Vous êtes sur la page 1sur 3

EL ROL DEL JUEZ EN UN ESTADO DEMOCRÁTICO Y SOCIAL DE DERECHO Y JUSTICIA

Dentro del sistema jurídico el Juez es quien imparte justicia, por ello se afirma que es el
quien representa la figura central del derecho, pero este, debe ser es un ser humano que
sensible y atento a todos los cambios y fenómenos sociales; porque el Juez es la barrera
que limita el poder, representa el garante del ciudadano frente al poder del Estado.

En este mismo sistema jurídico actual se cambió la figura del Juez mecánico quien
desarrolla su labor bajo la premisa: «la ley dispone y el juez obedece», el Juez moderno
debe olvidarse de esto y supera dicha premisa su actividad de acuerdo a las distorciones
constantes de la realidad en el tiempo, tiene justificación para demostrar que, puede
divorciar de la realidad social y que los principios constitucionales y procesales deben ser
estudiados con base en la vida misma, en medio de la cual se desenvuelve. Hoy por hoy,
el Juez, debe realizar la defensa efectiva, el debido proceso y la prevalencia del derecho
sustancial para hacer real su función social. O como afirma YUNIS TURBAY: «Impartir
justicia es una condición básica de una sociedad que cifra en el respeto a las leyes gran
parte de la posibilidad de convivencia»

ASPECTO HISTÓRICO DE LA FIGURA DEL JUEZ:


Respecto al Juez, Aristóteles, en La Política, dice: «El rasgo eminentemente distintivo del
verdadero ciudadano es el goce de las funciones de juez o magistrado». Por otra parte en
el Digesto de Justiniano, sobre el Juez, se dice: «Una vez conocidos el origen y el
desarrollo del derecho es consecuente que examinemos el origen de los magistrados,
porque, el derecho efectivo se realiza mediante aquellos que tienen la jurisdicción, porque
¿qué importaría que hubiera un derecho en la ciudad si no hubiera quienes pueden
aplicarlo en su jurisdicción?

Respecto a los magistrados, en los comienzos de Roma los reyes tuvieron toda la potestad,
expulsados los reyes, se nombraron dos “cónsules” en los que por ley residía el derecho
máximo, pero no podían imponer la pena capital a ningún ciudadano romano sin la
autorización del pueblo, más tarde se nombraron unos “censores” y posteriormente así
aparecieron los dictadores, contra quienes no existió el derecho de apelar y a quienes se
otorgó el poder imponer la pena capital. En aquellos mismos tiempos, habiéndose
separado los plebeyos de los patricios, la primera creo unos magistrados Plebeyos,
denominados «tribunos». A su vez para que hubiera quienes cuidasen de los «edificios»
en los que la plebe depositaba todos sus plebiscitos, designaron a dos «ediles», Después,
cuando comenzó a aumentar el tesoro del pueblo, se designaron cuestores para que cuiden
y tengan a su cargo el dinero. Es asi como nacen en roma nuevas figuras de la magistratura
como el pretor, cónsul y prefecto; de todos estos, tenían jurisdicción en la Ciudad diez
tribunos de la plebe, dos cónsules, dieciocho pretores y seis ediles.

La ENCICLOPEDIA OMEBA, define la figura del Juez, en dos puntos: Primer punto: El
vocablo alude a quien se confiere autoridad para emitir un juicio fundado, resolver alguna
duda o decidir una cuestión. Segundo punto: En sentido estrictamente jurídico, juez es el
órgano instituido por una comunidad jurídica con potestad para juzgar y sentenciar un
litigio, un conflicto de intereses sometido a su decisión. Etimológicamente la palabra juez
proviene de las voces latinas jus (Derecho) y dex, derivada vindex (vindicador). Equivale
a vindicador del Derecho. Por lo tanto el Juez está revestido de la potestad de administrar
justicia a los particulares y de aplicar las leyes en los juicios civiles o en los criminales o
así en unos como en otros.
El Juez es una institución social, muy anterior a la aparición del legislador. La autoridad
jurídica, tiene su nacimiento dentro del grupo humano, cuando aparecen las reglas
sociales de conducta, sustituyendo la fuerza y la violencia por la solución pacifica pero
con el carácter de tercero esencialmente y como una institución social.
EL ROL DEL JUEZ EN EL ESTADO DE DERECHO

El rol del Juez en el Estado de Derecho es la obediencia a la relación ley-estado. El Estado


es el único detentador del poder de coacción y fuente única del derecho. Existe una
profunda diferencia entre el Estado de derecho, o estado liberal, que tenía como propósito
la defensa de las libertades formales y que se desentendía por completo de los derechos
económicos sociales, y el Estado social de derecho que, por lo contrario, incorpora a la
constitución estos últimos lo cual le impone a las autoridades públicas el deber jurídico
de actuar para remover los obstáculos en contra de la igualdad.

El Juez anteriormente solo, era un testigo de testimonios. Posteriormente y con


anterioridad al Estado Social de Derecho, se otorgan poderes al juez pero sigue atado a la
ley; pero el Juez juega un rol dependiendo de la clase de Estado en que se encuentra la
gran diferencia entre el Estado formal de Derecho y el Estado Social de derecho es que
en el primero el derecho es la ley y en el segundo el derecho es el hombre. En el primero
el contacto del Juez con los expedientes, inhumano, la ley piensa por él, no es director del
proceso, es un simple espectador, no se puede hablar de un Juez con poderes-deberes; él
solo cree, no piensa. Mientras que en un Estado Constitucional, el juez no aplica, sino que
interpreta jurídicamente los principios, los valores y los derechos.

EL ROL DEL JUEZ EN EL ESTADO DEMOCRATICO Y SOCIAL DE DERECHO Y JUSTICIA

El Juez, hoy es la figura central del Derecho, es un ser que razona, interpreta y argumenta
los nuevos postulados del Derecho Constitucional y los derechos humanos; antiguamente
la igualdad era frente a la ley, hoy la igualdad es frente a la realidad social, frente a la
vida. La diferencia entre el Juez del Estado formal de Derecho al Estado Social de
derecho, consiste entre la aplicación de la ley y su interpretación jurídica. El Juez, en este
sentido es un verdadero creador de normas jurídicas.

El Juez en la nueva concepción de un Estado Social de Derecho y de Justicia, debe partir


de la humanización del derecho desde el punto de vista de la dignidad humana, teniendo
claro que juzga para justiciables, estos justiciables tienen el deber de cumplir sus
responsabilidades sociales, defendiendo los derechos humanos como fundamento de la
convivencia democrática y de la paz social. Una de las constituciones que más establecen
la humanización del juez es la Carta Política Venezolana, la más completa en
Iberoamérica en la consagración de instituciones, garantías, derechos, instrumentos,
principios, sistemas, valores que conforman la disciplina del Derecho Procesal
Constitucional fundado en la vida, la paz, la convivencia y la justicia.

La constitucionalización del derecho tiene como finalidad lograr la tan pretendida justicia,
reconocida actualmente en todos los textos fundamentales como valor superior del
ordenamiento jurídico, convirtiéndose el proceso en “el medio de realización de la
justicia”. El proceso judicial debe ser humanizado, pues se trata de una persona juzgando
a otra persona, por eso, deshumanizar el proceso judicial es desnaturalizarlo y quitarle
vigor para cumplir la función social, de obtener y tutelar la paz y la armonía sociales y
los derechos fundamentales del ser humano.
EL JUEZ Y LA DECISION JUSTA:

La decisión justa parte del presupuesto inexorable que debe estar debidamente
argumentada y motivada. El Juez en su nuevo rol debe decidir con razonamientos
jurídicos abiertamente opuestos a cualquier subjetivismo o arbitrariedad. La justicia que
espera el justiciable frente al caso concreto, es la resolución o respuesta oportuna
relacionada con los hechos, el derecho, la prueba y el procedimiento válido. Para Taruffo,
los tres criterios para justificar la decisión justa son:
 Corrección de la escogencia y de la interpretación de la regla jurídica aplicable al
caso
 Comprobación confiable de los hechos importantes del caso
 Empleo de un procedimiento válido y justo para llegar a la decisión.

ASPECTOS FUNDAMENTALES QUE DEBE TENER EN CUENTA EL JUEZ EN EL ESTADO


SOCIAL DE DERECHO.

El Juez, por ser la figura central del derecho, deberá tener presente que el derecho procesal
está conformado por varias competencias que ayudan obtener la más razonable decisión
judicial en la sentencia. El magistrado para su labor de juzgar y dar un debido proceso
necesita de parte suya y de aquellos que solicitan su juicio, cumplan una serie de
actividades preparatorias que se presentan ordenadamente para dar a conocer al juez en
que consiste el problema que debe examinar y para proporcionarle la información
necesaria para resolverlo según justicia.

El instrumento eficaz para cumplir la función jurisdiccional solamente puede contener


una decisión justa si se funda en una determinación verdadera de los hechos del caso
siempre y cuando el proceso sea correcto, esto es, que se encuentren satisfechos los
presupuestos procesales, los presupuestos materiales de la sentencia de fondo y se
garantice el derecho de defensa, Según Beatriz Quintero.

a) los presupuestos procesales, son: la jurisdicción, la competencia, la capacidad para ser


parte, la capacidad para comparecer en proceso o legitimación procesal, la demanda
técnica, el trámite adecuado y la ausencia de caducidad del término apto para proponer la
pretensión.
b) los presupuestos materiales de la sentencia de fondo, representan a los interés
sustancial para obrar, el cual debe ser concreto, serio y actual; la debida acumulación de
pretensiones; pleito pendiente; ausencia de prejudicialidad; pacto arbitral y de las
excepciones de litis finitae, (ese derecho ya ha sido decidido en otro proceso); ausencia
de cosa juzgada, de transacción o renuncia del derecho, de conciliación.
c) los requisitos que se disponen como exigencias y salvaguarda del principio de
contradicción o derecho de defensa, como bilateralidad de la audiencia.

Terminado este aspecto formal del proceso, viene un segundo paso relacionado con el
hecho, el derecho y la prueba, dentro de un proceso valido, que garantice la igualdad de
las partes, que estas sean oídas, y que exista plazos razonables. La sentencia, es el último
acto procesal de naturaleza jurisdiccional y tiene lugar cuando se decide el objeto del
proceso. El Juez como titular de esa función jurisdiccional del estado conduce y resuelve
el proceso, en cualquier campo del derecho mediante la sentencia que es un acto procesal
destinado a resolver la controversia planteada y a poner fin al proceso. proceso valido
cuando están satisfechos los presupuestos procesales, pero es el Juez quien debe
garantizar en el debido proceso.