Vous êtes sur la page 1sur 6

DERECHO PENAL DE ESPAÑA

El Derecho penal moderno nace en España, al igual que en el resto de Europa, a finales del siglo
XVIII y principios del XIX, bajo las ideas de la Ilustración. El Derecho penal del Antiguo Régimen
era fragmentario, cruel y poco definido.

El Código Penal de 1822

Tuvo una vigencia muy breve. Basado en las doctrinas de la Ilustración, particularmente en las
de Bentham y Beccaria. Constaba de un Título Preliminar y dos Partes, la primera dedicada a los
"Delitos contra la Sociedad" y la segunda a los "Delitos contra los Particulares"

Establece el principio de legalidad de los delitos y las penas, y en muchos aspectos ha sido
seguido por los Códigos posteriores como la definición legal del delito. El Código Penal de 1848,
denominado Código Pacheco.

Se trata de un texto liberal y autoritario. Acoge la clasificación tripartita de las infracciones penales
y respecto a la culpabilidad se basa en principio del "versari in re illicita" o responsabilidad por el
resultado. La reforma de 1850 supuso un mayor endurecimiento, castigándose con carácter
general la conspiración y proposición para delinquir, y prescindiendo del principio de la legalidad de
las penas, lo cual constituye un caso único en la Codificación española.
El Código Penal de 1870

Estaba dividido en tres Libros y su inspiración política es liberal, lo que se manifiesta en la inclusión
de delitos contra los derechos individuales; en los delitos contra el libre ejercicio de los cultos, y en
la suspensión de la pena de muerte como única para determinados delitos. La conspiración y la
proposición se castigan sólo cuando se prevé expresamente y se recoge de nuevo el principio de
legalidad respecto a los delitos y las penas.

El Código de 1928 fue promulgado bajo la dictadura de Primo de Rivera, y su redacción fue
encomendada a Cuello Calón, Galo Ponte y Quintiliano Saldaña. Apartándose de la línea clásica y
liberal, incorpora el principio de defensa social, lo que se traduce en la introducción del "dualismo",
que sitúa junto a las penas, las medidas de seguridad. El nuevo código fue criticado desde sus
inicios por el rigor en el castigo al reo y la frecuencia con que se imponía la pena de muerte,
llegándose inclusive a relacionar el Código Penal de 1928 con la ideología fascista.

La Guerra Civil dio lugar a una legislación penal especial, autoritaria y acorde a las nuevas
condiciones, y la reforma del Código de 1932 se retrasó hasta 1944, promulgándose un nuevo
código acorde con el Derecho Penal autoritario en auge en Europa, restableciéndose la pena de
muerte, con penas más severas y mayor protección al Estado, a la familia y a los intereses
sociales. Sin embargo se mantiene el principio de legalidad y prohibición de la analogía.
Se divide en un Título Preliminar (artículos del 1 al 9) y Tres Libros, el Título Preliminar y el Libro I
recogen lo que se denomina la parte general, mientras que los Libros Segundo y Tercero la parte
especial (delitos y faltas, respectivamente). L.O. 10/95 - 23 de noviembre:

 Título Preliminar, trata "De las garantías penales y de la aplicación de la ley penal", va del
artículo 1 al artículo 9.
 Libro I se refiere a "las disposiciones generales sobre los delitos y las faltas, las personas
responsables, las penas y medidas de seguridad y demás consecuencias de la infracción
penal". Abarca de los artículos 10 al 137.
 Libro II son los Delitos y sus penas y comprende los artículos 138 al 616.
 Libro III son las Faltas y sus penas y va desde el artículo 617 al 639.
 Tres disposiciones Adicionales.
 Doce disposiciones Transitorias (En la actualidad 11, ya que la Disposición Transitoria 12ª fue
derogada por la Ley Orgánica 5/2000, en su Disposición Final 5ª).
 Una disposición Derogatoria.
 Siete disposiciones Finales.

El Código de 1995 tiene una parte general bien elaborada, en la que se da una definición legal del
delito, con referencia al dolo y a la imprudencia. Se adscribe al principio de legalidad en su
cuádruple vertiente: criminal, penal, procesal y penitenciaria. Sigue el sistema de punición de la
imprudencia sólo en los casos específicamente previstos, rompiendo con el sistema del Código
anterior que utilizaba una fórmula abierta y general; contiene una fórmula para determinar los
supuestos en que es posible la punición de los delitos de resultado cometidos por omisión
(comisión por omisión), que ha merecido críticas doctrinales, por su defectuosa redacción y por la
configuración formal que hace de la posición de garante, superada hace años por la doctrina, en
favor de una concepción material. Se regula "el error" y sus consecuencias, tanto sobre los
supuestos de hecho del "tipo" penal o sus circunstancias de agravación, como sobre la existencia
de la norma.

DERECHO PENAL CHILENO

Al declararse la independencia de Chile y todavía por algunos años, siguió vigente la legislación
colonial española debido a que perduró la costumbre, instituciones, organización y derecho;
durante gran parte del siglo XIX.2 Se aplicaban en aquella época diversas leyes españolas en un
cierto orden (fijado por el Senado Consulto de 7 de junio de 1820 y el Decreto Supremo de 28 de
abril de 1832). La legislación señalada estaba formada por:

 Fuero Juzgo: El Fuero Juzgo consta de unas 500 leyes, divididas en doce libros y cada uno de
ellos subdividido en varios títulos. Destacan, entre otras disposiciones, los supuestos en que
se autorizaba el divorcio, el deber cívico de acudir "a la hueste", los diferentes tipos de
contratos y el procedimiento en los juicios.
 Fuero Real de España: El componente ideológico y político característico del Fuero
Real supuso la rotura con respecto al derecho privilegiado propio de la Alta Edad Media, El
monarca, influenciado por el derecho romano justinianeo, dejaba patente que sólo al rey le
correspondía legislar, sin ningún tipo de intervención en su iniciativa, deliberación y posterior
aprobación.

Principales disposiciones chilenas antes de la codificación

En Chile a partir de 1861, se inicia una etapa liberal caracterizada por el equilibrio entre el poder
del Presidente de la República y los grupos políticos, y en consecuencia se abre para la legislación
penal un periodo intermedio (1810, 1874) en el cual los gobiernos independientes comenzaron a
dictar leyes especiales sobre determinadas materias penales, que rigieron con preferencia a las
españolas o, en su defecto, destinadas a adaptar la legislación a las necesidades y, sobre todo, a
la idiosincrasia nacional. Legislación que tiene un especial interés por poner en evidencia los
problemas penales que debieron afrontarse y, especialmente, para mostrar la orientación del
legislador.

En defecto de las leyes españolas, se dictaron leyes especiales en materia penal, conformando así
las primeras leyes penales chilenas.

 Disposiciones sobre el ejercicio de la libertad de imprenta: La primera de las disposiciones


establece la censura de las publicaciones por un Tribunal de Apelaciones, cambiándose para
lo sucesivo la orientación de la materia, que reconoció la libertad de imprenta, haciendo
responsables de los escritos propagados mediante ella a los autores, y en caso de escritos
anónimos a los impresores, quienes debían responder también de los escritos religiosos
publicados sin la debida censura eclesiástica.
 Disposiciones sobre la pena de azotes: Empieza con la que suprime la pena de azotes por
varias alternativas posteriores (1823).
 Disposiciones sobre los delitos contra la propiedad: Destaca la Ley general de hurtos y robos
(1849).
 Disposiciones sobre delitos varios: Referentes a cuestiones muy diferentes como la prohibición
de juegos de azar y envite, castigo del espionaje con pena de muerte, prohibición de cargar
armas, penas legales a quienes provocaran desafíos, castigo al tráfico de esclavos o su
compra en alta mar con la pena de crimen de piratería (1842), atentados contra las líneas
telegráficas, la no admisión como eximente la embriaguez del reo y la parte ofendida no puede
perdonar al delincuente salvo en lo relativo a indemnizaciones por perjuicio. Se establece
la prisión por deudas y en casos de penas alternativas el juez debería aplicar la que estimase
conveniente considerando calidad social, hábitos de vida, educación y otras circunstancias que
hacen que una misma pena sea más acerba para algunas personas que para otras. Se
consagra la obligación de los jueces de atenerse a lo más favorable al reo cuando al fallar
causas criminales en un tribunal colegiado resultase empate de votos

Este cuerpo legal ha sido objeto de algunas modificaciones, siendo las más relevantes las
introducidas en:

 1947: La ley del 4 de enero redacta de manera diferente el artículo 472, en que se precisa y
pena la usura – cuyo delito fue introducido por la ley 7.632, de 8 de octubre de 1943- y entre
otras transformaciones elimina la habitualidad que era condición del tipo delictivo.
 1950: Acorde a la ley N° 9.762, del día 10 de noviembre, se modifica el artículo 142,
concerniente a la sustracción de un menor de 10 años, haciendo distinciones para aumentar la
penalidad inclusive hasta la pena de muerte, si se abusó deshonestamente de la víctima y si a
consecuencia de la sustracción resultaron heridas o muerte del menor. Además se modifica el
artículo 358, último párrafo, para permitir elevar la pena cuando la raptada fuese menor de 12
años.
 1952: La ley n° 10.309, del día 17 de marzo, por motivo de la depreciación de la moneda se
regulariza ahora la transformación de la pena pecuniaria en reclusión, cuando aquella no se
paga, a razón de un día por cada veinte pesos, en vez de uno.
 1953: La ley 11.183, del 10 de junio de 1953, Es de bastante suma importancia, por ella se
modifica un gran número de artículos de este código. Algunos de estos cambios son: se
establece el límite de edad de 18 años, en vez de 20, condicionado al discernimiento para
declarar la exención de responsabilidad criminal; se deroga la circ.11 del artículo 10 por no ser
ya eximente el uxoricidio por adulterio; se modifican los plazos para la prescripción de la
acción y de la pena.; se suprime la circ. 2° del artículo 11, porque ya no se procede apreciar
como atenuante el ser menor de 20 años; se establece la forma de regular la pena cuando se
trata de mayores de 16 y menores de 18 años.
 1954: Son también trascendentales las reformas introducidas por la ley n°11.625, del 4 de
octubre de 1954, llamada "Estado Antisociales y Medidas de Seguridad". Una de las
novedades es que se admite la defensa legítima para quien trate de impedir la consumación
de robos, cualquiera sea el daño inferido al agresor; como así también las que se refieren al
delito de robo. El robo con homicidio, violación o lesiones muy graves se modifica para dejar
reducido a estos casos la imposición de la pena de presidio mayor a muerte; se redacta de
mejor manera y la pena es más propicia, desistiendo del sistema de evaluar la penalidad por el
valor de los objetos sustraídos.
 2001: Por ley n°19.734 del día 5 de junio del 2001, se deroga la pena de muerte,
reemplazándose por presidio perpetuo calificado.
DELITOS CONTRA EL BUEN VIVIR.

Artículo 214.- Manipulación genética.- La persona que manipule genes humanos alterando el
genotipo, con finalidad diferente a la de prevenir o combatir una enfermedad, será sancionada con
pena privativa de libertad de tres a cinco años. La persona que realice terapia génica en células
germinales, con finalidad diferente a la de combatir una enfermedad, será sancionada con pena
privativa de libertad de cinco a siete años. Suplemento -- Registro Oficial Nº 180 -- Lunes 10 de
febrero de 2014 -- 35 La persona que genere seres humanos por clonación, será sancionada con
pena privativa de libertad de siete a diez años.

Artículo 215.- Daño permanente a la salud.- La persona que utilice elementos biológicos,
químicos o radioactivos que causen un daño irreparable, irreversible o permanente a la salud de
una o más personas, será sancionada con pena privativa de libertad de siete a diez años.

Artículo 216.- Contaminación de sustancias destinadas al consumo humano.- La persona que


altere, poniendo en riesgo, la vida o la salud, materias o productos alimenticios o bebidas
alcohólicas destinadas al consumo humano, será sancionado con pena privativa de libertad de tres
a cinco años. Con la misma pena será sancionada la persona que, conociendo de la alteración,
participe en la cadena de producción, distribución y venta o, en la no observancia de las normas
respectivas en lo referente al control de los alimentos. La comisión de esta infracción de manera
culposa, será sancionada con pena privativa de libertad de dos a seis meses.

Artículo 217.- Producción, fabricación, comercialización y distribución de medicamentos e


insumos caducados.- La persona que importe, produzca, fabrique, comercialice, distribuya o
expenda medicamentos o dispositivos médicos falsificados o que incumpla las exigencias
normativas relativas a su composición, estabilidad y eficacia, será sancionada con pena privativa
de libertad de tres a cinco años. La persona que expenda o despache medicamentos caducados y
con ello ponga en peligro la vida o la salud de las personas, será sancionada con pena privativa de
libertad de seis meses a dos años e inhabilitación para el ejercicio de la profesión u oficio por seis
meses. Si se determina responsabilidad penal de una persona jurídica, será sancionada con una
multa de treinta a cincuenta salarios básicos unificados del trabajador en general y la extinción de
la misma.

Artículo 219.- Producción ilícita de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización.- La persona


que directa o indirectamente sin autorización y requisitos previstos en la normativa
correspondiente: 1. Produzca, fabrique, extraiga o prepare, sustancias estupefacientes,
psicotrópicas o preparados que las contengan, será sancionada con pena privativa de libertad de
siete a diez años 2. Produzca, fabrique o prepare precursores y químicos específicos destinados a
la elaboración ilícita de sustancias estupefacientes y psicotrópicas o preparados que las
contengan, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

Artículo 220.- Tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización.- La persona


que directa o indirectamente sin autorización y requisitos previstos en la normativa
correspondiente: 1. Oferte, almacene, intermedie, distribuya, compre, venda, envíe, transporte,
comercialice, importe, exporte, tenga, posea o en general efectúe tráfico ilícito de sustancias
estupefacientes y psicotrópicas o preparados que las contengan, en las cantidades señaladas en
las escalas previstas en la normativa correspondiente, será sancionada con pena privativa de
libertad de la siguiente manera: a) Mínima escala de dos a seis meses. b) Mediana escala de uno a
tres años. c) Alta escala de cinco a siete años. d) Gran escala de diez a trece años. 2. Oferte,
almacene, intermedie, distribuya, compre, venda, envíe, transporte, comercialice, importe, exporte,
tenga, posea o en general efectúe tráfico ilícito de precursores químicos o sustancias químicas
específicas, destinados para la elaboración ilícita de sustancias estupefacientes y psicotrópicas o
preparados que las contengan, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete
años. Si las sustancias estupefacientes y psicotrópicas o preparados que las contengan, se
oferten, vendan, distribuyan o entreguen a niñas, niños o adolescentes, se impondrá el máximo de
la pena aumentada en un tercio. La tenencia o posesión de sustancias estupefacientes o
psicotrópicas para uso o consumo personal en las cantidades establecidas por la normativa
correspondiente, no será punible.

Artículo 222.- Siembra o cultivo.- La persona que siembre, cultive o coseche plantas para extraer
sustancias que por sí mismas o por cuyos principios activos van a ser utilizadas en la producción
de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, con fines de comercialización, será sancionada con
pena privativa de libertad de uno a tres años

Artículo 229.- Revelación ilegal de base de datos.- La persona que, en provecho propio o de un
tercero, revele información registrada, contenida en ficheros, archivos, bases de datos o medios
semejantes, a través o dirigidas a un sistema electrónico, informático, telemático o de
telecomunicaciones; materializando voluntaria e intencionalmente la violación del secreto, la
intimidad y la privacidad de las personas, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a
tres años. Si esta conducta se comete por una o un servidor público, empleadas o empleados
bancarios internos o de instituciones de la economía popular y solidaria que realicen
intermediación financiera o contratistas, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a
cinco años.

Artículo 236.- Casinos, salas de juego, casas de apuestas o negocios dedicados a la


realización de juegos de azar.- La persona que administre, ponga en funcionamiento o
establezca casinos, salas de juego, casas de apuestas o negocios dedicados a la realización de
juegos de azar, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. La persona que
con afán de lucro lleve a cabo las actividades señaladas en el inciso anterior, simulando que las
efectúa sin fines de lucro, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.
Serán comisados los instrumentos, productos o réditos utilizados u obtenidos por el cometimiento
de la infracción.

Artículo 237.- Destrucción de bienes del patrimonio cultural.- La persona que dañe, deteriore,
destruya total o parcialmente, bienes pertenecientes al patrimonio cultural del Estado,
considerados como tales en la legislación nacional o en los instrumentos internacionales ratificados
por el Ecuador, sin importar el derecho real que tenga sobre ellos, será sancionada con pena
privativa de libertad de uno a tres años. Con la misma pena será sancionado la o el servidor o la o
el empleado público que actuando por sí mismo o como miembro de un cuerpo colegiado, autorice
o permita, contra derecho, modificaciones, alteraciones o derrocamientos que causen la
destrucción o dañen bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural de la Nación; así como al
funcionario o empleado cuyo informe u opinión haya conducido al mismo resultado. 38 --
Suplemento -- Registro Oficial Nº 180 -- Lunes 10 de febrero de 2014 Cuando no sea posible la
reconstrucción o restauración del bien objeto de la infracción, se aplicará el máximo de la pena
privativa de libertad. Si se determina responsabilidad penal de persona jurídica se impondrá la
pena de disolución.