Vous êtes sur la page 1sur 10

1

Conclusiones
Como bien pudimos observar en el cuadro comparativo anterior, a simple vista
pareciera que tanto los derechos fundamentales como las garantías individuales,
son completamente lo mismo, sin embargo, no debemos caer en el error, porque
cada rubro es completamente diferente.
Los derechos fundamentales, son aquellos que nos pertenecen son inalienables,
se encuentran debidamente fundamentados en la Constitución y tienen por mayor
consigna, preservar nuestros planes de vida, siempre y cuando, estos planes no
vulneren los derechos de otros y, además, que se desarrollen respetando
debidamente la ley, es decir, que los planes de vida sean lícitos. En cambio, las
garantías individuales son precisamente como su nombre lo indica, garantías, las
cuales tienen por finalidad proteger los derechos fundamentales, podríamos decir
entonces, que los derechos fundamentales son protegidos por las garantías
individuales, ahora bien, en caso de que el Estado representado por las
autoridades, llegaran a transgredirlos, vulnerarlos o violentarlos, entrarán en juego
los medios de protección de las garantías individuales.
Todo lo anterior, a simple vista pareciera un juego de palabras, sin embargo, como
ciudadanos y como futuros servidores de la seguridad pública es nuestro derecho,
pero también, es nuestra obligación y deber, analizar y comprender cabalmente el
significado de cada cual. Por otro lado, gracias a la exposición del cuadro anterior,
nos adentramos y familiarizamos aún más con el sustento jurídico que tiene cada
derecho y cada garantía, con la finalidad de poder entender el porqué de su
fundamento, comprendiendo que la Carta Magna es la máxima ley, que sustenta
jurídicamente a los derechos y a las garantías.
Finalmente, analizamos las principales diferencias entre los derechos y las
garantías, de tal manera que, estas, nos indican claramente que, sí son diferentes,
y que si bien es cierto comparten similitudes, eso no los hace sinónimos.
Creo que uno de los artículos que llama poderosamente mi atención es el art. 1°,
esto, porque nos invita a la comprensión de que además de la Carta Magna,
existen Tratados Internacionales y otras normativas que sustentan también los
derechos fundamentales, comprendiendo pues, que los derechos humanos al
estar inscritos en nuestra Constitución, automáticamente pasan a ser
fundamentales, esto es interesante, ya que concuerda con el título Primero de la
Constitución, denominado, “De los Derechos Humanos y sus Garantías”.
Esta actividad, sin duda, es una de las más enriquecedoras, ya que tiene por
objetivo enarbolar todo lo que hemos venido aprendiendo a lo largo del curso, así
pues, considero ampliamente que el objetivo se ha cumplido.