Vous êtes sur la page 1sur 2

Los roles del sociólogo

La respuesta sobre cuál es la misión de un sociólogo en la sociedad no está


totalmente definida ya que hay diferentes posturas y opiniones que se
contradicen. Sin embargo, el sociólogo desempeña diversos papeles
fundamentales en diferentes áreas para las cuales debe hacer uso de su
preparación profesional.
El sociólogo como un investigador científico
Tanto un sociólogo como un científico tienen interés en recolectar toda clase
de información para posteriormente, analizarla y usarla para sus
investigaciones.
Por su labor de escudriñar a fondo sobre la vida social de los individuos de una
sociedad, los servicios de un sociólogo son solicitados por importantes
instituciones, entre las cuales están las gubernamentales, educativas y
empresariales.
Organizan los procesos y métodos para el desarrollo de la investigación; y si es
un trabajo en grupo, se encarga de seleccionar personal competente y
orientarlos en sus respectivas funciones. Establecen las metas del trabajo y
verifican si la información que usaran es fidedigna.
Si aquellas investigaciones poseen una idea sólida y con fundamentos
razonables, pueden llegar a ser financiadas en todo lo que necesiten por los
subsidios otorgados por dichos organismos. No obstante, eso también les
permite a estas instituciones tener un cierto control, sobretodo económico, en
el desarrollo de la investigación. Eso ocasiona que estos sociólogos sean
calificados como “vendidos” por algunos críticos, quienes consideran
sobretodo, que con ayuda de su trabajo de investigación, los organismos del
gobierno adquieren más control sobre la sociedad.
A pesar de ello, es bien sabido que los resultados de toda investigación solo
llegan a beneficiar a cierto grupo de personas, mientras que otras salen
perjudicadas.
Otra responsabilidad de suma importancia sobre la que trabajan los sociólogos
es corregir las ideas equivocadas de la sociedad, producto de información mal
fundamentada o supersticiones, que la hunden en la ignorancia y la hacen
cometer injusticias entre sus individuos. Los sociólogos deben contraatacar
como un científico usando teorías con fundamentos sólidos para
desaparecerlas del pensamiento de la gente de forma definitiva. Dicha labor
aún es necesaria hasta nuestros días.
Y el ámbito de la política no podría faltar, ya que principalmente los
legisladores requieren de la asesoría de un sociólogo para tomar decisiones
acerca del estado presente y futuro de la sociedad. Para darles
recomendaciones necesarias, hacen uso de predicciones o pronósticos para
calcular el efecto de una decisión que puedan tomar. Estas, sin embargo, no
intentan vaticinar total y específicamente lo que ocurrirá, sino en conjeturar
lo que posiblemente pasaría en el caso de que realicen cierta decisión tomada
y si alcanzaría el propósito deseado.