Vous êtes sur la page 1sur 27

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Defensa

Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada


Nacional

Núcleo Anzoátegui

Sede San Tomé

TRAMPAS PETROLIFERAS Y
GEOLOGIA DEL SUBSUELO

Profesora: Bachilleres:

Ing. Nahilet Silveira Jesús Velásquez. 25.910.355

ING. de Petróleo José Ruiz. 27.316.169

6to Semestre D-01 Freddy Romero. 26.237.749

Asignatura: Jesús Ortiz. 25.528.077

Geología Petrolera

San Tomé; mayo del 2019


INDICE

Página.
INTRODUCCIÓN…………………………………………………………..………..3
DESARROLLO:
1. Trampa petrolífera………………………………………………………………4
1.1. Clasificación de las trampas……………………………………………
1.2. Teoría Anticlinal……………………………………………….
1.3. Cierres estructurales y prácticos……………………………….
1.4. Domos de Sal……………………………………………………….
2. Geología del subsuelo………………………………………………………
2.1. Mapas de subsuelo………………………………………………….
2.2. Tipos de mapas de subsuelo……………………………………………
2.3. Cartografía…………………………….………………………………….
2.4. Determinación de áreas…………………………………………………
CONCLUSIÓN…………………………………………………………………..
BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………..
ANEXOS…………………………………………………………………….

2
INTRODUCCIÓN

A medida que la industria petrolera ha avanzado en el transcurso de los


años, ha establecido donde se encuentran los hidrocarburos en la roca
reservorio, esta es conocida como techo, es decir un techo cóncavo desde
abajo impide que el petróleo y gas escapen localizando el yacimiento de
ambos. Este tipo de barrera constituye una trampa estructural. Por otra parte,
un cambio o disminución lateral de la permeabilidad y porosidad debido a
cambios o variaciones de facies u otros cambios estratigráficos forman junto
con el techo una barrera interior denominada trampa estratigráfica.
La forma de la trampa, varía desde las trampas estructurales que son el
resultado de modificaciones en la forma de la roca reservorio. Las trampas
estratigráficas a su vez, se producen por modificaciones en la continuidad de
la roca reservorio.
Es importante tomar en cuenta que el trabajo del geólogo petrolero es tratar
de localizar una combinación de estos dos tipos de trampas favorables antes
que se descubra el yacimiento. Por lo tanto, lo más fácil de determinar por
anticipado antes de la perforación es la presencia de trampas que resulten de
los rasgos estructurales de la roca reservorio, es posible por la tanto hacer
mapas de superficie, mapas estructurales, mapas del subsuelo, y
relevamientos geofísicos.

3
DESARROLLO

1) Trampa Petrolífera.
Una trampa petrolífera o trampa de petróleo es una estructura geológica
que hace posible la acumulación y concentración del petróleo, manteniéndolo
atrapado y sin posibilidad de escapar de los poros de una roca permeable
subterránea. El petróleo así acumulado constituye un yacimiento petrolífero
secundario y la roca cuyos poros lo contienen se denomina roca almacén.
El petróleo se compone de un conjunto de numerosas sustancias líquidas
distintas, los hidrocarburos, que son menos densos que el agua, por lo que
tienden a flotar en ella. Esto produce un movimiento de migración del petróleo
desde el momento que se forma, a partir de restos de plancton, hacia la
superficie del suelo, viajando a través de los poros de rocas permeables. Una
vez que aflora a la superficie, formando la llamada fuente o manantial de
petróleo, va desapareciendo con los años, pues los volátiles escapan a la
atmósfera y el resto de hidrocarburos van siendo degradados por
microorganismos que se alimentan de ellos, pasando de ahí al resto de la
cadena trófica de los ecosistemas.
Los detalles estructurales y génesis de los yacimientos petrolíferos ha sido
una de las ramas de la geología más estudiada y de la que se tienen más
datos, debido a la enorme importancia que ha tenido para la humanidad la
búsqueda y extracción de este recurso natural.

1.1) Clasificación de las trampas.


a) Trampas estratigráficas.
Se forman cuando, en una sucesión estratigráfica, las capas suprayacentes
a una capa porosa son impermeables, sellándola e impidiendo el flujo del
petróleo. En todos los casos los hidrocarburos fluyen hacia la parte superior
de la roca almacén.
Por cambios laterales de facies: por acuñamiento y desaparición lateral de
capas porosas o por cambios en la porosidad de una misma capa; de este tipo
son el 7% de las trampas. En esta categoría pueden entrar las facies
arrecifales, debidas a corales, arqueociatos, rudistas, etc., que suelen mostrar

4
una alta porosidad y bruscos cambios de facies; representan el 3% de las
trampas conocidas.
Las discordancias pueden asimismo formar trampas al petróleo, cuando
disectan una capa porosa y son cubiertas por materiales impermeables.
Suponen el 3% de las trampas.
 Trampas Depositacionales.
La geometría de estas trampas se debe a variaciones en la litología, y es
el segundo grupo más importante de trampas. Una trampa estratigráfica se
define como aquella en la que el principal elemento de entrampamiento es
alguna variación en la estratigrafía, litología, o ambas, de la roca reservorio,
tales como un cambio de facies, variación local de la porosidad y
permeabilidad, o una terminación estructural arriba de la roca reservorio,
independiente de la causa.
Las trampas estratigráficas son más difíciles de localizar que las
estructurales, debido a que no son fácilmente identificables por la información
sísmica de reflexión, y los procesos que la originan son más complejos que
aquellos que originan las trampas estructurales.
En las trampas que ocurren dentro de secuencias concordantes normales,
puede distinguirse entre aquellas debidos a procesos de depositación y
aquellas a procesos diagenéticos. Las trampas depositacionales o asociadas
a cambios de facies incluyen canales, barras y arrecifes.
 Trampas relacionadas con diagénesis y discordancias.
Las trampas diagenéticas son formadas por la creación de porosidad
secundaria en una roca no reservorio, ya sea por remplazamiento, disolución
o fracturamiento; siendo la misma roca inalterada el sello para la trampa. Las
trampas depositacionales y diagenéticas pueden ocurrir tanto en secuencias
concordantes, como con las asociadas a discordancias. Otro grupo mayor de
trampas estratigráficas está representado por aquellas en las que una
discordancia es esencial, pudiendo clasificarse en las que se encuentran por
encima y las que ocurren por debajo de la discordancia.
b) Trampas estructurales.
Cuando la causa es tectónica. Puede ser una falla (1% de las trampas) que
ponga en contacto una roca impermeable con otra porosa, produciendo un
escalón en donde se acumula el petróleo, o más frecuentemente por un
pliegue anticlinal, que forma un recipiente invertido en el que queda atrapado

5
el petróleo en su lenta huida hacia la superficie. Los anticlinales suponen el
80% de las trampas. También son trampas de tipo estructural las
acumulaciones de petróleo que se pueden producir asociadas a las estructuras
periféricas de un domo salino.
Las trampas estructurales son principalmente debido a procesos post
depositacionales que modifican la configuración espacial de la roca reservorio,
principalmente por plegamiento y fallamiento. Las trampas estratigráficas son
aquellas cuya geometría es el resultado de cambios en la litología. Los
cambios litológicos pueden ser depositacionales, como en canales, arrecifes,
barras, o post depositacionales, donde los estratos son truncados o donde las
litologías de la roca han sido alteradas por diagénesis. En las trampas
hidrodinámicas, los movimientos hacia abajo de las aguas de formación evitan
el movimiento hacia arriba del petróleo. Las trampas combinadas dos o más
tipos de los grupos genéricos previamente definidos:
 Pliegues.
Estas pueden ser divididas en muchos tipos: aquellas debido a la
compresión causadas por el acortamiento de la corteza, aquellas debido a la
compactación diferencial del sedimento sobre un rasgo resaltante
topográficamente y aquellas relacionadas con procesos diapíricos.
Las trampas anticlinadas son debidas a compresión y la mayoría tiende a
encontrarse en o cerca de depresiones geosinclinales, usualmente asociadas
a márgenes continentales activos donde hay un acortamiento neto de la
corteza terrestre. Las trampas anticlinales de un carácter amplio y suave
pueden también formarse grandes cuencas cratónicas de sedimentos de
plataforma estable.
En áreas de formación estructural más intensas, el desarrollo de
anticlinales puede estar asociado con fallamiento inverso, el cual causa un
espesamiento de la columna sedimentaria debido a la presencia de secciones
repetidas.
El segundo tipo de pliegues, la compactación ocurre frecuentemente donde
la tensión vertical asociada a procesos de divergencia de placas, ocasiona la
formación de una cuenca sedimentaria. El basamento adquiere una morfología
de “Horsts” y “Grabens”. Una fase inicial de depositación rellena esta
topografía irregular. Los anticlinales pueden ocurrir entonces en la cubierta
sedimentaria, sobre los bloques estructurales altos o “Horsts”. Estos
anticlinales se desarrollan por compactación diferencial del sedimento. Estos

6
pliegues también pueden ocurrir sobre arrecifes o cualquier otro rasgo rígido
en el suelo.
Hay muchas diferencias entre los pliegues causados por compresión y los
causados por compactación. Los pliegues compresionales se forman después
de la sedimentación, por lo que la porosidad del reservorio está más
relacionada a causas deposicionales que a la estructura. Estos pliegues
también pueden contener porosidad por fractura, ya que ellos están
normalmente litificados cuando son deformados. En los pliegues por
compactación, la porosidad puede variar entre la cresta y el flaco, pudiendo
haber control depositacional primario de la calidad del reservorio. Además, una
porosidad diagenética secundaria puede desarrollarse sobre las crestas de los
pliegues compactacionales, ya que tales estructuras están propensas a
exposición subaérea y lixiviación.
Los pliegues compresionales están generalmente orientados con su eje
más largo perpendicular al eje de acortamiento crestal, mientras que los
compactacionales son a menudo de forma irregular debido a la forma de los
rasgos infrayacentes que les dan origen. Los pliegues compresionales
comúnmente se forman debido a un evento tectónico mayor, mientras que los
pliegues compactacionales pueden tener una historia compleja debido al
rejuvenecimiento de las fallas del basamento infrayacente.
 Fallas.
En muchos campos, el fallamiento juega un papel esencial en el
entrampamiento. En general, las fallas tienen más tendencias a sellar en rocas
plásticas que las rocas frágiles, Las fallas en arenas inconsolidadas y lutitas
tienden a sellar, particularmente donde el salto excede el espesor del
reservorio. La arcilla dentro de un plano de falla, sin embargo, puede actuar
como un sello aun cuando dos arenas permeables queden frente a frente, a
uno y otro lado de la falla. Un importante grupo de trampas está asociado con
fallas de crecimiento, en aquellas áreas caracterizadas por una sedimentación
deltaica rápidamente progradante.
c) Trampas mixtas.
Están formadas por la combinación de trampas estratigráficas y trampas
estructurales. Suponen el 6% de las trampas petrolíferas.
d) Trampa de rocas bituminosas.

7
A veces la concentración es tan alta que los gases comprimen con fuerza,
y sumado esto a la compresión por las fuerzas tectónicas provoca que las
capas superior e inferior de arcillas o margas terminen por empaparse de
petróleo a pesar de su resistencia a la permeabilidad, transformándose en lo
que se denomina rocas bituminosas o esquistos bituminosos. La misma
resistencia que ofrecen a coger petróleo la presentan a dejar escapar el
petróleo que contienen, por lo que este recurso natural no ha sido
tradicionalmente considerado como reserva natural de petróleo por la industria
extractora de crudo. El avance futuro de la tecnología y el previsible aumento
del precio del petróleo conforme se vaya agotando en el futuro podría convertir
en económicamente rentable la extracción a partir de rocas bituminosas,
aumentando así en gran medida las reservas mundiales de este importante y
cada vez más escaso recurso natural.
e) Trampa Hidrodinámica.
En estas trampas, el movimiento hacia abajo del agua inhibe el movimiento
hacia arriba del petróleo o gas. Las trampas puramente hidrodinámicas son
muy raras, pero un número importante de las mismas resultan de la
combinación de fuerzas hidrodinámicas y estructura y/o estratigrafía. Una
trampa hidrodinámica como esta es muy rara. Sin embargo, hay un gran
número de campos con contactos agua-petróleo inclinados donde el
entrampamiento es una combinación de estructura y fuerza hidrodinámica.
f) Trampas asociadas con Diapiros.
Los diapiros son un mecanismo importante para la generación de muchos
tipos de trampas. Los diapiros son producidos por el movimiento hacia arriba
de sedimentos menos densos, usualmente sal o arcilla sobrepresurizada. La
arena y arcilla depositada recientemente tiene densidades menores que la sal,
que tiene una densidad alrededor de 2,16 g/cm3. A medida que los sedimentos
son enterrados, ellos se compactan, ganando densidad: hasta que se alcanza
una profundidad donde los sedimentos son más densos que la sal (800 – 1200
metros). Cuando esto ocurre, la sal tiende a fluir hacia arriba y desplaza a la
sobrecarga más densa. Si el movimiento es iniciado tectónicamente, la
estructura resultante puede mostrar algún alineamiento. Sin embargo, en
muchos casos, el movimiento de la sal es, generalmente, iniciado
aleatoriamente.
El movimiento de la sal desarrolla muchas formas estructurales, desde
almohadones de sal muy profundos, que generan anticlinales en el sedimento
suprayacente, hasta domos de sal diapíricos que intrusionan los estratos

8
suprayacentes. Las estructuras diapíricas de lodo, pueden también generar
trampas de hidrocarburos. Algunas veces, los diapiros de arcilla
sobrepresurizadas intrusionan las rocas suprayacentes más densas y más
jóvenes y, al igual que los domos de sal, los “mud lumps” (protuberancias de
lodo), pueden alcanzar la superficie.

1.2) Teoría Anticlinal.


El anticlinal es una deformación en pliegue formado en rocas dispuestas en
estratos que resulta de esfuerzos tectónicos de tipo diverso. En general, un
pliegue anticlinal puede producirse por presiones tangenciales, por
deslizamiento o corrimiento, por intrusión o eyección de materiales desde
áreas más profundas, o por deformaciones verticales del sustrato. Salvo en
estos dos últimos casos, el pliegue representa una reducción del área ocupada
inicialmente por los estratos y suele requerir la existencia de un material
plástico en la base de los estratos plegados. En el caso de las deformaciones
verticales del sustrato a causa de movimiento de bloques, los esfuerzos en la
cobertura son distensivos. Igualmente son distensivos en los pliegues
formados por intrusión o eyección de materiales plásticos más profundos, los
cuales acaban constituyendo el núcleo del pliegue.
Un anticlinal se compone, en una sección transversal, de flancos y
charnela. Los flancos están compuestos por los estratos que buzan en
sentidos opuestos. Cuando el pliegue está formado por estratos de diferente
competencia y plasticidad los flancos pueden presentar discordancias en el
buzamiento por variaciones de la potencia de los estratos más plásticos que,
presionados en los sinclinales y en las partes donde hay mayor compresìón,
tienden a acumularse hacia las zonas del flanco, donde la presión es menor.
Desde tiempos inmemoriales las gentes utilizaron los rezumaderos de
hidrocarburos como fuentes de aprovisionamiento para varios menesteres. El
gas incendiado en el mismo sitio de su aparición sirvió para alumbrar en
muchos lugares de la Tierra. El primer gasducto, hecho de troncos huecos de
madera, para llevar gas a Fredonia, estado de Nueva York, se construyó en
1825. El petróleo se utilizó para alumbrado por antorcheros; para calafatear
embarcaciones; como impermeabilizante; como cemento o pega en las
construcciones y hasta en aplicaciones medicinales.
Siglos atrás, los chinos desarrollaron métodos y experticia para hacer pozos
en busca de sal y de agua. Sin embargo, se da como punto de partida del

9
esfuerzo por establecer la industria petrolera comercial y formal, el pozo
terminado como productor el 28 de agosto de 1859 por el coronel Edwin L.
Drake. Este pozo, ubicado en las inmediaciones del pueblo de Titusville,
condado de Crawford, estado de Pennsylvania, llegó a la profundidad de 21,2
metros y por bombeo produjo 25 barriles diarios. Para esa fecha el precio del
crudo era de $16 por barril.
El primer esfuerzo exploratorio formal compensó las gestiones de la
Pennsylvania Rock Oil Company, empresa creada el 30 de diciembre de 1854
para perforar y buscar petróleo en Pennsylvania, a cargo de su
superintendente de operaciones Edwin L. Drake. En los comienzos de la
industria, las técnicas de exploración para ubicar los pozos se basaban en la
creencia general de que el petróleo seguía el curso de las aguas. Por tanto,
valles y lechos de riachuelos y ríos eran sitios favoritos para perforar. La harta
frecuencia con que se logró el descubrimiento de yacimientos petrolíferos,
ubicando pozos por las señas de reflejos irisados de petróleo que flotaban
sobre el agua, influyó mucho en el ánimo de los primeros exploradores para
no valerse desde un principio de la aplicación de conocimientos y técnicas
geológicas disponibles.
 La teoría anticlinal.
El auge exploratorio con taladro que se perfilaba en Pennsylvania a
principios de 1860 se vio fortalecido por la audacia de algunos exploradores
que con éxito ubicaron sus pozos en sitios más altos y cimas de colinas. En
1860 el profesor canadiense Henry D. Rogers hizo observaciones sobre la
posición estructural del pozo terminado por Drake. En 1861 otro canadiense,
T. Sterry Hunt, presentó amplios y claros conceptos sobre la teoría anticlinal.
El anticlinal es un pliegue arqueado de rocas estratificadas cuyos estratos
se inclinan en direcciones opuestas desde la cresta o eje del pliegue para
formar una estructura domal o bóveda. Durante la década de 1860, y a medida
que los pozos se hacían más profundos y el ritmo de las actividades de
exploración se intensificaba en la cuenca de las montañas de Apalache, se
empezó a complicar la interpretación de muestras de los sedimentos extraídos
de los pozos, la correlación entre pozos y la determinación de factores que
permitiesen tener mayor control sobre el pozo mismo y sus objetivos. Como
se trabajaba y aplicaban conocimientos prácticos sobre la marcha, los
estudiosos y expertos empezaron a ofrecer sus conocimientos y servicios. La
teoría anticlinal rindió sus frutos al revelar las razones de los éxitos de la
perforación en tierras altas.

10
 Geología aplicada.
Como parte de las Ciencias de la Tierra, la Geología de Superficie fue la
primera utilizada para ayudar a la naciente industria a interpretar las
manifestaciones e indicaciones de la naturaleza sobre laPor observaciones y
estudios de la topografía del área se asentaban los rasgos remanentes de la
erosión; el afloramiento de estratos y sus características; el curso y lecho de
los ríos; la apariencia y tipos de rocas; descripción de fósiles recogidos;
aspecto y variedad de la vegetación; rezumaderos petrolíferos y todo un
sinnúmero de detalles que finalmente aparecían en láminas y mapas del
informe de evaluación, preparado para los interesados.
Toda esta información, aunada a la que se recogía de la perforación, servía
entonces para correlacionar el suelo con el subsuelo y aplicar así
conocimientos para proyectar futuras operaciones. Al correr de los años se
expandió la aplicación de las diferentes ramas de la Geología a la exploración
para esclarecer las incógnitas del subsuelo. Entraron a formar parte de las
herramientas del explorador las geologías Física, Histórica y Estructural; la
Paleontología, la Palinología, la Petrografía, la Geomorfología, la Mineralogía,
la Sedimentología y la Estratigrafía.
Durante el resto del siglo XIX, las geologías de Superficie y de Subsuelo
sirvieron extensamente al explorador para la proyección de estudios locales y
regionales en búsqueda de nuevos depósitos. De toda la información
recopilada y estudios realizados, se llegó a apreciar cuánto podía saberse
entonces acerca del subsuelo. Faltaba todavía la aplicación de otros métodos
y conocimientos científicos que antes de la perforación ofreciesen al
explorador información anticipada acerca de las formaciones, su distribución,
posición, profundidad, espesor y otros detalles que ayudarían a programar con
más certeza las campañas de exploración. Esta técnica complementaria
(Geofísica, representada por la Gravimetría, la Magnetometría y la Reflexión
Sísmica) se desarrollaría muchos años más tarde, como también otras que se
aplicaron bastante después -Fotogeología Aérea, Geoquímica y más
recientemente, a partir de la década de los sesenta, la Computación y la
Sismografía Digitalizada.s posibilidades de encontrar depósitos petrolíferos.

1.3) Cierres estructurales y prácticos.


Un cierre es La distancia vertical existente entre el ápice de una estructura y
la curva de contorno estructural más baja que contiene la estructura. Tanto las

11
mediciones del cierre areal como las mediciones de la distancia existente entre
el ápice y la curva de contorno de cierre más baja se incorporan generalmente
en los cálculos del contenido estimado de hidrocarburos de una trampa.
Generalmente existen dos tipos de cierres: estructurales y prácticos.
 Cierre estructural.
Es la distancia entre el punto más alto de la trampa y el punto más bajo de la
misma, independiente del contenido de hidrocarburos.
 Cierre práctico.
Es igual al desnivel entre el techo de la roca almacén y la superficie de
separación de agua – petróleo o agua – gas. Es importante para determinar el
volumen de reservas.

1.4) Domos de Sal.


En las trampas combinadas se presenta cualquier combinación imaginable
de estructura y estratigrafía. Estas trampas son aquellas en las que los factores
estructurales y estratigráficos tienen importancia en proporción idéntica. Un
ejemplo típico de trampas combinadas lo constituye el conjunto de trampas
que genera un domo de sal.
Los domos de sal son la intrusión de rocas profundas en los sedimentos
superiores puede formar una gran variedad de trampas, estructurales,
estratigráficas y combinadas. Las trampas que tienen importancia comercial
están en sedimentos asociados con las intrusiones de sal de roca. Suele
aplicarse el término “campo de domo de sal” cuando se dan varios yacimientos
alrededor de un mismo domo.
Sobre el origen de los domos de sal se han formulado varias explicaciones.
Actualmente la teoría más aceptada es la que aplica el concepto de flujo
plástico. Esta teoría se basa en la idea de que tanto los sedimentos como la
sal se comportan como líquidos muy viscosos o como sustancias plásticas
capaces de fluir. La sal, bajo condiciones estándar, tiene una densidad de 2,2
que no aumenta materialmente cuando aumentan las presiones por sobrepeso
en soterramiento profundos. Los sedimentos, por otra parte, poco profundos
son más livianos que la sal en condiciones de presiones de superficie, pero su
densidad global aumenta a medida que aumenta la presión de sobrepeso,
debido a la reducción del volumen poral.

12
Los núcleos de sal que desarrollan una variedad de yacimientos pueden
clasificarse según la profundidad a que se encuentra su cima y de acuerdo con
la edad, en:
 Núcleos jóvenes. Se caracterizan por anticlinales y domos, bajos los
cuales hay núcleos de sal. La deformación es relativamente poca.
 Núcleos Maduros: los núcleos de sal se transforman en cuerpos de
paredes verticales sobre los cuales comienza a acumularse un casquete
rocoso.
 Núcleos viejos: se ha formado un espeso casquete rocoso, por lo general
con una saliente y hay mucha brecha de disolución a lo largo de las
paredes. Los sedimentos adyacentes están muy fracturados y fallados y un
borde bien definido de sinclinal rodea al domo.
Las manifestaciones en superficie de los domos de sal pueden ser:
1-Montículos topográficos
2-Una depresión de superficie, lago o pantano
3-Un montículo de superficie con una depresión central
4-Manantiales de agua sulfurosa o ácida
5-Evidencias de petróleo, como manaderos de gas, de petróleo, y tierra
parafínica.

2) Geología del subsuelo.


Es la combinación de estratigrafía, estructuras e historia geológica del
subsuelo. Su objetivo es interpretar las tres dimensiones en subsuelo. La
geología de subsuelo obtiene información de geología de superficie, pozos,
socavones, geofísica. Es la exploración técnica realizada mediante trabajos de
excavación de apiques, apertura de trincheras y galerías o sondeos con
taladro; y mediante métodos geofísicos de prospección. La geología del
subsuelo está encaminada a localizar estructuras geológicas y obtener,
mediante la evaluación de los resultados, un primer modelo tridimensional de
las áreas del yacimiento seleccionado en la fase de geología de superficie;
modelo sobre el cual se seleccionan nuevamente áreas que ofrezcan las
mejores ventajas desde el punto de vista de geología económica, para un
posible desarrollo minero.

13
El diseño y control de la perforación de pozos es un proceso sistemático y
ordenado. Este proceso requiere que algunos aspectos como los de Geología
de Subsuelo e ingeniería se determinen antes que otros. Por ejemplo, la
predicción de presión de fracturamiento requiere que la presión de formación
sea determinada previamente.

2.1) Mapas de subsuelo.


La cantidad de perforaciones que se han realizado a lo largo de los años,
para explotaciones petroleras, forman una vasta acumulación de datos
geológicos, como son: estratigrafía, estructura, geofísica e historia geológica
del subsuelo, aspectos que integran el amplio concepto de lo que se conoce
como la Geología del Subsuelo. El manejo y utilización de la información del
subsuelo requiere del dominio de un medio o lenguaje, la Cartografía
Geológica del Subsuelo, que permita transmitir la descripción y la visualización
del subsuelo, (definiéndose la cartografía como un sistema gráfico de
transcripción, lógicamente ordenado sobre un plano representativo del espacio
terrestre, con información previamente recogida y analizada). Una de las
herramientas principales para el análisis e interpretación de la Geología del
Subsuelo, son los mapas de subsuelo, los cuales tienen como propósito
identificar trampas que contengan yacimientos petrolíferos y gasíferos; y una
vez descubierto el yacimiento, esos mapas resultan útiles porque proporcionan
los datos y conceptos geológico que ayudan a desarrollar con más eficacia el
yacimiento. Cuanto mejor conozca el geólogo la geología de la zona, mejor
será su labor. Aunque la información obtenida de los pozos constituye la parte
principal de los datos de que dispone la geología del subsuelo, hay otra
información que proviene de los relevamientos geofísicos, de las mediciones
de presión y temperatura y de la historia de producción de los yacimientos. Las
condiciones geológicas más elementales, pueden deducirse en algunas zonas
a partir de unos pocos registros de perforación, y es por eso, que los mapas
de subsuelo de todo tipo son válidos, incluso los que se apoyan en unos pocos
puntos de control dispersos.

2.2) Tipos de Mapas de Subsuelo.


Son quizás los más importantes porque permiten mostrar la distribución,
propiedades y forma que toman las capas rocosas en el subsuelo. Estos se
generan con la ayuda de información de pozos preexistentes y de sísmica de

14
reflexión, una técnica básica en la exploración de hidrocarburos. La
elaboración de mapas de subsuelo se práctica sobre todo al deducir la
geología de los depósitos de petróleo. Cuando no se disponía aún de los datos
de perforación, la mayor parte de las observaciones geológicas se limitaban a
los afloramientos de superficie, a las minas o canteras. Algunos de los tipos
de mapas geológicos de subsuelo que suelen realizarse son:
• Mapas y cortes estructurales.
• Mapas isópacos.
• Mapas de facies.
• Mapas de subafloramientos y paleogeológicos.
• Mapas geofísicos, y
• Mapas geoquímicos.
 Mapas y cortes estructurales.
Es posible elaborar un mapa de estructura del subsuelo de cualquier límite
de formación, discordancia o formación productora que pueda ser identificada
y correlacionada por medio de datos de perforación. La estructura puede
mostrarse por medio de mapas (los cuales se definen como una
representación geométrica plana, simplificada y convencional, de toda o parte
de la superficie terrestre, con una relación de similitud proporcionada, a la cual
se llama escala) o cortes transversales (que permiten conocer las relaciones
verticales y horizontales de las unidades sedimentarias y determinan las áreas
más favorables para la acumulación de hidrocarburos. Son de gran
importancia en la solución de problemas estructurales y estratigráficos).
 Mapas isópacos.
Son aquellos mapas que muestran los espesores variables de una unidad
estratigráfica por medio de curvas trazadas por puntos de igual espesor. Las
curvas isópacas conectan puntos de intervalos verticales iguales, medidos
entre dos planos de referencia.
 Mapas de facies.
Un mapa de facies muestra la variación en cuanto al área, del aspecto de
una unidad estratigráfica. El aspecto de una unidad estratigráfica en un punto
de observación cualquiera, como en un barreno o en una sección de
afloramiento, es algún atributo litológico o biológico observable de la sección

15
en ese punto de control. Los mapas de facies basados en atributos litológicos
son mapas de litofacies. La cantidad de datos litológicos sobrepasa con
ventaja a los datos de fauna disponibles en relación con las unidades
estratigráficas.
 Mapas de subafloramientos.
El mapa de subafloramientos (Paleogeológico) indica la distribución de las
unidades litológicas o estatigráficas en una superficie paleotopográfica, bajo
un plano de discordancia, vista desde arriba, a “Ojo de Pájaro”, de la misma
manera que un mapa geológico de superficie presenta la ubicación de los
afloramientos en el relieve actual.
 Mapas geofísicos.
Mapa que permite acceder a la descarga de distintos relevamientos
geofísicos del país.
 Mapas geoquímicos.
Los geoquímicos estudian las sustancias químicas que componen la Tierra,
incluidas en las rocas, el suelo, los sedimentos y el agua. Crean mapas para
mostrar la ubicación y concentración de sustancias químicas, y asesoran sobre
la exploración y desarrollo de recursos como el petróleo, el carbón y el gas.

2.3) Cartografía.
Según la Asociación Cartográfica Internacional, la Cartografía se define
como "el conjunto de estudios y operaciones científicas, artísticas y técnicas
que intervienen, a partir de los resultados de las observaciones directas o de
la explotación de una documentación, en el establecimiento de mapas, planos
y otras formas de expresión, así como en su utilización". Es por lo tanto una
ciencia, un arte y una técnica.
El mapa es una representación geométrica plana, simplificada y
convencional, de toda o parte de la superficie terrestre, con una relación de
similitud proporcionada, a la que se llama escala. El término plano se utiliza
cuando se considera que no hay problemas de curvatura de la Tierra, lo que
solo puede hacerse en superficies muy reducidas y por lo tanto usando escalas
muy grandes. El término carta sólo debe emplearse en los mapas que sirvan
para la navegación aérea y marítima. El término planisferio se refiere a un
desarrollo plano del conjunto del globo terraqueo. Un mapamundi es una

16
representación plana del globo, en forma de dos hemisferios acoplados. Los
signos empleados se precisarán, condensarán, esquematizarán y calificarán
en una lista explicativa denominada leyenda. La cartografía hace intervenir la
componente espacial representada por el fondo geográfico del mapa. Las
redes nos proporcionarán las relaciones entre los elementos de un mismo
grupo, y los diagramas nos permitirán estudiar las dependencias entre
componentes distintos. La cartografía debe ser considerada como un lenguaje
racional, técnico, operativo, universal y de expresión global. Tiene que ser
incluida dentro de un conjunto más amplio, el de la expresión gráfica. Se nos
presenta como un medio eficaz y sencillo de tratar y presentar la distribución
general y parcial de determinados fenómenos. Es, por lo tanto, un instrumento
imprescindible para el trabajo del geógrafo.
La cantidad de perforaciones que se han realizado a través de los años,
para descubrimientos y producción de hidrocarburos, forman parte de un
enorme base de datos geológica en la que se incluye: estratigrafía, geología
estructural, geofísica, así como historia geológica. El manejo, descripción y
utilización de la información del subsuelo requiere un análisis mediante la
cartografía geológica del subsuelo, que permita la visualización en 2D. Una de
las herramientas principales para el análisis, cálculo e interpretación de la
geología del subsuelo son los mapas, los cuales tienen como meta identificar
y cuantificar los reservorios que contengan hidrocarburos, y que resultaran
útiles para proporcionar datos y términos geológicos que permiten desarrollar
con mayor eficacia y eficiencia el yacimiento.
Cuanto mejor conozca el geólogo la geología de la zona, menor será el
error de pozos secos y mayor será el acierto. Aunque la información obtenida
de los pozos constituye la parte principal de los datos de que dispone la
geología del subsuelo, hay otra información que proviene de la geofísica, de
los datos operacionales de perforación, de la presión y temperatura y de la
historia de producción de los yacimientos. Las condiciones geológicas más
elementales pueden deducirse en algunas zonas a partir de algunos registros
de perforación, y es por eso que los mapas de subsuelo de cualquier tipo son
esenciales.

2.4) Determinación de áreas.


Las áreas son determinadas por diferentes métodos:

17
 Exploración petrolera, es el término utilizado en la industria petrolera para
designar la búsqueda de petróleo o gas Los métodos empleados son muy
variados: desde el estudio geológico de las formaciones rocosas que están
aflorando en superficie hasta la observación indirecta, a través de diversos
instrumentos y técnicas de exploración.
La geología superficial se refiere al material expuesto en la superficie de la
tierra, la cual está generalmente compuesta de sedimentos granulares sueltos.
Una de las herramientas más utilizadas en esta etapa son los mapas. Hay
mapas de afloramientos (que muestran las rocas que hay en la superficie),
mapas topográficos y los mapas del subsuelo. Estos últimos quizás sean los
más importantes porque muestran la geometría y posición de una capa de roca
en el subsuelo, y se generan con la ayuda de una técnica básica en la
exploración de hidrocarburos: la sísmica de reflexión.
La sísmica de reflexión consiste en provocar mediante una fuente de
energía (con explosivos enterrados en el suelo –normalmente entre 3 y 9 m.
de profundidad- o con camiones vibradores – éstos implican una importante
reducción en el impacto ambiental-) un frente de ondas elásticas que viajan
por el subsuelo y se reflejan en las interfases por los distintos estratos.
 La Geofísica es la ciencia que estudia los fenómenos físicos que se
producen en nuestro planeta, destacando entre estos, el
electromagnetismo, la propagación de ondas mecánicas en la corteza
terrestre y la gravedad. Esta ciencia puede definirse como la aplicación de
la física y la geología al estudio de los materiales que componen la corteza
terrestre y de los campos de fuerza que surgen de ella y ejercen su
influencia hacia el exterior. Dentro de la Geofísica aplicada destacan las
prospecciones o exploraciones geofísicas, mediante las cuales esta ciencia
investiga y define particulares formaciones geológicas y/o cuerpos
mineralizados de interés práctico y aptos para la explotación industrial. El
campo de estudio de las prospecciones corresponde a los efectos
producidos por rocas y minerales metálicos en áreas anómalas (desviadas
del background), destacando entre estos: la fuerza de atracción
gravitatoria, la desintegración radiactiva, las corrientes eléctricas
espontáneas, la resistencia eléctrica de los suelos, la rapidez de las ondas
sísmicas, etc.

18
 La gravimetría es un método que permite caracterizar el subsuelo a través
de la distribución de la densidad de masa de los distintos materiales del
subsuelo, haciendo mediciones del campo natural gravimétrico terrestre.
Permite caracterizar el subsuelo desde algunos metros hasta decenas de
kilómetros de profundidad. Dentro de las aplicaciones podemos mencionar:
– Geometría de cuencas sedimentarias – Estudios en zonas arqueológicas
– Evaluación de campos petroleros en apoyo a la exploración sísmica
 La magnetometría es un método que permite caracterizar el subsuelo a
través de la distribución de la susceptibilidad magnética de los distintos
materiales del subsuelo directamente relacionada con el contenido de
minerales con propiedades magnéticas, haciendo mediciones del campo
natural magnetométrico terrestre. Permite caracterizar el subsuelo desde
algunos metros hasta decenas de kilómetros de profundidad. Dentro de las
aplicaciones podemos mencionar: – Investigación de depósitos minerales
(magnéticos) – Estudios en zonas arqueológicas – Evaluación de campos
petroleros en apoyo a la exploración sísmica. La Magnetometría se funda
en que el campo magnético terrestre varía con la latitud, pero también varía
en forma irregular debido a la diferente permeabilidad magnética de las
distintas rocas de la corteza terrestre. Un objetivo principal de
levantamientos aerogravimétricos/magnetométricos es ganar una mejor
comprensión de la geología regional a fin de limitar económicamente los
estudios sísmicos tan costosos a las áreas más probables de una
concesión petrolera.
 Los métodos sísmicos son utilizados para medir velocidad de propagación
de ondas en el subsuelo permitiendo caracterizar el subsuelo desde la
superficie a centenas de metros. Dentro de las aplicaciones podemos
mencionar: Determinación de la profundidad a la roca sana Caracterización
del basamento rocoso Determinación de la estratigrafía y geometría del
subsuelo Cálculo de parámetros elásticos del subsuelo a partir de las
velocidades de onda (P y S). – Apoyo en la detección de agua subterránea
– Evaluación de bancos de material (arena, grava, roca, etc.) – Las técnicas
utilizadas para medir esta propiedad son:
• Sísmica de refracción
• Sísmica de Reflexión
•Ruido sísmico (ondas superficiales)
 Los métodos geoeléctricos han sido utilizados en infinidad de aplicaciones
y en la actualidad han tenido mucho éxito, permitiendo investigar la
distribución de resistividades eléctricas o conductividades en el subsuelo

19
desde unos pocos metros hasta decenas de kilómetros. Dentro de la gran
cantidad de aplicaciones podemos mencionar:
• Detección de agua subterránea (acuíferos y corrientes subterráneas)
• Investigación de depósitos de minerales (metálicos y no metálicos)
• Determinación de intrusión salina en acuíferos costeros.
• Detección de cavidades y fracturas.
• Detección de plumas contaminantes por hidrocarburos o lixiviados
• Estudios para zonas arqueológicas
• Determinación de la estratigrafía del subsuelo.
• Evaluación de bancos de materia (arena y grava)
• Determinación de la profundidad al nivel freático
• Búsqueda de vapor de agua en campos geotérmicos Las técnicas
utilizadas para medir esta propiedad son:
• Geoeléctricos por corriente continua (sondeos eléctricos verticales y
tomografía eléctrica)
• Transitorios electromagnéticos (TEM)
• Bobinas electromagnéticas
• Magnetoteluria (Fuente natural y artificial).
 Método Magneto telúrico Un método electromagnético utilizado para
mapear la variación espacial de la resistividad terrestre mediante la
medición de los campos eléctrico y magnético naturales en la superficie
terrestre. Estos campos EM naturales son generados (con todas las
frecuencias) en la atmósfera terrestre, principalmente por las caídas de
rayos y las interacciones existentes entre el viento solar y la ionósfera. En
el método MT más general, las componentes horizontales del campo
eléctrico y las tres componentes del campo magnético se miden en la
superficie. Las mediciones se utilizan para determinar las relaciones
específicas entre las componentes del campo eléctrico y las componentes
del campo magnético, denominadas impedancias tensoriales. Esta técnica
fue introducida por el geofísico francés Louis Cagniard en la década de
1950 y ha sido utilizado para la exploración minera y el mapeo geofísico
regional. El Método Magneto telúrico Se emplea en exploración petrolera
para el reconocimiento de cuencas sedimentarias a bajo costo y para la
exploración en áreas en las que los levantamientos sísmicos son
dificultosos debido a la severidad de la topografía o la presencia de rocas
volcánicas de alta impedancia cerca de la superficie. La resolución de los
levantamientos MT es limitada por la naturaleza difusiva de la propagación
EM en el subsuelo; usualmente, se encuentra en el orden de los cientos de

20
metros a algunos kilómetros. Pero el método MT permite explorar la Tierra
hasta profundidades de varias decenas de kilómetros.
• El método magnetotelúrico (MT) es una técnica que consiste en medir
desde la superficie las fluctuaciones temporales de los campos
electromagnéticos naturales de la Tierra (tormentas eléctricas, corrientes
ionosféricas) y determinar la distribución de la resistividad eléctrica en
función de la frecuencia (periodo), es decir, en función de la profundidad
(desde unos centenares de metros hasta unos centenares de kilómetros).
Metodología MT • La energía externa, procedente principalmente de la
actividad solar, es el campo electromagnético primario (Hp) que llega a la
superficie de la Tierra. Parte de esta energía se refleja y la otra parte se
transmite hacia su interior. La Tierra actúa como un medio conductor
induciendo un campo eléctrico corrientes telúricas) que dan lugar a un
campo magnético secundario (Hs):
 La Geoquímica de superficie consiste en la detección de hidrocarburos
acumulados en el subsuelo a través de la medición de los gases
concentrados en muestras de suelo. Su fundamento radica en el principio
de que le gas acumulado en el subsuelo migra vertical y lateralmente hacia
la superficie a través de las distintas capas de roca y también a través de
fracturas
 Imagen Satelital, En la actualidad, en algunas zonas o áreas de
yacimientos, se recurre a la implementación y utilización de imágenes
satelitales. Dicha tecnología permite interpretar en detalle y rápidamente la
estructura geológica del terreno, planificar el uso del suelo, y realizar una
completa identificación de la hidrografía, de los caminos, diques y
poblaciones, entre otras cosas. El sistema, básicamente, permite la
obtención de cartografía de alta precisión en diferentes escalas y
combinaciones de bandas, a partir de composiciones de mapas. La
aplicación de tal tecnología permite evitar daños inútiles sobre el terreno,
efectivizando al máximo el trazado de caminos y picadas de prospección
sísmica

21
CONCLUSIÓN

Se aclaró en el presente documento que las trampas petrolíferas es una


estructura geológica que hace posible la acumulación y concentración del
petróleo, manteniéndolo atrapado y sin posibilidad de escapar de los poros de
una roca permeable subterránea, y que esta se tiene diferentes clasificaciones
ya explicadas.
En la parte del subsuelo decimos que es aquello que se ubica por debajo de
la superficie terrestre, podemos señalar que el subsuelo es aquel espacio en
el que crecen y habitan las raíces de todas las plantas y vegetales, seres vivos
indispensables a la hora de crear un ambiente propicio para la vida de
animales y humanos. Al mismo tiempo, el subsuelo es el espacio donde miles
de microorganismos imperceptibles para nuestra vista realizan su trabajo y
descomponen elementos tóxicos para transformar a la superficie terrestre en
un espacio habitable. Sabiendo esto la disciplina del manejo y utilización de la
información del subsuelo requiere del dominio de un medio o lenguaje, la
Cartografía Geológica del Subsuelo, que permita transmitir la descripción y la
visualización del subsuelo en tres dimensiones. Ella es fundamental para la
toma de decisiones conducentes a la mejor explotación económica de los
yacimientos minerales del subsuelo.

22
BIBLIOGRAFIA

Acosta, M. (2017). Geología Estructural. [Blog de internet]. Disponible en:


http://perfosrt2016.blogspot.com [Consulta 2019: Abril 9].

Casique, L. (2014). Tipos de mapas. [Blog de internet]. Disponible en:


http://ksiquegeouvl.blogspot.com/2014/11/tipos-de-mapas.html [Consulta
2019: Abril 9].

FONCIED. (2014). Teoría Anticlinal - Geología. [Blog de internet]. Disponible


en: http://avibert.blogspot.com/2014/05/teoria-anticlinal-geologia-
aplicada.html [Consulta 2019: Abril 9].

Mousalli, V. (2016). Tipos de trampas de petróleo original. [Revista en línea].


Disponible en: https://es.slideshare.net/maximilianoacosta73/tipos-
detrampasdepetroleo-original . [Consulta 2019: Abril 9].

Pérez Porto, J. (2010). Definición de Cartografía. [Página de internet].


Disponible en: https://definicion.de/cartografia/ [Consulta 2019: Abril 9].

23
ANEXOS

Anexo 1. Trampa estructural: falla geológica

Tabla 1. Tipos de Trampa

24
Anexo 2. Trampa anticlinal clásica

Anexo 3. Trampa por Fallamiento

25
Anexo 4. Trampa estratigráfica

Anexo 5. Trampa hidrodinámica

26
Anexo 6. Trampa asociada a un diapiro.

Grafico1. Clasificación de las Trampas Estratigráficas

27