Vous êtes sur la page 1sur 11

TEMA 7.

LA ALTA EDAD MEDIA


Y EL ISLAM

1. LA EDAD MEDIA

La Edad Media es la etapa histórica que va desde la caída del Imperio Romano de Occidente en el
año 476 hasta la conquista de Constantinopla por los turcos en 1453. A su vez, la Edad Media puede
dividirse en tres periodos, la Alta Edad Media (hasta el siglo XI), la Plena Edad Media (hasta el
siglo XIII) y la Baja Edad Media (hasta el siglo XV).

Los historiadores han llamado a esta etapa así porque pensaban que no era tan brillante como la
anterior (Edad Antigua) ni como la posterior (Edad Moderna).

2. UNA ÉPOCA DE INVASIONES

A partir del siglo III se produjeron las invasiones de los pueblos germanos, que acabaron con el
Imperio Romano de Occidente y crearon numerosos reinos. Estas invasiones se debieron a:

- un cambio climático que afectó a su producción agrícola

- aumento de la población por encima de los recursos disponibles

- debilidad política o militar de los estados vecinos

- presión de otros pueblos con mayor fuerza militar

2.1. Los germanos

Entre los siglos III y V, llegaron al imperio romano desde el norte y este de Europa los germanos,
que estaban divididos en numerosos pueblos. Lograron poner fin al imperio romano de Occidente
en el año 476 y crearon los llamados reinos germánicos.

- francos: se asentaron en la Galia gracias a su rey Clodoveo I.

- visigodos: se asentaron en la península ibérica, formando el reino visigodo de Toledo.

- anglos y sajones: se establecieron en Gran Bretaña.

- ostrogodos: crearon un reino que abarcaba toda la península itálica.


- vándalos: se instalaron en el norte de África, formando su propio reino.

Su organización era muy simple, formando tribus pero al asentarse en un territorio, crearon sus
propios reinos. Pese a su inferioridad numérica, se impusieron a la población autóctona.

Su economía se basaba en la agricultura y la ganadería, por lo que era un mundo rural.

La sociedad de estos reinos estaba claramente dividida; el grupo dominante era la nobleza
germana, que acabaron mezclándose con la nobleza autóctona. Por debajo de ellos se situaba el
resto de la población campesina.

3. EL IMPERIO BIZANTINO

El Imperio Romano de Oriente resistió las invasiones germanas, pasando a llamarse imperio
bizantino y conoció su etapa de esplendor en el siglo VI. Sin embargo, la aparición del Islam y de
los pueblos eslavos, llevó a su decadencia.

3.1. Origen y expansión del imperio bizantino

En el año 395 el emperador Teodosio dividió el imperio romano. Así, surgió el imperio romano de
Oriente, con capital en Constantinopla, que gracias a su posición estratégica y su gran población,
fue la ciudad más grande de Europa de su tiempo.

Su época de mayor esplendor fue en el siglo VI, con el emperador Justiniano el Grande; venció a
vándalos y ostrogodos, conquistando el norte de África e Italia, además de controlar el sur de la
península ibérica y edificó grandes construcciones en la capital, como la basílica de Santa Sofía.

Pero a partir del siglo VII, el imperio bizantino entró en crisis, perdiendo territorios y sufriendo el
acoso de otros pueblos como los eslavos y, sobre todo, los musulmanes, que conquistaron más de
la mitad de sus tierras y asediaron Constantinopla varias veces.

3.2. Organización política

La máxima autoridad política y religiosa en el imperio era el emperador o basileus, que era asistido
por numerosos funcionarios y un gran ejército dominado por mercenarios.

El territorio del imperio se dividía en provincias llamadas themas, cada una a cargo de un
gobernador o estratego.

3.3. Economía

La economía bizantina se basaba en la agricultura y la ganadería, sobre todo en las grandes


explotaciones agrícolas llamadas latifundios.

El comercio tuvo mucha importancia debido a su posición geográfica entre tres continentes, dando
lugar a un enorme beneficio económico, que pagaba su administración y su ejército.

Todo esto se complementaba con la artesanía, que elaboraba productos como telas, sedas,
orfebrería,... que luego se vendían tanto en el interior como en el exterior.
3.4. Sociedad

Se trataba de una sociedad no igualitaria, claramente dividida entre la nobleza terrateniente (la
minoría) y la mayoría, que eran los campesinos. Pese a que los campesinos eran mayoría, el
desarrollo del comercio hizo que la vida urbana no desapareciera como en el imperio romano de
Occidente.

3.5. Cultura y religión

La cultura bizantina fue especialmente brillante al ser continuadora de la grecolatina anterior,


mezclándose con elementos orientales, aunque abandonaron el latín y recuperaron el griego como
idioma oficial. Su mayor aportación fue la recopilación de obras y textos antiguos griegos, que de
otra manera, se hubieran perdido.

En principio, los bizantinos continuaron practicando el cristianismo y obedecían al papa de Roma.


Pero en el año 1054 el papa y el emperador bizantino se enfrentaron por ver quién tenía autoridad
sobre el otro, lo que llevó al Cisma de Oriente, que supuso la separación de la Iglesia cristiana
oriental, desde entonces llamada cristiana ortodoxa, de la occidental de Roma.

Por último, en Bizancio fue muy importante el arte, que se caracterizó por su abundante
decoración. En arquitectura usaron el arco de medio punto, cúpulas y la planta basilical y la de
cruz griega, sobre todo en edificios religiosos como la basílica de Santa Sofía; en pintura y en
escultura se empleaban colores vivos, sin volumen ni expresividad en los personajes, que
resultaban demasiado rígidos y frontales, siempre representando temas religiosos o ensalzando al
emperador y destacando los llamados iconos, figuras sagradas sobre un fondo dorado en un soporte
de madera.

4. EL IMPERIO CAROLINGIO

El imperio carolingio comenzó con la coronación del rey franco Carlomagno como emperador en
el año 800 y aunque duró poco tiempo, tuvo una enorme importancia en la historia de Europa.

4.1. Origen y expansión del Imperio carolingio

Los reyes francos dejaron poco a poco el poder en manos de los mayordomos de palacio, hasta que
uno de ellos, Pipino el Breve, se consideró lo bastante poderoso para derrocar al rey y ocupar el
trono, dando comienzo a la dinastía carolingia.

El hijo de Pipino, Carlos, ocupó el trono al morir su padre; continuó extendiendo los territorios
francos hasta que en el año 800 el papa le coronó emperador en Roma, pasando a ser
Carlomagno. Su sueño era restaurar el antiguo imperio romano de Occidente, estableciendo la
capital en Aquisgrán, donde construyó su palacio.

Le sucedió su hijo Luis el Piadoso, que apenas pudo mantener el imperio intacto, pero sus hijos se
disputaron su herencia a su muerte y en el tratado de Verdún del año 843, el imperio se dividió en
varias partes.
4.2. Organización política

El emperador carolingio gobernaba el imperio desde su palacio en Aquisgrán, ayudado por su corte,
grupo de personas de su confianza que le asesoraban. También nombraba a los condes, que
gobernaban las provincias en que se dividía el imperio, llamadas condados; cuando se trataba de
una provincia fronteriza o conflictiva, en lugar de un conde se encontraba un marqués, que tenía
autoridad militar.

4.3. Economía y sociedad

La actividad agrícola fue la predominante en la economía carolingia dada la decadencia del


comercio y estaba controlada por los nobles ya que acaparaban grandes extensiones de tierras o
latifundios que el emperador les entregaba por sus servicios. Los campesinos que trabajaban esas
tierras estaban sometidos a la autoridad de ese noble.

4.4. Cultura y arte

Carlomagno se preocupó por reunir a los sabios más importantes de la época en su corte así como
garantizar que en los monasterios se copiaran los textos antiguos más valiosos para condensar todo
ese saber y evitar su desaparición; a este desarrollo cultural se le conoce como Renacimiento
carolingio.

5. EL ISLAM Y EL CALIFATO ÁRABE

En el siglo VII, Mahoma fundó la religión musulmana o Islam en la península arábiga, que muy
rápido se expandió, creando un enorme imperio.

5.1 Origen y expansión del Islam

Hasta el siglo VII, los habitantes de la península arábiga se dividían en tribus nómadas, dedicadas
a la ganadería y al comercio; en común sólo tenían la lengua y eran politeístas (adoraban a varios
dioses)

Destacaban dos ciudades, Medina y La Meca, donde se encontraba el santuario de la Kaaba. Un


comerciante de La Meca, Mahoma, en uno de sus viajes, dijo que un arcángel le encomendó la
misión de predicar la verdadera religión, la del único dios, Alá. Considerado una amenaza, huyó de
La Meca hacia Medina; a esta huida del año 622 se le conoce como Hégira y marca el inicio del
calendario musulmán (su año 1)

Años después volvió exitoso como profeta a La Meca, suprimiendo el culto politeísta (salvo la
Kaaba) y convirtió la ciudad en el centro religioso del Islam. Cuando falleció, casi toda Arabia
estaba islamizada y a su muerte, sus sucesores, los llamados califas, extenderán su religión a base
de conquistas, dando lugar a un enorme imperio o califato. La expansión del Islam se divide en
varias etapas:

- califato ortodoxo lo formaron los 4 primeros califas, que conocieron todos ellos a Mahoma en
vida. Extendieron el califato conquistando Egipto, Siria y Palestina al imperio bizantino y
Mesopotamia y Persia al imperio persa
- califato Omeya tras la guerra civil que derrocó al último califa ortodoxo en el año 661, el cargo
de califa pasó a la ambiciosa familia Omeya, que trasladaron la capital a Damasco. Ampliaron aún
más el imperio llegando hasta la península ibérica y la India.

- califato abasí la familia de los abasíes asesinó y sustituyó como califas a los Omeyas en el año
750, trasladando la capital a Bagdad. Con ellos, el califato entró en crisis y muchas provincias se
independizaron hasta que en 1258, los turcos tomaron Bagdad.

5.2. La economía

La actividad principal fue la agricultura, aunque por sus especiales características geográficas,
desarrollaron importantes técnicas de regadío (norias, acequias, aljibes) e introdujeron, gracias a
sus conquistas, numerosos cultivos nuevos como el arroz, el algodón, los cítricos (naranja y limón)
y algunas hortalizas.

La ganadería también destacó, obteniéndose de ella leche, carne, cuero, lana y medio de transporte.

El comercio tuvo un gran desarrollo, gracias a la creación de monedas que se usaron en todo el
califato como el dinar de oro y el dirham de plata y empleando rutas comerciales tanto terrestres
como fluviales y marítimas, uniendo Europa, África y Asia.

Por último, también se desarrolló la artesanía en forma de joyas, armas, azulejos, cerámica...

5.3. La sociedad musulmana

No era una sociedad igualitaria, ya que se dividía en varios grupos y los musulmanes tenían más
derechos que los que no lo eran.

- aristocracia terrateniente era un grupo muy minoritario pero muy poderoso, formado por las
familias árabes, descendientes de los conquistadores, que se mezclaron con las familias importantes
de los territorios conquistados. Ocupaban los cargos más importantes y las mejores tierras.

- resto de la población se dividía en los que se habían convertido al Islam y los que seguían
siendo cristianos o judíos. Estos últimos tenían menos derechos que los conversos y debían pagar un
impuesto especial pero se respetaban sus costumbres y su religión.

- esclavos por debajo de los primeros grupos, solían ser de origen eslavo o africano y no eran
muchos, pues al convertirse al Islam, eran liberados.

En el mundo musulmán, a diferencia de la Europa medieval cristiana, la ciudad fue muy


importante, gracias al comercio y a la artesanía. Siempre podía apreciarse en ellas varias partes
como la medina o parte más importante de la ciudad donde se encontraban los edificios principales,
es decir, la mezquita aljama o principal, la madraza, el zoco o mercado, la alcazaba (palacio
fortificado donde residía el gobernante) y las viviendas de la aristocracia y los arrabales, barrios
situados fuera de las murallas que contaban con zonas de cultivo.

5.4. La religión musulmana

En el libro sagrado del Islam, el Corán, se recogen las revelaciones de Alá a Mahoma. Así, por
ejemplo, el Corán establece cinco preceptos que todo buen musulmán debe cumplir: creer en un
sólo Dios, Alá, y en su profeta Mahoma; orar cinco veces al día en dirección a La Meca; dar
limosna a los pobres; ayunar durante el mes de Ramadán y peregrinar al menos una vez en la vida a
La Meca.

Además, también recoge otras normas como no representar imágenes de Alá ni Mahoma, ni de
ninguna figura humana o no comer carne de cerdo ni beber alcohol.

6. EL ISLAM EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

Los musulmanes llegaron a la península ibérica en el año 711, dando fin al reino visigodo de
Toledo, donde crearán un Estado llamado Al - Ándalus durante 800 años.

6.1. La evolución política hasta el siglo XI

La invasión musulmana de la península tuvo lugar en el año 711 y fue posible gracias a la debilidad
del reino visigodo de Toledo, dividido por una guerra civil entre los partidarios del rey Don
Rodrigo y los hijos del rey anterior por el trono.

Musa, gobernador en el norte de África del califato Omeya mandó a Tariq a la península al mando
de un ejército de bereberes, con el fin de apoyar a los rebeldes contra Don Rodrigo, que fue
derrotado en la batalla del río Guadalete. Poco después, Musa mandó a más bereberes y árabes
como refuerzo, conquistando todo el reino en apenas tres años, casi sin resistencia.

Sí encontraron oposición en la zona norte (Cordillera Cantábrica), donde un grupo de visigodos,


liderados por Pelayo, se unieron a los astures y frenaron a los musulmanes en la batalla de
Covadonga, por lo que desistieron de ocupar esa región.

Empezaba así la dominación musulmana de la península, a la que llamaron Al-Ándalus, y que


puede dividirse en varias etapas:

- emirato dependiente de 711 a 756, llamado así porque Al-Ándalus era una provincia más del
califato omeya de Damasco, gobernada por un emir que obedecía al califa; abarcaba prácticamente
toda la península salvo la Cordillera Cantábrica y su capital era Córdoba.

- emirato independiente de 756 a 929; en el año 750 los Omeyas fueron masacrados y sustituidos
como califas por los abasíes de Bagdad pero un miembro de la asesinada dinastía, Abderramán,
pudo escapar y se refugió en la península donde aún quedaban muchos partidarios de los Omeyas y
fundó un emirato independiente de Bagdad, reconociendo únicamente a los califas abasíes como
autoridad religiosa.

- califato de Córdoba de 929 a 1031; en el año 929 el emir Abderramán dio un paso más y se
proclamó califa como Abderramán III, consiguiendo también ahora la independencia religiosa de
Bagdad. Ésta fue la etapa más brillante en los 800 años de Al-Ándalus, sobre todo durante la época
del general Almanzor que arrasó varias veces los reinos cristianos del norte.

- reinos de taifas de 1031 a 1085; en el año 1031 la debilidad de los califas de Córdoba y las
luchas internas acabaron con el califato, que se disgregó en numerosos y pequeños reinos
independientes llamados de taifas.

- imperios norteafricanos de 1085 a 1212; los reinos de taifas fueron conquistados por dos
pueblos norteafricanos de origen bereber, primero los almorávides y luego los almohades, que
convirtieron a Al-Ándalus durante un periodo corto de tiempo en parte de su imperio.

6.2 La economía y la sociedad

La agricultura y la ganadería

La principal actividad económica en Al-Ándalus fue la agricultura, en la que se dieron tanto


cultivos de secano ya practicados en la península desde antes (trigo, vid, olivo) como de regadío,
con nuevas técnicas (norias, acequias) y productos traídos de Oriente (arroz, algodón, cítricos,...)

La ganadería sirvió de complemento y se dieron mayormente la ovina y la apicultura.

La artesanía y el comercio

La artesanía se desarrolló bastante con productos textiles y de cerámica, vidrio, hierro,


cuero,....pero la actividad que más beneficios produjo fue el comercio gracias a que la península se
integró en las rutas comerciales del califato que unían África, Asia y Europa y a su posición
estratégica entre el mundo musulmán y el cristiano.

Prueba de ese gran desarrollo fue la existencia de cecas donde se elaboraban monedas como el dinar
y el dirham y de zocos, mercados urbanos donde se vendían todo tipo de productos.

La sociedad andalusí

Al igual que la musulmana se dividía en varios grupos:

- musulmanes entre los que encontramos árabes, que formaban el grupo dominante y que
acaparaban las mejores tierras y cargos; bereberes, de origen norteafricano que tras servir como
soldados se quedaron con las tierras de peor calidad y sin cargos importantes, por lo que se sintieron
discriminados; muladíes, que eran antiguos cristianos conquistados y convertidos al Islam, bien por
fe o bien por interés.

- no musulmanes entre ellos encontramos mozárabes, cristianos conquistados que siguieron


perteneciendo a su fe; judíos, que vivían en sus propios barrios (juderías) y tenían sus propios
templos (sinagogas); esclavos, que no eran personas libres y trabajaban en tareas duras, siendo
mayormente su origen Europa del este o los reinos cristianos del norte.

7. CULTURA Y ARTE ISLÁMICO

El califato árabe creó una única cultura, la musulmana, que tenía en común la lengua, la religión, las
costumbres y otros aspectos culturales.

7.1. La cultura musulmana


En todos los territorios dominados por el Islam, el árabe sustituyó a las demás lenguas, lo que
también ocurrió en Al-Ándalus.

Por eso, el influencia del árabe fue muy importante en las lenguas romances (aquéllas que proceden
del latín) que surgirán en los reinos cristianos como el castellano, el catalán o el gallego, en las que
existen muchas palabras de origen árabe.

En cuanto a filosofía, ciencia y literatura, los andalusíes adoptaron elementos de otras culturas
como el uso de los números arábigos, el sistema decimal, el papel, el ajedrez o la brújula de Oriente
y el pensamiento de los antiguos griegos, que fueron así recuperados, de Occidente. Gracias a eso,
hubo en Al-Ándalus un gran desarrollo de las artes y las ciencias como la astronomía, la medicina o
la geografía; además, en filosofía destacaron el judío Maimónides o el musulmán Averroes y en
literatura Ibn Hazm con su obra "El collar de la paloma".

7.2. El arte musulmán

En el arte musulmán destacó enormemente el aspecto decorativo al no poder representar figuras


humanas, con bellas formas de caligrafía, arabescos o atauriques y lacería, que se usaban en pintura,
escultura, yeserías, mosaicos, cerámica,...

La arquitectura musulmana mezcló elementos de diversa procedencia: el arco de medio punto


romano, las cúpulas y bóvedas bizantinas, los arcos lobulados de Oriente o el arco de herradura
visigodo. Se usaban materiales pobres como el ladrillo o azulejos, pero se rodeaba todo de una
profusa decoración.

El arte musulmán andalusí mantuvo las mismas características que el musulmán, siendo sus
principales construcciones:

- mezquitas templos religiosos dedicados a la oración.

- palacios centros de poder político donde vivían las autoridades.

- mausoleos tumbas monumentales.

8. LOS REINOS CRISTIANOS DEL NORTE

En los territorios del norte de la península que se libraron del dominio musulmán, se formaron
varios reinos cristianos que se extendieron rápidamente.

Éstos fueron:

- el reino asturleonés su origen fue la resistencia que, en la Cordillera Cantábrica, efectuaron


Don Pelayo y otros nobles visigodos en la batalla de Covadonga, lo que dio lugar al reino de
Asturias. Sus siguientes reyes, como Alfonso I y Alfonso III, lograron llevar sus límites hasta el río
Duero, lo que permitió cambiar el nombre del reino por el de reino de León, que siguió
extendiéndose y del que surgirán otros reinos como Castilla y Portugal.

- la Marca Hispánica surgió de la Marca Hispánica que crearon los carolingios en los territorios
fronterizos entre su imperio y Al-Ándalus. De la misma surgieron el reino de Pamplona, que fue
un territorio franco hasta que la familia Arista se independizó y formó el reino de Pamplona
(luego llamado reino de Navarra) y en una situación parecida con la familia Aznar Galindo, el
reino de Aragón.

8.1. La economía

La actividad económica principal era la agricultura, orientada al autoconsumo y destacando el


cultivo de cereales, aunque con técnicas primitivas y haciendo uso del barbecho.

La agricultura se complementaba con la ganadería (sobre todo la ovina) y el comercio aunque muy
poco desarrollado, sólo en áreas cercanas y basado en el trueque ante la ausencia de moneda.

8.2. La sociedad

En estos reinos todos sus habitantes eran cristianos al haber sido el dominio musulmán muy breve;
la sociedad se dividía en dos grupos:

- los nobles grandes propietarios de tierras con títulos de nobleza otorgados por el
rey.
- los campesinos la mayoría de la población, podían ser vasallos (cuando vivían y
trabajaban las tierras de un noble) o libres (si trabajaban sus propias tierras).

8.3. La repoblación

Cuando estos reinos empezaron a expandirse, se encontraron con amplias zonas deshabitadas. Para
evitar incursiones enemigas, los reyes comenzaron su repoblación, facilitando la llegada de
colonos. Así, cedían tierras a campesinos libres y otorgaban fueros o derechos y privilegios
concedidos a una ciudad o región. De esta forma se pudieron mantener los territorios conquistados y
seguir avanzando hacia el sur.

8.4. La cultura

En estos reinos se desarrollaron las lenguas romances, todas ellas a partir del latín, como el
gallego, el castellano, el catalán o el portugués.

En su cultura tuvo mucha importancia la influencia de la religión y la Iglesia, como fue el caso de la
peregrinación a Santiago de Compostela y el Camino de Santiago, que surgió junto a ella.

8.5. El arte prerrománico

Los estilos artísticos de los reinos cristianos peninsulares de la Alta Edad Media se llaman
prerrománicos, por ser anterior al estilo románico que surgirá después.

Su arquitectura se caracteriza por la construcción de pequeñas iglesias rurales, mezclando


elementos de diferentes estilos (musulmán, romano, visigodo,..)

Destacarían:

- el arte asturiano combina elementos visigodos, carolingios y mozárabes en


ermitas como San Miguel de Lillo o palacetes como Santa María del Naranco.
- el estilo mozárabe lo realizaban los cristianos que habían vivido en territorio
musulmán, usando elementos de este arte, mezclándolos con otros visigodos en edificios
como el monasterio de San Miguel de la Escalada (León).

KEY WORDS UNIT 7

- BARBARIANS bárbaros
- GAUL Galia
- MUSLIMS musulmanes
- OTTOMAN TURKS imperio otomano
- EMPEROR emperador
- SPICE especia
- MOSAIC mosaico
- MAYOR OF THE PALACE mayordomo de palacio
- POPE Papa
- DINASTY DINASTÍA
- TAX impuesto
- SELF-SUFFICIENT autosuficiente
- POLYTHEISTIC politeísta
- PROPHET profeta
- WATER-WHEEL molino de agua
- MOSQUE mezquita
- MINARET minarete
- COURTYARD patio
- MUEZZIN muecín o almuédano