Vous êtes sur la page 1sur 2

Instituto Tecnológico de Naturopatía “Dr.

Misael Acosta Solís”


Primer semestre – Sede Quito
Geovanny Vásconez Pazmiño.
Trabajo de Anatomo fisiología

RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA

Es la forma de respirar más natural que tiene el ser humano desde el momento
de su nacimiento. Recibe este nombre porque se da prioridad al movimiento
del diafragma sobre los otros músculos respiratorios, con un perceptible
movimiento en la zona abdominal, ocasionando que la respiración ocurra de
una forma profunda y tranquila.

Anatomofisiología de la Respiración.-
La respiración permite la
oxigenación de la sangre venosa,
proceso en el que la hemoglobina de
la sangre se descarga del CO2 y
recoge el O2 del aire. Ocurre a nivel
de los alvéolos pulmonares. La
ventilación pulmonar (el ingreso y
salida del aire entre la atmosfera y
los alveolos pulmonares) es
efectuada por los músculos de la
respiración. Estos se consideran
divididos en dos grupos por su
acción principal cada fase de la
respiración: Músculos de la
Inspiración: Diafragma,
Intercostales externos, Deltoides y
Serratos anteriores, Escalenos, Sacroespinales y Esternocleidomastoideos.
Músculos de la espiración: Abdominales, Intercostales internos, Serrato
posteroinferior.

El Diafragma, es el músculo más importante en la respiración. Divide la


cavidad torácica de la abdominal. Tiene forma de campana y está constituido
por dos mitades cada una de las cuales se divide en tres porciones que por su
lugar de inserción se llaman:
esternal, vertebral (o lumbar) y
costal. Todas se insertan en un
tendón central (centro frénico).
Cada mitad del diafragma es
inervada por un nervio
independiente y la parálisis de una
mitad no afecta a la otra. La función
respiratoria es controlada en forma
refleja por los centros respiratorios
del tallo cerebral, la actividad de
estos centros puede ser modificada
voluntariamente, pero sus funciones
reflejas no se pueden suprimir completamente, por esta razón el diafragma, (y
los otros músculos de la respiración que son de tipo estriado) pueden estar
sometidos a control voluntario, pero nunca completamente.
En la fase de la inspiración; la contracción de cualquier fibra del diafragma
desencadena una contracción general del músculo que hace que este
descienda impulsando el centro tendinoso y halando el borde inferior del tórax
hacia abajo; esto ocasiona un aumento de la dimensión longitudinal del tórax y
se produce una presión negativa en la zona torácica, que facilita el ingreso del
aire atmosférico. A la vez provoca un aumento de presión en la zona abdominal
que favorece los movimientos peristálticos, el flujo de secreciones biliares,
pancreáticas, suprarrenales, y también por las diferencias de presión entre
tórax y abdomen, se facilita el retorno de la sangre al corazón.
La espiración es un proceso pasivo, el diafragma se relaja y las estructuras
elásticas del pulmón, la caja torácica y los músculos abdominales empujan el
diafragma hacia arriba. En una respiración normal los músculos abdominales
no ejercen presión excesiva, más que la de su propia tonicidad, para el
movimiento del contenido abdominal contra el diafragma. Pero si la espiración
es profunda, la contracción de estos músculos presionará todo el contenido
abdominal hacia arriba, empujando el diafragma y reduciendo longitud torácica
y favoreciendo la expulsión de aire de los pulmones.
Cuando forzamos la respiración (respiración completa) la acción de los
músculos que mueven la caja torácica, permite que esta aumente su diámetro
anteroposterior hasta en un 20% en la inspiración y también lo disminuya en la
espiración.
La respiración a más de permitir la oxigenación de nuestro cuerpo, provoca
cambios anímicos y regula también el gasto energético.

La respiración diafragmática.- es un proceso de respiración consciente que


busca corregir malos hábitos en la respiración, bajar el nivel del stress
fisiológico y psicológico, reducir los niveles de ansiedad y utilizar la energía de
mejor manera favoreciendo la oxigenación de nuestro cuerpo.
Existen diversas formas, ejercicios o técnicas de respiración diafragmática,
todas coinciden en lograr un control consciente de los movimientos del
diafragma y los músculos abdominales, con predominancia sobre los
movimientos de los hombros y del pecho, buscan una disminución de la
frecuencia respiratoria y consecuentemente una disminución de la frecuencia
cardiaca.
Es también el tipo de respiración recomendada y mayormente utilizada en
todas las disciplinas de desarrollo personal y espiritual, por su capacidad de
lograr liberar mente y cuerpo, centrando y potenciando la energía del
individuo.