Vous êtes sur la page 1sur 4

Dieta para piedras en la vesícula | Colelitiasis

La colelitiasis es la presencia de piedras en la vesícula. Existen dos tipos de litiasis biliar, un 80% de los casos son
cálculos de colesterol que se forman por anomalías en el metabolismo del colesterol y de las sales biliares. La
litiasis pigmentaria, es por sobresaturación de la bilis por cálculos de bilirrubina (un pigmento presente en la bilis).
En este artículo te explicamos cómo hacer una dieta para piedras en la vesícula.

Factores de riesgo para colelitiasis


Los cálculos de colesterol están relacionados con el exceso de triglicéridos y colesterol en sangre o bajos niveles
de HDL (el “colesterol bueno”). Las personas con sobrepeso y obesidad tienen más riesgo de padecer piedras en
la vesícula.
En las dietas de adelgazamiento bruscas también se dan muchos casos pues se enlentece el vaciamiento de la
vesícula. Otros factores de riesgo son el tratamiento con anticonceptivos, estrógenos, las dietas pobres en fibra y
ricas en grasas y las patologías del hígado (hepatitis, cirrosis) o de la vesícula.
Tratamiento de las piedras en la vesícula
Los cálculos de colesterol requieren una dieta baja en grasas y colesterol.
En la litiasis pigmentaria, como su origen es aún desconocido, el tratamiento médico depende de cada caso
(cirugía, tratamiento disolutivo oral con ácidos biliares, litotricia biliar extracorpórea, etc).

Dieta para piedras en la vesícula


La dieta para colelitiasis te puede ayudar a prevenir los síntomas agudos del cólico biliar y aliviar las molestias
digestivas como gases y dispepsia. En caso de inflamación (colecistitis) es conveniente el ayuno.
Evita los estimulantes biliares
Para reducir la incidencia y la intensidad de los cólicos es importante evitar todos los alimentos y factores que
estimulan la contracción de la vesícula porque con frecuencia ante la presencia de cálculos su ingesta produce
dolor:
 Fibra dietética insoluble: evitar los cereales integrales, el salvado de trigo, las legumbres y las semillas. Te
sentarán mejor los alimentos de origen vegetal cocidos.
 Azúcares: estimulan la secreción de bilis, por lo tanto, reduce al máximo el azúcar oculto de tu alimentación.
 Xantinas: los alimentos ricos en cafeína y teobromina como el café, la yerba mate, el té o las bebidas cola,
estimulantes la vesícula biliar.
 Temperaturas extremas: las comidas y bebidas muy frías o muy calientes son fuertes estímulos de la vesícula.
 Purinas: carnes rojas, hígado, vísceras, pescados azules -anchoas, caballa-, cerveza y vino
 Grasas saturadas: dificultan la función de la vesícula.
 Grandes raciones: mejor comer varias veces al día y en pequeñas cantidades.
 Bebidas carbonatadas.
 Alcohol.
Consume más alimentos alcalinizantes
Como el metabolismo celular genera mucha acidez, necesitas una cantidad suficiente de alimentos
alcalinizantes, para evitar recurrir a la reserva alcalina de sales minerales (calcio, magnesio y potasio) de tus
huesos, dientes, articulaciones, uñas y cabellos. En tu dieta para piedras en la vesícula debes comer alimentos que
alcalinicen (suban el pH) y evitar todos los ácidos y muy ácidos de la infografía.
Toma un vaso de agua templada con unas gotitas limón, cada mañana, para alcalinizar tu pH y reducir el riesgo de:
cansancio, palidez, dolor de cabeza, reumatismos, gastritis, tendencia depresiva, hipersensibilidad, contracturas
musculares, intolerancia al frío, caries, cabellos desvitalizados, uñas quebradizas y debilidad del sistema inmune.
Los ácidos orgánicos débiles (cítrico, málico, tartárico, fumárico, etc.), una vez metabolizados, se combinan con
minerales para formar sales (carbonatos y citratos) que alcalinizan la sangre; o bien se oxidan en la sangre y son
eliminados en forma de anhídrido carbónico, por los pulmones.
Midiendo el pH de la orina con tiras reactivas puedes comprobar tu grado de acidez interna. Lo ideal es tener un
pH ligeramente alcalino en la segunda orina de la mañana. No se mide la primera orina por ser siempre ácida, ya
que el reposo nocturno estimula la eliminación de metabolitos ácidos. Existe acidez con valores inferiores a 7,
apareciendo sintomatología por hiperacidez a partir de 5 siempre que descartemos previamente una actividad
física intensa que provoca eliminación de ácido láctico por la orina.
Reduce la ingesta de alimentos ricos en purinas
Evita los alimentos ricos en “purinas” (carnes rojas, hígado, vísceras, pescados azules -anchoas, caballa-, cerveza
y vino). Las legumbres tienen un contenido moderado, por lo que consúmelas sólo una vez por semana.
En tu dieta para piedras en la vesícula, debes moderar otros alimentos, que aunque no contienen purinas, también
acidifican el terreno y favorecen los ataques de gota: fritos, productos azucarados, harinas blancas, caldos
concentrados, productos con levaduras, edulcorantes artificiales, bebidas carbonatadas, cerdo, chocolate, pan
blanco, arroz blanco, vinagre, tabaco.

Dieta para la colelitiasis


Es muy importante beber de 2,5 a 3 litros de agua al día y ser estricto con la dieta para piedras en la vesícula,
porque si se toma medicación y no se corrige la alimentación, no solucionaremos el problema de raíz.
Toma en el desayuno un vaso de agua con unas gotitas de limón durante toda la vida, para neutralizar la
hiperacidez del medio interno, que acelera la formación de cálculos. Reduce o suprime las bebidas alcohólicas ya
que incrementan la producción de ácido úrico y triglicéridos.
Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta:
 En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.
 No más de 4 piezas de fruta al día.
 Tres comidas principales y dos/tres tentempiés.
 No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
 No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.
 Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o
merienda).