Vous êtes sur la page 1sur 3

REGLAMENTO DE TARJETA VIRTUAL E– PREPAGO

Julio 01 de 2015
BANCOLOMBIA S.A., establecimiento bancario con domicilio principal en Medellín, quien en adelante se denominará EL
BANCO pone a disposición de EL CLIENTE el producto DE TARJETA VIRTUAL E – PREPAGO que se regirá por las cláusulas
que se contienen en el presente reglamento y en lo no previsto en ellas, por las normas sobre contratos comerciales vigentes en
Colombia:

PRIMERA. EL BANCO podrá habilitar a EL CLIENTE el uso de una Tarjeta Prepago, que podrá ser utilizada por EL CLIENTE
para la adquisición de bienes y servicios, en adelante LAS COMPRAS, única y exclusivamente a través de Internet, en los sitios
Web de los establecimientos de comercio adscritos a los sistemas de Tarjeta patrocinados por EL BANCO o donde éste se
encuentre afiliado y en ningún caso podrá ser utilizada para el pago de importaciones de bienes, dentro del marco normativo
previsto en el capítulo 3 de la Circular Reglamentaria DCIN 83 del Banco de la República y las modalidades de importación
previstas en el régimen aduanero Colombiano. Dicha Tarjeta Prepago sólo podrá ser cargada por EL CLIENTE mediante la
transferencia o débito de su Cuenta Corriente o de Ahorros BANCOLOMBIA. Para ello, EL CLIENTE podrá abonar o cargar,
dentro de los límites establecidos por EL BANCO y previamente informados a EL CLIENTE a través de los canales y medios
que sean definidos para tal fin, un saldo que quedará a disposición de EL CLIENTE para su utilización únicamente a través de
la Tarjeta Prepago. Para perfeccionar LAS COMPRAS, EL CLIENTE dispondrá solamente de la suma de dinero que haya
cargado previamente en la Tarjeta Prepago. EL CLIENTE deberá tener disponibles en Tarjeta Prepago los fondos suficientes
para efectuar LAS COMPRAS. En el evento en que la misma carezca de fondos, EL BANCO no dará autorización para el
perfeccionamiento de LAS COMPRAS.

SEGUNDA. EL CLIENTE, por medio del número de su Tarjeta Prepago, que para el efecto le ha asignado EL BANCO, podrá
identificarse en Internet frente a cualquiera de los Web Site que habilite EL BANCO o sistemas a los cuales pertenezca y utilizar
la suma de dinero que previamente ha abonado o cargado a su Tarjeta Prepago. EL BANCO no emitirá un plástico físico sino
que suministrará a EL CLIENTE el número de su Tarjeta Prepago, que le servirá para los propósitos antes indicados. La
utilización conllevará una orden irrevocable que autorizará a EL BANCO a pagar a los terceros los bienes o servicios adquiridos
con la Tarjeta Prepago. Así mismo, EL CLIENTE podrá identificarse frente a la Sucursal Virtual de EL BANCO con su Número
de Identificación Personal (N.I.P.) y segunda clave y ejecutar, si estuviere habilitado para ello, cualquiera de las siguientes
operaciones y/o transacciones: a. Consultar el Número de su Tarjeta Prepago y su fecha de vencimiento. b. Consultar el Código
de Seguridad de su Tarjeta Prepago. c. Consultar el saldo disponible y movimiento de su Tarjeta Prepago, d. Abonar o cargar,
mediante el débito o la afectación de su Cuenta Corriente o de Ahorros BANCOLOMBIA, el monto de dinero que desee tener
disponible para la utilización de su Tarjeta Prepago.

TERCERA. Teniendo en cuenta que la Tarjeta Prepago no es una apertura de cupo de crédito rotativo, EL CLIENTE no tiene la
posibilidad de diferir LAS COMPRAS a diferentes plazos como lo podría hacer con una tarjeta de crédito tradicional. CUARTA.
En el evento de que LAS COMPRAS sean efectuadas en establecimientos de comercio del exterior y por lo tanto en moneda
extranjera, EL CLIENTE autoriza expresamente a EL BANCO a realizar su conversión a dólares de los Estados Unidos de
América y a ajustar, si es del caso, los centavos de dólar al número entero más próximo. Así mismo, autoriza a EL BANCO para
convertir el valor resultante en dólares a moneda legal colombiana, a la tasa de cambio que rija al momento de su utilización
través de la compra y venta de divisas, con el propósito de cumplir el pago de la operación de cambio realizada por EL
CLIENTE. Para el efecto EL CLIENTE, mediante el presente reglamento, otorga a EL BANCO expresamente poder amplio,
especial y suficiente para adquirir las divisas correspondientes o venderle las necesarias para efectuar el giro de los recursos al
exterior. En el evento que se requiera algún documento, EL CLIENTE se obliga a entregarlo, sin perjuicio de que EL BANCO
pueda realizar las operaciones conexas necesarias para realizar la operación.
CUARTA. En el evento de que LAS COMPRAS sean efectuadas en establecimientos de comercio del exterior y por lo tanto en
moneda extranjera, EL CLIENTE autoriza expresamente a EL BANCO a realizar su conversión a dólares de los Estados Unidos
de América y a ajustar, si es del caso, los centavos de dólar al número entero más próximo. Así mismo, autoriza a EL BANCO
para convertir el valor resultante en dólares a moneda legal colombiana, a la tasa de cambio que rija al momento de su
utilización través de la compra y venta de divisas, con el propósito de cumplir el pago de la operación de cambio realizada por
EL CLIENTE. Para el efecto EL CLIENTE, mediante el presente reglamento, otorga a EL BANCO expresamente poder amplio,
especial y suficiente para adquirir las divisas correspondientes o venderle las necesarias para efectuar el giro de los recursos al
exterior. En el evento que se requiera algún documento, EL CLIENTE se obliga a entregarlo, sin perjuicio de que EL BANCO
pueda realizar las operaciones conexas necesarias para realizar la operación.

QUINTA. A través de la Tarjeta Prepago está permitido al CLIENTE realizar compras a establecimientos de comercio del
exterior y por lo tanto en moneda extranjera. En tal sentido dichas operaciones corresponden y se presumen como operaciones
de cambio del mercado libre, para lo cual EL CLIENTE, mediante el presente reglamento, otorga a EL BANCO poder amplio,
especial y suficiente, para diligenciar y firmar en su nombre la “Declaración de Cambio por Servicios, Transferencias y Otros
Conceptos” (Formulario N. 5). PARÁGRAFO. La Tarjeta Prepago no deberá ser utilizada por EL CLIENTE para pagar
importaciones de bienes, así éstos ingresen al país por tráfico postal y/o envío urgente u otra modalidad aduanera inherente a
la importación de bienes, so pena de las sanciones legales que puedan recaer en cabeza de EL CLIENTE ante la inobservancia
de lo aquí expuesto y no será responsabilidad de EL BANCO que EL CLIENTE omita la prohibición mencionada o que realice
importaciones de bienes a través de la Tarjeta Prepago, siendo EL CLIENTE el único responsable frente al incumplimiento del
régimen cambiario y las sanciones a que haya lugar.

SEXTA. En desarrollo del presente reglamento EL CLIENTE se obliga a suministrar a EL BANCO toda la información requerida
y a efectuar las modificaciones a la información enviada cuando ésta presente inconsistencias, dentro del plazo que EL BANCO
le indique.

SÉPTIMA. Una vez asignado el número de la Tarjeta Prepago, EL CLIENTE reconocerá a EL BANCO como remuneración por
el servicio prestado, las tarifas que tenga definidas EL BANCO, autorizándolo a debitar de su cuenta corriente o cuenta de
ahorros los valores adeudados a EL BANCO. Las tarifas podrán ser modificadas por EL BANCO en cualquier momento, de lo
cual dará aviso a EL CLIENTE a través de la página web y en otro medio y/o canal, de acuerdo con la Ley. Si anunciado el
cambio en la tarifa EL CLIENTE no se presenta a cancelar el producto o continúa haciendo compras mediante el instrumento,
se entenderá que acepta incondicionalmente el valor de la misma. También estarán a cargo de EL CLIENTE los gastos,
impuestos o contribuciones que se causen en desarrollo del servicio prestado por EL BANCO.

OCTAVA. El producto regulado por el presente reglamento tendrá duración de un (1) año, renovable automáticamente, contado
a partir de la fecha de aprobación del producto a EL CLIENTE. Cualquiera de las partes podrá darlo por terminado en cualquier
tiempo y sin que medie justa causa, avisando a la otra mediante escrito dirigido con no menos de un (1) mes de anticipación a
la fecha efectiva de terminación.
NOVENA. EL CLIENTE reconoce, como medio válido de prueba de las transacciones que efectuó, entre otros, los registros que
se originen bajo el número de identificación personal y/o número de su Tarjeta Prepago y de las transacciones por LAS
COMPRAS realizadas en moneda extranjera los comprobantes electrónicos que envía el banco corresponsal que efectuó el
pago.
DÉCIMA. A los propósitos del sistema EL BANCO ha expedido y entregado a EL CLIENTE el número de la Tarjeta Prepago,
que EL CLIENTE se obliga a abstenerse de utilizar cuando así le sea solicitado por EL BANCO; Número que sirve para utilizar
la suma de dinero que EL CLIENTE ha abonado previamente en su Tarjeta Prepago, y que deberá indicar, cada vez que realice
una operación con cargo al sistema. El Número de la Tarjeta Prepago es personal e intransferible y EL CLIENTE es
responsable de mantenerlo bajo reserva. En caso de que el Número de la Tarjeta Prepago quede en poder de terceras
personas, EL CLIENTE deberá notificarlo así a EL BANCO por escrito, tan pronto como ocurra, adjuntando los documentos,
denuncias, etc., para los fines pertinentes. En estos casos quedará a juicio de EL BANCO expedirle a EL CLIENTE un nuevo
Número de Tarjeta Prepago o dar por terminado el servicio regulado en el presente reglamento. La utilización del Número de
Tarjeta Prepago y las operaciones que se deriven del uso de la misma por EL CLIENTE, o por terceros, correrán bajo su
responsabilidad, ya sea ante EL BANCO o terceros. EL CLIENTE se obliga a custodiar el Número de la Tarjeta Prepago con el
debido cuidado, haciéndose responsable de cualquier uso indebido que, a causa de su descuido, se hiciere del mismo.
Igualmente, se hace responsable ante EL BANCO de todo perjuicio que se le cause y de reembolsarle todo pago que éste se
viere obligado a hacer cuando, por no haber guardado secretamente el Número de su Tarjeta Prepago, ésta fuere
indebidamente utilizada por terceros. Es entendido que EL BANCO podrá bloquear la Tarjeta Prepago por uso indebido o por
medida de seguridad para él o para el mismo tarjetahabiente, sin que haya lugar a indemnización alguna.

DÉCIMA PRIMERA. EL BANCO no asume responsabilidad en caso de que cualquier proveedor adscrito a los sistemas que
permiten su uso (establecimientos de comercio) se rehúse a realizar transacciones con la Tarjeta Prepago. Igualmente EL
BANCO queda absolutamente desligado del negocio celebrado entre EL CLIENTE y el proveedor de los bienes en cuanto se
refiere a la calidad, cantidad, o cualesquiera otros aspectos de la mercancía o servicios que se obtengan mediante el uso de la
Tarjeta Prepago, y por consiguiente EL BANCO no asume responsabilidad en tales eventos.

DÉCIMA SEGUNDA. Los saldos cargados en la Tarjeta Prepago podrán ser reintegrados a la cuenta corriente bancaria o de
ahorros que EL CLIENTE mantenga en EL BANCO, en la oportunidad que aquel lo solicite.
DÉCIMA TERCERA. La Tarjeta Prepago tendrá una vigencia máxima de un (1) año, vencido el cual EL BANCO dejará a
disposición de EL CLIENTE los saldos no utilizados.
DÉCIMA CUARTA. EL BANCO podrá ofrecer a EL CLIENTE servicios adicionales o complementarios a los anteriormente
descritos para la Tarjeta Prepago. Si dichos servicios no son prestados directamente por EL BANCO, EL CLIENTE atenderá los
términos y condiciones establecidos por cada tercero para la prestación del respectivo servicio, los cuales se pondrán a
disposición del cliente.

DÉCIMA QUINTA. EL BANCO podrá cancelar, limitar, adicionar o modificar los términos y condiciones de este contrato, lo
mismo que las condiciones y privilegios de uso de la Tarjeta Prepago, de lo cual dará aviso a EL CLIENTE a través de la página
web y en otro medio y/o canal, de acuerdo con la Ley. Si anunciada la tarifa EL CLIENTE no se presenta a cancelar el producto
o continúa en la ejecución del mismo, se entenderá que acepta incondicionalmente el valor de la misma.

DÉCIMA SEXTA. En cuanto a lo no expresado en estas condiciones, se estará a lo prescrito en el Reglamento de Uso de
Tarjeta y Número de Identificación Personal N.I.P. para Servicios Electrónicos e instrumentación de obligaciones en los pagarés
que se trata en el Convenio Único de Vinculación.