Vous êtes sur la page 1sur 10

Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso.

© Arnold Mindel

EL CUERPO QUE SUEÑA por ARNOLD MINDEL! 2!


1ª historia real: Paciente que se moría de cáncer! 2!
Capítulo 2. EL CUERPO QUE SUEÑA! 2!
2ª historial real: Niña pequeña con un tumor! 3!
Capítulo 3. ENFERMEDAD Y PROYECCIÓN! 3!
Capítulo 4. LOS CAMBIOS DE CANAL! 3!
Capítulo 5. EL CUERPOSUEñO EN UN CUENTO DE HADAS! 4!
Capítulo 6. EL CUERPOSUEñO EN LAS RELACIONES! 6!
3ª historial real: Muy a menudo, las enfermedades crónicas aparecen en los sueños de la infancia
(dobles señales).! 6!
Capítulo 7. EL MUNDO COMO UN CUERPOSUEñO! 7!
Capítulo 8. EL CAMBIO CULTURAL Y LAS BARRERAS! 7!
Capítulo 9. EL TRABAJO EN SOLITARIO! 8!
Capítulo 10. EL TRABAJO CON EL CUERPOSUEñO PALABRA POR PALABRA!8!
Capítulo 11. LA BARRERA DE LA MUERTE! 10!

1 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

!
EL CUERPO QUE SUEÑA por ARNOLD MINDEL!
!
1ª historia real: Paciente que se moría de cáncer!
Un paciente con el que estaba trabajando por aquel entonces se estaba muriendo de cáncer de
estomago. Estaba echado en la cama del hospital, gimiendo y quejándose de dolor. Es muy triste y aterrador
ver a alguien que está muriendo. Pierden el control pasando rápidamente de estados de trance a estados
ordinarios de conciencia y a estados de dolor extremo. Una vez capaz de hablar, me contó que el tumor de su
estómago era insoportablemente doloroso. Se me ocurrió que debíamos concentrarnos en la propiocepción, es
decir, en su experiencia del dolor, de modo que le dije que, puesto que ya lo habían operado sin éxito,
podríamos probar algo nuevo. Estuvo de acuerdo y le sugerí que empeorara incluso más el dolor.
!
Me dijo que sabía exactamente cómo hacerlo y que el dolor era cómo si algo en su estómago intentara estallar.
Si intentaba ayudarlo a estallar, dijo, el dolor se acentuaba. Estaba tumbado boca arriba y empezó a
incrementar la presión en su estómago. Empujó con el estómago hacia fuera y continuó empujando,
presionando y exagerando el dolor hasta que tuvo la sensación de que iba a explotar. De repente en el
momento más intenso de dolor, gritó: ¡oh!¡ Lo único que quiero es explotar, nunca he sido capaz de explotar, en
realidad! En ese momento salió de su experiencia corporal y empezó a hablarme. Me dijo que necesitaba
explotar y que si yo le podría ayudar a conseguirlo. “Mi problema es que nunca me he expresado lo bastante e,
incluso cuando lo hago, nunca es suficiente”.
!
Éste es un problema psicológico común que aparece en muchos casos, pero que en el suyo, se llegó a
somatizar y le estaba presionando en ese mismo instante, expresándose en forma de tumor. Así concluyó el
trabajo físico que hicimos juntos. Permaneció tumbado y se sintió mejor. A pesar de que le pronosticaron que le
quedaba poco tiempo de vida y de que había estado al borde de la muerte, su estado mejoró y le dieron el alta
del hospital. Tras esto fui a verlo con mucha frecuencia y cada vez explotaba conmigo. Hacía ruidos, vociferaba,
gritaba sin que yo lo animara en absoluto a hacerlo. Para él, su problema estaba muy claro: sus experiencias
corporales siempre presentes le hacían tomar plena consciencia de lo que tenía que hacer. Vivió unos dos o
tres años y finalmente murió, después de haber aprendido a expresarse mejor. ¿qué fue lo que le ayudó? Lo
ignoro, pero lo que si sé es que ese trabajo alivió sus dolorosos síntomas y le ayudó a crecer.
!
Tras esta historia podemos explicar mejor, a raíz de las preguntas sin respuesta que nos suscita esta historia, en
qué consiste el cuerpo que sueña.
!
Capítulo 2. El Cuerpo Que Sueña
Debe haber algo similar a un cuerposueño. Hasta hoy no me he encontrado un sólo proceso
relacionado con un síntoma corporal que no se haya reflejado en un sueño. Descubrir el canal por el que el
sueño o proceso está intentando manifestarse y amplificarlo de acuerdo con ese canal.
!
Observo para ver qué esta pasando exactamente en la otra persona y qué me está sucediendo a mi mientras la
persona reacciona. Permito que los procesos del cuerposueño me digan qué es lo que quiere suceder y qué
hacer a continuación. Fui aprendiendo, a través del cuerpo, lo que significaba perder el control y a la vez no
presiono a la gente. Sus cuerpos y sus almas saben más de lo que yo sé.
!
Sigo amplificando el dolor y las personas se sienten mejor viviendo sus enfermedades, porque su enfermedad
se convierte en una experiencia con sentido que les está empujando sin cesar hacia la consciencia. Les
despierta.
!
Utilizo el término proceso como lo hace un físico. Los procesos primarios están más cerca del darse cuenta.
Los procesos secundarios tienen muy poca relación con el consciente, no puedes controlarlos.
!
A mí me interesa el flujo de las cosas, no el nombre del tumor, sino la forma cómo se desarrolla. Un río fluye sin
cesar y en el origen a menudo parece muy tranquilo. Pero por debajo allí dónde no alcanzamos a ver están las
aguas profundas-o proceso secundario.
!
El trabajo de procesos me libera de los juicios. Si pienso en términos de proceso, no puedo pensar en términos
de bueno o malo, de enfermo o saludable, de pasado o de futuro. Puedo trabajar de forma no verbal y no me
quedo atascado en las palabras.
!
2 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

Hay diferentes canales del proceso, y si uno no sabe de su existencia, trabajará sólo físicamente o sólo con los
sueños del cliente y se perderá los meandros y recodos del río, que son sumamente importante.
!
Podemos trabajar con personas de todo el mundo y llegar a comprenderla, sin siquiera entender el significado
exacto de sus palabras.
!
2ª historial real: Niña pequeña con un tumor!
Niña pequeña con un tumor que le crecía rápidamente en la espalda me contó que había soñado que
se soltaba de las rejas de seguridad que había alrededor de un lago muy peligroso. A continuación se tumbó en
el suelo y me dijo que quería volar, pero que el corsé que llevaba a raíz de su enfermedad no le permitía hacerlo
con él puesto. Estuvimos volando durante un buen rato después de liberarla del corsé. Chilló de placer le
parecía muy divertido.
Luego dijo – Bueno, ya no voy a bajar más. Me asusté mucho y pensé, que si se iba volando podría morir .A
pesar de eso, quise ver cuál era realmente su proceso. Le dije que adelante, que hiciese lo que tuviese que
hacer. Empezó a irse volando, pero de pronto miró atrás, me miró y empezó a llorar. No quería irse, dijo porque
éramos los únicos que volábamos juntos. Entonces los dos lloramos y nos abrazamos.
Esta niña mejoró muy rápidamente, pronto pudo quitarse el corsé y el tumor incluso desapareció.
¿quién eres tu para decir que es algo bueno?
Las enfermedades pueden ser autocurativas. Hombre cuyo estómago explotaba, “explotar es su medicina”. El
proceso de la niña también tenia que ver con soltar. Descubre el proceso, amplifica su canal y el síntoma puede
convertirse en una medicina.
!
Capítulo 3. Enfermedad Y Proyección
La proyección negativa de alguien puede ponerte enfermo. Igual a la inversa, la proyección positiva
puede hacer que te crezcas o hacerte sentir mejor.
!
Las personas pueden proyectar en los demás cualquier cosa propia de la que todavía no hayan tomado
conciencia. Podemos proyectar nuestra sabiduría o nuestra estupidez.
!
Ver las propias proyecciones es prácticamente imposible. Pero es mejor si uno es capaz de ver al oponente en
uno mismo. Una de las razones por las que las proyecciones resultan tan difíciles de integrar es que, a menudo,
están atadas a nuestra vida corporal. Los sueños son imágenes que reflejan lo que ocurre en el cuerpo, y las
proyecciones también se encuentran en los sueños.
!
Piensa en alguien que no te guste. La proyección negativa normalmente resulta ser la manera negativa con que
estás lidiando con algún aspecto de ti mismo. Nuestros enemigos también existen dentro de nosotros mismos.
!
Los problemas coronarios, con frecuencia le hacen a uno darse cuenta de sus sentimientos. Si se va realmente
a la raíz del proceso, las proyecciones pueden integrarse y la experiencia de la enfermedad cambia de forma
radical.
!
Si uno hace un trabajo de procesos, es porque está interesado en el proceso vital total y eso significa que no
está interesado en una única estación. Desea ir a toda la línea ferroviaria. La proyección es en sí misma un
proceso.
!
Al contrario, toda nuestra cultura está en contra de sentir demasiado dolor. Es importante aceptar el dolor,
sentarse con él y sentirlo.
!
Las proyecciones son fenómenos psicosomáticos que requieren tanto insight psicológico como consciencia
somática para poder ser trabajadas, retiradas, e integradas. Exigen una toma de conciencia propioceptiva, así
cómo quinestésica y no pueden retirarse hasta que la persona desarrolle los canales de toma de conciencia
que desconoce o no utiliza.
!
Capítulo 4. Los Cambios De Canal
Los procesos pueden cambiar, de repente, de la audición a la sensación, de la sensación a la
visualización, o de la visión al movimiento, como un rayo.
En un momento determinado, cuando no puedes aguantar el dolor, se produce un clic. Esto sucede tanto en
los canales mentales como en los físicos. Cuando una persona se desmaya, se debe a que ya no puede
soportar el dolor de alguna experiencia, de modo que se produce un cambio de canal. La visión aparece

3 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

acompañada de una experiencia corporal intensa. No obstante, cuando visualizas el propio dolor, el dolor
desaparece.
El cuerposueño es la parte de uno mismo que esta intentando crecer y desarrollarse en esta vida.
!
Cuando nos hace señas a través del cuerpo, lo llamamos síntoma. Cuando nos hace señas a través de un
sueño, lo llamamos símbolo.
!
Capítulo 5. El Cuerposueño En Un Cuento De Hadas
Los cuentos son una especie de sueños culturales. Vamos a contarle el cuento del leñador.
Érase una vez un pobre leñador que trabajaba de sol a sol. Cuando finalmente consiguió ahorrar un poco le dijo
a su hijo:
!
-Eres mi único hijo. He ahorrado un poco de dinero con el sudor de mi frente y lo voy a invertir en tu educación.
Si aprendes algún oficio decente, podrás mantenerme cuando sea viejo, cuando mis miembros, ya
entumecidos, me obliguen a quedarme sentado en casa.
!
El chico fue a la universidad. Estudió con gran tesón y los profesores lo elogiaron. Cuando le faltaba muy poco
para terminar los estudios, los escasos ahorros de su padre se agotaron y tuvo que regresar a casa.

Es una lastima -dijo el padre con tristeza- NO tengo nada más que darte y, en estos tiempos tan duros,
apenas puedo ganar para pagar el pan nuestro de cada día

Querido padre- contestó el hijo-, no te preocupes. Me acostumbraré a esta vida y, a fin de cuentas,
quizá sea el mejor para este oficio.
Cuando el padre lo estaba disponiendo para ganar mas dinero cortando y apilando leña, el hijo exclamó:

Vendré contigo y te ayudaré.

No sé -repuso el padre-. Puede que sea duro para ti, no estás acostumbrado al trabajo pesado.
Además solo dispongo de un hacha hasta que haya ganado lo suficiente para pagar otra.

Ve a pedirle una al vecino -dijo el hijo-.
El padre tomo prestada el hacha del vecino y a la mañana siguiente se fueron a cortar leña. El chico estuvo
ayudando al padre y se mostró animado. Cuando el sol estuvo alto en el cielo, el padre le dijo:

Descansemos y comamos algo.
El hijo cogió su pan y respondió:Descansa padre, yo no estoy cansado. Voy a pasear un poco.

No seas tonto hijo, ¿qué sentido tiene ir andando por ahí? Después estarás tan cansado que no
podrás ni moverte. Quédate.
Pero el hijo se adentró en el bosque y se comió el pan. Se sentía ligero y alegre y miraba hacia arriba, alas
ramas, en busca de nidos. Llegó hasta un gran roble de aspecto airado que debía tener cientos de años. Tenía
un tronco tan grueso que ni cinco hombres hubieran podido rodearlo con sus brazos. Se detuvo, miró el árbol y
pensó:

Muchos pájaros deben de haber hecho sus nidos en la copa de este árbol.
De repente, oyó a alguien que lo llamaba. Una voz apagada estaba gritando:

¡Sácame de aquí! ¡Sácame de aquí!
Miró a su alrededor pero no vio nada.

¿Dónde estas?-gritó-.
La voz contestó:

Estoy entre las raíces del roble. Sácame de aquí.
El joven apartó la hojarasca y miró hasta que por fin dejó al descubierto una botella de vidrio.
Cuando la colocó en la luz vio algo de forma similar a una rana que daba brincos dentro de ella.

¡Sácame de aquí! ¡Sácame de aquí!-continuaba gritando.
Sin sospechar que hubiese nada de malo en ello, el estudiante sacó el corcho de la botella. De repente, de la
botella salió un genio, que empezó a crecer y crecer, tan alto cómo el árbol y se encontró de pie frente al joven.
Con una voz de trueno,dijo:

¿Sabes cual va a ser tu recompensa por haberme dejado salir?

No -dijo el joven, sin miedo-

Entonces te lo diré yo ¡Voy a romperte el cuello!

Deberías habérmelo dicho antes -dijo el estudiante-. Te hubiera dejado en la botella. Pero conservaré la
cabeza de todos modos. Tendrás que consultar algunas personas más antes de que te deje manosear
mi cuello

Conque a más personas ¿eh? Te has ganado tu recompensa y la tendrás. ¿Acaso crees que me han
tenido aquí encerrado por amabilidad? Me encerraron como castigo. Soy el poderoso Mercurio y
cuando alguien me libera es mi obligación romperle el cuello.
4 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel


No tan rápido. Antes debo convencerme de que realmente estabas en la botella. Entonces creeré que
eres el poderoso Mercurio.

Nada más fácil -contestó el genio altivamente-.
Con lo que se hizo delgado y pequeño como había sido antes y se arrastró por el cuello de la botella hasta el
interior. Tan pronto como estuvo dentro, el estudiante volvió a poner el corcho en la botella y la arrojó a su
antiguo lugar, entre las raíces del roble.
El joven se dispuso a regresar con su padre, pero el genio gritó lastimosamente.

Por favor, déjame salir. Por favor, déjame salir.

¡No! -dijo el joven- no vas a engañarme por segunda vez.

Si me liberas -dijo el genio- te daré tantas riquezas que te alcanzarán para toda la vida.

No -dijo el estudiante- vas a engañarme de nuevo.

Le estas dando la espalda a la fortuna -repuso el genio- no te haré daño, te recompensaré.
El joven pensó para sí mismo:
− Me arriesgaré, quizá mantenga su palabra.

Así que sacó el corcho de la botella y el genio salió y se estiró hasta llegar a ser tan grande cómo un
gigante. Le entregó al estudiante un trozo de tela, muy similar al que se usa en los emplastos, y le dijo:

Si pones un extremo de la tela sobre una herida, ésta se curará, y si frotas el otro extremo sobre acero
o hierro se convertirán en plata.
El joven se dispuso a comprobarlo, hizo un tajo en la corteza de un árbol y frotó el tajo con la tela. La corteza se
recompuso y la herida se cerró.

Muy bien- dijo el joven-, ahora podemos separarnos.
El genio le dio las gracias por liberarlo y el estudiante agradeció la recompensa.

¿Dónde has estado todo este tiempo? -preguntó el padre-. Te has olvidado del trabajo. Te dije que
acabarías por no hacer nada.

No te preocupes, padre, recuperaré el trabajo perdido.

¿Recuperarlo? ¡no sabes de lo que hablas!

Sólo observa, talaré ese árbol antes de que te des cuenta.
Cogió su hacha, la frotó contra su tela y asestó un hachazo contra el árbol. El hierro se había convertido en
plata y la hoja se dobló.

Padre, mira que hacha más mala me has dado, se ha doblado.
El padre estaba horrorizado.

Ahora tendré que pagar el hacha, y ¿de dónde sacaré el dinero?

No te enfades, yo pagaré el hacha.

¿Con qué? -Preguntó el padre- Puede que sepas mucho de libros, pero no tienes ni idea de talar
árboles.
Más tarde en casa, el padre le dijo: Ve a vender el hacha estropeada. Yo pagaré el resto a nuestro vecino.
Cuando el hijo llegó al orfebre, tras examinarla detenidamente dijo: ¡Este hacha vale cuatrocientos taleros! Los
cuales dio inmediatamente al estudiante.
Cuando llegó a casa dijo a su padre: -Ya he conseguido el dinero, ve a preguntarle al vecino cuánto quiere por
su hacha.

Ya lo sé -dijo el padre-: un talero y seis groschen.

Mira, tengo más dinero del que necesitamos. A partir de ahora vivirás desahogadamente
y nunca te faltará nada.

¡Dios bendito! ¿Cómo lo has conseguido?
El estudiante le explicó con detalle. Con el resto del dinero regresó a la universidad y continuó sus estudios.
Con la tela pudo curar todo tipo de heridas y se convirtió en el médico más famoso del mundo.
!
MORALEJA: El árbol es, entre otras cosas, el símbolo de la experiencia vegetativa, como el sistema nervioso
del ser humano. Entonces, Mercurio sería el espíritu salvaje que tenemos embotellado en nuestros cuerpos al
comportarnos como ciudadanos decentes que respetan la ley. El padre simboliza la rigidez del chico, su
consciencia patriarcal, y el chico un ego que puede liberar el genio que anda encerrado en el cuerpo. Él es
como todos aquellos que trabajan con el cuerposueño, que estudian los problemas y sueños corporales.
!
Los europeos y los norteamericanos tenemos sueños similares. Nuestra cultura nos dice: «Sé civilizado, reprime
en esta botella tu auténtica personalidad o bien suéltala de golpe, explota y vete a la guerra». Mercurio es el
símbolo de la presión.
!
Cómo la gente, de forma inconsciente, crea sus problemas internos en su entorno. La forma de sufrir al
relacionarse con los demás es también la forma como están sufriendo en su interior. Este hombre era tan
5 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

impaciente que reprimía dentro de sí sus emociones y empezó a padecer retorcijones en el estómago. También
era un retorcijón de estómago para los demás. Su mundo era un reflejo de su cuerpo.
!
Si se reprimen durante demasiado tiempo, los sentimientos se vuelven violentos. Al igual que Mercurio, las
emociones encerradas pueden sentirse frustradas y estar enfadadas y ¡tienen el poder de matar!
!
El joven que liberó al genio lo hizo sin temor, en un primer momento. Sin embargo, cuando sacó el tapón el
genio intentó destruirlo. Entonces , el chico utilizó su inteligencia, burló al genio y lo hizo regresar a la botella.
Los genios nunca son muy flexibles. Son predecibles porque no piensan de forma creativa, simplemente
exteriorizan las emociones. Por lo tanto, si permaneces alerta y te vuelves lo suficientemente flexible como para
cambiar de canales y de modos de comportamiento, a veces puedes tener la fortuna de domar a un genio.
!
Todos tenemos que reprimir algún que otro aspecto de nuestra espontaneidad mercurial innata en algún
momento. Al hacerlo, maduramos y aprendemos a adaptarnos, pero también pagamos un precio desarrollando
tensión y presión.
!
Mejor dejar salir al genio con un poco de cautela e inteligencia, porque si los sentimientos salen con demasiada
rapidez y de forma caótica, no formarán un conjunto de imágenes o un sentimiento coherente que el ego pueda
integrar.
!
En estados avanzados de cáncer y enfermos terminales, Mercurio tuvo que permanecer encerrado tanto tiempo
que empezó a pudrir el árbol.
!
O bien vuelven a encerrar a Mercurio en la botella durante tanto tiempo que mueren por su causa, o bien lo
dejan salir, no pueden lidiar con las consecuencias y se vuelven realmente psicóticos.
Para poder vivir en el siglo XX, gran parte de este antiguo genio tuvo que reprimirse, ya fuera para bien o para
mal.
!
Capítulo 6. El Cuerposueño En Las Relaciones
Las señales primarias se convierten en trampas, porque crees que son la historia completa y no ves la
señal doble que te está diciendo que hay algo más sucediendo bajo la superficie.
El aspecto quizá más importante de las señales dobles, es que siempre se encuentran en los sueños.
De hecho, los síntomas corporales son como señales dobles. Son similares a los sueños, meros contenidos de
los que no se ha tomado conciencia y que no son fáciles de comprender.
!
Cuando se aborda la cuestión de las señales dobles, es preciso hacerlo con el máximo respeto, puesto que son
el inconsciente mismo y se esta invadiendo la intimidad de alguien. El motivo por el que las personas emiten
señales dobles es porque se encuentran con una barrera, es decir, son incapaces de hacer algo, no pueden
permitirse expresar o llevar algo a cabo.
Hay diferentes formas de trabajar con señales dobles. A través de la amplificación o de la prohibición. Se trata
de un circulo vicioso, porque cuando nuestra pareja emite señales dobles de las que no nos damos cuenta,
entonces, nosotros también nos sentimos incómodos y empezamos a emitir señales dobles.
Ambos estáis manteniendo una conversación y vuestros cuerpos están manteniendo otra.
La gente nos se da cuenta de cómo la incongruencia se propaga a sí misma. Cría gusanos, por así decirlo.
!
Puesto que eres humano e inconsciente, estás condenado a tener conflictos de relación.
La feminidad del hombre -su ánima-, y la masculinidad de la mujer -su animus-.
Tu madre interna podría estar hablando con el padre interno de tu pareja, a través de la linea telefónica de las
señales dobles, o tu niño interno podría estar hablando con el padre rígido y severo de tu pareja.
!
3ª historial real: Muy a menudo, las enfermedades crónicas aparecen en los
sueños de la infancia (dobles señales).!
Un hombre de unos 40 años que padecía un dolor de cabeza recurrente había soñado cuando era niño
que, accidentalmente , tropezaba con los pies de su madre y se caía y que su madre, de repente, se convertía
en una vaca. Entonces, la cabeza de la vaca crecía y crecía hasta que llegaba a ocupar todo su campo de
visión. La boca de la vaca estaba abierta, como para gritar, pero de ella no salía ningún grito.
!
Cuando trabajé con este hombre, primero empezó a visualizar la cabeza de la vaca, la cabeza gigante y
distorsionada con la boca abierta que intentaba gritar. Le pregunté si sentía la vaca en algún lugar dentro de sí y

6 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

respondió: «sí, la vaca sufre mucho dolor, la siento en el estómago» .Suavemente amplifiqué el punto de dolor
que había señalado y él me animó a ejercer incluso más presión en ese órgano. Cuanto más presionaba yo,
más presión quería él en el estómago. Se trataba de un hombre muy corpulento, así que realmente tuve que
emplear toda mi fuerza. hundí mi puño en su estómago y, de hecho, pude sentir los músculos de su espalda en
tensión y oponiendo resistencia a mi empuje. Pronto me encontré de pie sobre él, con todo mi peso, mientras él
estaba echado en el suelo, muy quieto y con los brazos y piernas completamente extendidos. Empecé a
sentirme incómodo, preguntándome hasta dónde llegaría esta situación y sin poder creer cuanta presión estaba
soportando este hombre sin que se produjera ninguna respuesta. Lo observé, intentando distinguir alguna señal
doble. ¿Había alguna parte de él que estaba oponiendo resistencia a esa presión y dolor tan intensos? No, era
absolutamente congruente, permanecía allí tumbado y quieto. Entonces percibí algo. Me había apartado un
instante y él se había incorporado, aunque permaneció inclinado hacía atrás, recostado sobre los brazos. Puse
en tela de juicio esta señal doble preguntándole si quería sentarse o echarse de nuevo. Contestó: “Estar
tumbado”. Entonces vI que su intención primaria era la de ceder, la de echarse y evitar toda resistencia. Sin
embargo, sus manos le estaban empujando hacia arriaba, para forzarle a oponer resistencia. Mientras estuve
de pie sobre él nunca dijo: “No hagas eso, me duele”su emisión de una señal doble era su división interna entre
oponer resistencia y defenderse. Una vaca es un animal muy dócil y maternal. No es muy agresiva ni asertiva.
Este hombre tenía una naturaleza similar a la de las vacas. Su cuerpo sueño le estaba planteando el reto
heroico de descubrir y desarrollar su resistencia masculina, de dejar soñar a la gente para que lo dañara o lo
protegiera del dolor. La vaca del sueño abría la boca para expresar dolor, pero no podía. La tarea de este
hombre en la vida era la de abrir la boca y expresar el dolor. Cuando estuve ejerciendo presión en su estómago
y entrando en contacto con los músculos de su espalda, esa fue la primera resistencia que encontré. Su
síntoma corporal y su señal doble eran los únicos indicios de que, en alguna parte de su interior, sentía un
deseo de oponer resistencia y emerger de su dolor.
!
Me resulta fascinante ver una y otra vez cómo la enfermedad pide ser integrada, cómo exige conciencia al crear
dolor. El problema es que la enfermedad y las señales dobles asociadas siempre te exigen que hagas algo que
se encuentra exactamente en la barrera de lo que puedes hacer como ser humano. En el caso de este hombre,
sus circunstancias como su familia y su cultura insistían en que fuese un hombre encantador, acomodaticio y
que lo tolerara todo, que no rechistara cuando alguien le molestara. Por lo tanto, su proceso de individuación
traza una espiral en torno al conflicto que experimenta entre un sentimiento maternal y las expresiones
espontáneas de dolor. Su sueño se había detenido en la barrera de su personalidad, en el punto en que debía
gritar pero no podía. Esta barrera escinde la reacción en él, de modo que en su lugar es el cuerpo el que recoge
la reacción. A veces tengo la impresión de que el cuerposueño no tiene en cuenta las limitaciones conscientes
de uno. no parece importarle si puedes o no hacer algo en un momento dado. De modo que se salta tu falta de
toma de consciencia y tus dudas y aparece en forma de señales dobles; más tarde en forma de síntomas y,
finalmente, en forma de patrón general o mito de la propia vida.
!
En cualquier caso, la enfermedad puede ser un golpe de suerte. Se trata de un sueño que se manifiesta en el
cuerpo: úsalo para despertar.
!
Capítulo 7. El Mundo Como Un Cuerposueño
Tu cuerposueño eres tu pero también es el universo entero.
Cuando hay dos personas juntas, están sucediendo tres cosas. Estas tú, está tu compañero o compañera y
también está el sistema o pareja que creáis y que se comporta de una forma que es distinta ala mera suma de
sus partes.
!
Para conocerte a ti mismo, debes estudiarte cuando estas solo y cuando estás con otras personas
(consciencia introvertida y extrovertida). Debes conocerte a ti mismo en cuanto cuerposueño personal y
también debes conocerte a ti mismo en tanto que parte del cuerposueño colectivo.
!
Cuando las personas se encuentran, crean un cuerposueño de pareja, familiar, grupal o nacional (inconsciente
colectivo).
!
Nuestros sueños son los sueños del mundo: sufrimos del modo en el que el mundo sufre. Pero nadie está
enfermo por si sólo, todos vivimos en un campo.
!
Pero no hay división clara y directa entre el interior y el exterior.
!
Capítulo 8. El Cambio Cultural Y Las Barreras
Medicina psicosomática – muchos problemas se derivan de la cultura en que uno vive.
7 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

Nuestro cuerposueño forma parte del cuerposueño del mundo entero y el cuerposueño del mundo también se
encuentra dentro de nosotros.
Estas destinado a toparte con la barrera de tu propia personalidad y a entrar en conflicto con el mundo que te
rodea.
Si es el momento oportuno y el lugar adecuado y si cuentas con el coraje suficiente, te será posible ir más allá
de la barrera de la consciencia e incrementar las dimensiones de tu mundo.
Los síntomas te desafían a incrementar la propiocepción, te retan a lidiar con el dolor y a cambiar de un canal a
otro con él. Los sueños te ayudan a abrir la mente a una comprensión panorámica del mundo, a ampliar la
perspectiva de tu punto de vista individual.
Una sola persona que escuche el proceso secundario y lo incorpore a este mundo bastará para cambiar su
entorno inmediato y también el mundo que lo rodea.
!
Capítulo 9. El Trabajo En Solitario
Fase I: auto-exploración.
Tomar conciencia de una señal, determinar el canal y amplificarla hasta que empiece un proceso. Sentir el
síntoma. Concentrarse atentamente en sentir el mal, la enfermedad. Siéntela y estúdiala. Observa dónde se
origina. No te conformes con términos generales. Explora tu síntoma y sé preciso, es muy importante porque
estás dejando atrás tus conocimientos médicos, que explican las cosas pero no las experimentan.
!
Fase II: amplificación
Quédate quieto y amplifica el dolor. Descríbeselo a otra persona. Explícale a alguien cómo puede crear ese
mismo dolor o qué se siente al estar en tu cuerpo.
!
Fase III: Cambio de canal.
Al cabo de un rato, alcanzarás el limite absoluto de lo que puedes soportar y se producirá un cambio de canal.
Antes de que te des cuenta, estarás viendo oyendo o moviéndote en el reino de la sensación. Este segundo
canal es la forma propia del cuerposueño para intentar comunicarte su naturaleza. Ahora puedes optar por
trabajar con tus problemas corporales examinándolos como haces con tus sueños. Una vez que tu proceso
haya cambiado de canal, no dejes de seguir lo que suceda con la misma precisión y apertura mental. Tómate tu
tiempo.
!
Fase IV: Completar el trabajo.
Cuando el trabajo haya concluido lo sabrás. Podrás asociar un conflicto interno u externo con el síntoma. El
cambio de canal e proporciona otro canal, otra forma de experimentar y comprender el proceso de tu
cuerposueño. De la enfermedad a la curación e, incluso, hasta la comprensión. Algunas personas detiene el
trabajo cuando se sienten mejor. Pero quizás desees plantearte las siguientes preguntas. ¿qué significado tiene
con tu vida, en general, y con relación a tus problemas personales, específicamente?
!
Los grandes demonios.
El trabajo con el cuerposueño ha llegado al cuerpo cuando sus interacciones con sus sentimientos, voces,
visiones y movimientos han transformado los síntomas.
- El primero de esos demonios aparece disfrazado de farmacia y bloquea cualquier intento del cuerposueño
para incrementar tu toma de consciencia interna.
- El segundo demonio es la impaciencia. Si estás impaciente por llegar a alguna parte, no podrás transitar por
el camino lleno de curvas del proceso del cuerposueño.
- El tercer demonio es la muerte, te dice: “ si no te curas inmediatamente, has fracasado”. Si adoptas una
mentalidad de principiante con valentía y la actitud de que eres un misterio todavía por explora, si eres
humilde, estás abierto y tienes determinación, tu cuerpo puede enseñarte que la vida biológica es también
una maravilla inmensa.
!
Capítulo 10. El Trabajo Con El Cuerposueño Palabra Por Palabra
Transcripción de una cinta. Terapia comentada.
(experiencias quinestésica que no controla. Cuando habla de su colapso no usa ni el pronombre yo ni la 1ª
persona).
!
Me ponía roja -describe el desmoronamiento mediante un color, no por cómo se sentía-.
Las cosas se desequilibran y podemos sospechar que necesita perder el equilibrio.
No tiene energía para levantarse. Por lo que su canal quinestésico será una parte importante de su proceso.
Qué hacen los espasmos o cómo actúan.

8 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

Me recuerda a las contracciones del parto -intensidad del dolor es generalmente proporcional a la falta de
propiocepción ¿está preñada de qué?-. La supuesta relajación siempre intenta aniquilar al inconsciente. Ella
quiere estar relajada conscientemente y no está dispuesta a tolerar la tensión, aunque eso es exactamente lo
que está haciendo su cuerpo.
!
La visualización del dolor desconecta el dolor de su canal original e insiste en que este sea lo que no es. Tal
visualización puede aumentar el dolor y cambiar de canal por sí misma. el proceso inconsciente se manifiesta
y“choca”. Intenta explicar, en lugar de sentir, lo que sucedió “provocarme un cáncer”parece ser una forma
moderna de confesión.
(La voz se le empieza a quebrar). Primero no oye la pregunta y luego no la contesta directamente. Pregunta es
¿quiero seguir siendo soltera y no tener conflictos o quiero ser madre y formar parte de una familia?
!
Arnold_ No tienes una experiencia propioceptiva. Debes sentir desde dentro lo que está pasando en realidad,
comunicarte con tu cuerpo con sus propias condiciones. No puedes utilizar la intuición para captar las señales
corporales. Siéntelo y descríbemelo. -siente “lo de siempre” porque se encuentra en un canal inferior-
opiniones intelectuales-
!
Algo intenta cortarte la respiración -me indica que no le pida demasiado que sienta. Ve algo capaz de “cerrarse”
,”de consumir”. Hace un sonido similar al del viento cuando sopla-aquí la visualización cambia al canal auditivo.
!
Estoy segura -se siente segura al ver y al escuchar el proceso de su cuerpo y que ahora quizás esté preparada
para sentirlo directamente. Su fuerza sólo emerge si se siente amenazada-.
!
Ocurren muchas cosas al mismo tiempo sin control. Ha regresado a la propiocepción. Una puerta se cierra
la cabeza me da vueltas y la siento ligera -sus mejillas se sonrojan, sus ojos miran hacia abajo y el ritmo al
hablar se vuelve más lento. Su propiocepción se ha vuelto muy intensa y está a punto de detener el
funcionamiento del canal auditivo. Volumen de su voz ha disminuido, está comunicando un profundo conflicto
interno-.
!
Clara señal doble. La idea de liberar el bloqueo es una idea intelectual, no su proceso corporal, que se ríe de la
idea. Su cuerpo reacciona tensándose ante la sanación.
Y empecé a llorar…-el bloqueo surge sólo cuando quieren que la curen o curarse así misma, en
correspondencia con su idea de lo que es bueno para su cuerpo. Aquí sigo el proceso del cuerpo, que está
haciendo lo contrario de lo que la consciencia piensa que debe estar haciendo-.
!
Siempre pensé que era al contrario, que si retenía la respiración para contener la tristeza me sentiría mal y
crearía más bloqueos. ¡Pero ahora se ha liberado el bloqueo de la respiración! -se siente mejor conteniendo los
sentimientos. El bloqueo desaparece. Ahora el bloqueo se ha desplazado a la coronilla, veamos porqué.
Explicar y enseñar una sensación corporal a ora personal tiene la ventaja de hacer que quien la sufre se centre
en la propiocepción con más precisión de lo que lo haría normalmente. Su casquete u opresión, el terapeuta
asume la enfermedad de la paciente como un chamán. Está representando el papel de la paciente buena.
Estoy desafiando a su problema corporal para saber más de él. El casquete, sus espasmos- es su consejero,
que le dice que es demasiado pasiva, demasiado buena. Lee explota, tiene accidentes, por lo que necesita un
casquete. O reprime la emoción o se ve superada por ella. Ahora el espasmo se desplaza al estómago. Casi
siempre hay pensamientos atravesando el diálogo interno de los canales auditivo y visual. Lee baja la mirada, se
tumba en el suelo y dice que siente dolores en la zona de los intestinos. Yo me echo donde ella se tumbado,
adopto su posición corporal e imito su voz y su expresión facial. También utilizo su vocabulario. Esta emitiendo
señales faciales que indican sorpresa y asombro.
!
Aparece su vergüenza con el cuerposueño y con la sensación de que un acontecimiento impredecible está a
punto de emerger.
!
La visión es que me acariciaría. Me haría sentir bien. Esta intentando acariciarse y sentirse bien. Puesto que se
resiste a hacerlo, esto se amplifica y aparece ene forma de agarrones y de opresión.
!
Arnold_ La quieres y quieres cuidar de ella. (advierto su vergüenza)Pero el bloqueo reaparece porque estar en
contacto con sus sentimientos con respecto a sí misma no es todavía el proceso de todo el cuerpo.
Las frases inacabadas indican que hay nuevas experiencias que todavía no se admiten del todo. El echo de dar
amor se transforma. Ahora lee me está estrangulando. Señal doble diciendo que no puede hacerlo.

9 de 10
Resumen del libro ‘El Cuerpo Que Sueña’, terapia centrada en el proceso. © Arnold Mindel

El cambio en la voz nos indica que ahora ha aparecido otra información tabú:ella es fuerte y no utiliza su fuerza.
Los espasmos son agresión, ahora parcialmente actualizada.
Lee se encuentra frente a una de sus barreara. ¿ quien es su atacante?¿es acaso su propia pasividad que
bloquea su fuerza? Le proporciono otro medio para que deje emerger su fuerza física. Ahora se vuelve más
congruente, su tono de voz, sus espasmos internos y su demostración externa de fuerza: todos emiten una
única señal:fuerza. Amarse a sí misma no era suficiente. Necesita hacerse valer frente a los demás. Su fuerza es
lo que debe nacer y debe saber defenderse verbalmente.
Otra frase inacabada. Su limitación: le gustaría poner límites, pero todavía no puede hacerlo del todo. No puede
apartar a las otras personas, de modo que la invaden. Su tristeza se debe a que no utiliza su propia fuerza
femenina.
Su voz está bajando de volumen, lo que indica que experimenta un conflicto a la hora de defenderse. El
conflicto se vuelve interno, tiene un espasmo.
!
Sí, antes regalaría mi casa que decir ¡No!
!
En el caso de Lee el canal inferior era el quinestesico. Desmoronar y lanzar son verbos quinestésicos que
denotan movimiento. Si la audición fuera un canal inferior, oiría voces. Si la propiocepción fuese débil, le
perturbarían voces extrañas. Si lo débil fuese la visualización, se sentiría invadida por sueños o visiones. Los
movimientos corporales, al igual que los verbos, nos hablan acerca del canal inferior. Una audición débil a
menudo se indica acercando la oreja izq. o derecha: una visión débil, manteniendo los ojos cerrados; la
propiocepción débil, a través de dolor crónico. Una quinestésica débil se insinúa, como en el caso de Lee, a
través de una forma de hablar suave y de un comportamiento impasible e incapaz de incidir en el entorno.
Si Lee dice: “no puedo empujar para apartar a la gente” su sueño consiste en empujar y apartar cosas,
despejar el espacio, definirse a sí misma y crear espacio en sus relaciones.
!
El cuerposueño de Lee se manifiesta físicamente. Agarra su cuerpo real desde dentro, le corta la respiración
provocándole espasmos en el pecho cuando es demasiado blanda, le retuerce el abdomen con retorcijones y la
estrangula, con lo que demuestra su poder y su existencia. En su mente consciente, se programa para ser una
persona de rutinas, una persona pasiva y blanda que emite señales verbales monótona y nada agresivas.
Debe vivir firme y fuere de carácter. La barrera que ella misma se ha autoimpuesto. Debe sentir los síntomas
propioceptivamente a medida que aparecen y, luego, permitir que se expresen.
!
Capítulo 11. La Barrera De La Muerte
La amenaza de perder nuestro cuerpo real desafía al espíritu del cuerposueño a manifestarse con más
intensidad que nunca.
!
Justo antes de morir, las personas a menudo sienten que se han recuperado y se vuelven a sentir bien. En una
persona moribunda el cuerposueño es prácticamente libre para hacer lo imposible, porque su propiocepción ya
no está relacionada con las presiones, dolores y agonías de su cuerpo físico.
!
Cuando nos encontramos cerca de la muerte, seguimos pensando que estamos en un cuerpo real, pero ya
somos el cuerposueño. ¡ Los moribundos son inconscientes del cuerpo real vinculado al cuerposueño!
!
El trabajo con el cuerposueño consiste en seguir el sueño en el cuerpo durante la vida y seguir la realidad,
según incide en el cuerposueño, durante la muerte.

10 de 10