Vous êtes sur la page 1sur 3

Materia:Derecho Canónico Año:5to. Alumnos:

- De la Torre Camila

- Roveta Ignacio Matias

- Strassanti Camila

TRABAJO PRÁCTICO

1)

2) ¿La iglesia católica en argentina puede realizar procesos penales canónicos? Teniendo en cuenta el acuerdo con la Santa Sede. Fundamente su respuesta.

¿Qué es el derecho canónico?

3)

¿Cuáles son las propiedades esenciales del matrimonio? Desarrolle una sola.

4)

Explique un impedimento y un vicio en el consentimiento que hace nulo un matrimonio sacramental.

1)

El derecho canónico es todo el conjunto de procesos y elementos que ordenan a la Iglesia como comunidad divina y humana. La dimensión jurídica de la Iglesia:

-

Tiene una estructura sacramental.

-

Es una estructura de comunion.

-

Va más allá de la norma positiva.

2) Si bien el Derecho penal Canónico es el conjunto de normas mediante las cuales la Iglesia define delitos y aplica penas, con la finalidad de asegurar la vigencia de su orden societario. Actualmente la Iglesia carece de jurisdicción en materia de delitos y, en consecuencia, tampoco puede imponer penas materiales privativas de la libertad. Está facultado únicamente para imponer penas espirituales como sanción a los pecados o a los delitos de orden.

3) Las propiedades esenciales del matrimonio son la unidad y la indisolubilidad, que en el matrimonio cristiano alcanzan una peculiar firmeza por razón del sacramento. La indisolubilidad se encuentra su fundamentación en: el amor conyugal; el consentimiento matrimonial; el acto conyugal; el bien de los hijos; el bien de los esposos; el bien de la sociedad; argumento de fe y argumento teológico. El amor conyugal: es un amor que pide, por su propia naturaleza, la exclusividad. También pide la permanencia y la perpetuidad. El consentimiento matrimonial: por el cual se ratifica ese sentimiento de amor. El hombre con un acto de la voluntad se juega toda su persona y toda su vida. Da su consentimiento y delante de Dios dice que recibe por esposo o esposa a la otra persona y promete serle fiel en la salud y en la enfermedad, en la prosperidad y en la adversidad amándose y respetándose para toda la vida. El acto conyugal: Es el acto sexual.- Dios está presente es sagrado, somos dos en una sola carne.

Debe ser realizado de una forma digna y humana. Tiene que ser expresión de un amor muy total, un amor que en el último término es un amor indisoluble, es amor que surge del compromiso absolutamente indisoluble. El bien de los hijos; Es el argumento que hoy más se puede entender, ya que se tiene conciencia de los efectos desastrosos que produce en los hijos la ruptura matrimonial. La educación de los hijos requiere de actos de padre y de la madre, es una síntesis de ellos. El bien de los esposos; Si fuese disoluble el bien que se prestan mutuamente se reduce enormemente. Se introduce un elemento de desconfianza, la sospecha de la infidelidad, la conciencia de la precariedad del vínculo. Los esposos se ayudan a perfeccionarse mutuamente y a avanzar en la santidad. El bien de la Sociedad: El matrimonio ayuda a vivir en comunidad y desarrolla esta capacidad natural social del hombre; Cuando se establece la posibilidad del divorcio y la favorecemos, ocurre que se va a agregar división, discordia y hasta odio en la sociedad. Ayuda a crecer en las virtudes sociales. Argumento de fe; Se asiente a la Palabra de Dios: que el hombre no separe lo que Dios ha unido. Argumentos teológicos; El matrimonio está significando la unión de Cristo con su Iglesia. Los esposos la significan y también la participan. Cristo y su Iglesia tienen una fidelidad absoluta: ni Cristo la va a abandonar ni la Iglesia lo hará.

Impedimento en el consentimiento que hace nulo el matrimonio

sacramental: No se trata de leyes penales, sino que su función consiste en restringir el libre ejercicio ya sea por derecho natural (matrimonio entre hija y padre) o por el derecho eclesiástico (casamiento anterior, uno de los cónyuges no se encuentra bautizado). Un ejemplo de ello se da en el caso de los parientes por consanguinidad, caso en que la hija se ve impedida de contraer matrimonio con su padre legítimo (adopción) como natural (biológico). Dicha figura se encuentra legislada en el Código de derecho canónico, Canon 1091 P1 En línea recta de consanguinidad, es nulo el matrimonio entre todos los ascendientes y descendiente, tanto legítimos como naturales. P2 En línea colateral, es nulo hasta el cuarto grado inclusive. P3 El impedimento de consanguinidad no se multiplica. P4 Nunca debe permitirse el matrimonio cuando subsiste alguna duda sobre si las partes son consanguíneas en algún grado de línea recta o en segundo grado de línea colateral.

4)

El fundamento reside en tres aspectos:

- Moral: Evitando la degeneración en el núcleo familiar.

- Social: Para que se amplíe la familia, relacionándose con diversos grupos familiares.

- Fisiológico: A fin de evitar posibles problemas de salud en generaciones futuras (procreación del grupo).

Vicio en el consentimiento que hace nulo el matrimonio sacramental: El consentimiento matrimonial se emite conjuntamente por el hombre y la mujer que intenta contraer matrimonio. Es un único acto, si bien se expresa simultáneamente en un doble compromiso, en una donación y aceptación recíprocas. Con el pacto conyugal el varón le ofrece a sí mismo a la mujer, su persona entera y ella a él. Cuando se declara nulo, no hay culpables.

Un ejemplo de ello se da en el caso del vicio en el consentimiento por parte de la voluntad:

Cuando hay violencia o miedo grave, legislado en el Código de derecho canónico expresamente en el Canon 1103 que menciona; Es inválido el matrimonio contraído por violencia o por miedo grave proveniente de una causa externa, incluso el no inferido con miras al matrimonio, para librarse del cual alguien se vea obligado a casarse. Prevee ya sea cuando se trate de violencia interior: por ejemplo, el cónyuge dice me caso porque estas embarazada, provocando una situación de violencia moral y psicológica en la mujer. O de violencia exterior: por ejemplo, el padre de la señorita que amenaza al señor para que éste se case con su hija.