Vous êtes sur la page 1sur 1

No.

071981

Van por Vacaciones seguras en carreteras estatales

 
Para mantener transitable la red carretera estatal y dar seguridad a los automovilistas que
utilizan estas vías en periodo vacacional, la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano
(Sidur), a través de la Junta de Caminos, puso en marcha el programa denominado “Vacaciones
seguras”.

Ricardo Martínez Terrazas, titular de la Sidur en Sonora, destacó que si bien, actualmente la red
carretera estatal se encuentra en buenas condiciones, hay factores que contribuyen a su
deterioro y por ello es importante contar con programas de conservación y mantenimiento.

Como parte de este plan operativo, dijo, en la Junta de Caminos, a cargo de Manuel Ibarra
Salgado, se llevan a cabo acciones de bacheo, reparación y colocación de señalamiento vertical
en las diferentes rúas.

Asimismo, se realizan trabajos de pintura de rayas centrales o laterales, que son de gran
importancia para la seguridad de los automovilistas.

Martínez Terrazas explicó, además, que previo al inicio de la temporada de lluvias y para
prevenir y disminuir afectaciones a la infraestructura carretera y a sus usuarios, se trabaja en el
deshierbe y desmonte en zonas laterales, limpieza, desazolve de obras de drenaje y reparación
de cunetas.

De igual manera, durante el periodo de lluvias de verano se lleva a cabo un monitoreo


permanente de toda la red carretera estatal para, ante cualquier eventualidad, proporcionar
atención inmediata a los daños ocasionados y con ello evitar que estos se conviertan en
problemas mayores y más costosos.

Entre estas acciones está el retiro de derrumbes, relleno de deslaves, desazolve de la superficie
de rodamiento, recargue de taludes y el bacheo.
El titular de Sidur recordó que a la llegada de esta administración estatal, las carreteras se
encontraban en franco deterioro y en muchos de los casos completamente intransitables, sin
embargo, luego del programa Rescate carretero, hoy día se cuenta con 75% de la red carretera
en buen estado y en el 25% restante se trabaja con jornadas de conservación para evitar su
deterioro.