Vous êtes sur la page 1sur 10

UNIVERSIDAD UNIACC

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES.


LICENCIATURA EN TRABAJO SOCIAL.

“Teoría de Sistemas”

Estudiantes: Camila Echeverría Osorio.


Silvana Escalera Majoó.
Ingrid Bascur Gutiérrez.
Catalina Hernández Moyano.

Docente: Catherine Leiva Marchant


Teoría de sistema.

Parsons para elaborar su teoría se basa en varias fuentes. Principalmente toma a


Durkheim, utilizando su definición de sociedad, pero considerada como un sistema y no
un organismo, En contraposición a Marx considera al conflicto como disfunción. Toma de
Weber el concepto de acción social, lo que es una conducta con significado referente a la
cultura. Por último toma de Ludwing von Bertalanffy, biólogo y padre de la teoría general
de sistemas, su propuesta de un modelo que amplíe la visión científica bajo un nuevo
aspecto de ordenamiento y relación a través del modelo de sistema.

Esta teoría se encuentra en el centro de la obra de Talcott Persons, el cual propone una
seria de respuestas a los problemas planteados por el funcionalismo estructural, para
elaborar estas respuestas, Parsons elaboro los siguientes supuestos:

a. Los sistemas sociales tiene las características del orden y de la interdependencia


de las partes.
b. Los sistemas sociales tienen tendencia hacia el orden, que se mantiene por sí
mismo o por un constante equilibrio.
c. La naturaleza de una parte del sistema, influye en la forma en que pueden
adoptar las otras partes
d. Los sistemas mantiene fronteras con cada uno de sus ambientes.

En relación a la pregunta ¿si la teoría de sistema tiene un vínculo con las ciencias
sociales? En relación a lo plateado por persons si tiene un vínculo con las ciencias
sociales, ya que el objeto de estudio son las personas, autoconscientes, y reflexivas que
confieren sentido y significado a sus actos, que crean y recrean permanentemente su
mundo, y con ello sus productos, tales como las instituciones sociales. Debido al sistema
social que habla persons, en relación a lo que indica sobre la tendencia al orden y el
equilibrio, la forma en que el ser humano adopta la naturaleza de una parte del sistema,
responde la pregunta ¿sobre si el trabajo social tiene un vínculo?, la respuesta es sí, ya
que este mediante las teorías y paradigmas sociales que existen, mantiene el equilibrio de
esta sociedad, tiene un mejor conocimiento del comportamiento humano y su estructura
social.

Estos supuestos llevaron a Parsons a realizar un análisis de la estructura ordenada de la


sociedad, lo cual constituía su principal preocupación. En esta tarea no se ocupó del
cambio social sino hasta muchos años más tarde.

La reflexión de persons sobre el sistema social, comienza en un nivel micro de la


interacción entre el ego y el alter ego definida como la forma más elemental del sistema
social, aunque dedico poco tiempo al análisis de este nivel, sostuvo que los rasgos de
este sistema de interacción están presente en las formas más complejas que adopta el
sistema social, por esta razón persons define el sistema social de la siguiente forma: “un
sistema social reducido a los términos más simples consisten en una pluralidad de actores
individuales que interactúan entre si en una situación que tiene, al menos, un aspecto
físico o de medio ambiente, actores motivados por una tendencia a obtener un óptimo de
gratificación y cuya relación con sus situaciones incluyendo a los demás actores están
medidas y definidas por un sistema de símbolos culturalmente estructurados y
compartidos” Parsons (1951).

El nivel micro a que se refiere persons visto desde la visión de la sociedad, se refiere a un
proceso continuo de interacción social en el que las personas al dar sentido y significado
a las cosas que les rodean, van creando y recreando continuamente las realidades
sociales las percepciones individuales de la realidad, no tendiendo porque coincidir
ejemplo: una persona tiene una experiencia sobre lo que construye su personalidad, esto
es, el entramado, relativamente consistente, de las formas de pensar, sentir y actuar de
una persona.

La interacción simbólica que se refiere Persons se concentra en el análisis de las


relaciones personales que ocurren entre las personas, cuando estas se comunican entre
ellas. El interaccionismo simbólico apunta al significado subjetivo de los actores humanos
y al proceso a través del cual los individuos desarrollan y comunican interacciones y
sentimientos compartidos.
Las interacciones es posible debido al desarrollo de símbolos con significado comparativo
entre los individuos por ejemplo: una palabra, un objeto, una cosa el lenguaje, los gestos.

Esta definición del sistema social contiene mucho de los conceptos de la obra de Persons,
a pesar de su compromiso con la concepción del sistema social como un sistema de
interacción, no tomo la interacción como unidad fundamental en su estudio del sistema
social. Utilizo el sistema más complejo status y rol. Como ya hemos señalado, este no
constituye ni un aspecto de los actores ni un aspecto de la interacción, sino un
componente estructural del sistema social.

El status, hace referencia a una posición estructural en el centro de un sistema social, y el


rol a lo que hace el actor en esa posición; ambos son considerados en el contexto de su
significado funcional para el sistema. En su análisis del sistema social, persons además
de ocuparse del status y del rol, también se interesó por los grandes componentes de los
sistemas sociales, tales como, las colectividades, las normas y los valores. Sin embargo
en su estudio del sistema social, Parsons adoptó no sólo una postura estructuralista, sino
que también funcionalista. Según persons los requisitos funcionales de todo sistema
social son los siguientes:

a. Los sistemas sociales deben estar estructurados de manera que sea compatibles
con otros sistemas.
b. Para sobrevivir el sistema social debe contar con el apoyo de otros sistemas.
c. Todo sistema social debe satisfacer una proporción significativa de las
necesidades de los actores.
d. El sistema social debe suscitar en sus miembros una participación suficiente.
e. Un sistema social requiere un lenguaje para sobrevivir.

Estos prerrequisitos hacen los 4 subsistemas famosos de Parsons: desarrolló el sistema


del funcionalismo estructural, para cuya comprensión es indispensable su esquema
denominado AGIL. Las siglas AGIL se corresponden con lo que Parsons consideraba
cuatro imperativos funcionales necesarios en todo sistema:

A: Adaptación; todo sistema debe abarcar las situaciones externas. Debe adaptarse a su
entorno y adaptar el entorno a sus necesidades.-
G (Goal attainment): Capacidad para alcanzar metas; un sistema debe definir y alcanzar
sus metas fundamentales.

I: Integración; El sistema debe regular la interrelación entre sus componentes. También


debe controlar la relación entre los otros imperativos funcionales; A, G y L.

L: Latencia (mantenimiento de patrones); un sistema debe proporcionar, mantener y


renovar la motivación de los individuos y las pautas culturales que lo integran.

El sistema de la acción social de Parsons, muy influido por weber, se divide en cuatro
subsistemas que se corresponden con las partes del esquema AGIL:

1. Sistema social (Integración).

2. Sistema cultural (Latencia).

3. Sistema de la personalidad (Capacidad para alcanzar metas)

4. Organismo conductual (Adaptación)

El conclusión podemos decir que Parsons centro su atención en los grandes sistemas
sociales y en la interrelación que se produce entre ellos. Incluso cuando hablaba de los
actores, lo hacía desde la perspectiva del sistema, lo cual refleja su preocupación por el
mantenimiento del orden del sistema social.

Otro autor, de aportes más recientes en materia de teoría de sistema es Nolklas


Luhmann, quien tomando algunos aportes desde la biología propuestos por el chileno
Humberto Maturana, como la autopoiesis, que es la capacidad que tiene las células de
regenerarse, lo aplica a los sistemas sociales como sistemas vivos.

Los sistemas sociales, para poder sobrevivir deben tener algunas características
fundamentales y básicas, tales como la capacidad de abrirse y cerrarse operativamente,
con el objeto de reducir la complejidad existente en su entorno y así construir su propia
identidad. Aquellos sistemas que no cuentan con esta habilidad corren el riesgo
permanente de confundirse con el entorno y termina confundiéndose con él.

Caracterización de la familia a través de la teoría de sistemas.

Convivencia Familiar. La familia está compuesta por muchos sistemas que interactúan
entre sí, las que inciden en varios factores funcionales de la familia. En caso de que uno
de esos subsistemas funcione erróneamente todo es alterado en el funcionamiento del
núcleo familiar, las cosas no fluirán de manera correcta.

La familia es un conjunto de personas que tienen en común vínculos de parentesco y


están unidos por fuertes lazos afectivos. Según las teorías sistémicas, la familia, como
grupo de personas, se configura como un sistema, en el cada uno de los miembros forma
parte de un todo, cada integrante de la familia desempeña un rol y este puede ser
autoritario, cuidador, dedicado, mimoso, etc. Esto que mencionamos solo toma sentido
dentro del sistema familiar, en relación con las demás personas del núcleo.

Los sistemas familiares funcionan a través de las siguientes propiedades.

 Totalidad: es que cada miembro forma parte de un todo, al generar un cambio en


un individuo del núcleo se producen cambios en todos los demás y genera un
impacto en el sistema.
 Actividad: cada personas que compone el núcleo familiar es activa,
comunicacional e interaccional, reacciona según su carácter.
 Relaciones circulares: Las relaciones no son lineales, se entremezclan.
 Fuerzas de equilibración: Como todo sistema necesita el equilibrio en caso de
desajustes.

La convivencia familiar viene determinada por el funcionamiento del sistema. Entendiendo


que cada grupo es un sistema distinto o particular, con interacciones específicas, donde
cada uno de los sujetos y sus interacciones e influencias van a determinar la convivencia
familiar. En todo sistema existen desajustes y desequilibrios, las claves para equilibrar el
sistema están en fuerzas comunes basadas en el respeto, la colaboración, el afecto y las
habilidades emocionales de los miembros.

Las claves para desarrollar una buena convivencia familiar.

1. Emplear en todo momento una comunicación positiva e inteligente, basada en la


asertividad y la empatía.
2. Crear un clima de seguridad y comodidad donde todos los miembros de la familia
tengan libertad para expresarse y dar su opinión. Intentar no ser tan crítico ni
presionar.
3. Límites y normas claras, concisas y consensuadas, para desarrollar cualquier
convivencia es necesario consensuar un conjunto de reglas, elaboradas en
conjunto por todos los miembros para el buen funcionamiento del grupo.
4. Reparto de derechos y obligaciones, es importante que todos los integrantes del
núcleo familiar sienta comodidad en sus deberes y derechos.
5. Inculcar un clima de respeto y colaboración, las buenas relaciones deben basarse
en el respeto y en la colaboración de todos como partes de un todo.
6. Afectos, las demostraciones de amor y cariño deben ser abundantes, ya que los
afectos son la base sobre la que sustenta la familia.
7. Solución de conflictos de forma constructiva, ante los conflictos práctica
estrategias de solución que se basen en la escucha y en el trabajo común en
busca de la mejor solución para todos.
8. Inteligencia emocional, es importante dotarse de inteligencia emocional que nos
permita entendernos a nosotros mismos y entender a los demás. Ante los
conflictos regular las propias emociones y comprender la de los demás.
9. Tiempo de calidad, para cultivar los vínculos y lazos que nos unen. Es
fundamental buscar tiempo de calidad para disfrutar en familia. Ayuda a
distendernos olvidar las preocupaciones y se fortalecen los lazos y la unión
familiar.
10. Sentido del humor, emplear la risa y las actitudes positivas son saludables para
uno mismo y para el buen funcionamiento del grupo familiar.

Los trabajos iniciales en las teorías de sistemas se realizan en terapias familiares y son
las escuelas de Palo Alto y Milán las que basan sus supuestos de intervención. Luego hay
una evolución contrastando sus resultados con la experiencia clínica y con la
investigación empírica de laboratorio.

La población de estudio en el modelo sistémico no queda solo reducida a estudio de


pacientes y familias con problemas graves, sino que explica el comportamiento y la
evolución de familias normativas y normalizadas, sirviendo de base a programas de
formación y prevención. Considerando que la familia es el sistema que define y configura
en mayor medida el desarrollo de la persona desde su concepción.
También está el Mesosistema familiar, como conjunto de sistemas con lo que la familia
guarda relación y con los que mantiene intercambios directos, es una dimensión
importante en los informes de valoración familiar. En cada etapa del ciclo familiar, suele
haber unos sistemas de interacción más frecuentes, que todo informe de valoración debe
considerar, el colegio, las amistades, el club deportivo, el partido político o asociaciones
de vecinos. En cada caso, el mesosistema recibe la influencia de la familia, así las
tensiones familiares se reflejan en el comportamiento del hijo en la escuela. De igual
modo el mesosistema existente puede convertirse en una fuente de apoyo.

El Macrosistema familiar es el conjunto de valores culturales, ideologías, creencias y


políticas, da forma a la organización de las instituciones sociales. Es así como el modelo
sistémico permite observar como cada grupo familiar se inserta dentro de una red social
más amplia, desde ahí se despliega su energía para alcanzar su propia autonomía. La
estructura familiar es compleja y dinámica. Definición de familia según la teoría de
sistemas “La familia es un conjunto organizado e interdependiente de personas en
constante interacción, que se regula por unas reglas y por funciones dinámicas que
existen entre sí y con el exterior”.

Conjunto: se refiere que la familia es una totalidad, una Gestal que aporta una realidad
más allá de la suma de sus individualidades.

Estructurados: es decir que la familia lleva consigo una estructura, una organización de
la vida cotidiana que incluye unas reglas de interacción y una jerarquización de las
relaciones entre sus componentes.

Personas: la psicología familiar y la psicología del desarrollo han retomado su papel


dentro de la familia como sujeto activo con capacidad de modificar el sistema y de
cambiar las metas y los procedimientos internos.

Proposito: el sistema evolutivo como otra característica del sistema familiar, está
orientado a la consecuencia de determinadas metas.

Autoorganizado: ya que es la familia que plantea sus metas y medios para lograrlo. La
familia es agente de su propio desarrollo, de sus cambios a través de estrategias, normas
recursos y procedimientos aportados por todos sus miembros, que van asimilando del
mismo entorno en el que la familia se desenvuelve o bien de su particular historia familiar.
También es la capacidad de autoorganización se une a la capacidad de retroalimentación
en el proceso familiar.
Interacción: todos los miembros permanecen en contacto entre sí.

Abierto: desde el punto de vista termodinámico y de organización, los sistemas se


clasifican en abiertos o cerrados, según se intercambien.
Bibliografía

Alberdi, I. (1999). La nueva familia Española, Madrid.

Arranz, E. (2000). “Interacción entre hermanos y desarrollo psicológico, una propuesta


educativa”.

Rodríguez, C. Psicóloga y Pedagoga.