Vous êtes sur la page 1sur 3

Las 4 ventajas competitivas

imprescindibles de una inversión


exitosa
El primer objetivo del inversor aficionado es evitar los errores. Los beneficios
increíbles ya vendrán después. Uno de los retos esenciales de la valoración de empresas es
esquivar las trampas deMr. Market y vigilar no engancharnos los dedos con negocios engañosos
que sólo tienen cuatro días de viabilidad.

Por este motivo la microeconomía es la primera área de estudio para seleccionar las
acciones que constituirán nuestra cartera de inversiones. Identificar cuáles son las
barreras de entrada que impone un negocio es la mejor vía para saber si su durabilidad está
asegurada o, en cambio, deja las puertas abiertas a la competencia.

Las barreras de entrada son lo que llama el profesor de Harvard, Michael Porter, “ventajas
competitivas sostenibles” a largo plazo. Para los inversores Warren Buffett y Charlie
Munger, una empresa es como un castillo medieval. Las barreras de entrada son el foso; un
agujero profundo, con agua, que rodea la estructura.

Las ventajas competitivas son como el foso


de un castillo, protegen de los ataques y las
invasiones de los competidores

Un negocio construye el foso, que impide a los atacantes entrar a la fortaleza, con un conjunto
de cualidades que lo hacen diferente de la competencia. Tener una patente o vender los
productos a precios más bajos son algunos de los atributos que aturan la entrada de otros
posibles participantes en el mercado. A medida que una empresa acumula más ventajas
competitivas, más largo y profundo es su foso. “Y si tiene pirañas y cocodrilos mejor”,
dice Buffett.

Analizar las ventajas competitivas de una tienda instalada en un mercado local es fácil. Una
tintorería de barrio, por ejemplo, está bien localizada y puede estar especializada en
algunas piezas de vestir. Otros emprendedores se lo pensarán dos veces antes de montar un
negocio como el suyo en la misma zona.

1
Cuando se trata de una empresa con miles de trabajadores y en industrias sofisticadas como la
banca de inversión o los seguros, entender la estructura del foso es más complicado. En el
libro “The Little Book That Builds Wealth”, el director de investigación de activos
de Morningstar, Pat Dorsey, nos ayuda en esta tarea con una lista de ventajas competitivas
básicas pero fundamentales:

1. Altos Costes de Cambio (Switching Costs)


El Coste de Cambio es el esfuerzo que hace un cliente para abandonar un servicio, o producto,
e ir a la competencia. El coste de cambiar de banco es increíble; hay que informar a la
nueva entidad de los recibos; el de la luz, el gas, el agua… Además, es posible que el cliente tenga
hipotecas formalizadas o activos financieros, como fondos de inversión, que se penalizan
económicamente por el traslado.

Un vendedor de productos básicos, quesos por ejemplo, le pasa totalmente el


contrario. La competencia se encuentra en el mismo estante del supermercado y el cliente es
libre de escoger con quién de ellos se queda. No hay ningún vinculo, ni condición, que le obligue
a persistir con un mismo producto durante años.

2. Economías de Red (Network Economics)


Las compañías aprovechan la red de proveedores y clientes para establecer vínculos, que les
sirve para aprovechar las economías de escala. La compañía de productos de
seguridad Allegion, por ejemplo, señalaba los conocimientos adquiridos entre socios
comerciales y la cadena de fabricación, como una de las cualidades fundamentales de su negocio.

Murphy Oil tiene un acuerdo de expansión, de sus estaciones de servicio, con los centros
comerciales Wal-Martde los Estados Unidos. Los desechables de SodaStream solo se
encuentran en establecimientos especializados como El Corte Inglés. Y la distribución de Coca-
Cola, desde principios del siglo XX, se hace a través de embotelladores oficiales.

3. Bajos Costes de Producción


Una empresa puede reducir costes de fabricación para ofrecer precios
competitivos. Eso es “hacer la competencia” con la ley de la oferta y la demanda en la mano.
Para conseguirlo, una multinacional puede ir a otros países a buscar mano de obra y capital
barato.

2
Según Pat Dorsey, la deslocalización es una ventaja competitiva que cuesta sostener. A largo
plazo, los competidores pueden hacer lo mismo y exportar la producción. Es un distintivo
muy simple de replicar para que sea un componente del foso.

4. Activos Intangibles
El valor de una marca o una patente es complicado de cuantificar, pero engorda la caja de las
empresas e impone una buena barrera de defensa. El sector farmacéutico es uno de los
más dependientes de estos activos intangibles. Las patentes de este sector garantizan los
beneficios que generará un fármaco, después de años de gastos en desarrollo.

En los productos tecnológicos el poder de la marca es también un símbolo de calidad. No


obstante, eso no garantiza el éxito. Casos particulares como el de Polaroid, Dell o Kodak han
demostrado que la falta de innovación y el poder de la competencia consiguen
deteriorar una imagen que parecía invulnerable.

Tecnología, la quinta ventaja en potencia


La Tecnología sería la quinta ventaja competitiva, si no se tratara de un caramelo que se
debe saborear rápidamente. Construir un foso basado en el desarrollo técnico requiere una
renovación constante. “A la larga, cualquier tecnología se convierte en una
tostadora” dice Dorsey. Un nuevo invento atrae competidores, como la miel a las abejas.

La promesa de beneficios potenciales seduce a nuevos participantes que replican


el nuevo productohasta el punto que no se distingue del original. Por este motivo el desarrollo
tecnológico no es uno de los componentes que construyen el foso, aunque muchos inversores
relacionan directamente esta característica con el crecimiento exponencial, a largo plazo, de
alguna de sus acciones.

Conocidos todos los puntos posibles, debemos ser conscientes que la identificación de las
ventajas competitivas no garantiza la selección de inversiones extraordinarias. Hay
más elementos que influyen. El precio que se paga por las acciones, por ejemplo, o la situación
económica del país y el ciclo donde se encuentran los mercados financieros. La identificación
de las ventajas competitivas es la vía directa para diferenciar los buenos negocios
de los malos negocios. Es un primer paso, el más importante!