Vous êtes sur la page 1sur 1

INTRODUCCION

Desde muy antiguamente, el hombre en su busqueda por el conocimiento se ha valido del


uso y aplicación de técnicas y estratégias para el fortalecimiento de procesos educativos más
eficaces y consonos con la realidad que vivimos. Según Sócrates, la educación es el único medio
para la conformación de una sociedad más justa siendo éste el cincel o piedra angular que permite
modelar la sociedad ideal en este mundo limitado por el devenir, el cambio y la materia.

La educación comprende la manera de fomentar el desarrollo nde una conciencia moral,


ética y ciudadana para alcanzar una mejor calidad de vida, así como tambien, contribuir a la
formación y capacitación de recursos humanos dirigidos a lograr el desarrollo integral y autónomo
de la sociedad. Por lo tanto, los procesos educativos que imperan dentro de una sociedad van
ligados a la formación humana y a la formación intelectual de seres pensantes dispuestos a
contribuir con el desarrollo social de los individuos que lo rodean.

Por otra parte, la formación, desarrollo y supervición de procesos educativos y didácticos


envuelven un conjunto de factores que permiten evaluar el desempeño tanto de quien enseña como
de quien aprende, así como tambien, de la calidad de la información impartida. En consecuencia,
los procesos educativos están conformados por el conjunto de actividades conducentes a alcanzar la
formación académica e intelectual del ser humano de manera pedagógica.

Finalmente, podemos decir que los procesos educativos se basan de la transmisión de


conocimientos, valores y saberes útiles para el desarrollo personal e intelectual del ser humano. En
otras palabras, es la socialización de imdividuos por medio de la enseñanza que busca que las
personas adquieran ciertos conocimientos esenciales para alcanzar una interacción social y su
desarrollo integral para ser agentes de cambio dentro de la sociedad.