Vous êtes sur la page 1sur 117

UNIVERSIDAD GRAN ASUNCIÓN

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES, JURÍDICAS Y HUMANIDADES

TRABAJO FINAL DE GRADO PRESENTADO A LA UNIVERSIDAD


GRAN ASUNCIÓN COMO REQUISITO PARA LA OBTENCIÓN DEL
TÍTULO DE ABOGADO

ANÁLISIS DEL CUMPLIMIENTO DE LAS DISPOSICIONES


NORMATIVAS QUE REGULAN EL ARTICULO 57 DE LA CONSTITUCIÓN
NACIONAL DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY EN LA CIUDAD DE
CAPIATÁ EN EL AÑO 2.018.-

FANNY MARILIN ARGUELLO

CAPIATÁ – PARAGUAY
2019

I
UNIVERSIDAD GRAN ASUNCIÓN
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES, JURÍDICAS Y HUMANIDADES

TRABAJO FINAL DE GRADO PRESENTADO A LA UNIVERSIDAD


GRAN ASUNCIÓN COMO REQUISITO PARA LA OBTENCIÓN DEL
TÍTULO DE ABOGADO

ANÁLISIS DEL CUMPLIMIENTO DE LAS DISPOSICIONES


NORMATIVAS QUE REGULAN EL ARTICULO 57 DE LA CONSTITUCIÓN
NACIONAL DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY EN LA CIUDAD DE
CAPIATÁ EN EL AÑO 2.018.-

FANNY MARILIN ARGUELLO

TUTOR: ABG. JORGE LUIS ORTIZ

CAPIATÁ – PARAGUAY
2019

II
Trabajo final de grado presentado como requisito para la obtención del título de
Abogado

III
Advertencia

La Universidad Gran Asunción no se hace


responsable de las ideas expuestas en el
presente trabajo

IV
HOJA DE AUTORIDADES

RECTOR
DR. JUAN ALBERTO ANTONIO DENIS PINTOS

DECANO
ABG. JUAN PABLO COLMAN TRIGO

DIRECTORA ACADÉMICA
DRA. MARIA ANGELICA ARRUA DE QUINTANA

COORDINADOR
ABG. ÁNGEL PRIMITIVO GONZÁLEZ

V
ANÁLISIS DEL CUMPLIMIENTO DE LAS DISPOSICIONES
NORMATIVAS QUE REGULAN EL ARTICULO 57 DE LA CONSTITUCIÓN
NACIONAL DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY EN LA CIUDAD DE
CAPIATÁ EN EL AÑO 2.018.-

FANNY MARILIN ARGUELLO

PROF.ABG.JORGE LUIS ORTIZ

TUTOR METODOLOGICO

CAPIATÁ – PARAGUAY
2019

VI
UNIVERSIDAD GRAN ASUNCIÓN

HOJA DE CALIFICACIÓN

“Análisis del cumplimiento de las disposiciones normativas que regulan el Art. 57 de


la Constitución Nacional de la República del Paraguay en la ciudad de Capiatá en el año
2.018.-”
Calificación Número

Letra

Evaluadores: ………………………………………………………………….

Aclaración: ………………………………………………………………….

Evaluadores: ………………………………………………………………….

Aclaración: ………………………………………………………………….

Evaluadores: ………………………………………………………………….

Aclaración: ………………………………………………………………….

Observaciones:……………………………………………………………………………

VII
DERECHO DE AUTOR

Quien suscribe Fanny Marilin Arguello con cédula de identidad Nº 1.936.719, Autor
del trabajo de investigación titulado “Análisis del cumplimiento de las disposiciones
normativas que regulan el artículo 57 de la tercera edad de la Constitución Nacional de
la República del Paraguay en la Ciudad de Capiatá en el año 2.018.-”, declara que
voluntariamente cede a título gratuito y en forma pura y simple, ilimitada e
irrevocablemente a favor de la Universidad Gran Asunción UNIGRAN el derecho de autor
de contenido patrimonial que como autor le corresponde sobre el trabajo de referencia.
Conforme a lo anteriormente expresado, esta cesión otorga a la Universidad Gran
Asunción UNIGRAN la facultad de comunicar la obra, divulgarla, publicarla y reproducirla
en soportes analógicos o digitales en la oportunidad que ella estime conveniente. La
Universidad Gran Asunción UNIGRAN deberá indicar que la autoría o creación del
trabajo corresponde a mi persona y hará referencia al tutor y a las personas que hayan
colaborado en la realización del presente trabajo de investigación.-
En la ciudad de Capiatá, a los 30 días del mes de abril de 2019.

…………………………………….
Firma

VIII
UNIVERSIDAD GRAN ASUNCIÓN

HOJA DE APROBACIÓN

El trabajo de grado “Análisis del cumplimiento de las disposiciones normativas que


regulan el artículo 57 de la tercera edad de la Constitución Nacional de la República
del Paraguay en la Ciudad de Capiatá en el año 2.018.-”,presentado por Fanny Marilin
Arguello con cédula de identidad Nº 1.936.719, reúne las condiciones reglamentarias
para su defensa.

……………………………………………………………….

Tutor Metodológico, Prof. Abg. Jorge Luis Ortiz.

Fecha:…………………./…………………./ 2019

……………………………………………………………….

Corrector:...................................................................................

Fecha:…………………./…………………./ 2018

...........................................................................................

IX
Dedicatoria
A Dios por otorgar sabiduría y esperanza. A
mi Padre (+), mi Madre, mi Hijo divino, y mi
esposo que depositaron su confianza en mi
persona y acompañarme siempre.

X
AGRADECIMIENTO
Gracias al padre Celestial por brindar la
oportunidad de la obtención del título, a mi
Padre (+) y Madre que de manera
incansable acompañaron mi vida
académica, al igual que mi hijo y mi esposo
que siempre otorgaron fe ante el logro de
mi meta profesional, y que de alguna
manera fueron participe de dicho logro.
Agradezco a nuestro Hogar de Estudio y su
plantel académico, quienes depositaron
confianza, tiempo y dedicación para
cumplir el anhelo de cada estudiante
universitario.

XI
RESUMEN
El objetivo del presente trabajo fue analizar el cumplimiento efectivo de lo
establecido en el art. 57 de la Constitución Nacional paraguaya en la Ciudad de
Capiatá. La metodología utilizada fue cualitativa empleada de revisión documental. Se
recurrió a examinar los documentos accesibles a través de los sitios web de las
instituciones, como también documentos de trabajos y artículos de investigaciones e
informes oficiales de los diferentes estamentos públicos, así también se realizaron
entrevistas a los directivos de las instituciones públicas locales y representantes
comunitarios.
Lo que la ley plantea es la protección integral del adulto mayor, con el
compromiso de contribuir al mejoramiento de su calidad y nivel de vida. Donde se
involucren toda la sociedad a través de todos los servicios, gestión social integral, así
como normar y hacer cumplir las Leyes que los amparan, garantizando la gratuidad y
el trato humanizado, en el marco del derecho y salud con equidad, partiendo de la
base de la universalidad, integridad, equidad y participación, es de la Dirección de
Adultos Mayores, ente rector nacional de esta franja tarea.

Palabras claves: Ley, edad adulta, jubilación.

XII
ABSTRACT

The objective of the present work was to analyze the effective fulfillment of what
is established in art. 57 of the Paraguayan National Constitution in the City of Capiatá.
The methodology used was a qualitative one used for documentary review. It was
resorted to examine the documents accessible through the websites of the institutions,
as well as documents of works and research articles and official reports of the different
public bodies, as well as interviews were conducted with the directors of local public
institutions and representatives. Community
What the law proposes is the comprehensive protection of the elderly, with the
commitment to contribute to the improvement of their quality and standard of living.
Where the whole society is involved through all services, comprehensive social
management, as well as regulating and enforcing the laws that protect them,
guaranteeing free and humane treatment, within the framework of law and health with
equity, based on the base of universality, integrity, equity and participation, is the
Directorate of Older Adults, national governing body of this task.

Keywords: Law, adulthood, retirement.

XIII
ÍNDICE
Páginas
Portada………………………………………………………………………….……………. I
Advertencia ............................................................................................................... IV

HOJA DE AUTORIDADES ......................................................................................... V

HOJA DE CALIFICACIÓN ........................................................................................ VII

DERECHO DE AUTOR ........................................................................................... VIII

HOJA DE APROBACIÓN .......................................................................................... IX

Dedicatoria ................................................................................................................. X

AGRADECIMIENTO .................................................................................................. XI

RESUMEN ............................................................................................................... XII

ABSTRACT ............................................................................................................. XIII

ÍNDICE .................................................................................................................... XIV

INTRODUCCIÓN.........................................................................................................1

TEMA ..........................................................................................................................2

TÍTULO........................................................................................................................2

ANTECEDENTES .......................................................................................................2

DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA ...............................................................................3

1 PREGUNTAS DE LA INVESTIGACIÓN ...................................................................4

1.1 Pregunta genérica ..............................................................................................4

1.2 Preguntas específicas ........................................................................................4

1.3 OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN ..................................................................5

1.3.1 Objetivo general ..............................................................................................5

1.3.2 Objetivos específicos ..................................................................................5

1.4 JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN ...........................................................6

II. MARCO TEORICO ..................................................................................................7

XIV
2.1. MARCO CONCEPTUAL .......................................................................................7

2.1.1 ADULTO MAYOR............................................................................................7

2.1.2 VEJEZ: ............................................................................................................9

2.1.3 ANCIANO ...................................................................................................... 11

2.1.4 TERCERA EDAD .......................................................................................... 12

2.1.5 ABUELO:....................................................................................................... 14

2.1.6 INCLUSIÓN................................................................................................... 14

2.1.7 PROTECCION .............................................................................................. 15

2.1.8 INTEGRACION ............................................................................................. 16

2.1.9 VIDA DIGNA ................................................................................................. 18

2.1.10 NECESIDADES GERIATRICAS ................................................................. 19

2.1.11 GERIATRIA ................................................................................................. 20

2.1.12 DIRECCION DE ADULTOS MAYORES ..................................................... 21

2.1.13 VULNERABILIDAD ..................................................................................... 22

2.1.14 SITUACION DE CALLE .............................................................................. 23

2.1.15 ABANDONO ................................................................................................ 24

2.1.16 DEBER DE CUIDADO ................................................................................ 25

2.2 MARCO REFERENCIAL ..................................................................................... 27

2.2.1 Personas Adultas Mayores cuentan desde hoy con una Convención
Interamericana que protege sus derechos ............................................................. 27

2.2.2 La importancia de los abuelos en la familia ................................................... 28

2.2.3 Protección familiar ......................................................................................... 33

2.2.4 Necesidades de las personas mayores......................................................... 37

Por Azucena García 18 de febrero de 2011. .......................................................... 37

2.3 MARCO HISTÓRICO .......................................................................................... 40

2.3.1 El Papel del Anciano en la Sociedad: una mirada a través de la Historia. .... 40

2.3.2 La cantidad de personas mayores de 60 años se duplicará para 2050; se


requieren importantes cambios sociales ................................................................ 46

XV
2.3.3 Adultos Mayores: Esperanzados en una vejez digna .................................... 50

2.4 MARCO LEGAL................................................................................................... 54

2.4.1 CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY DE 1992 ............... 54

2.4.2 Declaración Universal de Derechos Humanos (1948)................................... 55

2.4.3 Convención Americana sobre Derechos Humanos; ratificada por ley Nº


1/1989 .................................................................................................................... 55

2.4.4 Protocolo de San Salvador; ratificada por ley Nº 1040/97 ............................. 56

2.4.5 Principios de las Naciones Unidas a favor de las personas de edad (1991) . 57

2.4.6 Convención Interamericana sobre La Protección de los Derechos Humanos


de Las Personas Mayores...................................................................................... 59

2.4.7 Ley N° 98/1952 “Que establece el régimen unificado de jubilaciones y


pensiones”;............................................................................................................. 81

2.4.8 Ley N° 1885/2002 “De las personas adultas”; ............................................... 81

2.4.9 Ley N° 3728/2009 “Que establece el derecho a pensión alimentaria para


personas adultas mayores en situación de pobreza”. ............................................ 82

2.4.10 LEY N° 1160/97 CÓDIGO PENAL PARAGUAYO ....................................... 84

III METODOLOGÍA .................................................................................................... 85

3.1 Enfoque Metodológico...................................................................................... 85

3.2 Diseño Metodológico ........................................................................................ 85

3.3 Nivel de la investigación ................................................................................... 85

3.4 Delimitación temporal ....................................................................................... 86

3.5 Delimitación geográfica .................................................................................... 86

3.6 Población ......................................................................................................... 86

3.7 Muestra ............................................................................................................ 87

3.8 Criterios de inclusión: ....................................................................................... 87

3.9 Criterios de exclusión: ...................................................................................... 87

3.10 Técnica e instrumentos de Recolección de Datos ......................................... 87

IV Recolección y análisis de los datos....................................................................... 88

XVI
Ética de la Investigación ........................................................................................ 89

4.1 ANALISIS DE DATOS ...................................................................................... 90

CONCLUSIÓN .......................................................................................................... 91

RECOMENDACIONES ............................................................................................. 92

Bibliografía ................................................................................................................ 93

Anexos ...................................................................................................................... 94

Instrumento Nº 1 .................................................................................................... 94

Entrevista ............................................................................................................ 94

XVII
INTRODUCCIÓN
El presente trabajo está enfocado a presentar la situación de los Adultos
Mayores en la Ciudad de Capiatá, haciendo un análisis minucioso de manera a
tener bien claras las informaciones.
Se enfocará en las referencias jurídicas a partir de las cuales se protegen
y promueven los derechos de los Adultos Mayores, para, en fin, detallar el aporte
que la legislación nacional, las instituciones y las autoridades locales están
brindando en este campo.
Si bien es cierto que existen Leyes e Instituciones para defender los
derechos de los Adultos Mayores, presenta un panorama en desventaja no sólo
en término demográfico, sino también en materia de los Derechos ya que la
inadecuación es evidente entre lo que está escrito y las realidades.
No es fácil vivir en la última etapa de la vida, sin tener quien proteja la
integridad físico afectiva del adulto mayor, y aun más cuando no se tiene acceso
a los beneficios que el Estado ofrece porque no los conoce, no tiene acceso o la
capacidad para poder intervenir y apropiarse de lo que le corresponde como
integrante de una sociedad y estar más presentes y visibles ante la sociedad
insensible con personas que merecen respeto y ayuda, para fortalecer sus lazos
afectivos y no apagar poco a poco esa llama que aún puede seguir encendida y
vigorosa en sus conocimientos.
Y Finalmente, promover propuestas a partir de la legislación vigente y de
los distintos mecanismos del sistema de protección de estos derechos, que
pudieran servir como criterios de orientación válidos y eficaces para la protección
integral del adulto Mayor.
Para alcanzar los objetivos, se analizarán los conceptos fundamentales
vinculados al tema del presente trabajo, con el fin de establecer unas bases bien
delimitadas y definidas.

1
TEMA: Adultos Mayores
TÍTULO: Análisis del cumplimiento de las disposiciones normativas que

regulan el Articulo 57 de la Constitución Nacional de la República del Paraguay


en la Ciudad de Capiatá en el año 2.018.-

ANTECEDENTES
El envejecimiento de la población es consecuencia de la evolución
de los componentes del cambio demográfico (fecundidad y mortalidad). Se
define como el aumento progresivo de la proporción de las personas de 60
años y más con respecto a la población total.
El camino recorrido por los países de la región durante estas últimas
décadas en relación con la implementación de políticas para las personas
mayores y sus derechos, las buenas prácticas y las lecciones aprendidas
de sus experiencias en políticas públicas, se ilustra con el caso de la
experiencia de la Argentina. Asimismo, se comenta sobre las reuniones de
seguimiento a la Conferencia Regional Intergubernamental sobre
Envejecimiento y Derechos de las Personas Mayores en América Latina y
el Caribe.
Esto es el resultado de un proceso de investigación y reflexión sobre
la manera de incorporar a las personas mayores en la implementación y el
seguimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible desde la
perspectiva de derechos humanos. Pone el acento en el cambio
demográfico como una megatendencia mundial que tendrá efectos en la
implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como en
sus interconexiones con el ejercicio de los derechos humanos de las
personas mayores en América Latina y el Caribe.1

1
https://www.cepal.org/es/notas/envejecimiento-personas-mayores-agenda-2030-desarrollo-
sostenible-perspectiva-regional

2
DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA
Las personas Adultas Mayores constituyen una población susceptible de
recibir malos tratos, considerándose este fenómeno como un grave problema
social. Los tipos de maltrato reconocidos incluyen desde el físico y psicológico
hasta el maltrato patrimonial y el auto abandono, siendo los más frecuentes la
explotación material y la violencia verbal. En el año 2014, en la Dirección de
Adultos Mayores se recibió demandas de atención al adulto mayor, víctima de
abuso, maltrato, abandono y en situación de calle, en un promedio de 10
solicitudes por día.
Entre las diversas causas de defunciones que ocurren al año
corresponden a enfermedades no transmisibles. Este grupo representa casi el
66% de muertes en personas de 60 años y más. (MSP Y BS 2010)
La alta prevalencia de enfermedades crónicas y degenerativas en la
población adulta mayor se verá afectado en parte por los problemas de
discapacidad.
Dada la falta de una política específica de salud destinada a los adultos
mayores, estos cuentan con los mismos servicios que la población en general.
El acceso a la jubilación y pensión de la vida es un privilegio para los
Adultos Mayores ya que es muy difícil estar en el sistema que ofrece el ente
público.
La cobertura de los sistemas de jubilaciones y pensiones en el Paraguay
es baja. A nivel nacional, solo el 15% de las personas de 60 años y mas es
beneficiaria de la seguridad social es decir que el mismo estado no se esta
preocupando por el bienestar de los adultos mayores lo que hace suponer que
nuestros propios gobernantes no tienen pensado el futuro de nuestros ancianos
lastimosamente.

3
1 PREGUNTAS DE LA INVESTIGACIÓN

1.1 Pregunta genérica

¿Cuál es el alcance del cumplimiento de las disposiciones normativas que


regulan el Articulo 57 de la Constitución Nacional de la República del Paraguay?

1.2 Preguntas específicas

1.2.1 ¿Se encuentra reglamentado el artículo 57 de la constitución nacional


de la República del Paraguay?

1.2.2 ¿Por qué es importante Analizar el cumplimiento de las disposiciones


normativas del artículo 57 de la Constitución Nacional de la República del
Paraguay en la Ciudad de Capiatá?

1.2.3 ¿La familia, la sociedad y los poderes publico cumplen con la protección
integral de las personas de la tercera edad en la ciudad de Capiatá?

1.2.4 ¿Cuál es la sanción por incumplimiento de esta normativa?

1.2.5 ¿De qué manera se podría mejorar el cumplimiento de esta normativa?

4
1.3 OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

1.3.1 Objetivo general

Analizar el cumplimiento efectivo de las disposiciones normativas que regulan


el que el Artículo 57 de la Constitución Nacional de la República del Paraguay
en la ciudad de Capiatá.

1.3.2 Objetivos específicos

1.3.2.1 Identificar la legislación que regula el artículo 57 de la


constitución nacional de la República del Paraguay.

1.3.2.2 Examinar la importancia del cumplimiento de las disposiciones


normativas del artículo 57 de la Constitución Nacional de la República
del Paraguay en la Ciudad de Capiatá.

4.3.2.3 Evaluar el cumplimiento de la protección integral de la persona


de la tercera edad por la familia, la sociedad y los poderes públicos en la
ciudad de Capiatá.

4.3.2.4 Describir cual sería la sanción por el incumplimiento de esta


normativa.

4.3.2.5 Proponer la manera y las formas de mejorar el cumplimiento


efectivo de esta normativa

5
1.4 JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN
El presente proyecto tiene por objetivo dar a conocer si las políticas
públicas de atención integral a los adultos mayores son suficientes y cumplen las
disposiciones normativas jurídicas que hacen al cuidado integral de los adultos
mayores.
Considerando que la persona humana es el fin de la sociedad y del Estado
y que, por ende, todos tenemos la obligación de respetarla y protegerla, el Estado
debe velar por todos los niveles poblacionales y particulares, por quienes han
dado su aporte a la sociedad, por lo que ello justifica la atención a las personas
que conforman el grupo de Adultos Mayores y procurar su participación plena en
el seno de la sociedad.
En general, la posición que ocupan en la familia es central mientras se
mantiene el núcleo familiar, pero al quedar viudos (as) entra a depender de sus
hijos o nietos, ocupando una posición marginal, o siendo desplazado de su
espacio vital al espacio institucional, haciendo que el adulto mayor se sienta
vulnerado y que cambia notablemente su sentido de vida, sus posibilidades de
desarrollo, de libertad y, por ende su calidad de vida. De allí, que se requiere de
políticas y medidas destinadas al adulto mayor que les brinden oportunidades
para satisfacer su necesidad de autorrealización, por medio del logro de sus
objetivos, aspiraciones personales y la realización de sus posibilidades. Por ello,
se debe comenzar a estudiar la problemática de este grupo poblacional y, que
mejor que a través de esta propuesta investigativa para comprender el
significado que tiene desde su propia perspectiva la calidad de vida.
Se observa la necesidad de llevar a cabo un abordaje interdisciplinario, en
el cual, se incluya al adulto mayor como actor y gestor de su calidad de vida, y
se propicie una atención integral e integrada.
Así también, elaborar una propuesta educativa que sirva como
instrumento de políticas para mejorar la calidad de vida de este grupo etario a
nivel institucional, municipal y nacional.

6
II. MARCO TEORICO

2.1. MARCO CONCEPTUAL


Algunos conceptos fueron extraídos del diccionario Jurídico de Manuel
Ossorio, no obstante, otros conceptos son de otras fuentes que se mencionan
en citas y bibliografías.

2.1.1 ADULTO MAYOR: es un término reciente que se le da a


las personas que tienen más de 65 años de edad, también estas personas
pueden ser llamados de la tercera edad. Un adulto mayor ha alcanzado ciertos
rasgos que se adquieren bien sea desde un punto de vista biológico (cambios
de orden natural), social (relaciones interpersonales) y psicológico
(experiencias y circunstancias enfrentadas durante su vida).
Los adultos mayores son símbolo de estatus, prestigio y fuente de
sabiduría, por lo general son tratados con mucho respeto y se les identifica por
ser maestros o consejeros en ciertas sociedades, debido a su larga trayectoria.
Aunque esto difiere según cada cultura, porque en algunos países la condición
de vida de un adulto mayor se torna muy difícil debido a que pierden
oportunidades de trabajo, actividad social y en el peor de los casos son excluidos
o rechazados.
En el caso de países desarrollados o en vías de desarrollo, un adulto
mayor tiene un nivel de vida mejor, esto se debe a que le son otorgados
trabajos sin importar la edad sino la experiencia y capacidad que ellos poseen,
también el gobierno les provee de un subsidio (pensión), garantías de salud y
otros beneficios.
El cuidado de un adulto mayor debe ser especial porque su organismo no
es el mismo y ha sufrido varios cambios biológicos, es por eso que se les
recomienda a estas personas llevar un estilo de vida tranquilo donde puedan
disfrutar de su familia y de las cosas que más le gustan hacer, también es
recomendado una alimentación balanceada y una rutina de ejercicios que les
ayude a contrarrestar el degeneramiento de su organismo. Finalmente llegar a
esta etapa de la vida es un privilegio que pocos pueden tener es por esta razón
que al llegar a ser adulto mayor se debe tener una actitud positiva y alegre.

7
“Llegar a viejo es una honra; las canas son la corona que se gana
por ser honrado”. – Proverbio2
Para definir cómo se es una persona adulta mayor, es necesario abordarlo
desde una perspectiva biopsicosocial o también llamada visión integral.
Uno de los objetivos del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores
es “Fomentar una cultura de la vejez y el envejecimiento, en la cual las personas
adultas mayores se consideren y sean consideradas sujetos socialmente activos
y en la que el envejecimiento sea vivido como un proceso normal, como parte
del ciclo vital”.
Por tal motivo, para participar activamente en la construcción de esta
cultura de la vejez y el envejecimiento, es necesario plantear de manera clara
cuáles son los conceptos básicos a partir de los cuales se planifica y se actúa.
Desde nuestro punto de vista, el envejecimiento es un proceso de
cambios a través del tiempo, natural, gradual, continuo, irreversible y completo.
Estos cambios se dan a nivel biológico, psicológico y social, y están
determinados por la historia, la cultura y la situación económica, de los grupos y
las personas.
Cada persona envejece de manera diferente, dependiendo de sus
características innatas, de las que adquiere a través de la experiencia y de las
circunstancias a las que se haya enfrentado durante su vida.
El envejecer implica procesos de crecimiento y de deterioro. Es decir, de
ganancia y de pérdida, y se da durante todas las etapas de la vida.
Es importante señalar que las diferentes disciplinas le dan significados
distintos al envejecimiento.
En general, las ciencias sociales y del comportamiento lo caracterizan
como un proceso de desarrollo; no así la perspectiva biológica, que hace
referencia a las pérdidas y deterioro de la última etapa de la vida.
La vejez es una etapa de la vida, la última. Está relacionada con la edad,
es decir, el tiempo que transcurre desde el nacimiento hasta el momento actual,
y cómo se ha vivido durante ese tiempo.3

2
https://conceptodefinicion.de/adulto-mayor/
3
http://www.adultomayor.cdmx.gob.mx/index.php/quien-es-el-adulto-mayor

8
2.1.2 VEJEZ: Vejez es la cualidad de viejo (alguien de edad avanzada
o algo antiguo y que no es nuevo o reciente). La vejez hace referencia a
la senectud o edad senil. Aunque no existe una edad exacta a la que se pueda
considerar como el comienzo de la vejez, suele decirse que una persona es vieja
cuando supera los 70 años de vida.
La vejez también está vinculada a la categoría social que se conoce
como tercera edad. Los integrantes de este grupo suelen estar jubilados (es
decir, ya no trabajan y, por lo tanto, no forman parte de la población
económicamente activa) y, en muchos casos, se han convertido en abuelos.
El 1 de octubre es cuando se celebra en todo el mundo el Día internacional
de la Tercera Edad, un estado que desde hace siglos preocupó y suscitó
comentarios por parte de los pensadores más lúcidos de cada época. Así, por
ejemplo, nos encontramos con el hecho de que el famoso filósofo griego Platón
mostró su incertidumbre y “miedo” a llegar a esa etapa en una de sus
publicaciones más importantes: “La República”.
La baja tasa de natalidad y la mejora en la expectativa de vida de muchos
países ha hecho crecer el grupo poblacional de la tercera edad. La sociedad,
por lo tanto, enfrenta el desafío de seguir ofreciendo oportunidades a las
personas que se encuentran en la vejez.
Los adultos mayores, al no trabajar, necesitan del apoyo del Estado para
gozar de una buena calidad de vida. En las naciones subdesarrolladas, dicho
apoyo es precario y por eso la vejez suele ser sinónimo de penurias. No hay que
olvidar que con la vejez aparecen enfermedades y trastornos físicos como
la artrosis, la osteoporosis y el mal de Alzheimer.
Estos se topan, en muchas ocasiones, ante una realidad que no les gusta,
que les oprime y que les afecta psicológicamente. Y es que al llegar a la vejez,
a la Tercera Edad, deben hacer frente a que pierden el papel que desempeñaban
en la sociedad pues dejan de trabajar, a que no tienen las mismas cualidades
físicas y mentales que tenían cuando eran jóvenes y a que se pueden encontrar
un poco perdidos a la hora de afrontar ese presente.
Por todo ello, se hace necesario que hagan caso a una serie de consejos
sencillos pero muy útiles para afrontar esa nueva etapa vital. Entre los más
importantes se encuentran los siguientes: aceptar los cambios de todo tipo que

9
se experimentan, encontrar actividades en las que poder relacionarse con otras
personas y sentirse útil, disfrutar de todas esas experiencias que siempre se han
querido hacer pero nunca se habían realizado…
Esto hace que la noción de vejez también se use para nombrar a
los achaques y las actitudes propias de la edad de los viejos. Por
ejemplo: “Olvidé donde guardé las llaves: debe ser la vejez”, “Hoy me duele
mucho la espalda y casi no puedo caminar, pero no me quejo… son cosas
normales de la vejez”.4
La vejez es la última etapa en la vida de los seres animados, que precede
a su muerte. También muchas cosas inanimadas envejecen por el paso del
tiempo, acompañado de su uso, como por ejemplo, una prenda de vestir, o un
aparato electrónico.
La vejez humana es la inevitable consecuencia de la existencia del
tiempo. Desde que nacemos vamos envejeciendo cada día un poco, pero al
principio se madura, se crece, hasta que luego de transcurrida la meseta de la
adultez, comienza una etapa de declinación y desgaste psicofísico natural, que
marca huellas en el carácter y en lo físico. A veces, si se ha vivido de acuerdo a
valores positivos, haciendo de este ser humano alguien cada día más sabio, pero
si se ha vivido una vida sin metas, será un anciano vacío. La enfermedad también
juega un rol muy importante en la etapa de la vejez. Así un adulto mayor con
problemas importantes de salud, no podrá disfrutar de esta etapa en plenitud, de
lo contrario, podrá saborear los placeres del descanso, de los viajes, de los
nietos, del tan preciado tiempo libre. Galeno recomendaba vivir
con moderación para llegar a una buena vejez, que era algo inevitable. Para él
igual que para Aristóteles a medida que la vida transcurre se pierde un poco de
calor, hasta que finalmente el cuerpo se enfría. Esa es la vejez. El invierno de la
vida.
En las antiguas civilizaciones la vejez era honrada y reconocida como una
etapa llena de sabiduría. En la antigua Roma el pater familias era el varón vivo
más antiguo de cada familia, o sea el abuelo o bisabuelo, según el caso, y tenía
inmensos poderes, siendo una especie de rey dentro de la estructura familiar.
En nuestra sociedad actual individualista, consumista, y medido todo en términos

4
https://definicion.de/vejez/

10
de productividad, la vejez, generalmente, salvo honrosas excepciones, no es
reconocida como símbolo de experiencia entre los jóvenes, sino como alguien
cuyo ciclo productivo terminó y que hay que cuidar, muchas veces como una
carga.
Generalmente se asocia la vejez, cuyo comienzo no es preciso pero
ocurre alrededor de los 60 años (La Organización Panamericana de la salud fijó
en el año 1994, la edad de 65 años para ser considerado adulto mayor)
con jubilación, pasividad, enfermedades, soledad; lo que no brinda un broche de
oro interesante ni esperable para la culminación de la existencia.
El hombre siempre ha luchado por prolongar la vida, y lo está logrando,
cada generación tiene aspiraciones de vivir más tiempo que la que le precedió,
pero debería preverse las condiciones en que vivirán estos adultos mayores que
cada día son más. La calidad de vida de nuestros viejos es un desafío pendiente
aún, ya que muchos llegan a avanzadas edades pero enfermos, desvalidos,
recluidos en asilos, cuando deberían ser valorados, cuidados y disfrutar de una
justa recompensa por los años vividos y las metas logradas.5

2.1.3 ANCIANO: Un anciano es un individuo de avanzada edad. Se


trata de alguien que pertenece a la denominada tercera edad y que está próximo
a la muerte, de acuerdo a la expectativa de vida que puede tener el ser humano.
No existe un momento exacto en el que un sujeto se convierte en anciano.
Por convención, suele establecer el comienzo de la tercera edad a los 65 años
de vida. De este modo, aquellos que tienen 65 años o más son ancianos. Sin
embargo, hay personas de 80 años que se encuentran en plena actividad,
mientras que sujetos de unos 50 años ya sienten el paso del tiempo en
sus cuerpos.
A nivel general, puede decirse que un anciano experimenta un detrimento
de su organismo. Todas las funciones y las capacidades que desplegó durante
la juventud y que alcanzaron su máximo grado de desarrollo en la adultez,
comienzan a deteriorarse. Así, es habitual que un anciano tenga dificultades
para desplazarse y problemas de memoria, por ejemplo.

5
https://deconceptos.com/ciencias-naturales/vejez

11
El incremento de la esperanza de vida y la mejora de la calidad de vida
hicieron que, en las últimas décadas, el número de ancianos creciera en todo el
mundo. Aunque se trate de la instancia final de la vida, la etapa ya no se asocia
a la pasividad: por el contrario, se intenta que los ancianos mantengan una vida
activa dentro de sus posibilidades y que estén integrados a la comunidad.
Precisamente por el aumento del número de ancianos, se ha producido
un incremento notable del conjunto de residencias de la tercera edad que existen
e incluso de personas que se dedican a cuidar de esos mayores. Teniendo en
cuenta que hay ancianos con necesidades muy diferentes, esos profesionales
deben adaptarse a las mismas. Así, pueden dedicarse a prepararles la comida,
ayudarles en sus labores de higiene y cuidado diario, asistirles en todo lo que
necesiten porque no cuentan con movilidad, realizarles el seguimiento de sus
enfermedades y dolencias…
De acuerdo a la cultura, los ancianos suelen ser valorados por
la sabiduría que adquirieron a partir de la experiencia. En otros casos, en
cambio, los ancianos son menospreciados y se destaca a la juventud.
No podemos pasar por alto la existencia que en muchas culturas el ser
anciano supone asociarse a valores como la inteligencia y la sabiduría. Buena
muestra de ello se puede descubrir, por ejemplo, en la serie de televisión
“Embrujadas”. En esta existe un grupo, “Los Ancianos”, que lo que se encarga
es de vigilar a las brujas y de indicar a sus “guías blancos” cuando deben actuar
para dirigirlas por el camino correcto.
Además de todo lo expuesto, no podemos olvidar la existencia de un relato
que lleva por título “El anciano terrible”. Es una narración corta de terror escrita
por el famoso autor H.P. Lovecraft en el año 1920. Toma como protagonista a
un anciano que vive aislado en una casa muy antigua sobre el que existen
numerosas leyendas.6

2.1.4 TERCERA EDAD: Tercera edad o senectudes un


término antropo-social que hace referencia a las últimas décadas de la vida, en
la que uno se aproxima a la edad máxima que el humano puede vivir.) En esta

6
https://definicion.de/anciano/

12
etapa del ciclo vital, se presenta un declive de todas aquellas estructuras que se
habían desarrollado en las etapas anteriores, con lo que se dan cambios a nivel
físico, cognitivo, emocional y social. A pesar que esta fase tiene un punto final
claro (la muerte), la edad de inicio no se encuentra establecida específicamente,
puesto que no todos los individuos envejecen de la misma forma. No obstante,
debido que la edad biológica es un indicador del estado real del cuerpo, se
considera que se trata de un grupo de la población que tiene 65 años de edad o
más.
En Japón, la vejez es un símbolo de estatus; es común que a los viajeros
que se registran en los hoteles se les pregunta la edad para asegurarse de que
recibirán la deferencia apropiada. En contraste, en Estados Unidos el
envejecimiento por lo general se considera indeseable. Los estereotipos sobre
el envejecimiento, internalizados en la juventud y reforzados por décadas de
actitudes sociales, pueden convertirse en estereotipos personales, que a nivel
inconsciente y a menudo actúan como profecías que se autorrealizan.
Este grupo de edad ha estado creciendo en la pirámide de población o
distribución por edades en la estructura de población, debido principalmente a la
baja en la tasa de mortalidad por la mejora de la calidad y esperanza de vida de
muchos países.
Las condiciones de vida para las personas de la tercera edad son
especialmente difíciles, pues pierden rápidamente oportunidades de trabajo,
actividad social y capacidad de socialización, y en muchos casos se sienten
postergados y excluidos. En países desarrollados, en su mayoría gozan de mejor
nivel de vida, son subsidiados por el Estado y tienen acceso a pensiones,
garantías de salud y otros beneficios.
Incluso hay países desarrollados que otorgan trabajo sin discriminar por la edad
y donde prima la experiencia y capacidad.[cita requerida] Las enfermedades
asociadas a la vejez (Alzheimer, artrosis, diabetes, cataratas, osteoporosis etc.)
son más recurrentes en los países en vías de desarrollo que en los
desarrollados.678
El Día Internacional de las Personas de Edad se celebra el 1 de octubre.7

7
https://es.wikipedia.org/wiki/Tercera_edad

13
2.1.5 ABUELO: Los términos abuelo y abuela son los nombres con
los que los hijos designan al padre y a la madre de sus padres, y se les llama,
respectivamente, abuelo paterno o materno y abuela paterna o materna. Los
padres llaman nietos a los hijos de sus hijos. Los abuelos forman parte
importante de la familia extensa.
En las culturas tradicionales, los abuelos han tenido un rol claro en relación con
el cuidado de los niños. Esto ha tendido a desaparecer, con el desarrollo de
la familia nuclear.8

Los abuelos son un pilar fundamental en la educación de los nietos, les


transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño, estabilidad... Sin
embargo, el beneficio es mutuo, ya que los abuelos también se enriquecen
emocionalmente con el contacto con sus nietos.

Hoy en día el papel de los abuelos se ha visto incrementado en el seno


de la familia, ante la necesidad de trabajar de ambos progenitores. Conocer las
necesidades de ambos, los beneficios y los límites ayudará a que la unión sea
mucho más fuerte y positiva.9

2.1.6 INCLUSIÓN: Acción y efecto de incluir. Conexión o amistad de


alguien con otra persona.10

Inclusión es el acto y el resultado de incluir. El verbo incluir, a su vez,


refiere a contener o a ubicar a alguien o algo en el interior de un conjunto o de
una cosa.
Por ejemplo: “Favorecer la inclusión social es el principal objetivo de
nuestro gobierno”.
La idea de inclusión suele vincularse a la inclusión social. Se
entiende que una sociedad debe ofrecer determinados servicios y oportunidades
a las personas, respetando todos sus derechos. A quienes no tienen acceso a

8
https://es.wikipedia.org/wiki/Abuelo
9
https://www.guiainfantil.com/articulos/familia/abuelos/la-importancia-de-los-abuelos-en-la-familia/
10
DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA

14
dichas prestaciones o sufren la vulneración de sus derechos, se los califica como
excluidos sociales. Por lo tanto, la inclusión social apunta a que nadie quede
excluido o “afuera” del entramado social.
La inclusión social, de este modo, se refleja en cuestiones como el
acceso a la educación, a la salud y al trabajo. Fomentar la inclusión es una
obligación de las autoridades que administran el Estado.
La noción de inclusión también puede focalizarse en problemáticas
específicas. La inclusión de los individuos con algún tipo de discapacidad física,
por citar un caso, debe garantizarse mejorando la accesibilidad de los espacios
públicos. En este sentido, las calles deberían contar con rampas para quienes
se desplazan en silla de ruedas, por mencionar una medida necesaria.11
La inclusión es un concepto teórico de la pedagogía que hace referencia
al modo en que la escuela debe dar respuesta a la diversidad. Es un término que
surge en los años 90 y pretende sustituir la integración, hasta ese momento el
dominante en la práctica. Su supuesto básico es que hay que modificar el
sistema escolar para que responda a las necesidades de todos los alumnos, en
vez de que sean los alumnos quienes deban adaptarse al sistema, integrándose
a él. La opción consciente y deliberada por la heterogeneidad en la escuela
constituye uno de los pilares centrales del enfoque inclusivo.12

2.1.7 PROTECCION
La palabra protección se refiere al acto de proteger y a su resultado,
siendo este verbo derivado en su etimología del latín “protegere”, siendo “pro” lo
que se hace en favor de algo o alguien, y “tegere” = cubrir, aludiendo al cuidado
que se brinda a un objeto o sujeto.
Por ende, protección es el cuidado y resguardo con que algo o alguien,
preserva un objeto o sujeto. La protección puede ser dada por la
propia naturaleza, como ocurre con el pelaje de los animales que los protege del
frío, o una madre a su hijo; o puede ser artificial, como cuando nos colocamos
una crema para que no nos dañen los rayos del sol, o usamos un paraguas para
protegernos de la lluvia.

11
https://definicion.de/inclusion/
12
https://es.wikipedia.org/wiki/Inclusi%C3%B3n_(pedagog%C3%ADa)

15
Los animales en general poseen instintos de protección hacia su propia
vida y la de sus crías.
La protección a nivel humano, puede constituirse en un deber jurídico,
como por ejemplo el que tienen los padres, docentes, profesionales de la salud,
tutores y curadores, con respecto a sus hijos, alumnos, pacientes o pupilos,
respectivamente.
Además, con respecto a las cosas, también puede existir un deber de
protección como ocurre con el depositario que ha recibido cosas para su
custodia.
Los empleados tienen el derecho de recibir una indemnización, como
protección contra el despido arbitrario de que fueran objeto por parte de sus
patrones.
El Estado tiene el deber de protección de la ciudadanía en general, con
respecto a su seguridad, y de ciertas personas en particular, como ocurre con la
infancia o la ancianidad desvalida, o la gente que no consigue trabajo o los
enfermos y discapacitados.
Los datos personales están protegidos por el Habeas Data.13

2.1.8 INTEGRACION

La palabra integración tiene su origen en el concepto latino integratĭo. Se


trata de la acción y efecto de integrar o integrarse (constituir un todo, completar
un todo con las partes que faltaban o hacer que alguien o algo pase a formar
parte de un todo).

No obstante, el término que nos ocupa también se emplea en el ámbito


científico. Concretamente se utiliza en las Matemáticas para referirse a la suma
que se lleva a cabo de infinitos sumandos. Como integral se denomina también
a este concepto básico dentro del sector del cálculo, que tiene un origen
antiquísimo pues ya fue utilizado por Arquímedes. Y tras él hicieron lo propio
otras figuras tales como Isaac Newton o Leibniz.

13
https://deconceptos.com/general/proteccion

16
La integración social, por su parte, es un proceso dinámico y multifactorial
que supone que gente que se encuentra en diferentes grupos sociales (ya sea
por cuestiones económicas, culturales, religiosas o nacionales) se reúna bajo un
mismo objetivo o precepto.
De esta forma, la integración social puede darse dentro de un cierto país,
cuando se busca que las personas que pertenecen a los estratos sociales más
bajos logren mejorar su nivel de vida. Para esto, el Estado o las instituciones
civiles deben promover políticas y acciones para fomentar habilidades de
autonomía personal y social, la inserción ocupacional, la educación y la
adecuada alimentación.
Asimismo, además de la integración social, también podemos hablar de
la conocida como integración racial. Con ella lo que se persigue básicamente es
que exista una igualdad real entre las personas independientemente de su raza
y que se desarrolle una cultura donde exista la tolerancia necesaria para que
todas las culturas tengan cabida y sean respetadas, entre otros objetivos.
Por otra parte, la integración puede ser buscada por distintos países, para
potenciar la capacidad de cada nación y, en el trabajo conjunto, mejorar la
situación de todos los habitantes. Un ejemplo de integración política y económica
es el Mercado Común del Sur (Mercosur), formado
por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia,
Ecuador y Perú (aunque con distintos tipos de membresía).
Entre los elementos fundamentales que deben existir para sustentar e
incentivar la mencionada integración económica están la unión económica y
monetaria, el mercado común, la zona de libre comercio o la zona preferencial
de comercio.
Asimismo en el marco de aquel continente existe lo que se conoce como
integración latinoamericana. Un término con el que se viene a definir y englobar
a todo el conjunto de acciones, de diversa tipología, con el que lo que se persigue
es aunar a los países de América Latina siempre respetando la esencia y las
señas de identidad de cada uno de ellos.
Para conseguir todo ello existen diversos organismos de tipo
supranacional y se desarrollan un sinfín de actuaciones tanto a nivel político
como económico, cultural o social.

17
En todos los casos, la integración siempre supone el esfuerzo coordinado,
la planeación conjunta y la convivencia pacífica entre los sectores que conforman
el grupo. Esa es la única forma donde las partes pueden constituir un todo, aún
sin perder su individualidad.14

2.1.9 VIDA DIGNA


La capacidad de nacer, desarrollarse, reproducirse y morir se conoce
como vida. El concepto también alude a la actividad que lleva a cabo un ser
orgánico y a la existencia en un sentido amplio o general.
Digno, por su parte, es aquello que dispone de dignidad: es decir,
que tiene una calidad aceptable o excelencia. Lo digno, en otras palabras, es
algo que se puede utilizar o consentir sin vergüenza u oprobio.
La idea de vida digna se asocia a la existencia que puede llevar una
persona cuando logra satisfacer sus necesidades básicas. Por
contraposición, quien no consigue tener satisfechas estas necesidades
primordiales, no puede tener una vida digna.
Es importante tener en cuenta que aquello que se entiende como una
vida digna varía de acuerdo a las personas y las culturas. Es habitual, como
decíamos líneas arriba, que la vida digna se vincule a la posibilidad de dormir
bajo techo, alimentarse todos los días y tener acceso a la educación y a los
servicios de salud, entre otras cuestiones consideradas imprescindibles para
que un ser humano pueda subsistir y desarrollarse. Sin embargo, un individuo
puede ser millonario y tener resueltas todas sus necesidades materiales pero, a
su vez, no tener una vida digna, ya que basó su fortuna en actividades
criminales.
El concepto de vida digna también aparece cuando una persona
atraviesa una enfermedad terminal. Hay quienes sostienen que, cuando el
individuo ya no puede valerse por sí mismo, atraviesa grandes dolores y padece
una enfermedad que lo llevará indefectiblemente a la muerte, no puede tener
una vida digna: por eso, merece contar con la posibilidad de elegir cuándo morir
(eutanasia).

14
https://definicion.de/integracion/

18
Precisamente en esta línea tenemos que destacar la existencia de un
espacio web que se da en llamar Vida digna y que gira en torno a la citada
eutanasia, al suicidio asistido y a la consecución de una vida lo más digna
posible, valga la redundancia, hasta el final.
En ese espacio, entre otras cosas, por ejemplo, se habla de los
argumentos que hay a favor y en contra de la eutanasia. En cuanto a estos
últimos, a los motivos para rechazarla, establece que aceptarla es una manera
de indicar que elegir la muerte es la forma de acabar con los problemas y que
viene a “atentar” contra el ordenamiento jurídico.
La legislación vigente sobre una vida digna, la tónica general al
respecto en otros países o libros que hablan sobre la misma son también
elementos fundamentales que dan forma al contenido de la citada página web.
Una de las personas que más luchó en su momento por la muerte
digna se establece que fue el español Ramón Sampedro, cuya vida inspiró la
película “Mar adentro” (2004) realizada por Alejandro Amenábar y protagonizada
por Javier Bardem y Belén Rueda.
Que se le reconociera su derecho a morir, tras pasar 30 años en una
cama por culpa de una tetraplejia, fue por lo que abogó en todo momento. Y es
que consideraba que esa era la manera de poder tener una vida y una muerte
digna. Escribió libros, concedió entrevistas y finalmente consiguió su objetivo,
fallecer, aunque hay incógnitas al respecto.15

2.1.10 NECESIDADES GERIATRICAS


Las personas mayores tienen necesidades especiales que cubrir.
Tanto, que en ocasiones se convierten en preocupaciones. Los estudios e
investigaciones que se realizan sobre el tema recogen de manera reiterada que
uno de los aspectos al cual atribuyen un mayor valor es la discapacidad y
dependencia. Lo consideran uno de los factores más determinantes en la mejora
de la calidad de vida. Pero también les desvela la cantidad de servicios sociales
prestados y su accesibilidad, la subida de las pensiones y la cuantía de éstas.

15
https://definicion.de/vida-digna/

19
Las Personas Mayores son la memoria de un pueblo y maestros de la
vida. Cuando una sociedad no cuida a sus ancianos niega sus propias raíces y
simplemente sucumbe.

2.1.11 GERIATRIA
La geriatría es una especialidad médica dedicada al estudio de la
prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de las enfermedades
en las personas de la tercera edad.
La Geriatría resuelve los problemas de salud de los ancianos en el área
hospitalaria y en la comunidad; sin embargo, la Gerontología estudia los
aspectos psicológicos, educativos, sociales, económicos y demográficos de
la tercera edad.
Esta especialidad médica está implantada en al menos 15 países:
España, Finlandia, Irlanda, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Países Bajos,
Rusia, Suecia, México, Panamá, Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Colombia y
Venezuela.23
El paciente geriátrico se define en esencia como aquel que cumple las
siguientes condiciones:
Generalmente mayor de 75 años.
Pluripatología relevante.
Alto riesgo de dependencia.
Presencia de patología mental acompañante o predominante.

Su objetivo prioritario es la recuperación funcional del anciano enfermo


e incapacitado para conseguir el máximo nivel posible de autonomía e
independencia, facilitando así su reintegración a una vida autosuficiente en su
domicilio y entorno habitual.

Los fines propios de esta especialidad son:


El desarrollo de un sistema asistencial a todos los niveles, que atienda
las múltiples alteraciones y los problemas médico-sociales de los ancianos, que

20
de forma aguda y subaguda presentan como rasgos comunes la pérdida de su
independencia física o social.
La movilización de todos los recursos para integrar a la comunidad el
mayor número de ancianos que se pueda.
La organización de una asistencia prolongada a los ancianos que lo
necesiten.
La investigación, la docencia y la formación continuada de sus propios
especialistas y del todo relacionado con dicha especialidad.
Ejercicio profesional
El geriatra es un especialista en medicina que normalmente ejerce en
los hospitales o en residencias de ancianos, atendiendo directamente a los
pacientes. Sus actividades profesionales se desarrollan en la planta (donde
están los pacientes encamados), en las consultas externa (intra o
extrahospitalarias), y en los servicios de urgencia; aunque no todos los hospitales
disponen de esta especialidad médica.
Enfermería geriátrica
Es una de las 6 especialidades de enfermería legalmente reconocidas
en España. Su denominación oficial es "enfermería geriátrica". Para poder
ejercerla hay que tener previamente el título de graduado en enfermería, superar
el examen para Enfermero Interno Residente (EIR), y realizar una residencia de
2 años en un hospital acreditado.16

2.1.12 DIRECCION DE ADULTOS MAYORES

El 12 de septiembre de 1979 llegó a manos del entonces presidente de la


Cámara de Diputados J. Augusto Saldívar el pedido formal de creación de una
institución que se abocara a las Personas con Discapacidad, ya que hasta ese
entonces las leyes no contemplaban tal posibilidad.
El impulsor de la legislación, el doctor Bonifacio Irala Amarilla planteó la
necesidad, argumentando que ya en ese entonces y según datos de la

16
https://es.wikipedia.org/wiki/Geriatr%C3%ADa

21
Organización Mundial de la Salud (OMS) por lo menos 5 de cada 100 personas
a nivel mundial.

2.1.13 VULNERABILIDAD

Vulnerabilidad es el riesgo que una persona, sistema u objeto puede


sufrir frente a peligros inminentes, sean ellos desastres naturales,
desigualdades económicas, políticas, sociales o culturales.
La palabra vulnerabilidad deriva del latín vulnerabilis. Está compuesto
por vulnus, que significa 'herida', y el sufijo -abilis, que indica posibilidad; por lo
tanto, etimológicamente, vulnerabilidad indica una mayor probabilidad de ser
herido.
Las vulnerabilidades adoptan diferentes formas, dependiendo de la
naturaleza del objeto de estudio, sus causas y consecuencias. Frente a un
desastre natural como un huracán, por ejemplo, la pobreza es un factor de
vulnerabilidad que deja a las víctimas inmovilizadas sin capacidad de responder
adecuadamente.
Algunos sinónimos para la palabra vulnerabilidad son debilidad, flaqueza,
susceptibilidad, riesgo y amenaza.
Vulnerabilidad humana
En diferentes periodos de la historia, existen grupos de personas que
presentan un alto índice de vulnerabilidad debido a las situaciones de amenaza
y desastres extremos que viven.
En este aspecto, muchas de estas personas son ejemplos de resiliencia,
o sea, la capacidad de superar adversidades extremas. Algunos de los grupos
sociales que presentan más vulnerabilidades son:
Personas desplazadas
Refugiados
Repatriados
Marginados, excluidos o desposeídos
Niños
Mujeres embarazadas y madres lactantes
Personas de edad más avanzada
Discapacitados
Vea también Resiliencia
22
Tipos de vulnerabilidad
Todas las cosas, objetos, personas y situaciones sufren de vulnerabilidad frente
a algo. Dependiendo de la naturaleza de la debilidad, se definen tipos de
vulnerabilidad. De esta manera, se pueden buscar mejoras específicas para
cada carencia.
Algunos de los campos más estudiados de vulnerabilidad son:
Vulnerabilidad social: indefensión ante amenazas, riesgos, traumas y
presiones debido a las condiciones sociales que presenta la persona o grupo.
Vea también Injusticia social.
Vulnerabilidad informática: se refiere a los puntos débiles de un sistema
computacional donde su seguridad informática no tiene defensas necesarias en
caso de un ataque. Vea también Seguridad informática.
Vulnerabilidad ambiental: las especies endémicas, por ejemplo, son
vulnerables a los cambios en las condiciones naturales de su hábitat, por lo tanto
corren el riesgo de extinción. Vea también Especie endémica.
Vulnerabilidad económica: encuadrado dentro de lo social, se asocia a la
pobreza y a la incapacidad de generar más recursos económicos por la situación
social particular.
Vulnerabilidad alimentaria: en caso de desastres naturales, guerra, conflictos
bélicos o crisis políticas graves, por ejemplo, puede resultar difícil encontrar agua
potable o comida no contaminada.
Vulnerabilidad física: indica la vulnerabilidad de la población frente a
estructuras no preparadas para los desastres naturales, como un huracán o un
terremoto.
Vulnerabilidad laboral: la inestabilidad o precariedad laboral de un individuo.17

2.1.14 SITUACION DE CALLE

El concepto de “persona en situación de calle” podría establecerse de


manera operativa, a partir de 3 ejes: morada, tiempo y exclusión. Una persona
se encuentra en situación de calle cuando pernocta en lugares públicos o
privados, sin contar con infraestructura tal que pueda ser caracterizada como
vivienda. Según el tiempo de estadía puede clasificarse como ocasional (por días

17
https://www.significados.com/vulnerabilidad/

23
no sumando más de un mes en el último año), reciente (menos de un mes,
continuo, en calle o participando de algún programa de apoyo), habitual (entre 1
y 6 meses seguidos, o acumulados en el último año) y permanente (más de 6
meses).
El fenómeno de las personas en situación de calle, se encuentra en
estrecha relación con los procesos de exclusión social, en este sentido se han
definido sub ejes esenciales en la vida de las personas, relevantes para
determinar la exclusión social: familia, pareja, trabajo/escuela, amigos,
comunidad, salud y protección social. La realidad de las personas en situación
de calle es extremadamente compleja. Más que una situación puntual debe ser
entendida como un proceso en la que se desarrolla una creciente vulnerabilidad
de los lazos y prácticas a través de los cuales las personas van modificando y
adaptando la forma en que se desarrollan y se relacionan en la sociedad.
Respecto a los motivos que llevan a la situación de Calle, un 55% derivó
por problemas económicos, un 35% por problemas familiares, un 22% por
drogas, un 18% por problemas de salud, un 11% por consumo de alcohol, un 9%
por problemas con la justicia. Para algunos la Calle es un lugar definitivo. En este
grupo de personas se desarrollan mejores medios de adaptación. Normalmente
viven en lugares más establecidos (más integrados en la ciudad), se vinculan
con sus barrios, establecen fuentes laborales más complejas (cartoneros,
vendedores ambulantes). Habitualmente ya llevan largo tiempo viviendo en la
calle y han perdido las redes de contacto familiares.

2.1.15 ABANDONO

La noción de abandono hace referencia al acto de dejar de lado o


descuidar cualquier elemento, persona o derecho que se considere posesión
o responsabilidad de otro individuo. El abandono puede ser utilizado en el
ámbito legal o en diferentes espacios y situaciones de la vida cotidiana,
conllevando algunos de los posibles abandonos mayor gravedad que otros.
Si se lo entiende desde el punto de vista legal, el abandono siempre hará
referencia al descuido de una persona o un bien a manos de otra. En este
sentido, el abandono implica que otro individuo puede sufrir daño como
consecuencia de tal acto de abandono y por tanto la situación debe ser resuelta
de manera legal o judicial. Cuando se habla de abandono en este ámbito, por lo
24
general se hace referencia al abandono que puede cometer un padre con sus
hijos, una persona responsable con aquella persona a quien debe cuidar (tal
como un maestro con su alumno, un médico con su paciente). El abandono, sin
embargo, puede no ser siempre físico si no en muchos casos moral o
psicológico. Además, el abandono de propiedades o bienes muebles también es
una situación a resolver judicialmente ya que se debe litigar al respecto del
posible traspaso de esa propiedad a un tercero.
De todos modos, el término abandono puede ser aplicado para un sinfín
de situaciones en las cuales el punto de vista legal no tiene incumbencia. En este
sentido, abandono se entiende como el simple dejar de lado a elementos o
estructuras de pensamiento, de creencias o de sentimientos que habían estado
presentes hasta ese momento. En tal sentido, el abandono de creencias
religiosas, de ideologías o de sentimientos hacia una persona son fenómenos
comunes para el ser humano y estos no implican necesariamente que se esté
cometiendo un delito o que la situación deba ser resuelta de manera legal.18
Abandono según la R.A.E.
1. m. Acción y efecto de abandonar o abandonarse.
2. m. Der. Renuncia sin beneficiario determinado, con pérdida del dominio o
posesión sobre cosas que recobran su condición de bienes nullius o adquieren
la de mostrencos.
Abandono de familia: Delito que consiste en incumplir los deberes de asistencia
que legalmente se imponen a toda persona respecto de sus familiares
próximos.19

2.1.16 DEBER DE CUIDADO

El significado de cuidar es un proceso de vida que viven en forma diferente


los cuidadores y cuidadoras de familia como resultado de la condición religiosa,
condiciones socio económicas, los apoyos sociales y sanitarios para el cuidado
y principalmente por el histórico sistema de organización familiar y del cuidado

18
https://www.definicionabc.com/general/abandono.php
19
https://dle.rae.es/?id=023UD0Z

25
genérico-patriarcal, aun imperante en el mundo. Este sistema asigna al hombre
el sustento del hogar y a la mujer el cuidado familiar, incluido el adulto mayor. El
cuidado es asumido por una mujer como obligación, deber moral; con
resignación, en solitario, a reserva del autocuidado y con limitantes para su
crecimiento personal, familiar y social.20

20
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/27875/1/Tesis_Felix_Aleman.pdf

26
2.2 MARCO REFERENCIAL

2.2.1 Personas Adultas Mayores cuentan desde hoy con una


Convención Interamericana que protege sus derechos

15 de junio de 2015

Después de 5 años de trabajo, los Estados de América Latina cuentan


con un nuevo marco de derechos para las personas adulas mayores.
Las personas adultas mayores cuentan con la Convención
Interamericana sobre derechos de las Personas Mayores. El instrumento fue
aprobado hoy, 15 de junio en la 45 Sesión de la Asamblea de la Organización de
Estados Americanos (OEA), coincidiendo con el día mundial de concientización
sobre la violencia hacia las personas mayores.
Después de 5 años de trabajo, los Estados de América Latina cuentan
con un nuevo marco de derechos para las personas adulas mayores. En este
tiempo, el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos (IPPDH) del
MERCOSUR tuvo un rol estratégico, colaborando con el Grupo de Trabajo sobre
la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores de la OEA y
con la Comisión Permanente de Adultos Mayores de la Reunión de Altas
Autoridades de Derechos Humanos del l MERCOSUR (RAADDHH), en el
proceso de diálogo, debate, reflexión así como en la redacción del documento
que hoy es un instrumento de derechos humanos para los países miembros de
la OEA.
Esta nueva convención es el primer instrumento jurídico específico, en
materia de derechos humanos de personas adultas mayores para promover,
proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones
de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las

27
personas adultas mayores que viven en la región, a fin de contribuir a su plena
inclusión, integración y participación en la sociedad.
La Convención establece un serie de definiciones y alcance de los
derechos de las personas mayores, también define principios convencionales
entre ellos: la promoción y defensa de los derechos humanos y libertades
fundamentales de la persona mayor, la valorización de la persona mayor, su
papel en la sociedad y contribución al desarrollo, la dignidad, independencia,
protagonismo y autonomía de la persona mayor, la igualdad y no discriminación,
entre otros.
El IPPDH celebra este gran avance en materia de derechos para este
sector de la población, que se estima, para el 2025, serán alrededor de 100
millones en el continente americano, según datos de la Organización
Panamericana de la Salud.
La Convención sobre la protección de los derechos de las personas
mayores se convierte en el nuevo estándar del continente americano, sentando
de esta forma un precedente a nivel mundial. Los primeros países en firmar el
documento fueron Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Uruguay y República
Dominicana. El mismo entrará en vigor luego de que los Parlamentos de dos
países del continente lo ratifiquen.21

2.2.2 La importancia de los abuelos en la familia

Los abuelos son un pilar fundamental en la educación de los nietos, les


transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño, estabilidad... Sin
embargo, el beneficio es mutuo, ya que los abuelos también se enriquecen
emocionalmente con el contacto con sus nietos.
Hoy en día el papel de los abuelos se ha visto incrementado en el seno
de la familia, ante la necesidad de trabajar de ambos progenitores. Conocer las
necesidades de ambos, los beneficios y los límites ayudará a que la unión sea
mucho más fuerte y positiva.

21
http://www.ippdh.mercosur.int/personas-adultas-mayores-cuentan-desde-hoy-con-una-convencion-
interamericana-que-protege -sus-derechos/

28
Los abuelos en la vida de sus nietos

En Guiainfantil.com encontrarás información muy útil sobre los


beneficios que los abuelos aportan a sus nietos y viceversa, claves para
encontrar un punto medio donde los abuelos no se sientan explotados, qué
pueden hacer los abuelos cuando hay un divorcio de por medio y, sobre todo, la
importancia de los abuelos y abuelas en el seno de la familia.

29
Los abuelos y sus nietos. La presencia de los abuelos en la vida de los
niños representa una riqueza muy valiosa en todos los sentidos. Los abuelos y
las abuelas no solo cuidan de sus nietos, como también favorecen al encuentro
familiar.

El arte de ser abuelos. Franco Voli, autor de 'El arte de ser abuelos' y
presidente honorario de la Institución de Asuntos Culturales de España,
reconoce en esta entrevista que para que los abuelos-canguro se sientan
motivados en el cuidado de sus nietos deben haber tomado ellos la decisión, es
decir, han de sentirlo como una elección no como una obligación.
El papel de los abuelos. La presencia de los abuelos en la vida de sus
nietos es un recurso muy valioso en todos los sentidos. ¿Cuál es el papel de los
abuelos dentro de la educación de los niños? Ellos pueden contribuir con su
experiencia, sus cuidados, consejos, y sobretodo, con su presencia familiar.
Los abuelos ante el divorcio de los padres. Recomendaciones para el
cuidado de los nietos durante un divorcio o separación. Cómo deben actuar los
abuelos para cuidar a sus nietos durante el divorcio de los padres.
Abuelos primerizos. Una guía completa para ser buenos abuelos. En
Guiainfantil.com te ofrecemos consejos para abuelos primerizos. La llegada del
primer nieto es todo un acontecimiento que llena de ilusión a los abuelos, cómo
ser buenos abuelos con el primer nieto. Los mejores consejos para abuelos
novatos o primerizos.

30
Los niños que criados por sus abuelos son más felices. Crecer junto a
los abuelos aporta a los niños felicidad y seguridad a los niños. Puede parecer
una reflexión muy obvia, sin embargo, ha hecho falta que un grupo de
especialistas de la Universidad de Oxford y el Instituto de Educación de Londres
lo corroboren con un estudio para darle credibilidad a esta creencia.
Abuelos-canguro. Hace unos días cayó en mis manos un ejemplar del
libro de Franco Voli, El arte de ser abuelos, que me descubrió que el secreto de
la felicidad de los abuelos-canguro es su vocación, su elección de querer cuidar
de sus nietos, sin sentir esta actividad como una obligación.
Los derechos de abuelos y nietos. Los abuelos desempeñan un pape
fundamental en la transmisión de valores y en la unión de la familia, ya que el
ámbito familiar no queda reducido a las relaciones paterno-filiales, célula
fundamental, sino a todo el cuerpo de las relaciones familiares que se pueden
establecer: tíos, sobrinos, primos, nietos...

31
Lo que no deben hacer los abuelos. Los abuelos aportan infinidad de
cosas buenas e interesantes a los niños. Sobre todo, como transmisores de
valores. Pero no siempre la relación en la familia es tan buena. ¿Qué pasa
cuando los abuelos dictan normas contrarias a las de los padres?
Guiainfantil.com nos cuenta lo que jamás deben hacer los abuelos.

Lo que los abuelos hacen por sus nietos. Los abuelos son uno de los
grandes pilares en la educación de sus nietos. ¿Quieres saber el papel que
desarrollan en la vida de los niños? Juegan, escuchan, estudian, leen...

32
Abuso de los hijos a
los abuelos. La presencia de los abuelos en la vida de sus nietos es un recurso
muy valioso en todos los sentidos. Pero no se debe abusar de ellos. Los abuelos
también deben tener sus actividades y sus hijos deben respetar su espacio.

Cuentos de abuelos y abuelas. Cuentos infantiles de abuelos y


abuelas. Educa a tu hijo con cuentos. Estos libros favorecen la relación entre
abuelos y nietos, fomenta la lectura, las capacidades intelectuales de los niños,
potencia la creatividad y el diálogo. Selección de los mejores cuentos en español
en GuiaInfantil.com22.

2.2.3 Protección familiar

Los movimientos surgidos recientemente en la Organización de


Naciones Unidas (ONU) a favor de la ‘protección de la familia’ entran en conflicto
con los principios establecidos por la legislación internacional de derechos
humanos, incluyendo los principios de universalidad e indivisibilidad.
La igualdad y el respeto de todos los derechos humanos y libertades
fundamentales de todos los miembros de la familia son esenciales para el
bienestar familiar y de la sociedad en su conjunto. Debemos reconocer la

22
https://www.guiainfantil.com/articulos/familia/abuelos/la-importancia-de-los-abuelos-en-la-familia/

33
centralidad de los derechos humanos de los individuos dentro de los contextos
familiares y condenar y actuar efectivamente sobre los abusos de los derechos
humanos que tienen lugar en contextos familiares.
La legislación internacional de derechos humanos establece
claramente los derechos y libertades de los individuos en el contexto de la
familia, aunque la ‘unidad familiar’ no es en sí misma ni por sí misma sujeto
de protección de derechos humanos. Todos los individuos tienen iguales
derechos a una vida familiar, la cual debe ser garantizada por el Estado.
Los derechos de los individuos en edad adulta a formar una familia
deben ser reconocidos, sobre la base de la igualdad y manteniendo el principio
de no discriminación. Artículos 3, 23 y 26 del PIDCP
Los individuos en edad adulta, sin limitación alguna, tienen el derecho
al matrimonio y a fundar una familia. Gozan de igualdad de derechos para el
matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del mismo.
Declaración Universal de Derechos Humanos, Artículo 16 (2)
En todo el mundo existen varias formas de familia.
La formación de una familia es un derecho de todo/a individuo/a, una
vez que el principio de diversidad de la familia esté consolidado. Un enfoque
estandarizado de ‘la familia’ excluirá, discriminará a muchas otras formas de
familia.
Dada la diversidad de estructuras y relaciones familiares, las políticas
no deberían enfocarse en un tipo de familia, sino tener en cuenta a todos
los tipos – incluyendo las familias monoparentales, compuestas, extensas y
recompuestas –, así como tener en cuenta las distintas necesidades y las
circunstancias específicas de cada una de ellas. Informe del Secretario General
de la ONU A/59/17.
En todo el mundo, en distintos sistemas culturales, sociales y políticos,
existen varias formas de familia. Resolución AG 65/277, Resolución CDH 7/29.
Todos los miembros de una familia tienen igual derecho a la seguridad
y a participar de la vida familiar sobre una base de igualdad de condiciones y sin
miedo a la violencia. En todo el mundo las mujeres y las niñas continúan
experimentando violencia, con mayor frecuencia en contextos familiares. El
abuso infantil, incluyendo el abuso sexual, es más comúnmente perpetrado por

34
miembros de la familia. Las personas con discapacidades también experimentan
coerción y abuso en el seno de la familia.
Los Estados deben ejercer la diligencia debida para prevenir,
investigar y castigar los actos de violencia contras las mujeres, incluso
cuando estos actos son perpetrados por personas privadas, como en el
caso de la violencia doméstica o familiar. Declaración sobre la Eliminación de
la Violencia contra la Mujer, artículo 4(c); Recomendación General de la CEDAW
No. 19.
Los Estados deben tomar todas las medidas apropiadas para proteger
a niñas y niños de todas las formas de violencia física o mental, lesiones o
abusos, negligencia o tratamiento negligente, maltrato o explotación, incluyendo
abuso sexual, mientras se encuentran al cuidado de su(s) padre(s) y madre(s) o
de cualquier otra persona que esté a cargo. CRC, Artículo 19; ver también CRC,
Comentario General 13. Los estados miembros deben proteger a las/os niñas/os
de todas las formas de explotación sexual y abuso sexual. CRC Artículo 34.
Los Estados deben proceder tomando medidas que aseguren la
protección de la niña o niño y los cuidados necesarios para su bienestar. CRC
Artículo 3.
Las familias deben estar libres de coerción. Todas las mujeres y niñas
tienen el derecho a no ser coaccionadas para ingresar a una unidad familiar a
través del matrimonio forzado, y todas las niñas tienen derecho a ser protegidas
del matrimonio infantil y del matrimonio temprano. Cada individuo debe tener
el derecho a elegir el tipo de familia del que desea formar parte y la forma
de ingresar al conjunto familiar.
El matrimonio no podrá celebrarse sin el pleno y libre consentimiento
de los contrayentes, en igualdad de derechos. PIDCP Artículo 23, CEDAW
Artículo 16
El matrimonio infantil, precoz y forzado constituye una violación de los
derechos humanos, es un obstáculo para que las niñas vivan sus vidas libres de
violencia, y tiene consecuencias adversas para el disfrute del derecho a la
educación y al más alto estándar de salud posible, incluyendo la salud sexual y
reproductiva. AG, Resolución A/RES/69/156
Los miembros de la familia no deben imponer prácticas nocivas y
discriminatorias a las mujeres y a las niñas. Las familias están compuestas por

35
individuos, y cualquiera de ellos/as puede mantener prejuicios correspondientes
a estereotipos sociales perjudiciales y/o que atentan contra la vida. Todos/as
los/as individuos/as tienen el derecho de ser protegidos/as de prácticas nocivas
y las familias no deben ser tratadas de manera diferente que otras instituciones
sociales, ni pueden cometer violaciones de los derechos con impunidad.
Los Estados deben cumplir sus obligaciones de prevenir, dar respuesta
a y eliminar todas las prácticas perjudiciales (como la mutilación genital femenina
y la violencia relativa a la dote), dondequiera y cualquiera sea la forma en que
ocurran, incluso dentro de la familia. Comité de los Derechos del Niño (CRC) y
CE- DAW, Recomendación General Conjunta (31) y Comentario General (18)
Los Estados harán todo lo necesario, incluyendo la adopción de
legislación y de medidas apropiadas para asegurar su cumplimiento a fin de
prohibir la MGF, proteger a las niñas y a las mujeres de esta forma de violencia
y poner fin a la impunidad. AG, Resolución A/ RES/67/146 y CSW 2008,
Resolución 52/2
Los individuos tienen el derecho a la igualdad en las relaciones
familiares. Las experiencias de todas las mujeres y niñas de la familia deben
alinearse con los principios universales de la igualdad y la justicia.
Cualquiera sea la forma de la familia, y cualquiera sea el sistema
jurídico, religioso, consuetudinario o tradicional dentro del país en cuestión, el
tratamiento de las mujeres en la familia debe corresponderse con los principios
de la igualdad. CEDAW, Recomendación General 21
Los Estados deben tomar todas las medidas apropiadas para eliminar
la discriminación contra las mujeres en todos los asuntos relativos a las
relaciones familiares, y deben asegurar, sobre la base de la igualdad, el derecho
a ingresar al matrimonio y a escoger libremente un/a cónyuge, los mismos
derechos durante el matrimonio y en caso de disolución del mismo, y los mismos
derechos a decidir libremente y responsablemente el número hijos/as y el
intervalo entre los nacimientos.

36
2.2.4 Necesidades de las personas mayores

Por Azucena García 18 de febrero de 2011.

Les preocupa la discapacidad, la dependencia, la mejora de la calidad


de vida, los servicios sociales prestados y su accesibilidad
Las personas mayores tienen necesidades especiales que cubrir.
Tanto, que en ocasiones se convierten en preocupaciones. Los estudios e
investigaciones que se realizan sobre el tema recogen de manera reiterada que
uno de los aspectos al cual atribuyen un mayor valor es la discapacidad y
dependencia. Lo consideran uno de los factores más determinantes en la mejora
de la calidad de vida. Pero también les desvela la cantidad de servicios sociales
prestados y su accesibilidad, la subida de las pensiones y la cuantía de éstas.
La esperanza de vida aumenta y los ciudadanos son cada vez mayores.
Los estudios para afrontar este cambio se suceden y se analizan los retos que
se deberán afrontar en los próximos años. Es necesaria la integración de los
mayores en la sociedad, porque serán mayoría y su papel es determinante. Esto
implica la necesidad de «permitirles y facilitarles adoptar una posición activa».
El «Informe de la I+D+i sobre envejecimiento», elaborado por la
Fundación General CSIC, pasa examen a las políticas de fomento de la I+D+i en
materia de envejecimiento y las compara con las necesidades reales que
demandan las personas mayores de 65 años. Detecta sus preocupaciones, entre
las cuales destacan la discapacidad y la dependencia «como uno de los factores
más determinantes que influyen en la mejora de la calidad de vida general».
Tras analizar las diversas encuestas sobre discapacidades y estado de
salud realizadas por instituciones nacionales como el Instituto Nacional de
Estadística (INE) o el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), así como
otros organismos autonómicos, el estudio revela que a los mayores les preocupa
su situación, sobre todo, a partir de los 80 años. Es entonces cuando los casos
de discapacidad y dependencia aumentan, «lo que supone una mayor esperanza
de vida libre de discapacidad», pero necesidades más complejas y cuidados
mayores. Por sexos, la mayor prevalencia afecta a las mujeres, en consonancia
con su mayor esperanza de vida.
Primero se detecta una disminución de las capacidades visuales y
auditivas, que a menudo se relaciona con problemas de movilidad en el exterior

37
de la vivienda. Esta circunstancia causa problemas para comunicarse y, en
consecuencia, un sentimiento progresivo de aislamiento.
La salud, los recursos sanitarios y el suministro de medicación son
aspectos fundamentales para los mayores. Pretenden el acceso a servicios
médicos generales o especializados, más y mejores instalaciones sanitarias,
asistencia en salud mental, asistencia sanitaria domiciliaria y distintos sistemas
y dispositivos asistenciales de apoyo.
Integración social
Como consecuencia de su situación personal, resulta difícil llevar a
cabo ciertas tareas antes rutinarias, como los cuidados personales diarios, el
desplazamiento dentro del hogar o las labores del mismo. Por este motivo, son
básicos los cuidados de larga duración, sobre todo en el caso de las mujeres,
puesto que registran una mayor prevalencia de discapacidades y, a menudo,
viven en una situación de mayor soledad tras quedarse viudas. «Por tanto, cabe
esperar que la necesidad de asistencia aumente progresivamente con el
tiempo», advierte el informe.
En la calle, las barreras arquitectónicas son un obstáculo a medida que
aumenta la edad, puesto que cuesta más salvarlas. Los transportes públicos y
los desplazamientos fuera del hogar son los aspectos más temidos. Respecto a
las barreras sociales, se pide apoyo para la realización de gestiones
administrativas y burocráticas, asesoramiento jurídico e información para
acceder a estos recursos.
Servicios sociales y económicos
Preguntados por los servicios sociales, los mayores aseguran fijarse en
la calidad y cantidad de la asistencia e instalaciones sociales, la ayuda a
domicilio, el acceso a servicios de alojamiento o residencias de la tercera edad
y, por supuesto, los servicios de apoyo al ocio y tiempo libre, «una de las
principales fuentes de bienestar para la población mayor», también para los
mayores con discapacidad.
En cuanto a los recursos económicos, se da importancia a la cuantía
de las pensiones, la independencia económica, la situación económica familiar,
el acceso a subvenciones o incapacidades laborales y el acceso a nuevos
puestos de trabajo y alternativas ocupacionales.
Investigación y envejecimiento

38
Un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield (Reino
Unido) ha subrayado tres carencias principales en el Espacio Europeo de
Investigación en materia de envejecimiento: la falta de vínculos entre los centros
de excelencia, la duplicación de esfuerzos y la ausencia de una perspectiva
europea coordinada. Para contrarrestarlo, la Unión Europea impulsa diversas
acciones para el fomento de la investigación en envejecimiento de forma
coordinada. El informe recoge «los principales hitos» alcanzados durante los
últimos veinte años.
Entre otros, destacan el Observatorio europeo sobre Envejecimiento y
Personas Mayores, el Eurobarómetro, la celebración del Año Europeo de las
personas mayores y de la solidaridad entre generaciones, el Primer Forum
europeo en envejecimiento o la creación de la Plataforma Europea de
Envejecimiento (AGE).
El futuro pasa por desarrollar una hoja de ruta de la investigación en
Envejecimiento, que forme parte de la agenda política, respalde este tipo de
iniciativas con fondos de los Estados miembros o la concesión de becas y
organización de foros donde poner en común todas las ideas.23

23
https://gerontologia.maimonides.edu/2011/02/necesidades-de-las-personas-mayores/

39
2.3 MARCO HISTÓRICO

2.3.1 El Papel del Anciano en la Sociedad: una mirada a través


de la Historia.

¿Cómo cambió el papel del anciano en la historia y que nuevos retos


surgen en una sociedad cada vez más envejecida?
El Papel del Anciano en la Sociedad: una mirada a través de la Historia.
“Hoy día el reto es construir un mundo que responda igual de bien a las
necesidades de los ancianos como a las de los jóvenes.”
Laura L. Carstensen. Profesora Doctorada en Psicología y Directora del
Centro de Estudios sobre Longevidad de Stanford.
Tanto en las sociedades occidentales como en las orientales, el
porcentaje de ancianos está aumentando rápidamente. Y cada vez más se
levanta la cuestión: ¿estamos preparados para tener 25 o 30 años de jubilación
y ocio? Este escenario representa un reto a la estructura social actual. La forma
como nos adaptemos a esta nueva realidad afectará el papel del anciano no solo
en el presente, pero sobre todo en las próximas generaciones.
Cómo ocupar el tiempo libre después de la jubilación es solamente un
aspecto de la cuestión, pero existen otros aspectos a tener en cuenta. Seguro
que ya todos hemos visto alguna noticia sobre como el número creciente de
jubilados provocará la quiebra de las pensiones de la Seguridad Social.
Lo cierto es que se pinta un escenario muy negativo, casí desolador de
lo significa tener una población cada vez más envejecida. Pero entendemos
que es urgente tener una mirada más positiva sobre el papel de nuestros
mayores en la sociedad y pensar en soluciones constructivas hacía un futuro
mejor. Teniendo una perspectiva más positiva en mente, hemos descubierto el
estudio de Laura Carstensen, una experta en el tema del envejecimiento. La
Doctora Carstensen asegura que estamos ante una oportunidad única para un
cambio social y científico en lo que respecta la adaptación del entorno a una
población envejecida, mientras reitera que es urgente cambiar la forma como
entendemos el papel de los adultos mayores en la sociedad. Citando sus propias
palabras:

40
«Si tenemos una gran población de personas mayores,
emocionalmente estable, informada y relativamente saludable, sin duda que es
buen recurso.»
Para mejor entender cómo el papel del anciano en nuestra sociedad
puede ser importante para una sociedad mejor, es esencial comprender de
dónde venimos y hacia donde queremos ir. Te invitamos a explorar la
ambigüedad de papeles que se le otorgaba a las personas mayores a lo largo de
la historia y, finalmente, antever el camino hacia una sociedad más inclusiva de
las personas mayores.
¿Qué significa ser anciano o adulto mayor?
Se trata de una tendencia transversal a todos los seres humanos: poner
a las personas en categorías. De hecho, llevamos categorizando el mundo
desde los albores de la civilización.
Bajo esta lógica, cuando alguien cumple 65 años, se transforma en
«adulto mayor», aunque esa persona no se identifique o no se sienta para nada
anciana o mayor. La verdad es que esta categorización ocurre por razones
meramente utilitarias. Así que ser un “adulto mayor” o un “anciano” es mucho
más una construcción social que una etapa biológica precisa.
Además, la edad cronológica que indica que ya somos «ancianos»
puede variar culturalmente y históricamente. Sin embargo, existe siempre un
estigma asociado a los términos «vejez» o «viejo», por lo que diferentes culturas
alrededor del mundo siempre han tenido la necesidad de buscar eufemismos,
tales como:
Mayor;
Adulto Mayor;
Anciano;
Tercera edad;
El otoño de la vida;
El atardecer de la vida;
El invierno de la vida;
La edad de oro.
Algunos de estos términos suenan algo condescendientes, lo que
explica que a muchos no les guste ser tratados de esta forma. Otros defienden
que el término «viejo» es más directo y real, ya que no tiene sentido querer

41
esconder o disimular la vejez. Sin embargo, la palabra «vejez» tiene una
connotación negativa y muchos no admiten que se les trate por «viejo».
Independientemente de la situación o circunstancia, como nombrar o categorizar
a las personas es siempre un tema muy sensible y la historia de la vejez podrá
ayudarnos a entender por qué.
¿Cómo cambió el papel del anciano a lo largo de la historia?
«Genéticamente hablando, no somos más inteligentes o robustos que
nuestros antepasados de hace 10.000 años. Sin embargo, en la práctica,
estamos biológicamente más aptos que nuestros bisabuelos.»Laura L.
Carstensen
¿De dónde venimos? ¿Cómo cambió el papel del anciano a lo largo de
la historia? Desde una perspectiva histórica, nos hemos encontrado con algunas
sorpresas e incluso hechos tristes sobre cómo trataban a las personas
mayores en otras épocas. Desde el punto de vista biológico, antes del siglo XX,
la esperanza media de vida estaba muy por debajo de los 60 años. Entonces,
nadie esperaba poder vivir tantos años como vivimos hoy día. Desde una
perspectiva sociológica, siempre hubo alguna ambigüedad sobre la tercera edad.
La vejez era, a la vez, entendida como fuente de sabiduría y prestigio o como
una etapa decrépita de la vida y repleta de sufrimiento.
Antigüedad
A pesar de que los más fuertes y sanos podían llegar a vivir hasta los
70, la mayoría moría antes de los 50. Los que llegaban a los 40 o 50 con fuerza
y salud, eran tratados con respeto, mientras a los menos aptos se les
consideraba una carga, se les ignoraba o incluso los mataban. En la Antigüedad,
la categoría «viejo» no se aplicaba según la edad, pero según la pérdida de
capacidad de trabajar.
Cultura Clásica Romana y Griega
La vejez era vista como una etapa de decrepitud, mientras que la
belleza, la fuerza y la juventud eran valoradas por encima de todo.
En el tiempo de Aristoteles, los atenienses se insurgían muy a menudo
contra los ancianos.
Período Medieval y Renacimiento
Ninguna de estas eras fue más amistosa con sus ancianos y seguían
con una actitud antagonista hacia ellos. La vejez, una vez más, se veía como

42
una etapa de debilidad y cruel de la vida. También, la misma ambigüedad:
algunos ancianos era respetados por su sabiduría, pero la mayoría se veía como
un cargo. Vivir más de 65 años era un hecho extraordinario.
Pensamiento Oriental: Confucianismo
En el pensamiento oriental, con la influencia del confucionismo, hemos
observado una perspectiva más colectivista, donde el valor de la familia y de las
jerarquías de edad eran determinantes socio-culturales. Los ancianos eran
totalmente respetados en el seno de las familias y se les veía como fuentes de
sabiduría.
Cultura Mediterránea y Latina
A estas culturas también se les conoce por mostrar reverencia hacia
sus mayores. Desde hace siglos que los abuelos ayudaban a cuidar a los niños
de la familia, mientras que los que estaban aptos salían a trabajar para mantener
a la familia. Así, los mayores seguían integrados en la familia.
Período Moderno
Debido a los grandes avances científicos a lo largo del siglo XX, la
esperanza media de vida es ahora de aproximadamente 79 años para los
hombres y de 83 años para las mujeres. Pero en las culturas occidentales
modernas, hay todavía camino que recorrer para que los ancianos tengan el
estatuto cultural que se merecen. A medida que viven más, los ancianos
terminan sufriendo más limitaciones financieras o incapacidad de vivir de forma
independiente. Muchos terminan sus vidas en asilos o residencias de ancianos.
Este desprestigio del que sufren nuestros ancianos se ha traducido como
«edaísmo» o «gerontofobía», que significa una discriminación contra personas
por motivo de edad. Según Georges Minois, «la juventud siempre se ha preferido
a la vez». De hecho, una de las características de la cultura occidental moderna
es el enfoque individualista en la juventud.
Cómo resultado de esta tendencia discriminatoria, en el 2011, Naciones
Unidas ha propuesto una convención de derechos humanos proyectada
específicamente para las personas mayores. El hecho es que las dinámicas de
las familias han cambiado de forma tan radical, que en muchos casos hay más
abuelos que nietos.
A su vez, la Doctora Carstensen explica que la pirámide que siempre
ha representado la distribución de la edad de la población, con muchos jóvenes

43
en la base, y con una pequeña punta arriba con las personas que lograban llegar
a ancianos, se ha reestructurado en un rectángulo.
Conferencia de la Doctora Laura Carstensen en TED’sTalk, subtitulada
al español:
La forma rectangular significa que por primera vez en la historia de la
humanidad, la mayoría de los bebes nacidos en el mundo desarrollado tendrá la
oportunidad de llegar a anciano.

La Doctora Carstensen también refiere que el aumento de la esperanza


media de vida no ocurrió porque seamos más fuertes que nuestros antepasados,
pero debido al desarrolo cultural, científico y tecnológico, lo que tuvo un papel
fundamental en la mejora de nuestra salud y calidad de vida.
¿Qué papel tiene el adulto mayor en la sociedad actual?
«El siglo XX ha sido testimonio de cambios profundos en las regiones
del mundo donde las personas tienen acceso a educación y donde la ciencia y
tecnología han florecido.»Laura L. Carstensen
Pareja de ancianos en Siena, Italia
Hemos visto que las perspectivas sobre los ancianos, la forma como se
les trata y el respeto hacia ellos cambia según la cultura. Ya sea en los países
occidentales o orientales, algunos sectores de la sociedad mira a los ancianos
con algún rechazo, como si fueran un cargo y una fuente de problemas.
Sin embargo, sus canas y sus articulaciones rígidas no les impiden de
seguir siendo la fundación solida e innegable de nuestra sociedad. Si estamos
dispuestos a escuchar y a aprender, comprenderemos que su importancia va a
más allá de la de cuidadores de nietos.

44
Sus cuerpos podrán estar más frágiles, pero su experiencia representa
un océano de sabiduría que puede guiar a las generaciones más jóvenes. Son
fundamentales a la hora de transmitir a los más jóvenes valores culturales, como
guardianes que son de un patrimonio cultural y social.
Afortunadamente, los tiempos cambian y las nuevas generaciones
están creciendo en un ambiente más favorable y protector para nuestros
mayores. Aun así, y a pesar del escenario menos positivo, en todos los contextos
culturales existen personas que cuidan a sus ancianos con amor, respeto y
sentido de deber, pero aún queda mucho que aprender.
¿Estamos en el camino hacia una sociedad más inclusiva de los
ancianos?
Según el The Guardian, sabemos que en algunas partes menos
desarrolladas del planeta, y en España mismo, existen muchos ancianos que
todavía viven en la pobreza. Pero en los últimos 20 años se ha notado por parte
de los gobiernos más interés en reducir la pobreza entre los ancianos.
En vez de enfocarnos en una perspectiva negativa del impacto que una
sociedad envejecida puede tener, tendría más sentido que empezaramos a
pensar en la implementación de soluciones y políticas que podrían poner fin a
algunos problemas que enfrentan nuestros ancianos, tales como:
¿Qué ayudas ofrecer a nuestros mayores para que puedan adaptar sus
casas, para que puedan vivir de forma independiente en sus hogares de toda la
vida y por más tiempo?
¿Cómo garantizar apoyo a los cuidadores de las personas mayores?
¿Cómo apoyar a las comunidades para que sean los más adaptadas a
la tercera edad posible, para permitir que sus mayores puedan seguir aportando
a la sociedad, mientras tienen buena calidad de vida?
Existen ejemplos de este tipo de políticas por todo el mundo, cuyo
objetivo es incluir a los ancianos en una sociedad que cambia cada vez más
rápido. Hacer el entorno más inclusivo de la tercera edad debería ser una
preocupación de todos los gobiernos, especialmente en las infraestructuras para
caminar, pasear de bicicleta, transportes públicos, acceso universal a todos los
edificios públicos, etc.
Un ejemplo de algo muy sencillo: en Singapur, los mayores tienen una
tarjeta que pueden utilizar en los cruces de cebra, para que cuando vayan a

45
cruzar, el semáforo tarde más tiempo a cambiar de color. De este modo, tienen
más tiempo para cruzar (fuente: The Guardian).
Además, esta preocupación debería empezar también por las casas de
nuestros mayores, ya que necesitarán de adaptarlas y hacerlas seguras para
poder vivir en ellas por más años.
Al final, y no menos importante, es valorar la participación intelectual
de nuestros mayores en la sociedad, normalmente limitada a los más jóvenes.
Pero poco a poco, caminamos hacia una sociedad donde la inteligencia y
sabiduría de nuestros mayores será cada vez más valorada, al igual que los
ancianos en Japón o los ancianos aborígenes de Australia, que son venerados
por los más jóvenes desde hace milenios.
Por lo tanto, la importancia de la contribución de nuestros mayores a la
sociedad no debería estar causa, ni como grupo, ni individualmente. 24

2.3.2 La cantidad de personas mayores de 60 años se duplicará


para 2050; se requieren importantes cambios sociales

En las Américas, el número de adultos mayores se estima que se


cuadruplicará para ese mismo año en relación con 2006
Ginebra/Washington,
DC ¦ 1 de Octubre de 2015
– Con avances en la medicina
ayudando a más personas a
vivir vidas más largas, se
espera que el número de
personas mayores de 60 se
duplique para 2050 en el
mundo lo que requerirá de un cambio social radical, según un nuevo informe
publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Día
Internacional de las Personas de Edad (1 de octubre).
"Hoy, más personas, incluso en los países más pobres, están viviendo
vidas más largas", dijo la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS.
"Pero esto no es suficiente. Necesitamos asegurar que estos años adicionales

24
https://blog.stannah.es/sociedad-y-cultura/papel-del-anciano-en-la-historia/

46
de vida sean saludables, significativos y dignos. Alcanzar esto no solo será
bueno para las personas mayores sino para toda la sociedad".
"Tenemos que estar orgullosos de que vivimos más años de vida, pero
debemos prepararnos para los desafíos que este cambio demográfico trae
inevitablemente aparejado para nuestras sociedades, para los sistemas de
protección social y, en especial, para los servicios de salud", señaló la doctora
Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud
(OPS), durante el lanzamiento del reporte en un evento paralelo al 54° Consejo
Directivo de la OPS, en Washington, DC.
Vidas más largas, no necesariamente más saludables
Contrariamente a las suposiciones generalizadas, el informe concluye
que hay muy poca evidencia de que los años adicionales de vida se están
traduciendo en mejor salud como fue el caso de las generaciones anteriores a la
misma edad. "Lamentablemente todavía los 70 no parecen ser los nuevos
60", manifestó el doctor John Beard, Director del Departamento de
Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS. "Pero podría ser. Y debe ser".
Mientras que algunas personas mayores pueden de hecho estar
experimentando tanto vidas más largas como más saludables, estas personas
pertenecen probablemente a los segmentos más favorecidos de la
sociedad. "Las personas procedentes de entornos desfavorecidos, los de los
países más pobres, quienes tienen menos oportunidades y recursos disponibles
en la tercera edad, también son propensos a tener peor salud y más
necesidades", señaló Beard.
El informe hace hincapié en que los gobiernos deben garantizar
políticas que permitan a las personas mayores seguir participando en la sociedad
y que eviten reforzar las inequidades que a menudo sustentan la mala salud en
la edad avanzada.

Envejecimiento en las Américas


Las Américas es una de las regiones del mundo más envejecida. En
2006, había 50 millones de adultos mayores, cifra que se estima duplicará para
2025, y volverá a hacerlo para 2050, cuando una de cada 4 personas tendrá más
de 60 años (en el mundo, serán 1 de cada 5).

47
Además, las personas están viviendo más años de vida. Actualmente,
una persona de 60 años puede esperar vivir hasta los 81, es decir 21 años más.
En las últimas cinco décadas, se ganaron en promedio más de 20 años. En las
Américas, más del 80% de las personas que nazcan hoy vivirán 60 años, y 42%
de ellos pasarán los 80. En 2025, habrá aproximadamente 15 millones de
personas de más de 80 años en la región.
"Todos los países están envejeciendo y lo están haciendo a una
velocidad nunca antes vista en la historia", advirtió Etienne. "Pero estamos a
tiempo de dar una respuesta", sostuvo.
Actualmente, el país con la población más envejecida de la región de
las Américas es Canadá. Sin embargo, proyecciones basadas en datos de la
División de Población de las Naciones Unidas indican que en menos de una
década, países como Cuba, Barbados y Martinica superarán a Canadá.
"Envejecer y las personas mayores no son un problema, pero sí lo es
la pérdida de 10 años de vida saludable como resultado de que nuestros
sistemas de salud y de seguridad social no están preparados para proveer una
vida independiente y cuidados de largo plazo a quienes lo necesitan", consideró
la Directora de la OPS. "Para que las personas mayores alcancen y tengan una
vida plenamente funcional, no solo necesitan combatir las enfermedades sino
vivir en ambientes que faciliten el desarrollo de todo su potencial".
Según Etienne, el nuevo reporte de la OMS ayudará a identificar formas
de adaptar los sistemas de salud actuales a las necesidades de las personas
mayores, y a promover que las necesidades de este grupo sean tenidas en
cuenta a la hora de avanzar hacia la salud universal.
Envejecimiento: estereotipos y contribuciones
El informe rechaza el estereotipo de las personas mayores como
frágiles y dependientes, y dice que a menudo muchas de las contribuciones que
las personas mayores hacen se pasan por alto, mientras que las demandas que
el envejecimiento de la población va a colocar en la sociedad son con frecuencia
excesivas o exageradas.
El informe hace hincapié en que, si bien algunas personas mayores
requerirán atención y apoyo, en general la población de edad es muy diversa y
hace múltiples contribuciones a las familias, las comunidades y la sociedad en
general. Se cita una investigación que sugiere que estas contribuciones son muy

48
superiores a las inversiones que podrían ser necesarias para proporcionar los
servicios de salud, la atención a largo plazo y la seguridad social que estas
personas requieren. Y dice que las políticas tienen que pasar de un énfasis en el
control de costos, a un mayor enfoque en capacitar a los adultos mayores a hacer
las cosas que son importantes para ellos.
Esto será especialmente importante para las mujeres, quienes
constituyen la mayoría de las personas mayores y que proporcionan gran parte
de la atención familiar para aquellos que ya no pueden cuidar de sí mismos. "Al
mirar hacia el futuro, tenemos que apreciar la importancia del envejecimiento en
las vidas de las mujeres, en particular en los países más pobres", manifestó la
doctora Flavia Bustreo, subdirectora general de Salud de la Familia, la Mujer y
los Niños de la OMS. "Y tenemos que pensar mucho más sobre cómo podemos
asegurar la salud de la mujer a lo largo de la vida".
Un futuro brillante aguarda
El informe destaca tres áreas clave para la acción que requerirán un
cambio fundamental en la forma en que la sociedad piensa el envejecimiento y
a las personas mayores. Estas acciones pueden dar a las personas mayores de
hoy y de mañana la capacidad de inventar nuevas formas de vivir.
La primera consiste en hacer los lugares en los que vivimos mucho más
amigables para ellas. Buenos ejemplos se pueden encontrar en la Red Global
de Ciudades y Comunidades Amigas de los Mayores que cuenta actualmente
con más de 280 miembros en 33 países. Estos van desde un proyecto de mejora
de la seguridad de las personas mayores en los barrios pobres de Nueva Delhi
a espacios que abordan el aislamiento social y la soledad en Australia e Irlanda.
Realinear los sistemas de salud a las necesidades de las personas
mayores también será crucial. Para ello será necesario un cambio en los
sistemas que están diseñados alrededor de la curación de enfermedades, a
sistemas que pueden proporcionar atención continua de las condiciones crónicas
que son más frecuentes en la edad avanzada. Las iniciativas que ya han dado
buenos resultados se pueden ampliar e introducir en otros países. Los ejemplos
incluyen el establecimiento de equipos integrados por diferentes especialistas
como fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas, terapeutas ocupacionales,
médicos y enfermeras en Brasil, y el intercambio de historias clínicas
informatizadas entre centros de salud en Canadá.

49
Los gobiernos también necesitan desarrollar sistemas de atención de
largo plazo que pueden reducir el uso inadecuado de los servicios de salud y
garantizar que las personas vivan sus últimos años con dignidad. Las familias
necesitan apoyo para brindar atención, liberando a las mujeres, que a menudo
son los principales cuidadores de los miembros mayores de la familia, para que
puedan jugar un papel más amplio en la sociedad. Incluso estrategias simples
como apoyo por Internet para los cuidadores familiares en los Países Bajos o el
apoyo a las asociaciones de personas mayores que proporcionan apoyo entre
pares en VietNam son una gran promesa.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) trabaja con los
países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su
población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública
más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la
OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano.25

2.3.3 Adultos Mayores: Esperanzados en una vejez digna

La tercera edad es un proceso fisiológico inevitable para todo ser


humano, donde se producen cambios físicos, psicológicos y sociales. En nuestro
país, existen unos 700 mil adultos mayores aproximadamente, que representaría
el 10 por ciento de la población en Paraguay, según datos de la Dirección de
Pensiones No Contributivas del Ministerio de Hacienda y la Secretaría Técnica
de Planificación (STP). Muchos de ellos, sumidos en situación de pobreza y
enfrentando los embates propios de la edad.
Desde el contexto de la pobreza, la inequidad y exclusión social de este
sector etario; estas cifras incorporan el desafío de abordar los problemas que
atraviesan los adultos mayores, desde una perspectiva de derechos humanos e
igualdad, que garanticen primordialmente el derecho a una vida digna en todas
sus formas.
En contextos caracterizados por la persistente pobreza y la aguda
inequidad y exclusión social, como los escenarios de los diferentes países
latinoamericanos, el aumento de los adultos y adultas mayores incorpora nuevos

25
https://www.paho.org/par/index.php?option=com_content&view=article&id=1434:la-cantidad-de-
personas-mayores-de-60-anos-se-duplicara-para-2050-se-requieren-imp

50
desafíos de abordaje, principalmente desde una perspectiva de derechos
humanos que garantice la cobertura plena de las necesidades de esta población
que paulatinamente se hace más significativa.
El ineludible crecimiento demográfico de adultos mayores, interpela a
la sociedad a analizar las inmensas dificultades de estas personas,
principalmente en lo que respecta a las áreas de salud y seguridad económica.
El Congreso Nacional sancionó en abril del año 2009, una Ley “Que
establece el derecho a una pensión alimentaria para las personas adultas
mayores en situación de pobreza”. Sin embargo, en abril del mismo año, el Poder
Ejecutivo al mando del ex Presidente Fernando Lugo vetó la iniciativa, que fuera
impulsada por cuatro diputados de diferentes agrupaciones políticas.
Finalmente, tras el rechazo del veto en ambas Cámaras del Congreso, el marco
normativo fue promulgado.
Es importante recordar que la Ley estipula que la pensión
corresponderá al 25 por ciento del salario mínimo vigente. En la actualidad,
representaría unos Gs. 491.000 mil guaraníes aproximadamente.
Desde su promulgación hasta el año 2012, solo 50 mil adultos mayores
fueron beneficiados. De esta manera, la ayuda pretendida por la ley quedó
estancada. En el 2016 la Dirección de Pensiones No Contributivas del Ministerio
de Hacienda, decidió rescindir del contrato con la empresa privada Grau y
Asociados, encargada de realizar el censo a los adultos mayores en todo el país;
debido a la falta de entrega de resultados en tiempo y forma.
Tras las denuncias públicas de los adultos mayores, el fallido censo a
cargo de una empresa privada, las promesas de acceder a la lista de
beneficiarios de la pensión económica; fueron factores determinantes para la
creación de una Comisión Asesora en la Cámara de Diputados, para ser nexo
con las instituciones estatales y efectivizar la aplicación sistemática de la Ley
vigente desde el año 2009.
El órgano asesor fue creado mediante Resolución Número N° 1318/16
de la Cámara de Diputados.
Fue designada como titular de dicha Comisión Asesora, la legisladora
Cristina Villalba (ANR – Canindeyú). La congresista indicó que la lucha por una
pensión digna no fue una prioridad para los gobiernos anteriores lo que cambió
desde el año 2013 en el que la línea de Gobierno exigió el compromiso de todos

51
los sectores, para asistir a la clase más desprotegida. Entre ellos, los adultos
mayores.
La diputada Villalba afirmó que el objetivo era llegar a la mayor cantidad
de personas adultas mayores en estado de vulnerabilidad, en el marco de una
política estatal con acompañamiento parlamentario.
“Luego de haberse sancionado en el Congreso, el presidente de ese
entonces, Fernando Lugo, rechazó la Ley. Después, cuando ya estaba
finalizando el periodo, el Congreso rechazó el veto y la Ley fue promulgada.
Cuando inició este periodo legislativo en el 2013, se tomó como compromiso el
acompañar fuertemente al adulto mayor. Ante esto, conformamos todos los
partidos políticos, una Comisión Asesora permanente”, señaló.
El objetivo de la Comisión Asesora se centró en lograr la cobertura de
la asistencia estatal a la mayor cantidad de adultos mayores. De 50 mil adultos
mayores beneficiados de entre el año 2010 y 2012 se llegó a 170 mil adultos
mayores beneficiado, con el aseguramiento presupuestario previsto desde este
periodo de gobierno.
Para finales del año 2017, el propósito es llegar a 190 mil adultos
mayores, de modo a brindarles el derecho a una vida digna. “A fin de año, nuestra
meta es llegar a 190 mil adultos mayores”, puntualizó la diputada Cristina
Villalba.
Con el fin de escuchar las inquietudes y reclamos de las personas de
la tercera edad, la comitiva parlamentaria conformada por varios legisladores de
diferentes partidos, se trasladan hasta varios distritos de diferentes
departamentos de nuestro país.
La triste realidad que viven muchos adultos mayores en situación de
pobreza se agudiza ante el abandono familiar y la soledad. Muchos de ellos no
cuentan con ninguna asistencia que les permita, por lo menos, comprar un poco
de alimento y algo de medicamento para paliar sus problemas de salud. Sufridos,
con los años encima y sin poder trabajar como en otros tiempos tienen como
único pedido recibir alguna ayuda económica para hacer frente a sus
necesidades.
Trabajo interinstitucional mediante, la Comisión de Familia y Tercera
Edad concretó la entrega de tarjetas magnéticas en diferentes puntos del país.
La coordinación con la Secretaría Técnica de Planificación (STP) para la

52
realización del censo en todos los distritos y la canalización de los reclamos ante
los técnicos del Ministerio de Hacienda, fueron cruciales para alcanzar los
objetivos.
A inicios del mes de abril, el titular de la Secretaría Técnica de
Planificación ya anunció que para finales del mes de julio, se prevén censar al
menos 55 distritos de los 186 existentes. Esta dependencia estatal inclusive ya
solicitó el acompañamiento presupuestario de manera a cumplir con el censo a
nivel nacional. “Nos propusimos visitar cada departamento, escucharle al adulto
mayor, traer sus inquietudes y buscar una salida. Asistirles, compartir sus
satisfacciones, sus necesidades”.
“En los últimos meses del 2016, fuimos a San Juan Bautista y ya el mes
pasado volvimos con respuestas positivas entregando tarjetas a más de 400
adultos mayores. En Ciudad del Este ya superamos los 2000 beneficiarios y a
finales de este mes iremos a Encarnación donde superarán los 3000 adultos
mayores beneficiados por el programa. Queremos que la asistencia a nuestros
adultos mayores sea un gran compromiso nacional”, enfatizó.
Visualizar resultados concretos en la ejecución de programas sociales
como estos, ver la sonrisa y expresiones de felicidad en cada abuelito; son los
principales motivos que satisfacen a quienes conforman el equipo de trabajo de
la Cámara Baja.
Una política nacional debe establecer un marco de referencia y una
gran finalidad de carácter permanente que le dé sustento a las distintas acciones
que se programen y realicen en favor de este sector. Cabe hacer notar que al
hablar de política nacional se señala la necesidad de asumir la vejez y el
envejecimiento de la población como una preocupación no sólo de Gobierno,
sino también de toda la sociedad. Lograr un cambio cultural de toda la población
sobre la valoración y trato hacia los Adultos Mayores, lo cual implica una
percepción distinta sobre el envejecimiento y, alcanzar mejores niveles de
calidad de vida para todos los abuelitos y abuelitas es el objetivo final de todos
quienes trabajan a favor de esta franja etaria.26

26
http://www.diputados.gov.py/ww5/index.php/noticias/adultos-mayores-esperanzados-en-una-vejez-
digna

53
2.4 MARCO LEGAL

El Paraguay ha adoptado normas nacionales e internacionales con el


objeto de tutelar los derechos fundamentales de las personas mayores; y a fin
de presentar un adecuado marco que responda a las necesidades y
requerimientos de la administración en materia de acceso a la Justicia.

2.4.1 CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY DE


1992

Artículo 57 - DE LA TERCERA EDAD

Toda persona en la tercera edad tiene derecho a una protección integral.


La familia, la sociedad y los poderes públicos promoverán su bienestar mediante
servicios sociales que se ocupen de sus necesidades de alimentación, salud,
vivienda, cultura y ocio.

Artículo 6 - DE LA CALIDAD DE VIDA

La calidad de vida será promovida por el Estado mediante planes y


políticas que reconozcan factores condicionantes, tales como la extrema
pobreza y los impedimentos de la discapacidad o de la edad.

El Estado también fomentará la investigación sobre los factores de


población y sus vínculos con el desarrollo económico social, con la preservación
del ambiente y con la calidad de vida de los habitantes.

Artículo 68 - DEL DERECHO A LA SALUD

El Estado protegerá y promoverá la salud como derecho fundamental de


la persona y en interés de la comunidad.

Nadie será privado de asistencia pública para prevenir o tratar


enfermedades, pestes o plagas, y de socorro en los casos de catástrofes y de
accidentes.

54
Toda persona está obligada a someterse a las medidas sanitarias que
establezca la ley, dentro del respeto a la dignidad humana.

2.4.2 Declaración Universal de Derechos Humanos (1948)

Artículo 22.

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad


social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional,
habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción
de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad
y al libre desarrollo de su personalidad.

Artículo 25.

1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le


asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la
alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales
necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo,
enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de
subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia


especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen
derecho a igual protección social.

2.4.3 Convención Americana sobre Derechos Humanos;


ratificada por ley Nº 1/1989

Artículo 1. Obligación de Respetar los Derechos


1. Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a respetar los
derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio
a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por
motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier
otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier
otra condición social.
2. Para los efectos de esta Convención, persona es todo ser humano.

55
2.4.4 Protocolo de San Salvador; ratificada por ley Nº 1040/97

Artículo 3 Obligación de no Discriminación


Los Estados partes en el presente Protocolo se comprometen a garantizar
el ejercicio de los derechos que en él se enuncian, sin discriminación alguna por
motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier
otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier
otra condición social.
Artículo 9 Derecho a la Seguridad Social
1. Toda persona tiene derecho a la seguridad social que la proteja contra
las consecuencias de la vejez y de la incapacidad que la imposibilite física o
mentalmente para obtener los medios para llevar una vida digna y decorosa. En
caso de muerte del beneficiario, las prestaciones de seguridad social serán
aplicadas a sus dependientes.
2. Cuando se trate de personas que se encuentran trabajando, el derecho
a la seguridad social cubrirá al menos la atención médica y el subsidio o
jubilación en casos de accidentes de trabajo o de enfermedad profesional y,
cuando se trate de mujeres, licencia retribuida por maternidad antes y después
del parto.
Artículo 10 Derecho a la Salud
1. Toda persona tiene derecho a la salud, entendida como el disfrute del
más alto nivel de bienestar físico, mental y social.
2. Con el fin de hacer efectivo el derecho a la salud los Estados partes se
comprometen a reconocer la salud como un bien público y particularmente a
adoptar las siguientes medidas para garantizar este derecho:
a. la atención primaria de la salud, entendiendo como tal la asistencia
sanitaria esencial puesta al alcance de todos los individuos y familiares de la
comunidad;
b. la extensión de los beneficios de los servicios de salud a todos los
individuos sujetos a la jurisdicción del Estado;
c. la total inmunización contra las principales enfermedades infecciosas;
d. la prevención y el tratamiento de las enfermedades endémicas,
profesionales y de otra índole;

56
e. la educación de la población sobre la prevención y tratamiento de los
problemas de salud, y
f. la satisfacción de las necesidades de salud de los grupos de más alto
riesgo y que por sus condiciones de pobreza sean más vulnerables.

Artículo 17 Protección de los Ancianos


Toda persona tiene derecho a protección especial durante su ancianidad.
En tal cometido, los Estados partes se comprometen a adoptar de manera
progresiva las medidas necesarias a fin de llevar este derecho a la práctica y en
particular a:
a. proporcionar instalaciones adecuadas, así como alimentación y
atención médica especializada, a las personas de edad avanzada que carezcan
de ella y no se encuentren en condiciones de proporcionársela por sí mismas;
b. ejecutar programas laborales específicos destinados a conceder a los
ancianos la posibilidad de realizar una actividad productiva adecuada a sus
capacidades respetando su vocación o deseos;
c. estimular la formación de organizaciones sociales destinadas a mejorar
la calidad de vida de los ancianos.

2.4.5 Principios de las Naciones Unidas a favor de las personas


de edad (1991)

Independencia
1. Las personas de edad deberán tener acceso a alimentación, agua,
vivienda, vestimenta y atención de salud adecuados, mediante ingresos, apoyo
de sus familias y de la comunidad y su propia autosuficiencia.
2. Las personas de edad deberán tener la oportunidad de trabajar o de
tener acceso a otras posibilidades de obtener ingresos.
3. Las personas de edad deberán poder participar en la determinación de
cuándo y en qué medida dejarán de desempeñar actividades laborales.
4. Las personas de edad deberán tener acceso a programas educativos y
de formación adecuados.

57
5. Las personas de edad deberán tener la posibilidad de vivir en entornos
seguros y adaptables a sus preferencias personales y a sus capacidades en
continuo cambio.
6. Las personas de edad deberán poder residir en su propio domicilio por
tanto tiempo como sea posible. Participación
7. Las personas de edad deberán permanecer integradas en la sociedad,
participar activamente en la formulación y la aplicación de las políticas que
afecten directamente a su bienestar y poder compartir sus conocimientos y
habilidades con las generaciones más jóvenes.
8. Las personas de edad deberán poder buscar y aprovechar
oportunidades de prestar servicio a la comunidad y de trabajar como voluntarios
en puestos apropiados a sus intereses y capacidades.
9. Las personas de edad deberán poder formar movimientos o
asociaciones de personas de edad avanzada.

Cuidados
10. Las personas de edad deberán poder disfrutar de los cuidados y la
protección de la familia y la comunidad de conformidad con el sistema de valores
culturales de cada sociedad.
11. Las personas de edad deberán tener acceso a servicios de atención
de salud que les ayuden a mantener o recuperar un nivel óptimo de bienestar
físico, mental y emocional, así como a prevenir o retrasar la aparición de la
enfermedad.
12. Las personas de edad deberán tener acceso a servicios sociales y
jurídicos que les aseguren mayores niveles de autonomía, protección y cuidado.
13. Las personas de edad deberán tener acceso a medios apropiados de
atención institucional que les proporcionen protección, rehabilitación y estímulo
social y mental en un entorno humano y seguro.
14. Las personas de edad deberán poder disfrutar de sus derechos
humanos y libertades fundamentales cuando residan en hogares o instituciones
donde se les brinden cuidados o tratamiento, con pleno respeto de su dignidad,
creencias, necesidades e intimidad, así como de su derecho a adoptar
decisiones sobre su cuidado y sobre la calidad de su vida.

58
Autorrealización
15. Las personas de edad deberán poder aprovechar las oportunidades
para desarrollar plenamente su potencial.
16. Las personas de edad deberán tener acceso a los recursos
educativos, culturales, espirituales y recreativos de la sociedad.

Dignidad
17. Las personas de edad deberán poder vivir con dignidad y seguridad y
verse libres de explotaciones y de malos tratos físicos o mentales.
18. Las personas de edad deberán recibir un trato digno,
independientemente de la edad, sexo, raza o procedencia étnica, discapacidad
u otras condiciones, y han de ser valoradas independientemente de su
contribución económica.

2.4.6 Convención Interamericana sobre La Protección de los


Derechos Humanos de Las Personas Mayores

Artículo 1 Ámbito de aplicación y objeto


El objeto de la Convención es promover, proteger y asegurar el
reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos
los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, a fin de
contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad. Lo
dispuesto en la presente Convención no se interpretará como una limitación a
derechos o beneficios más amplios o adicionales que reconozcan el derecho
internacional o las legislaciones internas de los Estados Parte, a favor de la
persona mayor. Si el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en esta
Convención no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro
carácter, los Estados Parte se comprometen a adoptar, con arreglo a sus
procedimientos constitucionales y a las disposiciones de esta Convención, las
medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer
efectivos tales derechos y libertades. Los Estados Parte solo podrán establecer
restricciones y limitaciones al goce y ejercicio de los derechos establecidos en la
presente Convención mediante leyes promulgadas con el objeto de preservar el
bienestar general dentro de una sociedad democrática, en la medida en que no

59
contradigan el propósito y razón de los mismos. Las disposiciones de la presente
Convención se aplicarán a todas las partes de los Estados federales sin
limitaciones ni excepciones.
Artículo 2 Definiciones
A los efectos de la presente Convención se entiende por:
“Abandono”: La falta de acción deliberada o no para atender de manera
integral las necesidades de una persona mayor que ponga en peligro su vida o
su integridad física, psíquica o moral.
“Cuidados paliativos”: La atención y cuidado activo, integral e
interdisciplinario de pacientes cuya enfermedad no responde a un tratamiento
curativo o sufren dolores evitables, a fin de mejorar su calidad de vida hasta el
fin de sus días. Implica una atención primordial al control del dolor, de otros
síntomas y de los problemas sociales, psicológicos y espirituales de la persona
mayor. Abarcan al paciente, su entorno y su familia. Afirman la vida y consideran
la muerte como un proceso normal; no la aceleran ni retrasan.
“Discriminación”: Cualquier distinción, exclusión, restricción que tenga
como objetivo o efecto anular o restringir el reconocimiento, goce o ejercicio en
igualdad de condiciones de los derechos humanos y las libertades
fundamentales en la esfera política, económica, social, cultural o en cualquier
otra esfera de la vida pública y privada.
“Discriminación múltiple”: Cualquier distinción, exclusión o restricción
hacia la persona mayor fundada en dos o más factores de discriminación.
“Discriminación por edad en la vejez”: Cualquier distinción, exclusión o
restricción basada en la edad que tenga como objetivo o efecto anular o restringir
el reconocimiento, goce o ejercicio en igualdad de condiciones de los derechos
humanos y libertades fundamentales en la esfera política, económica, social,
cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública y privada.
“Envejecimiento”: Proceso gradual que se desarrolla durante el curso de
vida y que conlleva cambios biológicos, fisiológicos, psico-sociales y funcionales
de variadas consecuencias, las cuales se asocian con interacciones dinámicas
y permanentes entre el sujeto y su medio.
“Envejecimiento activo y saludable”: Proceso por el cual se optimizan las
oportunidades de bienestar físico, mental y social, de participar en actividades
sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas, y de contar con

60
protección, seguridad y atención, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida
saludable y la calidad de vida de todos los individuos en la vejez, y permitirles
así seguir contribuyendo activamente a sus familias, amigos, comunidades y
naciones. El concepto de envejecimiento activo y saludable se aplica tanto a
individuos como a grupos de población.
“Maltrato”: Acción u omisión, única o repetida, contra una persona mayor
que produce daño a su integridad física, psíquica y moral y que vulnera el goce
o ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales,
independientemente de que ocurra en una relación de confianza.
“Negligencia”: Error involuntario o falta no deliberada, incluido entre otros,
el descuido, omisión, desamparo e indefensión que le causa un daño o
sufrimiento a una persona mayor, tanto en el ámbito público como privado,
cuando no se hayan tomado las precauciones normales necesarias de
conformidad con las circunstancias.
“Persona mayor”: Aquella de 60 años o más, salvo que la ley interna
determine una edad base menor o mayor, siempre que esta no sea superior a
los 65 años. Este concepto incluye, entre otros, el de persona adulta mayor.
“Persona mayor que recibe servicios de cuidado a largo plazo”: Aquella que
reside temporal o permanentemente en un establecimiento regulado sea público,
privado o mixto, en el que recibe servicios socio-sanitarios integrales de calidad,
incluidas las residencias de larga estadía, que brindan estos servicios de
atención por tiempo prolongado a la persona mayor, con dependencia moderada
o severa que no pueda recibir cuidados en su domicilio.
“Servicios socio-sanitarios integrados”: Beneficios y prestaciones
institucionales para responder a las necesidades de tipo sanitario y social de la
persona mayor, con el objetivo de garantizar su dignidad y bienestar y promover
su independencia y autonomía. “Unidad doméstica u hogar”: El grupo de
personas que viven en una misma vivienda, comparten las comidas principales
y atienden en común las necesidades básicas, sin que sea necesario que existan
lazos de parentesco entre ellos.
“Vejez”: Construcción social de la última etapa del curso de vida.

61
Artículo 3 Son principios generales aplicables a la Convención:
a) La promoción y defensa de los derechos humanos y libertades
fundamentales de la persona mayor.
b) La valorización de la persona mayor, su papel en la sociedad y
contribución al desarrollo.
c) La dignidad, independencia, protagonismo y autonomía de la persona
mayor.
d) La igualdad y no discriminación.
e) La participación, integración e inclusión plena y efectiva en la sociedad.
f) El bienestar y cuidado.
g) La seguridad física, económica y social.
h) La autorrealización.
i) La equidad e igualdad de género y enfoque de curso de vida.
j) La solidaridad y fortalecimiento de la protección familiar y comunitaria.
k) El buen trato y la atención preferencial.
l) El enfoque diferencial para el goce efectivo de los derechos de la
persona mayor.
m) El respeto y valorización de la diversidad cultural.
n) La protección judicial efectiva.
o) La responsabilidad del Estado y participación de la familia y de la
comunidad en la integración activa, plena y productiva de la persona mayor
dentro de la sociedad, así como en su cuidado y atención, de acuerdo con su
legislación interna.
Artículo 4 Los Estados Parte
Se comprometen a salvaguardar los derechos humanos y libertades
fundamentales de la persona mayor enunciados en la presente Convención, sin
discriminación de ningún tipo, y a tal fin:
a) Adoptarán medidas para prevenir, sancionar y erradicar aquellas
prácticas contrarias a la presente Convención, tales como aislamiento,
abandono, sujeciones físicas prolongadas, hacinamiento, expulsiones de la
comunidad, la negación de nutrición, infantilización, tratamientos médicos
inadecuados o desproporcionados, entre otras, y todas aquellas que constituyan
malos tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes que atenten contra la
seguridad e integridad de la persona mayor.

62
b) Adoptarán las medidas afirmativas y realizarán los ajustes razonables
que sean necesarios para el ejercicio de los derechos establecidos en la
presente Convención y se abstendrán de adoptar cualquier medida legislativa
que sea incompatible con la misma. No se considerarán discriminatorias, en
virtud de la presente Convención, las medidas afirmativas y ajustes razonables
que sean necesarios para acelerar o lograr la igualdad de hecho de la persona
mayor, así como para asegurar su plena integración social, económica,
educacional, política y cultural. Tales medidas afirmativas no deberán conducir
al mantenimiento de derechos separados para grupos distintos y no deberán
perpetuarse más allá de un período razonable o después de alcanzado dicho
objetivo.
c) Adoptarán y fortalecerán todas las medidas legislativas,
administrativas, judiciales, presupuestarias y de cualquier otra índole, incluido un
adecuado acceso a la justicia a fin garantizar a la persona mayor un trato
diferenciado y preferencial en todos los ámbitos.
d) Adoptarán las medidas necesarias y cuando lo consideren en el marco
de la cooperación internacional, hasta el máximo de los recursos disponibles y
tomando en cuenta su grado de desarrollo, a fin de lograr progresivamente, y de
conformidad con la legislación interna, la plena efectividad de los derechos
económicos, sociales y culturales; sin perjuicio de las obligaciones que sean
aplicables de inmediato en virtud del derecho internacional.
e) Promoverán instituciones públicas especializadas en la protección y
promoción de los derechos de la persona mayor y su desarrollo integral.
f) Promoverán la más amplia participación de la sociedad civil y de otros
actores sociales, en particular de la persona mayor, en la elaboración, aplicación
y control de políticas públicas y legislación dirigida a la implementación de la
presente Convención.
g) Promoverán la recopilación de información adecuada, incluidos datos
estadísticos y de investigación, que le permitan formular y aplicar políticas, a fin
de dar efecto a la presente Convención.

Artículo 5 Igualdad y no discriminación


Por razones de edad Queda prohibida por la presente Convención la
discriminación por edad en la vejez. Los Estados Parte desarrollarán enfoques

63
específicos en sus políticas, planes y legislaciones sobre envejecimiento y vejez,
en relación con la persona mayor en condición de vulnerabilidad y aquellas que
son víctimas de discriminación múltiple, incluidas las mujeres, las personas con
discapacidad, las personas de diversas orientaciones sexuales e identidades de
género, las personas migrantes, las personas en situación de pobreza o
marginación social, los afrodescendientes y las personas pertenecientes a
pueblos indígenas, las personas sin hogar, las personas privadas de libertad, las
personas pertenecientes a pueblos tradicionales, las personas pertenecientes a
grupos étnicos, raciales, nacionales, lingüísticos, religiosos y rurales, entre otros.
Artículo 6 Derecho a la vida y a la dignidad en la vejez Los Estados Parte
adoptarán todas las medidas necesarias para garantizar a la persona mayor el
goce efectivo del derecho a la vida y el derecho a vivir con dignidad en la vejez
hasta el fin de sus días, en igualdad de condiciones con otros sectores de la
población. Los Estados Parte tomarán medidas para que las instituciones
públicas y privadas ofrezcan a la persona mayor un acceso no discriminatorio a
cuidados integrales, incluidos los cuidados paliativos, eviten el aislamiento y
manejen apropiadamente los problemas relacionados con el miedo a la muerte
de los enfermos terminales, el dolor, y eviten el sufrimiento innecesario y las
intervenciones fútiles e inútiles, de conformidad con el derecho de la persona
mayor a expresar el consentimiento informado.
Artículo 7 Derecho a la independencia y a la autonomía
Los Estados Parte en la presente Convención reconocen el derecho de la
persona mayor a tomar decisiones, a la definición de su plan de vida, a
desarrollar una vida autónoma e independiente, conforme a sus tradiciones y
creencias, en igualdad de condiciones y a disponer de mecanismos para poder
ejercer sus derechos. Los Estados Parte adoptarán programas, políticas o
acciones para facilitar y promover el pleno goce de estos derechos por la persona
mayor, propiciando su autorealización, el fortalecimiento de todas las familias,
de sus lazos familiares y sociales, y de sus relaciones afectivas. En especial,
asegurarán:
a) El respeto a la autonomía de la persona mayor en la toma de sus
decisiones, así como a su independencia en la realización de sus actos.

64
b) Que la persona mayor tenga la oportunidad de elegir su lugar de
residencia y dónde y con quién vivir, en igualdad de condiciones con las demás,
y no se vea obligada a vivir con arreglo a un sistema de vida específico.
c) Que la persona mayor tenga acceso progresivamente a una variedad
de servicios de asistencia domiciliaria, residencial y otros servicios de apoyo de
la comunidad, incluida la asistencia personal que sea necesaria para facilitar su
existencia y su inclusión en la comunidad, y para evitar su aislamiento o
separación de ésta.
Artículo 8 Derecho a la participación e integración comunitaria
La persona mayor tiene derecho a la participación activa, productiva,
plena y efectiva dentro de la familia, la comunidad y la sociedad para su
integración en todas ellas. Los Estados Parte adoptarán medidas para que la
persona mayor tenga la oportunidad de participar activa y productivamente en la
comunidad, y pueda desarrollar sus capacidades y potencialidades. A tal fin:
a) Crearán y fortalecerán mecanismos de participación e inclusión social
de la persona mayor en un ambiente de igualdad que permita erradicar los
prejuicios y estereotipos que obstaculicen el pleno disfrute de estos derechos.
b) Promoverán la participación de la persona mayor en actividades
intergeneracionales para fortalecer la solidaridad y el apoyo mutuo como
elementos claves del desarrollo social.
c) Asegurarán que las instalaciones y los servicios comunitarios para la
población en general estén a disposición, en igualdad de condiciones, de la
persona mayor y tengan en cuenta sus necesidades.
Artículo 9 Derecho a la seguridad y a una vida sin ningún tipo de
violencia
La persona mayor tiene derecho a la seguridad y a una vida sin ningún
tipo de violencia, a recibir un trato digno y a ser respetada y valorada,
independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la cultura, la religión,
la opinión política o de otra índole, el origen social, nacional, étnico, indígena e
identidad cultural, la posición socio-económica, discapacidad, la orientación
sexual, el género, la identidad de género, su contribución económica o cualquier
otra condición. La persona mayor tiene derecho a vivir una vida sin ningún tipo
de violencia y maltrato. Para los efectos de esta Convención, se entenderá por
violencia contra la persona mayor cualquier acción o conducta que cause muerte,

65
daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la persona mayor, tanto en el
ámbito público como en el privado. Se entenderá que la definición de violencia
contra la persona mayor comprende, entre otros, distintos tipos de abuso, incluso
el financiero y patrimonial, y maltrato físico, sexual, psicológico, explotación
laboral, la expulsión de su comunidad y toda forma de abandono o negligencia
que tenga lugar dentro o fuera del ámbito familiar o unidad doméstica o que sea
perpetrado o tolerado por el Estado o sus agentes dondequiera que ocurra. Los
Estados Parte se comprometen a:
a) Adoptar medidas legislativas, administrativas y de otra índole para
prevenir, investigar, sancionar y erradicar los actos de violencia contra la persona
mayor, así como aquellas que propicien la reparación de los daños ocasionados
por estos actos.
b) Producir y divulgar información con el objetivo de generar diagnósticos
de riesgo de posibles situaciones de violencia a fin de desarrollar políticas de
prevención.
c) Promover la creación y el fortalecimiento de servicios de apoyo para
atender los casos de violencia, maltrato, abusos, explotación y abandono de la
persona mayor. Fomentar el acceso de la persona mayor a dichos servicios y a
la información sobre los mismos.
d) Establecer o fortalecer mecanismos de prevención de la violencia, en
cualquiera de sus manifestaciones, dentro de la familia, unidad doméstica,
lugares donde recibe servicios de cuidado a largo plazo y en la sociedad para la
efectiva protección de los derechos de la persona mayor.
e) Informar y sensibilizar a la sociedad en su conjunto sobre las diversas
formas de violencia contra la persona mayor y la manera de identificarlas y
prevenirlas.
f) Capacitar y sensibilizar a funcionarios públicos, a los encargados de los
servicios sociales y de salud, al personal encargado de la atención y el cuidado
de la persona mayor en los servicios de cuidado a largo plazo o servicios
domiciliarios sobre las diversas formas de violencia, a fin de brindarles un trato
digno y prevenir negligencia y acciones o prácticas de violencia y maltrato.
g) Desarrollar programas de capacitación dirigidos a los familiares y
personas que ejerzan tareas de cuidado domiciliario a fin de prevenir escenarios
de violencia en el hogar o unidad doméstica.

66
h) Promover mecanismos adecuados y eficaces de denuncia en casos de
violencia contra la persona mayor, así como reforzar los mecanismos judiciales
y administrativos para la atención de esos casos.
i) Promover activamente la eliminación de todas las prácticas que generan
violencia y que afectan la dignidad e integridad de la mujer mayor.
Artículo 10 Derecho a no ser sometido a tortura ni a penas o tratos
crueles, inhumanos o degradantes
La persona mayor tiene derecho a no ser sometida a tortura y otros tratos
o penas crueles, inhumanos o degradantes. Los Estados Parte tomarán todas
las medidas de carácter legislativo, administrativo o de otra índole para prevenir,
investigar, sancionar y erradicar todo tipo de tortura u otros tratos o penas
crueles, inhumanos o degradantes hacia la persona mayor.
Artículo 11 Derecho a brindar consentimiento libre e informado en el
ámbito de la salud
La persona mayor tiene el derecho irrenunciable a manifestar su
consentimiento libre e informado en el ámbito de la salud. La negación de este
derecho constituye una forma de vulneración de los derechos humanos de la
persona mayor. Con la finalidad de garantizar el derecho de la persona mayor a
manifestar su consentimiento informado de manera previa, voluntaria, libre y
expresa, así como a ejercer su derecho de modificarlo o revocarlo, en relación
con cualquier decisión, tratamiento, intervención o investigación, en el ámbito de
la salud, los Estados Parte se comprometen a elaborar y aplicar mecanismos
adecuados y eficaces para impedir abusos y fortalecer la capacidad de la
persona mayor de comprender plenamente las opciones de tratamiento
existentes, sus riesgos y beneficios. Dichos mecanismos deberán asegurar que
la información que se brinde sea adecuada, clara y oportuna, disponible sobre
bases no discriminatorias, de forma accesible y presentada de manera
comprensible de acuerdo con la identidad cultural, nivel educativo y necesidades
de comunicación de la persona mayor. Las instituciones públicas o privadas y
los profesionales de la salud no podrán administrar ningún tratamiento,
intervención o investigación de carácter médico o quirúrgico sin el
consentimiento informado de la persona mayor. En los casos de emergencia
médica que pongan en riesgo la vida y cuando no resulte posible obtener el
consentimiento informado, se podrán aplicar las excepciones establecidas de

67
conformidad con la legislación nacional. La persona mayor tiene derecho a
aceptar, negarse a recibir o interrumpir voluntariamente tratamientos médicos o
quirúrgicos, incluidos los de la medicina tradicional, alternativa y
complementaria, investigación, experimentos médicos o científicos, ya sean de
carácter físico o psíquico, y a recibir información clara y oportuna sobre las
posibles consecuencias y los riesgos de dicha decisión. Los Estados Parte
establecerán también un proceso a través del cual la persona mayor pueda
manifestar de manera expresa su voluntad anticipada e instrucciones respecto
de las intervenciones en materia de atención de la salud, incluidos los cuidados
paliativos. En estos casos, esta voluntad anticipada podrá ser expresada,
modificada o ampliada en cualquier momento solo por la persona mayor, a través
de instrumentos jurídicamente vinculantes, de conformidad con la legislación
nacional.
Artículo 12 Derechos de la persona mayor que recibe servicios de
cuidado a largo plazo
La persona mayor tiene derecho a un sistema integral de cuidados que
provea la protección y promoción de la salud, cobertura de servicios sociales,
seguridad alimentaria y nutricional, agua, vestuario y vivienda; promoviendo que
la persona mayor pueda decidir permanecer en su hogar y mantener su
independencia y autonomía. Los Estados Parte deberán diseñar medidas de
apoyo a las familias y cuidadores mediante la introducción de servicios para
quienes realizan la actividad de cuidado de la persona mayor, teniendo en cuenta
las necesidades de todas las familias y otras formas de cuidados, así como la
plena participación de la persona mayor, respetándose su opinión. Los Estados
Parte deberán adoptar medidas tendientes a desarrollar un sistema integral de
cuidados que tenga especialmente en cuenta la perspectiva de género y el
respeto a la dignidad e integridad física y mental de la persona mayor. Para
garantizar a la persona mayor el goce efectivo de sus derechos humanos en los
servicios de cuidado a largo plazo, los Estados Parte se comprometen a:
a) Establecer mecanismos para asegurar que el inicio y término de
servicios de cuidado de largo plazo estén sujetos a la manifestación de la
voluntad libre y expresa de la persona mayor.

68
b) Promover que dichos servicios cuenten con personal especializado que
pueda ofrecer una atención adecuada e integral y prevenir acciones o prácticas
que puedan producir daño o agravar la condición existente.
c) Establecer un marco regulatorio adecuado para el funcionamiento de
los servicios de cuidado a largo plazo que permita evaluar y supervisar la
situación de la persona mayor, incluyendo la adopción de medidas para:
i. Garantizar el acceso de la persona mayor a la información, en
particular a sus expedientes personales, ya sean físicos o digitales, y
promover el acceso a los distintos medios de comunicación e información,
incluidas las redes sociales, así como informar a la persona mayor sobre
sus derechos y sobre el marco jurídico y protocolos que rigen los servicios
de cuidado a largo plazo.
ii. Prevenir injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada,
familia, hogar o unidad doméstica, o cualquier otro ámbito en el que se
desenvuelvan, así como en su correspondencia o cualquier otro tipo de
comunicación.
iii. Promover la interacción familiar y social de la persona mayor,
teniendo en cuenta a todas las familias y sus relaciones afectivas.
iv. Proteger la seguridad personal y el ejercicio de la libertad y
movilidad de la persona mayor.
v. Proteger la integridad de la persona mayor y su privacidad e
intimidad en las actividades que desarrolle, particularmente en los actos
de higiene personal.
d) Establecer la legislación necesaria, conforme a los mecanismos
nacionales, para que los responsables y el personal de servicios de cuidado a
largo plazo respondan administrativa, civil y/o penalmente por los actos que
practiquen en detrimento de la persona mayor, según corresponda.
e) Adoptar medidas adecuadas, cuando corresponda, para que la persona
mayor que se encuentre recibiendo servicios de cuidado a largo plazo cuente
con servicios de cuidados paliativos que abarquen al paciente, su entorno y su
familia.
Artículo 13 Derecho a la libertad personal
La persona mayor tiene derecho a la libertad y seguridad personal,
independientemente del ámbito en el que se desenvuelva. Los Estados Parte

69
asegurarán que la persona mayor disfrute del derecho a la libertad y seguridad
personal y que la edad en ningún caso justifique la privación o restricción
arbitrarias de su libertad. Los Estados Parte garantizarán que cualquier medida
de privación o restricción de libertad será de conformidad con la ley y asegurarán
que la persona mayor que se vea privada de su libertad en razón de un proceso
tenga, en igualdad de condiciones con otros sectores de la población, derecho a
garantías de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos
y a ser tratada de conformidad con los objetivos y principios de la presente
Convención. Los Estados Parte garantizarán el acceso de la persona mayor
privada de libertad a programas especiales y atención integral, incluidos los
mecanismos de rehabilitación para su reinserción en la sociedad y, según
corresponda, promoverán medidas alternativas respecto a la privación de
libertad, de acuerdo con sus ordenamientos jurídicos internos.
Artículo 14 Derecho a la libertad de expresión y de opinión y al
acceso a la información
La persona mayor tiene derecho a la libertad de expresión y opinión y al
acceso a la información, en igualdad de condiciones con otros sectores de la
población y por los medios de su elección. Los Estados Parte adoptarán medidas
destinadas a garantizar a la persona mayor el ejercicio efectivo de dichos
derechos.
Artículo 15 Derecho a la nacionalidad y a la libertad de circulación
La persona mayor tiene derecho a la libertad de circulación, a la libertad
para elegir su residencia y a poseer una nacionalidad en igualdad de condiciones
con los demás sectores de la población, sin discriminación por razones de edad.
Los Estados Parte adoptarán medidas destinadas a garantizar a la persona
mayor el ejercicio efectivo de dichos derechos.

Artículo 16 Derecho a la privacidad y a la intimidad


La persona mayor tiene derecho a la privacidad y a la intimidad y a no ser
objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, familia, hogar o
unidad doméstica, o cualquier ámbito en el que se desenvuelvan, así como en
su correspondencia o cualquier otro tipo de comunicación. La persona mayor
tiene derecho a no ser objeto de agresiones contra su dignidad, honor y

70
reputación, y a la privacidad en los actos de higiene o en las actividades que
desarrolle, independientemente del ámbito en el que se desenvuelva. Los
Estados Parte adoptarán las medidas necesarias para garantizar estos
derechos, particularmente a la persona mayor que recibe servicios de cuidado a
largo plazo.
Artículo 17 Derecho a la seguridad social
Toda persona mayor tiene derecho a la seguridad social que la proteja
para llevar una vida digna. Los Estados Parte promoverán progresivamente,
dentro de los recursos disponibles, que la persona mayor reciba un ingreso para
una vida digna a través de los sistemas de seguridad social y otros mecanismos
flexibles de protección social. Los Estados Parte buscarán facilitar, mediante
convenios institucionales, acuerdos bilaterales u otros mecanismos
hemisféricos, el reconocimiento de prestaciones, aportes realizados a la
seguridad social o derechos de pensión de la persona mayor migrante. Todo lo
dispuesto en este artículo será de conformidad con la legislación nacional.
Artículo 18 Derecho al trabajo
La persona mayor tiene derecho al trabajo digno y decente y a la igualdad
de oportunidades y de trato respecto de los otros trabajadores, sea cual fuere su
edad. Los Estados Parte adoptarán medidas para impedir la discriminación
laboral de la persona mayor. Queda prohibida cualquier distinción que no se base
en las exigencias propias de la naturaleza del cargo, de conformidad con la
legislación nacional y en forma apropiada a las condiciones locales. El empleo o
la ocupación debe contar con las mismas garantías, beneficios, derechos
laborales y sindicales, y ser remunerado por el mismo salario aplicable a todos
los trabajadores frente a iguales tareas y responsabilidades. Los Estados Parte
adoptarán las medidas legislativas, administrativas o de otra índole para
promover el empleo formal de la persona mayor y regular las distintas formas de
autoempleo y el empleo doméstico, con miras a prevenir abusos y garantizar una
adecuada cobertura social y el reconocimiento del trabajo no remunerado. Los
Estados Parte promoverán programas y medidas que faciliten una transición
gradual a la jubilación, para lo cual podrán contar con la participación de las
organizaciones representativas de empleadores y trabajadores y de otros
organismos interesados. Los Estados Parte promoverán políticas laborales
dirigidas a propiciar que las condiciones, el ambiente de trabajo, horarios y la

71
organización de las tareas sean adecuadas a las necesidades y características
de la persona mayor. Los Estados Parte alentarán el diseño de programas para
la capacitación y certificación de conocimiento y saberes para promover el
acceso de la persona mayor a mercados laborales más inclusivos.
Artículo 19 Derecho a la salud
La persona mayor tiene derecho a su salud física y mental, sin ningún tipo
de discriminación. Los Estados Parte deberán diseñar e implementar políticas
públicas intersectoriales de salud orientadas a una atención integral que incluya
la promoción de la salud, la prevención y la atención de la enfermedad en todas
las etapas, y la rehabilitación y los cuidados paliativos de la persona mayor a fin
de propiciar el disfrute del más alto nivel de bienestar, físico, mental y social.
Para hacer efectivo este derecho, los Estados Parte se comprometen a tomar
las siguientes medidas:
a) Asegurar la atención preferencial y el acceso universal, equitativo y
oportuno en los servicios integrales de salud de calidad basados en la atención
primaria, y aprovechar la medicina tradicional, alternativa y complementaria, de
conformidad con la legislación nacional y con los usos y costumbres.
b) Formular, implementar, fortalecer y evaluar políticas públicas, planes y
estrategias para fomentar un envejecimiento activo y saludable.
c) Fomentar políticas públicas sobre salud sexual y reproductiva de la
persona mayor.
d) Fomentar, cuando corresponda, la cooperación internacional en cuanto
al diseño de políticas públicas, planes, estrategias y legislación, y el intercambio
de capacidades y recursos para ejecutar planes de salud para la persona mayor
y su proceso de envejecimiento.
e) Fortalecer las acciones de prevención a través de las autoridades de
salud y la prevención de enfermedades, incluyendo la realización de cursos de
educación, el conocimiento de las patologías y opinión informada de la persona
mayor en el tratamiento de enfermedades crónicas y otros problemas de salud.
f) Garantizar el acceso a beneficios y servicios de salud asequibles y de
calidad para la persona mayor con enfermedades no transmisibles y
transmisibles, incluidas aquellas por transmisión sexual.
g) Fortalecer la implementación de políticas públicas orientadas a mejorar
el estado nutricional de la persona mayor.

72
h) Promover el desarrollo de servicios socio-sanitarios integrados
especializados para atender a la persona mayor con enfermedades que generan
dependencia, incluidas las crónico-degenerativas, las demencias y la
enfermedad de Alzheimer.
i) Fortalecer las capacidades de los trabajadores de los servicios de salud,
sociales y socio-sanitarios integrados y de otros actores, en relación con la
atención de la persona mayor, teniendo en consideración los principios
contenidos en la presente Convención.
j) Promover y fortalecer la investigación y la formación académica
profesional y técnica especializada en geriatría, gerontología y cuidados
paliativos.
k) Formular, adecuar e implementar, según la legislación vigente en cada
país, políticas referidas a la capacitación y aplicación de la medicina tradicional,
alternativa y complementaria, en relación con la atención integral de la persona
mayor.
l) Promover las medidas necesarias para que los servicios de cuidados
paliativos estén disponibles y accesibles para la persona mayor, así como para
apoyar a sus familias.
m) Garantizar a la persona mayor la disponibilidad y el acceso a los
medicamentos reconocidos como esenciales por la Organización Mundial de la
Salud, incluyendo los fiscalizados necesarios para los cuidados paliativos.
n) Garantizar a la persona mayor el acceso a la información contenida en
sus expedientes personales, sean físicos o digitales.
o) Promover y garantizar progresivamente, y de acuerdo con sus
capacidades, el acompañamiento y la capacitación a personas que ejerzan
tareas de cuidado de la persona mayor, incluyendo familiares, con el fin de
procurar su salud y bienestar.
Artículo 20 Derecho a la educación
La persona mayor tiene derecho a la educación en igualdad de
condiciones con otros sectores de la población y sin discriminación, en las
modalidades definidas por cada uno de los Estados Parte, y a participar en los
programas educativos existentes en todos los niveles, y a compartir sus
conocimientos y experiencias con todas las generaciones. Los Estados Parte

73
garantizarán el ejercicio efectivo del derecho a la educación de la persona mayor
y se comprometen a:
a) Facilitar a la persona mayor el acceso a programas educativos y de
formación adecuados que permitan el acceso, entre otros, a los distintos niveles
del ciclo educativo, a programas de alfabetización y postalfabetización,
formación técnica y profesional, y a la educación permanente continua, en
especial a los grupos en situación de vulnerabilidad.
b) Promover el desarrollo de programas, materiales y formatos educativos
adecuados y accesibles para la persona mayor que atiendan sus necesidades,
preferencias, aptitudes, motivaciones e identidad cultural.
c) Adoptar las medidas necesarias para reducir y, progresivamente,
eliminar las barreras y las dificultades de acceso a los bienes y servicios
educativos en el medio rural.
d) Promover la educación y formación de la persona mayor en el uso de
las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) para minimizar la
brecha digital, generacional y geográfica e incrementar la integración social y
comunitaria.
e) Diseñar e implementar políticas activas para erradicar el analfabetismo
de la persona mayor y, en especial, de las mujeres y grupos en situación de
vulnerabilidad.
f) Fomentar y facilitar la participación activa de la persona mayor en
actividades educativas, tanto formales como no formales.
Artículo 21 Derecho a la cultura
La persona mayor tiene derecho a su identidad cultural, a participar en la
vida cultural y artística de la comunidad, al disfrute de los beneficios del progreso
científico y tecnológico y de otros productos de la diversidad cultural, así como a
compartir sus conocimientos y experiencias con otras generaciones, en
cualquiera de los contextos en los que se desarrolle. Los Estados Parte
reconocerán, garantizarán y protegerán el derecho a la propiedad intelectual de
la persona mayor, en condiciones de igualdad con los demás sectores de la
población y de acuerdo con la legislación interna y los instrumentos
internacionales adoptados en este ámbito. Los Estados Parte promoverán las
medidas necesarias para asegurar el acceso preferencial de la persona mayor a
los bienes y servicios culturales, en formatos y condiciones asequibles. Los

74
Estados Parte fomentarán programas culturales para que la persona mayor
pueda desarrollar y utilizar su potencial creativo, artístico e intelectual, para su
beneficio y para el enriquecimiento de la sociedad como agente transmisor de
valores, conocimientos y cultura. Los Estados Parte impulsarán la participación
de las organizaciones de personas mayores en la planificación, realización y
divulgación de proyectos educativos y culturales. Los Estados Parte
incentivarán, mediante acciones de reconocimiento y estímulo, los aportes de la
persona mayor a las diferentes expresiones artísticas y culturales.
Artículo 22 Derecho a la recreación, al esparcimiento y al deporte
La persona mayor tiene derecho a la recreación, la actividad física, el
esparcimiento y el deporte. Los Estados Parte promoverán el desarrollo de
servicios y programas de recreación, incluido el turismo, así como actividades de
esparcimiento y deportivas que tengan en cuenta los intereses y las necesidades
de la persona mayor, en particular de aquella que recibe servicios de cuidado a
largo plazo, con el objeto de mejorar su salud y calidad de vida en todas sus
dimensiones y promover su autorrealización, independencia, autonomía e
inclusión en la comunidad. La persona mayor podrá participar en el
establecimiento, gestión y evaluación de dichos servicios, programas o
actividades.
Artículo 23 Derecho a la propiedad
Toda persona mayor tiene derecho al uso y goce de sus bienes y a no ser
privada de estos por motivos de edad. La ley puede subordinar tal uso y goce al
interés social. Ninguna persona mayor puede ser privada de sus bienes, excepto
mediante el pago de indemnización justa, por razones de utilidad pública o de
interés social y en los casos y según las formas establecidas por la ley. Los
Estados Parte adoptarán todas las medidas necesarias para garantizarle a la
persona mayor el ejercicio del derecho a la propiedad, incluida la libre disposición
de sus bienes, y para prevenir el abuso y la enajenación ilegal de su propiedad.
Los Estados Parte se comprometen a adoptar medidas para eliminar toda
práctica administrativa o financiera que discrimine a la persona mayor,
principalmente a las mujeres mayores y a los grupos en situación de
vulnerabilidad respecto del ejercicio de su derecho a la propiedad.

75
Artículo 24 Derecho a la vivienda
La persona mayor tiene derecho a una vivienda digna y adecuada, y a
vivir en entornos seguros, saludables, accesibles y adaptables a sus
preferencias y necesidades. Los Estados Parte deberán adoptar las medidas
pertinentes para promover el pleno goce de este derecho y facilitar que la
persona mayor tenga acceso a servicios socio-sanitarios integrados y servicios
de cuidados domiciliarios que le permitan residir en su propio domicilio conforme
a su voluntad. Los Estados Parte deberán garantizar el derecho de la persona
mayor a una vivienda digna y adecuada y adoptarán políticas de promoción del
derecho a la vivienda y el acceso a la tierra reconociendo las necesidades de la
persona mayor y la prioridad en la asignación a aquella que se encuentre en
situación de vulnerabilidad. Asimismo, los Estados Parte fomentarán
progresivamente el acceso al crédito de vivienda u otras formas de
financiamiento sin discriminación, promoviendo, entre otros, la colaboración con
el sector privado, la sociedad civil y otros actores sociales. Las políticas deberán
tener especialmente en cuenta:
a) La necesidad de construir o adaptar progresivamente soluciones
habitacionales con el fin de que estas sean arquitectónicamente adecuadas y
accesibles a los adultos mayores con discapacidad y con impedimentos
relacionados con su movilidad.
b) Las necesidades específicas de la persona mayor, particularmente
aquellas que viven solas, a través de subsidios para el alquiler, apoyo a las
renovaciones de la vivienda y otras medidas pertinentes, según la capacidad de
los Estados Parte. Los Estados Parte promoverán el establecimiento de
procedimientos expeditos de reclamación y justicia en caso de desalojos de
personas mayores y adoptarán las medidas necesarias para protegerlas contra
los desalojos forzosos ilegales. Los Estados Parte deberán promover programas
para la prevención de accidentes en el entorno y el hogar de la persona mayor.
Artículo 25 Derecho a un medio ambiente sano
La persona mayor tiene derecho a vivir en un medio ambiente sano y a
contar con servicios públicos básicos, a tal fin los Estados Parte adoptarán las
medidas pertinentes para salvaguardar y promover el ejercicio de este derecho,
entre ellas:

76
a) Fomentar el desarrollo pleno de la persona mayor en armonía con la
naturaleza.
b) Garantizar el acceso de la persona mayor en condiciones de igualdad
a servicios públicos básicos de agua potable y saneamiento, entre otros.
Artículo 26 Derecho a la accesibilidad y a la movilidad personal
La persona mayor tiene derecho a la accesibilidad al entorno físico, social,
económico y cultural, y a su movilidad personal. A fin de garantizar la
accesibilidad y la movilidad personal de la persona mayor para que pueda vivir
en forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida,
los Estados Parte adoptarán de manera progresiva medidas pertinentes para
asegurar el acceso de la persona mayor, en igualdad de condiciones con las
demás, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones,
incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones,
y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público, tanto en
zonas urbanas como rurales. Estas medidas, que incluirán la identificación y
eliminación de obstáculos y barreras de acceso, se aplicarán, entre otras cosas,
a:
a) Los edificios, las vías públicas, el transporte y otras instalaciones
exteriores e interiores como centros educativos, viviendas, instalaciones
médicas y lugares de trabajo.
b) Los servicios de información, comunicaciones y de otro tipo, incluidos
los servicios electrónicos y de emergencia. Los Estados Parte también adoptarán
las medidas pertinentes para:
a) Desarrollar, promulgar y supervisar la aplicación de normas
mínimas y directrices sobre la accesibilidad de las instalaciones y los
servicios abiertos al público o de uso público.
b) Asegurar que las entidades públicas y privadas que
proporcionan instalaciones y servicios abiertos al público o de uso público
tengan en cuenta todos los aspectos de su accesibilidad para la persona
mayor.
c) Ofrecer formación a todas las personas involucradas en los
problemas de accesibilidad que enfrenta la persona mayor.
d) Promover otras formas adecuadas de asistencia y apoyo a la
persona mayor para asegurar su acceso a la información.

77
e) Promover el acceso de la persona mayor a los nuevos sistemas
y tecnologías de la información y las comunicaciones, incluidas Internet y
que estas sean accesibles al menor costo posible.
f) Propiciar el acceso a tarifas preferenciales o gratuitas de los
servicios de transporte público o de uso público a la persona mayor.
g) Promover iniciativas en los servicios de transporte público o de
uso público para que haya asientos reservados para la persona mayor,
los cuales deberán ser identificados con la señalización correspondiente.
h) Dotar a los edificios y otras instalaciones abiertas al público de
señalización en formatos de fácil lectura, comprensión y adecuados para
la persona mayor.
Artículo 27 Derechos políticos
La persona mayor tiene derecho a la participación en la vida política y
pública en igualdad de condiciones con los demás y a no ser discriminados por
motivo de edad. La persona mayor tiene derecho a votar libremente y ser elegido,
debiendo el Estado facilitar las condiciones y los medios para ejercer esos
derechos. Los Estados Parte garantizarán a la persona mayor una participación
plena y efectiva en su derecho a voto y adoptarán las siguientes medidas
pertinentes para:
a) Garantizar que los procedimientos, instalaciones y materiales
electorales sean adecuados, accesibles y fáciles de entender y utilizar.
b) Proteger el derecho de la persona mayor a emitir su voto en secreto en
elecciones y referendos públicos, sin intimidación.
c) Garantizar la libre expresión de la voluntad de la persona mayor como
elector y a este fin, cuando sea necesario y con su consentimiento, permitir que
una persona de su elección le preste asistencia para votar.
d) Crear y fortalecer mecanismos de participación ciudadana con el objeto
de incorporar en los procesos de toma de decisión en todos los niveles de
Gobierno las opiniones, aportes y demandas de la persona mayor y de sus
agrupaciones y asociaciones.
Artículo 28 Derecho de reunión y de asociación
La persona mayor tiene derecho a reunirse pacíficamente y a formar
libremente sus propias agrupaciones o asociaciones, de conformidad con el

78
derecho internacional de los derechos humanos. A tal fin los Estados Parte se
comprometen a:
a) Facilitar la creación y el reconocimiento legal de dichas agrupaciones o
asociaciones, respetando su libertad de iniciativa y prestándoles apoyo para su
formación y desempeño de acuerdo con la capacidad de los Estados Parte.
b) Fortalecer las asociaciones de personas mayores y el desarrollo de
liderazgos positivos que faciliten el logro de sus objetivos y la difusión de los
derechos enunciados en la presente Convención.
Artículo 29 Situaciones de riesgo y emergencias humanitarias
Los Estados Parte tomarán todas las medidas específicas que sean
necesarias para garantizar la integridad y los derechos de la persona mayor en
situaciones de riesgo, incluidas situaciones de conflicto armado, emergencias
humanitarias y desastres, de conformidad con las normas de derecho
internacional, en particular del derecho internacional de los derechos humanos y
del derecho internacional humanitario. Los Estados Parte adoptarán medidas de
atención específicas a las necesidades de la persona mayor en la preparación,
prevención, reconstrucción y recuperación en situaciones de emergencias,
desastres o conflictos. Los Estados Parte propiciarán que la persona mayor
interesada participe en los protocolos de protección civil en caso de desastres
naturales.
Artículo 30 Igual reconocimiento como persona ante la ley
Los Estados Parte reafirman que la persona mayor tiene derecho al
reconocimiento de su personalidad jurídica. Los Estados Parte reconocerán que
la persona mayor tiene capacidad jurídica en igualdad de condiciones con las
demás en todos los aspectos de la vida. Los Estados Parte adoptarán las
medidas pertinentes para proporcionar acceso a la persona mayor al apoyo que
puedan necesitar en el ejercicio de su capacidad jurídica. Los Estados Parte
asegurarán que en todas las medidas relativas al ejercicio de la capacidad
jurídica se proporcionen salvaguardias adecuadas y efectivas para impedir los
abusos de conformidad con el derecho internacional en materia de derechos
humanos. Esas salvaguardias asegurarán que las medidas relativas al ejercicio
de la capacidad jurídica respeten los derechos, la voluntad y las preferencias de
la persona mayor, que no haya conflicto de intereses ni influencia indebida, que
sean proporcionales y adaptadas a las circunstancias de la persona mayor, que

79
se apliquen en el plazo más corto posible y que estén sujetas a exámenes
periódicos por parte de una autoridad o un órgano judicial competente,
independiente e imparcial. Las salvaguardias serán proporcionales al grado en
que dichas medidas afecten a los derechos e intereses de la persona mayor. Sin
perjuicio de lo dispuesto en el presente artículo, los Estados Parte tomarán todas
las medidas que sean pertinentes y efectivas para garantizar el derecho de la
persona mayor, en igualdad de condiciones con las demás, a ser propietaria y
heredar bienes, controlar sus propios asuntos económicos y tener acceso en
igualdad de condiciones a préstamos bancarios, hipotecas y otras modalidades
de crédito financiero, y velarán por que la persona mayor no sea privada de sus
bienes de manera arbitraria.
Articulo 31 Acceso a la justicia
La persona mayor tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y
dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente
e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de
cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus
derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter.
Los Estados Parte se comprometen a asegurar que la persona mayor tenga
acceso efectivo a la justicia en igualdad de condiciones con las demás, incluso
mediante la adopción de ajustes de procedimiento en todos los procesos
judiciales y administrativos en cualquiera de sus etapas. Los Estados Parte se
comprometen a garantizar la debida diligencia y el tratamiento preferencial a la
persona mayor para la tramitación, resolución y ejecución de las decisiones en
procesos administrativos y judiciales. La actuación judicial deberá ser
particularmente expedita en casos en que se encuentre en riesgo la salud o la
vida de la persona mayor. Asimismo, los Estados Parte desarrollarán y
fortalecerán políticas públicas y programas dirigidos a promover:
a) Mecanismos alternativos de solución de controversias.
b) Capacitación del personal relacionado con la administración de justicia,
incluido el personal policial y penitenciario, sobre la protección de los derechos
de la persona mayor.
Artículo 32 Los Estados Parte acuerdan:
a) Adoptar medidas para lograr la divulgación y capacitación progresiva
de toda la sociedad sobre la presente Convención.

80
b) Fomentar una actitud positiva hacia la vejez y un trato digno, respetuoso
y considerado hacia la persona mayor y, sobre la base de una cultura de paz,
impulsar acciones de divulgación, promoción de los derechos y empoderamiento
de la persona mayor, así como evitar el lenguaje e imágenes estereotipadas
sobre la vejez.
c) Desarrollar programas para sensibilizar a la población sobre el proceso
de envejecimiento y sobre la persona mayor, fomentando la participación de ésta
y de sus organizaciones en el diseño y formulación de dichos programas.
d) Promover la inclusión de contenidos que propicien la compresión y
aceptación de la etapa del envejecimiento en los planes y programas de estudios
de los diferentes niveles educativos, así como en las agendas académicas y de
investigación.
e) Promover el reconocimiento de la experiencia, la sabiduría, la
productividad y la contribución al desarrollo que la persona mayor brinda a la
sociedad en su conjunto.

2.4.7 Ley N° 98/1952 “Que establece el régimen unificado de


jubilaciones y pensiones”;

Art. 60.- Tendrá derecho a jubilación ordinaria el asegurado que haya


cumplido 60 años de edad y tenga 25 (veinte y cinco) años como mínimo de
servicios reconocidos, debiendo corresponderle el 100% (cien por ciento) del
promedio de los salarios de los 36 (treinta y seis) últimos meses anteriores al
último aporte o, 55 (cincuenta y cinco) años de edad y 30 (treinta) años como
mínimo de servicios reconocidos, debiendo corresponderle el 80% (ochenta por
ciento) del promedio de salarios de los 36 (treinta y seis) últimos meses
anteriores al último salario. Este porcentaje aumentará a razón del 4% (cuatro
por ciento) por cada año que sobrepasa los 55 (cincuenta y cinco) años de edad,
en el momento de solicitarlo hasta los 59 (cincuenta y nueve) años de edad.

2.4.8 Ley N° 1885/2002 “De las personas adultas”;

Artículo 1°.- La presente ley tiene por finalidad tutelar los derechos e
intereses de las personas de la tercera de edad, entendiéndose por tales a los
mayores de sesenta años.

81
Artículo 2°.- Las disposiciones de esta ley deberán interpretarse en
interés de las personas de la tercera edad que residan en el territorio nacional.
La presente ley es de orden público.
Artículo 3º.- Toda persona de la tercera edad tiene derecho a un trato
digno y no ser objeto de discriminación de ninguna clase para ejercer funciones
públicas o privadas, salvo las incapacidades físicas o mentales especialmente
previstas en la ley. Igualmente, tendrá prioridad en la atención a su salud,
vivienda, alimentación, transporte, educación, entretenimiento y ocupación, así
como en la percepción oportuna de sus haberes, si los tuviere.
Goza del pleno ejercicio de sus derechos civiles, comerciales y laborales
en igualdad de condiciones con los demás sujetos de crédito, sin que la edad
constituya impedimento alguno para contraer obligaciones ante terceros.
Artículo 4º.- El Estado concurrirá al logro del bienestar social de las
personas de la tercera edad, garantizando el ejercicio de sus derechos y velando
para que aquellas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, carezcan
de familia o se encuentren abandonadas, sean ubicadas en lugares públicos o
privados y se les ofrezcan programas de servicios sociales intermedios.
Artículo 7º.- El Estado y las municipalidades, en sus respectivos
presupuestos, proveerán los rubros necesarios para financiar los planes y
proyectos que beneficien a las personas de la tercera edad.
Artículo 8º.- Es obligación de los miembros de la familia asistir y proteger
a las personas de la tercera edad que sean parientes de la misma, en la forma
establecida en el Libro I, Título III, Capítulo XII, del Código Civil.

2.4.9 Ley N° 3728/2009 “Que establece el derecho a pensión


alimentaria para personas adultas mayores en situación de
pobreza”.

Artículo 1º.- Todo paraguayo natural, mayor de sesenta y cinco años de


edad y en situación de pobreza, residente en el territorio nacional, recibirá del
Estado una pensión mensual no menor a la cuarta parte del salario mínimo
vigente.
Artículo 2º.- El Estado asignará en su presupuesto anual los recursos
necesarios para garantizar el pago de la pensión prevista en el artículo anterior,

82
el cual será abonado por la Dirección de Pensiones no Contributivas del
Ministerio de Hacienda.
Artículo 3º.- No podrán acogerse a los beneficios de la presente Ley, las
personas que tengan pendientes deudas con el Estado o reciban remuneración
del sector público o privado, tales como sueldo, jubilación, pensión y/o seguro
social.
Artículo 4º.- La asignación pecuniaria mensual se transfiere en calidad
de subsidio no reembolsable, intransferible e inembargable, y está condicionado
al cumplimiento de las reglamentaciones establecidas por la institución
responsable de la aplicación de la presente Ley.
Artículo 5º.- Créase el Fondo de Pensión Alimentaria para Personas
Adultas en Situación de Pobreza, que se regirá por lo establecido en la presente
Ley y su reglamentación.
Artículo 6º.- Cumplidos los requisitos legales y reglamentarios para
recibir este beneficio, el único documento habilitante es la Cédula de
Identidad.
Artículo 7º.- Los recursos destinados para el Fondo de Pensión
Alimentaria para Personas Adultas en Situación de Pobreza, ingresarán al
mismo y serán utilizados únicamente para otorgar la citada pensión mensual. Si
en violación a lo dispuesto en esta Ley, se autoriza pagos para actos que no
sean destinados para este fin se incurrirá en los delitos tipificados en el Código
Penal.
Artículo 8º.- La institución responsable de la aplicación de la presente Ley
es el Ministerio de Hacienda Dirección de Pensiones no Contributivas, que a los
efectos de esta Ley, tendrá las siguientes atribuciones:
a) definir las políticas generales del Fondo y fijar procedimientos para su
utilización;
b) fijar y reglamentar procedimientos, características y requisitos que
deben reunir los beneficiarios, precautelando el interés social perseguido en esta
Ley;
c) coordinar acciones con la Secretaría de Acción Social, las Juntas
Departamentales y Juntas Municipales para la identificación de los beneficiarios
d) gestionar convenios con organismos nacionales e internacionales, a
fin de obtener y acrecentar los recursos del fondo; y,

83
e) fiscalizar y monitorear el cumplimiento de los requisitos establecidos
para los beneficiarios de la presente Ley.

2.4.10 LEY N° 1160/97 CÓDIGO PENAL PARAGUAYO

Artículo 227.- Violación del deber de cuidado de ancianos o


discapacitados
El que violara gravemente su deber legal de cuidado de personas
ancianas o discapacitadas, será castigado con pena privativa de libertad de
hasta tres años o con multa.

84
III METODOLOGÍA

3.1 Enfoque Metodológico

El enfoque de investigación es cualitativo, donde se desarrollan procesos


de recolección, análisis y vinculación de datos que responden al planteamiento.
En la Investigación Cualitativa se hacen registros narrativos de los
fenómenos que son estudiados mediante técnicas como la observación
participante y las entrevistas no estructuradas.
Se indaga sobre la situación en cuanto a condición, calidad y forma de
vida de los adultos mayores en la ciudad de Capiatá, más aún considerando el
título que hace mención la presente ley.

3.2 Diseño Metodológico

El diseño de investigación es no experimental, pues se refiere a una


investigación sistemática y empírica donde no se manipula la variables.
Tendrá un corte transversal, debido a que se recolectan los datos en un
solo momento y un único tiempo, en esta ocasión nos enfocamos en tres
ciudades del departamento central del Año 2018.

3.3 Nivel de la investigación

La investigación se inicia con la idea del investigador; estudiando el tema


de interés particular, el cual debe desarrollarse en base a un proceso
determinado y el alcance es el resultado de lo que se espera.
Tiene un alcance descriptivo considerando que describe el fenómeno que
se investiga desde el punto de vista jurídico y social sin modificar sus
características lo que permite Recolectar datos.
Y a la ves es explicativa, porque a través de este trabajo queremos dar a
conocer si las políticas públicas de atención integral a los adultos mayores son
suficientes y cumplen las disposiciones normativas jurídicas que hacen al
cuidado integral de los adultos mayores en la ciudad de Capiatá.

85
3.4 Delimitación temporal

Los datos fueron recogidos en los meses de Enero a Diciembre del año
2018, aunque el fenómeno estudiado ya ocurrió en los meses iniciales del año
2018, así como en varios años anteriores.

3.5 Delimitación geográfica

La ciudad de Capiatá se encuentra ubicado en el Departamento Central a


20 km de la ciudad de Asunción República del Paraguay entre las rutas 1 y 2.
Limitando con las ciudades de Areguá, Luque, San Lorenzo, Ypane, Ñemby,
Julián Augusto Saldivar e Itauguá. Tiene una superficie total de 83 km2 y una
población 232.653 habitantes actualmente. La ciudad está divida en un casco
urbano con 11 barrios y 14 compañías siendo su actual intendente el LIC. Luis
Fernando González Ocampos.
La presente investigación se realizará en la mencionada ciudad
específicamente en la Compañía 17 Barrio Cerrito en los meses de enero a
diciembre del 2018 teniendo en cuenta que la investigación es de corte
transversal.

3.6 Población

La población está compuesta por todos los adultos mayores de la Ciudad


de Capiatá.
“Población. Es el conjunto de personas u objetos de los que se desea
conocer algo en una investigación. "El universo o población puede estar
constituido por personas, animales, registros médicos, los nacimientos, las
muestras de laboratorio, los accidentes viales entre otros". (PINEDA et al
1994:108) En nuestro campo pueden ser artículos de prensa, editoriales,
películas, videos, novelas, series de televisión, programas radiales y por
supuesto personas”

86
3.7 Muestra

Para esta investigación se tomará como muestra a los adultos mayores y


autoridades municipales.-
“La muestra es la que puede determinar la problemática ya que les capaz
de generar los datos con los cuales se identifican las fallas dentro del proceso.
Según Tamayo, T. Y Tamayo, M (1997), afirma que la muestra ¨ es el grupo de
individuos que se toma de la población, para estudiar un fenómeno estadístico¨
(p.38)”.

3.8 Criterios de inclusión:

Todos aquellos adultos mayores y autoridades municipales del Distrito de


Capiatá.

3.9 Criterios de exclusión:

Todos aquellos adultos mayores de las demás ciudades del departamento


central.

3.10 Técnica e instrumentos de Recolección de Datos

 BIBLIOGRÁFICAS: Ya que los datos a obtenerse deben tener un asidero


real por cual las informaciones que se buscan han sido publicadas en
libros, publicaciones periodísticas e Internet.
 DOCUMENTALES: porque recurriremos a los datos que obran en los
archivos de las instituciones
 ENTREVISTAS: a las autoridades municipales, representantes de
centros médicos asistenciales, catequistas, familiares de adultos mayores

87
IV Recolección y análisis de los datos
Para realizar esta investigación, primeramente se ha recurrido a datos e
informaciones de fuentes primarias y secundarias, y ante otras informaciones
recurrimos a entrevistas con preguntas del tipo abiertas y dicotómicas, a las
autoridades municipales, representantes de centros médicos asistenciales,
catequistas, familiares de adultos mayores, de la ciudad de Capiatá.
Se consultó a las autoridades Municipales: Intendente Municipal Lic. Luis
Fernando González Ocampos, Director de Adultos Mayores de la Municipalidad
de Capiatá Señor Dario Velázquez, Concejal Municipal Luis Bernardo Garcete;
autoridades del Hospital Distrital de Capiatá: Lic. Ithamar López, Jefa de
enfermería; representantes de la Comunidad (catequistas) Pablo González,
Pablo Lucena; (familiares y adultos mayores) Andrea Arrúa, Eusebio Finca,
Cástulo Martínez, Roque Jara.
Las entrevistas fueron realizadas en la zona previamente delimitada de la
Ciudad de Capiatá.

88
Ética de la Investigación

El presente trabajo es de autoría del investigador, además se resalta que


no se ha cometido plagio alguno, aunque existan estudios anteriores a este tema.
Los datos obtenidos en el proceso de investigación no serán alterados para un
escenario favorable sino con el fin de justificar las respuestas a los objetivos
generales y específicos. Por último, se guardará el debido respeto a los derechos
de autor, para la elaboración del presente trabajo final de grado.
Los aspectos que tienen que ver con la religión, la raza, las ideologías
políticas y cualquier situación de discriminación que no estén en el ámbito
meramente legal no serán considerados en esta investigación.
Esta investigación es para beneficio de los adultos mayores que no tengan
acceso o no puedan acceder integralmente a sus derechos consagrados en la
Constitución Nacional, el estado como principal eje de dirección, los gobernantes
personas responsables en la decisión de la aprobación o desaprobación de un
proyecto de ley, leyes además de acuerdos ,convenios o tratados
internacionales que de alguna u otra manera forman parte del círculo de
protección de los derechos del más vulnerable tanto en nuestro país como en
todo el mundo, pues nadie esta excepto de velar por la seguridad integra de un
ser humano.

89
4.1 ANALISIS DE DATOS

Al termino de las entrevistas realizadas se puede destacar que todos los


entrevistados (autoridades, representantes comunitarios, familiares y adultos
mayores) concuerdan con que las disposiciones normativas jurídicas que hacen
al cuidado integral de los adultos mayores son insuficientes. -
Las autoridades locales coinciden con que para el eficaz cumplimiento de
las garantías, derechos constitucionales y demás leyes de los adultos mayores
dependen de otras dependencias públicas, y en muchas ocasiones se
encuentran atados de manos y pies para el fiel cumplimiento de las mismas,
siendo la burocracia y la falta ejecución de políticas públicas más accesibles los
motivos de la falta de un cumplimiento eficaz.
Ciertamente con la publicidad y el trabajo realizado por la Dirección de
Adultos Mayores, Hospital Distrital de Capiatá, se toma más conciencia sobre el
cuidado de los adultos mayores y el índice de violencia y abandono, actualmente
es mínimo.
Actualmente existen clubes (organizaciones de vecinos) y puestos de
salud locales que facilitan el acceso de los adultos mayores a las atenciones
médicas, en donde pueden acudir por si solos, pero en general casi siempre
acuden acompañados por algún familiar o en un caso más grave son asistidos
por los Bomberos Voluntarios.
Los representantes comunitarios afirman que hacen lo posible para la
participación y el cuidado de los adultos mayores a nivel comunitario, pero de
igual manera dependen de las disposición y voluntad de las instituciones públicas
a nivel local.
Tanto familiares como los mismos adultos mayores entrevistados,
coinciden en que tanto la asistencia alimenticia como el pago de jubilaciones no
compensa las necesidades asistenciales de un adulto mayor, teniendo en cuenta
que en los hospitales públicos generalmente no se encuentra con la medicación
requerida, el costo de los alimentos que son necesarios para su edad es elevado.
Se sienten discriminados por la sociedad ya que para los adultos
mayores no existe una forma de ganarse la vida trabajando a partir de una cierta
edad, y menos para los que sobrepasan los 60 años

90
CONCLUSIÓN
Al término del presente trabajo se puede concluir que el artículo 57
de la constitución nacional de la República del Paraguay se halla reglamentada
en diversas leyes positivas, vigentes en la actualidad.
Es importante Analizar el cumplimiento de las disposiciones normativas
del artículo 57 de la Constitución Nacional de 1992 de la República del Paraguay
en la Ciudad de Capiatá, a fin de que a través de las instituciones públicas locales
encargadas de velar por el cumplimiento efectivo de estas normativas se
planteen políticas de protección integral para el Adulto Mayor, como el control
de la aplicación de la política de atención a la persona Adulta Mayor, así como
la promoción de vínculos con otros organismos nacionales y en general, con toda
institución o persona, destinados a fortalecer la política general de atención a la
persona Adulta Mayor.
La familia, la sociedad y los poderes públicos no cumplen suficientemente
con la protección integral de las personas de la tercera edad en la ciudad de
Capiatá, ya que para ello dependen de que a nivel nacional se planteen políticas
que faciliten el cumplimiento efectivo de esta normativa, como por ejemplo La
Dirección de Adultos Mayores de la Municipalidad de Capiatá depende del
Ministerio de Hacienda para hacer llegar a los adultos mayores el beneficio de la
prestación alimentaria; el Hospital Distrital de Capiatá depende de la liberación
de fondos para la compra de medicamentos e insumos.
El Artículo 227 del Código Penal Paraguayo establece que la sanción por
violar el deber legal de cuidado de personas ancianas es la pena privativa de
libertad de hasta tres años o multa.
La protección y cuidado integral del adulto mayor podría mejorar
estableciendo lineamientos que favorezcan su Calidad y Condiciones de Vida,
así también contribuyendo a la solución del estado de abandono y pobreza en
que se encuentran, en la defensa de sus derechos mediante la prevención,
detección y atención del maltrato que les afecta.
Y finalmente promover el desarrollo de políticas locales que favorezcan el
mejoramiento de la calidad y condiciones de vida de las personas mayores.

91
RECOMENDACIONES

Una de las propuestas que se tiene al analizar sería el desarrollo de


políticas públicas e iniciativas a nivel de autoridades locales y representantes
comunitarios que cumplan un fin, realizar actos positivos y, evitar que después
de cierta edad ocupen un lugar marginal y pasivo. El esfuerzo que se haga para
mejorar la calidad de vida de las personas de edad debe pretender por atender
a sus distintas necesidades de índole social y cultural, así, aumentan su
capacidad para continuar activamente presentes en la sociedad, de manera a
mejorar los programas ya existentes y que los adultos mayores puedan acceder
a todo lo que por ley les corresponde.
Las personas de edad deben ser consideradas como sujetos importantes
y necesarios en el proceso de desarrollo de todos los niveles de una sociedad
determinada. Las políticas y los programas deben responder a las necesidades
y limitaciones particulares de este grupo poblacional, en materia de salud,
alimentación, vivienda, seguridad del ingreso, actividades sociales, culturales,
afectivos y de esparcimiento. Así mismo, deben brindarles oportunidades para
satisfacer su necesidad de realización personal, es decir, el logro de los
objetivos, las aspiraciones personales y la realización de sus posibilidades,
según su proyecto de vida

92
Bibliografía
 CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEL PARAGUAY DE 1992
 Personas Adultas Mayores cuentan desde hoy con una Convención
Interamericana que protege sus derechos
 La importancia de los abuelos en la familia
 Protección familiar
 Necesidades de las personas mayores
 Por AZUCENA GARCÍA 18 de febrero de 2011.
 MARCO HISTÓRICO
 El Papel del Anciano en la Sociedad: una mirada a través de la Historia.
 La cantidad de personas mayores de 60 años se duplicará para 2050; se
requieren importantes cambios sociales
 Adultos Mayores: Esperanzados en una vejez digna
 Declaración Universal de Derechos Humanos (1948)
 Convención Americana sobre Derechos Humanos; ratificada por ley Nº
1/1989
 Protocolo de San Salvador; ratificada por ley Nº 1040/97
 Principios de las Naciones Unidas a favor de las personas de edad (1991)
 Convención Interamericana sobre La Protección de los Derechos
Humanos de Las Personas Mayores
 Ley N° 98/1952 “Que establece el régimen unificado de jubilaciones y
pensiones”
 Ley N° 1885/2002 “De las personas adultas
 Ley N° 3728/2009 “Que establece el derecho a pensión alimentaria para
personas adultas mayores en situación de pobreza
 LEY N° 1160/97 CÓDIGO PENAL PARAGUAYO
 Diccionario de la R.A.E
 Diccionario Jurídico de Osorio

93
Anexos

Instrumento Nº 1

Entrevista
Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de Derecho de
UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de grado, para lo
cual necesito hacerle unas preguntas breves.

AUTORIDADES LOCALES Y REPRESENTANTES COMUNITARIOS


1- ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución
Nacional?

2- ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?

3- Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento


de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional

4- ¿Cuáles son las políticas publicas de la institución para la asistencia


integral a los adultos mayores?

5- ¿Cuál es el índice de consultas de adultos mayores?

6- ¿Los adultos mayores acuden a las consultas acompañados o sin


compañía?

FAMILIARES Y ADULTOS MAYORES


7- ¿Cuál es el índice de violencia en los adultos mayores?

8- Considera que es suficiente y digna la pensión alimentaria

9- Considera justo que la jubilación sea a los 65 años

94
Señor
Intendente Municipal
Lic. Luis Fernando González Ocampos
E. S. D.

Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de Derecho
de UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de grado, para
lo cual necesito hacerle unas preguntas breves.

1. ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución


Nacional?
De forma institucional buscamos la forma de que este derecho sea
atendido de la forma más integral posible.
2. ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?
Por que dependemos de otras dependencias del gobierno central,
muchas veces no podemos cumplir a cabalidad con los programas con
que contamos en la institución.
3. Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento
de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional
Si.
4. ¿Cuáles son las políticas públicas de la institución para la asistencia
integral a los adultos mayores?
A través de la Direcciones de Adultos Mayores, Área Social y la
Secretaria de la Mujer, buscamos brindar todo tipo de atención integral a
los adultos mayores, desde el censo e inscripción de los mismos para la
pensión alimentaria, hasta traslado a centros asistenciales de salud.

95
Señor
Director de Adultos Mayores de la Municipalidad de Capiatá
Darío Velázquez
E. S. D.

Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de


Derecho de UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de
grado, para lo cual necesito hacerle unas preguntas breves.

AUTORIDADES LOCALES Y REPRESENTANTES COMUNITARIOS


1. ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución
Nacional?
Desde la Dirección de adultos mayores de la Municipalidad de Capiatá,
buscamos cumplir íntegramente con lo dispuesto en las legislaciones
vigentes.
2. ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?
Por falta de acompañamiento del Gobierno Central.
3. Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento
de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional
Si, sabemos y buscamos también la forma de hacer cumplir la ley para
aquellos infractores cuando tenemos conocimiento de los mismos.
4. ¿Cuáles son las políticas públicas de la institución para la asistencia
integral a los adultos mayores?
Inscripción de adultos mayores a partir de los 65 años para el acceso a
la pensión alimentaria. Recibimos denuncias sobre abandono, violencia,
etc.

96
Señor
Consejal Municipal de Capiatá
Luis Bernardo Garcete
E. S. D.

Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de


Derecho de UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de
grado, para lo cual necesito hacerle unas preguntas breves.

AUTORIDADES LOCALES Y REPRESENTANTES COMUNITARIOS


1. ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución
Nacional?
Desde la Junta Municipal buscamos hacer todo lo humanamente posible
para hacer cumplir a cabalidad con las disposiciones legales para la
protección del adulto mayor.
2. ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?
La falta de acompañamiento del gobierno central.
3. Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento
de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional
Si, sabemos de las sanciones y buscamos la forma de hacer cumplir
todo el peso de la ley sobre los infractores.
4. ¿Cuáles son las políticas públicas de la institución para la asistencia
integral a los adultos mayores?
Tenemos varias dependencias en la institución municipal que se
encargan de hacer cumplir las disposiciones legales que hacen al
cuidado integral de los adultos mayores, ellos son la Dirección de
Adultos Mayores, la Dirección de Área Social y la Secretaria de la Mujer,
que conjuntamente trabajan para que los beneficios lleguen a la mayoría
de nuestros adultos mayores.

97
Señora
Jefa de enfermería del Hospital Distrital de Capiatá
Lic. Ithamar López
E. S. D.

Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de


Derecho de UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de
grado, para lo cual necesito hacerle unas preguntas breves.

AUTORIDADES LOCALES Y REPRESENTANTES COMUNITARIOS


1. ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución
Nacional?
No, en absoluto
2. ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?
Falta de responsabilidad familiar y social, la ley es prácticamente letra
muerta.
3. Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento
de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional
Si existen sanciones.
4. ¿Cuáles son las políticas publicas de la institución para la asistencia
integral a los adultos mayores?
El servicio social que se encarga de aquellos adultos mayores que son
abandonados por sus familiares y para aquellos que son de escasos
recursos, vienen de lugares muy lejanos, etc.
5. ¿Cuál es el índice de consultas de adultos mayores?
El 70 de los pacientes adultos son personas de la tercera edad.
6. ¿Los adultos mayores acuden a las consultas acompañados o sin
compañía?
Generalmente acuden acompañados, y en un rango del 10% acuden sin
compañía.

98
Señores
Pablo González, Pablo Lucena;
Catequistas de la Comunidad de Cerrito
Presente

Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de


Derecho de UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de
grado, para lo cual necesito hacerle unas preguntas breves.

AUTORIDADES LOCALES Y REPRESENTANTES COMUNITARIOS


1. ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución
Nacional?
No, no se cumple
2. ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?
Por falta de políticas públicas.
3. Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento
de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional
Hoy por hoy ya no se puede decir que no se conozca de sanciones ya
que en las instituciones tanto públicas como privadas se señala y se
hace conocer de las personas que tienen prioridad, y entre ellas están
los adultos mayores.

99
Señor/a
Andrea Arrúa
Presente

Soy, Fany Marilin Arguello, alumna del último año de la carrera de Derecho
de UNIGRAN y estoy realizando una investigación para mi trabajo de grado, para
lo cual necesito hacerle unas preguntas breves.

1. ¿Se cumple a cabalidad lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución


Nacional?
En parte, todavía falta mucho para que se cumpla a cabalidad.
2. ¿Cuáles son los motivos por el incumplimiento del mismo?
Yo creo que es falta de interés de las autoridades del momento, como los
ancianos ya no son “numero” para las autoridades, ellos ya pasan a un
segundo plano.
3. Tiene conocimiento de que exista alguna sanción por el incumplimiento
de lo dispuesto en el Art. 57 de la Constitución Nacional
Gracias a las propagandas si se conoce.
4. ¿Los adultos mayores acuden a las consultas acompañados o sin
compañía?
Generalmente le acompañamos, pero también vemos en los centros
asistenciales que hay algunos ancianos que van solos
5. ¿Cuál es el índice de violencia en los adultos mayores?
En la comunidad se ve muy poco, no una violencia de golpes sino más
bien abandono.
6. Considera que es suficiente y digna la pensión alimentaria
No, porque como su nombre dice apenas es para la alimentación, para
la medicación y otros ya no alcanza.
7. Considera justo que la jubilación sea a los 65 años
No, porque a los 50 años ya generalmente no se puede acceder a un
trabajo.

100