Vous êtes sur la page 1sur 5

FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES

ESCUELA ACADEMICA PROFESIONAL DE


CONTABILIDAD

TITULO:
El pasivo y su importancia en las finanzas de las empresas
AUTOR(ES)
CARHUAPOMA REYES, Jeison
LAMA ALBINES, Xiomina
PAICO BERRU, Nalleli
RODRIGUEZ VASQUEZ, Johnny

ASESOR(A)
HUACHILLO PARDO, Letty Angélica
PIURA-PERÚ

2019
INTRODUCCIÓN

En contabilidad financiera, mientras el activo comprende los


bienes y derechos financieros de la empresa, el pasivo recoge
sus obligaciones, es decir, es el financiamiento provisto por
un acreedor y representa lo que la persona o empresa debe a
terceros. Como el pago a bancos, proveedores, impuestos,
salarios a empleados, etcétera.
Con este presente trabajo daremos más información sobre que
es el Pasivo y su importancia en el plan contable.
La importancia de los pasivos en ocasiones es tomada a la
ligera cuando se hace la evaluación de una empresa. En efecto,
los mismos pueden decir mucho acerca de las circunstancias
en las que dicha firma se encuentra. Así, según la proporción
de pasivos que se manifiesta en función de los activos, la
situación financiera de la empresa puede ser promisoria o
complicada. Por otra parte, el motivo que llevó a contraer
dichos pasivos también pude decir mucho acerca de la salud
de la empresa. Desde una perspectiva simplista quizá se
considere que es mejor evitar lo máximo posible los pasivos,
pero lo cierto es que los mismos deben verse en función de los
réditos que se pueden obtener del proyecto que se intenta
financiar con los mismos.
Estudiar esta variable es fundamental para conocer la salud de
una organización específica. De hecho, en el mundo de las
finanzas existe una corriente denominada análisis
fundamental que se enfoca en la valoración de este tipo de
datos como la forma más eficiente para analizar las posibles
inversiones.
Para calcular el pasivo se tiene que hacer una ecuación
contable: Pasivo = Activo – Patrimonio neto
Es muy importante mantener una buena administración de los
pasivos y clasificarlos adecuadamente. Si la empresa cuenta
con elevadas obligaciones a corto plazo (un elevado pasivo
corriente) y no cuenta con el suficiente flujo de efectivo o los
suficientes activos corrientes para cubrir esos pasivos, con
seguridad nadie querrá financiarle ya que el riesgo
de impago de las nuevas obligaciones es alto.
DESARROLLO
El pasivo consiste en las deudas que la empresa posee,
recogidas en el balance de situación, y comprende las
obligaciones actuales de la compañía que tienen origen en
transacciones financieras pasadas.
El pasivo está compuesto por la financiación de la empresa y
las obligaciones de pago frente a terceros. A su vez, dentro del
pasivo total, distinguimos entre el Patrimonio Neto y el
Pasivo.
Por su parte, el pasivo es una inversión que contribuye
a disminuir el poder adquisitivo del inversor. Los peores
pasivos son aquellos que generan el mayor gasto con el menor
valor invertido.
El pasivo se clasifica en dos partes:
 Pasivo no corriente: Está formado por todas aquellas
deudas y obligaciones que tiene una empresa a largo
plazo. Es decir, las deudas cuyo vencimiento es mayor a
un año. Al tener un vencimiento mayor a un año.
 Pasivo corriente: Es la parte del pasivo que contiene las
obligaciones a corto plazo de una empresa. Es decir, las
deudas y obligaciones que tienen una duración menor a
un año. Por ello, también se le conoce como exigible a
corto plazo.
En general, es posible categorizar el pasivo como un conjunto
de obligaciones, financieras o no, de tu empresa con otras
instituciones. Algunos pasivos comunes son:
– Obligaciones financieras
– Cuentas a pagar
– Impuestos
– Hipoteca
– Alquiler
– Carro para desplazamiento propio
– Casa para vivir