Vous êtes sur la page 1sur 10

PROVISIÓN DE SERVICIOS

Especialmente en la periferia de las grandes ciudades del país se carece de servicios básicos, como
por ejemplo el agua potable. También son escasos o distantes los dispensarios médicos; por eso
existía la necesidad de generar programas y políticas públicas para que la salud llegue a las personas
que más lo necesitan y que por diversas razones no pueden acudir hasta un hospital en busca de
atención.
El Médico del Barrio, que forma parte del programa integral Toda una Vida, es una de las políticas
sociales más importantes impulsadas por el Presidente de la República desde que asumió el poder;
ya cumplió un año y se ven algunos resultados tangibles que fueron explicados por funcionarios del
Ministerio de Salud Pública (MSP) bajo la premisa de “acercar los servicios de salud a la
comunidad”.
El MSP explica que se trata de una estrategia de abordaje en la atención de salud, que tiene como
objetivo consolidar un modelo de atención integral y garantizar el acceso equitativo a los servicios
de salud a la población, “con énfasis en los grupos prioritarios y vulnerables, acercándolos a la
comunidad”.
El plan fue presentado el 30 de agosto del año pasado, simultáneamente en Santa Elena, Alausí y
Guaranda. Desde allí comenzó a proyectarse hacia todo el país y llegó a 270.169 personas.

Se organizaron en total 1.878 equipos de atención integral de salud con personal del MSP. La
estrategia, explicaron las autoridades, tiene
dos etapas: la identificación y la captación
en el territorio, lo que equivale a recorrer
todos los sectores.

GRUPOS VULNERABLES
Los grupos prioritarios están conformados
por adultos mayores, mujeres embarazadas,
niños menores de dos años; niños menores
de cinco años en riesgo de malnutrición,
niños con esquema de vacuna incompleta o
personas con algún tipo de
discapacidad, personas con problemas de
salud mental, personas privadas de la
libertad o con enfermedades crónicas no
transmisibles, con tuberculosis, VIH.

Los grupos vulnerables están conformados


por mujeres embarazadas con riesgo alto,
niños menores de 2 años en riesgo de
desnutrición aguda, personas con
discapacidad física e intelectual en abandono, personas con enfermedades crónicas o de alta
complejidad que no tengan adecuado control de las mismas o que requieran cuidados paliativos,
personas con riesgo genético, víctimas de violencia y personas con intentos suicidas.
ORGANIZACIÓN DEL MAIS EN RELACIÓN CON EL PROGRAMA MÉDICO DEL BARRIO

El “Médico del Barrio (médico general /médico rural) y su equipo integral de salud” será el
responsable de realizar las siguientes macro actividades:

 Captación de pacientes que correspondan a los grupos prioritarios y grupos


prioritarios/vulnerables en el territorio asignado a su equipo.

 Seguimiento de los pacientes de los grupos prioritarios.

 Referencia de los pacientes de grupos prioritarios/vulnerables a los especialistas en


Medicina Familiar y Comunitaria (MFC) y/o Medicina General Integral (MGI)

 Llenado de ficha familiar de los grupos prioritarios y de los grupos prioritarios/vulnerables.

 Identificación y registro de los grupos prioritarios y grupos prioritarios/vulnerables en los


mapas parlantes, sala situacional.

Grupos prioritarios

• Mujeres embarazadas
• Niños menores de 5 años con malnutrición (desnutridos , con sobrepeso u
obesidad) y esquema de vacunas incompletos
• Personas con discapacidad ( visual, auditiva, física, mental )
• Personas privadas de la libertad
• Personas que adolecen enfermedades crónicas, catastróficas o de alta
complejidad
• Personas con problemas de salud mental
De la misma forma, el “Médico del Barrio y su equipo integral en salud”, será responsable de realizar
la referencia pertinente a través del formulario 053, para los pacientes de grupos
prioritarios/vulnerables, los mismos que recibirán la atención y seguimiento por parte del
especialista en Medicina Familiar y Comunitaria (MFC) o Médico General Integral (MGI).

Médico Familiar y Comunitario (MFC)/ Médico General Integral (MGI).


Los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria (MFC) y/o Medicina General Integral (MGI),
serán responsables de uno o varios establecimientos de salud de Primer Nivel de atención, los
mismos que se asignarán de acuerdo al total existente en su territorio. Esto con el fin de garantizar
la atención y seguimiento de los casos que le corresponden por su complejidad, actuando sobre los
problemas de salud y sus determinantes para contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida
y salud de la población, a través de las siguientes actividades que lo convierten en el médico de
cabecera de los grupos prioritarios/vulnerables y sus familias:
 Elaboración de los planes de tratamiento de los grupos prioritarios/vulnerables captados
por el Médico del Barrio.
 Atención directa a los grupos prioritarios/vulnerables y sus familias.

 Acompañamiento al establecimiento de referencia del segundo nivel de atención a los


grupos prioritarios/vulnerables.

 Levantamiento de la Historia Familiar.

 Supervisión y seguimiento de los planes de tratamiento de los grupos


prioritarios/vulnerables.

Distribución del Médico del Barrio y su equipo integral en salud por sectores.

De acuerdo con lo establecido en el Modelo de Atención Integral en Salud Familiar, Comunitario e


Intercultural (MAIS-FCI), las Direcciones Distritales serán quienes conformen y designen a los
Equipos de Atención Integral según criterios de población, familias, acceso geográfico, cultural y
social.

Para el desarrollo de la estrategia “Médico del Barrio y su equipo de atención integral en salud”, la
distribución deberá orientarse al reconocimiento de los barrios dentro del territorio previamente
asignado, es decir, que una vez determinada la cartografía de los sectores censales para su trabajo
en territorio los profesionales de salud deberán conocer el nombre y la cantidad de barrios que se
encuentran en su geografía, esto les facilitará realizar la identificación y captación de pacientes y
fortalecerá el acercamiento con actores sociales (líderes religiosos, dirigentes barriales, dirigentes
deportivos, etc.) e instituciones públicas y privadas (establecimientos educativos, centros de
privación de libertad, industrias, etc.), además mejorará los procesos de planificación, ejecución y
control de las acciones a realizarse para mejorar la salud de la población.

Proceso de captación y atención de grupos prioritarios.

El “Médico del barrio y su equipo de atención integral en salud” en conjunto con agentes
comunitarios y actores sociales, realizará la captación de los grupos prioritarios en su territorio
asignado, dentro de este grupo se identificarán los pacientes prioritarios/vulnerables.

Seguimiento de grupos prioritarios.

La estrategia “Médico del Barrio y su equipo de atención integral en salud” desarrolla actividades
de promoción de estilos de vida saludable con la comunidad trabajando de manera
insterinstitucional, en conjunto con el Comité Local de Salud a fin de desarrollar actividades de
organización comunitaria involucrando a los actores sociales de la zona de cobertura para trabajar
sobre los problemas prioritarios de la población, según establece el Modelo de Atención Integral en
Salud Familiar, Comunitario e Intercultural (MAIS-FCI)

El seguimiento a grupos prioritarios será realizado por el “Médico del Barrio y su equipo de atención
integral en salud” y responderá a las acciones y objetivos planteados en su planificación.

La supervisión de los procesos de atención y seguimiento de los grupos prioritarios será realizada
por el médico especialista (MFC/MGI) asignado para cada territorio.
Seguimiento de grupos prioritarios/vulnerables.
El seguimiento a los grupos prioritarios/vulnerables lo realizará el médico especialista (MFC/MGI) a
través de las modalidades intra y extra mural.

Las actividades extramurales que debe realizar el médico especialista son las siguientes:

 Educación al paciente y su familia para crear conciencia de corresponsabilidad y


mejoramiento del entorno para la disminución de factores de riesgo.

 Evaluación del estado de salud.

 Atención directa.

 Hospitalización Domiciliaria y,

 Seguimiento

Las actividades planificadas para cada paciente dependerán de su necesidad particular.

Hospitalización domiciliaria.

Los establecimientos de segundo nivel de atención prestan servicios de atención ambulatoria


especializada y aquellas que requieran hospitalización, sin embargo, mucha de su capacidad está
ocupada por pacientes estables que requieren vigilancia permanente pero han superado su
complicación aguda inicial y que por tanto no justifican su estancia en un hospital, como por ejemplo
los geriátricos, crónicos o paliativos.

Las condiciones para la hospitalización domicilian de un paciente son los siguientes:

 Contar con la contrareferencia del segundo nivel de atención hacía el centro de salud.
 Consentimiento informado del paciente o representante legal.
 Accesibilidad desde el domicilio hasta el establecimiento de salud, ya que si surgiese alguna
complicación o empeoramiento no controlable en la situación del paciente, volvería al
centro hospitalario.
Así también existen casos en los que no se podrá realizar la hospitalización domiciliaria y son los
siguientes:

 Negativa del paciente o representante legal.


 Problemas familiares o sociales que impidan la llegada continua del profesional de salud.
 No necesitar de la asistencia especializada.

Es importante que el familiar tenga contacto directo (normalmente telefónico) con el médico
especialista en caso de consulta o urgencia.

Beneficios para el paciente:

 Recibir atención de calidad hospitalaria en el “lugar más terapeútico”.


 Reducir la dependencia hospitalaria y acelerar el aumento de la autonomía.
 Eliminar riesgo nosocomial.
 Fomentar la autonomía e independencia
 Aumentar su comodidad y bienestar.
 Acelerar la recuperación funcional.
 Mejorar la relación médico-paciente-familia
 Conservar la intimidad.
 Recibir educación sanitaria.

Beneficios para los establecimientos de salud:


 Liberación de camas hospitalarias.
 Acorta el promedio de permanencia de los pacientes en un centro hospitalario.
 Menor incidencia de infección nosocomial.
 Optimización de recursos.
Fortalece los procesos de contrareferencia.

GESTIÓN DEL PROGRAMA MEDICO DEL BARRIO

La salud pública es fundamental para garantizar el completo bienestar físico, mental y social. En este
sentido, en los últimos años el Estado ha buscado formas de brindar mejores servicios de salud a las
comunidades del país. Se han implementado nuevos modelos de gestión y servicio que permiten a la
ciudadanía acceder a los servicios de la Red Pública Integral de Salud (RPIS). Como parte de estos
modelos surge la estrategia Médico del Barrio. Programa que en un año ha realizado más de 270.000
atenciones de pacientes prioritarios y vulnerables en 196 barrios de todo el país.

Con el fin de fortalecer la atención primaria con enfoque en la promoción de la salud y prevención
de enfermedades, como una herramienta para que la ciudadanía pueda acceder a los servicios de salud,
el Presidente de la República del Ecuador, Sr. Lic. Lenin Boltaire Moreno Garcés y la Sra. Ministra
de Salud Pública, Dra. María Verónica Espinosa Serrano, realizaron en la ciudad de Santa Elena, el
30 de agosto del 2017, el lanzamiento de la “Estrategia de Abordaje Médico del Barrio y su Equipo
Integral de Salud”, además, forma parte del “Plan Toda una Vida”.

La atención del programa es prestada por equipos conformados por un médico general, un licenciado
en enfermería, un técnico en atención primaria de salud y un médico especialista. Hasta el momento
se han desplegado 1878 equipos. La iniciativa gubernamental estará conformada en todo el país por
7.200 galenos generales, 6.800 enfermeras y 1.520 técnicos de atención primaria.

El médico del barrio trabajará en dos modalidades: en los centros de salud atendiendo turnos
programados y recorriendo los hogares para brindar atención primaria preventiva. “Esta nueva
dinámica es la revolución de la salud”, apuntó.

La idea de que un médico camine a diario por una comunidad, se inserte en ella para conocer de
primera mano las necesidades de atención en salud de sus habitantes y posibilite el cambio de hábitos
de alimentación e higiénico sanitarios para prolongar la vida es un sueño que Ecuador podría hacer
realidad a corto plazo.
Este modelo de atención primaria se aplica con éxito en otros países de la región como Cuba,
Venezuela y Brasil, y existe una experiencia -aunque no gubernamental- en Argentina, con gran
impacto en la reducción de los principales indicadores de salud, las que hablan de las garantías para
la vida que proporcionan los Estados con voluntad política considerando el acceso a la salud como
un derecho humano.

Santa Elena ha sido el cantón escogido para el inicio de este programa debido a los altos índices de
personas contagiadas con VIH-SIDA y desnutrición, lo cual requiere una intervención inmediata.
También comenzará a aplicarse la estrategia en los cantones de Alausí y Guaranda hasta que sean
cubiertos todos los territorios del país hasta 2018 paulatinamente.

La ministra de Salud Pública, Verónica Espinosa, aseguró esta semana que este programa es un
complemento de la misión ‘Ternura’ que contempla a las gestantes y a los niños de 0 a 2 años y de 2
a 5 años; el Plan Mujer, dirigido a las mujeres en edad fértil; ‘Mis Mejores años’ a la Tercera Edad y
‘Las Manuelas’ para la atención a los discapacitados.

Los médicos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y su equipo (un técnico en atención
primaria y enfermero/a) tendrán la nueva lógica de volcar a la comunidad el sistema de salud en el
primer nivel de atención médica; “No es solamente curar enfermedades sino cuidar de la salud antes
de que aparezcan las enfermedades”.

Una vez se tienen identificados los grupos prioritarios y vulnerables, son visitados por los médicos y
se realiza un plan de seguimiento personalizado. A la vez, se implementa un proceso de vigilancia
comunitaria con el que la comunidad participa vigilando nuevos casos y novedades en la población
del sector.

Médico del Barrio tiene por objetivo consolidar el Modelo de Atención Integral de Salud (MAIS) y
garantizar el acceso a servicios de salud a la población, en especial los grupos prioritarios y más
vulnerables; además, fortalecer la atención primaria a través de la promoción de la salud y la
prevención de enfermedades.

“EAIS es el nombre con el que catalogamos al equipo sobre la base del modelo de atención integral
(...). El Médico del Barrio es una estrategia completa que aprovecha la existencia de los EAIS para
llevar a territorio actividades específicas, como las visitas a domicilio, la identificación de ciudadanos
en riesgo, la georreferenciación de los pacientes, la educación para la salud en la comunidad y la
intervención en determinantes sociales”

El Ministerio de Salud cuenta en la actualidad con el Modelo de Atención Integral en Salud, MAIS,
que es de donde nace esta nueva estrategia, “el modelo establece que el 80 por ciento del trabajo
médico que realiza la institución de salud tiene que ser en el marco de la promoción y prevención de
la salud.

La estrategia incorpora una visión integral en la salud del individuo, familia y comunidad con enfoque
en los determinantes de la salud de cada localidad, fomenta la plena participación de sus pobladores
y de sus autoridades locales para generar respuestas a los problemas de salud, en el marco del Modelo
de Atención Integral en Salud Familiar Comunitario e Intercultural (MAIS-FCI), incorpora dos ciclos
secuenciales de intervención que en algunos casos pueden ejecutarse de forma simultánea.
 Ciclo A: Intervención sobre pacientes vulnerables.
 Ciclo B: Intervención sobre pacientes prioritarios.

Cada ciclo cuenta con fases claramente definidas:

1. Fase I: Preparación para la implementación.


2. Fase II: Implementación inicial.
3. Fase III: Atención.
4. Fase IV: Monitoreo, evaluación y seguimiento.
5. Fase V: Actividades de consolidación de la estrategia.

FINANCIAMIENTO COMO UN COMPONENTE PRIMORDIAL EN


EL MAIS
Son 1.871 EAIS, cada uno integrado por un médico general, una enfermera y un técnico de atención
primaria, que recorren las zonas rurales y urbano marginales de 97 de los 221 cantones del país.
Buscan a quienes requieren atención prioritaria y tienen vulnerabilidad como las personas con
discapacidad, las embarazadas, los niños menores de cinco años con desnutrición, los ancianos
y quienes tienen enfermedades crónicas descompensadas. Donde el mayor desafío que se presenta
es el financiamiento para sostener este modelo de salud.
Para Menéndez (1985):―en toda sociedad el Modelo Médico cumple cuatro funciones básicas: a)
curativo-preventiva; b) normatizadora [sic]; c) de control y d) de legitimación. La primera función,
la curativo-preventiva es la que aparece generalmente como la única, o por lo menos como la
reconocida como más importante y relevante. Y en cierta medida así lo es; en el nivel manifiesto y
aparente la curación y secundariamente la prevención aparece como las funciones más frecuentes,
como aquellas con las cuales se identifica la práctica médica.
Con el fin de fortalecer la atención primaria con enfoque en la promoción de la salud y prevención
de enfermedades, como una herramienta para que la ciudadanía pueda acceder a los servicios de salud
se realizó el lanzamiento de la “Estrategia de Abordaje Médico del Barrio y su Equipo Integral de
Salud”
La estrategia incorpora una visión integral en la salud del individuo, familia y comunidad con enfoque
en los determinantes de la salud de cada localidad, fomenta la plena participación de sus pobladores
y de sus autoridades locales para generar respuestas a los problemas de salud, en el marco del Modelo
de Atención Integral en Salud Familiar Comunitario e Intercultural (MAIS-FCI), incorpora dos ciclos
secuenciales de intervención que en algunos casos pueden ejecutarse de forma simultánea.

 Ciclo A: Intervención sobre pacientes vulnerables.


 Ciclo B: Intervención sobre pacientes prioritarios.

De una u otra forma, el objetivo general es el Implementar a nivel nacional la “Estrategia de Abordaje
Médico del Barrio y su Equipo Integral de Salud” y establecer como metodología de acción oficial
del Ministerio de Salud Pública para impulsar la consolidación del Modelo de Atención Integral en
Salud Familiar, Comunitario e Intercultural (MAIS-FCI)

El componente de Financiamiento permite asegurar la obtención de los recursos necesarios


para el cumplimiento de:
• Planes Estratégicos nacionales, zonales, distritales, provinciales y en circuitos.
• Proyectos en salud de las organizaciones que forman el SNS.
• Conjunto de prestaciones
• Plan Nacional de Inversión en Infraestructura y Equipamiento del sector público.
Los elementos para el desarrollo de este componente serán.
• Recursos de la comunidad
• Definición de las fuentes de financiamiento
• Definición de la forma de asignación de recursos
• Definición de los mecanismos de pago
Para el financiamiento de los Planes Estratégicos y Proyectos sus fuentes provienen de los diferentes
presupuestos de las instituciones involucradas en el SNS.
El financiamiento del Régimen de Prestaciones Garantizadas y el Plan Nacional de Inversión
en equipamiento e infraestructura sus fuentes provienen de las instituciones del sector Salud que
forman la red pública: Ministerio de Salud, IESS, Fuerzas Armadas, Policía. El sector privado lo
realiza con fondos propios.
Normalmente la asignación de recursos a las unidades ejecutoras está basada en gastos históricos
y capacidad de gasto, en función de estos dos insumos se asignan los recursos cada año.
El país está dentro de un proceso de Transformación Democrática cuyo objetivo es llegar a
un “profundo rediseño institucional del Estado en la búsqueda de su rol regulador y planificador, la
modernización de las empresas públicas y los sectores estratégicos, la modernización del servicio
civil, la profesionalización de la función pública y la reorganización territorial del Estado”.
El artículo 366 de la Constitución indica....” Los recursos públicos serán distribuidos con base en
criterios de población y en las necesidades de salud por tanto la asignación de recursos se realizara
según los siguientes criterios:
Criterios de Población:
Territorial:
• Densidad poblacional
• Grado de dispersión de la población
• Vías de acceso disponibles (fluviales, terrestres, aéreas).
Estructura Demográfica:
• Pirámide poblacional: niños, niñas, adolescentes, adulto mayor etc.
Nivel socioeconómico:
• Población pobre enfatizando parroquias, cantones bajo la línea de pobreza.
Características Culturales:
• Facilitar la adecuación cultural de los servicios y prestaciones de medicina tradicional,
alternativa y complementaria definidas en el MAIS-FC.
Criterios de necesidades de salud
• Perfil epidemiológico: Considera las causas de mayor morbimortalidad en la población
ecuatoriana.
• Determinantes que afectan el desarrollo del individuo, familia comunidad por ejemplo,
saneamiento ambiental, nutrición, educación, vivienda, migración entre otros.

IMPACTO SOCIAL
Los resultados de impacto social se refieren a:
• La mejora de las condiciones de salud de la población adscrita, los mismos que deben ser
medibles y verificables, por ejemplo:
• Reducción de muertes y discapacidades prevenibles;
• Disminución de la muerte materna e infantil,
• Disminución de enfermedades prevalentes,
• Potenciación de condiciones, estilos de vida y espacios saludables, entre otros
Para producir impacto social se requiere la participación plena de la población y la coordinación
con los otros sectores e instituciones como: Educación, Trabajo, Vivienda, Ambiente, Policía,
Gobiernos Locales, entre otros.
NUEVOS DESAFIOS DEL MAIS EN BASE AL FINANCIAMIENTO:
Pese al avance relativo anotado para el sector salud, y a las expectativas creadas por su aplicación,
a 10 años de su vigencia se puede manifestar que muy poco de lo establecido en materia de salud en
la Constitución de 1998 fue aplicado en este periodo. Más bien se han observado contradicciones e
insuficiencias entre el texto constitucional y la realidad sanitaria, como:
Financiamiento público reducido y con aporte de usuarios, por lo señalado en el Art. 46, donde se
mencionaba que aparte del financiamiento del Presupuesto del Estado, también provendrá de
“…personas que ocupen sus servicios y que tengan capacidad de contribución económica…” en
flagrante contradicción con la garantía del derecho universal a la salud.
1. A nivel operativo, el fortalecimiento del nuevo Modelo de atención, integral familiar,
comunitario e ntercultural que ya se ha puesto en marcha, es una prioridad, porque conlleva
cambios fundamentales en el modo de pensar y hacer los servicios de salud. Incluye también la
ampliación de la estrategia renovada de Atención Primaria de la Salud (como núcleo del
Sistema de Salud) y la incorporación de las acciones intersectoriales de promoción de la salud
con activa participación ciudadana (redes sociales).
2. Con base en lo anterior y para asegurar el acceso universal y sin costo directo para el usuario
en todos los niveles de atención, el desafío mayor es la organización de la Red Pública Integral
de Salud como un conjunto articulado de los establecimientos estatales y de la seguridad
social, mediante la explicitación de los vínculos jurídicos, operativos y de complementariedad
mencionados en el Art. 360 de la Constitución.
3. A nivel sistémico, el mayor desafío a largo plazo es la organización del Sistema Nacional de
Salud que ya ha sido planteado en la propuesta de Transformación del Sector Salud formulada
por el Ministerio de Salud Pública, y que incluye la definición de mecanismos progresivos de
integración funcional a partir del eje de la Red Pública Integral de Salud y la complementación
consensuada con el sector privado; el fortalecimiento de rectoría del MSP como autoridad
sanitaria nacional; el financiamiento público de integración progresiva, la acción Inter-sectorial
para la promoción de la salud; el desarrollo Integral de los recursos humanos con base en la
carrera sanitaria, y la participación ciudadana y movilización social en salud. Esto último en la
perspectiva de la construcción de actores sociales con capacidad de movilización en defensa de
la salud y la vida, como parte sustantiva de los derechos ciudadanos