Vous êtes sur la page 1sur 9

CARTELES (EL AYER Y HOY).

EL AYER Y HOY DE LOS CARTELES

INTRODUCCION: El sociólogo alemán Ulrich Beck describe a la globalización


como “los procesos en virtud de los cuales los Estados nacionales soberanos se entremezclan
e imbrican mediante actores transnacionales y sus respectivas probabilidades de poder,
orientaciones, identidades y entramados varios. El concepto de globalización se puede
describir como un proceso, que crea vínculos y espacios sociales transnacionales, revaloriza
culturas locales y trae a un primer plano terceras culturas..."1.

En concomitancia este fenómeno globalizador se ha caracterizado por originar ciertos


principios que constituyen nuevas relaciones de poder mundial, las cuales revelaron actores
diferentes a los tradicionales, como por ejemplo, las mafias, los grupos terroristas, y otros
tantas organizaciones criminales (tratantes de personas, narcotraficantes, pirateros, etc), que
fueron entrelazándose y alcanzaron una significación a nivel nacional e internacional
constituyendo poderosas redes de orden criminal. Redes que, debido a los altos ingresos
económicos, evolucionan, se fortalecen y se hacen más peligrosas, adaptándose fácilmente a
las condiciones de cada región del mundo. A la vez que surge una globalización financiera y
con ella diferentes medios para llevar a cabo el lavado de activos más allá de las fronteras de
los Estados.

Rachel Ehrenfeld, directora del American Center for Democracy, explica que “la aldea
global y las acogedoras relaciones que los gobiernos de Latino América mantienen con países
como Irán facilitan el libre movimiento de sus miembros por la región. Y agrega que: “una de
las principales fuentes de dinero para Hezbollah son los grupos armados que operan en la
región como ser los terroristas colombianos de FARC y los miembros de los cárteles Los
Zetas y Sinaloa en México”2.

En tanto, países como Colombia “está produciendo un desplazamiento de las


tradicionales actividades ilegales desde la Ciudad de Maicao hacia zonas como la Triple
Frontera (Argentina- Brasil – Paraguay), Isla Margarita en Venezuela. A la vez que desde Perú
desertores de Sendero Luminoso migraron hacia la provincia de Salta. Sin olvidar el ingreso
al país en el año 2005 de miembros del grupo fundamentalista Jamaat Tabligh, quienes, según
autoridades españolas, habían sido reclutados por Al Qaeda para participar en los ataques de
1
Beck, Ulrich (1998). ¿Qué es la globalización? Falacias del globalismo, respuestas a la globalización. España: Paidós.
2
Ehrenfeld, Rachel (2013). Latin America’s Narco-Terrorism. The Wall Street Journal.
Madrid en 2004. Las autoridades argentinas confirman que este ingreso al territorio nacional
fue para reclutar miembros nuevos y que habían obtenido pasaportes argentinos para llamar
menos la atención por parte del personal de seguridad”3, según se describe en un informe de la
Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA).

Por su parte el ex Coronel Luis Alberto Villamarín sostiene en su libro


«Narcoterrorismo: La Guerra Del Nuevo Siglo» que: “las drogas que los grupos de
narcotraficantes ubicados en Latinoamérica exportan hacia los países del primer mundo para
alimentar el negocio de las armas, son síntoma de la interconexión de los fenómenos y de la
imposibilidad de considerar límites geográficos al ocuparse de ellos”. Y ejemplifica lo dicho
describiendo distintas operaciones desarrolladas entre Colombia y Pakistán.

ANTECEDENTES: para adentrarnos a una definición “carteles”, así como de


narcotráfico individualmente, es preciso revisar sus primeras manifestaciones en el proceso
histórico. La investigación de lo conceptual coadyuvará al entendimiento del tema que nos
ocupa, a la vez que permitirá aproximarse a una determinación cierta respecto a su gravedad y
a sus posibles aspiraciones de desembarco en la República Argentina.

Entendemos por “cartel/es” al término con que se identifica a una gran organización
ilícita o a un conjunto de organizaciones criminales que establecen acuerdos de
autoprotección, colaboración y reparto de territorios (plazas) para llevar a cabo sus
actividades criminales, principalmente de narcotráfico. Y entendemos por narcotráfico al
comercio ilegal de drogas tóxicas en grandes cantidades. Esta palabra, se compone por los
vocablos, “narco” que se refiere a los “narcóticos y a todas las sustancias estupefacientes y
sicotrópicas” y, “tráfico” que hace referencia a la “comercialización de algún producto”.

Precisamente un claro ejemplo de lo precitado lo encontramos en quien fue el máximo


líder y jefe del Cartel de Medellín, Pablo Emilio Escobar Gaviria (a) el Patrón, quien a finales
de los 80´s no solo se dedicaba al tráfico de drogas, sino que cuando el Gobierno colombiano
firmó un tratado de extradición con los Estados Unidos para que los capos de la droga fuesen
juzgados en Norteamérica, Escobar, y su gente, respondieron con atentados contra las
instituciones estatales, jueces, policías y políticos. Aquí se puede referir un extracto del libro
«El Verdadero Pablo»4de la periodista Astrid Legarda donde describe el adoctrinamiento que
3
Izaguirre, Claudio (2009). Narcoterroristas en Argentina. Gacetilla.
4
Legarda, Astrid (2005). El verdadero Pablo: Sangre, traición y muerte. Colombia. Ediciones Gato Azul.
el Cártel de Medellín recibe por parte de integrantes del grupo terrorista Euskadi Ta
Askatasuna-ETA-: “Jorge Elí (a) El Negro Pabón, lugarteniente de Escobar, le cuenta al
Patrón que, cuando estuvo preso en los Estados Unidos, conoció a un experto en explosivos,
integrante de la ETA, un grupo terrorista del País Vasco en España. A Escobar se le prende el
bombillo y pregunta si lo pueden ubicar. Pabón le pide dos días para indagar por él, con un
amigo que tienen en común. Al poco tiempo comienza la era de atentados en contra del
Estado, con la finalidad de presionar al gobierno colombiano para que Escobar y los otros
extraditables no fueran entregados a la justicia estadunidense”.

De igual modo, varios investigadores coinciden en la existencia de una interconexión


entre el Irish Republican Army- IRA (originario de Irlanda) y las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia –FARC-, a través de los etarras –quienes también hablan
español. Esta alianza IRA-FARC-ETA estaría enmarcada por el intercambio entre el potente
explosivo denominado “C4”, y por asesoría técnica para su utilización.

Por su parte, en Perú Sendero Luminoso surgida a finales de los años 60’s y de
tendencia maoísta cometió al menos 30.000 crímenes, a través de 9.000 actos terroristas. Su
mayor crudeza se dio entre los años 1983-1984 y 1991-1992, con ataques que incluyeron
atentados con explosivos y coches bomba al Palacio de Gobierno y el Palacio de Justicia y la
destrucción de líneas de alta tensión para causar grandes apagones eléctricos, a la vez que
llevaron adelante ejecuciones masivas y secuestraron, torturaron y asesinaron a dirigentes y
autoridades.

Sumado a esto ciertos lugares tradicionales de contrabando se han transformado en


focos donde confluye un gran número de actividades criminales. La región conocida como
“Triple Frontera” conformada por Argentina, Brasil y Paraguay- es tal vez el principal de
estos núcleos. Con un flujo cercano a los 12 millones de turistas anuales que, provenientes de
más de 50 países, visitan las cataratas de Iguazú, este lugar ha sido tradicionalmente un
importante centro de intercambio.

De las tres ciudades situadas en la zona, la más importante es Ciudad del Este, el
antiguo Puerto Stroessner. Con 700 mil habitantes, se estima que su economía sobrepasa la
del resto de Paraguay. Se calcula que el volumen de comercio ilegal es del orden de 15 mil
millones de dólares al año, clasificado así como el tercer centro comercial del mundo, después
de Hong Kong y Miami. A las diversas actividades de contrabando se fueron sumando
progresivamente las de falsificaciones –de marcas, documentos y moneda- el comercio de
vehículos robados, el blanqueo de dinero y el de drogas.

Sin embargo, la quiebra definitiva en materia de seguridad en la zona se dio durante


los noventa, a raíz de los ataques a la Embajada de Israel (1992) y AMIA (1994) en Buenos
Aires que, se cree, fueron planeados desde allí. A raíz de los atentados del 11-S la inquietud se
agudizó, y consecuentemente lo hizo el interés de los servicios de inteligencia de distintos
países por la zona, que se considera desde entonces un verdadero santuario del terrorismo
internacional.

SITUACION ACTUAL: en la coyuntura presente, la hipótesis básica es que como


resultado del conflicto armado y la presión a los narcotraficantes en Colombia se está
produciendo un desplazamiento de actividades ilegales hacia esa zona, en donde convergen la
droga, la subversión tradicional y el terrorismo, incluso islámico. Aunque es difícil precisar el
verdadero alcance de lo que este lugar representa como amenaza hay razones que sustentan la
suspicacia de las agencias de seguridad. Las facilidades existentes en Ciudad del Este para el
blanqueo de dinero habrían contribuido a convertir el lugar, “para todas las organizaciones
armadas latinoamericanas, en punto de encuentro idóneo para descansar y hacer negocios al
mismo tiempo. Entre los habitantes habituales se ve a miembros de IRA, de ETA y de las
FARC”5 . Una situación similar se observa en la Isla Margarita en Venezuela, o en la ciudad
colombiana de Maicao. Difícil imaginar refugios más idóneos para etarras con órdenes
internacionales de búsqueda y captura.

Es oportuno mencionar aquí otra Triple Frontera, esta vez entre Colombia, Perú y
Brasil, uno de los lugares más importantes de producción, procesamiento y salida de la
cocaína hacia Europa, un centro de lavado del dinero desde la época de los cárteles de
Medellín y Cali, y un lugar en donde las FARC mantienen presencia continua desde hace
varias décadas.

El encuentro entre el terrorismo y el narcotráfico a través del trueque de armas y


explosivos por droga, ha sido estimulado por los cada vez más rígidos controles
internacionales al lavado de dinero. Por otra parte, en varios países la producción de armas,

5
Priest, Dana (2013). “Covert Action In Colombia”. The Washington Post.
municiones y explosivos ha sido un monopolio de las fuerzas armadas sobre quienes, además,
ha recaído a veces la responsabilidad de perseguir a los traficantes de droga.

Se ha creado así un ambiente propicio para la corrupción y un segmento ilegal dentro


del cual el intercambio natural es el trueque de armas y explosivos por droga. Por último, se
deben mencionar los acuerdos de paz y el desarme ocurridos en Centroamérica durante los
noventa, que estimularon la oferta ilegal de armamento demandado ante todo por los grupos
ilegales colombianos, a su vez traficantes de droga.

Respecto al estado del arte en el caso de Argentina, aunque no existan informes


oficiales detallados sobre la cuestión, diferentes acontecimientos apuntados por catedráticos,
politólogos, periodistas, y fundaciones, entre otros, dejan a la vista el reto de esclarecer los
modos de operación de las bandas internacionales en el país. Entre estos se encuentran la
aparición de laboratorios de drogas sintéticas y la detención de narcotraficantes,
especialmente nacionales, colombianos y mexicanos, el consumo extendido del “paco”
(droga de bajo costo similar al crack elaborada con residuos de cocaína y procesada con ácido
sulfúrico y queroseno), el crecimiento de denuncias relacionadas con campañas electorales
presuntamente financiadas con dinero del narcotráfico y de pistas de aterrizaje clandestinas y
la territorialidad de mafias en distintos asentamientos. “Argentina es uno de los principales
países de tránsito a Europa, es el principal país latinoamericano en cuanto al consumo de
cocaína y posee al menos 36 laboratorios clandestinos identificados en el años 2011 por
Naciones Unidas6, 12 de estos emplazados en la Ciudad de Buenos Aires.

Dichos laboratorios “tiene una capacidad de producción de 10 kilos diarios. Diez


laboratorios, extrapolando, tenemos 100 kilos, a 12 mil dólares el kilo de máximo pureza,
estamos hablando de U$ 1.200.000 diarios de producción bruta. Si sumamos la producción de
paco, tenemos dos millones diarios. Es muy complejo producir cocaína y esto no podría
hacerse sin el "know-how"7 peruano ni el apoyo de elementos dentro del Gobierno. Tal es el
caso de la Villa 1.11.14, donde Marco Antonio Estrada González, (a) Marcos, antiguo
integrante de Sendero Luminoso, conjuntamente con varios integrantes de su familia
constituyeron una organización criminal destinada al narcotráfico con control territorial.
Dominan aproximadamente quince manzanas del asentamiento y proyectan su accionar sobre

6
Organización de Naciones Unidas (2011) World Drug Report 2011, United Nations Publication, Sales Nro. E.11.XI.10 .
7
Know-how - del inglés «saber cómo» - o conocimiento fundamental, es un neologismo anglosajón que hace referencia a una
forma de transferencia de tecnología, o bien como equivalencia de destreza, habilidad o dotes.
el Barrio Illía, importan pasta base de Bolivia y Perú, y producen clorhidrato de cocaína en
cocinas, que son verdaderos laboratorios, para luego comercializarlos”8.

Asimismo, en la frontera entre Argentina, Brasil, y Paraguay, se reporta tráfico de


drogas, armas, lavado de dinero y contrabando de diferentes productos. Hay preocupaciones
que organizaciones como Hezbollah, Hamas y Al Qaeda tengan presencia en esta área y se
beneficien de los recursos generados por las actividades ilegales que ocurren en esta frontera.

A la vez que “A comienzos del siglo XXI el mayor ingreso de precursores químicos
para la elaboración de metanfetaminas se daba desde Estados Unidos, luego la ruta cambió.
Para mediados de 2006 el 65 % de las metanfetaminas que se vendían en el mercado negro
provenían de México. Luego los cárteles viraron hacia el Sur y llegaron a Argentina. El
entonces Procurador General de México precisó los vínculos de un narcotraficante detenido
en Argentina con el Cártel de Sinaloa, y era parte de una red en el Gran Buenos Aires, Santa
Fe, Misiones y Paraguay. ”9.

En concordancia el corresponsal de guerra argentino, Gustavo Sierra, señala en su


libro «Sinaloa-Medellín-Rosario» “los mexicanos detectaron que aquí podían conseguir
efedrina y otros químicos que necesitaban para la elaboración de cocaína y drogas sintéticas a
un precio irrisorio, comparado con el que estaban pagando en el norte. También vieron en
Argentina una salida más fácil para llegar a su segundo mercado más lucrativo, el de Europa,
sin pagar el alto peaje que exigían los carteles brasileños para pasar por su territorio.
Argentina es un lugar perfecto para utilizar su buena infraestructura de puertos por los que
salen cada día cientos de barcos de gran calado llevando soja y otros granos hacia Europa. Y
es un perfecto mercado para blanquear su dinero”10.

Los principales problemas en Argentina son que no se cuenta con las herramientas
necesarias para enfrentar el fenómeno y que el discurso dominante subestima la expansión del
narcotráfico, considerando al país como de tránsito, sin visibilizar que la región está
escasamente radarizada, que los controles fronterizos son obsoletos, que existen un gran
número de pistas clandestinas, y de laboratorios clandestinos que producen cocaína en gran
medida con la pasta base traída de Bolivia y Perú.

8
Rodríguez, Jorge. “Laboratorios de cocaína en la Ciudad de Buenos Aires”. Ed. Legislatura Porteña.
9
Daniel Cieza (2009). “Economía ilícita, control social y violencia: Notas sobre el crimen organizado y consecuencias del
narcotráfico y su represión en algunos países latinoamericanos”. Revista: Relaciones Internacionales; nro. 37. UNLP.
10
Sierra, Gustavo (2014). Sinaloa-Medellín-Rosario. Editorial Planeta.
Además, del aumento a nivel local de producción y consumo de drogas sintéticas.
Precisamente en el mes de marzo pasado el Departamento de Estado de los Estados
Unidos planteó, en un informe referido al narcotráfico 11,que Argentina es el mayor productor
de precursores químicos de Sudamérica y que se debe prestar atención al contrabando en la
Triple Frontera, y a los navíos que se dirigen hacia Europa. A la vez enfatiza sobre las
vulnerabilidades detectadas en el sistema financiero para prevenir al lavado de activos, que
suele asociarse tanto al tráfico de drogas como al financiamiento de actividades terroristas.

Por su parte, la División Análisis y Prospectiva Del Narcotráfico de la Policía Federal


Argentina sostiene en su informe «Mercosur-Situación del Narcotráfico 2015» que “en el
período 2015-2016 se ha registrado un alarmante aumento de decomisos de drogas sintéticas,
proporcionales al incremento de su consumo, presentes en eventos de fiestas exclusivas y/o
eventos de música electrónica.

En el mismo sentido, se evidencia la creciente aparición de laboratorios con una


importante capacidad de producción de drogas entre las que se destacan el éxtasis, ácido
lisérgico (L.S.D), Ketamina, Popper, GHB (éxtasis líquido con alcohol), la Metilona
(psicotrópico de la familia de las feniletilaminas, anfetaminas y catinonas con propiedades
empatógenas, psicodélicas y estimulantes), MDMA (droga empatógena perteneciente a las
clases de las anfetaminas sustituidas y la feniletilamina, produce principalmente una
sensación de euforia), Crystal y MCPP (antidepresivo mixturado con un estimulante), y
agrega que “respecto a la distribución geográfica de los procedimientos destacados del año
2015 se puede evidenciar que la mayor cantidad de incautaciones de estas sustancias tienen
como destino final, no solo el mercado local, sino mayoritariamente países europeos”12.

CONCLUSION: En Latinoamérica la expansión y dispersión del narcotráfico y la


violencia son un hecho. No obstante, no atenta necesariamente contra la integridad territorial
de los Estados, pero permea sus instituciones, relativiza el valor de sus fronteras, y crea zonas
grises en el territorio e introduce inestabilidad en el contexto local, en el regional y en el
internacional. Ponen en riesgo la integridad física y moral de los ciudadanos y corroe
sistemáticamente el sentido de comunidad tanto nacional cuanto internacional.

11
United States Department of State (2016). “International Narcotics Control Strategy Report”.
12
Policía Federal Argentina - Superintendencia de Drogas Peligrosas División Análisis y Prospectiva del Narcotráfico.
Situación del Narcotráfico. 1º y 2º semestre 2015.
Además, esta amenaza deja a la luz la cuestión de la interdependencia entre los
Estados ya que desafía su capacidad individual para hacerle frente y la seguridad de cada
Estado latinoamericano depende más de las políticas llevadas a cabo por otros Estados, que
del desarrollo autónomo de capacidades individuales de respuesta. Esta situación no deja más
remedio que la creación de formas asociativas y cooperativas en materia de seguridad.