Vous êtes sur la page 1sur 16

CENTRO DE MAYORES LA LONJA

CODOS Nº10 JULIO - 2019 1€


El saber de los abuelos 2019

Ya hemos llegado al número 10 de nuestra revista, con la misma


ilusión que cuando empezamos y con las mismas ganas de contaros
las historias que me trasmiten y cuentan los residentes de “La
Lonja”

Sé, porque lo he comprobado, que los lectores no siempre


estáis de acuerdo con lo escrito, más que nada porque hay cosas
que no las recordáis como lo hemos publicado, pero ya comenté
en una ocasión que cada persona tiene sus recuerdos, muy
diferentes del de otra persona, aunque recuerden el mismo echo.

En esta ocasión cogeremos fresas en Codos, le daremos una


vuelta al huerto y a los productos que nos proporciona,
recordaremos como se hacían los colchones de lana, así como
alguna coplilla y algún chascarrillo de novios y nos enteraremos
de cuando llegaron las primeras bicicletas, motos y vehículos a
motor y por supuesto repasaremos nuestro vocabulario.

Consuelo

Los residentes en su actividad de plástica

2
El saber de los abuelos 2019

FRESAS EN CODOS
Entre los años 50-60 del siglo XX, en la localidad de Codos, uno
de los cultivos predominantes era la fresa. Un 80% de la tierra
de cultivo se dedicaba a la fresa, era una fresa de mata
terrestre, de un tamaño no muy grande y de un sabor
extraordinario.

Las fresas se plantaban en surcos formando eras. En primavera


se sulfataban contra el pulgón y diferentes plagas, se regaban de
manera habitual una vez por semana, se escardaba la hierba, es
decir se quitaban las malas hierbas de entre las plantas de
fresas, se trabajaba siempre agachado o en cuclillas y a finales
de mayo empezaba la recolección.

Durante la recolección todas las manos eran pocas, se recogían


a mano en pequeños canastos de mimbre, para que no se
chafaran, pues esta fresa era blanda y delicada, luego se
elaboraban en cajas de 2 kilos o 2kilos y medio, en esta tarea
trabajaban muchas mujeres, tanto en la recolección como
preparándolas.

A veces del campo salían ya preparadas en las cajas o se


preparaban en los almacenes, luego se cargaban en los camiones
que iban a los mercados de Valencia, Madrid o Zaragoza y en
ocasiones se llevaban a los mercados europeos.

La recolección duraba alrededor de dos meses, cada mata


había que revisarla unas cuatro veces, ya que toda la florada no
salía a la vez. Durante la recolección, la fresa se regaba más a
menudo, por lo general si había agua en cuanto se cogía la
cosecha de un campo se regaba.

3
El saber de los abuelos 2019

Como estaban plantadas tan espesas, había que tener mucho


cuidado para no pisarlas al trabajar y se hacían unos pequeños
hoyos donde se colocaban los pies.

Al igual que otros cultivos de primavera el mayor riesgo, eran


las heladas y que se apedreasen con alguna tormenta. Después de
coger la cosecha, se rastrillaban de vez en cuando, se limpiaban
las malas hierbas y se les echaba fiemo o abono.

Para plantar nuevas campos, era tan sencillo como coger los
hilos que crecen en la planta y ponerlos en la tierra preparada
con abundante sustancia de
fiemo. En la plantación ellas
solas se replantan sin hacer
nada especial, ya que los hilos
que echan hacen de raíz, y
ellas solas proliferan,
experimentando un proceso
de renovación.

A mediados de los años 60,


los precios de la fresa se
estancaron, los portes subieron mucho de precio y se procedió a
cambiar de cultivo, entonces se pasó al frutal, melocotón, ciruela,
pera de invierno, almendra. Sería décadas más tarde cuando
aparece la cereza, que es el cultivo predominante actual.

Felicidad Camino, Felicitas Crespo, Adolfo Valero, Fabián Miñana, Marcos Diloy,
Emilio Diloy, Eduardo Juan, Pascual Juan.

4
El saber de los abuelos 2019

EL HUERTO
La huerta, el huerto, el hortal, lo podemos llamar como
queramos, pero siembre hacemos referencia a ese terreno de
regadío de no mucha extensión y cercano a casa en el que se
plantan verduras, legumbres y a veces árboles frutales.

Y como la gente mayor y sabedora de nuestros pueblos, pasaba


y pasa muchas horas en el huerto durante la primavera y el
verano, vamos a descubrir con ellos el gran aprovechamiento que
se puede hacer (antes más que ahora) de los productos que estos
terrenos nos proporcionan. No nos vamos a limitar a consumir los
productos únicamente frescos, si no que veremos qué
posibilidades nos dan algunos de ellos.

Está claro que a veces no se puede consumir en fresco todo lo


que el huerto produce, porque no nos da tiempo, simplemente se
estropea antes de consumirlo, aquí vamos a ver diferentes
formas de conserva (aunque no se dan recetas), para poder
disfrutar durante el año de los manjares del huerto.

Para encurtido: tomate, pepino, guindillas, pimiento, cebolleta,


cogidos cuando todavía no son muy grandes, se ponen en frascos
con agua, vinagre y sal y los conservaremos durante meses.

La oliva, sin ser un producto de verano, también se prepara


para conservarla como encurtido, la oliva verdilla, se mete en
vasijas con agua y sal o con agua, sal, ajos y tomillo, y se conserva
todo el año.

Y la oliva negral, después de moverle el hueso se pone con sal y


se deja en la ventana para que el frío del invierno “la mate”, es
muy apreciada y se puede conservar unas semanas.
5
El saber de los abuelos 2019

Conservas saladas y dulces: el tomate bien maduro, después


de frito, se embota y puede conservarse meses, así como la judía
verde, el cardo, el puerro, tras una elaboración adecuada y
metidos en bote, nos llenaran la despensa para el invierno. En la
actualidad la judía verde también se conserva congelada, siendo
muy simple su preparación y menos costosa que el embotado.

Con la fruta también podemos hacer conserva y preparar


maravillosos almibares, de melocotón, pera, cereza, y también
podemos conservar estas frutas con diferentes licores,
melocotón en vino, pera en vino y cerezas con anís.

Otra opción es preparar las frutas en mermelada, pera,


melocotón, ciruela, fresa, mora y hasta el tomate.

Conservar secando el producto: otra manera de conservar


algunas frutas, es dejándolas secar, el melocotón pelado y
colgado en espinos, tras unos días se convierte en dulces
orejones. La uva dejada secar, colgada o sobre cañizos, nos
permite disfrutar de las pasas. Y siguiendo el mismo proceso con
los higos, pero metiéndolos luego con harina para su conservación.
Con todo ello nos encontramos con postre totalmente natural
para la Navidad.

Las judías, blancas, pintas, rojas o negras, dejadas a secar en


su mata y luego desgranándolas, nos dan una legumbre de calidad,
lo mismo se puede decir de los garbanzos, aunque estos últimos
no es habitual criarlos en nuestros huertos, o las lentejas, ahora
no se crían, pero hace décadas era lo más habitual, tanto para
consumo humano como animal o las guijas que igualmente se
utilizaban para consumo de casa, aunque su uso era más para
animales y no nos olvidemos de las habas, cuando ya están

6
El saber de los abuelos 2019

grandes y granadas, se sacan de sus vainas y se pueden consumir


en casa o hacer harina para los animales.

Por supuesto no olvidemos los ajos y cebollas, después de


arrancados se ponen a secar y nos durarán unos meses, otro
tanto haremos con las patatas, después de arrancadas se pueden
conservar meses y echándoles un producto específico, polvo para
las patatas, se pueden conservar casi todo el año.

Y los últimos tomates y pimientos de la temporada, recogidos


ya en otoño, se les corta la rama donde están prendidos y se
cuelgan, así nos duraran unas semanas.

Otros productos, que aunque no son de la huerta podemos


conservar son, la manzanilla y él té, se corta se hacen manojos o
ramilletes y se cuelga boca abajo, y tendremos infusiones
totalmente naturales.

Los arañones, se cogen las bolitas bien rojas en otoño y


metidas en anís, nos darán un pacharán buenísimo, aquí entraría

7
El saber de los abuelos 2019

la mora, que como anteriormente hemos indicado se puede


consumir en mermelada.

Y no olvidemos nuestros frutos secos por excelencia, la


almendra en cualquiera de sus variedades y la nuez.

Y para condimentar nuestros guisos, nuestros huertos y la


naturaleza que nos rodea, nos da perejil, tomillo, albahaca, laurel,
hinojo, menta, orégano, romero, ect.

Marcos Diloy, Eduardo Juan, Pilarin Vicente, Adolfo Valero, Clara Gibanel,
Pascual Juan, Emilio Diloy

HACER LOS COLCHONES DE LANA


En época estival, se hacían los colchones de lana, esta actividad
consistía:

1º Se deshacían los colchones, de descosían, se sacaban los


cabos (trenzaderas), se separaba la lana de la tela, las telas o
fundas y los cabos se lavaban en el río y se tendían en los
bardizos para su posterior secado.

2º La lana se colocaba sobre un borraz y se vareaba con una


vara, esta tarea consistía en tener la lana bien extendida y con la
vara sacudirle bien el polvo, y de esta manera se separaban los
vellones y se ponía la lana hueca y limpia.

3º Con la tela limpia, se colocaba la lana ya suelta, he incluso se


añadía más, a continuación se pasaban los cabos, entre la tela de
abajo y de arriba, para que la lana no se moviese dentro del
colchón y a continuación se cosía el colchón todo al rededor a
mano con algodón recio. A parte de esta forma de coser el
8
El saber de los abuelos 2019

colchón, estaba a la inglesa, que era igual pero dándole forma


recta a las esquinas.

Para esta tarea habitualmente había gente que hacía este


oficio, aunque había muchas casas que se lo hacían ellos.

En Langa estaban el “tío minin” y Macario

En Codos estaban Jesús y Santos “los pelaires” y Martin y la


Fermina.

Cuando había un fallecimiento, como la gente moría en casa, se


deshacían los colchones, fuese la época del año que fuese y se
lavaba todo, incluida la lana, todas las ropas de la cama, mantas,
sábanas, colchas y la habitación para desinfectar todo se
blanqueaba, incluso toda la casa, sobre todo si las enfermedades
habían sido largas.

Vareando lana Colchón terminado

José Vicente, Leonardo Menes, Felicidad Camino, Andrés Camino, Marcos Diloy,
Eduardo Juan, Manuel Juan.

9
El saber de los abuelos 2019

ROMANCES Y CANCIONES

Asómate a la ventana
si te quieres asomar
si no quieres, no te asomes
que a mí lo mismo me da
Pilarin Vicente, José Vicente, Marcos Diloy

No te fíes cuando llora una mujer


la que es mala, con las lágrimas te miente
la que es buena
cuando llora no la ves.
Marcos Diloy, Felicidad Camino

El día que nací yo,


nacieron todas las flores
en la pila del bautismo
cantaban los ruiseñores.

Maña si quieres matarme


mi puñal te daré yo,
para que en ningún tiempo digas
que el acero te falto
Marcos Diloy, Fabián Miñana

10
El saber de los abuelos 2019

CHASCARRILLOS DE NOVIOS
Nuestros Mayores de La Lonja, me han ido contando pequeñas
anécdotas de cuando ellos y ellas festejaban y situaciones que se
daban en aquella época, os voy a contar alguna cosilla, pero no
vamos a poner nombres, pues considero que no es oportuno.

La norma era festejar alrededor de 3 años, y alguno de los


residentes ha tenido más de un novio o una novia, hasta tres.
Había parejas que empezaban a festejar al terminar la escuela y
otros que festejaron hasta 7 años de manera formal.

Teniendo el 19 año y ella 17, empezaron hablar en la puerta de


casa, hasta que un día, el padre de ella le permitió a el entrar en
casa.

Se daban situaciones curiosas con los hermanos de algunas


chicas, supongo que por el deseo de protección hacia ellas.
Curiosamente uno de estos chicos tenía novia, pero no quería que
su hermana festejase, pues consideraba que para ella era muy
pronto, aunque por edad la hermana era mayor. También me
cuentan que la chica más guapa del pueblo festejaba con el chico
más rico y que se querían mucho, pero eso no le salvó a él, de ser
abofeteado por el hermano de la novia.

En ocasiones las chicas a las que dejaba el novio o que era ella
la que dejaba al novio, solía tener problemas luego para encontrar
nueva pareja, curiosamente ellos no tenían ese problema.

Con frecuencia los viudos jóvenes, tanto mujeres como


hombres solían casarse entre ellos, pues solía darse muchos

11
El saber de los abuelos 2019

casos de viudedad prematura. Así me lo cuentan los de Codos, en


cambio esto no se daba en Langa.

Se daban también matrimonios entre viudos mayores, y a estos


le solían hacer cencerradas en la noche de bodas, que consistían
en que los amigos cogían los cencerros y los esquilos, se ponían
debajo de la ventana toda la noche haciendo ruido.

Fabián Miñana, José Vicente, Leonardo Menes, Clara Gibanel, Felicitas Crespo,
Eduardo Juan, Marcos Diloy, Felicidad Camino

LLEGAN LAS PRIMERAS BICICLETAS, LAS


PRIMERAS MOTOS, LOS PRIMEROS COCHES……………

Vamos avanzando en el siglo XX, aunque han sido y siguen


siendo años duros para salir de la posguerra, se van viendo
pequeños resquicios de prosperidad y desarrollo también en
estos pequeños pueblos. Empiezan a circular por nuestras calles,
caminos y “carreteras” las primeras bicicletas, motos,
furgonetas, pequeños camiones, coches y tractores.

Andrés Camino, es quien tiene más recuerdos al respecto y


quien me cuenta:

 La primera bicicleta de Codos la compró Pascual Pelles


Peiro, para su hijo Eugenio.
 Andrés le compraron su primera bicicleta en 1959, con 14
años, para ir a regar y a sulfatar, les costó 1.000 pesetas,
la compraron en Calatayud en Cabestrero y era de la marca
ALMMA.
 Los Soleres, Santiago y Alejos también tenían una bicicleta.
12
El saber de los abuelos 2019

 Luego ya empezaron a tener todos del pueblo.


 Adolfo de Langa, estando ya en Zaragoza, por el año 1945,
se compró una bicicleta para ir a trabajar.

En la década de los años 50 empiezan a llegar las primeras


motos:

 Pascualín el del Bar, tenía una y con ella se iba a Langa,


Torralvilla y Mainar los sábados por la tarde para echar
películas de cine, en Codos hacía la sesión de cine cuando
volvía de los pueblos de Campo Romanos y lo hacía en la
palanca del “posador”. Del bar cogían las sillas para
sentarse y tenían que pagar 1 peseta, la entrada costaba 2
pesetas, Donato estaba en la puerta para cobrar y Pascualín
hacía el cine.
 El “posador” le compró la moto al médico y luego se la
vendió al “barbero” era una MINSA. El “barbero” y el “bala”
cogieron la moto y Andrés Camino con otra moto DUCATY
detrás, terminaron en Zaragoza, en los Espumosos, a la
tarde siguiente cuando volvieron les pilló una tormenta y
tuvieron que dejar las motos en La Almunia del agua que
caía y que bajaba por los ríos, tuvieron que coger un taxi
para volver a casa, aunque ya iban sin dinero después de dos
días de juerga, al taxista le pagaron por que volvieron a
casa.
 Emilio el “saturnino” también tenía una moto.
 Luego ya empezaron a comprar motos más gente del pueblo.
 Como curiosidad, un sobrino de Palazón de Tobed, que venía
también a Codos hacer cine, venía en moto con sidecar.

Van llegando también las primeras furgonetas y camionetas:

13
El saber de los abuelos 2019

 El “tío” garranchan, tenía una furgoneta de segunda mano


que se la alquilaba al “tío” mangela, para llevar manzanas a
Cariñena.
 El Emilio el “saturnino” y el Pepe el “guindilla”, tenían una
camioneta a medias, la utilizaban para llevar fruta a
diferentes localidades.

En los años 60, empiezan a llegar los primeros coches:

 Santiago Palacios, trajo el primer coche a Codos, era un


Renault 4l, más conocido como Cuatro ele o Cuatro latas.
 Fueron los emigrantes a Francia, los que luego volvieron al
pueblo con los primeros coches.
 Don Manolo el médico, tenía un Ford.

Es también en la década de los 60, cuando llegan los primeros


tractores a Codos:
 Algunos vecinos compraron tractores de goma, como Paco
“garranchan” y los “soleres”.
 José Mª Camino, trajo el primer tractor oruga.
 Emilio “saturnino”, compró un modelo de los pequeños.

Andrés Camino

Bicicleta de los años 40

14
El saber de los abuelos 2019

VOCABULARIO EN USO Y EN DESUSO


Recordar, las palabras en rojo, están relacionadas con lo
publicado en este número.

 Bardizo / Bardiza: Pared del corral rematada con fajos de


leña. Vallado de cañas con el que se cerca una heredad o
zona de labor.
 Borraz: Lona que se coloca debajo del árbol para recoger la
cosecha, almendras, olivas, etc.
 Chafar: Aplastar, escachar.
 Chascarrillo: Anécdota, cuento breve y chistoso.
 Cuclillas /en cuclillas: Con el cuerpo doblado de tal manera
que las nalgas se acerquen al suelo o descansen sobre los
calcañares (parte posterior del pie)
 Embotar: Poner algo dentro de un bote.
 Escardar: Arrancar las malas hierbas de un sembrado.
Separar lo bueno de lo malo.
 Huerta: Terreno de regadío destinado al cultivo de
hortalizas, y árboles frutales. Huerto: Huerta pequeña.
Hortal.

 Ansar: Coger, asir.


 Caguetas: Cobarde.
 Dengue: Melindroso, remilgado.
 Mudar: Vestir de fiesta.
 Recular: Ir marcha atrás.
 Torcida: Las hebras que hacían de mecha en el candil. “Esa
y la del candil torcida” expresión que se utiliza para decir
que lo que te están contando es mentira.

15
El saber de los abuelos 2019

REALIZA: Depósito Legal: Z 964 - 2017

16