Vous êtes sur la page 1sur 6

TEMA 8.

LA PLENA EDAD
MEDIA Y EL FEUDALISMO

1. LA SITUACIÓN POLÍTICA EN LOS SIGLOS XI, XII Y XIII

Durante la Plena Edad Media se desarrollaron civilizaciones muy diversas, algunas de


las cuales alcanzaron un gran desarrollo cultural y político. Fue el caso así del mundo
musulmán, el mundo cristiano y diferentes culturas en continentes como África, Asia
y América, la mayoría desconocidas para los europeos.

2. EL SISTEMA FEUDAL

En esta época se consolidó en el mundo cristiano europeo el modelo político,


económico y social conocido como feudalismo, caracterizado por la pérdida de poder
de los reyes, las relaciones de fidelidad personal y una economía organizada en torno a
pequeños territorios autosuficientes llamados feudos.

2.1. La monarquía feudal


Los reyes gobernaban con la ayuda de la corte, institución formada por nobles que
les asesoraban en el gobierno y de oficiales reales, funcionarios al servicio del
monarca, como los cancilleres que redactaban los documentos.
Además, en caso de guerra, el rey reunía la hueste, ejército compuesto por los
soldados del rey y sobre todo, de sus nobles.

2.2. El origen del feudalismo

Tras la desintegración del imperio carolingio, Europa sufrió las llamadas segundas
invasiones, ataques llevados a cabo por vikingos, magiares y sarracenos, ante los
que los reyes nada podían hacer por escasez de recursos.
Por eso, tuvieron que recurrir a los nobles para defender los territorios y a la
población de dichos ataques, y para recompensarles, los monarcas les entregaban
grandes extensiones de tierras. Así, éstos se convertían en señores de esos territorios
y se hicieron cada vez más poderosos, viendo la debilidad de los reyes; de esta
manera, consiguieron incluso más privilegios como hacer su poder hereditario y
ejercer su autoridad en sus tierras, impartiendo justicia y cobrando impuestos.
A estos territorios se les llamó feudos y a su noble propietario, señor feudal, que
dominaba sobre los campesinos siervos y libres que allí vivían.
El poder de estos señores aumentó tanto que algunos empezaron a desobedecer al
rey, enfrentándose a él, e incluso combatieron entre ellos mismos por conseguir aún
más territorios y vasallos sobre los que imponer su autoridad.
2.3. Las relaciones de vasallaje

Se llamaba vasallo a toda persona que voluntariamente, se acogía a otra más


poderosa, un noble o el rey, a cambio de que le mantuviera y protegiera. Para ello,
debía jurar fidelidad a través de la ceremonia de homenaje, en la que se convertían
en señor y vasallo. Casi todos los nobles tenían vasallos y al mismo tiempo, eran
vasallos de otros señores más poderosos (por ejemplo, el rey).
2.4. La evolución posterior del sistema feudal

El sistema feudal se mantuvo prácticamente intacto toda la Edad Media aunque a


partir de los últimos siglos de esta etapa (Baja Edad Media) empezó a
descomponerse por la recuperación del poder por parte de los reyes, el crecimiento
de las ciudades y las revueltas campesinas.

2.5. Los elementos del feudo

Un feudo era una enorme extensión de tierras, incluyendo cultivos y varias


construcciones, que pertenecía a un señor; eran autosuficientes, ya que poseían todo
lo necesario para que sus habitantes pudieran vivir.
El feudo tenía varias partes:
- castillo  situado en una zona natural protegida, era la residencia del señor,
donde vivía con su familia, sus vasallos y sirvientes.
- reserva señorial  eran las tierras del señor cultivadas por sus siervos, y
durante algunos meses, por los campesinos libres también. Además incluía los
bosques y prados, también propiedad del señor.
- aldea  situada cerca del castillo, allí vivían los campesinos en humildes
cabañas junto a sus animales
- mansos  eran parcelas de tierras que el señor alquilaba a los campesinos a
cambio de una parte de la cosecha.
- otros elementos de uso común como puentes, molinos, herrerías,
hornos…aunque se debía pagar para utilizarlos.

3. LA ECONOMÍA Y LA SOCIEDAD

3.1. Las actividades económicas

La agricultura siguió siendo la actividad económica principal, especialmente con


el cultivo de cereales y productos de huerta u hortalizas.
La producción agrícola se complementaba con:
- productos obtenidos de animales de corral  leche, huevos, queso, miel,…
- productos obtenidos de la naturaleza  madera, animales de caza, frutos
silvestres, pescado,…

La ganadería también proporcionaba carne (para los grupos privilegiados), lana y


cuero, animales de tiro y caballos para la guerra.
Era una economía de subsistencia porque casi toda la producción se destinaba al
autoconsumo. El escaso excedente se vendía en mercados y ferias cercanos.

Las técnicas agrícolas apenas cambiaron desde tiempos anteriores, usando aún
herramientas de mano muy primitivas; pese a ello, se produjo un lento aumento de
la producción por la extensión de la superficie cultivada (roturación de bosques) y
la difusión de algunos avances técnicos como la rotación trienal de cultivos, el
empleo de técnicas de regadío (molinos, norias), la aparición del arado de
vertedera, el uso de estiércol como abono o el uso de la collera.

Este aumento de la producción dio lugar a un aumento de la población.

3.2. La organización social

La sociedad de esta época no era igualitaria; estaba dividida en tres grandes grupos
llamados estamentos, a los que se accedía por nacimiento, es decir, según su origen
familiar. Los tres estamentos eran:
- nobleza  eran la minoría dominante, formada por las grandes familias que
disponían de los cargos más importantes y de extensísimos feudos, adquiridos
por su servicio a la corona y que luego se iban heredando. A su vez, se dividía
en alta nobleza (rey, duques, marqueses, condes) y baja nobleza (caballeros)
- clero  los miembros de la Iglesia, que se dedicaban a rezar y transmitir la
cultura al resto de la población. También se dividía en alto clero (los cargos
más importantes de la Iglesia, como el papa, obispos y abades de monasterios,
que procedían de las familias nobles más poderosas) y en bajo clero
- campesinos y otros trabajadores  eran la gran mayoría de la población y su
obligación era trabajar para el resto de la sociedad. Estaban por un lado los
siervos, que eran campesinos y sirvientes de un señor feudal en sus tierras, al
que debían obedecer y no dejar el feudo sin su permiso y los villanos,
campesinos libres, artesanos y comerciantes que vivían en aldeas y pueblos, que
no eran siervos al mando de un señor.

Además existía otra división social de carácter jurídico, que dividía a la población
en dos grandes grupos, los privilegiados, formado por nobleza y clero (un 10 %), y
los no privilegiados, compuesto por el resto de la población (un 90 %). Los
primeros eran llamados así porque gozaban de unos derechos que los demás no
tenían como no trabajar, tener su propia justicia y no pagar impuestos y poder
recaudarlos a sus siervos; los segundos sí tenían que trabajar, estaban sometidos a
unas leyes más duras, debían pagar numerosos impuestos y eran reclutados para ir a
la guerra.

4. LA IGLESIA

4.1. La organización de la Iglesia


El papa de Roma era la máxima autoridad de la Iglesia. Su gobierno duraba toda la
vida y era elegido por los cardenales de entre uno de ellos. Los miembros de la
Iglesia formaban el clero y podía dividirse en:
- clero secular --> formado por obispos y sacerdotes, encargados de las
ceremonias y la formación religiosa de los cristianos.
- clero regular  formado por los abades, los monjes y las monjas, que vivían
en monasterios y conventos. Se caracterizaban por estar sometidos a unas reglas
específicas de su orden y podían ser órdenes religiosas que se dedicaba a orar y
trabajar en un monasterio y órdenes militares, que además de rezar, luchaban
para defender o extender el cristianismo.

4.2. El poder político de la Iglesia

La Iglesia gozaba de un importante poder político pues sus más altos miembros
podían acudir a las Cortes y asesorar a los reyes e incluso el papa podía
excomulgar a cualquier persona, por poderosa que fuera.

4.3. El poder económico de la Iglesia

La Iglesia gozó de un importante poder económico al acumular grandes propiedades


de tierras, el mayor bien económico de la época, gracias a las donaciones y
cesiones otorgadas por reyes y nobles para conseguir su favor u obtener la
salvación eterna.
Además, también gozaba de un privilegio especial como el diezmo, un impuesto
exclusivo que sólo podía recaudar ella y que consistía en la décima parte de la
producción de los campesinos.

4.4. La cultura y la Iglesia

La Iglesia también se encargó de transmitir la cultura; esto fue posible porque los
monjes copiaban textos antiguos clásicos a mano para que no se perdiera ese
conocimiento y porque se encargaba de la educación.
De esta forma, se difundieron entre la población medieval ideas como el miedo al
infierno (para evitar las malas acciones), el miedo al fin del mundo y al Juicio Final
de Dios (por ejemplo, el terror al año 1000) o la esperanza en la intermediación de
santos y de la Virgen, la realización de peregrinaciones (Roma, Jerusalén y
Santiago de Compostela).
También la Iglesia tenía autoridad para limitar las guerras a través de las llamadas
Paz de Dios (prohibición de combatir en lugares sagrados) o la Tregua de Dios
(suspensión temporal de los combates en fechas señaladas como Navidad o Pascua).
Para mantener la unidad de la fe cristiana, la Iglesia fue muy rigurosa y perseguía a
los llamados herejes (aquellos que se apartaban de la doctrina oficial) o promovía
las cruzadas, expediciones decretadas por los papas para recuperar los Santos
Lugares, lo que dio lugar a encarnizadas guerras entre cristianos y musulmanes en
Oriente Próximo.
5. EL ARTE ROMÁNICO
El arte románico fue el estilo artístico característico de la Europa cristiana de los siglos
XI al XIII. Apareció en Francia, desde donde se extendió al resto del continente y más
allá.
5.1. Características generales

Este estilo artístico llegó a España desde Francia por los Pirineos y se extendió por
el norte a través del Camino de Santiago. Sus características principales son:
- fue el primer estilo en difundirse por toda Europa desde Francia, gracias sobre
todo a las rutas de peregrinación.
- es un arte mayormente rural, realizado en el campo y pequeñas aldeas.
- sus principales construcciones son edificios de tipo religioso como iglesias,
monasterios y catedrales, ya que eran patrocinadas por la nobleza y la Iglesia.

5.2. La arquitectura románica

Las principales características de la arquitectura románica fueron:


- uso de gruesos muros de piedra reforzados por sólidos contrafuertes y por
columnas cilíndricas y pilares en el interior.
- escasa iluminación por la presencia de muy pocas ventanas y muy estrechas,
dando lugar a una enorme oscuridad en el interior.
- empleo de elementos romanos como el arco de medio punto o el uso para
cubrir los edificios de bóvedas de cañón, bóvedas de arista y cúpulas.
- la planta solía ser basilical (rectangular) o de cruz latina; el interior se dividía
en calles llamadas naves, en número impar con la central más alta, separadas
por columnas y pilares. En el extremo de la iglesia estaba la cabecera, donde se
situaba el altar, que cuando eran semicirculares, era denominadas ábsides.
- las fachadas siempre incluían portadas, puertas especialmente decoradas con
esculturas y normalmente franqueadas por una torre campanario o dos.

5.3. La escultura y la pintura románicas

La escultura y la pintura románicas tenían una función didáctica, además de


decorativa ya que se usaban las imágenes para que la gente, mayormente analfabeta,
pudiera aprender los relatos bíblicos.
Su estilo era esquemático, con detalles escasamente definidos y un amplio uso de
símbolos; la posición de las figuras era rígida y los rostros inexpresivos y su tamaño
hacía referencia a la su importancia (mayor tamaño para Cristo o la Virgen).
Las esculturas se esculpían en piedra o se tallaban en madera, siempre de temática
religiosa, y adaptaba a la arquitectura (en las portadas de los edificios religiosos, en
las fachadas, en los capiteles de las columnas,…).
Las pinturas se realizaban sobre muros o paredes, en los ábsides y bóvedas del
interior de las iglesias o sobre tabla o miniaturas para decorar los libros. Los
dibujos se hacían con líneas y colores planos (sin volumen) por lo que carecían de
profundidad y tampoco representaban el paisaje (sólo de forma esquemática).
KEY WORDS UNIT 8

- MAGYAR  magiar o húngaro


- VIKING  vikingo
- BISHOP  obispo
- ABBOT  abad
- SERF  siervo
- MONK  monje
- FAIR  feria
- CLERGY  clero
- NOBILITY  nobleza
- ESTATE OF THE REALM  pueblo llano
- TITHE  diezmo
- LAY  laico
- HOLY LAND  Tierra Santa
- BUTTRESS  contrafuerte
- LATIN-CROSS PLAN  planta de cruz latina