Vous êtes sur la page 1sur 3

¿Cuál es la relación de la teoría conductual con la odontología?

El modelo conductista es reconocido por utilizar métodos de aplicación,


refuerzo y control de aprendizajes a nivel mundial, y se ha hecho evidente que
en su estructura coexisten diferentes técnicas y objetivos metodológicos que
resultan sumamente efectivos en el momento de instruir o enseñar a algún
individuo, ya sea alumno, paciente, o docente de facoluz. Entonces, se puede
deducir, que la odontología conductista consiste clavemente en la aplicación de
tales técnicas (por ejemplo el refuerzo positivo), la cuales instruyen al individuo
sobre temas de suma importancia de la salud bucal. Desde esto podemos
relacionar que el conductismo ayuda al odontólogo o estudiante de
odontología, a transmitir información clave para la modificación de las
conductas de sus pacientes, las cuales la mayoría de las veces resultan
nocivas y representan factores de riesgo, para la correcta higiene y salud tanto
bucal como corporal.

Durante las lecturas de investigación sobre el tema, pudimos observar que,


existen numerosas aplicaciones de la teoría conductual al proceso educativo de
los alumnos de nuestra facultad, algunas de estas, tales como, la asociación de
estímulos, el condicionamiento, la observación y la imitación ocurren
constantemente aun sin conciencia por parte de los profesores y los alumnos
de la facultad de odontología de la universidad del Zulia.

El conductismo es altamente expresado y relacionado con la rutina del


estudiante de odontología, el cual se expone a diferentes estímulos y refuerzos
por parte de los docentes, dentro de las aulas de clase o el área de las clínicas.
Un ejemplo de esto es, cuando un alumno de la práctica profesional II, se
puede sentir atemorizado por afrontar las practicas clínicas en los siguientes
años de curso, porque la asocia a los retos, ridiculizaciones y castigos que
pudo haber recibido o percibido en las prácticas de los alumnos de la práctica
profesional III o IV. Para cambiar esto, se puede tratar de que este alumno,
asocie las guardias clínicas a los pacientes que estén en calma y sonriendo,
con operadores seguros de los tratamientos que estén realizando y a los
doctores que están siempre de buen humor y a la disposición de resolver
cualquier inconveniente o duda que se pueda presentar.

En el campo odontológico, relacionamos el conductismo en ello, de manera


que existen una serie de técnicas de modificación de conductas que pueden
ayudar a orientar o canalizar las conductas no deseadas, que pueda presentar
el paciente durante algún tratamiento, un gran ejemplo de esto, son las
experiencias tomadas de las practicas profesionales en el CIAN de la facultad
de odontología, puesto que, el operador, la sala o el ambiente que rodea a los
niños que en este caso son pacientes, son estímulos incondicionados, que
pueden ser agradables o desagradables: sillón cómodo o incómodo, doctor
malhumorado, indiferente o distante, etc. Si los niños asocian la experiencia
clínica odontológica con los estímulos agradables, probablemente modificaran
su conducta, de modo que, se agradarían frente a tal experiencia. Por el
contrario, si asocian las áreas clínicas con estímulos desagradables,
probablemente responderán con desagrado al tratamiento odontológico, lo cual
es muy frecuente en nuestra facultad, reflexionando esto, una gran ventaja que
se le provee a la odontología, es la conducción exitosa del infante, ya que la
primera impresión, o su primera experiencia odontológica, siempre deja en
ellos una impresión indeleble.

La teoría conductual demuestra de manera dinámica y didáctica diversas


herramientas y estrategias que los estudiantes de odontología podrían utilizar
en la práctica clínica, impartiendo el conocimiento desde la psicología clínica
las diferentes necesidades de sus pacientes; estas herramientas en cierto
punto de importancia, pueden ser tomadas en cuenta en algunos aspectos a
considerar de los pacientes, y a la modificación de sus conductas, como
cuando, se debe persuadir a un adulto de acudir y recibir tratamientos
preventivos, y este a su vez, conociendo la importancia del tratamiento
odontológico, dejándose llevar por experiencias previas y tomando en cuenta
comentarios de terceras personas, se rehúsa a recibir la atención odontológica
adecuada, y acude a la consulta cuando su salud bucal es precaria o/y le
provoca algún dolor, y no hay mas remedio que la perdida de piezas dentales.

Tomando en cuenta lo antes expuesto, pudimos observar, que hay algunos


métodos de modificación de conducta, que se tienden a utilizar con mas
frecuencia en nuestro día a día, como estudiantes o docentes odontólogos;
estos se pueden clasificar en tres grupos: 1) reducir alguna conducta
determinada, 2) la incrementación o el mantenimiento de la conducta, y 3)
inducir o implantar una conducta especifica; aunado a esto, también pudimos
encontrar que existen otras aplicaciones metodológicas para tratar de cambiar
la conducta de nuestros pacientes de manera favorable, como lo es la terapia
del cognoscitivimo- comportamiento, la cual se implanta de manera que trata
de terminar con ideas negativas e irreales del paciente en la consulta,
llevándolo a reflexionar de una manera mas real y positiva sobre su situación.

Por ultimo, se cree que el enfoque conductual es una entidad presente en el


proceso de aprendizaje del odontólogo ya egresado, y que puede darse a
menudo, para poder controlar y modificar diversas conductas en la situación de
ejercer la profesión (ej.: presión para rendir bien académica y profesionalmente,
ser evaluado y comparado con otros, compartir con gente con la cual uno no se
lleva bien, recibir notas, manejar a algún niño que se portan mal en el
consultorio, etc.). Este enfoque, promueve la armonía y relajación física, mental
y emocional del odontólogo; reduce la ansiedad, incrementa la sensación de
controlabilidad y poder que tienen sus pacientes y por lo tanto, su autoestima;
si logramos aprender a usar el método por sí solos, probablemente
mejoraremos nuestro desempeño como profesionales de la salud.
Grupo 3, sección 401.
Delgado Villalobos, Alcira Andrea 25.905.366
Albornoz Morales, Carolay del milagro 26.635.645
Herrera Dorante, Oliannys Paola 26.8720.28
Sánchez Caraballo, José Alberto 25.988.669
Álvarez León, Eduimar Carolina 23.737.115