Vous êtes sur la page 1sur 9

DOMINIOS MAGNETICO

Los dominios magnéticos son agrupaciones de imanes permanentes elementales (dipolos


magnéticos). Un dominio magnético puede aparecer en
un material (ferromagnético o ferromagnético, por ejemplo), en el que se dé
un ordenamiento magnético a medio alcance del pico.
Fue Pierre Weiss quién se dio cuenta, en 1907, que los materiales ferromagnéticos están
formados por estos dominios, los cuales si están orientados al azar hacen que el material
no exhiba propiedades magnéticas. Estos dominios magnéticos permiten explicar por qué
el hierro no es espontáneamente ferromagnético. Esto fue probado
por Barkhausen en 1919, quien por medio de amplificadores electrónicos oyó los "clics"
cuando un campo externo obliga a los dominios de Weiss a alinearse. Este es un
comportamiento irreversible qué explica el fenómeno de histéresis.
Los dominios están separados por las llamadas paredes de Bloch, en las cuales se produce
la transición en la orientación de los dipolos. Por encima de cierta temperatura crítica
(Temperatura de Curie), los dominios magnéticos se desordenan por efecto de la entropía,
dando lugar a un sistema paramagnético.

TAMAÑO DE DOMINIOS
Un dominio que es demasiado grande es inestable, y se dividirá en dominios más
pequeños. Sin embargo, un pequeño dominio será lo suficientemente estable y no va a
dividir, y esto determina el tamaño de los dominios creados en un material. Este tamaño
depende del equilibrio de varias energías dentro del material. Cada vez que una región de
la magnetización se divide en dos dominios, crea una “pared de dominio” entre los
dominios, en los dipolos magnéticos con magnetización apuntando en diferentes
direcciones adyacentes. La interacción de intercambio, que crea la magnetización es una
fuerza que tiende a alinear los dipolos cercanos para que apunten en la misma dirección.
Forzar dipolos adyacentes orientados en direcciones diferentes requiere energía. Por lo
tanto, la creación de una pared de dominio requiere energía adicional, llamado el
“intercambio de energía”, que es proporcional a la superficie de la pared.
Así, la cantidad neta que la energía se reduce cuando se divide un dominio es igual a la
diferencia entre la energía del campo magnético guardada, y la energía adicional de la
pared de dominio creado. La energía del campo ahorrado es proporcional al cubo del
tamaño de dominio, mientras que la energía de paredes de dominio es proporcional al
cuadrado del tamaño del dominio. Así como los dominios se hacen más pequeños, la
energía neta salvado por la disminución de división. Los dominios siguen dividiéndose
en dominios más pequeños hasta que el costo de la energía de la creación de un muro de
dominio adicional es igual a la energía del campo guardado. A continuación, los dominios
de este tamaño son estables. En la mayoría de los materiales de los dominios son de
tamaño microscópico, alrededor de 10-4 – 10-6 m.
ANISOTROPÍA MAGNÉTICA
Una forma adicional para el material para reducir aún más su energía magnetostática es
para formar dominios con magnetización en ángulo recto con respecto a los otros
dominios, en lugar de sólo en direcciones opuestas paralelas. Estos dominios, llamados
dominios de cierre de flujo, permiten que las líneas de campo se convierten a 180 dentro
del material, formando bucles cerrados enteramente dentro del material, reduciendo la
energía magnetostática a cero. Sin embargo, la formación de estos dos dominios incurre
en costos de energía adicionales. En primer lugar, la red cristalina de la mayoría de los
materiales magnéticos tiene anisotropía magnética, que significa que tiene una dirección
“fácil” de magnetización, paralela a uno de los ejes del cristal. Cambio de la
magnetización del material a cualquier otra dirección necesita energía adicional, llamada

la “energía de anisotropía magneto cristalina”.

MAGNETOSTRICTION
El otro coste de la energía para la creación de dominios con magnetización en un ángulo
a la dirección “fácil” es causado por el fenómeno llamado magnetostricción. Cuando se
cambia la magnetización de una pieza de material magnético en una dirección diferente,
se produce un ligero cambio en su forma. El cambio en el campo magnético hace que las
moléculas dipolares magnéticos de cambiar de forma ligeramente, haciendo que la red
cristalina en una dimensión más larga y más corta en otras dimensiones. Sin embargo, ya
que el dominio magnético está “aplastado en” con sus límites sujetado de forma rígida
por el material circundante, que en realidad no puede cambiar de forma. Así que, en lugar,
el cambio de la dirección de la magnetización induce pequeñas tensiones mecánicas en el
material, lo que requiere más energía para crear el dominio. Esto se llama “energía de
anisotropía magneto elástico”.
Para formar estos dominios de cierre con magnetización “de lado”, requiere energía
adicional debido a los dos factores mencionados. Así dominios de cierre de flujo sólo se
forman donde la energía magnetostática ahorrado es mayor que la suma de la “energía de
cambio” para crear la pared de dominio, la energía de anisotropía magneto cristalina, y la
energía de anisotropía magneto elástica. Por lo tanto, la mayor parte del volumen del
material es ocupada por los dominios con la magnetización sea “arriba” o “abajo” en la
dirección “fácil”, y el cierre del flujo dominios única forma en pequeñas áreas en los
bordes de los otros ámbitos donde se necesitan para proporcionar una trayectoria para las
líneas de campo magnético para cambiar de dirección.

Se denomina
magnetostricción a la
propiedad de los materiales
magnéticos que hace que
estos cambien de forma al
encontrarse en presencia de
un campo magnético. Las
vibraciones en forma de
sonido son causadas por la
frecuencia de las
fluctuaciones del campo.

ESTRUCTURA DE GRANO
Lo anterior describe la estructura del dominio magnético en una red cristalina perfecta,
tal como se encontraría en un único cristal de hierro. Sin embargo, la mayoría de los
materiales magnéticos son policristalino, compuesta de granos cristalinos microscópicos.
Estos granos no son los mismos que los dominios. Cada grano es un poco de cristal, con
las redes cristalinas de los granos separados orientados en direcciones aleatorias. En la
mayoría de los materiales, cada grano es lo suficientemente grande como para contener
varios dominios. Cada cristal tiene un eje “fácil” de magnetización, y se divide en
dominios con el eje de magnetización paralelo a este eje, en direcciones alternas.

ESTADOS “MAGNETIZADO”
Se puede observar que, aunque en una escala microscópica casi todos los dipolos
magnéticos en una pieza de material ferromagnético están alineados en paralelo a sus
vecinos en dominios, crear fuertes campos magnéticos locales, los resultados de
minimización de la energía en una estructura de dominio que minimiza la gran escalar
campo magnético. El punto de dominios en direcciones diferentes, que confinan a las
líneas de campo a los bucles microscópicos entre los dominios vecinos, por lo que los
campos combinados cancelar a distancia. Por lo tanto, una pieza mayor de material
ferromagnético en su estado de energía más bajo tiene poco o ningún campo magnético
externo. El material se dice que es “no magnetizado”.
Sin embargo, también pueden existir los dominios en otras configuraciones en las que su
magnetización puntos sobre todo en la misma dirección, la creación de un campo
magnético externo. Aunque estos no son configuraciones energéticas mínimas, debido a
un fenómeno en el que las paredes de dominio se convierten en “fijado” a defectos en la
red cristalina pueden ser mínimos locales de la energía, y por lo tanto pueden ser muy
estables. La aplicación de un campo magnético externo para el material puede hacer que
el dominio paredes movimiento, haciendo que los dominios alineados con el campo para
crecer, y los dominios opuestos para reducir el tamaño. Cuando se elimina el campo

externo, las paredes de dominio permanecen inmovilizados en su nueva orientación y los


dominios alineados producen un campo magnético. Esto es lo que sucede cuando una
pieza de material ferromagnético está “magnetizado” y se convierte en un imán
permanente.

APLICACIONES DEL MAGNETISMO EN LA MEDICINA INDUSTRIALES Y


TECNOLOGIA

APLICACIONES DE MAGNETISMO EN LA MEDICINA


El magnetismo es un fenómeno que explica la manera en que ciertos objetos
denominados, magnéticos, ejercen fuerza de repulsión o atracción sobre materiales
ferrosos. Usado comúnmente dentro de la industria y comercio para diversas tareas, el
magnetismo también ha tenido un enfoque dirigido hacia la resolución de ciertos
problemas de salud que a continuación conocerá.
Primero que todo, hay objetos magnéticos que por naturaleza tienen esta propiedad,
mientras que otros son sometidos a diferentes procesos a fin de agregarles la capacidad
magnética. A estos se les denominan imanes. Pueden caracterizarse por poseer en su
constitución al níquel, al hierro, o al cobalto, o sus diversas aleaciones, puesto que estas
se han considerado como las primordiales representantes en cuanto a magnetismo refiere.
Si bien, es popular la manera en que los imanes han sido usados en diversos aspectos de
la industria, como la movilización de grandes cargas, la fabricación de electrodomésticos,
o también, la confección de joyería magnética, existen dentro de las prácticas alternativas
de la medicina, la magnetoterapia.

Implica el uso de los campos magnéticos estáticos con el objetivo de tratar diferentes
padecimientos. Pese a ser considerada como una pseudociencia al no tener referencia
científicamente comprobable tanto por la física como por la biología, la magnetoterapia
se basa en la curación del padecimiento aplicando diferentes frecuencias altas y bajas de
magnetismo sobre las partes del cuerpo afectadas.
Se hace capaz de regenerar células, promoviendo la acción reparadora, antiinflamatoria,
antiestrés, y antiedematosa, sin esperar por efectos secundarios. Considerada también
como una nueva forma de fisioterapia con la cual se emplea la energía electromagnética,
de manera no invasiva, pero igualmente eficaz, capaz de acelerar el proceso de curación
tras un evento traumático, aliviar el dolor a consecuencia de este, estimular la
recuperación celular de los tejidos, reducir las inflamaciones que haya producido, alentar
a la oxigenación de las células, estimular la reabsorción de los edemas, o mejor conocidos,
como la hinchazón en tejidos por la alta concentración de líquido.

Por su parte, la profesora Graciela Pérez afirma que, el magnetismo aplicado a la


bioquímica ha tenido diferentes basamentos que han de concretarle como un referente
científico en el avance de tratamientos no invasivos, señalando entre muchos otros que
“conforme a la influencia sobre el colágeno, se ha demostrado que aplicando campos
magnéticos a cultivos de condroblastos, se aumentó su síntesis; la influencia sobre las
funciones de transporte de la membrana celular, los campos magnéticos aumentan «in
vitro» la toma de calcio radioactivo en el hueso osteoporótico”.
Además, Pérez agrega que la influencia de los campos electromagnéticos ha logrado en
definitiva estimular y orientar las proteínas en las membranas, en diferentes ramas de
tratamiento que van desde la cardiología, a la dermatología, y la urología, lo que, en lugar
de hacerla aparentar como una pseudociencia, debería ser reconocida y enfocada el poder
que en sí resguarda como un avance en favor de la propia medicina tradicional.

APLICACIONES DE MAGNETISMO EN LA INDUSTRIA

TREN DE LEVITACIÓN MAGNÉTICA:


El transporte de levitación magnética, o maglev, es un sistema de transporte que incluye
la suspensión, guía y propulsión de vehículos, principalmente trenes, utilizando un gran
número de imanes para la sustentación y la propulsión a base de la levitación magnética.
Este método tiene la ventaja de ser más rápido, silencioso y suave que los sistemas de
transporte colectivo sobre ruedas convencionales. La tecnología de levitación magnética
tiene el potencial de superar 6.400 km/h (4.000 mph) si se realiza en un túnel al vacío.
Cuando no se utiliza un túnel al vacío, la energía necesaria para la levitación no suele
representar una gran parte de la necesaria, ya que la mayoría de la energía necesaria se
emplea para superar la resistencia del aire, al igual que con cualquier otro tren de alta
velocidad.
La mayor velocidad registrada de un tren maglev fue de 581 km/h,2 logrado en Japón en
2003, 6 km/h más rápido que el récord de velocidad del TGV convencional. (Arroyo
Araujo, 2000)

DISCOS DUROS.
Se denomina disco duro o disco rígido (en inglés hard disk, abreviado con frecuencia HD
o HDD) al dispositivo encargado de almacenar información de forma permanente en una
computadora. Los discos duros generalmente utilizan un sistema de grabación magnética
analógica, que graba la información sobre el soporte cuando este pasa delante del
electroimán, el soporte puede ser un carrete de hilo, cinta de papel o cinta magnética. El
electroimán reorienta las partículas del material ferromagnético (óxidos de hierro o de
cromo) que recubren el soporte; la reproducción recorre el camino opuesto. Esta cinta
magnética es un tipo de soporte de almacenamiento de información que se graba en pistas
sobre una banda de un material magnético, generalmente óxido de hierro o algún cromato,
el tipo de información que se puede almacenar en las cintas magnéticas es variado: vídeo,
audio y datos. Se componen de una carcasa en cuyo interior una serie de platos metálicos
apilados giran a gran velocidad. Sobre estos platos se sitúan los cabezales que se ocupan
de leer o escribir los impulsos magnéticos. (ACIMED, 2007)
APLICACIONES DE MAGNETISMO EN LA TECNOLOGIA

EFECTO DE CAMPOS MAGNÉTICOS EN METALES LÍQUIDOS


En la tecnología nuclear, los reactores de cría juegan un papel muy importante para la
producción de energía, sobre todo en países como Francia y Alemania. Estos reactores se
llaman así porque al operar producen más combustible nuclear del que usan y lógicamente
esto es una gran ventaja de su operación. Para enfriar estos reactores se utilizan metales
líquidos. Esto incidirá en el diseño del reactor pues, dados los campos magnéticos
presentes en el mismo, el flujo del metal puede seguir patrones sorpresivos. De esta
manera se estudia el flujo y el comportamiento de metales líquidos en tuberías de distintas
secciones transversales, sean cilíndricas o rectangulares, rodeadas de campos magnéticos
de intensidad variable. Los patrones de flujo afectan la razón de transferencia de calor,
presión, etcétera.

RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR


Si un núcleo atómico que posee espín es colocado en un campo magnético fuerte, su
momento magnético procesa alrededor de la dirección del campo. La componente del
momento en el eje definido por el campo está cuantizada, o sea, toma solamente valores
discretos. De esta manera, sólo ciertas energías son permitidas. Al pasar de un estado de
energía a otro el núcleo radía a ciertas frecuencias. En 1946, Purcell y Bloch desarrollaron
la resonancia magnética nuclear (RMN) aprovechando este hecho. Esos investigadores
utilizaron un transmisor de radiofrecuencia para producir un campo electromagnético
oscilante que induce transiciones entre los diversos niveles de energía de los núcleos de
una muestra. Esto ocurre cuando, por un efecto de resonancia, la frecuencia del campo
oscilante iguala a la frecuencia de transición entre estos niveles (frecuencia de Larmor),
la cual depende tanto del momento magnético de núcleo como del campo magnético en
el núcleo.

TECNOLOGÍA DE INFORMACIÓN MAGNÉTICA


Indudablemente ésta es la aplicación en donde el magnetismo ha permitido un desarrollo
mayor y más impresionante, ya que ha generado una industria de 25 000 millones de
dólares al año, la cual crece a un ritmo de 20% anual. Su potencial es tan grande que
desafía la imaginación, y lo hecho hasta ahora parece ser sólo el principio. La tecnología
de información magnética incluye tres campos: grabación magnética, grabación
optomagnética y burbujas magnéticas.

GRABACIÓN MAGNÉTICA
El almacenamiento de información vía grabación magnética se realiza en cintas
magnéticas, discos flexibles (floppy disks) y discos duros. Una cabeza de grabación
convencional consiste en un material magnético de alta permeabilidad alrededor del cual
pasa una corriente por un alambre. El campo magnético en la brecha magnetiza el medio
magnético en dirección del campo. Cambiando la dirección de la corriente se pueden
magnetizar diferentes regiones del medio en direcciones opuestas y por tanto se tiene un
código de información binario. Para leer esta información se mueven la cabeza y el medio
en relación una al otro y al interceptar la cabeza al campo magnético del medio se generan
pulsos eléctricos por la ley de Lenz. En todos los medios de grabación los parámetros
importantes son la densidad de información, la razón de transferencia de datos y, por
supuesto, el costo. Entre los factores que limitan estos parámetros, especialmente el
primero, está la interacción entre la cabeza y el medio. Esto se debe a que el campo
magnético no puede ser enfocado y, por lo tanto, para aumentar la densidad de grabación
se necesita acercar la cabeza al medio, causando problemas graves. Para subsanar estos
problemas se han usado partículas alargadas de Fe2O3. Para mejorar todavía más la
grabación se incluyen partículas de óxido de cromo o cobalto
CONCLUSION

Este tema de investigación es muy interesante, porque no ayuda a conocer mas sobre los
dominios magnéticos y sus aplicaciones en las industrias, medicina y técnologías.

BIBLIOGRAFÍA

http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen2/ciencia3/056/htm/sec_7.htm
https://www.joya.life/blog/magnetismo-aplicacion-fines-medicos/
https://prezi.com/rvgr3hlzkezs/aplicacion-del-magnetismo-en-medicina-industria-y-
juegos/
https://andesmeji.wordpress.com/magnetismo/dominios-magneticos/