Vous êtes sur la page 1sur 4

Señor:

JUEZ MUNICIPAL DE OCAÑA (Reparto)


E. S. D.

REFERENCIA: ACCIÓN DE TUTELA CON MEDIDA PROVISIONAL.


ACCIONANTE: MARYITH MARQUEZ IBAÑEZ ACTUANDO COMO AGENTE OFICIOSA
DE SU PADRE MARIANO MARQUEZ MARQUEZ
ACCIONADO: COMFAORIENTE EPS Y SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD.

MARYITH MARQUEZ IBAÑEZ, identificada con la cédula de ciudadanía No. 37.335.336


de Ocaña, Norte de Santander y actuando como agente oficiosa de su Madre MARIA
ALSSULINA CLARO VELASQUEZ identificado con cédula de ciudadanía Nº 26.674.022,
por medio del presente escrito propongo respetuosamente ante usted, ACCIÓN DE
TUTELA en contra de H.E.Q.C.O, COMPARTA EPS Y SUPERINTENDENCIA NACIONAL
DE SALUD a fin de que se le protejan a mi madre los derechos fundamentales a la
seguridad, La Salud y la vida en condiciones dignas y justas.

MEDIDA PROVISIONAL

Con fundamento en el Artículo 7 del decreto 2591 de 1991, le solicito al señor Juez me
sirva otorgar a mi Madre MARIA ALSSULINA CLARO VELASQUEZ la MEDIDA
PROVISIONAL consistente en:

 REMISION A III NIVEL PARA VALORACION INTEGRAL Y MANEJO POR


CARDIOLOGIA Y TRANSPORTE ASISTENCIAL MEDICALIZADO.

HECHOS

PRIMERO: Mi madre es una persona de 81 años de edad, se encuentra afiliado al régimen


subsidiado de COMPARTA EPS y padece de las siguientes patologías:

 BLOQUEO AV DE SEGUNDO GRADO MOBITZ 2 DE VARIEDAD 2:1.


 EXACERBACION AGUDA DEÑL EPOC ANTHONISEN 2.
 HIPERTENSION PULMONAR MODERADA.
 HIPERTENSION ARTERIAL ESTADIO 2 DE PREDOMINIO SISTOLICO.
 INSUFICIENCIA VENOSA CRONICA CEAP 5.

SEGUNDO: Mi madre el día 16 de Febrero de 2019 es ingresada por URGENCIAS del


H.E.Q.C.O por síntomas de Ahogamiento, toda vez que mi madre padece de insuficiencia
respiratoria, en este momento se encuentra en el Hospital En la sección de Urgencias.

TERCERO: así mismo, el medico HECTOR EDUARDO QUINTERO decide emitir:


REMISION A III NIVEL A UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS Y TRANSPORTE
MEDICALIZADO.

CUARTO: La entidad COMPARTA EPS HA SIDO NEGLIGENTE Y RENUENTE en NO


querer autorizar la remisión a tercer nivel para mi madre, la cual se necesita con urgencia,
dado que su salud ha desmejorado considerablemente afectando por completo la mayoría
de sus órganos y teniendo en cuenta que su enfermedad avanza rápidamente se debe
DARLE LA CELERIDAD y URGENCIA QUE MERECE YA QUE LA ENTIDAD
COMPARTA EPS NO HA QUERIDO AUTORIZAR LA REMISION A TERCER NIVEL, POR
LO CUAL COLOCA EN RIESGO Y PELIGRO LA SALUD DE MI MADRE, ADEMAS DE
QUE LE HAN VULNERADO SUS DERECHOS FUNDAMENTALES A LA SALUD Y LA
VIDA EN CONDICIONES DIGNAS Y JUSTAS AL MOMENTO DE LA ENTIDAD NO
CONCEDER LA AUTORIZACION DE FORMA URGENTE Y PRIORITARIA.

QUINTO: Mi madre es un apersona de la tercera edad, cuya atención debe ser priorizada
toda vez que su avanzado estado de enfermedad impone un trato especial y con mayor
celeridad en cuanto a la remisión a Tercer Nivel por parte de la Empresa COMPARTA EPS.
PETICIÓN

Con base a los hechos expuestos, comedidamente solicito al Juez lo siguiente:

1. ORDENAR a COMPARTA EPS que PROCEDA AUTORIZAR:

 REMISION A III NIVEL PARA VALORACION INTEGRAL Y MANEJO POR


CARDIOLOGIA Y TRANSPORTE ASISTENCIAL MEDICALIZADO.

2. ORDENAR AL H.E.Q.C.O realizar todos los Trámites pertinentes para llevar a


cabo la remisión a tercer nivel de mi madre, así como en un TRANSPORTE
ASISTENCIAL MEDICALIZADO para él y su acompañante.
3. ORDENAR a SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD realizar VIGILANCIA
E INSPECCION SOBRE ESTE CASO.
4. ORDENAR A COMPARTA EPS UNA ATENCION INTEGRAL que comprenda
ORDENES MEDICAS, INSUMOS, MEDICAMENTOS EN SUS DOSIS
REQUERIDAS, EXAMENES, CITAS MEDICAS Y DE CONTROL,
INTERVENCIONES QUIRURJICAS, PRACTICAS Y EQUIPOS DE
REHABILITACION, TERAPIAS, SEGUIMIENTO A LOS TRATAMIENTOS
INICIADOS Y CUALQUIER SUMINISTRO YA OTORGADO, ASI COMO TODO
OTRO COMPONENTE QUE LOS MEDICOS VALOREN NECESARIO PARA EL
RESTABLECIMIENTO DE SU SALUD DE LAS PATOLOGIAS, ASÍ COMO TODO
OTRO COMPONENTE QUE LOS MÉDICOS VALOREN COMO NECESARIO
PARA EL RESTABLECIMIENTO DE SU SALUD EN CUALQUIER OTRA CIUDAD
DISTINTA DE OCAÑA O EN LA MISMA.
5. ORDENAR a COMPARTA EPS el reconocimiento de los VIATICOS INTEGRALES
por concepto de transporte inter urbano e inter municipal, alimentación y
hospedaje, esto para mi madre y un acompañante pues debido a su estado de
salud y la complejidad del caso debe estar en continuos controles,
tratamientos y/o procedimientos en la ciudad que requieran sus médicos
tratantes.

PRUEBAS

- Fotocopia de cedulas de ciudadanías.


- Fotocopia de evolución médica o historia clínica.
- Fotocopia de remisión.

FUNDAMENTO DE DERECHO

La presente acción tiene fundamento constitucional en el artículo 86, 23 de la Constitución


Política y legal en el Decreto 2591 de 1991. Ley 1751 del 2015 entrada en vigencia el 17
de febrero del 2017

DERECHOS FUNDAMENTALES VIOLADOS

DIGNIDAD, PRINCIPIO FUNDANTE DEL ESTADO SOCIAL DE DERECHO.

Sentencia T-747 de 2003 ha dicho “Es que el concepto de dignidad humana no constituye
hoy, en el sistema colombiano, un recurso literario u oratorio, ni un adorno para la
exposición jurídica, sino un principio constitucional, elevado al nivel de fundamento del
Estado y base del ordenamiento y de la actividad de las autoridades públicas”; en esa
misma línea ha preceptuado la Corte en sentencia T-489 de 1998 “toda situación que haga
de la existencia del individuo un sufrimiento es contraria al derecho constitucional
fundamental a la vida -entendiéndolo como el derecho a existir con dignidad-, por más que
no suponga necesariamente el deceso de la persona y aun cuando no sea éste el caso,
procede la intervención del juez de tutela para restablecer al titular en el goce pleno de su
derecho, según las circunstancias del asunto puesto a su consideración. Lo contrario sería
negar uno de los objetivos de la medicina y someter a la persona a un estado a todas luces
indeseable, como esperar a que se encuentre al filo de la muerte como requisito esencial
de la procedencia de la acción de tutela para amparar, paradójicamente, el derecho a la
vida. No solamente la muerte constituye la violación de este derecho, se repite, sino
cualquier estado o situación que la convierta en un sufrimiento o en algo indeseable”; bajo
ese entendido expuso la misma sentencia “El dolor es una situación que hace indigna
existencia del ser humano, pues no le permite gozar de la óptima calidad de vida que
merece y, por consiguiente, le impide desarrollarse plenamente como individuo en la
sociedad; más cuando es producido por una circunstancia superable, que no se deja atrás
por intereses que repugnan con el principio de solidaridad dispuesto en los artículos 1 y 95
de la Constitución Política y, sobre todo, cuando se pretende dar prevalencia a derechos
puramente patrimoniales por sobre los de la persona humana”

DERECHO A LA VIDA EN CONDICIONES DIGNAS, A LA INTEGRIDAD PERSONAL A


LA SEGURIDAD SOCIAL Y A LA SALUD.

“El derecho a la vida es inviolable”, este aparte de ser un precepto constitucional obedece
a la lógica y la razón de cualquier ser humano, por ser el don más preciado que puede tener
el ser humano y el derecho más importante que tiene el hombre, pues sin el pleno disfrute
de este no habrá disfrute de ningún otro derecho; como es el derecho a la salud y a una
vida en condiciones dignas y justas. Porque no basta que un cuerpo tenga vida sino que es
necesario que de esa vida sea de una óptima calidad, y no que esta se vea truncada por
hechos tales como el carecer de los recursos económicos que le permitan mantener su
estado de salud y tener que recurrir a los servicios del estado al cual es ciudadano entrega
parte de sus derechos a cambio de garantías (…)

La acción de tutela es un mecanismo para garantizar el cumplimiento del estado social de


derecho mediante la protección inmediata de los derechos fundamentales de los
ciudadanos, existe el factor conexidad que garantiza que aquellos derechos que a pesar de
no estar contemplados como fundamentales en la carta política, si constituyen el
complemento para el goce de las garantías que brindan los derechos fundamentales. En
reiteradas ocasiones la jurisprudencia de la Corte Constitucional ha sostenido que el
derecho a la salud es un derecho fundamental para los niños y que los derechos de ellos
prevalecen sobre los derechos de los demás y, en principio sería amparable por vía de
tutela , también ha sostenido que este derecho puede ser objeto de amparo constitucional,
cuando su vulneración o amenaza signifiquen vulneración o amenaza para un derecho
constitucional de carácter fundamental, generalmente los derechos a la vida y a la
integridad personal que es lo que se presenta en el presente caso. Esto nos lleva a aceptar
que existe necesidad de tutelar el derecho a la salud, cuando haya certeza sobre la
vulneración o amenaza de derechos constitucionales con carácter fundamental en cualquier
grado y no solamente cuando la vulneración o amenaza de tales derechos sea muy grave;
es decir, no debe esperarse a estar al borde de una negación completa de los derechos
vinculados con el derecho a la salud, para que su tutela proceda.

El derecho a la vida no se traduce únicamente como ya mencionaba en la posibilidad simple


de existencia, cualquiera que sea, sino, por el contrario, una existencia en condiciones
dignas y cuya negación es, precisamente, la entrega de los lentes recetados prolongando
el tratamiento necesario para el mejoramiento de la calidad visual del menor y el
mantenimiento de un estado de enfermedad, cuando es perfectamente posible mejorarla.

En casos similares al presente de manera cronológica la Corte Constitucional se ha


pronunciado de la siguiente forma:

 Sentencia T-494 de 1993. M.P. Dr. VLADIMIRO NARANJO MESA.

"...la salud y la integridad física son objetos jurídicos identificables, pero nunca desligados
de la vida humana que los abarca de manera directa", por ello "cuando se habla del derecho
a la salud, no se está haciendo cosa distinta a identificar un objeto jurídico concreto del
derecho a la vida, y lo mismo ocurre cuando se refiere al derecho a la integridad física. Es
decir, se trata de concreciones del derecho a la vida, mas no de bienes jurídicos desligados
de la vida humana, porque su conexidad próxima es inminente".

 Sentencia T-067 De 1994, M.P. Dr. JOSE GREGORIO HERNANDEZ G...

"El derecho a la vida es el primero y más importante de los derechos consagrados en la


Constitución. Sin su protección y preeminencia ninguna razón tendrían las normas que
garantizan los demás. Dado su carácter, el derecho a la vida impone a las autoridades
públicas la obligación permanente de velar por su intangibilidad no solo mediante la
actividad tendiente a impedir las conductas que lo ponen en peligro sino a través de una
función activa que busque preservarla usando todos los medios y constitucionales a su
alcance .El concepto de vida que la Constitución consagra simplemente al aspecto
biológico, que supondría apenas la conservación de los signos vitales, sino que implica
una cualificación necesaria : la vida que el Estado debe preservar exige condiciones dignas.
De poco o nada sirve a las personas mantener la subsistencia si ella no responde al mínimo
que configura a un ser humano como tal. La vida del ser humano entonces, es mucho más
que el hálito mediante el cual se manifiesta su supervivencia material. No puede
equipararse a otras formas de vida, pues agrega el mero concepto físico elementos
espirituales que resultan esenciales".

 T-347/96 Magistrado Ponente: Dr. JULIO CESAR ORTIZ GUTIERREZ

Las entidades públicas y privadas prestadoras de servicios asistenciales de salud y de


seguridad social en salud, deben, directamente o mediante un tercero, suministrar la
atención médica, quirúrgica, hospitalaria y demás servicios indispensables en los
lugares y condiciones que exija el caso concreto de cada paciente, teniendo muy en
cuenta su estado de gravedad; el Estado es responsable de garantizar que las entidades
de previsión social estén dispuestas en todo momento a brindar atención oportuna y
eficaz a sus usuarios.

RELACION ENTRE VIATICOS Y EL ACCESO A LOS SERVICIOS DE SALUD

En relación a la necesidad del suministro de viáticos ha expuesto la Corporación en


Sentencia T- 760 de 2008 “Si bien el transporte y hospedaje del paciente no son servicios
médicos, en ciertos eventos el acceso al servicio de salud depende de que al paciente le
sean financiados los gastos de desplazamiento y estadía en el lugar donde se le pueda
prestar atención médica. (…) Así pues, toda persona tiene derecho a que se remuevan las
barreras y obstáculos que impidan a una persona acceder a los servicios de salud que
requiere con necesidad, cuando éstas implican el desplazamiento a un lugar distinto al de
residencia, debido a que en su territorio no existen instituciones en capacidad de prestarlo,
y la persona no puede asumir los costos de dicho traslado”. Del mismo modo determino la
Corte en sentencia T- 834
de 2009 “Las EPS tienen la obligación de asumir el transporte y la manutención de las
personas que necesitan acceder a los servicios que se presentan en una ciudad diferente
a la de su residencia, en los casos en que: “(i) ni el paciente ni sus familiares cercanos
tienen los recursos económicos suficientes para pagar el valor del traslado y (ii) de no
efectuarse la remisión se pone en riesgo la vida, la integridad física o el estado de salud del
usuario”, de igual forma concluyó “así mismo, las EPS deben garantizar la posibilidad de
que se brinden los medios de transporte y traslado a un acompañante cuando este es
necesario. La regla jurisprudencial aplicable para la procedencia del amparo constitucional
respecto a la financiación del traslado del acompañante ha sido definida en los siguientes
términos, (i) el paciente sea totalmente dependiente de un tercero para su desplazamiento,
(ii) requiera atención permanente para garantizar su integridad física y el ejercicio adecuado
de sus labores cotidianas y (iii) ni él ni su núcleo familiar cuenten con los recursos
suficientes para financiar el traslado”.

NOTIFICACIONES

ACCIONANTE
Dirección: KDX 154 -137 Barrio Los Sauces.
CELULAR: 3202691510.

ACCIONADO:
Sede Principal de la Entidad en la ciudad de Ocaña, Barrio Primero de Mayo.

Atentamente,

_____________________________________
AYDE CLARO
Cedula de ciudadanía Nº 37.335.336 de Ocaña, Norte de Santander