Vous êtes sur la page 1sur 9

DOI: 10.1002 / ijgo.

12407

FI GO GU I DE LI NE S

FIGO directrices de consenso sobre los trastornos del espectro placenta accreta:
Epidemiología •• ★

Eric Jauniaux 1, * | Frederic Chantraine 2 | Robert M. Silver 3 | Jens Langhoff-Roos 4 | para los FIGO placenta
accreta Diagnóstico y Panel de Consenso de Expertos de Gestión una

1 EGA Instituto para la Salud de la Mujer, Facultad de Ciencias de la Salud de la Población, University College de Londres, Londres, Reino Unido

2 Departamento de Obstetricia y Ginecología, CHR Citadelle, Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica

3 Universidad de la Escuela de Medicina de Utah, Salt Lake City, UT, EE.UU.

4 Departamento de Obstetricia, Rigshospitalet, Universidad de Copenhague, Copenhague, Dinamarca

* Correspondencia
Eric Jauniaux, Instituto EGA para la Salud de la Mujer, Facultad de Ciencias de la Salud de la Población, University College de Londres, Londres, Reino Unido. E-mail: e.jauniaux@ucl.ac.uk


Desarrollado por el Comité de maternidad segura y salud del recién nacido FIGO; coordinado por Eric Jauniaux, desarrollador principal y autor correspondiente.

★ Las opiniones expresadas en este documento reflejan la opinión de los individuos y no necesariamente las de las instituciones que representan.

una miembros de la FIGO placenta accreta Diagnóstico y Panel de Consenso de Expertos de Gestión se enumeran al final del artículo.

1 | INTRODUCCIÓN a través de la serosa uterina. 2,3 Placenta increta y percreta se denominan placenta como

anormalmente invasivo a menudo. placentación más invasiva no es debido a una invasión

Placenta accreta fue descrito por primera vez hace casi 80 años como una condición adicional de trofoblasto extravelloso en la pared uterina, pero probablemente surge de un defecto

clinicopathological en la que la placenta falla para separar parcial o totalmente de la pared cicatriz extendida que permite el desarrollo de vellosidades coriónicas profundamente dentro de la

uterina. 1 Se han propuesto varios conceptos para explicar por qué y cómo se produce. En pared uterina, incluyendo dentro de su circulación periférica. 4 El notable aumento de la incidencia

el pasado, se pensaba que un defecto primario de la función biológica del trofoblasto de la placentación anormal adherente e invasivo en mujeres con un parto por cesárea previa es

conduciría a la invasión excesiva del miometrio por tejido placentario más allá de la zona compatible con este último concepto. 3

de unión decidual-miometrial fisiológica. 2,3 La hipótesis predominante actual es que un

defecto de la interfaz de endometrio-miometrial, típicamente en el sitio de una El reto al escribir este capítulo sobre la epidemiología de la placentación ácreta fue la
histerotomía anterior, conduce a un fallo de decidualization normal en la zona uterina definición de la condición heterogénea. Casi la mitad de los estudios de cohortes publicados
correspondiente. Esto permite la infiltración del tejido trofoblástico extravelloso y velloso durante las últimas tres décadas no proporcionan evidencia de correlación entre las señales
para desarrollar profundamente dentro del miometrio, incluyendo su circulación, y para de ultrasonidos prenatales, los síntomas clínicos y los hallazgos patológicos detallados en el
llegar a veces los órganos pélvicos circundantes. 3 Los cambios celulares en el trofoblasto parto. 5 Además, la reciente inclusión de ambas formas adherentes y invasivos de placentación
observados en la placentación ácreta son probablemente secundaria al ambiente accreta en una categoría arcaico es decir, “mórbidamente adherente” hace que la
biológico del miometrio inusual en el que se desarrolla, y no a un defecto primario de la interpretación de los datos clínicos más difícil. Esto podría explicar la gran variabilidad en la
biología trofoblasto que conduce a la invasión excesiva del miometrio. 2,3 prevalencia de los diferentes grados de placentación ácreta, en la exactitud del diagnóstico

prenatal, y en diferencias en los resultados, así como por qué las tasas de detección

prenatales siguen siendo bajos en estudios recientes de la población. 6-8 Para facilitar la

discusión, utilizamos placenta trastornos del espectro accreta (PAS) para incluir ambos

Dependiendo de la profundidad de la invasión del trofoblasto en el miometrio, tres trastornos placentarios adherentes e invasoras.

subtipos se han diferenciado por patólogos: (1) placenta superficial accreta (también

llamado placenta creta, vera, o adherenta), donde las vellosidades se conectan

directamente a la superficie del miometrio sin invadir eso; (2) placenta increta, donde las hemorragia obstétrica masiva es uno de los más graves morbilidades de parto y

vellosidades penetre profundamente en el miometrio hasta la capa externa; y (3) una de las causas más importantes y potencialmente evitables de muerte materna.

placenta percreta, donde los tramos de tejidos vellosos invasivos y penetra tejido de la placenta retenida y atonía uterina secundaria sigue siendo una de las

causas más comunes de

Int J Gynecol Obstet 2018; 140: 265-273 wileyonlinelibrary.com/journal/ijgo © 2018 Federación Internacional de  | 265
Ginecología y Obstetricia
266 |     J auniaux Et al.

hemorragia masiva obstétrica a nivel mundial, y la hemorragia postparto en particular. 9 Cualquier


2.1 | cicatriz de una cesárea
intento de eliminar manualmente un trastorno PAS normalmente provoca sangrado abundante y

se asocia con una alta morbilidad y mortalidad materna. 10 Los síntomas clínicos de trastornos-en El aumento de la prevalencia de los trastornos de PAS se ha vinculado directamente con el aumento

Pas en particular en los casos de una placenta-puede parcialmente adherente ser muy similares de las tasas de parto por cesárea en la mayoría de países de medianos y altos ingresos, y es apoyado

por fuertes datos epidemiológicos. 6,8,15-26


a los de la retención de la placenta, y algunos autores han amalgamado las dos condiciones

juntas. 11 Sin embargo, una placenta retenida, que es simplemente atrapado en el útero después Actualmente no hay datos epidemiológicos sobre la prevalencia de los trastornos del PAS en los

del parto debido a la constricción del cuello uterino, no debe ser incluido en la categoría de países de bajos ingresos.

trastornos de PAS; ni debe casos en los que una placenta retenida se elimina fácilmente dentro En su estudio original publicado en 1937, Irving y Hertig 1 estima la incidencia de

de los 30 minutos después del nacimiento. Esto sugiere que la prevalencia de los trastornos de placenta adherida a ser de 1 en 30 000 partos en los EE.UU.. Su estudio de cohorte de 18

PAS y en particular de la placentación ácreta invasiva es probable que sea menor que el casos incluía sólo una mujer con una cesárea previa. Por el contrario, un estudio de casos y

reportado por muchos estudios clínicos previos. controles publicado en 2005, incluyendo 111 casos de trastornos PAS identificados mediante

criterios clínicos fuertes o examen histopatológico, encontró que la incidencia de trastornos

de PAS sea 1 en 533 nacimientos. 15 Esta incidencia corresponde con un 8- veces y un

En muchas condiciones médicas, los hallazgos histopatológicos son esenciales y, a menudo aumento de 5 veces en comparación con los años 1970 y 1980, respectivamente, y está

proporcionan un método de referencia para la definición de la condición. Sin embargo, las fibras vinculada con las tasas de parto por cesárea en los EE.UU. aumento de 12,5% en 1982 a

del miometrio a veces se pueden encontrar en la placa basal de placentas normales, 12 la decidua 23,5% en 2002.

no es una capa continua y se hace más delgada a medida que avanza la gestación, 3 y en muchos

casos de placenta percreta el daño extendido a la pared uterina, sin decidual y el tejido miometrial El aumento en las tasas de parto por cesárea en Europa se produjo alrededor de una década

a la izquierda en el sitio de la placentación, hace imposible el examen histopatológico. 3 Esto deja a más tarde que en los EE.UU. (Tabla 2). Un estudio de cohorte institucional irlandesa de 157 162

la descripción clínica como los criterios más importantes para la definición y la estratificación de mujeres multíparas entregados durante un período de 36 años encontró que las tasas de parto por

los trastornos del PAS (Tabla 1). En el presente capítulo, se revisa la evidencia epidemiológica cesárea aumentó de 4,1% en 1975 a 20,7% en 2010, y que la incidencia de los trastornos PAS

disponible sobre los trastornos del PAS y discutir su etiopatogenia. aumentó de 1,65 por cada 1000 mujeres a 2,37 por 1000 mujeres con parto por cesárea previa

entre 2003 y 2010 (OR 2,2, IC 95% 1.5 a 5.1). 20 Un estudio de cohorte italiana de casos de

trastornos PAS diagnosticados al nacer más de cuatro décadas encontró que la incidencia

aumentó de 0,12% durante los años 1970 al 0,31% durante la década de 2000. 18 Durante el mismo

período, las tasas de parto por cesárea aumentaron de 17% a 64%. cesárea previa fue el único

2 | SCAR uterino y placentación factor de riesgo, mostrando un aumento concomitante significativa. Un estudio reciente de Hong

ácreta Kong encontró que la prevalencia de los trastornos del PAS aumentó de 0,17 por cada 1.000

nacimientos en el período 1999-2003 a 0,79 por cada 1000 nacimientos en el período 2009-2013. 24

Teóricamente, cualquier anomalía uterina primaria o daño secundario a la estructura de la pared Ninguno de los estudios anteriores proporcionan datos sobre la profundidad de la invasión

uterina puede conducir a trastornos de PAS, incluyendo las formas invasivas. 2,3,13 trastornos del placentaria. Además, la tasa de trastornos PAS aumentó en las mujeres con cesáreas anteriores y

PAS se han reportado en mujeres primíparas sin trastornos uterinos obvias. 13 Sin embargo, estos los que tienen un útero sin cicatrices, 24 lo que sugiere que los autores
casos son extremadamente raros y antecedentes quirúrgicos pasado, en particular con respecto

a la interrupción del embarazo, no siempre es exacta. 14

TABLA 1 Un sistema de clasificación clínica para evaluar y clasificar la adherencia de la placenta o la invasión en el parto. una

Definición de grado

1 En la cesárea o vaginal: separación de la placenta completa en la tercera etapa. la adhesión normal de la placenta 2

(A) por cesárea / laparotomía: No se ve el tejido placentario invadir a través de la superficie del útero. La separación incompleta con uterotónicos y
la tracción del cordón suave, y la extracción manual de placenta requerido para el tejido y partes de placenta restante cree que son anormalmente adherente

(B) El parto vaginal: La extracción manual de la placenta requiere y partes de la placenta piensa que es anormalmente adherente 3

(A) por cesárea / laparotomía: No se ve el tejido placentario invadir a través de la superficie del útero. No hay separación con uterotónicos y suave
la tracción del cordón con la extracción manual de placenta requiere y todo el lecho placentario pensado para ser anormalmente adherente

(B) El parto vaginal: La extracción manual de la placenta requiere y todo el lecho placentario piensa que es anormalmente adherente 4

Cesárea / laparotomía: tejido placentario visto haber invadido a través de la serosa del útero pero un plano quirúrgico claro puede ser identificada entre la vejiga y el útero para
permitir la reflexión no traumática de la vejiga urinaria en la cirugía

5 Cesárea / laparotomía: tejido placentario visto haber invadido a través de la serosa del útero y un plano quirúrgico clara no puede ser identificado entre la vejiga y el útero para permitir
la reflexión no traumática de la vejiga urinaria en la cirugía

6 Cesárea / laparotomía: tejido placentario visto a han invadido a través de la serosa del útero y la infiltración de la parametrio o cualquier órgano distinto de la vejiga urinaria

una Modificado de Collins et al. 71


J auniaux Et al.     | 267

TABLA 2 Los cambios en la tasa de parto por cesárea y el espectro de placenta adherida (PAS) prevalencia de los trastornos en el tiempo.

País de origen tasa de parto por cesárea tasa de parto por cesárea trastornos PAS tiempo (años) trastornos PAS período B

Autor Tipo de estudio tiempo (años) período B (años) (años)

Wu et al. 15 Emparejado estudio de Estados Unidos 12,5% (1982) 23,5% (2002) 0,38 por cada 1000 1,88 por cada 1000 nacimientos

(2005) una casos y controles nacimientos (1982) (2002)

Higgins et al. 20 estudio de cohorte Irlanda 4,1% (1975) 20,7% (2010) 1,65 por cada 1000 nacimientos después de 2,37 por cada 1000 nacimientos

(2013) segundo una cesárea previa (2003) después de una cesárea previa

(2010)

Morlando et al. 18 ( 2013)estudio de cohorte Italia 17% (1970) 64% (2000) 1,20 por cada 1000 nacimientos después de 3,11 por cada 1000 nacimientos
do
una cesárea previa (1976-1978) después anteriores cesárea (2000)

Cheng y Lee 24 ( 2015) estudio de cohorte Hong Kong 19,5% (1999-2003) 27,1% (2009-2013) 0,17 por cada 1000 nacimientos después de 0,79 por cada 1000 nacimientos
re
una cesárea previa (1999-2003) después de una cesárea previa

(2009-2013)

una La prevalencia total 0,19% (121 casos de trastornos de PAS de 64 359 entregas durante el período de estudio).
segundo La prevalencia total 0,01% (36 casos de trastornos PAS de 275 121 entregas durante el período de estudio).
do La prevalencia total 0,16% (50 casos de trastornos de PAS de los 30 491 entregas durante el período de estudio).

re La prevalencia total 0,05% (39 casos de trastornos PAS de 81 497 entregas durante el período de estudio).

incluido casos de placenta anormalmente adherentes e invasivos, así como casos de difícil las mujeres que se sometieron a una cesárea eran 2,13 veces más propensos a tener trastornos del

eliminación de una placenta retenida en sus datos. PAS (IC del 95%: 1,98 a 2,29).

El obstétrica Estudio de Vigilancia de Nordic (NOSS) usando los informes clínicos directos

validados por los registros nacionales encontró que la tasa de trastornos de PAS en el parto por
2.2 | Otras etiologías de la placentación ácreta
cesárea o laparotomía fue de 3,4 por cada 10 000 entregas. Cuando se incluyeron los partos

vaginales de difícil extracción de la placenta y la sangre de transfusión la tasa fue de 4,6 por cada 10 trastornos PAS no son exclusivamente consecuencia de parto por cesárea. 29 Procedimientos
000 entregas. 8,27
que causan menos daño quirúrgico para la integridad del revestimiento del útero, tales como

Un metaanálisis reciente de cinco cohortes y 11 estudios de casos y controles informó un legrado uterino, entrega manual de la placenta, endometritis posparto y, más recientemente,

resumen o de 1,96 (95% CI 1,41 a 2,74) para los trastornos de PAS después de un parto por la cirugía histeroscópica, la ablación endometrial, y la embolización de la arteria uterina han

cesárea. 26 Los datos correspondientes no se estratificaron para el número de partos por cesárea
sido asociados con trastornos de la PAS en subsiguiente embarazos. 2,3,12

anteriores. Cuando se estratificó por el número de partos por cesárea anteriores, las RUP para

los trastornos de PAS en un embarazo posterior aumentaron de 8,6 (IC 95% 3,5 a 21,1) Desarrollo de los trastornos de PAS también ha sido reportado en mujeres sin cirugía

después de una cesárea previa a 17,4 (IC 95% 9,0 a 31,4) después de dos cesáreas anteriores, uterina previa, pero con patología uterina como el útero bicorne, adenomiosis, fibroides

y a 55,9 (IC 95% 25,0-110,3) después de tres o más cesáreas anteriores. 8,9,15 Un estudio submucosos, y la distrofia miotónica (Tabla 3). Estos casos raros sugieren que el implante de

multicéntrico de 30 132 mujeres que se sometieron a cesárea electiva (sin el trabajo previo) en tejido velloso intramiometrial no siempre es secundaria a la cirugía uterina importante y puede

19 hospitales universitarios en los EE.UU. entre 1999 y 2002 encontró que 143 tenían trastornos explicar los casos esporádicos de trastornos PAS observados antes del siglo 20. La prevalencia

del PAS y que el riesgo aumentó de 0,24% después de una cesárea antes de la de estas enfermedades uterinas en la población en general, en los fibromas y adenomiosis

particulares, y la falta de evidencia clara de su asociación con la placentación invasivo sugieren

que probablemente no son un importante factor de riesgo para los trastornos del PAS. trastornos

6,74% después de seis o más cesáreas anteriores. dieciséis del PAS se ha informado de forma excepcional en las mujeres con embarazos anteriores y no

Un modelo de análisis de decisiones construido usando los datos sobre las tendencias hay patologías uterinas obvias 13 pero la etiología en estos casos es imposible de evaluar. En

del orden nacional de parto después de una cesárea en los EE.UU. entre 1995 y 2005 estimó general, con el rápido aumento de las tasas de parto por cesárea en todo el mundo, la mayoría

que si el número de cesáreas primaria y secundaria sigue en aumento, en 2020 la tasa de de estos otros factores de riesgo ahora son responsables de una proporción relativamente

parto por cesárea será pequeña de los trastornos del PAS.

56,2% y que, como consecuencia, habrá un 6236 casos adicionales de placenta previa, 4504

casos de trastorno de PAS, y 130 muertes maternas al año. 28 El estudio también calcula que el

aumento de estas complicaciones, la zaga del aumento de los partos por cesárea por alrededor de El estudio de vigilancia obstétrica nórdica, que investigó graves complicaciones

6 años. modelos de regresión de Poisson se utilizaron recientemente para evaluar la incidencia obstétricas entre 2009 y 2012, 8 encontró que la edad materna mayor de 35 años aumenta

relativa de morbilidad entre repetición frente a los pacientes de parto por cesárea primaria en el las probabilidades de trastornos por PAS

2000-2011 EE.UU. nacional de pacientes internos conjunto de datos de muestra. 23 En general, el 4,5 (riesgo absoluto: 7,5 por 10 000), lo que confirma los resultados de un estudio de cohorte de casos y

estudio encontró que la tasa no ajustada de trastornos PAS aumentó en un 30,8% entre las controles anterior 15 y el estudio de cohorte retrospectivo. 21 Esta asociación es más probable debido a

mujeres con un parto por cesárea de repetición. En comparación con las mujeres con un parto por factores de confusión como la multiparidad, el riesgo de placenta previa, y los riesgos de la cirugía

cesárea primaria, uterina previa en lugar de la propia edad materna avanzada.


268 |     J auniaux Et al.

TABLA 3 patologías uterinas primarios y secundarios reportados a estar asociados con y de útero legrados por aborto involuntario. 34 fibras del miometrio también se han observado en la
trastornos del espectro placenta adherida (PAS). una
placa basal en la placenta de las entregas anteriores en las mujeres que presentan trastornos de

PAS y mayores cantidades de fibras del miometrio en una placenta entregado se han asociado
Clasificación Tipo de patologías uterinas
con el desarrollo de trastornos de PAS en un embarazo posterior. 35 Un pequeño estudio de casos
cicatriz quirúrgica directa El parto por cesárea la interrupción quirúrgica
y controles de 25 casos de trastornos PAS encontrado que el 76% tenían fibras miometriales
del embarazo dilatación y curetaje La
unidos a la placa basal placentaria comparación con el 41% de los controles (OR 4,8, IC 95% 1,8
miomectomía la resección endometrial
a 13,0). 36 En general, el trauma en el miometrio y la superficie del endometrio es a menudo
síndrome de Asherman
limitada en un procedimiento de legrado y no debe estar asociado con la ausencia de

reepitelización de la zona de la cicatriz por las células endometriales en comparación con las

cicatrices más grandes y profundas resultantes de parto por cesárea . Por lo tanto, este pequeño

cicatriz no quirúrgico Manual de procedimientos de FIV trauma a la pared uterina es menos probable que conduzca al desarrollo de placentación invasiva

embolización de la arteria uterina extendido, tal como precreta placenta.

quimioterapia y la radiación dispositivo

intra uterino endometritis extracción de la

placenta accreta Anterior

3 | La placenta previa ácreta Y EMBARAZO cicatriz de


una cesárea
anomalías uterinas La adenomiosis del útero

bicorne submucosa
El factor de riesgo más importante, reportado en aproximadamente la mitad de todos los casos de
fibromas La distrofia
trastornos del PAS, es la placenta previa. 8 El riesgo de placenta previa aumenta con un mayor número

miotónica de partos por cesárea anteriores. 15,16,26-28,37-44 En general, después de una sola cesárea, hay un

una Fuente: Irving y Hertig, 1 Jauniaux y Jurkovič, 2 Jauniaux et al., 3 ParraHerran y Djordjevic, 4 Jauniaux aumento del 50% en el riesgo de placenta previa, y después de dos cesáreas hay un aumento de dos
E, et al., 14 Wu et al. 15
veces en el riesgo en comparación con las mujeres con antecedentes de dos partos vaginales. 38 El

riesgo de placenta previa en los EE.UU. es 40% superior en los embarazos de gemelos y los

El NOSS también encontró una OR de 3,1 para los trastornos de PAS (riesgo absoluto: aumentos por edad y paridad en tanto Singleton y embarazos de gemelos. 39 Un estudio de cohorte

8.2 por 10 000) en embarazos resultantes de la fertilización in- vitro (FIV). 8 retrospectivo de 399 674 mujeres que dieron a luz a un primer y segundo bebé Singleton entre 2000 y

El estudio de casos y controles nacional del Reino Unido mediante el sistema de vigilancia obstétrica Reino 2009 en Inglaterra encontró un OR de la placenta previa después de un parto por cesárea de 1,60 en

Unido (UKOSS) encontró una OR ajustada (ORa) para los trastornos del PAS de 32,1 (IC del 95%: 2,0 a 509) comparación con el parto vaginal (IC del 95%: 1,44 a 1,76). 40 Su metanálisis de 37 estudios

para los embarazos de fecundación in vitro. 17 Estos datos fueron confirmados por un estudio de casos y publicados anteriormente de 21 países mostró un efecto aleatorio agrupado general OR de 2,20 (IC

controles reciente de 1571 embarazos resultantes de la FIV inyección y / o intracitoplasmática de del 95% 1,96 a 2,46) y una placenta previa adicional en el siguiente embarazo para 259 partos por

espermatozoides con ovocitos autólogas o donantes, sometidos a transferencia frescos o crioconservados cesárea en el primer parto. 40

(CET). 30 El análisis multivariado indicó una asociación entre CET y trastornos PAS (ORa

3,2, IC 95% 1,1 a 9,0). Un estudio de casos y controles de las entregas en un solo centro de atención terciaria Estos resultados fueron confirmados por otros dos revisiones sistemáticas. 26,41

también encontró una tasa de trastornos PAS de 1,6% después de la fecundación in vitro en comparación con el En 1997, un metanálisis de la asociación entre la placenta previa y parto por cesárea previa

0,12% en los embarazos espontáneos (OR 13,2, 95% CI encontró un patrón “dosis-respuesta” para la RR de previa. 37 Los autores encontraron una RR

6,7 a 25,8), pero la paridad, la tasa de parto por cesárea en el embarazo índice, y el peso al nacer para previa de 4,5 (95% CI 3.6 hasta 5.5) para uno, 7,4 (IC 95% 7.1 a 7.7) para dos, 6,5 (95% CI
difería significativamente sugiriendo un impacto de factores de confusión en el análisis. 31 Un registro 3.6 a 11.6) para tres, y
nacional japonesa de tecnología de reproducción asistida (ART), incluyendo 277 042 ciclos de 44,9 (95% CI 13,5-149,5) durante cuatro o más antes de partos por cesárea en comparación con
transferencia de embriones individuales entre 2008 y 2010, informó un OR 3.16 para los trastornos
el parto vaginal. Una reciente revisión más sistemática de 22 estudios (incluyendo más de 2
del PAS. 32
millones de envíos) informó que la incidencia de placenta previa aumentó de 10 por 1000 partos

Un metaanálisis reciente de estudios de cohortes incluyendo 161 370 embarazos resultantes de ART en con una cesárea previa al 28 por 1000 partos con tres o más cesáreas anteriores. 41 Un amplio

comparación con 2 280 241 embarazos únicos espontáneas no encontró ninguna diferencia en el riesgo estudio de cohorte retrospectivo de 26 987 mujeres que comparan antes de la aparición de un

relativo (RR) para los trastornos de PAS. 33 Por lo tanto, se requieren más datos para determinar el impacto parto por cesárea el parto por cesárea intraparto encontró que antes cesárea trabajo pre- está

de diferentes ART sobre los trastornos de PAS y otras anomalías de la placenta y del cordón. asociada con una más de una de dos veces más riesgo de previa en la segunda entrega (ORa

2,62, 95% CI 1,24 a 5,56). 43 Por el contrario, el aumento del riesgo de previa asociada con el parto

El estudio de casos y controles nacional del Reino Unido informó de un AOR para los trastornos del PAS de por cesárea intraparto antes de 20% no es significativa (ORa 1,22, IC del 95% 0,68 a 2,19).
3,4 (IC del 95% 1.3 a 8.9) después de la cirugía uterina menor anterior. 17

la interrupción quirúrgica del embarazo y de útero legrados son procedimientos comunes y se han

asociado con trastornos del PAS en los embarazos posteriores. 2,3,12,13 Los fragmentos de miometrio El estudio UKOSS encontró que la incidencia de los trastornos PAS incluyendo
menudo se encuentran en los productos de la concepción en el tercer alrededor de uno de increta y percreta aumenta de 1,7 por cada 10 000 embarazos en general a 577 por cada
terminaciones quirúrgicas 10 000 embarazos en mujeres con ambos
J auniaux Et al.     | 269

una entrega y placenta anteriores previa cesárea. 17 Las RUP estimados de trastornos PAS 0,13% -0,27%) en un grupo de control de 13 273 mujeres con un parto por cesárea transversal
en los casos de placenta previa diagnosticados prenatalmente oscilan entre 51,4 (IC 95% lowsegmentf anterior. 46 Para aquellos con placenta previa, la OR para los trastornos de PAS en el
10,6 a 248) 15 y 614 (95% CI 372-844) 8
grupo de parto por cesárea clásica era

y AORs entre 34,9 (IC 95% 22,4-54,3) 42 y 65,0 (95% CI 2,09 (IC del 95% 0,27 a 15,33) y cuando se ajusta por la edad materna y la edad gestacional en

16,6 a 255,0). 17 Un gran estudio multicéntrico de cohorte de EE.UU. dieciséis encontró que para las el parto la OR fue de 0,82 (IC del 95% 0,10% -6,49%) en comparación con el segmento de baja

mujeres que presentan placenta previa y partos por cesárea anteriores, el riesgo de accreta fue antes transversal grupo cesárea.

del 3%, 11%, 40%, 61% y 67% para el primero, segundo, tercero, cuarto, y quinto o más Estos resultados sugieren que los partos por cesárea electiva pueden estar asociados con

cesáreas, respectivamente ( Tabla 4). Estos riesgos son independientes de otras características un mayor riesgo de trastornos de PAS que parto por cesárea emergente y que una miomectomía

maternas, tales como la paridad, índice de masa corporal, consumo de tabaco, y la hipertensión antes se asocia con un riesgo muy bajo de trastornos PAS en los embarazos posteriores.

coexistente o diabetes. 15,37,42 Una revisión sistemática y meta-análisis de estudios factores de confusión posibles incluyen las técnicas quirúrgicas utilizadas tanto para los partos

observacionales encontró que en comparación con las mujeres con placenta previa y sin cesárea por cesárea y miomectomías. Además, en los casos de la miomectomía, la entrada en la cavidad

previa, las mujeres que presentan un previa y tres o más cesáreas previas tienen un aumento del uterina durante el procedimiento y tamaño de la cicatriz del miometrio puede influir en el riesgo

pliegue 15-20- (3,3% -4% vs 50 % -67%) en el riesgo de trastornos del PAS. 41 Una reciente de trastornos de PAS en embarazos posteriores.

revisión sistemática y metaanálisis de 3889 mujeres con uno o más cesáreas anteriores se

presentan con placenta previa o placenta bajos tumbado en la ecografía se confirmó en la Desde la primera publicación por Ben- Nagi et al. 47 de un caso de embarazo cicatriz de

entrega encontraron que la incidencia de placenta adherida previa fue de 4,1% en las mujeres cesárea diagnosticados en el trimestre de primero, que posteriormente se convirtió en accreta

con una cesárea previa y el 13,3% en mujeres con dos o más cesáreas anteriores. 44 En general, placenta previa, no ha habido evidencia de que esta condición puede ser un precursor para los

sin embargo, estas estimaciones probablemente subestiman el riesgo de recurrencia ya que las trastornos de PAS. La evidencia epidemiológica sigue siendo limitada a unos cuantos estudios de

formas invasivas de trastornos PAS menudo dará lugar a una histerectomía, y por lo tanto cohortes retrospectivos. 48-50 No todos los embarazos cicatriz requieren cirugía mayor o

prevenir el embarazo posterior. histerectomía para salvar vidas en el momento de la entrega, 51 lo que sugiere que, en un número

indeterminado de casos el defecto de la cicatriz puede ser lo suficientemente grande como para

albergar todo un saco gestacional sin las vellosidades de la placenta definitiva invadir al miometrio

restante o la serosa uterina. Como la pared cervical se hace esencialmente por tejido conectivo

Un estudio de casos y controles de Australia, incluyendo 65 casos de trastornos del PAS y con sólo el 10% de las fibras musculares lisas, 12 un embarazo cicatriz cervical casi siempre se

102 controles emparejados por la coexistencia de placenta previa, número de cesáreas anteriores, presenta con sangrado temprano en el embarazo y los síntomas de un embarazo no ácreta y

y la edad materna se encontró que las mujeres con un parto por cesárea electiva primaria sin la ácreta cicatriz, por tanto, son muy similares. El diagnóstico de los trastornos de PAS sólo puede

mano de obra son más propensos a desarrollar un trastorno de la PAS en un embarazo posterior ser confirmado por histopatología, y por lo tanto, en el caso del tratamiento conservador con éxito,

presenta con placenta previa en comparación con aquellos sometidos a cesárea de emergencia es difícil estar seguro de que un embarazo cicatriz es verdaderamente ácreta.

primaria con mano de obra (OR 3,0, 95% CI 1.5 a 6.1). 22 Esto está en línea con los resultados del

estudio NOSS que reportan una OR de 4,1 (95% CI

2,0-8,1) de tener trastornos de PAS después de una primera cesárea electiva en comparación con un
parto por cesárea primera emergencia. 45

Un estudio observacional multicéntrico de 176 mujeres con miomectomía antes y 455 4 | PROFUNDIDAD DE DISTRIBUCIÓN INVASION
mujeres con parto por cesárea clásica previo mostró que no hay trastornos PAS (0%, IC del 95% vellosos EN LOS TRASTORNOS PAS
0% -1,98%) ocurrieron en el grupo miomectomía antes mientras que la incidencia fue de 0,88%

(95 CI% 0,30% -2,19%) en el grupo de parto por cesárea clásica en comparación con 0,19% evaluación prenatal de la profundidad de la invasión placentaria es esencial para la planificación de la

(95% CI gestión individual de las mujeres diagnosticadas con trastornos de PAS. 52 A pesar del hecho de que

alrededor del 90% de las mujeres diagnosticadas prenatalmente con ácreta placenta previa en los últimos

30 años se han sometido a una histerectomía por cesárea electiva o de emergencia, 44 hay datos limitados
TABLA 4 Las tasas de espectro placenta accreta (PAS) trastornos, placenta previa,
y la histerectomía por número de partos por cesárea anteriores. una sobre la profundidad de la invasión de las vellosidades en estos casos. En una reciente revisión

sistemática de 1078 casos de trastornos diagnosticados prenatalmente PAS, menos del 40% de cohortes y

de casos y controles estudios de ultrasonido prenatal proporcionar información sobre la profundidad de la


No. de La incidencia de Tasa de trastornos
invasión de las vellosidades. 5 Esto puede ser debido al acceso limitado a los patólogos perinatales
cesáreas Número de trastornos del Perro Si la placenta No. de
anteriores mujeres PAS previa histerectomías entrenados en la mayoría de los centros de entrega de las mujeres con trastornos de la PAS y la confusión

en torno a la retención de la placenta sencilla reportado por tanto los médicos 10 y patólogos 53 como formas
0 6201 15 (0,24%) 3% 40 (0,65%)
leves de trastornos PAS, y descripciones clínicas de tejido de la placenta que aparecen debajo de la
1 15 808 49 (0,31%) 11% 67 (0,42%)
serosa de un viejo dehiscencia de la cicatriz en el parto por cesárea 3 como placenta anormalmente
2 6324 36 (0,57%) 40% 57 (0.9%)
adherente.
3 1452 31 (2,13%) 61% 35 (2.4%)

4 258 6 (2,33%) 67% 9 (3,49%)

5 89 6 (6,74%) 67% 9 (8,99%)


Dannheim et al. 54 métodos propuestos recientemente de disección bruto, el examen
una Modificado de Silver et al. dieciséis
microscópico, y la notificación de la histerectomía especímenes
270 |     J auniaux Et al.

que contiene trastornos de PAS. Estudios previos han indicado que los trastornos de PAS atribuido estas diferencias en la prevalencia de los embarazos no planificados y más alta la interrupción

pueden ser focal o parcial y heterogénea, mezclando tejido velloso accreta adherente e quirúrgica del embarazo en las ciudades costeras que en las zonas rurales centrales. 69 Esto también

invasivo. 55-58 Además, el diagnóstico histopatológico de los trastornos PAS puede ser muy podría ser debido a una mayor demanda de partos por cesárea electiva y la edad materna avanzada en

áreas urbanas. 70
difícil si el cirujano ha intentado eliminar la placenta durante el parto o imposible en los

casos de tratamiento conservador con la placenta izquierda in situ. Recientemente se ha propuesto una clasificación clínica estandarizada (Tabla 1) que describe y

categorización de las diferentes formas de trastornos de la PAS en el parto. 71 Se centra principalmente en

Tabla 5 presenta los datos de los estudios patológicos y series de diagnóstico prenatal de las formas graves y no ha sido probado de forma prospectiva sino que proporciona un buen punto de

trastornos PAS con los datos clínicos e histopatológicos detalladas sobre profundidad de la partida para futuros estudios epidemiológicos prospectivos. Las imágenes por ultrasonido es una

invasión de las vellosidades. 55-68 En los estudios patológicos, la distribución de creta placenta, herramienta de detección prometedora para los trastornos del PAS 44 y una combinación de características

increta, y percreta es 69,5%, 23,7% y 6,8%, respectivamente. En la serie diagnóstico prenatal, bien definidas de ultrasonido y criterios clínicos estandarizados con la correlación histopatológica detallada

También se debe utilizar en la investigación clínica futuro. 3,5,71


la incidencia de creta placenta es menor (50,7%) y la placenta previa más alta (25,1%). Esta

observación puede ser debido a las diferentes poblaciones estudiadas, así como cambios en

las tasas de parto por cesárea entre los años 1970 y 2000. dos estudios 58,63 han proporcionado

datos detallados sobre la relación entre la profundidad de la invasión de las vellosidades y el

número de partos por cesárea anteriores. Observaron cinco creta placenta, uno increta 5 | IMPACTO de técnicas
placenta, y dos placenta previa después de un parto por cesárea; siete creta placenta, siete quirúrgicas
increta placenta, y 11 placenta previa después de dos partos por cesárea; y seis creta

placenta, tres increta placenta y placenta previa y ocho después de más de dos partos por Se ha sugerido que las técnicas quirúrgicas utilizadas para entrar y cerrar el útero durante el parto

cesárea. Una reciente revisión sistemática y meta-análisis de 23 estudios de cohortes que por cesárea podrían desempeñar un papel en la etiología de los trastornos del PAS. 12 Por ejemplo,

incluyen una población de 350 939 mujeres de la China continental encontraron una el cierre capa uterina sola frente a un tipo de capa de superposición múltiple de cierre, o

prevalencia de creta placenta y placenta increta de 0,48% y 0,23%, respectivamente. bloqueado frente a la sutura interrumpida, o diferentes materiales de sutura podría influir en el

Sorprendentemente, no se reportaron casos de placenta adherida previa en esa población que riesgo de desarrollar trastornos PAS en los embarazos posteriores. En general, el cierre de capa

sugieren cuestiones en torno a la definición clínica de PAS. 69 La prevalencia de la placenta simple en comparación con doble cierre capa de la incisión uterina se asocia con una reducción

increta aumentó con el tiempo de en la pérdida de sangre media y la duración de procedimiento operatorio. 29 Sin embargo, una

revisión sistemática 72 ha indicado que sola sutura cerrada continua de la incisión de la cesárea

puede estar asociada con espesor miometrio residual más delgada tal como se evaluó por

ecografía postoperatoria. Una reciente revisión sistemática y meta-análisis de nueve ensayos

0,3% en 1970-1979 a 0,48% en 2010 hasta 2016, y fue menor en las regiones geográficas centrales controlados aleatorios que incluyen 3696 participantes encontraron una

que en las regiones norte y sur y en las mujeres que viven en el interior en comparación con los que

viven en zonas costeras. Los autores

TABLA 5 Distribución de los diferentes grados de espectro placenta accreta (PAS) en trastornos mayores series de casos y cohortes más recientes de las mujeres con un diagnóstico prenatal.

No. de creta No. de increta No. de percreta


Autor (año) nº total. de los casos placenta placenta placenta

Lucas et al. 55 ( 1966) 21 14 7 0

Weekes et al. 56 ( 1972) 7 6 0 1

Breen et al. 57 ( 1977) 40 31 7 2

Morison et al. 58 ( 1978) 50 31 14 5

series de casos Total (%) 118 82 (69,5%) 28 (23,7%) 8 (6,8%)

Twickler et al. 59 ( 2000) 9 3 2 4

Comstock et al. 60 ( 2004) 15 8 3 4

Woodring et al. 61 ( 2011) 10 8 1 1

Lim et al. 62 ( 2011) 9 5 3 1

Cali et al. 63 ( 2013) 41 15 9 17

Maher et al. 64 ( 2013) 42 28 13 1

Riteau et al. sesenta y cinco ( 2014) 26 dieciséis 0 10

Algebally et al. 66 ( 2014) 32 dieciséis 12 4

Satija et al. 67 ( 2015) 10 3 4 3

Kumar et al. 68 ( 2016) 9 1 2 6

cohortes totales con un diagnóstico prenatal (%) 203 103 (50,7%) 49 (24,2%) 51 (25,1%)
J auniaux Et al.     | 271

TABLA 6 Recomendaciones para la evaluación de los datos epidemiológicos sobre los trastornos del espectro placenta accreta (PAS).

Calidad de la evidencia y
configuración de la fuerza de la
recomendaciones los recursos recomendación

El reciente aumento en la incidencia y la prevalencia de los trastornos del PAS es una consecuencia del aumento de los partos por cesárea en las últimas dos Todos Alto y fuerte
décadas

Una cicatriz cesárea aumenta el riesgo de placenta previa en embarazos posteriores Todos Alto y fuerte

Una cicatriz miomectomía aumenta el riesgo de trastornos del PAS en los embarazos posteriores Alto Baja y débil

procedimientos quirúrgicos menores, tales como legrado uterino puede conducir a trastornos de PAS en los embarazos posteriores Todos Baja y débil

Las mujeres con antecedentes de parto por cesárea se presenta con una baja placenta o placenta previa en el segundo trimestre del embarazo Todos Alto y fuerte
se han convertido en el grupo más grande de mujeres con mayor riesgo de trastornos del PAS

Las mujeres deben ser informados de que el riesgo de trastornos PAS aumenta con cada parto por cesárea Todos Alto y fuerte

Las mujeres que solicitan un parto por cesárea electiva del trabajo previo deben ser informados de que el riesgo de desarrollar trastornos de PAS es mayor que Alto Baja y débil
después / parto por cesárea de emergencia emergente

Las mujeres que se presentan con el embarazo cicatriz de una cesárea en el primer trimestre del embarazo deben ser informados del alto riesgo de Alto Moderada y fuerte
placentación invasivo y / o placenta previa importante más tarde en el embarazo y se les debe ofrecer la opción de interrumpir el embarazo

El uso del protocolo estandarizado y la terminología tanto para el diagnóstico clínico y la confirmación histopatológica de los trastornos Todos Alto y fuerte
del PAS es esencial para obtener datos epidemiológicos nueva y más precisa

incidencia similar de defectos de cicatriz uterina en mujeres que tenían una capa simple en comparación Lene Gronbeck (Dinamarca), Kristiina Rull (Estonia), Balkachew Nigatu (Etiopía),
con el cierre de doble capa (RR 0,77; IC del 95%: 0,36 a 1,64). 73
Minna Tikkanen (Finlandia), Loïc Sentilhes (Francia), Tengiz Asatiani

Los resultados se consideran inexactos debido a que los estudios revisados ​habían incluido (Georgia), ala-Cheong Leung (Hong Kong),
relativamente pocos pacientes y eventos (cinco ensayos con 350 participantes). No obstante, estos Taghreed AIhaidari (Irak), Donal Brennan (Irlanda), Eiji Kondoh (Japón), Jeong- En
datos sugieren que el tipo de cierre uterino tiene poca influencia sobre la curación de la cicatriz uterina y Yang (Corea del Sur), Muhieddine Seoud (Líbano), Ravindran Jegasothy (Malasia),
por lo tanto un menor impacto sobre los trastornos de PAS emergente versus parto por cesárea electiva. 22
Salvador Espino y Sosa (México), Benoit Jacod ( Holanda), Francesco D'Antonio

(Noruega), Nusrat Shah (Pakistán), Dorota Bomba- Opón (Polonia), Diogo Ayresde-

Un estudio de casos y controles de 98 mujeres con uno o más antes de la presentación de Campos (Portugal), Katarina Jeremic (Serbia), Tan Kok Lay (Singapore), Priya Pillay

los partos por cesárea con placenta previa incluyendo 38 trastornos PAS no encontró diferencias Soma- (Sudáfrica), Nataša Tul Mandić (Eslovenia), Pelle Lindqvist (Suecia), Thora

en monocapa versus cierre de doble capa en la incidencia de trastornos de la PAS. 74 análisis de Berglind Arnadottir (Suecia), Irene Hoesli (Suiza), Unnop Jaisamrarn (Tailandia), Amal

regresión logística multivariable, sutura continua se asoció con un mayor riesgo de trastornos de Al Mulla (Emiratos árabes Unidos), Stephen Robson (Reino Unido ), Rafael Cortez

PAS que las suturas interrumpidas (ORa 6,0, IC 95% 1,4 a 25,2). Un estudio de casos y (Venezuela).

controles retrospectivo de 53 casos y 157 controles también encontró que el uso de sutura de

monofilamento para el cierre histerotomía en cesárea previa reduce los riesgos de tener placenta

previa (ORa 0,26, IC del 95% desde 0,08 hasta 0,80) y los trastornos de este modo PAS en

embarazos futuros. 75 Se requieren más estudios multicéntricos prospectivos para evaluar el


CONFLICTOS DE INTERÉS
impacto de las técnicas quirúrgicas utilizadas durante el parto por cesárea en los riesgos de

trastornos PAS en embarazos posteriores. Los autores no tienen conflictos de interés.

Referencias

1. Irving C, Hertig AT. Un estudio de la placenta adherida. Surg Gynecol Obstet.

6 | RECOMENDACIONES 1937; 64: 178-200.


2. Jauniaux E, Jurkovič D. La placenta accreta: patogénesis de una enfermedad uterina
iatrogénica siglo 20. Placenta. 2012; 33: 244-251.
Recomendaciones para la evaluación de los datos epidemiológicos sobre los trastornos de PAS se dan
3. Jauniaux E, S Collins, Burton GJ. El espectro de la placenta accreta: Fisiopatología y la
en la Tabla 6. evidencia basada en la anatomía de una ecografía prenatal. Am J Obstet Gynecol. 2017; pii:
S00029378 (17) 30731-7.
https://doi.org/10.1016/j.ajog.2017.05.067.
Panel de Consenso [Epub ahead of print].
4. Parra-Herran C, Djordjevic B. Histopatología de creta placenta: coriónica intrusión
Greg Duncombe (Australia y Nueva Zelanda), Philipp Klaritsch (Alemania), Frédéric vellosidades en espacios vasculares del miometrio y la proliferación trofoblasto extravelloso
Chantraine (Bélgica), John Unido (Canadá), son hallazgos frecuentes y específicos
272 |     J auniaux Et al.

con implicaciones en el diagnóstico y patogenia. Int J Gynecol Pathol. 26. Klar M, Michels KB. cesárea y los trastornos de la placenta en embarazos posteriores - un
2016; 35: 497-508. metanálisis. J Perinat Med. 2014; 42: 571-583.
5. Jauniaux E, Collins SL, Jurkovič D, Burton GJ. placentación ácreta. Una revisión sistemática
de la ecografía prenatal y clasificación de la invasividad de las vellosidades. Am J Obstet 27. Colmorn LB, Petersen KB, Jakobsson M, et al. El estudio de vigilancia obstétrica nórdica: Un
Gynecol. 2016; 215: 712-721. estudio de la ruptura completa del útero, la placenta anormalmente invasiva, la histerectomía
6. Fitzpatrick K, vendido S, Spark P, Kurinczuk J, Brocklehurst P, Knight periparto, y la pérdida severa de sangre durante el parto. Acta Obstet Gynecol Scand. 2015; 94:
M. La gestión y los resultados de la placenta adherida, increta y percreta en el Reino Unido: 734-744.
un estudio descriptivo basado en la población. BJOG. 28. Solheim KN, Esakoff TF, Little SE, Cheng YW, Sparks TN, Caughey AB. El efecto de las tasas
2014; 121: 62-71. de parto por cesárea en el futuro incidencia de placenta previa, placenta adherida, y la
7. Bailit JL, Grobman WA, Rice MM, et al .; Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Salud mortalidad materna. J Matern Fetal Neonatal Med. 2011; 24: 1341-46.
Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) MaternalFetal Medicina Unidades (MFMU) de red.
Morbilidad por adherencia de los tratamientos y los resultados de la placenta. Gynecol Obstet. 2015; 29. Jauniaux E, complicaciones Jurkovič D. largo plazo después de la cesárea. En: Jauniaux E,
125: 683-689. Grobman W, eds. Un libro de texto de la cesárea.
8. Thurn L, Lindqvist PG, Jakobsson M, et al. Anormalmente invasivo prevalencia placenta-, Oxford: Oxford University Press; 2016: 129-144.
factores de riesgo y sospecha prenatal: Los resultados de un estudio de cohorte basado en 30. Kaser DJ, Melamed A, Bormann CL, et al. transferencia de embriones criopreservados es un
el embarazo gran poblacional en los países nórdicos. BJOG. 2016; 123: 1348-1355. factor de riesgo independiente de placenta adherida. Steril.
2015; 103: 1176-1184.
9. Sentilhes L, Merlot B, Madar H, Sztark F, Brun S, Deneux-Tharaux 31. Esh-Broder E, Ariel I, Abas-Bashir N, Bdolah Y, Celnikier DH. La placenta accreta se asocia
C. La hemorragia posparto: Prevención y tratamiento. Experto Rev Hematol. 2016; 9: con embarazos de fecundación in vitro: una revisión retrospectiva. BJOG. 2011; 118:
1043-1061. 1084-1089.
10. RM de plata. placentación anormal: La placenta previa, vasa previa y placenta adherida. Gynecol 32. Ishihara O, Araki R, Kuwahara A, Itakura A, Saito H, Adamson GD. Impacto de la
Obstet. 2015; 126: 654-658. transferencia de blastocistos frozen- sola descongelado en el resultado materno y neonatal:
11. Klar M, Laub M, Schulte-Moenting J, Proempeler H, Kunze M. factores de riesgo clínico para la Un análisis de 277,042 ciclos de transferencia de embriones solo o 2008 a 2010 en Japón. Steril.
retención de la placenta completa y parcial: Un estudio de casos y controles. J Perinat Med. 2014; 2014; 101: 128-133.
41: 529-534. 33. Qin J, Liu X, Sheng X, Wang H, Gao S. tecnología de reproducción asistida y el riesgo de
12. Jauniaux E, Bhidé A, Burton GJ. Fisiopatología de la ácreta. En: Plata complicaciones relacionadas con el embarazo y los resultados adversos del embarazo en
Rojo. síndrome de placenta adherida. Portland: CRC Press; 2017: 13-28. embarazos únicos: Un metanálisis de estudios de cohortes. Steril. 2016; 105: 73-85.e1-e6.
13. H. Fox placenta accreta 1945-1969. Gynecol Surv. 1972; 27:
475-490. 34. Beuker JM, Erwich JJ, Khong TY. Es la lesión endomiometrial durante la interrupción del
14. Jauniaux E, Toplis PJ, Nicolaides KH. el diagnóstico ecográfico de una placenta adherida embarazo o aborto involuntario después de un legrado el precursor de la placenta adherida? J
nonprevia. Ultrasonido Gynecol Obstet. 1996; 7: 58-60. Clin Pathol. 2005; 58: 273-275.
15. Wu S, Kocherginsky M, Hibbard JU. placentación anormal: análisis Twentyyear. Am J Obstet 35. Linn RL, Miller ES, Lim G, Ernst LM. fibras miometriales placa basal adherentes en la placenta
Gynecol. 2005; 192: 1458-1461. entregado como un factor de riesgo para el desarrollo de una posterior placenta adherida. Placenta.
16. Plata RM, Landon MB, Rouse DJ, et al .; Instituto Nacional de Salud Infantil y Maternal-Fetal 2015; 36: 1419-1424.
Medicine Red de Unidades de Desarrollo Humano. morbilidad materna asociada con 36. Miller ES, Linn RL, Ernst LM. ¿La presencia de fibras miometriales placa basal placentarios
múltiples cesáreas repetidas. Gynecol Obstet. 2006; 107: 1226-1232. aumentan el riesgo de posterior placenta mórbidamente adherente: Un estudio de casos y
controles. BJOG. 2016; 123: 2140-2145.
17. Fitzpatrick KE, los vendedores S, Spark P, Kurinczuk JJ, Brocklehurst P, Knight
M. Incidencia y factores de riesgo de placenta accreta / increta / percreta en el Reino Unido: Un estudio 37. Ananth CV, Smulian JC, Vintzileos AM. La asociación de la placenta previa con la historia de
nacional de casos y controles. Más uno. 2012; 7: e52893. parto por cesárea y el aborto: un metanálisis.
18. Morlando M, Sarno L, Napolitano R, et al. Placenta accreta: Incidencia y factores de riesgo en Am J Obstet Gynecol. 1997; 177: 1071-1078.
un área con una tasa particularmente alta de la cesárea. Acta Obstet Gynecol Scand. 2013; 38. Getahun D, ​Oyelese Y, Salihu HM, Ananth CV. parto por cesárea anterior y los riesgos de
92: 457-460. placenta previa y desprendimiento de la placenta. Gynecol Obstet. 2006; 107: 771-778.
19. Cocine JR, Jarvis S, M Knight, Dhanjal MK. sección múltiple repetición de cesárea en el Reino
Unido: La incidencia y consecuencias para la madre y el niño. A, prospectivo, de cohortes estudio 39. Ananth CV, Demissie K, Smulian JC, Vintzileos AM. placenta previa en partos simples y dobles en
nacional. BJOG. 2013; 120: 85-91. los Estados Unidos de 1989 a 1998: Una comparación de los perfiles de los factores de riesgo y
20. Higgins MF, Monteith C, Foley M, O'Herlihy C. Real creciente incidencia de histerectomía por las condiciones correspondientes. Am J Obstet Gynecol. 2003; 188: 275-281.
placenta adherida siguiente sección cesárea anterior. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2013;
171: 54-56. 40. Gurol-Urganci I, Cromwell DA, Edozien LC, et al. Riesgo de placenta previa en segundos a luz
21. Eshkoli T, Weintraub AY, Sergienko R, Sheiner E. La placenta accreta: Los factores de riesgo, los resultados después de la cesárea primera nacimiento: Un estudio basados ​en la población y
perinatales, y las consecuencias para los partos posteriores. metanálisis. BMC Embarazo Parto. 2011; 11:95.
Am J Obstet Gynecol. 2013; 208: 219.e1-E7.
22. Kamara M, Henderson JJ, Doherty DA, Dickinson JE, Pennell CE. El riesgo de placenta adherida 41. Marshall NE, Fu R, Guise JM. Impacto de múltiples partos por cesárea en la morbilidad
después del parto por cesárea electiva primaria: Un estudio de casos y controles. BJOG. 2013; materna: una revisión sistemática. Am J Obstet Gynecol.
120: 879-886. 2011; 205: 262.e1-e8.
23. Creanga AA, Bateman BT, Butwick AJ, et al. La morbilidad asociada con parto por cesárea en los 42. Bowman ZS, Eller AG, Bardsley TR, Greene T, Varner MW, Plata RM. Factores de riesgo de
Estados Unidos: ¿Es placenta adherida un colaborador cada vez más importante? Am J Obstet placenta accreta: Un gran cohorte prospectivo. Am J Perinatol. 2014; 31: 799-804.
Gynecol. 2015; 213: 384.e1-E11.
24. Cheng KK, Lee MM. Aumento de la incidencia de la placenta morbilidad por adherencia y su 43. Downes KL, Hinkle SN, Sjaarda LA, Albert PS, Grantz KL. preparto Antes o parto por cesárea
asociación con cesárea previa: Un análisis de 15 años en un hospital de tercer nivel en intraparto y el riesgo de placenta previa. Am J Obstet Gynecol. 2015; 212: 699.e1-699.e6.
Hong Kong. Hong Kong Med J.
2015; 21: 511-517. 44. Jauniaux E, el diagnóstico de ultrasonido Bhidé A. prenatal y el resultado de la placenta adherida
25. Balayla J, Bondarenko HD. placenta adherida y el riesgo de resultados adversos maternos y previa después del parto por cesárea: una revisión sistemática y meta-análisis. Am J Obstet
neonatales. J Perinat Med. 2013; 41: 141-149. Gynecol. 2017; 217: 27-36.
J auniaux Et al.     | 273

45. Colmorn LB, Krebs L, Jakobsson M, et al. Modo de primer parto y las complicaciones 62. Lim PS, Greenberg H, MI Edelson, Bell KA, Edmonds PR, Mackey AM. Utilidad de la ecografía y la

maternas graves en el embarazo posterior. Acta Obstet Gynecol Scand. 2017; 96: resonancia magnética en el diagnóstico prenatal de placenta adherida: Un estudio piloto. Am J

1053-1062. Roentgenol. 2011; 197: 1506-1513.


46. ​Gyamfi-Bannerman C, Gilbert S, Landon MB, et al. El riesgo de ruptura del útero y placenta 63. Calì G, Giambanco L, Puccio G, Forlani F. placenta mórbidamente adherente: Evaluación de
adherida con cirugía uterina previa fuera del segmento inferior. Gynecol Obstet. 2012; 120: los criterios de diagnóstico de ultrasonido y la diferenciación de placenta adherida de
1332-1337. percreta. Ultrasonido Gynecol Obstet.
47. Ben-Nagi J, Ofili-Yebovi D, Marsh M, Jurkovic D. First- trimestre de embarazo cicatriz de 2013; 41: 406-412.
cesárea evolucionando hacia placenta previa / a término. J Ultrasound Med. 2005; 24: 64. Maher MA, Abdelaziz A, Bazeed MF. La precisión diagnóstica de la ecografía y la resonancia
1569-73. magnética en el diagnóstico prenatal de placenta adherida. Acta Obstet Gynecol Scand. 2013;
48. Timor-Tritsch IE, Monteagudo A, Cali G, et al. embarazo cicatriz de una cesárea es un precursor de 92: 1017-22.
la placenta morbilidad por adherencia. Ultrasonido Gynecol Obstet. 2014; 44: 346-353. 65. Riteau AS, Tassin M, Chambon G, et al. La exactitud de la ecografía y resonancia magnética
en el diagnóstico de placenta adherida.
49. Zosmer N, Fuller J, Shaikh H, Johns J, Ross JA. La historia natural de los primeros embarazos de primer Más uno. 2014; 9: e94866.
trimestre implantados en las cicatrices de cesárea. Ultrasonido Gynecol Obstet. 2015; 46: 367-375. 66. Algebally AM, Yousef RR, SS Badr, Al Obeidly A, Szmigielski W, Al Ibrahim AA. El valor de la
ecografía y la resonancia magnética en el diagnóstico y la predicción de la morbilidad en los
50. Cali G, Forlani F, Timor-Tritsch IE, Palacios-Jaraquemada J, Minneci casos de placenta previa con placentación anormal. Pol J Radiol. 2014; 79: 409-416.
La historia natural G, F. D'Antonio del embarazo cicatriz de una cesárea en la ecografía
prenatal: El signo de cruce. Ultrasonido Gynecol Obstet. 67. Satija B, Kumar S, Wadhwa L, et al. Utilidad de la ecografía y resonancia magnética en el
2017; 50: 100-104. diagnóstico prenatal de placenta adherida: Un estudio prospectivo. India Imaging J Radiol. 2015;
51. Jurkovič D. cesárea embarazo cicatriz y placenta adherida. Ultrasonido 25: 464-470.
Gynecol Obstet. 2014; 43: 361-362. 68. Kumar I, Verma A, Ojha R, Shukla RC, Jain M, Srivastava A. trastornos placentarios invasoras: Un

52. Chantraine F, Nisolle M, Petit P, Schaaps JP, Foidart JM. Las decisiones individuales en increta análisis comparativo prospectivo de Estados Unidos y MRI.

placenta y percreta: Una serie de casos. J Perinat Med. Acta Radiol. 2017; 58: 121-128.
2012; 40: 265-270. 69. Fan D, Li S, Wu S, et al. La prevalencia de la placenta anormalmente invasivo entre los partos en
53. Jacques SM, Qureshi F, Trent VS, Ramírez NC. La placenta accreta: Los casos leves diagnosticados la China continental: Una revisión sistemática PRISMA- compatible y meta-análisis. Medicina
mediante el examen de la placenta. Int J Gynecol Pathol. (Baltimore). 2017; 96: e6636.
1996; 15: 28-33. 70. Liu Y, Wang X, Zou L, Ruan Y, Zhang W. Un análisis de variaciones de indicaciones y
54. Dannheim K, Shainker SA, Hecht JL. La histerectomía para placenta adherida; métodos para pronóstico materno-fetal para la cesárea en un hospital terciario de Beijing: Un estudio de
el examen macroscópico y microscópico patología. cohorte retrospectivo basado en la población. Medicina (Baltimore). 2017; 96: e5509.
Gynecol Obstet arco. 2016; 293: 951-958.
55. Lucas RK, Sharpe JW, Greene RR. Placenta accreta: La placenta adherente o invasivo. Am J 71. Collins SL, Stevenson GN, Al-Khan A, et al. Tridimensional ecografía Doppler para el
Obstet Gynecol. 1966; 95: 660-668. diagnóstico de placenta anormalmente invasivo y cuantificar el riesgo. Gynecol Obstet. 2015;
56. Weekes LR, Greig LB. placenta adherida. Una revisión de veinte años. am J 126: 645-653.
Gynecol Obstet. 1972; 113: 76-82. 72. Roberge S, S Demers, Berghella V, Chaillet N, Moore L, Bujold E. Impacto de un solo vs cierre
57. Breen JL, Neubecker R, Gregori CA, Franklin JE Jr. placenta accreta, increta y percreta. Un de doble capa en los resultados adversos y defecto cicatriz uterina: una revisión sistemática
estudio de 40 casos. Gynecol Obstet. y metaanálisis. Am J Obstet Gynecol. 2014; 211: 453-460.
1977; 49: 43-47.
58. Morison JE. placenta adherida. Una revisión clínico-patológico de 67 casos. 73. Di Spiezio SA, Saccone G, McCurdy R, Bujold E, Bifulco G, Berghella
Gynecol Obstet Annu. 1978; 7: 107-123. V. Riesgo de defecto cesárea cicatriz tras el cierre de un solo frente doublelayer uterino:
59. Twickler DM, Lucas MJ, Balis AB, et al. Doppler color de la invasión del miometrio en mujeres revisión sistemática y meta-análisis de ensayos controlados aleatorios. Ultrasonido Gynecol
con un parto por cesárea anterior. J Matern Fetal Med. 2000; 9: 330-335. Obstet. 2017; 50: 578-583.

60. Comstock CH, Love JJ Jr, Bronsteen RA, et al. detección ecográfica de placenta adherida en 74. Sumigama S, Sugiyama C, Kotani T, et al. suturas uterina en la cesárea previa y placenta
el segundo y tercer trimestre del embarazo. adherida en el embarazo posterior: Un estudio de casos y controles. BJOG. 2014; 121:
Am J Obstet Gynecol. 2004; 190: 1135-1140. 866-874.
61. Woodring TC, Klauser CK, Bofill JA, Martin RW, Morrison JC. Predicción de la placenta 75. Chiu TL, Sadler L, Wise MR. placenta previa después de la cesárea previa: Un estudio de casos
adherida mediante imágenes de la ecografía Doppler y color. J Matern Fetal Neonatal Med. 2011; y controles de exploración. Aust NZJ Obstet Bynaecol.
24: 118-121. 2013; 53: 455-458.