Vous êtes sur la page 1sur 10

EL DOMICILIO

INTRODUCCIÓN
El domicilio es un lugar donde la persona puede realizar diversas actividades, es un requisito
necesario para cualquier trámite que se necesite para que nos lleguen los documentos
directamente.

El derecho al domicilio, es uno de los derechos fundamentales de la persona humana, el cual


tiene que ser respetado y nadie puede vulnerar nuestro domicilio, ninguna autoridad salvo en
delito flagrante. Dicho ambiente sirve para que la persona realice cualquier actividad que le
parezca correcta, siempre respetando la ley.

Acertadamente se afirma que muchas normas jurídicas requieren relacionar a cada persona con
un lugar determinado. En efecto, la ley de algún lugar será la que se le aplique: a los jueces de
algún lugar deberá eventualmente someterse: en algún sitio deberá cumplir de ordinario las
obligaciones que contraiga. etc.

Por eso la ciencia jurídica ha sistematizado las relaciones posibles de la persona con el lugar
donde se encuentra, configurando un concepto para cada tipo de esas relaciones y dándole un
nombre. Basta luego de cualquier norma que mencione ese nombre, para que se dé por sentado
todo el contenido del concepto que previamente se ha establecido".

Para las personas naturales, el domicilio es su lugar de residencia habitual, como centro de
ejercicio de los derechos y cumplimiento de las obligaciones.
1. DEFINICIONES

 CIFUENTES, Carlos: Señala que "El domicilio, por sus efectos, se identifica con la vida
jurídica de la persona y como tal lo personaliza, dándole condición de presencia, puesto
que legalmente responde a un aspecto de su modo de ser en el derecho en función de
la relación jurídica”.
 CARBONNIER: Lo define de la siguiente manera: "Es el medio de localización de una
persona, contribuye a su individualización mediante la adscripción del sujeto a
determinada situación en el espacio.
 ORGAZ: Expresa que "El centro territorial de las relaciones jurídicas de una persona o
bien el lugar en que la ley sitúa a una persona para la generalidad de sus relaciones de
derecho".
 FERNÁNDEZ SESSAREGO: Apunta que "El domicilio es el asiento jurídico de la persona,
su sede legal, el territorio donde se le encuentra para imputarle posiciones jurídicas,
para atribuirle derechos o deberes". En efecto, si el sujeto de derecho es un centro de
Imputación de derechos y de deberes, dicho centro de Imputación debe tener una
ubicación en el espacio: esta es la noción de domicilio. Cabe precisar que al hablar de
domicilio, surgen varios términos que debe tenerse en consideración, tales como la
Residencia y la habitación.

1.1. LA RESIDENCIA

Es el lugar donde la persona vive con su familia normalmente. Carbonier, precisa que, "La
residencia es el lugar en que vive una persona de modo estable y habitual". Por ello, la residencia
puede o no, según los casos, ser un elemento constitutivo del domicilio; tal será su carácter
cuando la ley determina el domicilio (concepto jurídico) de la persona atendiendo a su residencia
(concepto material).

1.2. LA HABITACIÓN

También llamada morada, es el lugar donde se encuentra la persona accidentalmente. Es de


carácter temporal. Se constituye como el lugar donde la persona se halla por breve tiempo ya
sea de vacaciones, por negocios o en el desempeño de una comisión.
2. TIPOS DE DOMICILIO

A. EL DOMICILIO MATERIAL

El domicilio material es un dato técnico determinado por ley. No debe confundirse este concepto
jurídico de domicilio con el de casa-habitación (espacio físico donde efectivamente vive la
persona), ni mucho menos con el de dirección (que no es más que el nominativo o si se quiere
el signo a través del cual se exterioriza el domicilio, la residencia o la habitación).

B. DOMICILIO FORMAL

Lo constituye la residencia habitual y ello es importante en cuanto si se hace referencia a la


protección de la intimidad del domicilio, este debe ser entendido en su aspecto material y
dentro de este contexto ya es posible comprender, con mayor exactitud, que el domicilio ha sido
el ámbito por excelencia de la intimidad. Al postergarse históricamente el domicilio,
indirectamente se protegía a la vida privada de las personas. Posteriormente, cuando la persona
privada cobra desarrollo jurídico autónomo, el domicilio es considerado como uno de los
recintos donde el ser humano desarrolla su vida privada.

No es el único aun cuando el domicilio goza de protección autónoma. Por otro lado la vivencia
privada rebasa las paredes de la residencia o domicilio en general.

3. CLASIFICACIÓN DEL DOMICILIO


Autorizada doctrina argentina ha clasificado el domicilio de la siguiente manera:

3.1. DOMICILIO GENERAL

Es para el ejercicio de todos los derechos en general en contraposición al especial. Por ello se
sostiene que "abarca la generalidad de los derechos y obligaciones; puede haber domicilios
especiales que concurran, pero sí el núcleo común indiferenciado de las obligaciones que no
tengan un domicilio previsto para su cumplimiento en particular". Este tipo de domicilio tiene
las siguientes características:

 Necesidad. No cabe la posibilidad Jurídica de una persona sin domicilio general.


 Unicidad. Tampoco cabe la posibilidad de pluralidad de domicilios generales, se
entiende, simultáneamente,
 Mutabilidad, dado que el domicilio es un derecho de la persona, está dentro de sus
facultades puede cambiarlo.

El domicilio general, a su vez, puede ser de dos especies:

a) Domicilio Legal:

Es el que fija la ley en función de presunciones basadas en el estado civil de la persona, su


condición, o en el cargo que desempeña, Es el caso del artículo 37º del Código Civil el cual
establece que "los Incapaces tienen por domicilio el de sus representantes legales". El del
artículo 41º del Código Civil ("a la persona que no tiene residencia habitual se le considera
domiciliada en el lugar donde se encuentre") o el del funcionario público (según el artículo 38º
del Código Civil, es "el lugar donde ejercen sus funciones").
b) Domicilio Real:

Es el que tiene vigencia cuando no se presenta alguno de los casos donde opere la presunción
legal. Es el que tenemos regulado en el artículo 33º del Código Civil ("residencia habitual de la
personas en un lugar").

A diferencia de otros sistemas Jurídicos (como el argentino, español o brasileño), dentro del
sistema nacional que se constituya el domicilio real, sólo basta el elemento objetivo, de residir
efectivamente en un lugar determinado y no se requiere del elemento subjetivo del “animus
manendi”.

El domicilio real es el lugar donde se reside con el propósito de establecerse en éste, bien sea
por una declaración expresa unida a la residencia habitual, o por la presunción de tal propósito
cuando se reside por un tiempo determinado, establecido previamente por ley.

Se llama también de hecho, para distinguirlo del domicilio legal o de derecho, y asimismo se
denomina real para distinguirlo del convencional.

c) Domicilio Especial:

Es el impuesto por los mismos particulares para ciertos casos. Por ello se sostiene que como
verdadero atributo de la persona, debe tenerse en cuenta el domicilio general. El especial, en
cambio, no tiene sus alcances ni cumple una función identificada con la personalidad.

En ese sentido tenerlo depende de la voluntad de aquella. El domicilio especial no es único, ni


necesario; pero si mutable. Dentro del domicilio especial se encuentran:

 Que equivocadamente se le identifica con el domicilio legal. Es el que fijan las partes en
el proceso. Como sostiene Rivera: "es el que toda persona está obligada a constituir al
tomar intervención en un proceso judicial, y que debe hallarse dentro del radio del
juzgado”. El inciso 2 del artículo 424º Código Procesal Civil establece como requisito de
admisibilidad de la demanda que se fije el "domicilio procesal del demandante".
 El domicilio procesal o ad litem: que como indica el artículo 36 "es aquel en el cual los
cónyuges viven de consuno".
 El domicilio matrimonial.
 El domicilio negocial: Es el que se fija para la ejecución de los mismos. Este es el caso
del artículo 34º Código Civil, el cual establece que "Se puede designar domicilio especial
para la ejecución de actos jurídicos. Esta designación sólo Implica sometimiento a la
competencia territorial correspondiente salvo pacto distinto".

Es necesario mencionar que actualmente existe un grupo de códigos que apuntan hacia la
concepción de un domicilio único, como el caso de los códigos francés, italiano, suizo y en
nuestro ordenamiento jurídico desde el Código Civil de 1984 y otro grupo que admite la
pluralidad de domicilios, como el BGB (Código Civil Alemán), el cual, en su inciso 2 del artículo
7º, admite, que "el domicilio puede existir simultáneamente en varios lugares", el artículo 32º
del Código civil brasileño, entre otros.

En cuanto a la fundamentación del Domicilio Único, se puede anotar que existe un sector de la
doctrina que lo individualiza de acuerdo a la intención del sujeto, tal como lo expresa
Mascareñas: "Una persona puede tener varias residencias de hecho, es decir, vivir diversas
temporadas en diferentes lugares, pero sólo tendrá un domicilio, La residencia habitual en la
cual se tiene la intención de residir permanentemente". Respecto de la pluralidad de domicilios.
Santos Briz, se afirma que "la práctica admite la pluralidad de domicilios, siempre que en cada
uno concurran los requisitos que se exigen por la ley para su existencia, y excluido en todo caso
el propósito de fraude o de perjuicio para terceros. Si varios domicilios aumentan los derechos
del titular, también llevan consigo un aumento de sus obligaciones derivadas de aquéllos".

4. EL DOMICILIO EN EL CÓDIGO CIVIL PERUANO


En la doctrina se distinguen dos teorías que explican la esencia del domicilio.

1. Teoría Objetiva: Es la Prueba directa, es decir, por el hecho de residir habitualmente en


un determinado lugar.
2. Teoría Subjetiva: Se caracteriza por la intención de permanecer (animus manendi),
habitar, en un determinado lugar. El animus, entendido como la intención, se clasifica
en dos:
a) Animus Real: Se manifiesta en un modo indubitable, claro y explícito.
b) Animus Presunto: Se deduce de ciertos hechos que lo hacen suponer.

Nuestro cuerpo de leyes asume la teoría objetiva del domicilio, en contraposición con la teoría
subjetiva, dentro de la cual, es necesario, para la constitución del domicilio, a parte del hecho
físico de residir en un lugar determinado, expresar la voluntad de ello. Dicha posición era
asumida por el derogado código Civil Peruano de 1936.

Confirma la teoría objetiva, seguida por el actual código, el artículo 39º, el cual establece que
"el cambio de domicilio se realiza por el traslado de la residencia habitual a otro lugar".

Actualmente y en virtud del numeral 33, sólo basta residir real y habitualmente en un lugar
determinado, para que se constituya el domicilio. Como ya se explicó anteriormente, hay
términos que se puede confundir, sobre el lugar de vivienda de una persona, es decir:

 Residencia: Lugar donde la persona vive usualmente, sola o con su familia.


 Domicilio: Lugar donde se ubica a la persona para sus efectos civiles.
 Morada: Lugar de estancia transitoria para la persona, y por consiguiente no es habitual.

La legislación peruana regula el tema del domicilio en el código civil desde los artículos 33º hasta
el 41º.

 Artículo 33º: El domicilio se constituye por la residencia habitual de la persona en un lugar.

En nuestro código se menciona la residencia habitual. La habitualidad es un factor de hecho que


consiste en que lo usual para la persona y su familia es el de tener sus actividades de vida
cotidiana en un determinado lugar preferentemente que en otros.

Lo usual es que cada persona tenga una sola residencia. Puede frecuentar varios lugares en su
vida cotidiana, pero siempre estará referido principal y habitualmente a uno de ellos. Esa será
su residencia y en principio también su domicilio para efectos civiles.

En este artículo se suprime el elemento subjetivo, en animus, para la constitución del domicilio
de la persona. Se ha admitido la posición que el domicilio debe fijarse, exclusivamente en
atención al elemento objetivo. Es decir por el simple hecho de residir real y habitualmente en
un lugar es factor determinante para presumir que la persona ha situado ahí su centro espacial
de imputación jurídica. Es preciso tener en cuenta la nota de habitualidad.

En este artículo, es necesario aclarar que estamos hablando de domicilio civil, que es el domicilio
para todos los efectos de la vida cotidiana y privada de la persona.
 Artículo 34º: Se puede designar domicilio especial para la ejecución de los actos jurídicos.
Esta designación sólo implica sometimiento a la competencia territorial correspondiente,
salvo pacto distinto.

El carácter jurídico y no fáctico del domicilio queda ratificado en este artículo, que permite que
las personas designen domicilio especial para la ejecución de los actos jurídicos. Pude ser para
contratos, realizar pagos, enviar documentación, etc.

Este numeral, como es evidente, obedece a una razón práctica, como es la de facilitar la
celebración de actos jurídicos, el domicilio especial, para la ejecución de os mismos, se limita al
metimiento a la jurisdicción territorial correspondiente.

Un ejemplo claro sería que en un contrato, una persona que vive en Piura puede designar
domicilio en Tumbes. Pero todos los implicados saben que no vive en Tumbes, pero esta
designación es válida para el derecho. Ya que este domicilio sólo servirá para la competencia de
los tribunales, pero todas las demás obligaciones deberán ser cumplidas en el domicilio
constituido por la residencia de cada parte.

 Artículo 35º: A la persona que vive alternativamente o tiene ocupaciones habituales en


varios lugares se considera domiciliada en cualquiera de ellos.

Se puede decir que una persona tiene residencia alternativamente, cuando tiene varios lugares,
lo que ocurre en gente adinerada que deben realizar sus actividades con gran movilidad. Estas
personas moran indistintamente en más de un lugar.

Tiene que quedar bien claro que no se trata de alguien que tiene una residencia habitual y
frecuenta periódicamente otro. Se le puede considerar residiendo indistintamente en cualquier
lugar de los establecidos.

Por ejemplo: Una persona que dicta clases en la universidad en un determinado horario
contando con una oficina, y a la vez, tiene su estudio de abogado donde ejerce la profesión. Para
efectos laborales, la persona estará domiciliada tanto en la oficina de la Universidad como en el
local de su estudio de abogado.

 Artículo 38º: Los funcionarios públicos están domiciliados en el lugar donde ejercen sus
funciones, sin perjuicio, en su caso, de lo dispuesto en el artículo 33. El domicilio de las
personas que residen temporalmente en el extranjero, en ejercicio de funciones del estado
o por otras causas, es el último que hayan tenido en el territorio nacional.

El artículo distingue el domicilio del funcionario público, al expresar que el domicilio se


constituye por la residencia habitual. De aquel otro domicilio especial en el que el funcionario
cumple su actividad laboral.

En el segundo párrafo, señala que las personas que permanecen en el extranjero por breve
tiempo ya que de no ser así, por razones de habitualidad, tendría que considerárseles
domiciliadas fuera del país. Aquí se puede hablar sobre dos aspectos: La temporalidad y exterior-
interior.

 Temporalidad: Este es un problema que el problema se determina sabiendo si mudó la


residencia habitual, o si solo ha cambiado de morada (es decir, temporal o
accidentalmente).
 El extranjero o el interior: Se refiere a los funcionarios que viajan al exterior, por
contraste con los que tienen asignado dentro de territorio nacional.
5. SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL N° 7611-2005-PA/TC

 BASE INFORMATIVA

La presente sentencia se da en base al Recurso de Agravio Constitucional interpuesto por el Sr.


Emerson Félix Cárdenas Solís (recurrente), contra la Resolución de la Sala de Derecho
Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la república, que declaró infundada su
demanda de Amparo.

 ANTECEDENTES

El recurrente previamente estuvo inmerso en un proceso de Indemnización donde fue la parte


demandada y de la otra parte como demandante estaba la Sra. Felipa Gutiérrez Diéguez, en
dicho proceso el Sr. Emerson Félix Cárdenas Solís (recurrente) refiere que se la habría infringido
su derecho a la defensa, toda vez que se habría notificado resoluciones en un domicilio no
consignado por él ni señalado por la demandante. Es necesario precisar que las resoluciones a
las que hace mención el recurrente fueron notificadas en un domicilio (Jirón Cuzco N° 412,
Oficina 501, Lima) sin embargo, cuando se notificó a esa dirección, fue devuelta por su inquilino,
el mismo que señalo que el recurrente domiciliaba en Pasaje Ayulo N° 130, Jesús María.

Ante ello la demandante solicitó se le notifique en el primer domicilio (Jirón Cuzco N° 412,
Oficina 501, Lima) y no se tenga en cuenta el domicilio ubicado en Jesús María; pese a ello el
Juez dispuso que se le notifique al recurrente en el domicilio ubicado en Jesús María. A tal
situación el recurrente refiere que debió darse prioridad al domicilio ubicado en Jirón Manco
Cápac N° 7199, Urb. El Trébol, Los Olivos, señalado por él en un proceso anterior de dar suma
de dinero.

En razón a lo descrito anteriormente y al considerar el recurrente que se habría infringido su


derecho a la defensa y se le habría notificado indebidamente, interpuso su demanda de amparo
contra el Juez del Decimosexto Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, solicitando se inaplique
la Resolución N° 21, de fecha 23 de abril del 2001, por infringir su derecho a la defensa.

La Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima con fecha 17 de mayo de 2004,
declaró infundada la demanda, al considerar que en diversos medios probatorios se ha
acreditado que el inmueble ubicado en Pasaje Ayulo 130, Jesús María es el domicilio habitual
del recurrente. Asimismo. Consideró que en un proceso anterior, seguido ante el Juzgado de Paz
de Magdalena, la hermana del demandante, doña Soledad Cárdenas Fuentes, con fecha 11 de
marzo de 1998, manifestó que su hermano se había mudado.

La recurrida confirmó la apelada por los mismos fundamentos señalando, además, que en
realidad se pretende impedir la ejecución de la decisión arribada por los órganos
jurisdiccionales.

 DECISIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

El Tribunal Constitucional declaró INFUNDADA la demanda de amparo del recurrente,


fundamentó su decisión en que el demandante no cuenta con un domicilio habitual, puesto que
ha señalado distintos domicilios en los distintos procesos judiciales y actos en el que el
recurrente ha sido parte. Así, por ejemplo: En el proceso de dar suma de dinero, señala en su
demanda como su domicilio el inmueble ubicado en Jirón Manco Cápac N°. 7199, Urbanización
el Trebol, Los Olivos. Por otro lado, la señora Felipa Gutiérrez Diéguez, en el proceso de
indemnización, cita como domicilio del recurrente el inmueble ubicado en Jirón Cuzco N° 412,
oficina 501, Lima.

Asimismo el TC fundamentó su decisión en base al artículo 35° del Código Civil, donde refiere
que se tiene una regla, según la cual "A la persona que vive alternativamente o tiene
ocupaciones habituales en varios lugares se le considera domiciliada en cualquiera de ellos",
de modo que, habiéndosele notificado en uno de los domicilios del recurrente, no se considera
que se haya afectado el contenido constitucionalmente protegido del derecho a la defensa, por
lo que la demanda debe desestimarse.

6. SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL N° 03153-2008-PA/TC

 BASE INFORMATIVA

La presente sentencia se da en base al Recurso de Agravio Constitucional interpuesto por


Carling Company Ltd. a través de su abogado (recurrente), contra la Sentencia de fecha 24 de
abril de 2018, expedida por la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de
Justicia de la república, que declaró improcedente su demanda de Amparo.

 ANTECEDENTES

Con fecha 19 de febrero de 2007 la empresa recurrente interpuso demanda de amparo contra el
Juez a cargo del Trigésimo Quinto Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, solicitando:

 La declaratoria de insubsistencia de todas aquellas resoluciones y demás actos procesales


emitidos como consecuencia de su inexistente emplazamiento en su domicilio real.
 Notificación con el auto admisorio contenido en la Resolución N° 01 de fecha 10 de junio
de 2002 en su domicilio real.

Todo ello por motivo que en el proceso judicial de Obligación de dar suma de dinero, signado con
el N° 23425-2002, seguido por el Banco Wiese Sudameris (demandante), contra el recurrente
(Carling Company Ltd – demandado), fue notificado con la demanda en la Av. Benavides 1948,
Miraflores, Lima, domicilio legal que fue consignado en un pagaré efectuado entre el recurrente
y el banco demandante, más no en su domicilio real que según el recurrente es en el extranjero,
por tal motivo el recurrente aduce que el juzgado demandado en el amparo tramitó el citado
proceso judicial vulnerando los derechos constitucionales al debido proceso y defensa del
recurrente.

A tal demanda, con fecha 26 de febrero del 2007 la Sala Civil de vacaciones de la Corte Superior
de Justicia de Lima declaró improcedente la demanda por considerar que la notificación con la
demanda se efectuó en el lugar de pago que la recurrente señaló en el pagaré y porque ésta no
ha señalado que la variación del lugar de pago se haya notificado al Banco Wiese. A ello, la Sala
de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la Republica confirmó la
apelada por considerar que de los escritos de la demanda y apelación, así como de las pruebas
acompañadas no se evidencia el manifiesto agravio a la tutela procesal efectiva, como tampoco
se advierte la irregularidad del proceso cuestionado.

 DECISIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL


El Tribunal Constitucional resolvió en el presente caso declarando IMPROCEDENTE la demanda
de amparo del recurrente, argumentando su decisión en el pagaré emitido y suscrito por el
recurrente, donde en su numeral 9 estipuló que “para todos los efectos de este pagaré
señalo/señalamos mi/nuestro domicilio en la dirección que más abajo se indica (Dirección Av. Benavides
1948, Miraflores, Lima) donde se me/nos enviarán los avisos y se harán las notificaciones judiciales del
caso, salvo un cambio de domicilio, el mismo que deberá ser informado automáticamente al Banco,
debiendo el nuevo domicilio estar ubicado dentro del radio urbano de esta ciudad”. En ese sentido no
habiendo el recurrente avisado al Banco su cambio de domicilio, éste se encontró bien
notificado con la demanda de obligación de dar suma de dinero en la Av. Benavides 1948,
Miraflores, Lima, por tal motivo no existe vulneración de derecho constitucional alguno del
recurrente.

Asimismo en el fundamento de voto del magistrado JUAN VERGARA GOTELLI, se resalta que la
demanda debe ser desestimada no solo por falta de legitimidad para obrar activa de la empresa
recurrente sino también en atención a la naturaleza de la pretensión, teniendo en cuenta que la
recurrente es una persona jurídica de derecho privado que exige la protección de derechos que
considera violados pero que están relacionados a intereses patrimoniales los cuales busca
ampararlos en procesos constitucionales, sin tener en cuenta que puede amparar su pretensión
en un proceso ordinario ya que los procesos constitucionales son netamente para velar por
derechos fundamentales de la persona humana.

7. CASACIÓN Nª 2227-2001-AYACUCHO (EFICACIA PROCESAL DEL DOMICILIO REAL)

 BASE INFORMATIVA

Recurso de Casación Interpuesto por don Rosmil Tineo Coras contra la sentencia de vista de
fecha veinticuatro de mayo del dos mil uno, expedida por la Sala Especializada en lo Civil de la
Corte Superior de Justicia de Ayacucho, que confirmando la sentencia apelada de fecha
veintitrés de enero del mismo año, declara infundada la acción de indemnización de daños y
perjuicios, y revocándola en cuanto declara infundadas las acciones acumuladas de nulidad de
actos jurídicos, nulidad de escritura pública y reivindicación, Reformándola las declara fundadas
y por consiguiente nulo los actos jurídicos de compraventa y las escrituras públicas de fechas
tres de octubre y cuatro de diciembre de mil novecientos y dispone que los demandados
(Elizabeth Tineo Coras y Rosmil Tineo Coras) cumplan con reponer al actor – demandante (Isaac
Tineo Ochoa), en la posesión del inmueble urbano ubicado en el Jirón Ricardo Urbano número
ciento setenticinco de la ciudad de Huanta y de los predios rústicos denominados «Luisa-
Pampa», «Toma-Pampa» y «Ccocha Pucro» ubicados en el Pago de Chihua, distrito de Iguaín de
la Provincia de Huanta-Ayacucho.

 FUNDAMENTOS DEL RECURSO

El recurso se fundamenta principalmente en la infracción al derecho de defensa de la


codemandada doña Elizabeth Tineo Coras, por cuanto el demandante sabiendo y conociendo
que la citada demandada tiene su domicilio en la ciudad de Chosica de la Provincia de Lima, tal
como aparece de una demanda anterior por los mismos hechos, ha solicitado que se le notifique
en un domicilio que no le corresponde, ubicado en la ciudad de Huanta en Ayacucho,
infringiéndose de esta forma lo dispuesto en el artículo ciento cincuenticinco del Código Procesal
Civil que establece que el acto de notificación tiene por objeto poner en conocimiento de los
interesados el contenido de las resoluciones y solamente producen efectos si es que han sido
efectuados con arreglo a las disposiciones del Código.

Precisando además que el demandante se valió del domicilio consignado por la codemandada
en una escritura pública, la misma que sólo es válido para los efectos de ese contrato de
celebración instantánea.

 DECISIÓN

Que, al no haber sido dicha codemandada válidamente notificada con la demanda y demás actos
procesales, se ha transgredido manifiestamente sus derechos constitucionales a un debido
proceso y al de defensa; consagrado en el artículo ciento treintinueve, inciso catorce, de la
Constitución Política del Estado, por tal motivo:

DECLARARON: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por don Rosmil Tineo Coras, en
consecuencia, NULA la sentencia de vista de fecha veinticuatro de mayo del dos mil uno;
INSUBSISTENTE la apelada de fecha veintitrés de enero del mismo año, inclusive, con
subsistencia de lo actuado que no esté afectado de nulidad; DISPUSIERON que el juez de la causa
cumpla con notificar la demanda de autos a la codemandada doña Elizabeth Tineo Coras.