Vous êtes sur la page 1sur 1

La carta de autorización es un tipo de documento de ámbito legal, que

permite autorizar a otra persona a actuar en nuestro nombre para la realización


de diversas prácticas que requieran desplazarse o acudir a eventos y que por
impedimento físico, jurídico o médico no pueda realizarse por el principal
interesado.
Entre los distintos trámites que pueden realizarse mediante una carta de
autorización, destacan los siguientes como los más habituales:

 Trámites administrativos públicos


 Recoger y entregar documentos
 Retiro de cesantías
 Representación legal
 Utilización de vehículos
 Pago de impuestos
Una carta de autorización también puede servir de intermediación en temas
relacionados con menores, que necesiten la aprobación por parte de sus
padres o sus tutores legales para llevar a cabo distintos procedimientos.
Normalmente suelen ser cartas de autorización a un hijo para realizar distintas
actividades.

 Formalizar contratos laborales


 Viajes fuera y dentro del país
 Utilización de una tarjeta de crédito
 Acudir a la Universidad
En dicha carta se publica nuestro documento nacional de identidad, así como el
documento de identidad de la persona que va a actuar por nosotros. La firma
debe coincidir con la firma de nuestro Carnet, y de esta forma, otra persona
puede actuar y solicitar documentos a nombre nuestro, o recoger un paquete
de una oficina de mensajería, o realizar un matricula para la universidad, y así
hasta un número de actuaciones limitadas.

Existen otras actuaciones para las que un modelo de carta de autorización no


tiene validez, como todo tipo de transacciones bancarias en la que la persona
pudiera resultar perjudicada o que conlleve un delito. Ante todo, la justicia
defiende siempre los derechos de las personas y la carta de autorización es la
puerta más fácil para perjudicar a otra persona.

En estos temas tan delicados, se hace necesario el uso del notario o de la carta
notariada, que para el caso de las autorizaciones recibe el nombre de “Carta de
poder“.
Mediante la carta poder bajo el sello notarial, es posible permitir la autorización
de trámites en los que las personas pueden realizar cambios de una amplia
importancia, como pudieran ser:
 Retirada de efectivo de una cuenta bancaria
 Representación jurídica
 Solicitud de historial clínico
 Documentos de hacienda
 Cambio de titular bancario
 Compra-venta de inmuebles
 Solicitud de antecedentes penales