Vous êtes sur la page 1sur 12

Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.

Fecha: 19 de noviembre de 2014.


Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA

Sentencia No. 602


GRIMILDA A. DE SUBERO, SECRETARIA GENERAL DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA, CERTIFICA.
QUE EN LOS ARCHIVOS A SU CARGO EXISTE UN EXPEDIENTE QUE CONTIENE UNA SENTENCIA DE
FECHA 19 DE NOVIEMBRE DEL 2014, QUE DICE:

TERCERA SALA.

Rechaza

Audiencia pública del 19 de noviembre del 2014.


Preside: Manuel Ramón Herrera Carbuccia.

Dios, Patria y Libertad

En Nombre de la República, la Tercera Sala de lo Laboral,


Tierras, Contencioso - Administrativo y Contencioso - Tributario de la
Suprema Corte de Justicia, dicta en audiencia pública la siguiente
sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por la empresa


Industrias Zanzíbar, S. A., sociedad anónima, organizada y existente
de conformidad con las leyes dominicanas, con su domicilio y asiento
social en el Km. 28, Autopista Duarte, Santo Domingo Oeste,
debidamente representada por el señor Carlos Alberto Bermúdez
1

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
Polanco, dominicano, mayor de edad, Cédula de Identidad y Electoral
núm. 031-0194122-1, contra la sentencia de fecha 29 de noviembre de
2012, dictada por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de
Santo Domingo, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído en la lectura de sus conclusiones al Licdo. Juan Rafael


Gutiérrez, MCJ, abogado de la empresa recurrente Industrias
Zanzíbar, S. A.;

Visto el memorial de casación depositado en la secretaría de la


Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santo Domingo, el 14
de enero de 2013, suscrito por el Licdo. Juan Rafael Gutiérrez, MCJ,
abogado de la recurrente Industrias Zanzíbar, S. A., mediante el cual
propone los medios de casación que se indican más adelante;

Visto el memorial de defensa depositado en la secretaría de la


Suprema Corte de Justicia el 15 de marzo de 2013, suscrito por el
Licdo. Francisco Suriel M., Cédula de Identidad y Electoral núm. 001-
0095925-3, abogado del recurrido Leopoldo Martínez;

Visto la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de


1997, y los artículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;
Que en fecha 22 de enero de 2014, esta Tercera Sala en
2

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
atribuciones laborales, integrada por los Jueces: Manuel Ramón
Herrera Carbuccia, Presidente; Edgar Hernández Mejía, Sara I.
Henríquez Marín, Robert C. Placencia Alvarez y Francisco Antonio
Ortega Polanco, asistidos de la secretaria general, procedieron a
celebrar audiencia pública, para conocer el presente recurso de
casación;
Considerando, que en la sentencia impugnada y en los
documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo
de la demanda laboral por causa de despido injustificado interpuesta
por el señor Leopoldo Martínez contra Industrias Zanzíbar, S. A., la
Segunda Sala del Juzgado de Trabajo de la Provincia de Santo
Domingo, dictó el 30 de marzo de 2010, una sentencia con el siguiente
dispositivo: “Primero: Se declara, buena y válida en cuanto a la forma
la demanda en cobro de prestaciones laborales realizada por el señor
Leopoldo Martínez, contra Industrias Zanzíbar, S. A., y el señor Carlos
Alberto Barmúdez, por haber sido hecha conforme a la ley; Segundo:
Se declara resuelto el contrato de trabajo que existía entre el
demandante Leopoldo Martínez y la demandada Industrias Zanzíbar,
S. A., por causa de despido injustificado con responsabilidad para la
demandada; Tercero: Se condena a la demandada Industrias Zanzíbar,
S. A., pagar al demandante Leopoldo Martínez, los siguientes

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
conceptos: Veintiocho (28) días de preaviso; Ciento Veintiún (121) días
de auxilio de cesantía; Dieciocho (18) días de vacaciones; Sesenta (60)
días de participación en los beneficios de la empresa; (RD$9,966.75),
por concepto de proporción de salario de Navidad; Seis (6) meses de
salario a partir de la fecha de su demanda, hasta la fecha de la
sentencia definitiva, dictada en última instancia en virtud del artículo
95, ordinal 3º de la Ley 16-92, todo en base a un salario mensual de
RD$12,889.07 y un salario diario de RD$540.87; Cuarto: Se excluye al
señor Carlos Alberto Bermúdez Polanco, de la presente decisión por
tener la empresa empleadora personería jurídica; Quinto: Se ordena
tomar en consideranción la variación en el valor de la moneda, desde
la fecha en que se introdujo la demanda hasta que se pronuncie la
presente sentencia en virtud del artículo 537 de la Ley 16-92; Sexto: Se
condena al demandado al pago de las costas del proceso, ordenando
su distracción a favor del Licdo. Francisco Suriel, quien afirma
haberlas avanzado en su totalidad; Séptimo: Comisiona de manera
exclusiva al ministerial Fausto de Jesús Aquino, Alguacil de Estrados
de este tribunal para la notificación de la sentencia a intervenir, so
pena de considerarse ineficaz y sin efecto jurídico cualquiera
notificación realizada por un ministerial distinto”; b) que con motivo
del recurso de casación interpuesto contra esta decisión, intervino la

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
sentencia ahora impugndada, cuyo dispositivo es el siguiente:
“Primero: Declara, en cuanto a la forma, regular el recurso de apelación
interpuesto de forma principal por Industrias Zanzíbar, S. A., de fecha 21 de
julio de 2010, contra la sentencia núm. 00047, de fecha 30 de marzo de 2010,
dada por la Segunda Sala del Juzgado de Trabajo de la Provincia de Santo
Domingo, dispositivo que se transcribe textualmente como parte de esta
sentencia, por ser conforme a la ley; Segundo: Rechaza parcialmente el
recurso de apelación interpuesto de forma principal por Industrias Zanzíbar,
S. A., de fecha 21 de julio del 2010, contra la sentencia núm. 00047 de fecha
30 de marzo de 2010, dada por la Segunda Sala del Juzgado de Trabajo de la
Provincia de Santo Domingo, en consecuencia, modifica el ordinal tercero,
inciso d, para que se lea como sigue: Condena a Industrias Zanzíbar, S. A., al
pago de RD$20,566.08, por concepto de participación de los beneficios de la
empresa a favor de Leopoldo Martínez, confirmando las demás partes de la
sentencia; Tercero: Se compensan las costas del procedimiento”;
Considerando, que la recurrente propone en su recurso de
casación los siguientes medios: Primer Medio: Falta de base legal, falta
de ponderación de pruebas literales (documentales) y testimoniales,
violación a la ley arts. 88, incisos 7º y 19º del Código de Trabajo, mala
interpretación de los hechos y peor aplicación del derecho; Segundo
Medio: Falta de base legal, mala y errónea ponderación de pruebas
literales (documentales) respecto de las condenaciones en vacaciones,
5

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
salario de Navidad y participación en los beneficios o utilidades de la
empresa, violación y mala aplicación de la ley, artículos 179, 180, 223 y
224 del Código de Trabajo;
Considerando, que la recurrente alega en su primer medio de
casación lo siguiente: “que la Corte a-qua no ponderó las declaraciones
del trabajador, ni las declaraciones de los testigos propuestos por las
partes en litis, mucho menos las pruebas documentales depositadas
conjuntamente con el recurso de apelación; pruebas que de haber sido
ponderadas a su entera satisfacción, se hubiera declarado justificado el
despido contra el hoy recurrido, debido a que el mismo cometió las
faltas graves e inexplicables argüidas en la comunicación de despido
dirigida a las autoridades de trabajo, con lo cual desnaturalizó los
hechos respecto de las causales del despido, mal aplicó el derecho y
violó la ley y en consecuencia la sentencia impugnada debe ser
casada”;
Considerando, que la sentencia objeto del presente recurso
expresa: “que en cuanto a las pruebas testimoniales, esta corte ha
razonado lo siguiente: 1) que en cuanto a las declaraciones del señor
Kentdry Almonte Ureña, esta corte no les da crédito en parte, ya que el
mismo se contradice, saca conclusiones, y no sabe del caso,
expresando: “el echó vidrio… a pregunta dice ¿Cómo sabe que fue él?

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
El fue que amaneció en el turno de la noche ¿Usted lo vió? No… lo sé
porque me dijeron que fue él”, lo que evidencia el desconocimiento, en
tanto se descarta en parte dicho testimonio” y “que en cuanto al
testiminio del señor Manuel Alberto Tolentino Polanco, esta corte le da
crédito en parte por las razones siguientes: es veraz, no se contradice
en sí mismo, por tanto, sostine que no se había dañado una
producción porque se encontraba con él, que tampoco escuchó al otro
día o después si se había dañado la producción” (sic);
Considerando, que la corte a-qua expresa: “que en cuanto al
testimonio del señor Emilio Cuevas, esta corte, no le da crédito, en
razón de que no sabe de los hechos, y manifiesta: “me enteré por el
jefe inmediato de él que se llama Juan José Veras… me dijo que
Leopoldo lo acusaba de algo que él no cometió… lo sé porque allá no
se dañan vidrios… que yo sepa no se perdió nada”, por tanto, se
descarta dicho testimonio”;
Considerando, que la sentencia impugnada, objeto del presente
recurso establece: “que en una valoración de todas las pruebas,
descartadas unas por caduca, otras por no concernientes al caso, otras
por no darles crédito, por lo que la única prueba existente vinculada al
despido es el testimonio del señor Manuel Alberto Tolentino Polanco,
al cual la corte le da crédito en parte por las razones antes externadas,

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
el cual sostuvo que no se había dañado ninguna producción, por tanto,
al no existir constancia alguna de daño, no existirá prueba alguna de
negligencia, descuido, pues como se ha expresado todo se
circunscribía en rumores, sin que no se tuviera certeza de la misma,
salvo el testimonio del gerente, al cual la corte no dio crédito por ser
contradictorio en sí mismo” (sic); y concluye “que como están
establecidos los hechos y las pruebas aportadas y analizadas, no se
probó que el recurrido cometiera falta alguna, por consiguiente,
procede rechazar el recurso de apelación en cuanto a las prestaciones
laborales y confirmar en este aspecto la sentencia impugnada”;
Considerando, que los jueces del fondo tienen la facultad de
apreciación, evaluación y determinación de escoger entre la
integralidad de las pruebas aportadas al debate, las que entienda más
verosímiles y con visos de credibilidad, lo cual escapa al control de la
casación, salvo desnaturalización;
Considerando, que en la especie la corte a-qua frente a
declaraciones de los diferentes testigos, rechazó las que entendía no
coherentes, sin credibilidad y contradictorias con los hechos
planteados, apreciación que escapa al control de la casación, salvo
desnaturalización o evidente error material que no es el caso de la
especie;

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
Considerando, que la corte a-qua realizó una ponderada,
adecuada y razonable motivación del expediente llegando a la
conclusión que la empresa recurrente no probó que el trabajador
recurrido hubiera sido despedido justificadamente, al no establecer la
justa causa del despido como era su obligación, en consecuencia dicho
medio carece de fundamento y debe ser desestimado;
Considerando, que en su segundo medio de casación propuesto,
la recurrente, alega: “que debido a que la Corte a-qua no ponderó de
forma apropiada las pruebas contenidas en el recurso de apelación,
ratificó las condenaciones referentes a las vacaciones, salario de
Navidad y participación en los beneficios de la empresa a que fue
condenada la recurrente en la sentencia de primer grado, en razón de
que no fueron probados ni existían constancias de dichos pagos
establecidos en los artículos 177, 184, 219, 221 y 223 del Código de
Trabajo, que le correspondían por ley al trabajador
independientemente de la causa de terminación del contrato de
trabajo, con lo cual desnaturalizó los hechos de la causa e hizo una
incorrecta aplicación del derecho, violando así los referidos artículos”;

Considerando, que la sentencia objeto del presente recurso


expresa: “que igualmente no fueron probados los pagos concernientes

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
a los derechos adquiridos establecidos en los artículos 177 y 184 del
Código de Trabajo, sobre vacaciones, que le corresponden a ésta de
ley, independientemente de la causa de terminación del contrato de
trabajo, como se indicó anteriormente, pues los cheques depositados
son referentes al año 2007, no existiendo constancia de pago en lo
referente a la proporción del año 2008, que es cuando se genera el
despido, por consiguiente, le son reconocidos en la presente
sentencia”;
Considerando, que igualmente la corte a-qua expresa: “que en
ese mismo orden, no fue probado el pago de los derechos adquiridos
establecidos en los artículos 219 y 221 del Código de Trabajo, sobre
salario de Navidad, que le corresponden a ésta de ley,
independientemente de la causa de terminación del contrato de
trabajo, por lo que les son reconocidos en la presente sentencia”;
Considerando, que la sentencia impugnada sostiene: “que en
cuanto a la participación individual de los beneficios, no es un hecho
controvertido que la empresa haya generado beneficios y, si bien es
cierto, que se encuentran depositados cheques, son referentes al año
2007, no existiendo constancia de pago en lo referente a la proporción
del año 2008, por lo que al no haber probado el pago de los mismos,
les son reconocidos en la presente sentencia, de la forma prorrateada

10

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
como ella misma ha demostrado, con su lista de empleado, salario,
total de beneficios, en consecuencia, procede modificar en este aspecto
la sentencia”;
Considerando, que los derechos adquiridos le corresponden a los
trabajadores en cuanto a su calidad y la ejecución misma del contrato
de trabajo, independientemente de la terminación de la relación
laboral, sea por falta o no del trabajador;
Considerando, que los jueces del fondo comprobaron en el
examen de las pruebas aportadas que la recurrente no había pagado la
proporción correspondiente a la participación de los beneficios del año
2008, no había depositado ninguna documentación o declaración
jurada de pérdidas y ganancias de ese año que probara que no eran
factibles la entrega. En igual sentido la recurrente no hizo mérito de su
obligación de pago del salario de Navidad y de las vacaciones lo cual
fue debidamente analizado por las pruebas aportadas al debate, lo
cual escapa al control de la casación, salvo desnaturalización sin que
exista evidencia al respecto, en consecuencia dicho medio carece de
fundamento y debe ser desestimado y rechazado el presente recurso
de casación;
Por tales motivos, Primero: Rechaza el recurso de casación
interpuesto por Industrias Zanzíbar, S. A., contra la sentencia dictada

11

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do
Recte.: Industrias Zanzíbar, S. A.
Fecha: 19 de noviembre de 2014.
Número Único: 655-2011-00221.

REPÚBLICA DOMINICANA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
por la Corte de Trabajo del Departamento Judicial de Santo Domingo,
el 29 de noviembre de 2012, cuyo dispositivo se ha copiado en parte
anterior del presente fallo; Segundo: Condena a la parte recurrente al
pago de las costas de procedimiento ordenando su distracción y
provecho a favor del Licdo. Francisco Suriel M., quien afirma haberlas
avanzado en su totalidad.
Así ha sido hecho y juzgado por la Tercera Sala de lo Laboral,
Tierras, Contencioso - Administrativo y Contencioso - Tributario de la
Suprema Corte de Justicia, y la sentencia pronunciada por la misma,
en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, capital
de la República, en su audiencia pública del 19 de noviembre de 2014,
años 171° de la Independencia y 152° de la Restauración.

(FIRMADOS).- Manuel Ramón Herrera Carbuccia.- Edgar Hernández Mejía.-


Sara I. Henríquez Marín.- Robert C. Placencia Alvarez.- Grimilda Acosta,
Secretaria General.-
La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores
Jueces que figuran al pie, en la audiencia pública del día, mes y año en
ella expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria
General, que certifico. An

12

Av. Enrique Jiménez Moya, Esq. Juan De Dios Ventura Simó, Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Santo Domingo, R. D.
• Tel.: 809-533-3191 • www.suprema.gov.do • E-mail: suprema.corte@verizon.net.do