobernabilidad, derechos, etc. - y se pregunta si el colonialismo mejorado o empeorado la provisión objetivo de esa
necesidad. Un reto principal de esta investigación es enumerar correctamente las cosas que importan y luego asignar los pesos,
pesos que, presumiblemente, variado con el tiempo y el lugar. En una sociedad brutalmente patriarcal, por ejemplo, el acceso a
la justicia para las mujeres puede haber sido más importante que la protección de los derechos territoriales indígenas (que
pueden ser parte de que el patriarcado), como Andreski argumentó fue el caso de las mujeres en el norte de Nigeria bajo el
colonialismo. 3

Un segundo desafío es la medición de la situación hipotética: lo que probablemente habría ocurrido en un lugar determinado

dominio colonial ausente? Muchos diseños de investigación, por ejemplo, el control de las variaciones en el mismo dominio colonial

y para una variedad de otros factores que coexistieron con el colonialismo (tales como las normas culturales, la geografía, la

población, la carga de enfermedad, etc.) Pero ellos no controlan la presencia o ausencia de colonialismo, por ejemplo, un estudio

muy citado por Acemoglu y sus colegas. 4 Para construir una hipótesis de este tipo requiere de unas dimensiones tendencias

sociales, económicos y tecnológicos simplemente global, sino también el curso probable de desarrollo indígena, de los factores

regionales y de un encuentro no colonial sin gobierno con Occidente. Los países que no tienen una historia colonial significativa -

China, Etiopía, Liberia, Libia, Arabia Saudita, Tailandia, Haití y Guatemala, por ejemplo -Proporcionar una medida de comparación

para ayudar a identificar lo que en todo caso fueron los efectos distintivos de colonialismo. Lo mismo sucede con la investigación

de historias pre-coloniales que, casi por definición, revelan instituciones comparativamente débiles,
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 3

las sociedades y las economías de subsistencia dividido, por ejemplo, en el estudio de Namibia pre-colonial de Biber. 5

Tomando nota de algunas de estas complejidades, Abernethy resume la cuestión costes objetivos / beneficios de la siguiente manera:

[E] n los tiempos y lugares en los que el dominio colonial tuvo, en general, un efecto positivo en la formación para el autogobierno, el bienestar
material, las opciones de asignación de trabajo, la movilidad individual hacia arriba, la comunicación intercultural y la dignidad humana, en
comparación con el situación que probablemente habría obtenido el dominio europeo ausente, entonces el caso de colonialismo es fuerte. Por el
contrario, en momentos y lugares en los efectos de la dominación extranjera en estos aspectos eran, en general, negativa en comparación con el
pasado probable alternativa de un territorio, a continuación, el colonialismo es moralmente indefendible. 6

Más allá de estos requisitos, hay una lista de virtudes epistémicas simples. selección de datos y no polarizados caso, por
ejemplo, requiere que se practicara la prueba de una manera que no confirma la hipótesis en juego. Por lo que cualquier
afirmación acerca de, por ejemplo, el nivel de violencia colonial requiere no sólo suposiciones acerca de la magnitud de la
violencia que se habría producido el dominio colonial ausente, pero también una medida cuidado de que la violencia en relación
con los recursos de población, amenazas a la seguridad y la seguridad en un territorio determinado . Uno de ellos es en apuros,
para tomar un ejemplo prominente, para encontrar un solo ejemplo de tal cuidado en la medida en que la gran erudición crítica en
la campaña de contrainsurgencia británica contra los Mau en Kenia 1952-1960, especialmente el trabajo de regaño de Elkins . 7 Daniels
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

argumenta que '[s] i la izquierda británica de Kenia a los Mau, no habría habido más anarquía y la guerra civil, tal vez incluso el
genocidio'. 8 Al igual que muchos kenianos se unieron a los kikuyu de la Guardia y el servicio especial de prisión por los rebeldes
que se unió a la insurgencia y el gobierno de Kenia independiente larga aplaudieron la contribución histórica de los británicos en
la represión del movimiento. 9 Por lo menos, es responsabilidad de los académicos para mostrar que la brutalidad desatada por los
británicos en esta campaña no fueron el resultado probable de una respuesta proporcionada, dado el contexto y la magnitud de
la amenaza. Si este caso supuestamente sólida se mueva, ¿qué nos dice acerca de la menor 'violencia' a menudo citado como
vicio de colonialismo?

Tal vez la violación más atroz de las virtudes epistémicas es la coherencia interna (o no contradicción). eminentes eruditos en

varias ocasiones hacen el reclamo lógicamente contradictorio que el colonialismo era a la vez demasiado perjudicial y no lo

suficientemente perturbador, ya sea con respecto a los límites, las instituciones de gobierno, sistemas económicos o estructuras

sociales, como se evidencia en el corto espacio de sólo dos páginas de Young. 10 Africanistas, en particular, aplauden el trabajo tanto

de Herbst, 11 quien argumentó que el colonialismo hizo demasiado pequeño estado de decisiones, y Young, 12 quien a principios

argumentó que lo hizo demasiado. Los nuevos límites territoriales son criticados por obligar a la integración social, mientras que los

viejos son criticados por reforzar el tribalismo, una contradicción señalado por Lefebvre. 13 académicos marxistas encontraron

colonialismo en falta cuando no invertir en la salud pública y la infraestructura (mostrando una total indiferencia por la mano de

obra) y cuando lo hizo (con el fin de explotarla). 14 El colonialismo se le atribuye poderes casi mágicos para barrer con todo lo bueno

en su camino (como jefes de la tribu o la identidad étnica) y con poderes mágicos igualmente para hacer todo mal permanente en

su camino (como jefes de la tribu o la identidad étnica).

Por último, está el simple virtud epistémica de la falsificación. Esto es más acentuado en el tratamiento de lo que fue, sin
duda, un beneficio del colonialismo: la abolición del tráfico de esclavos. críticos anti-coloniales se retuercen y se inquietan sobre
este tema, ya que pone la mayor tensión en su 'mala colonialismo' perspectiva. El resultado es un flujo constante de
revisionismo: no ocurrió lo suficientemente rápido; había motivos mixtos; no todos los funcionarios coloniales lo apoyaron;
antiguos esclavos siguieron siendo dueños de esclavos pobres y ricos antiguos se mantuvieron; nunca debería haber existido en
el primer lugar. 15
4 B. GILLEY

Por supuesto, no todas las investigaciones cae en conflicto con las prescripciones básicas anteriores. La investigación que se cuida

en la conceptualización y la medición de los controles, que establece una hipótesis viable, que incluye múltiples dimensiones de los costes

y beneficios ponderados de alguna manera justificada, y que se adhiere a las virtudes epistémicas básicos a menudo se encuentra que al

menos algunos si no muchos o la mayoría de los episodios de colonialismo occidental eran un beneficio neto, como la revisión de la

literatura de Juan y Pierskalla espectáculos. dieciséis Dichos trabajos han encontrado evidencia de los beneficios sociales, económicos y

políticos significativos bajo el colonialismo: ampliado la educación, la mejora de la salud pública, la abolición de la esclavitud, se amplió las

oportunidades de empleo, la mejora de la administración, la creación de infraestructura básica, los derechos de las mujeres, el derecho al

voto de los intocables o históricamente excluidos comunidades, impuestos justos, el acceso al capital, la generación de conocimiento

histórico y cultural, y la formación de identificar nacional, por mencionar sólo unos pocos dimensiones. 17

Esto nos lleva al segundo fracaso de crítica anti-colonial. Dado que los costos y los beneficios objetivos variaron con el
tiempo y el lugar, otro enfoque es simplemente aplazar a los juicios de los afectados. El enfoque de la legitimidad subjetiva
pregunta si las personas sometidas al colonialismo tratados que, a través de sus creencias y acciones, como le corresponde.
Como se mostró Hechter, el dominio extranjero a menudo ha sido legítimo en la historia del mundo, ya que ha proporcionado
un mejor gobierno que la alternativa indígena. 18
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

críticos anti-coloniales simplemente afirmar que el colonialismo fue, en palabras de Hopkins, 'una imposición extranjera carece
de legitimidad popular'. 19 Sin embargo, hasta muy tarde, el colonialismo europeo parece haber sido muy legítimo y por buenas
razones. Millones de personas se acercaron a las zonas de dominio colonial más intensivo, enviado a sus hijos a las escuelas
coloniales y hospitales, fue más allá del llamado del deber en las posiciones de los gobiernos coloniales, informó delitos a la policía
colonial, emigrado de no colonizado a las zonas colonizadas, disputada para los ejércitos coloniales y ha participado en los
procesos políticos coloniales - todos los actos relativamente voluntarias. De hecho, la rápida propagación y persistencia del
colonialismo occidental con muy poca fuerza en relación con las poblaciones y las zonas en cuestión es prima facie evidencia de su
aceptación por parte de poblaciones de sujetos en comparación con las alternativas factibles. Los 'conservadores', 'facilitadores' y
'colaboradores' del colonialismo, como muestra Abernethy, superaban en número a los 'resistentes' al menos hasta muy tarde: "La
expansión imperial era con frecuencia el resultado no sólo de empuje europeo, sino también de la tracción indígenas. 20 En Borneo,
el sultán de Brunei instalado un viajero Inglés, James Brooke, como el rajá de su caótica provincia de Sarawak en 1841, después
de lo cual el orden y la prosperidad ampliado hasta el punto de que ni una sola vez en un protectorado británico se estableció en
1888, el sultán preferido dejar bajo control de la familia Brooke hasta 1946. 21

Sir Alan Burns, el gobernador de la Costa de Oro durante la Segunda Guerra Mundial, señaló que tenían las personas de la Costa de Oro
deseaban tirarnos al mar había poco para prevenirlos. Pero este fue el momento en que las personas se dieron a conocer en sus miles, no
con protestas vacías de lealtad, pero a los hombres para servir en el ejército ... y con regalos liberales a los fondos de guerra y las
organizaciones benéficas de guerra. Este fue curiosa conducta para la gente cansada de la dominación británica. 22

En la mayoría de las áreas coloniales, pueblos sometidos, ya sea que enfrentan graves amenazas a la seguridad de los grupos
rivales o vieron los beneficios de ser gobernado por un estado modernizado y liberal. Patrice Lumumba, que se convirtió en un
agitador anti-colonial muy tarde, alabó el dominio colonial belga en su autobiografía de 1962 para 'restaurar nuestra dignidad
humana y convertirnos en hombres libres, felices, vigorosos y civilizados'. 23 muchas declaraciones pro-coloniales de Chinua Achebe,
por su parte, han sido prácticamente brocha de aire de la memoria por la ideología anticolonial. 24 Los pocos eruditos que toman nota
de tales pruebas normalmente lo descartan como una forma de falsa conciencia. 25
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 5

El fracaso de crítica anti-colonial para llegar a un acuerdo con los beneficios objetivos y legitimidad subjetiva de puntos
colonialismo a una tercera y más profundo fracaso: nunca fue pensado para ser 'verdadero' en el sentido de ser una
afirmación científica justificados mediante normas comunes de indagación que era susceptible de falsificación. Los
orígenes del pensamiento anticolonial fueron político e ideológico. El objetivo no era la exactitud histórica, pero la defensa
contemporánea. Hoy en día, activistas asociado 'descolonización' (o 'poscolonialismo') con todo tipo de transformación
social radical, que une involuntariamente conclusiones históricas a las actuales esfuerzos. Amarras del hecho histórico, el
postcolonialismo se convirtió en lo que Williams 26 llamada metropolitana flaneur cultura de la actitud y el rendimiento cuyos
logros recientes incluyen una investigación sobre las glorias de sadomasoquismo entre las mujeres del Tercer Mundo 27 y
una creciente literatura sobre los horrores del colonialismo bajo países que nunca tuvieron colonias. 28

Este tercer fracaso de crítica anti-colonial es tal vez lo más dañino. No es sólo un obstáculo a la verdad histórica, que en sí
es un grave perjuicio. Incluso como un medio de promoción contemporánea, es auto-heridas. Para que, esencialmente,
weaponises el pasado colonial, como la persecución del poscolonial de Estado sudafricano implosión gradualmente de Helen
Zille muestra. 'Lo que un meta-narrativa del sentimiento anti-colonial puede hacer formas invisibles son en los que las
personas hacen afirmaciones sobre nuevas posibilidades sin desplegar modismos ya sea anti o pro-colonial', Englund escribe
en su estudio de los periódicos de la época colonial en Zambia.
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Dedicar toda la atención académica a la pregunta de cómo los diferentes actores durante este período tratado de poner fin a la
dominación colonial es sucumbir a una limitación de meta-narrativa del anticolonialismo, uno que no permite espacio conceptual
entre las agendas coloniales y anti-coloniales, y por lo tanto mantiene otras posibilidades inaccesibles a la imaginación académica y
moral. 29

Los costos de anticolonialismo

Es difícil exagerar los efectos perniciosos de anti-colonialismo global sobre asuntos nacionales e internacionales desde el final de la

Segunda Guerra Mundial. Anticolonialismo devastado países como élites nacionalistas se movilizaron poblaciones analfabetas con

apelaciones para destruir las economías de mercado, sistemas políticos plurales y constitucionales, y los procesos de políticas

racionales de los colonizadores europeos. En nuestra 'edad de disculpa' 30 de atrocidades, uno de los muchos silencios llamativos ha

sido una disculpa por las muchas atrocidades infligidas a los pueblos del Tercer Mundo por los defensores anti-coloniales.

Pocos casos ilustran mejor esto que Guinea-Bissau y sus propiedades anti-colonial 'héroe' Amilcar Cabral. Al poner en
marcha una guerra de guerrillas contra el dominio portugués en 1963 Cabral insistió en que era 'necesario para destruir
totalmente, para romper, para reducir a cenizas todos los aspectos del estado colonial en nuestro país con el fin de hacer todo lo
posible para nuestro pueblo'. 31 Se apuntó a un estado colonial éxito que habían cuadruplicado la producción de arroz 32 e inició
ganancias sostenidas en la esperanza de vida 33 ya que lo que el territorio bajo control en 1936. Cabral, en sus propias palabras,
era 'nunca capaz de movilizar a las personas sobre la base de la lucha contra el colonialismo'. 34

En su lugar, se aseguró entrenamiento y armas desde Cuba, Rusia y Checoslovaquia y asistencia económica de Suecia. 35
La guerra resultante mató a 15.000 combatientes (de una población de 600.000 habitantes) y al menos tantos civiles, y
desplazó a otras 150.000 (una cuarta parte de la población).

Una vez 'liberación' se logró en 1974, una segunda tragedia humana se desarrolló, costando al menos

10.000 nuevas vidas como resultado directo del conflicto. En 1980, la producción de arroz se había reducido en más de un 50% a

80.000 toneladas (de un máximo de 182.000 toneladas bajo el portugués). Política


6 B. GILLEY

se convirtió en un 'din cascarrabias de ex revolucionarios en las palabras de Forrest. 36 medio hermano de Cabral, que se convirtió
en presidente, desencadenó la policía secreta en la pequeña oposición - 500 cuerpos fueron encontrados en tres fosas comunes
para los disidentes en 1981. 37 Una décima parte de la población restante aumentó en juego para el Senegal. 38 El estado de partido
Cabralian amplió a 15.000 empleados, 10 veces más grande que la administración portuguesa en su apogeo. 39 académicos
marxistas confundido culpa a los legados del colonialismo o el clima o Israel. 40

Las cosas han empeorado. Guinea Bissau tiene una fuerza de paz de las Naciones Unidas más o menos permanente (ONU)
y continúa para aspirar millones en ayuda como la disputa 'Continuadores de Cabral' en virtud de lo que el Banco Mundial llama
'continua desorden político'. 41 Hoy en día, en términos per cápita, la producción de arroz es todavía sólo un tercio de lo que estaba
bajo el portugués a pesar de 40 años de ayuda internacional y los avances tecnológicos. La transición de la salud, por su parte,
se redujo considerablemente después de la independencia. En 2015, el promedio de Guinea-Bissau vivía a solo 55, es decir, las
ganancias de sólo 0,3 años de vida extra por año desde la independencia, menos de la mitad de los 0,73 años más de vida al
año que se ganó en el último período colonial. Lo que podría haberse convertido en una próspera Macao y humana o Goa de
África es hoy un pozo negro de sufrimiento humano. Los estudiosos occidentales y africanos anticolonial continúan para exaltar
las ideas de liberación nacional 'de Cabral. 42 Pero realmente existente guineanos puede preguntarse: ¿Cuándo es el portugués
va a volver?
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Guinea Bissau parece como un caso extremo. No lo es. De los 80 países que arrojaron fuera de la colonia 'yugo' después de la

Segunda Guerra Mundial, al menos la mitad experimentó trauma similar, mientras que la mayoría del resto cojeando. Durante 60 años,

los déspotas del Tercer Mundo han aumentado el espectro de recolonización de desacreditar oposiciones democráticas y arruinar sus

economías. Sin embargo, no hay prácticamente nada escrito sobre la mayor parte de estos traumas post-coloniales, ya que, como

señala Igreja, todavía se supone que los movimientos anti-coloniales eran víctimas y no victimarios. 43 Los eruditos en el modo

eurocéntrico completa prefieren para batir a cabo libros sobre atrocidades coloniales o para sugerir que los "legados coloniales tienen

algo que ver con las locuras y golpes al cuerpo infligidas a estos países por sus líderes anticolonialistas. 44

Para estar seguros, al igual que la época de la colonia no era un bien genuino, la era de la independencia no ha sido un
mal sin mezcla. Unos pocos estados poscoloniales están en salud razonable. Aquellos cuya imaginación moral no estaban
envueltos por la ideología anticolonial tuvo el encuentro más productivo con la modernidad, emergiendo como líderes de lo que
Arthur Lewis llama el 'creativo' Tercer Mundo. 45

Pero la mayor parte del resto quedaron atrapados en identidades anticoloniales 'protesta' con consecuencias nefastas para el
bienestar humano. Un informe aleccionador Banco Mundial de 1996 señaló: 'Casi todos los países de África ha sido testigo de una
regresión sistemática de la capacidad en los últimos 30 años; la mayoría tenía una mejor capacidad a la independencia de lo que
ahora poseen. 46 Esta pérdida de la capacidad del Estado era algo sin importancia; que significó la pérdida de decenas de millones de
vidas. Y no es cada vez mejor. Por ejemplo, sólo 13 de 102 países en desarrollo históricamente están en camino de tener una alta
capacidad del Estado para el año 2100, de acuerdo con Andrews y sus colegas. El pueblo de Bangladesh tendrán que esperar otros
244 años al ritmo actual para alcanzar un estado de alta capacidad. 47

¿Se han tomado Bretaña, incluso en algún papel ajustado (como veremos más adelante), hasta mediados del siglo
vigésimo tercer instituir un buen gobierno en esta antigua provincia de Bengala Oriental?

En los asuntos internacionales, por su parte, de lo contrario los estados liberales y democráticas, como la India, Brasil y Sudáfrica

siguen el estilo de sí mismos como enemigos del colonialismo occidental. Como muestra Chatterjee Miller, las políticas exteriores de

estas antiguas colonias continúan siendo impulsados


TERCER MUNDO TRIMESTRAL 7

por un sentimiento de victimismo y el derecho en lugar de auto-interés racional o responsabilidad global. 48 Esto significa que
cada vez que el mundo está desesperado por una respuesta coordinada a una catástrofe humana, política o la seguridad -
en Sri Lanka, Venezuela o Zimbabwe, por ejemplo,
- las voces de anticolonialismo interceder para evitar la acción. Al final resultó que, la más grave amenaza para los derechos

humanos y la paz mundial no era el colonialismo - según lo declarado las Naciones Unidas en 1960 - pero anticolonialismo.

Chatterjee Miller sostiene que es la responsabilidad de Occidente sea 'sensible' a estos puntos de vista anti-coloniales. Una

visión alternativa es que es la responsabilidad de Occidente para ayudar a estas naciones a dejar el hábito. Después de todo, el

ascenso de Gran Bretaña es sin duda inseparable de las formas en que se abrazaron y celebraron sus colonizadores de los

romanos a través de los normandos. Si los sentimientos anti-coloniales habían sido cuestionada en Gran Bretaña, el país hoy en

día sería un remanso de fieles druida.

Resucitar gobierno colonial

A pesar de que los intelectuales han seguido arar el surco anticolonial desde el final de la Guerra Fría, muchos países han
cambiado su gobierno nacional para volver a sembrar las semillas de la 'gobernabilidad colonial'. Este programa tiene
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

muchas cosas en común con el programa de 'buen gobierno': liberalización económica, el pluralismo político y la
simplificación administrativa han reemplazado el camino socialista en la mayoría de los países. Pero la agenda de
gobierno colonial es distinta de la agenda de buen gobierno en dos aspectos.

En primer lugar, la agenda de gobierno colonial afirma explícitamente y toma prestado del pasado colonial de un país, en
busca de ideas y nociones de gobernabilidad. Como Burton y Jennings nota, 'En la primera década después de la
independencia ... los gobiernos de África oriental a menudo adoptados o adaptados ambas estructuras administrativas y los
conceptos ideológicos de sus predecesores coloniales con el fin de crear formas muy exitosas de gobierno - sin duda para los
estándares regionales'. 49 En muchos casos, los burócratas coloniales y policías volvieron a ser contratados por los nuevos
gobiernos independientes.

La recuperación de esta trayectoria colonial abandonada en la independencia es clave para la agenda de gobierno colonial. No

menos un anti-colonial 'héroe' de Chinua Achebe terminó sus días con un libro de memorias que afirma explícitamente la contribución

positiva del colonialismo a la gobernabilidad en su nativa Nigeria: '[E] s importante para enfrentar el hecho de que las colonias

británicas eran, más o menos, por expertos Run', escribió. 50 Lo importante acerca de 'articulación de lo indecible' de Achebe, como

Msiska llamaba, era su redescubrimiento de 'la formación nacional colonial como una comunidad habitable'. 51 Esto tuvo consecuencias

concretas de cómo organizar la administración pública, la forma de gestionar el federalismo y la forma de promover la educación. Al

igual que con episodios democráticos en el pasado de un país, episodios coloniales se convierten en un ático a saquear en busca de

un pasado habitable. Esto también pone de relieve la importancia de la reinversión en una historiografía no sesgada del colonialismo

de manera que los períodos coloniales no son vistos como objetos de la resistencia, pero fuentes tan fructíferos de la creatividad.

En segundo lugar, y relacionado, la agenda de gobierno colonial reconoce que la capacidad de auto-gobierno efectivo es
escaso y no puede ser conjurado de la nada. La falta de capacidad del Estado para defender el estado de derecho y la
prestación de servicios públicos fue la tragedia central de la 'independencia' en el Tercer Mundo, como algunas voces como
Plamenatz y Barnes advirtió en ese momento. 52 Para recuperar 'gobierno colonial' significa aumentar la participación extranjera
en sectores clave en los negocios, la sociedad civil y el sector público con el fin de reforzar esta esta capacidad. En 1985,
8 B. GILLEY

por ejemplo, el gobierno de Indonesia despidió a todos los inspectores del gobierno de 6000 en el puerto de Yakarta Tanjung Prior y se

reemplaza el servicio de aduanas corrupto e ineficiente con la empresa suiza SGS. El suizo reconstruyó el servicio de aduanas,

devolviendo el control parcial en 1991 y en 1997 el control total. 53 Las exportaciones de Indonesia se dispararon. política exitosa de la

sociedad civil y las reformas, por su parte, mejoran más rápido con la presencia de actores internacionales de la sociedad civil, como lo

hicieron en la época colonial, como lo demuestran los estudios de la sociedad civil ambiental. 54 Las empresas multinacionales, por otra

parte, pueden ser la tarea de la prestación del servicio público cerca de sus instalaciones en la imitación directa de las prácticas

coloniales, como se ha documentado honke. 55

El programa de gobierno colonial abarca un cosmopolitismo - una misión civilizadora - a menudo falta en la agenda
de buen gobierno. Bain, por ejemplo, admite la 'cruda realidad' y 'consecuencias terribles' de la descolonización. 56 Sin
embargo, al mismo tiempo rechaza la idea de que Occidente tiene nada que ofrecer, ya que esto implica una misión
imperial. Esta 'crítica acrítica de la paz liberal', como Chandler 57 lo llama, relega países del Tercer Mundo a las
debilidades y caprichos de las prácticas de los indígenas ' 'auténticos', o un abandono de facto de la esperanza en sus
capacidades autónomas. Por el contrario, la agenda de gobierno colonial resucita el universalismo de la paz liberal y con
ella una compartido estándar de lo que un país bien gobernado se parece.
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

El caso de la recolonización

La segunda manera amplia para reclamar el colonialismo es recolonizar algunas áreas. Puede ser que en algunos casos, sólo una
parte formal de la soberanía de los países occidentales puede proporcionar la mezcla de la responsabilidad y la autoridad necesaria
para crear capacidad en los Estados débiles. En la frase oftquoted de Chesterman, el problema con la construcción del Estado
moderno no es que se trata es de carácter colonial; más bien el problema es que a veces no es suficiente colonial'. 58

El Banco de los Estados Unidos y el mundo, por ejemplo, experimentó con acuerdos de 'co-firmantes' en Liberia y Chad
en los años 1990 y 2000, en los principales gastos del gobierno requieren las firmas de ambos agentes internos y externos.
En la Misión de Asistencia Regional liderada por Australia a las Islas Salomón (RAMSI) o Comisión Internacional de las
Naciones Unidas contra la Impunidad en Guatemala (conocida por sus siglas en español CICIG), las funciones legales y
policiales clave fueron entregados a las potencias externas debido a la corrupción rampante y la penalización de la el estado.

Sebe llama a esto 'cosmopolita construcción de la nación', ya que representa un rechazo explícito del mito parroquial de
capacidad de autogobierno que llevó a la mayoría de los países poscoloniales en el suelo. 59 En lugar de utilizar un conjunto
cada vez mayor de eufemismos que evitan la palabra 'C'
- 'Soberanía compartida', 'tutela', 'gobierno proxy', 'administración de transición', 'neo-tutela', 'intervención
cooperativa' - ello debe ser llamado 'colonialismo', ya que abrazaría en lugar de evadir el registro histórico.
Como escribió Ignatieff en 2002: 'El imperialismo no deja de ser necesario, simplemente porque se
convierte en políticamente incorrecto'. 60

Si bien el abandono conceptual del mito de la capacidad de autogobierno es ahora la corriente principal, los retos de
hacer nuevas formas de trabajo colonialismo son inmensas. Hay tres preguntas separadas para los políticos: (1) cómo hacer
que el colonialismo aceptable para los colonizados; (2) la forma de motivar a los países occidentales a convertirse
nuevamente colonial; y (3) cómo hacer el colonialismo lograr resultados duraderos.
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 9

Cualquier relación colonial requiere un alto grado de aceptación por parte de la población local. Tal vez esto explica por qué
las intervenciones de la posguerra fría han querido subrayar su naturaleza participativa y consensuada, en contraste con un
presunto colonialismo ilegítima y coercitiva impuesta. 61 Esta es otra área en la que una historiografía precisa del colonialismo es
muy necesaria, ya que, como se ha señalado, el colonialismo generalmente se transmite con un importante grado de
consentimiento de los actores políticos más destacados.

Una lección de legitimación colonial es que al menos en las fases iniciales, la legitimidad se demostrará no por la
celebración de un plebiscito o por el apoyo de grupos organizados y ampliamente representativos sino simplemente por la
capacidad del Estado interviniente para ganar el cumplimiento de los actores clave y hacer el trabajo. Con demasiada
frecuencia, los críticos de las intervenciones modernas han criticado la falta de 'rendición de cuentas o representación'. 62 Sin
embargo, es precisamente la ausencia de condiciones para la rendición de cuentas o representación significativa que hace
necesaria la intervención en el primer lugar, tanto como el colonialismo difusión con el fin de gestionar mejor los encuentros sin
gobierno con Occidente. Como escribió Chesterman: 'Si genuino control local fuera posible, a continuación, una administración
de transición no sería necesario'. La creación del poder político responsable 'puede muy bien ser el final de la administración de
transición', escribe, 'pero, por definición, no es el medio'. 63
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Para empujar la lógica más lejos, es el estado intermedio, unido a actuar como un administrador, que tiene la capacidad inicialmente

para elegir un camino legítimo hacia adelante. Al igual que en tiempos de la colonia, el control extranjero por un Estado liberal con sus

propios mecanismos de rendición de cuentas robusta es el más cercano que un pueblo con un estado débil puede llegar a la 'propiedad

local'. El amplio apoyo en Sierra Leona para el 1999-2005 reacondicionamiento británica y la reconstrucción de la policía local se explica

por esta legitimidad creado externamente con un vestigio colonial explícita: 'Siempre ha sido una debilidad por los británicos entre los

habitantes de Sierra Leona. Ese sentimiento ha llegado ahora en el juego completo, con las demandas públicas de los británicos a

permanecer durante el tiempo que sea necesario, debido a la situación de indefensión del país', una periodista local señaló. 64

La legitimidad de un nuevo colonialismo casi siempre requerirá un líder local que es tanto a nivel nacional popular y
un firme defensor de la relación colonial. Tras el escepticismo inicial, enérgico presidente de Liberia, Ellen Johnson
Sirleaf, defendió el programa de Asistencia para la Gestión Económica (GEMAP) que dio amplios poderes sobre el gasto
y el presupuesto de los actores externos Gobierno y post-2005. Como resultado, los liberianos acogida en general
GEMAP. sesenta y cinco 'A pesar de que algunos políticos de Liberia ver el plan como el colonialismo apenas velado, es muy
popular entre las personas que viven en las calles llenas de basura de la capital', señaló Los tiempos. 'Nos encanta
GEMAP, "Henry Williams, un tendero, dijo a asiente con la cabeza de la multitud en el mostrador. “Va a parar a los
políticos de robar de nosotros”'. 66

La dinámica de legitimación colonial que se mueven hacia adelante son difíciles porque como país 'gana la soberanía' la
legitimidad de la relación colonial disminuirá si no está constantemente recalibrado y reafirmó. A medida que las instituciones y
las normas locales a mejorar, la relación colonial se hará más intensa, pero también más controvertida debido a esta forma de
gobierno más complejo. Una vez más, las lecciones de colonialismo pasado son pertinentes: 'La paradoja central del proceso
de salida era colonial que coincidió en la mayoría de los casos con la fase más activa de la construcción del Estado colonial',
escribió Darwin. 67

Muy jamás se prestó poca atención al segundo reto, aunque podría decirse que es mayor: cómo motivar a los países

occidentales para convertirse colonial. A pesar de los gritos de 'explotación', el colonialismo fue probablemente un perdedor dinero

para las potencias imperiales. El economista de Stanford, Richard Hammond acuñó el término 'imperialismo antieconómico' para

describir las formas en que Europea


10 B. GILLEY

poderes se embarcaron en ruinously costoso y en última instancia, que pierde dinero colonialismo en gran medida por razones no

económicas. 68 Es por eso que abandonaron sus colonias tan fácilmente, como Wu también mostró con respecto a la rendición holandesa

de Taiwán. 69 Los beneficios del imperio fueron ampliamente difundidas, mientras que los costos fueron asumidos por poco por el poder

colonial. Como Kaplan escribió: 'El verdadero problema con el imperialismo no es que sea malo, sino más bien que es demasiado caro y

por lo tanto una gran estrategia problemático para un país como los Estados Unidos'. 70

Instituto Lowy de Australia para la Política Internacional, por ejemplo, se calcula que el programa RAMSI costó a los

contribuyentes australianos sobre los US $ 2 mil millones durante el período de 10 años, más o menos el presupuesto anual de salud y

educación para la capital de Canberra, o el equivalente de una de económica del año salida para cada isleño de Solomon. El instituto

describió esto como 'una gran inversión para un país donde los intereses de Australia son limitados'. 71 En el momento en que había

una bocanada de oposición del isleño de Solomon usando tropos anti-coloniales, los australianos se dirigió a casa. 72 La disposición a

asumir la responsabilidad de los asuntos de un país extranjero no será fácil ya que los gobiernos occidentales se llevan a cabo en

estrecha colaboración para dar cuenta de sus gastos e ideología anticolonial se pueden movilizar fácilmente. La ONU, por su parte, no

es probable que intervenir con más 'administración internacional' debido a la perdurable anticolonialismo de los principales Estados del

Tercer Mundo. 73 La sugerencia de Collier para la provisión de gobierno encabezada por la ONU expandido es poco práctico por este

motivo. 74
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Para resolver el problema de los incentivos, Hechter ha llamado a un 'mercado en la gobernabilidad transnacional' 75 que podríamos

llamar menos eufemísticamente 'colonialismo de alquiler'. Estados coloniales serían pagados por sus servicios, un motivador importante

para tener éxito. La motivación contractual también reforzaría el consentimiento a través de renegociación periódica de los términos. Si

se diseñan adecuadamente, los países receptores serían más de recuperar esos costos a través de una mayor inversión extranjera, la

reducción de los costos de endeudamiento externo y una mayor confianza de las empresas, los beneficios que eran sin duda más

importante que la mejora de la gobernabilidad en la época colonial. 76

Pero todavía queda la tercera pregunta de si las nuevas formas de colonialismo funcionarían. El punto saliente es
simplemente para llamar la atención sobre la relevancia del pasado colonial a esta pregunta ya que los modelos apropiados para
la construcción del Estado no son, probablemente, los liberales modernos sino otra cosa. 77 Mientras que el número de
intervenciones de la posguerra fría que implican una parte de la soberanía ha sido bastante pequeña, había muchos episodios y
tipos de colonialismo de la que extraer lecciones. Por ejemplo, la resurrección en gran medida el éxito del estado en Camboya
después de un régimen genocida chino-impuesta es no atribuible a los esfuerzos de reconstrucción dirigida por la ONU de 1992 a
1993. consolidación de la paz liberal fracasado en Camboya juzga en términos de la intención de crear una democracia robusta o
un policía y el ejército independiente. 78 Más bien, lo que surgió fue una forma de gobierno semiautoritario éxito con profundas
raíces en el pasado colonial. 79

Una de las lecciones del pasado colonial es que la participación de la soberanía debe ser sustancial y completa en la
mayoría de los casos. Si los actores externos se ven obligados a trabajar con las instituciones locales podridos, como Matanock
ha argumentado, 80 ”Entonces las reformas serán difíciles. Rehacer una fuerza de policía local puede ser posible sin una parte de
la soberanía, pero la limpieza de un sistema nacional de justicia penal a fondo corrupto requiere control externo. Una vez más, la
razón para reclamar la palabra 'colonialismo' es que no eludir esta importante visión empírica.

La segunda lección es lo que Lemay-Hébert llama 'la centralidad de lo social', - es decir, la centralidad de
una congruencia entre los valores de la comunidad y los del Estado. 81

intervenciones liberales fracasan, según él, debido a su aversión a lo social. intervenciones coloniales, por el contrario,
pueden soportar una mayor probabilidad de éxito porque históricamente este
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 11

'Énfasis en lo social' es lo que el colonialismo era bueno: el doble mandato, el gobierno indirecto, el personal expatriado
mínimos y el derecho consuetudinario iban de la mano con la infraestructura de la modernidad (escuelas, leyes
universales, la medicina 'occidental', etc.) " Desde su independencia, el Congo nunca ha tiene a su disposición un ejército
comparable en la eficiencia y la disciplina a la antigua [colonial belga] fuerza Pública ', Fue triste conclusión de Van
Reybrouck. 82 Tal vez los belgas debe volver.

La historia de Galinhas

Incluso con legitimidad local, voluntad occidental y un buen plan, los retos de hacer nuevas formas de trabajo colonialismo son
inmensas. Los líderes necesitarán para llegar a soluciones novedosas a continuado caos y el desplazamiento causado por un
siglo de políticas anti-coloniales. Así que aquí es una idea modesta: construir nuevas colonias occidentales a partir de cero.

En 2009, el economista Paul Romer - que se convirtió en el principal economista del Banco Mundial en 2016 - sugirió que las

naciones ricas construir 'ciudades modelo' en los países pobres. 83 Bajo este modelo, en gran parte tierra vacía es arrendado a una

nación o grupo de naciones extranjeras para que su soberanía permite un enclave moderno a crecer, como fue el caso en Hong Kong.

Esa pequeña colonia británica, de acuerdo con Romer, 'hizo más para reducir la pobreza en el mundo que todos los programas de
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

ayuda que hemos llevado a cabo en el último siglo'.

Las nuevas colonias resolver los tres problemas mencionados muy bien. Para la población local, que son legítimos porque los

ciudadanos escoger para moverse allí, escapar de situaciones peores, y porque sus gobiernos acuerdo con los términos. Ellos son

potencialmente atractivos para los estados occidentales, porque para los conservadores que son de bajo riesgo y de autofinanciación,

mientras que para los liberales que son 'actos de justicia'. 84 Por último, ciudades modelo podría ser eficaz - que era la principal

preocupación de Romer en el desarrollo de la idea - porque tienen una pizarra en blanco para trasplantar las instituciones de origen sin

tener que trabajar con las locales podridos.

Volver a Guinea-Bissau. Supongamos que el gobierno de Guinea Bissau eran arrendar vuelta a Portugal la pequeña
isla deshabitada de Galinhas que se encuentra a 10 millas de la parte continental y donde mansión del ex gobernador
colonial se encuentra en ruinas. El alquiler anual sería de US $ 1, de modo que el portugués gastan su dinero en la isla y el
gobierno de Guinea Bissau no depende de una cuota de arrendamiento. Supongamos, entonces, que los EE.UU. $ 10
millones a US $ 20 millones en ayuda exterior desperdiciado al año en el país fueron redirigidos a esta nueva colonia en
alta mar para crear la infraestructura básica. Como parte del acuerdo, el portugués permitiría un cierto número de
residentes Guinea Bissau para reasentar en la isla cada año. instituciones portuguesas y la soberanía absoluta serían aquí
por el término del contrato de arrendamiento - dicen 99 años, como fue el caso de las piezas de la parte continental de
Hong Kong.

A 60 millas cuadradas, Galinhas podría, con el tiempo, acomodar fácilmente a toda la población de Guinea-Bissau. Si
tiene éxito, sería atraer el talento, el comercio y el capital. Las partes de la parte continental de Guinea Bissau se
beneficiarían de vivir al lado de un motor económico y el aprendizaje de emular su éxito, mientras que simbólicamente
escapa del medio siglo pesadilla anti-colonial de Amilcar Cabral. La misma idea podría ser juzgado por todas las costas
de África y el Oriente Medio si tiene éxito. Colonialismo podría ser resucitado sin los gritos habituales de la opresión, la
ocupación y la explotación.

Una idea descabellada? Quizás. Pero no es tan descabellada como la ideología anti-colonial que durante los últimos 100
años ha perseguido la vida de cientos de millones de personas en el Tercer Mundo. Cien años de desastre es suficiente. Es el
momento de hacer el caso de colonialismo de nuevo.
12 B. GILLEY

Declaración de divulgación

Ningún conflicto de intereses potencial se informó por el autor.

Nota sobre colaborador

Bruce Gilley es profesor de ciencias políticas en la Universidad Estatal de Portland. centra su investigación sobre la política
comparada e internacional, con intereses específicos en la legitimidad política y la construcción del Estado, la democracia y la

transición democrática, la política de cambio climático, y el Tercer Mundo. Es especialista en la política de Asia y China.

Actualmente se está trabajando en una biografía de Sir Alan Burns, ex gobernador colonial británico y representante en el Consejo

de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas. Dr. Gilley tiene un doctorado en la política de la Universidad de Princeton y

un máster en economía de la Universidad de Oxford.

notas

1. Sebe, “postcolonialismo a Cosmopolitan construcción de la nación?”


Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

2. Van Reybrouck, Congo, 255.


3. Andreski, Antiguos cuentos de esposas.

4. Acemoglu et al., “Orígenes coloniales del desarrollo comparativo”.


5. Biber, La guerra entre tribus en Pre-colonial Namibia.
6. Abernethy, Dinámica de dominación global, 403.
7. Elkins, Juicio Imperial.
8. Daniels, “Mau Mau Revisited,” 26.
9. Stanley, “La historia nunca es Blanco y Negro”; y Rama, “enemigo interno”.
10. Young, “la herencia del colonialismo”, 11, 13.
11. Herbst, Unidos y la energía en África.
12. Joven, Estado colonial africano en perspectiva comparada.
13. Lefebvre, “Hemos adaptado África.”
14. E. Burns, El imperialismo británico en África Occidental.

15. Miers y Klein, La esclavitud y el dominio colonial en África; Misevich y Mann, Levantarse y desaparición de
Esclavitud; y Ribi Forclaz, Imperialismo humanitario.
dieciséis. Juan y Pierskalla, “Política Comparada de colonialismo y su legado.”
17. Lange, Mahoney y vom Hau, “Colonialismo y Desarrollo”; Casa de Campo, Occidente y el
Tercer Mundo; Gann y Duignan, Carga de Empire; y Ola Olsson, “Sobre el legado del colonialismo Democrática”;
Midgley y Piachaud, Colonialismo y Bienestar; y Amone y Muura, “colonialismo británico y la Creación de Acholi
identidad étnica.”
18. Hechter, Regla extranjero.

19. Hopkins, Futuro del pasado imperial, 19.


20. Abernethy, Dinámica de dominación global, 272-3, 264.
21. Caminante, Poder y destreza.
22. Como quemaduras, Colonial Funcionario, 318.
23. Lumumba, Congo, mi país, 12, 13.
24. Gilley, “Chinua Achebe en la legados positivos.”
25. Ernst y Pati, Estados principescos de la India; Freud, “Organizador autarquía”; Stilwell, “La construcción colonial
Poder"; y YPI, “¿Qué está mal con el colonialismo.”
26. Williams, “postcolonial Flâneur y Otros compañeros de viaje.”
27. Deckha, “Dolor como cultura.”
28. Luthi, Falk y Purtschert, “El colonialismo sin colonias”.
29. Englund, “Anti anticolonialismo,” 243.
30. Gibney, Edad de disculpa; y Bentley, Imperios de remordimiento.
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 13

31. Citado en Cohen, “El Estado en África,” 1.


32. Galli y Jones, Guinea-Bissau: Política, Economía y Sociedad, 43.
33. Riley, “El tiempo y el ritmo de las transiciones de salud.”
34. Golpe ligero, Contrainsurgente en África, 24.
35. Wolfers, “Líder de África Occidental busca conversaciones con Portugal.”

36. Para descanso, Guinea-Bissau, 50.

37. Galli y Jones, Guinea-Bissau: Política, Economía y Sociedad, 98; y Lopes, Guinea-Bissau, 154.
38. Para descanso, Guinea-Bissau, 97.

39. Mota, guine ́ Portuguesa, 61.


40. Gran hombre, La historia y el Hambre en África Occidental; y Okafor, “Paigc y el Desarrollo Económico.”
41. Gacitua-Mario et al., “Las instituciones, las redes sociales y los conflictos” 24.
42. Mendy, “Amilcar Cabral y la Liberación de Guinea Bissau”; y Rabaka, resistencia y
Descolonización.
43. Igreja, “Resolución Política del Frelimo.”
44. Levy y Young, El colonialismo y su legado; Mayblin, Asilo después de Empire; y Miles, Las cicatrices de
Dividir.
45. Citado en Gilley, “Desafío del Tercer Mundo creativo.”
46. Banco Mundial, Asociación para el Desarrollo de Capacidades en África, 5.

47. Andrews, Pritchett y Woolcock, Edificio de la capacidad del Estado, 20.


48. Chatterjee Miller, Agraviado por el Imperio.
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

49. Burton y Jennings, “Introducción: El traje nuevo del emperador ?,” 3.


50. Achebe, Había un país, 43.
51. Msiska, “imaginadas e imaginarias de las Naciones Nigeria” 413.
52. Plamenatz, En el dominio extranjero y Autonomía; y Barnes, África en Eclipse.
53. Liebhold, “Las empresas se preparan para Retorno de Aduanas”.

54. Schofer y Hironaka, “Efectos de la Sociedad Mundial.”


55. Honke, “Las multinacionales y de Gobierno de Seguridad en la comunidad”.
56. Bain, “Amor de Orden y sustantivos abstractos”, 155, 157.
57. Chandler, “La Crítica acrítica de 'paz liberal'”.
58. Chesterman, Ustedes, el pueblo, 12.
59. Sebe, “postcolonialismo a Cosmopolitan construcción de la nación?”
60. Ignatieff, “Construcción de la Nación Lite.”

61. Whalan, Cómo funcionan las operaciones de paz.

62. Cunliffe, “La construcción del Estado: El poder sin responsabilidad” 52.
63. Chesterman, Ustedes, el pueblo, 239, 144.
64. Groner Krogstad, “propiedad local como la gestión de la dependencia,” 115.
sesenta y cinco. Andersen, “extraños en el interior del Estado.”

66. Houreld, “World Turns a Hail mujer que lleva las esperanzas de un continente.”
67. Darwin, “Salir y las administraciones coloniales,” 29.
68. Hammond, Portugal y África, 1815 - 1910.
69. Wu, “una nueva evaluación de la gestión de los holandeses de Taiwan”.
70. Kaplan, “En defensa del Imperio.”
71. Hayward-Jones, Costosas inversiones de Australia en las Islas Salomón, 17.
72. Bárbara, “la construcción del Estado de las antípodas.”

73. Lago y Fariss, “¿Por qué se produce un error internacional de administración fiduciaria”; y Murray y Hehir, “Intervención en

el sistema multipolar en formación.”


74. Minero, Guerras, armas y votos, 199-203.
75. Hechter, “dominio extranjero y sus descontentos”.
76. Davis y Huttenback, Mammon y la búsqueda de Imperio.
77. Lemay-Hébert, “debates críticos sobre la construcción de la paz liberal”.
78. Richmond y francos, Liberal Paz Transiciones, ch. 1.
79. Roberts, “entidades políticas híbridos y Pluralidades indígenas”; y Tully, Francia en el Mekong.
80. Matanock, “Acuerdos de Gobierno de la delegación.
81. Lemay-Hébert, “Construcción del Estado sin construcción de la nación?”
14 B. GILLEY

82. Van Reybrouck, Congo, 470.


83. Romer, “¿Por qué el mundo necesita Ciudad Modelo”.
84. Freiman, “Cosmopolitanism dentro de las fronteras”; y Sagar, “¿Son Ciudad Modelo legítimo?”

Bibliografía
Abernethy, DB La dinámica de la dominación global: Imperios europeos de ultramar, 1415-1980. New Haven,
CT: Yale University Press, 2000 .
Acemoglu, D., S. Johnson, y J. Robinson. “Los orígenes coloniales del desarrollo comparativo: una
Investigación empírica." American Economic Review 95, no. 5 ( 2000 ): 1369-1401.
Achebe, C. Había un país: una historia personal de Biafra. Nueva York: Penguin Press, 2012 . Amone, C., y O. Muura. “El
colonialismo británico y la Creación de la identidad étnica acholi de Uganda,
1894 a 1962.” El Diario de Imperial y de la Commonwealth Historia 42, no. 2 ( 2014 ): 239-257. doi: 10. 1080 /
03086534.2013.851844 .
Andersen, L. “extraños dentro del Estado. Del conflicto en Liberia Entre Administración Fiduciaria y la Asociación “.
Diario de la intervención y del Estado 4, no. 2 ( 2010 ): 129-152. doi: 10.1080 / 17502970903533660 .
Andreski, I. Old Wives': Vida-Historias de Ibibioland. Londres: Routledge y K. Paul, 1970 . Andrews, M., L. Pritchett, y M.
Woolcock. Capacidad State Building. 1st ed. Nueva York: Oxford University
Prensa, 2017 . doi: 10.1093 / acprof: Oso / 9780198747482.001.0001 .
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Bain, W. “Por amor al orden y sustantivos abstractos: Administración Internacional y el discurso de Capacidad”.
Diario de la intervención y del Estado 3, no. 2 ( 2009 ): 143-161. doi: 10.1080 / 17502970902829937 .
Bárbara, J. “antípoda Construcción del Estado: La Misión de Asistencia Regional a las Islas Salomón y
Intervención de Australia en el Pacífico Sur “. Diario de la intervención y del Estado 2, no. 2 ( 2008 ): 123-149. doi: 10.1080 /
17502970801988040 .
Barnes, L. África en Eclipse. London: Gollancz, 1971 . Bentley, T. Imperios de remordimiento: Narrativa, Postcolonialismo y disculpas para el
Colonial Atrocidad. Nueva York:
Routledge, 2016 .
Biber, B. La guerra entre tribus en Pre-colonial Namibia. Genève: Instituto Universitario de Altos Estudios
internationales, 1989 .
Bigman, L. La historia y el hambre en África occidental: Producción de Alimentos y Derecho en Guinea-Bissau y Cabo
Verde. Westport, CT: Greenwood Press, 1993 .
Rama, D. “el enemigo dentro: Leales y la guerra contra los Mau Mau en Kenia.” Journal of African
Historia 48, no. 2 ( 2007 ): 291-315.
Quemaduras, AS Funcionario colonial. Londres: George Allen and Unwin, 1949 . Quemaduras, E. El imperialismo británico en África Occidental. Londres:
Departamento de Investigación del Trabajo, 1927 . Burton, A., y M. Jennings. “Introducción: El traje nuevo del emperador? Continuidades en
Gobierno
en la colonia tardía y temprana Postcolonial África Oriental “. Revista Internacional de Estudios Históricos de África
40, no. 1 ( 2007 ): 1-25.
Cann, JP Contrainsurgente en África: El Camino Portugués de la Guerra, 1961-1974. Westport, CT: Greenwood
Prensa, 1997 .
Chandler, D. “La Crítica acrítica de 'liberal Paz'.” Revisión de Estudios Internacionales 36, no. S1 ( 2010 ): 137-155. doi: 10.1017 /
S0260210510000823 .
Chatterjee Miller, M. Agraviado por el Imperio. Stanford: Stanford University Press, 2013 . doi: 10.11126 / Stanford /
9780804786522.001.0001 .
Chesterman, S. Usted, Popular: Las Naciones Unidas, Administración de Transición, y la construcción del Estado.
Oxford: Oxford University Press, 2004 . doi: 10.1093 / 0199263485.001.0001 .
Cohen, R. “El Estado en África.” Revisión de la economía política de África 3, no. 5 ( 1976 ): 1-3. Collier, P. Guerras, armas y Votos: Democracia en
lugares peligrosos. 1st ed. Nueva York: Harper, 2009 . Cunliffe, P.: En “La construcción del Estado poder sin responsabilidad.” La construcción del
Estado: teoría y práctica, editado
por A. Hehir y N. Robinson, 50-69. New York: Routledge, 2007 .
Daniels, A. “Mau Mau Revisited”. nuevo criterio junio ( 2005 ): 21-26. Darwin, J. “Salir y administraciones coloniales.” En Las estrategias de salida y
construcción del Estado, editado por R. Caplan,
22-36. Nueva York: Oxford University Press, 2012 .
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 15

Davis, LE, y RA Huttenback. Mammon y la búsqueda de Empire: La economía de imperialismo británico.


Cambridge: Cambridge University Press, 1986 .
Deckha, M. “El dolor como Cultura:. Un enfoque feminista postcolonial a S / M y la Agencia de la Mujer” sexualidades
14, no. 2 ( 2011 ): 129-150. doi: 10.1177 / 1363460711399032 .
Elkins, C. Imperial Juicio: La historia no contada de Gulag británico en Kenia. 1st ed. Nueva York: Henry Holt
y compañía., 2005 .

Englund, H. “anti anticolonialismo: vernácula de prensa y emergente posibilidades en Colonial Zambia.”


Estudios comparativos en sociedad y la historia 57, no. 1 ( 2015 ): 221-247. doi: 10.1017 / S0010417514000656 .
Ernst, W., y B. Pati. Estados principescos de la India: personas, Princes y el colonialismo. Londres: Routledge, 2007 . Fieldhouse, DK Occidente
y el Tercer Mundo: Comercio, Colonialismo, la dependencia y el Desarrollo. Oxford:
Blackwell Publishers, 1999 .
Forrest, J. Guinea Bissau: poder, el conflicto y la renovación en un país de África occidental. Boulder, CO: Westview
Prensa, 1992 .
Freiman, C. “El cosmopolitismo dentro de las fronteras: En nombre de Ciudad Modelo”. Revista de Filosofía Aplicada
30, no. 1 ( 2013 ): 40-52. doi: 10.1111 / japp.2013.30.issue-1 .
Freud, B. “La autarquía Organizador: desarrollo de una economía Sustitución del gobernador general Decoux
en Indochina como un medio de promover la legitimidad colonial.”SOJOURN: Diario de Asuntos Sociales en el sudeste.” Asia 29, no. 1
( 2014 ): 96-131.
Gacitua-Mario, E., S. Aasland, H. Nordang, y Q. Wodon. “Las instituciones, las redes sociales y los conflictos
en Guinea Bissau: Los resultados de una encuesta realizada en 2005 “En. Conflictos, Modos de vida y pobreza en Guinea Bissau,
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

editado por B.-S. Barry, 23-42. Washington, DC: Banco Mundial, 2007 .
Galli, R., y J. Jones. Guinea-Bissau: Política, Economía y Sociedad. Londres: F. Pinter, 1987 . Gann, LH, y P. Duignan. Carga de
Empire; Una Evaluación del colonialismo occidental en África del Sur de la
Sáhara. Hoover Publicaciones institución. Nueva York: Praeger FA, 1967 .
Gibney, M. La edad de la Apología: Hacer frente al pasado. Philadelphia: University of Pennsylvania Press, 2008 . Gilley, B. “El desafío de la
creatividad del Tercer Mundo.” Tercer Mundo Trimestral 36, no. 8 ( 2015 ): 1405-1420. doi: 10.1080 / 01436597.2015.1044962 .

Gilley, B. “Chinua Achebe sobre los legados positivos del colonialismo”. Asuntos africanos 115, no. 461 ( 2016 ): 646-663. doi: 10.1093 /
afraf / adw030 .
Groner Krogstad, E. “La propiedad local como la gestión de la dependencia: Invitar al colonizador Volver”. diario
de la Intervención y del Estado 8, núms 2-3 ( 2014 ): 105-125. doi: 10.1080 / 17502977.2014.901030 .
Hammond, RJ Portugal y África, 1815-1910: Un estudio en antieconómico imperialismo. Stanford: Stanford
University Press, 1966 .
Hayward-Jones, J. Costosas inversiones de Australia en las Islas Salomón: Las lecciones de Ramsi. Canberra: Lowy
Instituto de Política Internacional, 2014 .
Hechter, M. “dominio extranjero y sus descontentos”. American Behavioral Scientist 53, no. 3 ( 2009 ): 289-310. doi: 10.1177 /
0002764209338794 .
Hechter, M. Regla extranjero. Cambridge: Cambridge University Press, 2013 . doi: 10.1017 / CBO9781107337084 . Herbst, JI Estados y
Energía en África: Lecciones comparativos en autoridad y control. Princeton, NJ:
Princeton University Press, 2000 .
Honke, “Las multinacionales J. y de Gobierno de Seguridad de la Comunidad: La participación, la disciplina y
El gobierno indirecto “. Diario de la intervención y del Estado 6, no. 1 ( 2012 ): 57-73. doi: 10.1080 / 175029
77.2012.655569 .
Hopkins, AG El futuro del pasado imperial. Cambridge: Cambridge University Press, 1997 . Houreld, K. “World Turns a cabo a Hail mujer
que lleva las esperanzas de un continente.” Los tiempos 29 ( 2006 ). Ignatieff, M. “Construcción de la Nación Lite.” New York Times Magazine 151,
no. 52193 ( 2002 ): 26. Igreja, V. “La decisión política del Frelimo través de la violencia y memoria en Postcolonial Mozambique.” diario

de Estudios del Sur de África 36, no. 4 ( 2010 ): 781-799. doi: 10.1080 / 03057070.2010.527636 .
Juan, AD, y JH Pierskalla. “La Política Comparada del colonialismo y su legado: una introducción”.
Política y Sociedad 45, no. 2 ( 2017 ): 159-172. doi: 10.1177 / 0032329217704434 .
Kaplan, R. “En defensa del Imperio.” El Atlántico ( 2014 ).
Lago, DA, y CJ Fariss. “¿Por qué se produce un error internacional de administración fiduciaria: La política de la autoridad externa en

Áreas de Limited estadidad “. Gobernancia 27, no. 4 ( 2014 ): 569-587. doi: 10.1111 / gove.2014.27.issue-4 .
dieciséis B. GILLEY

Lange, M., J. Mahoney, y M. vom Hau. “Colonialismo y Desarrollo: Un Análisis Comparativo


Las colonias de España y Gran Bretaña “. American Journal of Sociology 111, no. 5 ( 2006 ): 1412-1462. doi: 10.1086 / 499510 .

Lefebvre, C. “Hemos adaptado África: El colonialismo francés y la 'artificialidad' de las fronteras de África
en el período de entreguerras “. Revista de Geografía histórica 37, no. 2 ( 2011 ): 191-202. doi: 10.1016 / j. jhg.2010.11.004 .

Lemay-Hébert, N. “Construcción del Estado sin construcción de la nación? La legitimidad, Descomposición del Estado y los límites

del enfoque institucionalista “. Diario de la intervención y del Estado 3, no. 1 ( 2009 ): 21-45. doi: 10.1080 /
17502970802608159 .
Lemay-Hébert, N. “debates críticos sobre la construcción de la paz liberal.” Guerras civiles 15, no. 2 ( 2013 ): 242-252. doi: 10.1080 /
13698249.2013.817856 .
Levy, JT, e IM Young. El colonialismo y su legado. Lanham, MD: Lexington Books, 2011 . Liebhold, D. “Las empresas se preparan para
Retorno de Aduanas”. negocios asiático 33, no. 4 ( 1997 ): 12. Lopes, C. Guinea-Bissau: De lucha por la liberación de un estado
independiente. Londres: Zed Books, 1987 . Lumumba, P. Congo, mi país. Nueva York: Praeger, 1962 .

Luthi, Barbara, Francesca Falk, y Patricia Purtschert. “El colonialismo sin colonias: Examinar en blanco
Espacios en los estudios coloniales “. Las identidades nacionales 18, no. 1 ( 2016 ): 1-9. doi: 10,1080 / 14608944.2016.1 107178 .

Matanock, A. “acuerdos de delegación de Gobierno: soberanía compartida como un sustituto de Limited


Categoría de estado." Gobernancia 27, no. 4 ( 2014 ): 589-612. doi: 10.1111 / gove.2014.27.issue-4 .
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Mayblin, L. Asilo después de Empire: Colonial legados en la política de solicitantes de asilo. Nueva York: Roman &
Littlefield Internacional, 2017 .
Mendy, PK “Amilcar Cabral y la Liberación de Guinea - Bissau: Contexto, desafíos y lecciones para
Líderes Africanos eficaz “. Las identidades africanas 4, no. 1 ( 2006 ): 7-21.
Midgley, J., y D. Piachaud. Colonialismo y Bienestar Social: Política Social y el legado británico Imperial.
Cheltenham: Edward Elgar, 2011 . doi: 10.4337 / 9781849808491 .
Miers, S., y MA Klein. La esclavitud y la Regla colonial en África. Portland, Oregón: Frank Cass, 1999 . Miles, CMA Las cicatrices de la partición: Los

legados postcoloniales en Borderlands Francia y Gran Bretaña. Lincoln: Universidad


Prensa de Nebraska, 2014 .
Misevich, P. y K. Mann. La subida y la desaparición de la esclavitud y la trata de esclavos en el mundo atlántico.
Rochester, Nueva York: Universidad de Rochester Press, 2016 .

Mota, AT d. Guiné Portuguesa. 2 vols. Lisboa: Agencia Geral do Ultramar, 1954 . Msiska, M.-H. “Naciones imaginadas e imaginarias
Nigeria: la lucha de Chinua Achebe para un país.” diario
Investigación del Genocidio 16, no. 2-3 ( 2014 ): 401-419. doi: 10.1080 / 14623528.2014.936719 .
Murray, RW, y A. Hehir. “La intervención en el sistema multipolar en formación: ¿Por qué la R2P se perderá el
Momento unipolar “. Diario de la intervención y del Estado 6, no. 4 ( 2012 ): 387-406. doi: 10.1080 /
17502977.2012.714237 .
Okafor, FOE “El Paigc y el Desarrollo Económico de Guinea-Bissau: La ideología y la realidad.” los
Las economías en desarrollo 26, no. 2 ( 1988 ): 125-140. doi: 10.1111 / j.1746-1049.1988.tb00126.x .
Olsson, Ola. “Sobre el legado Democrática del Colonialismo.” Journal of Comparative Economics 37, no. 4 ( 2009 ): 534-551. doi: 10.1016
/ j.jce.2009.08.004 .
Plamenatz, J. En el dominio extranjero y Autonomía. Londres: Longmans, 1960 . Rabaka, R. La resistencia y la Descolonización,
Reinventar la teoría crítica. Lanham, MD: Rowman & Littlefield
Internacional, 2016 .
Ribi Forclaz, A. Imperialismo humanitario: La política de Activismo contra la Esclavitud, 1880-1940. Oxford: Oxford
University Press, 2015 . doi: 10.1093 / acprof: Oso / 9780198733034.001.0001 .
Richmond, OP, y J. francos. Las transiciones liberales Paz: entre la construcción del Estado y la consolidación de la paz.
Edimburgo: Edinburgh University Press, 2009 .
Riley, J. “El momento y el ritmo de las transiciones de salud en todo el mundo.” Población y Desarrollo
revisión 31, no. 4 ( 2005 ): 741-764. doi: 10.1111 / padr.2005.31.issue-4 .
Roberts, D. “entidades políticas híbridos y Pluralidades indígenas: lecciones avanzadas de la construcción del Estado de Camboya.”

Diario de la intervención y del Estado 2, no. 1 ( 2008 ): 63-86. doi: 10.1080 / 17502970701592298 .
Romer, P. “¿Por qué el mundo necesita Ciudad Modelo”. 2009 . https://www.ted.com/talks/paul_romer .
TERCER MUNDO TRIMESTRAL 17

Sagar, R. “Son Ciudad Modelo legítimo?” Diario de la filosofía política 24, no. 4 ( 2016 ): 509-529. doi: 10.1111 /
jopp.2016.24.issue-4 .
Schofer, E., y A. Hironaka. “Los efectos de la Sociedad Mundial sobre resultados de la protección ambiental”.
Fuerzas sociales 84, no. 1 ( 2005 ): 25-47. doi: 10.1353 / sof.2005.0127 .
Sebe, B. “De postcolonialismo a Cosmopolitan Construcción de la Nación? Británicos y franceses Héroes Imperial
en el vigésimo primer siglo de África “. El Diario de Imperial y de la Commonwealth Historia 42, no. 5 ( 2014 ): 936-968. doi: 10.1080 /
03086534.2014.959720 .
Stanley, T. “La historia es Nunca Blanco y Negro”. Hoy la historia 62, no. 12 ( 2012 ): 44. Stilwell, S. “La construcción colonial de energía: La
tradición, la legitimidad y de Gobierno en Kano, 1903-1963.”
El Diario de Imperial y de la Commonwealth Historia 39, no. 2 ( 2011 ): 195-225. doi: 10.1080 / 030865
34.2011.568760 .
Tully, JA Francia en el Mekong: Una historia del Protectorado en Camboya, 1863-1953. Lanham, MD:
University Press of America, 2002 .
Van Reybrouck, D. Congo: La historia épica de un pueblo. Nueva York: Ecco, 2014 . Walker, JH Poder y destreza: Los orígenes de
Brooke Reinado en Sarawak. Honolulu: Universidad de
Hawai Press, 2002 .
Whalan, J. Cómo Paz Trabajo Operaciones: poder, la legitimidad y eficacia. Nueva York: Oxford University
Prensa, 2014 .
Williams, A. “La Postcolonial Flâneur y otros compañeros de viaje: conceptos para una narrativa de
Redención." Tercer Mundo Trimestral 18, no. 5 ( 1997 ): 821-842. doi: 10.1080 / 01436599714614 .
Descargado por [Universidad Estatal de Portland] a las 10:29 02 de octubre de 2017

Wolfers, M. “Líder de África Occidental busca conversaciones con Portugal.” Los tiempos, 26 de de octubre de 1971: 7. Banco Mundial. Asociación para el

Desarrollo de Capacidades en África. Washington, DC: Banco Mundial, Oficina del Vice
Presidente, Región de África, 1996 .
Wu, T.-M. “Una nueva evaluación de la gestión de los holandeses de Taiwan”. Taiwan Economic Review 44, no. 3 ( 2016 ): 379-412.

Young, C. El Estado colonial de África en perspectiva comparada. New Haven, CT: Yale University Press,
1994 .
Young, C. “La herencia del Colonialismo.” En África en la política mundial: La construcción política y económica
Orden, editado por JW Harbeson y DS Rothchild, 9-26. Boulder, CO: Westview Press, 2016 .
YPI, LEA “¿Qué está mal con el colonialismo.” Asuntos Filosofía y Públicas 41, no. 2 ( 2013 ): 158-191. doi: 10.1111 /
papa.2013.41.issue-2 .