Vous êtes sur la page 1sur 55

INTRODUCCIÓN

La razón por la cual estudiamos el tema de maltrato infantil, es que desde años anteriores
ha existido y es de mucha importancia, ya que la sociedad antiguamente no le daba la
debida atención, mas sin embargo ahora en nuestros tiempos ha despertado gran interés
en la sociedad ayudar a los niños que han sufrido algún tipo de maltrato.
Con el paso del tiempo esta situación ha ido incrementando y la gente no sabe el porqué
está sucediendo, por esa razón es resaltante investigar este tema ya que vamos a dar a
relucir las causas y características que originan estos maltratos y buscar las formas de
cómo ayudar a estos niños que han sufrido algún tipo de maltrato.
Esta investigación pretende los siguientes objetivos:
*Conocer la causa que genera el maltrato infantil.
*Saber qué consecuencias tienen los niños que han sido maltratados en el paso del
*Que los padres le den una buena educación a sus hijos sin tener que recurrir a la
agresión, ya que puede tener consecuencias en el futuro.
*Este trabajo abarca algunas recomendaciones de ayuda para aquellas personas que
conviven con un niño que ha sido maltratado.
A través del tiempo se han hecho investigaciones acerca del maltrato infantil, el cual ha
sido un problema para la sociedad y que se ha ido dando durante el paso del tiempo.
El uso intencionado de la fuerza física u omisión de cuidado por parte de los padres viene
siendo lo que es el maltrato. La mayor parte de los padres que abusan de sus hijos,
habían sufrido ellos también la misma situación por parte de sus progenitores.
Existen diferentes maneras de cómo se puede maltratar a un infante los cuales pueden
ser: física, emocional, psicológica o mental, por abandono o negligencia o por abuso
sexual. Al paso del tiempo el maltrato puede producir consecuencias en el desarrollo del
niño una de ellas es que afecta en su crecimiento, en su conducta, también puede causar
traumas psicológicos o trastornos mentales.
Después de haber sido maltratado un niño puede presentar una serie de conductas como
de inferioridad, rechazo, inseguridad y miedo.
Esta investigación plantea cuáles son las características del maltrato, cuáles son las
consecuencias, así mismo los tipos de maltrato que se dan en los niños.

EL AUTOR
INDICE

CAPITULO I………………………………………………………………………………………02
MARCO TEORICO
1. Concepto del maltrato infantil
2. Antecedentes históricos del problema del maltrato infantil
3. Ciclo del maltrato infantil
4. Tipos de maltratos
5. Lugar en que se presenta el maltrato
6. Frecuencia
7. Detecciones del maltrato
8. Factores asociados con el maltrato, causas y consecuencias
9. Intervención
10. Pasos a seguir
11. Prevención
12. Estadísticas
Casos reales del maltrato infantil

CAPITULO II………………………………………………………………………………………45
ANALISIS CRÍTICO

CAPITULO III………………………………………………………………………………...……49
CONCLUSIONES

CAPITULO IV……………………………………………………………………………………...50
RECOMENDACIONES

ANEXOS………………………………………………………………………...…………………51

BIBLIOGRAFIA……………………………………………………………………………………52

MALTRATO INFANTIL
1
CAPITULO I
MARCO TEÓRICO

El trato que se ha dispensado a los menores no ha sido uniforme ni en todas las épocas ni
en todas las culturas, entre otras razones porque tampoco ha sido uniforme la posición
otorgada explícita o implícitamente a los niños, ni tampoco ha sido similar la duración de
la niñez. Obsérvese, por ejemplo, que en tiempos no muy lejanos la niñez se concebía
sólo como una etapa previa a la vida adulta, cuyo sentido consistía exclusivamente en ser
una preparación o una propedéutica para la vida propia de los mayores. Había que utilizar
y aprovechar la infancia para «convertirse en hombres de provecho». Tampoco están
demasiado lejos los tiempos en los que se consideraba que a los 12 años los humanos
estaban suficientemente preparados para incorporarse a la vida laboral.
No obstante, con el transcurso de los siglos, y como resultado de una evolución lenta y
progresiva de los valores acerca de lo que es y debe ser un niño, hoy se ha llegado al
concepto de infancia como un período sustantivo, distinto cualitativamente de los otros
momentos de la vida.
Sin embargo, sean cuales sean los usos y las costumbres de las distintas culturas, en
todas ellas suelen aparecer modos de tratar a los menores que exceden los márgenes
socialmente admitidos. Si esa manera de comportarse con los menores se llama maltrato,
podemos afirmar que el maltrato infantil es una constante histórica. Incluso podemos decir
con DeMause que, cuanto más nos retrotraemos en el pasado, más expuestos están los
niños a una muerte violenta, al abandono, a los golpes, al terror y a los abusos sexuales;
es decir, más bajo es el nivel de la puericultura.

MALTRATO INFANTIL
2
1. CONCEPTO
Definir los malos tratos a la Infancia parece sencillo, sin embargo, en la práctica resulta
complejo. Existe un consenso referente a los grandes Síndromes del Niño Maltratado y
situaciones de alarma social, pero otras circunstancias no se presentan tan evidentes.
Los propios profesionales tienen diferentes criterios, lo que se traduce en la existencia
de múltiples definiciones.
El concepto del maltrato infantil inicialmente se hizo en referencia al maltrato físico con
un predominio de criterios médicos-clínicos y a la explotación laboral y trabajo de los
niños para ir evolucionando hacia la situación actual en que las definiciones se basan
en las necesidades y derechos de los niños.
La Convención de los Derechos de los Niños de Naciones Unidas en su Artículo 19, se
refiere al maltrato infantil, como:
Toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente malos
tratos o explotación, mientras que el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres,
de un tutor o de cualquiera otra persona que le tenga a su cargo.

Según la UNICEF, se entiende a los menores víctimas del maltrato y el abandono


como aquel segmento de la población conformado por niñas, niños y adolescentes
hasta los 18 años que sufren ocasional o habitualmente actos de violencia física,
sexual o emocional, sea en el grupo familiar o en las instituciones sociales, que puede
ser ejecutado por omisión, supresión o trasgresión de los derechos individuales y
colectivos, pudiendo existir el abandono completo o parcial.

Es una enfermedad social, internacional, presente en todos los sectores y clases


sociales; producida por factores multicausales, interactuantes y de diversas
intensidades y tiempos que afectan el desarrollo armónico, íntegro y adecuado de un
menor, comprometiendo su educación y consecuentemente su desenvolvimiento
escolar con disturbios que ponen en riesgo su sociabilización y por lo tanto, su
conformación personal y posteriormente social y profesional.
Son menores de edad que enfrentan y sufren ocasional y habitualmente actos de
violencia física, emocional o ambas, ejecutadas por omisión o acción, pero siempre en
forma intencional, no accidental por padres, tutores o personas responsables de estos.

MALTRATO INFANTIL
3
El maltrato viola derechos fundamentales de los niños/as y por lo tanto, debe ser
detenido, cuanto antes mejor. Un padre y/o una madre agresivos y/o abusadores,
significan un peligro real para la salud y la vida del niño, pero generalmente son su
principal o único referente afectivo. Además, la violencia de los padres produce un
sentimiento contradictorio de afecto, rechazo y dependencia emocional en el niño.
El maltrato infantil ha existido desde tiempos inmemorables, pero solo recientemente
ha recibido una definición y un nombre. Es un nuevo término para un viejo problema.
Desde siempre los niños han sido objeto de malos tratos físicos y psicológicos,
abandono y abuso sexual, más o menos graves que, en casos extremos, les
conducen hasta la muerte. En la actualidad, este fenómeno es ya reconocido como
un problema social que deja secuelas o consecuencias serias en un niño.

2. ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL PROBLEMA DEL MALTRATO INFANTIL


Según varios autores, que aquí se abordarán, este fenómeno del maltrato infantil
ocurre desde los inicios de la humanidad; "la historia de maltrato a menores ocurre
desde que el ser humano se encuentra en la faz de la tierra. Por lo tanto, debe
entenderse y aceptarse que éste es un fenómeno tan antiguo como la humanidad
misma y no una característica peculiar de la sociedad moderna", diversas culturas a lo
largo de la historia de todo el mundo lo han utilizado como una forma de educación y
crianza para los hijos. El maltrato infantil aparece como una forma de interacción
humana muy difundida. Hoy en día la violencia hacia los niños reviste formas más
sutiles, se ejerce de manera silenciosa en el hogar, la calle o la escuela, y se ha
convertido en una práctica común y socialmente aceptada.
Sin embargo, hasta hace muy poco se le ha puesto el interés debido al problema, se
le ha clasificado y considerado como tal y ha incrementado la atención en éste, como
lo menciona "El fenómeno de la violencia y el maltrato dentro del ámbito familiar no es
un problema reciente. Los análisis históricos revelan que ha sido una característica de
la vida familiar tolerada, aceptada desde tiempos remotos.

MALTRATO INFANTIL
4
Sin embargo, algunas décadas atrás, expresiones tales como niños maltratados,
mujeres golpeadas o abuso sexual tal vez habían sido comprendidos pero no
consideradas como sinónimo de graves problemas sociales" Corsi (1994), según este
autor, la violencia familiar comenzó a abordarse como problema social grave a
comienzos de los 60, cuando algunos autores describieron el "síndrome del niño
golpeado", redefiniendo los malos tratos hacia los niños; también el abordaje
periodístico de estos casos, contribuyó a generar un incremento de la conciencia
pública sobre el problema. También Cortés y Cantón (1997) mencionan que el abuso
infantil ha existido siempre aunque ha sido durante los últimos 150 años cuando ha ido
emergiendo como un problema social y una considerable cantidad de instituciones
sociales y legales se han ocupado de él y que en un principio, este fenómeno no
recibió atención como tal, sino que dentro del esfuerzo por acabar con el problema de
los niños vagabundos e indigentes se encontraron diversos casos de maltrato infantil.
Berk (1999) señala un aspecto muy importante y decisivo en la aceptación del
problema del maltrato infantil como tal y señala que este problema es tan viejo como
la historia humana, pero solo recientemente ha habido aceptación amplia de que el
problema existe, investigación centrada en entenderlo, y programas dirigidos a ayudar
al niño maltratado y a las familias y quizá este aumento de interés público y
profesional es debido al hecho de que el maltrato infantil es muy común en grandes
naciones industrializadas o desarrolladas como las no desarrolladas y en vías de
desarrollo, es decir que la incidencia de este problema se ha incrementado tanto
mundialmente que se ha salido del control social. Esto resaltó claramente cuando
Marcovich (1981) señaló que cada minuto un niño sufría maltrato físico o verbal por
parte de alguno de sus padres.
Por otro lado, "tanto el maltrato infantil como la violencia intrafamiliar son fenómenos
sociales que han gozado de aceptación en nuestra cultura, a pesar de que en los
últimos tiempos estas conductas han sido condenadas por constituir algunas de las
formas de violencia más comunes penetrantes en nuestra sociedad todavía miles de
niños y mujeres sufren de manera permanente actos de maltrato físico, psicológico y
sexual en su propio hogar. Hasta ahora ha habido una separación histórica entre la
violencia doméstica y el maltrato infantil, la primera salió a la luz pública debido al
trabajo de las organizaciones de protección a las mujeres".

MALTRATO INFANTIL
5
3. CICLO DEL MALTRATO INFANTIL

Expectativas de los Los hijos no logras las


padres con relación a las expectativas.
conductas y logros.

Renovación de las Frustración de los


expectativas. padres.

CASTIGO A LOS NIÑOS

Los padres esperan de sus hijos, aquello que la cultura y su propia decodificación
de ella, les indican.
La idea del hijo como propiedad y el derecho de los padres a corregirlo, coexisten
con un modelo de niño libre, que expresa sus necesidades y hace sentir sus
derechos.
Los padres, al ver que sus hijos no cubren sus expectativas, lo traducen como un
“no me quiere”, generando en ellos gran contradicción. En consecuencia, los
padres se frustran, no logran implementar los recursos necesarios para obtener la
clase de hijo que buscan, los invade la impotencia y, la violencia se instala como
recurso para imponer lo que se desea y reafirmar el lugar de poder del padre.
A partir de aquí se renuevan las expectativas y un nuevo circuito se pone en curso.
Ni los padres saben ser padres, ni los hijos saben ser hijos. Así, todos pierden su
identidad, con la diferencia de que los padres son adultos, aunque no lo asuman y,
los niños no tienen la posibilidad de conducir su propia vida.

MALTRATO INFANTIL
6
4. TIPOS DEL MALTRATO
El maltrato, no es un hecho aislado, sino que es un proceso que viene determinado
por la interacción de múltiples factores: sociales, familiares, personales, no siempre
delimitados cuantitativa ni cualitativamente. Su clasificación sólo implica determinar el
problema emergente o más relevante que afecta al niño pero no debemos olvidar la
existencia de una multicausalidad (contextos maltratantes).
El maltrato puede clasificarse desde diversos puntos de vista. Estas perspectivas son
las siguientes:

4.1 Según el momento en el que se produce el maltrato

4.1.1 PRENATAL
Cuando el maltrato se produce antes del nacimiento del niño. Los malos tratos
prenatales, en algunos casos resultan evidentes los efectos en el niño, otros
serían objeto de debate, en otros se aprecia la conveniencia de no culpabilizar a
la madre. En cualquier caso, el hecho de que se planteen a debate estas
circunstancias implica el valor que la sociedad concede a la infancia, la
importancia que da a los niños.

Acción: Circunstancias de vida de la madre en las que exista voluntariedad que


influyan negativa o patológicamente en el embarazo y repercutan en el feto.
Formas: Hábitos tóxicos de la madre: alcoholismo (síndrome alcohólico fetal)
toxicomanías (síndrome de abstinencia neonatal)
Omisión: No atención a las necesidades y cuidados propias del embarazo que
tienen repercusiones en el feto
Formas: Embarazos sin seguimiento médico, alimentación deficiente, exceso de
trabajo corporal.

MALTRATO INFANTIL
7
4.1.2 POSTNATAL
Cuando el maltrato se produce durante su vida extrauterina.

 FÍSICO
El maltrato físico: Es cualquier acción, no accidental, por parte de los
padres o cuidadores, que provoque daño físico o enfermedad en el niño.
Puede incluir hematomas, cortaduras, quemaduras, fracturas y/o lesiones
internas. Puede ser el resultado de uno o dos incidentes relativamente
aislados, o bien constituir una situación crónica de abuso. Los signos de
abuso físico en un niño pueden ser algunos de los siguientes:
-hematomas y contusiones inexplicables.
-un cierto número de cicatrices.
-marcas de quemaduras.
-fracturas inexplicables o antiguas fracturas ya soldadas.
-marcas de mordeduras de la medida de un adulto.
Éstos son sólo algunos de los signos más evidentes, pero existen otros
menos visibles.
El maltrato físico de los niños no es un fenómeno que se asocie a
determinados sectores, sino que se manifiesta en todos los grupos étnicos,
religiosos, económicos y culturales.
No hay un único motivo, sino más bien una combinación de condiciones y
factores determinantes, que permite explicar el maltrato hacia el niño.
Dichos factores varían ampliamente de un individuo a otro y ninguno, por sí
mismo, puede identificar a un abusador potencial.
Las condiciones que predisponen incluyen una historia de abuso en la
familia de origen, sentimientos de inferioridad y baja autoestima, necesidad
de control sobre el entorno, etc. Los factores precipitantes pueden adoptar
prácticamente cualquier forma que sea percibida por el adulto como
amenaza a su control sobre la situación. A menudo las crisis tienen que ver
con situaciones familiares, pero también se pueden relacionar con
contrariedades laborales o económicas, frustraciones o desilusiones, etc.,
Que refuercen el ataque a la autoestima.

MALTRATO INFANTIL
8
Muchas veces, el maltrato es la consecuencia de un déficit en la
comprensión, por parte de un adulto, de las reales posibilidades evolutivas
del niño. Los padres o cuidadores pueden tener expectativas irreales
respecto del niño y, por lo tanto, cualquier conducta normal para la edad
puede convertirse en irritativa y desencadenante del maltrato.
Los niños que han sido maltratados necesitan ayuda para no repetir el
esquema de abuso con otras personas. Si no reciben ayuda adecuada para
aprender a resolver de otro modo sus problemas, pueden convertirse ellos
mismos en adultos abusadores.
Abandono físico o negligencia: Comprendido por aquellas situaciones de
omisión producidas por los padres o adultos cuidadores y en las cuales no
se dio respuesta a las necesidades básicas de niños y niñas (alimentación,
vestimenta, higiene, protección, educación y cuidados sanitarios), siendo
que se podía haber respondido. Como forma de maltrato infantil consiste en
dejar o abstenerse de atender a las necesidades del niño y a los deberes
de guarda y protección o cuidado inadecuado del niño. El máximo grado, es
el abandono que tiene repercusiones psicológicas y somáticas
características e, incluso, se podría hablar de una situación sanitaria
especifica de aquellos que son atendidos en instituciones de protección a la
infancia (inclusas, orfanatos, hogares).
Formas: desatención, abandono, retraso crecimiento no orgánico, «Niños
de la calle», constantemente sucio, problemas físicos o necesidades
médicas no atendidas o ausencia de los cuidados médicos rutinarios
(vacunaciones).
Los «Niños de la Calle» son aquellos que carecen de hogar y de familiares
que les atiendan, viven solos o teniendo familia están de forma continua o
transitoria en la calle, que por las obligaciones laborales de sus padres
permanecen solos la mayor parte del día disponiendo de llave para entrar
en su domicilio pero sin que exista un adulto para su atención / cuidado.
Son niños sin escolarizar, realizan actos delictivos, trabajos marginales,
prostitución infantil, etc.

MALTRATO INFANTIL
9
La explotación laboral podríamos pensar que en las sociedades
avanzadas no es un hecho frecuente. Pero la utilización de niños para
obtener beneficio, que implique explotación económica, y el desempeño de
cualquier trabajo que entorpezca su educación, o ser nocivo para su salud
o su desarrollo no solo se da en países pobres o en vías de desarrollo, sino
que, la mendicidad, el trabajo profesional en menores, también se presenta
en nuestra sociedad.

 EMOCIONAL
Maltrato emocional: Capaz de originar cuadros psicológico-siquiátricos por
afectar a sus necesidades según los diferentes estados evolutivos y
características del niño. Es el más difícil de identificar y de probar. Insultos,
amenazas, descalificaciones, castigos desproporcionados, cuando son la
regla y no la excepción dentro de la relación padres-hijos, pueden provocar
graves daños psicológicos en el niño. Si constantemente escucha que sus
padres le dicen “eres una porquería” o “eres un inútil”, es probable que
llegue a creerlo y actúe en consecuencia. Algunos indicadores de maltrato
emocional pueden ser:
-extrema falta de confianza en sí mismo.
-exagerada necesidad de ganar o sobresalir.
-demandas excesivas de atención.
-mucha agresividad o pasividad frente a otros niños.
Un niño puede estar gravemente dañado desde el punto de vista emocional
y sin embargo no mostrar cicatrices exteriores.
Puede estar sufriendo el efecto paralizante de sentirse despreciable, sin
comprender ni poder explicar el porqué.
Los padres pueden maltratar emocionalmente a sus hijos basados en
buenas intenciones, como quiere que sobresalgan en el colegio, en el
deporte o en la vida social. A partir de esas buenas intenciones, pueden
presionarlos o avergonzarlos al punto de infligirles sufrimiento emocional
crónico. También pueden ejercer el maltrato emocional de un modo pasivo;
no brindando el afecto, el apoyo y la valoración que todo niño necesita para
crecer psicológicamente sano.

MALTRATO INFANTIL
10
Cuanto más temprana sea la conducta de abuso emocional activo o pasivo,
mayores serán las consecuencias psíquicas en el niño.
Abandono emocional: Situaciones de omisión producidos por los padres o
los adultos cuidadores que implican la no respuesta de los mismos a la
satisfacción de las necesidades emocionales básicas de niños y niñas,
habiéndose podido responder a las mismas.
Formas: privación afectiva, no atender las necesidades afectivas del niño
(cariño, estabilidad, seguridad, estimulación, apoyo, protección, rol en la
familia, autoestima, etc.), abuso pedagógico.

 SEXUAL
Acción:
Abuso sexual: implicación de niños en actividades sexuales, para satisfacer
las necesidades de un adulto.
De todas las formas de abuso, tal vez la más difícil de aceptar y reconocer
sea el abuso sexual hacia los niños.
Este tipo de abuso puede definirse como “contactos o interacciones entre un
menor y un adulto, en los que el menor está siendo usado para la
satisfacción sexual del adulto”. Puede incluir una serie de actividades: desde
la exposición de los genitales por parte del adulto, hasta la violación del
menor.
El abuso sexual intrafamiliar ocurre cuando el abusador es parte de la
familia (padre, padrastro, hermano mayor, tío, abuelo u otro familiar).
El abuso sexual extrafamiliar por lo común es perpetrado por alguien que
el niño conoce: un vecino, un profesor, un profesional, etc.
Una forma particular del abuso sexual es el incesto. El incesto está definido
por la ley como el acto sexual entre familiares de sangre tales como padre-
hija, hermano-hermana, madre-hijo.
Los signos de abuso sexual en niños o adolescentes pueden ser:
-llanto fácil, por poco o ningún motivo aparente.
-cambios bruscos en la conducta escolar.
-llegar temprano a la escuela y retirarse tarde.
-ausentismo escolar.

MALTRATO INFANTIL
11
-conducta agresiva, destructiva.
-depresión crónica, retraimiento.
-conocimiento sexual y conducta inapropiados para la edad.
-conducta excesivamente sumisa.
-irritación, dolor o lesión en la zona genital.
-temor al contacto físico.
Con respecto al abuso sexual, hay algunos datos que es preciso tener en
cuenta:
-la fuerza física está presente sólo en un pequeño porcentaje de los
incidentes de abuso sexual a niños.
-la percepción del adulto como autoridad vuelve al niño más vulnerable a ser
amenazado, sobornado o inducido a obedecer órdenes.
-los niños rara vez informan a alguien de lo que está ocurriendo, por miedo y
porque el abusador los induce a no contar nada.
-muchas veces los niños desean contarlo, pero no lo hacen por temor a que
no se les crea o a ser castigados.
-los niños no inventan historias acerca de su propio abuso sexual. Si se
animan a decirlo, es preciso creerles.
-la edad promedio en que los niños son abusados sexualmente se ubica
alrededor de los once años, pero es frecuente que niños de menos de tres
años sean abusados.
-el típico abuso sexual hacia un niño ocurre dentro de un largo período, ya
que el ofensor abusa de su poisición de poder.
Formas:
Con contacto físico: violación, incesto, pornografía, prostitución infantil,
sodomía, tocamientos, estimulación sexual.
Sin contacto físico: solicitud indecente a un niño o seducción verbal
explícita, realización acto sexual o masturbación en presencia de un niño,
exposición de los órganos sexuales a un niño, promover la prostitución
infantil, pornografía.
Omisión:
No atender a las necesidades del niño y a su protección en el área de la
sexualidad.

MALTRATO INFANTIL
12
Formas: No dar credibilidad al niño, desatender demanda de ayuda, no
educar en la asertividad, madre que prefiere «no verlo» - consentimiento
pasivo en el incesto, falta de formación / información, falta de protección.

4.2 Según los autores del maltrato

4.2.1 FAMILIAR
Cuando los autores del maltrato son familiares del menor, principalmente
familiares en primer grado (padres, biológicos o no, abuelos, hermanos, tíos,
etc.).
4.2.2 EXTRAFAMILIAR
Cuando los autores del maltrato no son familiares del menor, o el grado de
parentesco es muy lejano (familiares en segundo grado) y no tienen relaciones
familiares.
4.2.3 INSTITUCIONAL
Es el maltrato provocado por las instituciones públicas, bien sean sanitarias,
educativas, etc.
4.2.4 SOCIAL
Cuando no hay un sujeto concreto responsable del maltrato, pero hay una serie
de circunstancias externas en la vida de los progenitores y del menor que
imposibilitan una atención o un cuidado adecuado del niño.

5. LUGAR Y MODO EN QUE SE PRESENTA EL MALTRATO


5.1 EN EL HOGAR
La mayoría de los casos de maltrato infantil ocurre dentro de la familia. Cuando la
familia tiene vínculos estrechos con otros parientes, tales como los abuelos, la
condición de un niño puede salir a la luz por la intervención de estos. El abuso
sexual y el maltrato físico se revelan al médico general o al pediatra.
El maltrato emocional rara vez se presenta de este modo, en gran medida porque
surge la duda acerca de la persona apropiada para brindar ayuda.

MALTRATO INFANTIL
13
Aquellos profesionales que visitan familias, tales como trabajadores de salud y
trabajadores sociales, pueden sospechar el maltrato infantil, pero rara vez son
elegidos para confiarles tal revelación, casi siempre visitan hogares a partir de que
surgen preocupaciones iniciales sobre las aptitudes de los padres dentro de la
familia. Tales padres muchas veces provienen de hogares en los que se abusó de
ellos; ven a los especialistas como adversarios más que como apoyo, ya que a sus
colegas los recuerdan en asociación con las tensiones de su propia infancia.
5.2 EN EL CONSULTORIO O GUARDERÍA
Los niños menores de cuatro años de edad asisten con frecuencia a revisiones
físicas y de crecimiento. Cuando se les cría en un entorno de carencias, es posible
que se les coloque en una guardería. La cuidadosa observación de estos niños
puede llevar a la detección de maltrato infantil, pero nunca resulta fácil decidir
cuándo el desarrollo de un niño se ve comprometido como consecuencia del
maltrato. Cuando las lesiones no accidentales están presentes, resulta menos
difícil, pero dichos casos constituyen una minoría.

5.3 EN LA ESCUELA
El abuso en niños en edad escolar origina problemas para el reconocimiento del
maltrato. Los maestros dedican mucho de su tiempo y sus habilidades en ganar la
confianza del alumno y esto requieren hacer amistad con ellos.
Mientras mayores son los niños, estos se tornan más reservados acerca de sus
cuerpos, de ahí que la enfermedad escolar y el médico o enfermero del colegio
tengan una importante responsabilidad en el reconocimiento de la evidencia física
del maltrato. Aunque los maestros son los primeros en sospechar del abuso,
nunca resulta fácil observar lesiones físicas cuando los niños se mudan de ropa. El
comportamiento de los menores sin embargo, sigue patrones relacionados con la
edad y con los que el maestro está familiarizado. El comportamiento anormal o
divergente puede ser síntoma más importante del maltrato infantil y el maestro es
el profesional mejor ubicado para sospechar de este.

MALTRATO INFANTIL
14
6. FRECUENCIA
La prevalencia real del maltrato infantil es desconocida, ya que la mayoría de los
casos no son detectados. La propia naturaleza del problema, que en gran número se
produzcan dentro de la propia familia, el miedo a la denuncia, la formación insuficiente
de los profesionales, que el agredido sea un niño, etc., condicionan el conocimiento
del número de casos. Diferentes expertos asemejan la situación a la de un Iceberg,
estimando que los casos detectados serían sólo una parte de los casos reales.

Conocidos
servicio de
protección
infantil
Conocido por
otras
instituciones

Conocido: por
profesionales, maestros,
médicos, etc.

Conocido por instituciones e


individuos

Desconocidos

MALTRATO INFANTIL
15
Existen una serie de mitos y falsas creencias que influyen en este desconocimiento de las
magnitudes reales de este problema. Los mitos más frecuentes, son:

MITOS FALSAS CREENCIAS

El maltrato es infrecuente. Existe la creencia arraigada en la familia como núcleo de


afecto donde es difícil creer que exista violencia.
Se piensa que si existe un clima de violencia familiar es
La violencia y el amor no mantenido. Sin embargo, son muchos los niños, que a
coexisten en las familias. pesar de los malos tratos recibidos, quieren a sus padres, y
esta coexistencia de violencia y amor, hace que el niño
crezca aprendiendo que la violencia es aceptable.
Subyace la creencia de que las personas normales no
maltratan a sus hijos.
En realidad, no existe un patrón de padre abusivo con unos
rasgos estables, uniformes y fácilmente distinguibles de los
padres que no maltratan. Si parece haber algunas
El maltrato lo cometen solo
características que se encuentran con mayor frecuencia,
personas con enfermedades
como:
mentales, desórdenes
— Baja tolerancia a la frustración y expresiones
psicológicos o bajo los efectos
inapropiadas de ira.
del alcohol ó las drogas.
— Aislamiento social.
— Falta de habilidades parentales.
— Sentimientos de incapacidad ó incompetencia como
padres.
— Expectativas no realistas con los hijos.
— Percepción de la conducta de sus hijos como estresante.

MALTRATO INFANTIL
16
Visión restrictiva del problema construida y fomentada a
El maltrato infantil es
través de los medios de comunicación dando una
fundamentalmente maltrato
importancia preferente a los casos con lesiones físicas y
físico.
abuso sexual. En contraste, existe una alta tolerancia al
maltrato físico «leve» o el psicológico.
El maltrato en la infancia existe en todas las clases
El maltrato no existe en clases sociales. Se diagnostican más casos entre las capas
sociales altas. sociales bajas, porque el uso de recursos privados, sociales
y sanitarios, impide conocer situaciones de riesgo ó
establecidas en clases sociales elevadas.
Los temas psicosociales no Si no se considera importante adquirir conocimientos en el
son de verdadera medicina. área psicoafectiva no estaremos en actitud de entender y
diagnosticar el maltrato en la infancia.
Toda intervención debe tener
Impide registrar en las historias clínicas hechos o factores
la certeza total del diagnóstico
de riesgo, que podrían dar lugar a una actuación preventiva
de maltrato.
o precoz.

7. DETECCIÓN DEL MALTRATO


Los niños sufren de una variedad infinita de abusos, por lo general a manos de los
propios padres y a menudo sin lesión evidente ni queja. El maltrato infantil incluye una
serie de ofensas que van de los extremos de la violación y el asesinato, hasta la más
sutil e insidiosa negación de amor. Un niño que crece sin esperar nada sino un
entorno hostil aprenderá a vivir dentro de estos límites y adaptara su comportamiento
de tal forma que no traiga la mínima agresividad. Son niños que aprenden desde
temprana edad a procurar la complacencia de cualquier adulto con el que puedan
entrar en contacto como forma de protegerse a sí mismos.
La habilidad para detectar que un niño ha sido maltratado depende del conocimiento
por parte de cada observador no sólo del estado físico de un menor, sino del
comportamiento normal infantil. No basta con notar cualquier cambio en las
interacciones sociales de un niño en particular, pues el niño agredido constantemente
puede haber sufrido desde la primera infancia.

MALTRATO INFANTIL
17
Por consiguiente, cuando un niño parece comportarse de un modo anormal, deberá
considerarse la posibilidad de que la causa sea el maltrato.
La detección de esta variedad de maltrato infantil depende de dos factores: la
preparación en los patrones típicos que aquél presenta y la experiencia para identificar
al niño maltratado, cada individuo necesita haber acumulado un acervo considerable
de casos. El entrenamiento debe, por supuesto, ocupar el primer lugar.
No es sino hasta que tenemos un grupo de observadores estratégicamente ubicados
en la comunidad, que podemos esperar alcanzar la detección temprana.

7.1 COMO IDENTIFICAR A LOS NIÑOS MALTRATADOS


INDICADORES DE CONDUCTA:
El comportamiento de los niños maltratados ofrece indicios que delatan su
situación. Estos indicios son no específicos, porque la conducta puede atribuirse a
diversos factores. Los comportamientos que se enumeran hacen sospechar una
situación de maltrato:
 Las ausencias repetidas a clase
 Disminución del desempeño académico y dificultades de concentración
 La depresión constante y/o la presencia de conductas auto agresivas o
ideas suicidas.
 Sumisión excesiva y actitud evasiva y/o defensiva frente a los adultos.
 Necesidad de expresiones afectuosas por parte de los adultos,
especialmente cuando se trata de niños pequeños.
 Las actitudes o juegos sexualizados persistentes e inadecuados para la
edad.

INDICADORES FÍSICOS
 Alteración de los patrones normales de crecimiento y desarrollo.
 Falta de higiene y cuidado corporal
 Descuido en el cuidado dental
 Señales de castigo corporales.
 Accidentes frecuentes
 Embarazo precoz.

MALTRATO INFANTIL
18
7.2 SIGNOS PARA SOSPECHAR MALTRATO INFANTIL
EN EL NIÑO/A:
 Muestra repentinos cambios en el comportamiento o en su rendimiento habitual.
 Presenta problemas físicos o médicos que no reciben atención de sus padres.
 Muestra problemas de aprendizaje que no pueden atribuirse a causas físicas o
neurológicas.
 Siempre está "expectante", como preparado para que algo malo ocurra.
 Se evidencia que falta supervisión de los adultos.
 Es sumamente hiperactivo o por el contrario excesivamente responsable.
 Llega temprano al colegio y se va tarde o no quiere irse a su casa.
 Falta en forma reiterada a la escuela.
EN LA FAMILIA:
 Dan muestras de no preocuparse por el hijo; raramente responden a los
llamados de la escuela o al cuaderno de citaciones.
 Niegan que el niño tenga problemas, tanto en la escuela como en el hogar, o
por el contrario maldicen al niño por su conducta.
 Por su propia voluntad autorizan a que la maestra emplee "mano dura" o
incluso algún sacudón si su hijo se porta mal.
 Cuestionan todo lo que hace su hijo, se burlan o hablan mal de él ante los
maestros.
 Demandan de su hijo un nivel de perfección académica o un rendimiento físico
que es inalcanzable para el niño.

EN LOS PADRES E HIJOS:


 Rara vez miran a la cara o tienen contacto físico con otra persona.
 Consideran que la relación con su hijo es totalmente negativa.
 Demuestran que casi nadie les cae bien.
 Tienen una actitud recíproca de permanente tensión.

7.3 GRUPOS POR EDADES


Menos de nueve meses. Los niños no aprenden a girar sobre su cuerpo sino hasta
que cumplen unos tres meses o más. Dependen de los demás para moverse de un
lado a otro.

MALTRATO INFANTIL
19
Por lo tanto, es poco probable que se lesionen en manos de alguien que no sea
aquel que los cuida, aunque no hay que descartar la posibilidad de un accidente.
Por consiguiente, los moretones en los bebes pequeños considerarse como no
accidentales, cuando se llega a una posible comprobación del daño.
Ciertas lesiones que pueden presentar algunos de estos infantes son horrendas, y
la cuestión de si un bebé tiene unos padecimientos de "huesos quebradizos" o una
tendencia hereditaria a las hemorragias es algo que se emplea a menudo. Estas
condiciones son en extremo poco comunes, pero es parte del cuidado médico
rutinario él examinarlas.
Los bebés tienen una capacidad extraordinaria para recuperarse de las
enfermedades graves o de las lesiones severas, pero también es cierto que son
frágiles que los niños de mayor edad. Sus vidas pueden extinguirse como
resultado de un episodio breve pero violento, ya que no pueden huir o esconderse
de su atacante. Debido a esto, no pienso que puede criticarse una tendencia al
error en torno de la precaución cuando un bebe puede estar bajo riesgo.
Los niños que gatean o empiezan a andar: Una vez que los niños pueden
moverse, se lastiman con mayor facilidad. Por lo general, estas heridas se hacen
visibles en la frente o en aquellas partes del cuerpo que tienen más probabilidad
de recibir un golpe con el mobiliario o el suelo: codos, rodillas, pies, etcétera.
Cuando estos niños son golpeados, a menudo sólo es posible afirmar que los
daños son compatibles con las lesiones no accidentales.

8. FACTORES ASOCIADOS CON EL MALTRATO, LAS CAUSAS Y


CONSECUENCIAS
8.1 FACTORES
8.1.1 INDIVIDUALES
 Ascendientes maltratadores
 Concepto equivocado de la disciplina
 Falsas expectativas
 Inmadurez
 Retraso Mental
 Psicopatías
 Adicciones

MALTRATO INFANTIL
20
 Trato brusco
8.1.2 FAMILIARES
 Hijos no deseados
 Desorganización hogareña
 Penurias económicas
 Desempleo o subempleo
 Disfunción conyugal
 Falta de autodominio
 Educación severa

8.1.3 SOCIALES
 Concepto del castigo físico
 Actitud social negativa hacia los niños
 Indiferencia de la sociedad

8.2 CAUSAS
Las fuentes revisadas concuerdan en que el maltrato infantil es un problema multi
factorial, es decir multi causal y multi disciplinario y de todos ellos, los que aborda el
tema exhaustivamente y de manera más acertada son el II Congreso sobre
Maltrato Infantil (1998) y Cantón y Cortés (1997) quienes determinan lo siguiente.
Entre las causas principales que generan el maltrato a menores, se pueden
mencionar las siguientes:
 Personalidad o modelo psiquiátrico/psicológico: Relación entre el
abuso/abandono infantil y la presencia de enfermedades mentales o de algún
síndrome o desorden psicológico específico, en la actualidad varios autores
admiten que solo entre un 10 y un 15% de los de los padres abusivos ha sido
diagnosticado con un síntoma psiquiátrico específico. Estudios que se han
hecho, indican que los padres abusivos tienen dificultades para controlar sus
impulsos, presentan una baja autoestima, escasa capacidad de empatía, así
mismo, se ha encontrado que el abuso infantil se relaciona con la depresión y
con la ansiedad de los padres, entre otras características y rasgos de
personalidad como el alcoholismo y la drogadicción.

MALTRATO INFANTIL
21
 Económicas: Esto es a partir de la crisis que prevalece en nuestra entidad
federativa y el desempleo que trae consigo que los padres que se encuentran
en esta situación desquiten sus frustraciones con los hijos y los maltraten ya
sea física o psicológicamente, el maltrato infantil se presenta en mayor medida
en los estratos de menores ingresos, aunque se ha encontrado en diversas
investigaciones que esta conducta no es propia de determinada clase social y
se suele dar en todos los grupos socioeconómicos.
 Culturales: En este rubro se incluye a las familias donde los responsables de
ejercer la custodia o tutela de los menores no cuenta con orientación y
educación acerca de la responsabilidad y la importancia de la paternidad y
consideran que los hijos son objetos de su propiedad. A estos tutores les falta
criterio para educar a sus hijos. La sociedad ha desarrollado una cultura del
castigo, en la cual al padre se le considera la máxima autoridad en la familia,
con la facultad de normar y sancionar al resto de los miembros, en esta
concepción, el castigo se impone como una medida de corrección a quien
transgrede las reglas, además no se prevén otros medios de disciplina y
educación de los hijos, además de que la información existente acerca de este
problema social no se hace llegar a los padres de familia ni se promueven los
programas de ayuda para éstos y así, estos a su vez son ignorantes pues
carecen de información, orientación y educación al respecto (modelo
sociológico).
 Sociales: Cuando entre los padres se produce una inadecuada comunicación
entre ellos y sus hijos, se da pie a la desintegración familiar (modelo
psiquiátrico/psicológico). En la mayoría de los casos, esta causa va paralela al
nivel socioeconómico de los padres y el ambiente que rodea a la familia. Así
mismo, es inducida por la frustración o la desesperación ante el desempleo, los
bajos ingresos familiares y la responsabilidad de la crianza de los hijos. El
estrés producido por estas situaciones adversas provoca otras crisis de igual o
mayor magnitud (modelo sociológico). Por otro lado, los conflictos que son
ocasionados por el nacimiento de los hijos no deseados o cuando la madre se
dedica a la prostitución y deja en la orfandad a sus hijos. En consecuencia el
maltrato que se genera en estos casos provoca un daño irreversible por la

MALTRATO INFANTIL
22
carencia de afecto durante esta etapa de la vida del individuo (modelo
psiquiátrico/psicológico).
 Emocionales: La incapacidad de los padres para enfrentar los problemas, su
inmadurez emocional, su baja autoestima, su falta de expectativas y su
inseguridad extrema motivan que desquiten su frustración en los hijos y no les
proporcionen los requerimientos básicos para su formación y pleno desarrollo.
Los estilos negativos de interacción que generan la violencia doméstica; se ha
comprobado que en los lugares donde existe agresión y violencia entre el
padre y la madre suele haber también maltrato infantil y esto produce a su vez
incapacidad de socialización en los padres con el medio en que se
desenvuelven. No hay que olvidar que a través de la familia se transmiten las
reglas y costumbres establecidas por la sociedad (modelo
psiquiátrico/psicológico).
 La historia del maltrato de los padres: De acuerdo con múltiples estudios, es
muy alto el promedio de padres agresores que sufrieron maltrato en su
infancia. Además, en la mayoría de estos casos, los progenitores no reciben
instrucción alguna acerca de la forma de tratar a sus hijos y aunque la
recibieran, sin una intervención psicológica adecuada caerían de nuevo en la
misma forma de tratar a sus hijos; a esto se le llama transmisión
intergeneracional, malas experiencias en la niñez, etc. (modelo
psiquiátrico/psicológico).
 Biológicas: Se trata del daño causado a los menores que tienen limitaciones
físicas, trastornos neurológicos o malformaciones. Por sus mismas
limitaciones, estos niños son rechazados por la sociedad y por consiguiente
sus padres o tutores los relegan o aceptan con lástima. En estas
circunstancias, el daño que se ocasiona a los menores con discapacidad es
mayor, pues agrede a un ser indefenso que no puede responder en forma
alguna.
Supone que los “factores de estrés situacional” derivan de los siguientes cuatro
componentes:
 Relaciones entre padres: Segundas nupcias, disputas maritales, padrastros
cohabitantes, o padres separados solteros.
 Relación con el niño: Espaciamiento entre nacimientos, tamaño de la familia,

MALTRATO INFANTIL
23
apego de los padres al niño y expectativas de los padres ante el niño.
 Estrés estructural: Malas condiciones de vivienda, desempleo, aislamiento
social, amenazas a la autoridad, valores y autoestima de los padres.
 Estrés producido por el niño: Niño no deseado, niño problema, un niño que no
controla sus esfínteres, difícil de disciplinar, a menudo enfermo, físicamente
deforme o retrasado.
Las posibilidades de que estos factores desemboquen en maltrato infantil o
abandono, determinan la relación padres-hijo y dependen de ella. Una relación
segura entre éstos amortiguará a cualquier efecto del estrés y proporcionará
estrategias para superarla a favor de la familia. En cambio, una relación insegura o
ansiosa no protegerá a la familia que esté bajo tensión; la sobrecarga de
acontecimientos, como las discusiones o el mal comportamiento del menor,
pueden generar diversos ataques físicos o comportamientos contra el niño.
En suma, lo anterior tendrá un efecto negativo en la relación existente entre los
padres y el niño, y reducirá los efectos amortiguadores aún más. Así, se establece
un círculo vicioso que lleva a una sobrecarga del sistema familiar, y en que el
estrés constante ocasiona agresiones físicas reiteradas. La situación empeora en
forma progresiva, si no se interviene prontamente, y puede calificarse como espiral
de violencia.
De aquí se desprende que la relación padres-hijo debe ser el punto central para el
trabajo en la prevención, tratamiento y manejo del maltrato y abandono infantiles.
Finalmente, los valores culturales y comunitarios pueden afectar las normas y
estilos del comportamiento los padres. Éstos recibirán la influencia de su posición
social, en lo que se refiere a edad, sexo, educación, posición socioeconómica,
grupo étnico y antecedentes de clase social.
Un grupo importante de padres que maltrata o abusa de sus hijos han sufrido, en
su infancia falta de afecto y maltrato. Esto suele asociarse a una insuficiente
maduración psicológica para asumir el rol de crianza, inseguridades, y
perspectivas o expectativas que no se ajustan a lo esperado en cada etapa
evolutiva de sus hijos, generando trastornos en el vínculo y la relación con los
niños, presentándose que todo hecho de la vida cotidiana por insignificante que
sea, toda actuación que se considere irritante, encuentra un padre o madre en
situación de crisis, con escasa tolerancia y con dificultad para solicitar apoyo

MALTRATO INFANTIL
24
externo, situación que facilita el estallido de violencia.
Como señala Kempe, estas características psicológicas en sus padres, son un
importante potencial del maltrato. De tal forma que:
"Cualquier pequeño hecho de la vida cotidiana, todo comportamiento del niño que
se considere irritante, si encuentra a su progenitor en situación de crisis, con
escasas defensas anímicas y con dificultades para requerir apoyo externo, puede
desatar la violencia".
Ningún factor demográfico predice el maltrato físico, solo el abuso físico en si es
predictor de la aceptación de la disciplina basada en métodos físicos y como
privilegio o derecho de los padres en las diferentes culturas.
Resumiendo, los factores que estos autores relacionan con el maltrato son:
 La repetición de una generación a otra de una pauta de hechos violentos,
negligencia o privación física o emocional por parte de los padres.
 El niño es considerado indigno de ser amado o es desagradable, en tanto las
percepciones que los padres tienen de sus hijos no se adecuan a la realidad de
los niños, además, considerar que el castigo físico es un método apropiado
para corregir acercándolos a sus expectativas.
 Es más probable que los malos tratos tengan lugar en momentos de crisis.
Esto se asocia con el hecho de que muchos padres maltratantes tienen escasa
capacidad de adaptarse a la vida adulta.
 En el momento conflictivo no hay comunicación con las fuentes externas de las
que pueden recibir apoyo. En general estos padres tienen dificultades para
pedir ayuda a otras personas. Tienden a aislarse y carecen de amigos o
personas de confianza.

8.3 CARACTERISTICAS DEL NIÑO GOLPEADO Y EL AGENTE AGRESOR


El niño no solamente es maltratado a través de la agresión física, sino también por
la privación del alimento, cuidados físicos y estimulación sensorial tan necesaria
para su desarrollo. Así, la desnutrición, las malas condiciones higiénicas del niño,
el retraso en las esferas del lenguaje y personal social, clásicamente consideradas
como medidas de la estimulación que el niño recibe de su ambiente, son la regla,
en nuestra muestra y en la de otros autores. A lo anterior se suma el deterioro de
las funciones intelectuales como secuela de lesiones al sistema nervioso central.

MALTRATO INFANTIL
25
De acuerdo con algunos autores, este tipo de secuelas llega al 40%.
En nuestra serie basta enfatizar la presencia en el 17% de los casos de secuelas
neurólogas severas y retraso importante en el desarrollo en el 50% de los niños
afectados.
En algunos casos cabe la posibilidad de que el retraso y apariencia poco
agraciada del menor disparasen la ira del agresor. Pero en otros muchos puede
plantearse la posibilidad inversa: que el retraso fuese secuela de asaltos previos y
retroalimente la ira de desencadenarse de agresiones posteriores. En no pocas
veces, inclusive, sirve para justificar al agresor en sus nuevos ataques al niño.
El panorama se vuelve más sombrío si recordamos, como lo han demostrado
varios trabajos, que la desnutrición por sí misma es capaz de afectar en sentido
negativo y en forma irreversible el crecimiento y el desarrollo. Para algunos
autores, la "falla para crecer" en un niño, puede ser el primer dato que oriente
hacia el diagnóstico.
Estos niños muestran un patrón de comportamiento muy característico cuando
están internados en el hospital. Aun en ausencia de lesiones que comprometan el
estado general, el niño aparece triste, apático y en ocasiones estuporoso; rehúye
el acercamiento del adulto y frecuentemente se oculta bajo las sábanas.
En general, es un niño que llora y no se muestra ansioso, cuando se trata un
lactante mayor o un preescolar, por la ausencia de la madre y aun puede mostrar
franco rechazo hacia ésta cuando ha sido la agresora. La conducta del niño
cambia relativamente poco tiempo a una de aferramiento excesivo hacia el
personal del hospital, con gran necesidad de contacto físico, al mismo tiempo que
hay periodos patentes de agresividad cuando se les frustra; estos niños pegan y
aun llegan a morder a las enfermeras, a pesar de que éstas muestra especial
afecto y cuidado al menor cuando se enteran del problema.
Se han señalado también patrones de comportamiento característicos del agente
agresor en el hospital; poco interés del familiar involucrado acerca de la seriedad
de las lesiones y evolución del padecimiento, con abandono del niño en el hospital
o, al menos, visitas cortas muy esporádicas y el comentario frecuentes de las
enfermeras de la sala "de no conocer al padre o madre del niño", a pesar de
estancias prolongadas. Sin embargo, esto no es necesariamente un
comportamiento característico del familiar agresor; en ocasiones, el padre o

MALTRATO INFANTIL
26
familiar involucrado parece mostrar una gran preocupación por la enfermedad del
pequeño paciente, con actitudes francas de sobreprotección hacia éste, lo cual
hace más difícil para el médico, la enfermera y aun la trabajadora social con
experiencia en el manejo de este problema, aceptar la posible culpabilidad en una
persona tan aparentemente interesada en el bienestar del menor.
En nuestra serie, al igual de lo que sucede al comparar los reportes de diversos
autores, existe cierta discrepancia en lo que se refiere al familiar involucrado como
agresor.
Si tomamos en cuenta sólo los casos en los cuales la identificación del agresor fue
calificada como "comprobada" o "muy posible", el padre aparece como agresor en
el 26% de los casos y la madre en el 58%; en los 16% restantes, estuvieron
involucrados padrastros, madrastras y un hermano mayor.
Hay acuerdo general en que se trata de personas jóvenes y aun cuando existe la
creencia de que el maltrato físico extremo está confinado a la clase
socioeconómicamente baja y/o personas de inteligencia baja, la mayor parte de los
reportes, así como nuestra experiencia, están de acuerdo en que los padres
golpeados provienen de todas las clases sociales y están dentro de todos los
niveles de inteligencia.
En un trabajo se señala que "es probable que algunos padres estén
psicológicamente propensos a este desastre particular, pero esto no tiene nada
que ver con la clase social o inteligencia"
Se han descrito muchos rasgos característicos del agente del agresor. Entre ellos
estaría la inmadurez emocional, la cual es la consecuencia de insatisfacción de la
misma durante la niñez.
Sentimientos de ira, coraje y frustración hacia los hijos, son normales; pero
comúnmente están balanceados por sentimientos igualmente importantes de
protección y cariño y, sólo rara vez, bajo presiones desorbitadas del ambiente,
resultan en una pérdida total del control. En los agresores, se ha enfatizado
también, la existencia de un grado especialmente alto de impulsividad y pobres
mecanismos de control para la misma, lo cual hace que un estímulo
aparentemente pequeño, que generalmente toleran bien la mayor parte de los
padres, provoque la reacción agresiva intensa hacia el menor involucrado. Sin
embargo, otros autores enfatizan que el agresor funciona bien fuera de la

MALTRATO INFANTIL
27
presencia del niño agredido y que este último es dotado de características reales o
supuestas, que desencadenan el maltrato y/o actitudes abiertas de rechazo. Estas
características pueden ir desde inquietud motora marcada, llanto excesivo,
aspecto físico del menor, enfermedades frecuentes, etc., hasta otras más sutiles y
las cuales requieren de una investigación cuidadosa para descubrirlas, como son
el conferir al niño características del adulto.
Muy frecuentemente, estos padres tienen dificultad para ver al bebe como tal y
esperan que coma sin dejar nada de la ración ofrecida o demandan hábitos de
limpieza por encima de la edad del niño, especialmente un control muy precoz
esfínteres anal y vesical por lo que los ataques al niño suelen ocurrir alrededor de
la hora de comida o de la defecación. No es raro también que una madre
insatisfecha en sus relaciones interpersonales, especialmente con el esposo, tome
al bebe como única fuente de satisfacción; si responde como ella quiere, no hay
problema; pero si es llorón o no acepta el alimento ofrecido, puede pensar que el
bebe la rechaza, la crítica y dispararse así la agresión. En otras ocasiones se
desplaza hacia el menor parte de la conflictiva del agresor; tal sería el suponer que
el niño, concebido en relaciones pre o extramaritales, es un estigma, y por ello
generados de culpa e ira del agresor.
Más difícil de descubrir es un hecho encontrado en dos de nuestros casos: el niño
es tomado como un rival que acapara los cuidados del otro cónyuge, atención que
es requerida en exclusividad, y con ello surgen los celos, la ira y la agresión.
Fuera de lo antes señalado, los agresores presentan escasa o nula psicopatología,
cuando menos aparente. Muy frecuentemente, el agresor, en quien la sola
presencia del niño provoca un estado afectivo incontrolable, trata de manejar sus
emociones apartándose del menor a través de relegar los cuidados al otro padre u
otra persona; es cuando se rompe este arreglo que ocurre la agresión. Esto último
explicaría la mayor frecuencia del llamado "Síndrome del Niño Golpeado" durante
los primeros dieciocho meses de vida, lo cual, inclusive, ha hecho que también se
conozca este problema como "Síndrome del Bebé Golpeado". Cuando el niño
empieza a caminar y más aún cuando es capaz de aprender a rehuir al agresor,
las agresiones son más frecuentes.

MALTRATO INFANTIL
28
8.4 CONSECUENCIAS
 Además de lesiones, cicatrices de diferentes épocas que han tornado al niño
temeroso y suspicaz, encontramos una dificultad para establecer relaciones
interpersonales profundas y estables.
 Los sentimientos de estima personal no se desarrollan adecuadamente toda vez
que se acepta el maltrato como algo que se merece por sus incapacidades.
 Ante el maltrato los niños pueden responder con un comportamiento pasivo de
aceptación, se les observa tristes y sumisos, o con un comportamiento rebelde y
agresivo, esta agresividad suele dirigirse a otros niños.
 En el ámbito intelectual estos niños suelen presentar un retardo en su desarrollo
y dificultades en el aprendizaje, esto es resultado de una pobre estimulación o
desinterés de los padres en la educación de su hijo y, en parte, por temor del
niño maltratado frente a las consecuencias de un nuevo posible error o fracaso.

Los niños criados en hogares donde se les maltrata suelen mostrara desórdenes
postraumáticos y emocionales. Muchos experimentan sentimientos de escasa
autoestima y sufren de depresión y ansiedad por lo que suelen utilizar el alcohol u
otras drogas para mitigar su destres psicológico siendo la adicción al llegar la
adultez, más frecuente que en la población general.
Los efectos que produce el maltrato infantil, no cesan la niñez, mostrando muchos
de ellos dificultades para establecer una sana interrelación al llegar a la adultez.
Algunos niños sienten temor de hablar de lo que les pasa por que piensan que
nadie les creerá. Otras veces no se dan cuenta que el maltrato a que son objeto es
un comportamiento anormal así aprenden a repetir este "modelo"
inconscientemente. La falta de un modelo familiar positivo y la dificultad en crecer
y desarrollarse copiándolo, aumenta las dificultades de establecer relaciones.
Puede que no vean la verdadera raíz de sus problemas emocionales, hasta que al
llegar a adultos busquen ayuda para solucionarlos.
"Para muchos niños que sufren de maltrato, la violencia del abusador se
transforma en una forma de vida.

MALTRATO INFANTIL
29
Crecen pensando y creyendo que la gente que lastima es parte de la vida
cotidiana, por lo tanto este comportamiento se toma "aceptable" y el ciclo del
abuso continua cuando ellos se transforman en padres que abusan de su hijos y
estos de los suyos, continuando así el ciclo vicioso por generaciones".
Muchas personas no pueden cortar el ciclo del abuso, pero hay niños al que la
bibliografía mundial denomina "resilentes" que poseen características que les
permite superar este obstáculo. Estos niños tienen la habilidad de llamar
positivamente la atención de otras personas, se comunican bien, poseen una
inteligencia promedio, se nota en ellos un deseo por superarse y creen en sí
mismos. Muchas veces es la aparición de un adulto preocupado por ellos lo que
les permite desarrollar esta habilidad y romper con el ciclo del abuso.
Como todos sabemos, los niños aprenden de lo que viven.
Si vive con tolerancia aprende a ser paciente
Si vive criticado aprende a condenar
Si vive con aprobación aprende a confiar en sí mismo
Si vive engañado aprende a mentir
Si vive en equidad aprende a ser justo
Si vive con vergüenza aprende a sentirse culpable
Si vive con seguridad aprende a tener fe en sí mismo
Si vive hostilizado aprende a pelear
Si vive en la aceptación y la amistad aprende a encontrar el amor en el mundo.

9. INTERVENCIÓN
La escuela, por el rol fundamental e indelegable que desempeña en la vida infantil, es
el lugar privilegiado para promover la defensa y la vigencia de los derechos de la
infancia, como así también para detectar su posible vulneración (Bringiotti, 2000). El
papel de la escuela en relación con la detección del maltrato infantil se considera
fundamental ya que podría permitir un abordaje precoz que favoreciera una
evaluación de la situación y de los daños que ella implica, posibilitando un trabajo que
podría modificar la situación del maltrato.
Sin embargo, existen distintas “miradas” o “lecturas” respecto a la violencia contra los
niños, especialmente cuando es originada por sus padres, cuidadores o tutores, las

MALTRATO INFANTIL
30
respuestas pueden ser variadas:

 Negar el problema: “No creo que sea cierto”.


 El problema existe, pero no es de nuestra incumbencia: “Es un delito de instancia
privada”.
 Justificarlo: “Se lo merece por como es”.
 Minimizarlo: “No es tan grave como para exigir alguna intervención”
 Paralizarse: “No se puede hacer nada; hacer algo es peor”.

Estas respuestas, si bien normales y esperables en función del impacto que provoca
en los profesores el tomar conocimiento del maltrato infantil llevado a cabo por los
padres, obstaculizan la posibilidad de pensar en cada caso algunas estrategias
posibles, que intenten un diagnóstico de la situación y favorezcan estrategias de
intervención.
La conducta del profesor respecto de la verbalización de los niños en relación con
situaciones de abuso y maltrato debería ser responsable, seria y comprometida, por
ello es importante:

 Creer siempre en lo que el niño/a manifiesta.


 Contribuir a atenuar el sentimiento de culpabilidad que los niños sienten ante el
abuso o maltrato.
 Buscar siempre el asesoramiento de profesionales o docentes capacitados tanto
para abordar el tema como para decidir los pasos a seguir.
 Realizar la comunicación del hecho a los organismos pertinentes a la brevedad
posible, si esta decisión surgiera del asesoramiento.

MALTRATO INFANTIL
31
9.1 PASOS A SEGUIR

9.1.1 Identificación
Las autoridades escolares deben transformarse en participantes activos en la
prevención del abuso infantil en cualquiera de sus formas. Es por ello que
todos aquellos actores involucrados más directamente con el cuidado y tutela
del niño (docentes comunes y de escuelas especiales, personal de
guarderías o jardines de infantes, personal de salud, institutos de
rehabilitación para niños con discapacidades físicas, asistentes sociales de
organismos oficiales, etc.) deben recibir capacitación adecuada para cumplir
con su obligación de desarrollar tareas de prevención, identificación y
comunicación o denuncia del maltrato infantil en cualquiera de sus formas.

9.1.2 Denuncia o comunicación


El siguiente paso ante la sospecha o evidencia de un incidente de maltrato es
su comunicación o denuncia ante los organismos oficiales pertinentes. El
maltrato a un niño está penalizado por la ley (Código del niño, niña y
adolescente) y el comunicarlo a la autoridad es un derecho para el ciudadano
común y una obligación para los empleados públicos en general y maestros,
docentes, médicos, enfermeras, asistentes sociales, en particular, por las
características de su trabajo. El denunciante no tiene que probar el maltrato, ni
cómo o cuándo sucedió el mismo ni por qué investigar; una vez hecha la
comunicación, será la justicia quien lo haga.

9.1.3 Evaluación inicial e investigación


Una vez hecha la denuncia o comunicación, el juzgado civil está
automáticamente involucrado en su seguimiento. Formulada por cualquier
medio la denuncia, el juez, al tomar conocimiento de los hechos que
motivaron la denuncia, podrá ordenar la exclusión del autor del maltrato, de
la vivienda donde habita el grupo familiar, prohibiendo el acceso de éste al
domicilio del damnificado, como a los lugares de trabajo o estudio y decretar
provisoriamente alimentos, tenencia y derecho de comunicación con los
hijos.

MALTRATO INFANTIL
32
9.1.4 Maltrato infantil en la escuela
Es extremadamente perturbador para un docente el tomar conocimiento o
simplemente sospechar que un colega puede estar maltratando a un alumno.
A pesar de ello esto puede ocurrir y en estos casos el niño maltratado
requiere una protección especial. No olvidar que el niño/a está hablando de
un hecho que lo perturba, le genera culpa e involucra a alguien que tiene
poder sobre él.
Cuando "la escuela" sospecha que uno de los suyos es un abusador, mas
aún en aquellos casos en que se trata de un empleado de larga trayectoria,
una respuesta puede ser que se niegue o ignore lo sucedido. Antes de
cualquier intervención se deberá solicitar el asesoramiento de profesionales
y/o docentes capacitados en el abordaje de esta problemática.

a) CUANDO HABLEMOS CON LOS PADRES

QUÉ HACER QUÉ NO HACER

- Elegir la persona más apropiada para - Tratar de probar que hubo maltrato; esta
esta situación. no es función del docente.
- Mantener la charla en un lugar privado. - Demostrar angustia, horror o
- Explicar el motivo del encuentro previo a desaprobación ante la situación, o hacia
cualquier interrogatorio. las manifestaciones del niño o familiares.
- Ser lo más directo, honesto y profesional - Hacer juicios sobre el niño sus tutores o
posible. su relación.
- Avisar a los padres que la escuela, por - Interrogar sobre asuntos familiares que
su obligación a hecho o deberá hacer la no tengan que ver con la situación
denuncia. específica.

MALTRATO INFANTIL
33
b) INTERROGATORIO EN LA ESCUELA

QUÉ HACER QUÉ NO HACER

- Manifestar que hablarán del "problema", "la


- Asegurarse que quien interrogue sea alguien
falta".
en quien el niño confíe.
- Descalificar o criticar las palabras que usa el
- Asegurarse que el docente que lleve a cabo el
niño en el relato de lo sucedido.
interrogatorio sea el más capacitado para esta
- Sugerir las respuestas.
tarea.
- Presionar si es que no responde a algunas
- Asegurarse que el interrogatorio se haga en un
preguntas.
lugar tranquilo y privado.
- Dejar translucir que nos impresionamos por
- Sentarse al lado del niño, no en frente de él.
lo sucedido, por su conducta, o la de sus
- Decirle al niño que esta conversación es
padres.
privada y muy personal pero por tratarse de un
- Presionar o forzar al niño para que se quite
problema serio la escuela deberá denunciar lo
sus ropas.
ocurrido a la justicia.
- Realizar el interrogatorio con otros docentes.
- Realizar las preguntas y mantener una
- Dejar al niño solo en compañía de un
conversación en el lenguaje más comprensible
extraño.
al niño.
- Si algún término o palabra no se entiende,
pedir al niño que trate de clarificarlo.
- Si de las respuestas surgiera que se deberán
cumplimentarse otras instancias, explicarlo
claramente.

MALTRATO INFANTIL
34
10. PREVENCIÓN
“La comunicación es prevención porque posibilita encontrar un espacio, ser protagonistas,
aprender a respetar al otro, a formar espíritu crítico, aceptar el error como incentivo para
la búsqueda de otras alternativas y ayuda a superar las dificultades porque la carga se
reparte”.
Se debe entender como prevención “aquellas acciones que se disponen y ejecutan con
anticipación para evitar que un hecho suceda o, de haberse producido, para evitar que el
daño que causa el mismo continúe”
Siguiendo el concepto médico, la prevención puede tener lugar en diferentes niveles:
prevención primaria, secundaria y terciaria.

a) La prevención primaria pretende disminuir el número de casos o su aparición;


se refiere a métodos aplicados a la población general y actúa antes de que se
presente cualquier tipo de manifestación.
b) La prevención secundaria pretende reducir la prevalencia y reducir al máximo
las manifestaciones tras el contacto con los agentes desencadenantes; se
refiere a esfuerzos dirigidos hacia quienes se hallan o pudieran estar en una
situación de alto riesgo de sufrir un transtorno determinado.
c) La prevención terciaria pretende aminorar la prevalencia de las secuelas e
incapacidades después de que la enfermedad ha aparecido, mejorar la calidad
de vida de las personas incapacitadas y evitar su recaída; es decir, son
aquellas intervenciones que se dan tras la identificación de la enfermedad.
En este sentido, la escuela puede intervenir antes y después de ocurrido el maltrato.

Antes
 Mediante tareas de prevención primaria dirigidas a padres y alumnos con el
propósito de evitar el maltrato, promoviendo y difundiendo valores y conductas que
contrarresten la cultura de la violencia.
 A través de actividades que favorezcan la toma de conciencia sobre las propias
ideas, acciones y estructuras relacionadas al maltrato infantil que permitan
descubrir y superar estereotipos o actitudes rígidas sobre la temática del maltrato.

MALTRATO INFANTIL
35
Después
 Recibiendo capacitación específica para identificar los casos de maltrato, abordar
esta problemática y evaluar la mejor derivación o denuncia a los organismos
pertinentes.
 Elaborando proyectos y diversas propuestas de acción que promuevan el debate
sobre la realidad de la violencia diaria, el fenómeno del maltrato infantil y el
reconocimiento de los derechos del niño en el hogar, el vecindario y la escuela.

Líneas de trabajo que la escuela puede desarrollar con los niños y sus familias
 Realizar tareas de sensibilización y capacitación sobre las necesidades evolutivas
de los niños.
 Realizar talleres reflexivos con los padres sobre los mecanismos de control y
resolución de conflictos en la educación infantil.
 Desarrollar acciones de difusión y sensibilización entre los niños, las familias y la
comunidad acerca de los derechos especiales que asisten a la infancia.
 Sensibilizar a la población en general, y particularmente a los padres y madres,
sobre las consecuencias asociadas al castigo físico y proporcionar pautas de
educación positivas.
 Articular con la curricula, actividades dirigidas a revisar críticamente la aceptación
de la violencia, la discriminación y los modelos estereotipados sobre la crianza de
los hijos.
 Estimular por todos los medios, la confianza y la autoestima de los niños/as.
 Para desarrollar con éxito la función preventiva, la escuela como institución debe
ser capaz de revisar sus propias actitudes hacia el control de las conductas de los
niños y adolescentes.
 Ofrecer a los alumnos el espacio y las oportunidades para experimentar formas no
violentas de resolución de los conflictos. Las asambleas, los consejos de aula y
todo medio que estimule la participación democrática en la vida escolar, puede ser
un buen recurso.
 Campañas de difusión y educación a todos aquellos que trabajan con niños o sus
familias, que expliquen la firme relación entre el alcoholismo y el maltrato infantil.
 Cursos de capacitación interdisciplinarios, entre los técnicos y profesionales que
puedan reconocer y asesorar sobre las mejores alternativas para su abordaje.

MALTRATO INFANTIL
36
En algún momento de su carrera casi todos los maestros con experiencia han estado en
contacto con niños/as que han padecido alguna de las formas de maltrato infantil. Los
daños que el maltrato produce no siempre son iguales ya que dependerá de la
persistencia en el tiempo, de la severidad del maltrato, de las características sociológicas
del niño/a, entre otros factores. Advertir la existencia de una amenaza real hacia un niño
no es sencillo. Si bien el maltrato no siempre dejan lesiones físicas fácilmente visibles,
siempre deja marcas en la conducta que nos dan indicios para sospechar que un niño/a
está sufriendo maltrato.

Factores de protección
Se han agrupado diferentes condiciones específicas denominadas factores protectores
que disminuyen la probabilidad de que se genere el maltrato, modificando la influencia de
los factores de riesgo, y aminoran la vulnerabilidad del niño. Ciertamente, el ser humano,
desde su nacimiento, va formando su personalidad y elaborando estrategias para
enfrentarse a la realidad por medio de una constante interacción con el medio ambiente.
De la calidad de ese entorno social, depende, en buena parte, el equilibrio de su vida
futura, la sociabilidad y la adaptabilidad a las condiciones ambientales o estresantes. Los
niños aprenderán a querer a tolerar y a comprender, si se sienten queridos, comprendidos
y tolerados

MALTRATO INFANTIL
37
Factores de protección del maltrato infantil

MODELO SOCIOINTERACCIONAL (Adaptado de Moreno 2002)

Desarrollo Microsistema Exosistema Macrosistema


Ontogenético (FAMILIA) (SOCIEDAD) (CULTURA)
(NIÑO/A)
Temperamento PADRE/MADRE RELACIONES Buena situación
fácil. Adecuadas figuras de apego. La familia conoce económica,
Buena autoestima. Estilo educativo democrático. y mantiene una política y social.
Buena disposición Disciplina inductiva. relación estrecha Valoración de la
para la interacción Sensibles a las necesidades del con los tolerancia, la
social. niño. profesores y solidaridad y la
Facilidad para la Ausencia de acontecimientos amigos de su hijo protección a los
adopción de estresantes. o hija. más débiles y
perspectivas y Adecuada salud mental. VALORES necesitados.
adecuadas Reconocimiento y estima del Sistema de Sensibilidad hacia
habilidades en el niño. valores familiar los derechos y
procesamiento de Buena red de apoyo social. muy parecido al necesidades de la
información social. AMIGOS del grupo de infancia.
Tendencia a la Tiene buenos amigos, estables y iguales y el que
prosocialidad y a la recíprocos. predomina en el
cooperación. Es querido por sus compañeros. ambiente escolar.
Ausencia de Historia estable de aceptación.
dificultades ESCUELA
evolutivas. Buen ajuste al contexto escolar.
Buen escolar. Buen rendimiento académico.
Buenas destrezas en alguna
actividad (juegos, deportes,
teatro, música, etc.)

MALTRATO INFANTIL
38
Diversos autores han reportado que los niños maltratados internalizan e imitan estilos de
relaciones interpersonales agresivos, existiendo una mayor probabilidad de presentar
conductas disociales en la edad adulta. Ciertamente, por ejemplo, si sus necesidades
biológicas y emocionales se satisfacen razonablemente, los niños comienzan a desarrollar
el sentido de seguridad en sí mismos y en los demás. Sí, por el contrario, sus exigencias
vitales son ignoradas, tienden a adoptar un semblante desconfiado y temeroso. Así pues,
resulta esencial para prevenir comportamientos violentos o agresivos durante la juventud
o la madurez tratar a los niños con paciencia y serenidad, sin imponerles actitudes de
manera excesivamente autoritaria, con cariño y respeto.

11. ESTADÍSTICAS DEL MALTRATO INFANTIL EN EL PERÚ


Un reciente informe de la Asamblea General de las Naciones Unidas señala que a nivel
mundial los niños son maltratados entre un 80% y 98% sufren maltrato en el hogar
En cuanto a los niños y niñas que sufren maltrato en el Perú, no existe una cifra a
nivel nacional que pueda servir como estadística fidedigna. Esto debido a que no se
han unificado todas estas bases cada organismo que trata a los niños afectados
maneja su propia estadística. Además de que en la mayoría de casos, las denuncias
se realizan años después de haber ocurrido el primer episodio de violencia contra el
menor.
Así que solo se registran los casos de maltrato por las denuncias hechas por los niños
y niñas que acompañados de algún familiar o persona cercana acuden a los Módulos
de Atención al Maltrato Infantil ubicados en los diferentes hospitales de Lima y
provincias o a los Centros de Emergencia Mujer que también se ubican a nivel
nacional, en busca de atención especializada, estos datos recolectados los
hemos resumido en el siguiente cuadro:

MALTRATO INFANTIL
39
EDADES DE
LOS NIÑOS Y CENTROS DE CENTROS DE CENTROS DE
NIÑAS EMERGENCIA EMERGENCIA EMERGENCIA
ATENDIDOS MINSA MUJER MUJER MUJER

2001 2002-2007 2008 2009

De 0 a 5 años 145 5427 1933 1648

De 6 a 11 años 148 12567 4401 3923

Total 293 17994 6334 5571

DEPARTAMENTOS CON MAYOR INDICE DE MALTRATO INFANTIL


Según la última Encuesta Nacional Demográfica y de Salud Familiar realizada el año
2010 a nivel de todo el Perú, clasifico a las provincias con mayor índice de maltrato
infantil, según el tipo de maltrato que predomino en cada departamento encontrándose lo
siguiente:
 Junín presenta un total de 569 casos de maltrato infantil bajo la modalidad de
negligencia o abandono.
 Apurímac presenta un total de 548 casos de maltrato infantil bajo la modalidad
de maltrato físico.
 Lima presenta un total de 1018 casos de maltrato infantil bajo la modalidad de
abuso sexual
 Finalmente Arequipa presenta un total de 2675 casos de maltrato infantil bajo la
forma de maltrato psicológico.

MALTRATO INFANTIL
40
DISTRITOS CON MAYOR INDICE DE MALTRATO INFANTIL
Por otro lado, en el estudio realizado por el INEI en el 2010 sobre los casos atendidos por
el Programa de Defensoría Municipal del Niño y el adolescentes en Lima Metropolitana y
Callao; distingue a lo largo de los años que los distritos con más índices de maltrato
infantil son: Ate Vitarte, Callao, El agustino, Puente Piedra, San Juan de Lurigancho, San
Juan de Miraflores, San Martin de Porres y Ventanilla.

12. LEY PROHÍBE EL CASTIGO FÍSICO Y PSICOLÓGICO A MENORES DE EDAD


El Consejo de Ministros aprobó hoy un proyecto de ley que prohíbe la aplicación de
toda medida correctiva que atente contra la integridad física y psicológica de menores
de edad, en el hogar, la escuela y en cualquier otro ámbito del país, informó la ministra
de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Ana Jara.
Este proyecto de ley será remitido al Congreso bajo el amparo del artículo 105 de la
Constitución. Para el efecto, se modifican diversos artículos de los códigos de los
Niños, Niñas y Adolescentes; y Civil, prohibiendo el castigo físico y psicológico como
medida correctiva.
La ministra Ana Jara explicó que el proyecto no pretende anular la posibilidad de los
padres y madres de corregir y educar a sus hijos y, por el contrario, estimula la
posibilidad de cumplir con esta obligación garantizando la protección de esta población
en estado de vulnerabilidad.
“*Demostraremos que sí es posible educar con afecto y respeto*”, indicó en Palacio de
Gobierno, tras concluir la reunión del Consejo de Ministros. Dijo que a través de la
propuesta se plantea modificar los artículos 4°, 16° 24°, 38°, 74° y 241° del Código de
los Niños y Adolescentes, así como el artículo 423° del Código Civil.
En relación al ámbito escolar, precisó que el proyecto establece la prohibición de
aplicar medidas correctivas que atenten contra la integridad de los niños y
adolescentes. Sin embargo sostuvo que también se adiciona como un deber de los
menores de edad de tratar con respeto a sus docentes y autoridades educativas.
“De esta manera el Perú se suma a otros países de la región como Uruguay,
Venezuela y Costa Rica que ya tienen leyes expresamente prohíben todo tipo de
castigo físico y humillante como mecanismo de corrección”, indicó.
Advirtió que no existe otra forma de construir una nación desarrollada. “Ningún país
desarrollado ha crecido a través de la violencia o permitiéndola”, precisó.

MALTRATO INFANTIL
41
Dijo que de acuerdo con estudios efectuados sobre esta problemática se advierte que
los principales agresores de los niños son los padres biológicos, pero también se ha
registrado violencia fuera del entorno familiar, como amigos, profesores, vecinos y
desconocidos, entre otros.

El aumento desmesurado del maltrato infantil se encuentra sin duda, entre los más
serios, complejos y sonrojantes problemas de la sociedad moderna. La calidad de vida
de numerosos niños se encuentra profundamente deteriorada por los malos tratos que
experimentan en el entorno familiar, cuyas consecuencias pueden repercutir
seriamente en el desarrollo físico y psicosocial del niño. Los daños emocionales como
consecuencia del maltrato infantil pueden, además, perdurar durante el resto de la
vida, limitando seriamente la capacidad del adulto para el ajuste personal y social. Los
malos tratos en la infancia constituyen un problema social de primera magnitud como
evidencia tenemos solo tres casos que presentamos continuación:

PADRASTRO MATA A GOLPES A UNA NIÑA DE 4 AÑITOS

Sujeto la masacró hasta la muerte porque dejó


caer una albóndiga al piso.
La pequeña Kayla García, de tan sólo 4 años, fue
masacrada a golpes hasta la muerte por dejar
caer una albóndiga de un sánguche que le
compraron en una hamburguesería. La madre de
la menor acusó a su ex pareja por la muerte de la
menor.

Melanie García (21) contó a las autoridades que la pequeña Kayla sufría constantes
maltratos por parte de Mathew Carillo y que el día de la muerte de la pequeña, le bajo los
pantalones y la ropa interior para golpearla sin piedad con la correa. Luego, Carillo obligó
al infante a cargar una guía telefónica y una caja por un largo periodo de tiempo para
luego abofetearla y empujarla contra el piso. Cuando la pequeña cayó al suelo, recibió un
golpe fatal a la cabeza, informó el New York Daily, que indicó que todo esto sucedió
delante de la mamá de la menor, quien no hizo nada por detener la masacre.

MALTRATO INFANTIL
42
Horas después del violento hecho, la madre llamó a la ambulancia y fue llevada al
Hospital cristiano de niños de Santa Rosa el 7 de mayo. Los médicos se horrorizaron al
ver heridas en todo su cuerpo, marcas de quemaduras y la fatal herida en la cabeza.
García dijo luego en la corte que su pareja le había obligado a decir eso y ella tenía miedo
por lo que podría hacerle a su familia.
La mujer enfrentará cargos menores por falta de protección al menor, mientras que
Carrillo deberá pagar una fianza de 100 mil dólares y afrontar un juicio por maltrato y
homicidio.

MALA MADRE ENCERRÓ CINCO AÑOS A SUS HIJOS

La joven de 24 años dijo que los pequeños le


estorbaban para recuperar su vida.
Dos niños rusos han pasado cinco años
encerrados en una habitación por su
propia madre. La mujer, de 24 años
mantuvo a sus hijos en condiciones
infrahumanas, entre gusanos, suciedad y sin
apenas alimentarlos. La policía de Rostov, descubrió lo que
ocurría en la familia cuando la abuela de los pequeños denunció los hechos.
La madre, Irina, a las preguntas de la policía de las razones para mantener a sus hijos en
esas condiciones, respondió que no quería que Diana y Pavel, la molestaran.
Para conseguir este propósito, la mujer blindó con tablones la puerta y la ventana de
acceso a la habitación, además de cubrir esta última con una tela, por lo que los
pequeños tampoco gozaban de luz natural.
La abuela, que fue quien avisó a la policía, contó a los medios que les llevaba alimentos y
se los daba a través de un agujero en la ventana.
“Yo veía cómo los niños se morían de hambre, sin ninguna razón económica que lo
justificara, porque los padres son muy ricos”, contó la abuela.
“Me ofrecía para darles de comer, pero Irina ni siquiera me dejaba acercarme a ellos”.
Al entrar en la habitación donde vivían hacinados Pavel y Diana, los trabajadores sociales
quedaron paralizados del hedor. La habitación estaba casi vacía a excepción de varios
colchones llenos de gusanos, donde dormían los niños.

MALTRATO INFANTIL
43
PROFESORA FUE DENUNCIADA POR LLAMAR "BURRAS" Y "BRUTAS" A SUS
ALUMNAS

Niñas del Juana Alarco de Dammert sindicaron a su maestra Carmen Ruiz Andía. La
docente no dio la cara

Una profesora de primaria del colegio Juana Alarco de Dammert ubicado en Miraflores,
fue acusada por cuatro alumnos y sus padres de maltratar a las menores verbalmente
diciéndoles “brutas”, “burras” y “domésticas”.

Las pequeñas, de 8 y 9 años, dijeron también que la maestra les dice “animales” y les
“grita peor” si se quejan de sus palabras. “Cuando estábamos distraídas nos decía
ustedes no son burras, son domésticas”, indicó una de ellas al programa “La noche es
mía”.

“A veces también nos pega, nos jala el pelo un poquito. No le decimos nada porque nos
va a volver a jalar peor”, declaró otra niña. Una madre de familia dijo que después de
haber hecho la denuncia ante las autoridades del colegio, la profesora está sembrando
rumores de que su niña de ocho años habla de marihuana. “Está loca”, dijo la madre.

Los reporteros fueron en busca de la cuestionada docente, pero esta no dio la cara.

A la luz de los hechos expuestos líneas arriba, se aprecia que el problema afecta a todos
los sectores de la población, lo cual impide un desarrollo óptimo de estas personas y por
ende el de la comunidad.

MALTRATO INFANTIL
44
I. ANÁLISIS CRÍTICO DEL MALTRATO INFANTIL

“Violencia y maltrato infantil… Un círculo de


nunca acabar ¨

El maltrato es un fenómeno que se ha visto durante toda la historia de la humanidad, por


distintos factores y costumbres que vemos en la sociedad. Este se ha despertado hace
algunos años, no es que nunca antes hubiera existido, pero si había estado oculto debido
a una cultura violenta, al temor e indefensión de los niños frente a sus mayores, quienes
son sus principales agresores. En efecto el cambio de mentalidad de las personas y el
apoyo recién brindado por el gobierno a través de sus nuevas instituciones y leyes de
ayuda al menor, han ayudado poco a poco a corregir estos actos que a diario atentan con
el bienestar de los niños. No obstante vemos como el maltrato infantil se ha dado como un
problema social que aún no ha sido resuelto. Desde la antigüedad, padres, madres y
adultos responsables de la crianza han utilizado diferentes formas de maltrato, las cuales
han sido consideradas como modalidades de enseñanza o medidas correctivas para
lograr que niños y niñas tuvieran "una buena educación". Cabe mencionar que nuestra
sociedad va desarrollando factores que hacen que las personas adultas atenten con la
integridad de los niños. A continuación mencionare tres factores que son los más vistos
en los hogares: la pobreza, la falta de comunicación y el consumo de sustancias como lo
son el alcohol o las dogas. En primer lugar menciono a la
pobreza que es un factor que continuamente rodea a los
hogares de estratos bajos de la sociedad, en los cuales por
su poco nivel de educación que presentan los integrantes
de estas familias, conlleva a que los padres piensen que la
mejor alternativa de enseñanza sea el maltrato. En segundo
lugar vemos como las situaciones de crisis y conflictos en el
hogar es generado por la falta de comunicación que les falta
para expresar todo lo que sienten y hablar sobre las cosas
que les causa inconformidad, ya que al no haber una
relación estable con los hijos se presentan poca claridad en
los pensamientos de la familia.

MALTRATO INFANTIL
45
Por último el consumo de sustancias como los son el alcohol y las drogas generan
situaciones de violencia que se descargan contra los más débiles, que en este caso son
los pequeños, puesto que el que abusa de estas sustancias pierde su autocontrol y lo
único que ara es maltratar al niño.
Los niños piensan que como son personas de poca edad pueden dejar que los adultos los
maltraten. El maltrato a los niños es un acto que en los hogares se utiliza para la
educación y método de corrección, los pequeños al ver que siempre son tratados con
poco amor, tienden a callar y a privarse de decir cosas con las que no están de acuerdo.
El niño puede volverse muy retraído y silencioso, O por el contrario, su comportamiento es
agresivo en exceso. Continuamente vemos en gran parte de los hogares en donde se ve
el maltrato que el niño no sabe defenderse ante las agresiones de los adultos, no pide
ayuda, esto lo sitúa en una posición vulnerable ante un adulto agresivo o negligente. No
obstante podemos observar que los niños por las acciones de maltrato que se les da,
suelen tener miedo a sus padres o familiares que los agreden, estos pequeños piensan
que por ser personas de poca edad pueden permitir que los mayores atenten contra ellos
y por lo general no entienden que ellos también tienen derechos que se les debe dar. Por
las constantes agresiones que reciben los menores se puede ver que la mayoría de los
niños no manifiestan verbalmente sus inconformidades, ya que prefieren callar y asumir
comportamientos como lo son la ansiedad, tensión, aislamiento, timidez, soledad y miedo
a comunicarse con los demás. Los psicólogos afirman ¨ el problema de la agresión a los
menores tiene consecuencias como inseguridad, poca capacidad de decisiones, falta de
compromiso y arrogancia por la actividad implantada ¨ por eso estos pequeños se
desarrollan con una personalidad que los diferencian a los demás niños, debido a que
empiezan a mentir para evitar que los maltraten y ocultan información por miedo a ser
más vulnerados o castigados por sus padres.

MALTRATO INFANTIL
46
En nuestro país, revela que el 16,5 por ciento de lo padres se situaban en los niveles
medio alto (11,7por ciento) y alto (4,8 por ciento) de una escala de agresividad y violencia
física (esta escala consideraba conjuntamente actitudes y manifestaciones de conducta
relativas al uso de gritos, cachetes, azotes,
bofetadas, administración de fármacos sin receta y
al uso ocasional de palizas y golpes con objetos
contundentes como medios para controlar la
conducta del niño). En este mismo estudio, el 15,8
por ciento de los padres manifestaba conocer
personalmente algún caso de malos tratos. Las
asociaciones para la defensa de la infancia
consideran que son más de 500.000 los niños
peruanos que sufren malos tratos.

A pesar de que en nuestro país se han realizado


avances en la lucha por los derechos del niño, es
dudoso que pueda eliminarse el maltrato infantil en
la medida que los padres eduquen a sus hijos en
una sociedad donde la violencia alcanza niveles
con frecuencia desproporcionados, donde el
castigo corporal se acepta como una técnica de disciplina y donde el concepto de
paternidad se construye en términos de posesión. Y como dijo el poeta: “Quien salvará a
este chiquillo, menor que un grano de avena?; ¿De dónde saldrá el martillo ,verdugo de
esta cadena?”.

Parece que los gritos fueran inofensivos, son producto de un momento de rabia y se
esfuman en el aire, pero en los niños dejan huellas profundas a nivel psicológico y afectan
su comportamiento. Por eso sugiero educar sin gritos para una vida familiar más
armónica y poder decir ¡Basta de gritos en esta casa!.

A veces la dinámica familiar nos sumerge en un torbellino de caos en el que parece que
sólo un buen grito puede detenerlo. Pero un grito no soluciona nada, no hace que el niño
cambie un mal comportamiento, por el contrario, dejará huellas en su personalidad.

MALTRATO INFANTIL
47
El grito paraliza, atemoriza, pero no educa.

"En el fondo de ser padres, lo mas difícil no es dar la vida, sino soltar al hijo
de la mano y entregarle su libertad" Anónimo.

En nuestras manos esta transformar nuestra sociedad, que sea esa nuestra meta.

“No hay que dar pasos que conduzcan a la meta, es menester que cada
paso sea una meta, sin dejar de ser un paso". Goethe

MALTRATO INFANTIL
48
II. CONCLUSIONES

1. Vivimos en un mundo en el que predomina la violencia. Y no debería extrañarnos


que su dominio se inicie en la familia, pues es ahí donde empieza a manifestarse.
La mayor parte de las agresiones graves a los niños se da precisamente en el
hogar y esto da lugar a que dicho problema del maltrato a los niños se encuentre
en personas y circunstancias casi o totalmente fuera de control, este tema se
relaciona con el malinterpretado derecho de corrección y de una u otra manera
todos debemos hacernos responsables para no seguir incubando en la sociedad
ese fenómeno tan desastroso y responsable de diversas anomalías en la misma;
pues tanto el maltrato infantil como la violencia intrafamiliar son fenómenos
sociales que han gozado de aceptación en nuestra cultura. El maltrato a los
menores siempre ha existido desde los tiempos antiguos, pero no se había
formulado derechos exclusivos para ellos por lo tanto los padres o personas
mayores pensaban que tenían la autoridad sobre ellos.
2. El problema está entre nosotros. Se resiste a salir a la luz, aunque poco a poco
comienzan a descubrirse los mitos y los prejuicios que lo ocultan. Contribuyen
mucho a una lenta solución del problema los mitos, creencias y estereotipos
arraigados en la sociedad y el hecho de ver el maltrato infantil como un problema
ajeno a nosotros y entenderlo como una cuestión “privada”, sin embargo es todo lo
contrario, ya que la salud, la educación y la seguridad (de los niños) son
cuestiones públicas y comunitarias. Por lo tanto, cualquier factor que altere
cualquiera de estas áreas debe ser considerado como un problema que nos afecta
a todos, en cuanto somos integrantes de una comunidad.
3. Todas estas y otras iniciativas, que intentan dar respuesta al problema, indican
una creciente conciencia pública sobre el problema, que es necesaria para
generar más soluciones y medidas preventivas. El maltrato infantil no es un
fenómeno aislado ni reciente, muchos niños sufren o han sufrido algunas de las
formas en las cuales se manifiesta el problema.

MALTRATO INFANTIL
49
III. RECOMENDACIONES

1. Ya que existe una alta incidencia de casos por maltrato infantil en el entorno
familiar, es conveniente implementar programas preventivos que tengan como
línea de acción la educación a las familias respecto de esta problemática.
2. Al ser la escuela un medio privilegiado para detectar el maltrato infantil, es
importante que el personal docente se encuentre más sensibilizado y capacitado
para una detección precoz, abordaje inmediato y derivación efectiva de los casos.}
Se requiere que los organismos que reciben las denuncias y que las procesan
(Comisarías, Fiscalías, Juzgados) estén más sensibilizados con el tema para
evitar la victimización secundaria.
3. Establecer programas de carácter multidisciplinario de prevención, tratamiento y
rehabilitación, para evitar y combatir el abuso y maltrato de la niñez en diversos
ámbitos sociales. Como por ejemplo programar pláticas en las escuelas, referente
a la violencia familiar y la manera de prevenirla para que en un futuro, al formar
una familia no traten mal a sus hijos
4. Desarrollar más estudios referidos al maltrato infantil identificando aquellos
indicadores que permitan un conocimiento más integral de este fenómeno para
su prevención y tratamiento.
1. Impulsar el fortalecimiento de espacios de ayuda como la línea telefónica que
contribuyan, gracias a su accesibilidad, con una detección más amplia y rápida de
los casos de maltrato en niñas, niños y adolescentes, y consecuentemente a una
orientación inmediata de los mismos.
2. Se debería concientizar más a la población adulta, que la salud de los menores
debe ser cuidada de tal manera que no se exponga a un desequilibrio por causas
de maltrato, que como ya se mencionó, puede ser de diferentes maneras y afectan
de diversas maneras a los menores pudiéndole causar en casos graves la muerte.
Si usted es padre, no pierda la paciencia.
3. Disciplínelo no lo maltrate.
4. Si un niño va en busca de su ayuda crea en su palabra.
5. No culpabilizarle en ningún caso.
6. Investigue la verdad.
7. Consulte con otros profesionales.

MALTRATO INFANTIL
50
ANEXOS

MALTRATO INFANTIL MALTRATO INFANTIL


FISICO PSICOLÓGICO

MALTRATO INFANTIL
SEXUAL

MALTRATO INFANTIL
51
BIBLIOGRAFÍA

 Alonso Decís O 2004 Algunas características del maltrato físico al niño en nuestro
medio., Vol. 3 Nro9.
 BARUDY LABRIN Jorge. 1998. El Dolor Invisible de la Infancia. 1ª Edición, 1998.

 Calzada Reyes A. 2004 Algunos aspectos de interés sobre la violencia y el


maltrato infantil. Rev. Cubana de Medicina General Integral; x: 20 (5-6)

 Francia Reyes 2003 Mª. Maltrato infantil. Un problema de todos. Rev. Cubana de
Medicina General Integral.

 GALLO Héctor, 1999. Usos y Abusos del Maltrato. 1ª Edición octubre 1999.
 GARCIA Enrique, AGUDELO Amparo, AGUDELO Guillermo, MUSILO Gonzalo
1992. Maltrato Infantil: Un Análisis Ecológico de los factores de riesgo (Trabajo de
Investigación).
 IMSS. 1971 Maltrato Físico al niño. Análisis psiquiátricos, médicos de trabajo y
jurídicos. México: sin Ed., 68 págs.
 Maher, Peter. 1990 Abuso contra los niños [Zulán Marcela Fuentes Ortega].
Grijalvo, México D.F.: Ed., 379 págs

PAGINAS WEB
 www.Google.com (www.fisterra.com/vias2/maltrato)
 www.icbf.gov.co
 http://www.slideshare.net/ddeswim/anlisis-sobre-una-noticia-de-posible-maltrato-
infantil
 http://www.monografias.com/trabajos12/invnimalt/invnimalt.shtml
 http://www.unicef.org/peru/spanish/protection_3226.htm
 http://www.rieperu2021.com/estadisticas-maltrato-infantil/

MALTRATO INFANTIL
52
POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ
DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN Y DOCTRINA
ESCUELA DE OFICIALES DE LA PNP

CATEDRÁTICO:
CMDTE PNP ALCALDE CHACO Manuel

PROMOCION SINCHIS
V SECCION

INTEGRANTES:
C1 PNP LUQUEFLORES, Fernando (06)
C1 PNP RAFAEL ASENCION, Albert Francois (12)
C1 PNP VIDARTE CAMUS, Alex (23)
C1 PNP BERNAL GUERRERO, Jose Luis (25)
C1 PNP ROJAS MERAMENDI, Silvia Cristina (36)

LIMA – PERÚ
2012

MALTRATO INFANTIL
53
MALTRATO INFANTIL
54