Vous êtes sur la page 1sur 12

1.

Qué son las Elasticidades

Hemos visto en la unidad anterior que la cantidad demandada de un bien aumenta si su precio baja
o disminuye si su precio aumenta. Si esto es así, ¿por qué la gente no deja de fumar cuando sube el
precio del tabaco año tras años? o ¿por qué la gente no deja de conducir cuando sube el precio de
la gasolina día tras día?

Para convertir la demanda y la oferta en unos instrumentos verdaderamente útiles necesitamos


saber no sólo el sentido en que varía la cantidad demandada (u ofrecida) cuando cambia el precio,
sino que lo relevante es saber la magnitud de la variación ante los cambios en el precio (o en otro
de sus determinantes). En otras palabras, lo interesante es conocer la relación cuantitativa entre el
precio y la cantidad demandada (u ofrecida) y para ello se utiliza el concepto de elasticidad.

Recordemos que la ley de la demanda establece que, cuando aumenta el precio de un bien, la
cantidad demandada del mismo disminuye. Sin embargo, para una misma subida porcentual del
precio, la cantidad demandada de todos los bienes no disminuye en la misma cuantía.

En la realidad, observamos que existen bienes, como el pan, que son poco sensibles ante cambio en
su precio, de modo que, aunque éste suba, los demandantes apenas cambian sus hábitos de
consumo y la cantidad demandada baja muy poco o nada.

Sin embargo, hay otro tipo de bienes, como las joyas, que responden muy significativamente a las
variaciones del precio, de manera que basta una pequeña subida del precio para que la cantidad
demandada caiga en una gran proporción. Las respuestas a estas preguntas están en el concepto
de elasticidad.

La elasticidad, que es una medida del grado en que responden los compradores y vendedores a la
situación del mercado, nos permite analizar con mayor precisión la oferta y la demanda.

Cuando estudiamos la influencia de un acontecimiento o de una medida económica en un mercado,


podemos analizar no solo el sentido de los efectos sino también su magnitud.

Nuestro análisis anterior de la demanda o de la oferta no era cuantitativo era cualitativo. Es decir,
analizamos el sentido en que varía la cantidad demandada u ofertada, pero no la magnitud de la
variación.

Para ver cuanto responden los consumidores u oferentes a las variaciones de estas variables, se
emplea el concepto de elasticidad.

Elasticidad es:
• Una medida de la sensibilidad de la cantidad demandada o de la cantidad ofrecida a uno de
sus determinantes.
• .... es un instrumento analítico que sirve para medir la sensibilidad de una variable respecto
a otra.
• .... nos indica la variación porcentual que experimenta una variable en respuesta a una
variación de otra de un 1.0%.
Pero antes debemos de repasar un poco de geometría analítica, para entender bien que hace la
fórmula de la elasticidad.

La pendiente en geometría analítica nos sirve para medir el cambio en el eje x en respuesta al cambio
en el eje y. Si utilizamos dicha definición para microeconomía diríamos que un cambio en el precio
responde a un cambio en la cantidad demandada.

P p2  p1
pendiente  
Q q2  q1

• Medir el cambio en el precio…


• …y el cambio en la cantidad

Utilizando la formula nos dice que la


pendiente para la gráfica es de:

(40-80) / (8,000 – 4,000)

= -40 / 4,000; = -0.01


La pendiente encontrada no suministra alguna información sobre el grado de sensibilidad de las
compras a las variaciones del precio. Una pequeña pendiente (valor cercano a cero) significa que la
curva de demanda es relativamente plana; en este caso ajusta considerablemente el # de zapatos
que se compra en respuesta a una variación en el precio. Por el otro lado, una pendiente mayor
(valor más alejado de cero) significa que la curva de demanda es relativamente inclinada; en este
caso, solo ajusta levemente el # de zapatos que compra en respuesta a una variación del precio.

2. Elasticidad precio de la demanda

Sabemos que cuando la oferta aumenta, el precio de equilibrio baja y la cantidad de equilibrio sube.
Pero ¿el precio disminuye en un monto importante y la cantidad aumenta sólo un poco? ¿O el precio
apenas baja y la cantidad experimenta un aumento muy grande?

La respuesta depende de qué tan sensible sea la cantidad demandada ante un cambio en el precio.
Pero ¿qué queremos decir con sensibilidad? Una posible respuesta sería la pendiente de la curva.
La pendiente de la curva de demanda podrá ser más pronunciada que otras que otras curvas de
demanda.

En la graficas anteriores vemos que ambas curvas de demanda tienen diferente pendiente

En muchas ocasiones nos vemos obligados a comparar las curvas de demanda de diferentes bienes
y servicios que se miden en unidades no relacionadas. Por ejemplo, un productor de pizza podría
querer comparar la demanda de pizza con la demanda de bebidas embotelladas. ¿Qué cantidad
demandada es más sensible a un cambio de precio? Es imposible responder a esta pregunta
comparando las pendientes de las dos curvas de demanda, pues las unidades de medición de pizzas
y bebidas embotelladas no tienen relación entre sí. La pregunta puede responderse con una medida
de la sensibilidad que sea independiente de las unidades con que se mide. Esa medida es,
precisamente, la elasticidad.

Entonces, la elasticidad precio de la demanda (EPD) es una medida, de la sensibilidad de la cantidad


demandada de un bien respecto al cambio en su precio cuando todas las demás variables que
influyen en los planes de los compradores permanecen sin cambio.

También podemos decir que la elasticidad precio de la demanda mide el grado en que la cantidad
demandada responde a una variación del precio. O la medida del grado en que la cantidad
demandada de un bien responde a una variación de su precio.
La elasticidad precio de la demanda de cualquier bien mide cuanto están dispuestos los
consumidores a demandarlo menos cuando sube su precio. Por lo tanto, la EPD refleja las
numerosas fuerzas económicas, sociales y psicológicas de los consumidores.

La fórmula es:

EPD ó EPD = ∆𝑄/𝑄


∆𝑃/𝑃
ó ∆𝑄 𝑃

∆𝑃 𝑄

Se dice entonces que la demanda de un bien respecto al precio es

• Elástica, si la cantidad demandada responde


significativamente a las variaciones del precio.
e>1

• Inelástica: si la cantidad demandada solo responde


levemente a las variaciones del precio.
e<1

• Unitaria: si la cantidad demandada no responde a las


variaciones del precio
e=1
La elasticidad de la demanda permite establecer tres categorías fundamentales y dos casos
extremos:

a) La demanda será elástica cuando una reducción porcentual del precio genere un aumento
porcentual de la cantidad mayor: [Ep = 2].

b) Será unitaria cuando sean iguales la reducción porcentual del precio y el aumento porcentual de
la cantidad: [Ep = 1].

c) Será inelástica cuando una reducción porcentual de precio suponga un aumento porcentual
menor de la cantidad: [Ep = 0,5].

d) La curva de demanda será perfectamente inelástica o rígida cuando una reducción porcentual del
precio no suponga ninguna variación en la cantidad: [Ep = 0].

e) Será perfectamente elástica cuando la pendiente de la curva sea infinita: [Ep = ∞]. A cualquier
precio por encima de 2 u.m. la cantidad demandada es cero. Justo al precio de 2 u.m. los
consumidores comprarán en cualquier cantidad y por debajo de 2 u.m. la cantidad demandada será
infinita.

Una forma de verlo más sencillo es:


• Cuanto más plana es la curva de demanda que pasa por un determinado punto, mayor es
la elasticidad precio de la demanda
• Cuanto más inclinada es la curva de demanda que pasa por un determinado punto, menor
es la elasticidad precio de la demanda.

Factores condicionantes de la elasticidad-precio de la demanda


Los factores que afectan a la elasticidad-precio de la demanda los podemos concretar en los
siguientes puntos:

a) Que se trate de un bien de lujo o de un bien necesario. Si se trata de un bien de primera


necesidad, es de esperar que los valores de la elasticidad sean reducidos, pues difícilmente
se puede dejar de consumir, y, por tanto, las variaciones de la cantidad demandada ante
cambios en el precio serán pequeñas. Por el contrario, los bienes de lujo suelen presentar
una demanda bastante elástica, pues los compradores pueden abstenerse de comprarlos
cuando sus precios suben.

b) Existencia de bienes sustitutivos cercanos. Los bienes que tienen fácil sustitución tienden a
tener una demanda más elástica que los que no la tienen, pues ante una subida del precio
los demandantes pueden sustituir la demanda del bien en cuestión por la de alguno de sus
sustitutos. Así, la demanda de energía eólica se ha visto incrementada en los últimos años
debido a los fuertes
c) aumentos experimentados por los precios de los productos petrolíferos.

d) Proporción de renta gastada en el bien. Los bienes que tienen una importancia considerable
en el presupuesto de gastos tienden a tener una demanda más elástica que los bienes que
cuentan con una participación reducida. Para estos últimos bienes los consumidores suelen
ser poco sensibles a los precios.

e) Período de tiempo considerado. En general, cuanto mayor es el período del tiempo, más
elástica será la demanda para la mayoría de los bienes. Esto se debe a que la adaptación de
la conducta de los compradores a los cambios en los precios requiere tiempo antes de que
se ajuste a la nueva situación. Otra razón por la que la demanda suele ser más sensible a
largo que a corto plazo radica en la dificultad de realizar cambios tecnológicos inmediatos,
que permitan sustituir, en el consumo, unos bienes por otros.

3. Elasticidad Ingreso de la demanda

El coeficiente de la elasticidad ingreso de la demanda (EID) mide el cambio porcentual en la cantidad


comprada de un artículo por unidad de tiempo, debido a un cambio porcentual dado en el ingreso
de un consumidor.

Su formula es:

Donde Q es la cantidad y M el ingreso

Cuando eM es negativo, el bien es inferior. Si eM es positivo, el bien es normal. Un bien normal en


general es un bien de lujo si eM > 1; de no ser así, es un bien básico. Según el nivel de ingreso del
consumidor, es probable que eM varíe de manera considerable para un bien. Así, un bien puede ser
un bien de lujo a niveles “bajos” de ingreso, un bien básico a niveles “intermedios” y un bien inferior
a niveles “altos” de ingresos.

Visto desde otro punto de vista, que porcentaje representa una tortilla con un nivel de ingresos
bajos? Representa mucho, pero si cambiamos el nivel de ingresos a altos, el porcentaje seria muy
pequeño.

Entonces, según el nivel de ingreso del consumidor, EID para un bien es probable que varié de
manera considerable. Así, un bien puede ser un bien de lujo a niveles «bajos» de ingreso, un bien
básico a niveles «intermedios» y un bien inferior a niveles «altos» de ingreso.

Ejemplo:

4. Elasticidad cruzada de la demanda

¿Preguntémonos que pasa cuando sube el precio del café? ¿Dejamos de tomar? ¿O podemos
sustituirlo por te? ¿Qué pasa cuando baja el precio de las manías que son botanas para una cerveza?
¿Compro más cerveza o más manías? La pregunta a esto es la elasticidad cruzada de la demanda.

La cantidad demandada de un bien, digamos el bien i, no sólo muestra sensibilidad ante los cambios
en el precio del propio bien, sino también ante alteraciones en los precios de ciertos bienes que
están estrechamente relacionados con él. Recuérdese que al analizar los desplazamientos de la
curva de demanda se señaló este hecho y se habló de dos tipos de bienes: complementarios y
sustitutivos.

Así, es de esperar que la cantidad demandada de gasolina dependa del precio de los automóviles.
Cuanto más caros sean los automóviles, es lógico pensar que la cantidad demandada de gasolina a
un precio dado se reducirá. Asimismo, la cantidad demandada de motocicletas también se verá
afectada por la subida de los precios de los automóviles, pero en sentido contrario al de la gasolina,
pues es de esperar que aumente la demanda de motocicletas.
Dada la existencia de la anterior relación, se precisa una medida de la sensibilidad de la cantidad
demandada de un bien ante las variaciones de los precios de los bienes relacionados con él. Esta
medida es la elasticidad cruzada de la demanda, que se define de la forma siguiente:

• Exy es positivo, los bienes son sustitutos


• Exy es negativo, los bienes son complementarios

La ECD de un articulo (x) con respecto al articulo (y) mide el cambio porcentual en la cantidad
comprada de x por unidad de tiempo, debido a un cambio porcentual dado en el precio de Y.

Ejemplos:
5. La elasticidad-precio de la oferta

Ahora bien, hasta ahorita solo hemos visto la elasticidad de la demanda, ¿pero creen que también
el oferente tiene elasticidades? Efectivamente, si tiene

El coeficiente de la elasticidad precio de la oferta (es) mide el cambio porcentual en la cantidad


ofrecida de un satisfactor por unidad de tiempo, debido a un cambio porcentual dado en el precio
del satisfactor

La pendiente positiva de la curva de la oferta se debe a que los productores ofrecen más de un bien
cuando sube el precio, tal como lo establece la ley de la oferta. Para transformar esta afirmación
cualitativa en otra cuantitativa se debe recurrir de nuevo al concepto de elasticidad. La elasticidad-
precio de la oferta de un bien está condicionada por la flexibilidad de los vendedores para alterar la
cantidad que producen del bien.

Por ejemplo, la oferta de pisos en primera línea de playa en una pequeña ciudad turística es
inelástica porque es casi imposible producir una mayor cantidad de apartamentos de estas
características. Por el contrario, otros bienes como las motocicletas o los electrodomésticos tienen
una oferta elástica porque las empresas que los producen pueden incrementar la producción
cuando sube el precio. La elasticidad-precio de la oferta depende de la flexibilidad de los vendedores
para alterar la cantidad que producen del bien.

Otro determinante de la elasticidad-precio de la oferta es el período de tiempo examinado. La oferta


normalmente es más elástica a largo plazo que a corto plazo. A corto plazo las empresas no pueden
modificar sus instalaciones para producir una mayor cantidad, por lo que la cantidad ofrecida no
será muy sensible. A largo plazo, sin embargo, las empresas pueden dotarse de instalaciones más
amplias y construir nuevas fábricas y así mismo pueden crearse nuevas empresas. Por ello, a largo
plazo la cantidad ofrecida puede responder significativamente a las variaciones del precio.

Su fórmula es:

Se dice que la curva de oferta es elástica si EPO > 1, Inelástica si EPO < 1 y Unitaria si EPO = 0

Por ejemplo, si la elasticidad de la oferta es 0.8 esto significa que al aumentar el precio de un bien
en 1.0% los productores están dispuestos a aumentar su oferta en un 0.8%. En términos generales
diremos que la oferta es elástica cuando su elasticidad es mayor que la unidad, esto es, cuando la
variación de la cantidad ofrecida es porcentualmente superior a la del precio. La oferta es inelástica
cuando su elasticidad es menor que la unidad, es decir, cuando la variación de la cantidad ofrecida
es porcentualmente inferior a la del precio. La oferta tiene elasticidad unitaria cuando su elasticidad
es uno, o dicho de otro modo, cuando la variación de la cantidad ofrecida es porcentualmente
equivalente a la del precio.

Factores que influyen en la elasticidad de la oferta. La magnitud de la elasticidad de la oferta


depende de:
a. Las posibilidades de sustitución de recursos.
b. El marco temporal en que se decide proporcionar la oferta.

A modo de Resumen

Elasticidad precio de la demanda

Elasticidades cruzadas de la demanda

Elasticidades ingreso de la demanda

Elasticidades de la oferta