Vous êtes sur la page 1sur 27

Señor

JUEZ TREINTA Y UNO (31) ADMINISTRATIVO DEL CIRCUITO JUDICIAL DE BOGOTÁ


E. S. D.

Asunto: Contestación de demanda


Referencia: Demanda de Nulidad y Restablecimiento del Derecho No. 2019-00193
Demandante: Mario Antonio Ruiz Pérez
Demandado: La Nación – Ministerio del interior y Agenica Nacional de Defensa Juridica
del Estado

Danny Andres Ruiz Aguillon, mayor de edad y domiciliado en Bogotá, identificado con la cédula
de ciudadanía número 1.018.489.622 de Bogotá, portador de la T.P No 82.906 del C.S. de la J.
actuando en nombre y representación del Ministerio del Interior, conforme al poder que se
adjunta, por medio del presente escrito y encontrándome dentro del término procesal señalado
en la Ley, me permito dar contestación a la demanda de la referencia, en los siguientes
términos:

I. HECHOS

1. Es cierto.

2. Es cierto.

3. Es parcialmente cierto y explico, por medio de la resolucion No. 135 de 2019 si se decide
retirar del servicio al señor Mario Ruiz por necesidades del servicio y mejoramiento de la planta
de personal, teniendo en ceunta que el eñor Mario Ruiz para el año 2018 y años anteriores tuvo
una evaluación de desempeño bastante deficiente.

4. Es cierto.

5. No nos consta, deberá probarse, porque no tenemos entre los archivos de la entidad, ni
tampoco obra en el expediente prueba de dicho recurso de reposiscion que el señor Mario Ruiz
afirma haber interpuesto ante el Minsiterio del Interior contra la resolucion 135 del 31 de enero
de 2019, por meido del cual se puso fin a la relacion laboral.

6. Es cierto.

7. Es cierto.

II. A LAS PRETENSIONES

Me opongo a todas y cada una de las pretensiones de la demanda, con fundamento a lo


anteriormente expuesto y a las excepciones que adelante propondré.
DECLARACIONES Y CONDENAS

Primero: Declarar probada la excepción previa de........(falta de jurisdicción o de competencia,


compromiso, inexistencia del demandante o del demandado o indebida representación del
demandante o del demandado, falta de prueba de calidad con que se comparece al proceso,
inepta demanda, haberse da trámite de un proceso diferente al que corresponde, no
comprender las personas que constituyen el litisconsorcio necesario, pleito pendiente, no
haberse ordenado la citación de otras personas que la ley ordena citar o haberse notificado la
demanda a persona distinta a la que fue demandada).

Segundo: Condenar al Señor , como parte demandante dentro del proceso de la referencia, al
pago de costas del proceso.
Tercero: Condenar a la parte ejecutante en perjuicios.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Invoco como fundamento de derecho el numeral .............. del artículo 100 del Código General
del Proceso y demás normas concordantes.

En virtud del alcance del principio de búsqueda de la verdad formal en materia de excepciones,
frente a los poderes oficiosos del juez en necesario afirmar que lo fundamental no es la relación
de los hecho que configuran una determinada excepción, sino la prueba de los mismos, por
ende, si el juez encuentra probados los hechos que lo constituyen deberá reconocerla
oficiosamente.

Por lo anterior, solicito al señor juez ordenar de oficio la práctica de las pruebas pertinentes, así
como declarar oficiosamente, las excepciones que aparezcan probadas de conformidad con el
ordenamiento procesal.

PROCESO Y COMPETENCIA

Al presente escrito debe darse el trámite indicado en el artículo 100 del Código General del
Proceso.

Es Usted competente, Señor Juez, por estar conociendo del proceso principal.
V. PETICIONES

Al tenor de las excepciones anteriormente planteadas, comedidamente solicito a Ud., que


previo el trámite correspondiente, se efectúen las siguientes declaraciones y condenas.

PRIMERO.- Declarar probadas las excepciones propuestas.


SEGUNDO.- En consecuencia dar por terminado el proceso.
TERCERO.- Condenar en costas judiciales y en perjuicios a la parte ejecutante.

VI. PRUEBAS

Solicitamos se tengan con pruebas lo siguiente las documentales aportadas en la presente


demanda.

VII. ANEXOS

Poder conferido a mi favor, junto con la representación Legal.

NOTIFICACIONES

Mi poderdante en de esta ciudad.

El demandante en la dirección aportada en la demanda.

El suscrito en la Secretaría del Juzgado o en la calle 68 # 14-33 Of 306 de esta ciudad.

Del Señor Juez,

Atentamente,

DANNY ANDRES RUIZ AGUILLON


C.C. 1.018.489.622 de Bogota
T.P. 82.906 del C.S. de la J.

Señor
Procurador judicial ante lo Contencioso administrativo del circuito judicial de Bogotá
D.C. – (Reparto).
E. S. D.

Medio de control Nulidad y restablecimiento del derecho – Laboral


Demandante Mario Antonio Ruiz Pérez – C.C. 88.205.450
Demandado Nación – Ministerio del interior

PARTE CONVOCANTE

Ivon Lorena Caycedo Palacio, mayor de edad, identificada con la cédula de ciudadanía No.
1.015.436.468 expedida en Bogotá D.C., con Tarjeta profesional Número 72.205 del Consejo
superior de la judicatura, residente en la ciudad de Bogotá, apoderada judicial del señor Mario
Antonio Ruiz Pérez, mayor de edad, domiciliado y residente en la ciudad de Bogotá D.C.,
identificado con la cedula de ciudadanía No. 80.205.450 de Bogotá, según el poder conferido
que reposa en la presente, profesional en derecho; me permito solicitarle a la Procuraduría
General de la Nación, que con el fin de prever futuras demandas de nulidad Y restablecimiento
del derecho contra la parte convocada por los hechos que se mencionan en la presente
solicitud, permita en audiencia de conciliación, la parte convocante y la parte convocada
celebren acuerdo de conciliatorio sobre el pago de los salarios, prestaciones sociales,
indemnización moratoria e indexación, y el pago al sistema de seguridad social y demás
prestaciones sociales de conformidad a lo indicado en el Decreto reglamentario 212 de 1945
y demás normas concordantes, para los trabajadores oficiales.

el medio de Control de Nulidad y restablecimiento del derecho de carácter laboral en


contra de la Nación - Ministerio del Interior, para que se declare la Nulidad y
restablecimiento del derecho de la Resolución No. 135 de 2018 expedida el dia 31 enero
de 2018 por la Entidad demandada por la terminación de la relación laboral causando perjuicios
patrimoniales y extrapatrimoniales, morales y de vida en relación.

De forma ilegal sin justa causa fue despedido mi poderdante por la Entidad mediante la
Resolución No. 135 de 2018 sin lleno de requisitos de fondo y forma del acto
administrativo.

PARTE CONVOCADA

• La Nación – Ministerio del Interior, es representada legalmente por la doctora Nancy


Patricia Gutiérrez

• La Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, es representada legalmente por el


doctor Camilo Gómez Álzate.

REQUISITO DE PROCEBILIDAD – CONCILIACIÓN


Su señoría la presente situación en derecho, de acuerdo al relato de los hechos y la
congruencia en las pretensiones, el tema a tratar en el litigio, establece en el artículo 161 del
Código de Procedimiento administrativo y de lo Contencioso administrativo
subsiguientes, que bajo la presente denominación de requisitos previos, se exige la
conciliación prejudicial para acceder a la Jurisdicción Contenciosa administrativa, que es el que
aplica para efectos del medio de control de Nulidad y restablecimiento del derecho de
carácter laboral.
PRETENSIONES

Su señoría previo estudio procesal y etapas del proceso mediante sentencia favorable
solicitamos:

• Se declare la Nulidad de la Resolución No. 135 de 2018 expedida por la Nación -


Ministerio del Interior y se restablezca el derecho al señor Mario Antonio Ruiz Pérez,
quien ocupaba el cargo de profesional en la Entidad como profesional del derecho desde el
dia 1 de febrero de 2018 hasta la vinculación formal.

• Como consecuencia se condene y ordene a la Nación – Ministerio del Interior, el


reintegro al cargo como profesional en derecho desde el dia 1 de febrero de 2018 hasta su
vinculación.

• Se condene al pago de los salarios, prestaciones sociales, indemnización moratoria e


indexación, y el pago al sistema de seguridad social y demás prestaciones sociales de
conformidad a lo indicado en el Decreto reglamentario 212 de 1945 y demás normas
concordantes, para los trabajadores oficiales.

• Como consecuencia de lo anterior se Condene a la Nación - Ministerio del Interior, a


pagar las siguientes sumas por los perjuicios de orden material, moral, objetivados,
subjetivados actuales, futuros, sufridos al señor Mario Antonio Ruiz Pérez:

• Por el daño material causado, por Lucro Cesante. La suma de sesenta y ocho
millones de pesos moneda legal colombiana ($68.000.000) valor de salarios,
prestaciones sociales y demás derechos laborales adquiridos que deberán ser
indexados al momento de dictar sentencia por parte del Honorable despacho. Es decir,
ochenta y dos (82) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

• Por el daño material causado, por el Daño Emergente. La suma de sesenta y ocho
millones de pesos moneda legal colombiana ($68.000.000) valor de salarios,
prestaciones sociales y demás derechos laborales adquiridos que deberán ser
indexados al momento de dictar sentencia por parte del Honorable despacho. Es decir,
ochenta y dos (82) salarios mínimos legales mensuales vigentes.
• Por el daño inmaterial causado, el Daño Moral. La suma de cincuenta millones de
pesos moneda legal colombiana ($50.000.000), valor estimado en la afectación a la
persona. Es decir, sesenta y cuatro (64) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

• Por el daño inmaterial causado, el Daño de Vida en relación. La suma de cincuenta


millones de pesos moneda legal colombiana ($50.000.000), valor estimado en la
afectación a su núcleo familiar. Es decir, sesenta y cuatro (64) salarios mínimos legales
mensuales vigentes.

• La condena respectiva será actualizada de conformidad con lo previsto en el artículo 309


del Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo, se
reconocerán los intereses legales comerciales desde la fecha de la ocurrencia de los
hechos hasta cuando se le dé cabal cumplimiento a la sentencia que le ponga fin al
proceso.

• La parte demandada dará cumplimiento a la sentencia en los términos del Código de


procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo

• Que se condene a Nación – Ministerio del Interior a pagar las costas y los gastos del
proceso.

• Se condene al pago a Nación - Ministerio del Interior a reconocer el pago de los


honorarios de profesionales en derecho de conformidad a la tarifa de establecida por la
Corporación colegio nacional de abogados “Conalbos”.

JURAMENTO ESTIMATORIO

Respetuosamente solicito admitir el presente Medio de control de Nulidad y restablecimiento


del Derecho de carácter laboral a favor de mi poderdante Mario Antonio Ruiz Pérez y en
contra de las demandas, de acuerdo a lo ordenado por el artículo 206 del Código general del
proceso, mi poderdante jura las pretensiones de la siguiente manera:

PRETENSIONES
Número de Juramento Monto y razonamiento de
pretensión la suma jurada

Primera (01) Es mera declarativa Es mera Declarativa

Se estima en sesenta y ocho Se estima en sesenta y


millones de pesos moneda ocho millones de pesos
legal colombiana moneda legal colombiana
($68.000.000) de conformidad ($68.000.000) de
Segunda (02) al Lucro Cesante y en conformidad al Lucro
sesenta y ocho millones de Cesante y en sesenta y
Literal A y B pesos moneda legal ocho millones de pesos
colombiana ($68.000.000) por moneda legal colombiana
Daño Emergente. ($68.000.000) por Daño
Emergente

A la ganancia que ha dejado Perjuicios materiales y


de obtener el acreedor como patrimoniales consistente
consecuencia del hecho del en el despido de forma
que se es responsable. ilegal según la Resolución
No. 135 de 2018 de fecha
Se refiere a unos perjuicios 31 enero de 2018,
materiales y patrimoniales expedida por la Entidad
consistente en el despido de demandada.
forma ilegal según la
Resolución No. 135 de 2018
de fecha 31 enero de 2018,
expedida por la Entidad
demandada.

Segunda (02) Se estima en cincuenta Se estima en cincuenta


Literal C y D millones de pesos moneda millones de pesos
legal colombiana moneda legal colombiana
($50.000.000) de conformidad ($50.000.000) de
al Daño Moral y en cincuenta conformidad al Daño Moral
millones de pesos moneda y en cincuenta millones
legal colombiana de pesos moneda legal
($50.000.000) por el Daño de colombiana ($50.000.000)
Vida en Relación. por el Daño de Vida en
Relación.

A la ganancia que ha dejado Perjuicios materiales y


de obtener el acreedor como patrimoniales consistente
consecuencia del hecho del en el despido de forma
que se es responsable. ilegal según la Resolución
No. 135 de 2018 de fecha
31 enero de 2018, expedida
por la Entidad demandada.
Se refiere a unos perjuicios
materiales y patrimoniales
consistente en el despido de
forma ilegal según la
Resolución No. 135 de 2018
de fecha 31 enero de 2018,
expedida por la Entidad
demandada.

Tercero y quinto (03 Se estimará conforme a lo Solo será determinante al


y 05) ordenado por el Despacho al momento su señoría de
momento de emitir la sentencia emitió el respectivo fallo de
sea a favor o en contra. primera instancia

Cuarto y sexto (04 y Es mera declarativa Es mera declarativa


06)

FUNDAMENTOS DE HECHO

Su señoría me permito relatar los hechos de la presente:

• El Mario Antonio Ruiz Pérez, fue vinculado al Ministerio del Interior, como abogado en el
cargo de profesional desde el 01 de enero del año 2010.

• Prestó sus servicios profesionales de manera personal, subordinada y remunerada

• Cumplía horario de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

• La modalidad del Contrato Escrito fue Indefinido.

• Desempeño sus labores como Abogado en el cargo de profesional, desde el día (01) enero
de (2010) al dia (31) enero de (2018).

• El pago del salario fue de cuatro millones de pesos moneda legal colombiana paraderos
mensualmente a fin de mes ($4.000.000.).

• Realizo las siguientes funciones: La defensa Jurídica, las asesorías verbales y escritas
solicitadas por el representante legal, la elaboración y presentación de escritos y
memoriales ante las Entidades del Estado y Privadas; presentar peticiones y recursos,
responder peticiones y revisar la contratación de tipo de Concesión ante los Ministerios, la
Agencia Nacional de Hidrocarburos, la Agencia de Licencias Ambientales, Corporaciones
Autónomas y demás Entidades del Estado, respectivas; la Negociación, Transacción y
Conciliación y transacción de los dineros adeudados por parte de los proveedores y
contratistas de la compañía en aras de mantener la seguridad jurídica de la Compañía;
durante el desarrollo del contrato nunca hubo requerimientos o demandas en contra del
Ministerio.

• Durante la relación laboral su conducta profesional fue intachable.

• Fue el ganador del concurso de méritos en el año 2007.

• La relación laboral fue terminada de forma injusta e ilegal el dia 31 enero de 2018 mediante
la Resolución No. 135 de 2018, expedida por la Entidad sin justificar, motivar de forma y
fondo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Su señoría me permito sustentar el presente medio de control de Nulidad y restablecimiento


del Derecho de carácter laboral tiene se fundamenta en los siguiente:

• PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO

Tenemos que entrar a verificar la clase de actuación del Ministerio del Interior si tuvo de
presente el derecho y protección legal que establece para los trabajadores oficiales según el
Decreto 2351 de 1965, amparo legal que debe ceñirse por un procedimiento para garantizar
los derechos laborales de mi prohijado.

Trabajador oficial corresponde a la noción constitucional de Estado, oren económico o


interventor o empresario, e actividades que cualquiera puede desarrollar o en empresas
idénticas a las de los particulares, o susceptibles de ser fundadas por los particulares n la
misma forma que por el Estado y que por ello serien por el derecho de los particulares, el
derecho contractual o privado. El trabajador oficial es el que no es empleado público, porque no
ejercita funciones administrativas propias del Estado orden administrativo o estado
administrador, como funciones propias del Estado y por ello reguladas por el derecho del
Estado, el derecho administrativo o derecho público

A mi poderdante se debió haber garantizado la notificación al señor Mario Antonio Ruiz Pérez,
como lo ordena el artículo 4, 34, 35, 36 y subsiguiente del Código de Procedimiento
administrativo y de lo contencioso administrativo, aspecto que no se desarrolló en debida
forma. Lo indicado garantiza el respeto a las garantías constitucionales y procesales al debido
proceso, el derecho de contradicción y defensa, establecido en la Constitución Política de
Colombia, el articulo 24 y subsiguiente del Código de Procedimiento administrativo y de
lo contencioso administrativo, y el Código general del derecho. Lo anterior para haberse
dado un traslado a un cargo similiar.

Cabe resaltar lo indicado por LUIS ENRIQUE BERROCAL GUERRERO:

“…La expresión procedimiento administrativo designa las etapas y pasos que han de
cumplirse para producir determinado tipo de acto administrativo particular o
concreto…”

Relación especial. Esta se aplica única y exclusivamente a los asuntos a los cuales se refieran
las respectivas leyes o actos reglamentarios territoriales, sin que sea válido extenderlas a
asuntos diferentes pretextando criterios como por ejemplo la analogía, dado que aquí prima el
principio de la especialidad.

Campo de aplicación. Las normas contenidas, cuando no exista ley especial se aplicarán a
todos los órganos estatales, sea cual fuere la rama del poder público u orden territorial al que
correspondan, así como a los órganos de control y electoral, al igual que a las entidades o
personas privadas, cuando unos y otros cumplan funciones administrativas.

• Procedimiento administrativo – Ley 1437 de 2011. Código de procedimiento


administrativo y de lo contencioso administrativo. Se caracteriza por ser unitario, pero
con etapas perfectamente delimitadas en el ordenamiento positivo. Etapas que podríamos,
de acuerdo con la naturaleza de su objeto, denominarlas de formación del acto o
procedimiento de la legalidad, y una etapa posterior, también de carácter administrativo
pero que no se refiere propiamente a la conjugación de elementos para el nacimiento del
acto, de carácter posterior, y tendientes a la eficacia del acto o decisión adoptada por la
administración. Dentro del proceso de formación de la decisión administrativa podemos
diferenciar tres momentos:

“… Primero. Comprende las formalidad y ritualidades propias de la estructura de la


decisión administrativa conocido como la actuación administrativa.

Segundo. Comprende procedimientos a seguir en aquellos eventos en que los


afectados con los pronunciamientos administrativos impugnan ante la misma
administración sus decisiones a través de medios legalmente reconocidos (recursos
ordinarios y extraordinarios) y con el fin de que esta los aclare, modifique o revoque.

Tercero. Es la etapa en que la administración publicita sus decisiones conocido también


como procedimiento de notificación o publicación, que le abre paso a la etapa de
ejecución antes indicada…”

Terminación del Contrato de modo y justa causa:


Decreto 2127 de 1945

Por el cual se reglamenta la Ley 6 de 1945, en lo relativo al contrato individual de


trabajo, en general.

Artículo 1. Se entiende por contrato de trabajo la relación jurídica entre el trabajador y


el patrono, en razón de la cual quedan obligados recíprocamente, el primero, a ejecutar
una o varias obras o labores, o a prestar personalmente un servicio intelectual o
material, en beneficio del segundo y bajo su continuada dependencia y este último a
pagar a aquella cierta remuneración.

Artículo 2. En consecuencia, para que haya contrato de trabajo se requiere que


concurran estos tres elementos:
• La actividad personal del trabajador, es decir, realizada por sí mismo;
• La dependencia del trabajador respecto del patrono, que otorga a éste la
facultad de imponerle un reglamento, darle órdenes y vigilar su cumplimiento, la
cual debe ser prolongada, y no instantánea ni simplemente ocasional,
• El salario como retribución del servicio

Artículo 48. Son justas causas para dar por terminado unilateralmente el contrato
de trabajo, sin previo aviso:

Por parte del patrono:

• El haber sufrido engaño por parte del trabajador, mediante presentación de


certificados falsos para su admisión;
• Toda falta de honradez y todo acto de violencia, injurias, malos tratamientos o grave
indisciplina en que incurra el trabajador, durante sus labores, contra el patrono, los
miembros de su familia, el personal directivo o los demás trabajadores del
establecimiento o empresa.
• Toda falta de honradez y todo acto grave de violencia, injurias o malos tratamientos
en que incurra el trabajador, fuera del servicio, en contra del patrono, de los
miembros de su familia, de sus representantes y socios, o de los jefes de taller,
vigilantes o celadores.
• Todo daño material causado intencionalmente a la otra parte, a los edificios, obras,
maquinarias, materias primas, instrumentos y demás objetos relacionados con el
trabajo y toda grave negligencia que ponga en peligro la seguridad de las personas
o las cosas;
• Todo acto inmoral que el trabajador cometa en el taller, establecimiento o lugar de
trabajo o fuera de estos sitios, cuando revelen falta de honradez y sean
debidamente comprobados ante autoridad competente;
• El que el trabajador revele los secretos técnicos o comerciales o dé a conocer
asuntos de carácter reservado, con perjuicio de la empresa;
• La detención preventiva del trabajador, por más de treinta días, a menos que
posteriormente sea absuelto; o el arresto correccional que exceda de ocho días, o
aún por un tiempo menor cuando la causa de la sanción sea suficiente por sí misma
para justificar la extinción del contrato, y
• Cualquier violación grave de las obligaciones y prohibiciones consignadas en los
artículos 28 y 29 o cualquier falta grave calificada como tal en las convenciones
colectivas, en los contratos individuales o en los reglamentos internos aprobados por
las autoridades del ramo, siempre que el hecho esté debidamente comprobado y
que en la aplicación de la sanción se signa las correspondientes normas de la ley, la
convención o el reglamento interno.

Artículo 49. Son justas causas para dar por terminado, unilateralmente el contrato
de trabajo, con previo aviso dado por escrito a la otra parte, con antelación por lo menos
igual al período que regule los pagos del salario, o mediante el pago de los salarios
correspondientes a tal período:

Por parte del patrono:

• La ineptitud plenamente comprobada del trabajador para prestar el servicio


convenido. Esta causal no podrá ser alegada después de sesenta días de
iniciado el cumplimiento del contrato;
• La sistemática inejecución sin razones válidas por parte del trabajador, de las
obligaciones convencionales o legales;
• Todo vicio habitual del trabajador que perturbe la disciplina de la empresa;
• La renuencia sistemática del trabajador a aceptar las medidas preventivas,
profilácticas o curativas prescritas por los médicos de la empresa o por las
autoridades para evitar enfermedades o accidentes;
• La enfermedad del trabajador, por seis meses o más; pero el patrono quedará
obligado para con el trabajador a satisfacer todas las prestaciones e
indemnizaciones legales y convencionales.
• Las demás que se hayan previsto, con esta modalidad, en la convención o en el
reglamento interno.

Inexistencia de supresión de empleo


El concepto de empleo se predica de empleo público, que no es el caso de los trabajadores
oficiales. Por ello la supresión del empleo, es una causal legal de retiro exclusivamente de los
empleados públicos y nada tiene que ver con los trabajadores oficiales.

Dentro de los modos y justas causas para la terminación del contrato de trabajo de los
trabajadores oficiales, obviamente no figura, ni podría figura tal causal.

En sentencia de la Corte Constitucional T – 321 de mayo 10 de 199, indico:

“no admite esta Cote que pueda una entidad transformar o privatizar, utilizar
como excusa el proceso que ella misma ha puesto en marcha, para ignorar o
atropellar los derechos básicos, la dignidad y su estabilidad (…).

Cuando los trabajadores, como consecuencia de indebida presión o sanción por


haber hechos uso de su libertad, resultan siendo separados del servicio o
mantenidos a regañadientes dentro del mismo pero ofendiendo su dignidad, o
impidiendo el desarrollo normal de sus labores, con el objetivo final de excluirlos,
tienen el derecho a ser reintegrados por vía de tutela, con todas las prerrogativas
propias del empleo que ejercían antes de haber principiado el comportamiento
inconstitucional de la empresa ..(…)…”
Por ello es importante que mi prohijado, tenia el derecho al respectivo procedimiento laboral
administrativo de la Entidad.

• Ser Oído
Tradicionalmente el derecho de toda persona a ser oída en un proceso y las consecuentes
garantías que se le deben brindar con el objeto de materializar las finalidades del mismo son
considerados el punto de partida para la comprensión del derecho de defensa.

No obstante, una aproximación al derecho de audiencia y a las garantías que del emanan,
permiten visualizar integralmente el más amplio campo de confluencia de los denominados
derechos y garantías conexos con el derechos de defensa, en la medida, en que
necesariamente al abordar su contenido se está haciendo referencia de manera directa a otros
derechos y garantías conexos, como los de participación previa, solicitud de pruebas y algunos
otros, si se tiene en cuenta, que no puede entender el oír una persona en el proceso, si
previamente no se lo ha permitido su ingreso al mismo, y por otra parte, que si se pretende oír
a un sujeto procesal, la audiencia se debe concretar en la contradicción de los elementos
probatorios allegados o solicitados.

La audiencia es eminentemente dinámica e interactiva. Constituye la columna central de la


construcción de un derecho de defensa material en la medida en que determina la dialéctica y
controversia natural que implica en concepto de defensa. Doctrinalmente, se le vincula con el
principio de Audi alteram partí, es decir con la necesidad natural, emanada de todo proceso
construido sobre la base del respeto al principio de igualdad de escuchar las razones de
nuestros contradictores. El principio de la participación intersubjetiva en el proceso
administrativo es hacer efectivo el principio constitucional de la contradicción, o del derecho
que tiene las partes interesadas a que se les garantice el enfrentamiento y el debate en torno
de todo aquello que pueda crearles situación jurídica.

La Corte Constitucional, unifico, criterios para el entendimiento del debido proceso, los
derechos y garantías referentes al derecho de defensa en la totalidad de actuaciones
administrativas, que adelanten los servidores públicos o los particulares con funciones de esta
naturaleza. Actividad unilateral de la administración en sus actuaciones:

“… la presencia de actividad unilateral de la administración en una actuación


administrativa, pero solo hasta el momento en que deba relacionarse con un sujeto
perfectamente identificado correspondiéndole garantizar, por ese solo hecho, sus
derechos fundamentales.

La Corte destaco que, si bien es cierto, aceptaban un periodo de actuación unilateral de


la administración, de todas, formas, una vez identificado plenamente cualquier sujeto
que pueda resultar afectado con sus decisiones, la administración debe brindar la
totalidad de garantías que se desprenden del debido proceso. El avance de la
investigación puede determinar que en un momento dado exista un acopio de pruebas
que permitan deducir con claridad la existencia y naturaleza de los hechos constitutivos
de alas infracciones y establecer la identidad de los autores o participes.

En tal circunstancia, y dada la situación de desigualdad en que se encuentran estos, se


impone la necesidad de garantizar el derecho al debido proceso con el fin de restablecer
una igualdad o balance entre la verdad establecida por la administración, que surge de
la actuación que ha adelantado y que pone en duda la inocencia del posible imputado, y
la verdad que este puede ofrecer al permitírsele ser oído y en aportar, así sea
preliminarmente y antes del juicio la prueba de sus descargos. De esta manera, no
solamente se garantizaría su derecho de defensa, sino que se contribuiría, de manera
eficaz, a lograr la certeza que implica todo proceso dentro de un amito de economía. La
Corte es insistente al decirle a la Administración de que los compromisos frente a los
interese de las personas involucradas en un proceso, no se cumplen actuando
unilateralmente, sino por el contrario, asegurándose de que, de manera anticipada a
cualquier decisión, la persona debe haber sido convocada para efectos de garantizar la
contradicción a partir de la audiencia. Precisamente, al resolverse un problema de
tutela, en razón a una actividad unilateral de la administración, donde se careció por
completo de la presencia previa de una ciudadana, indico la Corporación lo siguiente:

La joven no fue previamente oída sobre su versión de los hechos, ni se le informo


directamente de la decisión y si contra ella procedían recursos, y es, en este punto
concreto, donde reside la vulneración, la prohibición se le hizo en forma definitiva, tal
como lo ordena la ley, pero sin establecer un límite en el tiempo. Pues en principio,
prohibir algo en forma definitiva no significa, necesariamente, que no se puede fijar un
límite razonable durante in periodo determinado. La Sala tutelara el derecho al debido
proceso, por el hecho de que no fue oída, ni debidamente notificada del acto
administrativo mediante el cual se les prohibió el ingreso a los establecimientos
carcelarios...”

• Hacerse parte o a la participación en el proceso


La administración debe garantizarle a toda persona que pueda resultar afectada con sus
decisiones, la presencia inmediata en el proceso administrativo laboral, con el fin de que haga
valer sus derechos, utilizando para tales efectos la totalidad de los instrumentos procesales que
el legislador le ha puesto a su disposición.

El principio de la participación implica el que la doctrina denomina como el de derecho a tener


acceso a la totalidad de la documentación y demás elementos contenidos en el expediente
administrativo. Sería absurdo pensar que, al expediente administrativo, tan solo se llega como
mero espectador, pasivo y sin mayores posibilidades de acción.

• Duración de la Actuación Administrativa


La duración o término en que legalmente debe resolverse el objeto de una actuación
administrativa conforme a las reglas del procedimiento general del Código de
procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo, varía de acuerdo a la
fuente utilizada para su iniciación. La Entidad indica aplicar un procedimiento, pero al revisar es
claro que no se notificó en debida forma, a mi prohijada se le negó la oportunidad procesal o
tener conocimiento de lo sucedido, más aun aplicando equivocadamente la medida que no
procedía, en los argumentos vistos no aplicaba un decomiso si no una sanción, teniendo en
cuenta la realidad del tema, situación en la cual se debe cumplir con un procedimiento de
amonestación pecuniaria.

• Términos en la Actuación Administrativa


Similar situación se presenta en el caso de la iniciación oficiosa, en donde, de conformidad con
lo dispuesto en los artículos 34, 36 y 36 del Código de procedimiento administrativo y de
lo contencioso administrativo; el legislador no previó un término especifico de duración de la
actuación administrativa iniciada por esta vía, e igualmente de las remisiones efectuada en la
disposición no se deduce que la intención hubiere sido establecer los términos del derecho de
petición.

El problema, en consecuencia, debe resolverlo la autoridad que acudiere a este mecanismo,


determinando de manera expresa, clara y perentoria, en el auto de tramite con el que inicie la
actuación, los términos dentro de los cuales adelantara la misma, esto con el propósito de
generar seguridad jurídica a los sujetos con los cuales se vincule procesalmente y evitar
vaguedades temporales que pueden suscritas situaciones de arbitrariedad.

• Solicitar y participar en la práctica de pruebas


Lo importante para el derecho de defensa, además de la necesaria presencia de la persona
interesada antes de cualquier decisión, es que el principio de la contradicción se traslade al
ámbito de la prueba dentro de la actuación administrativa. Esto es, que la parte contra la cual
se tiene como prueba pueda gozar de la oportunidad procesal para conocerla, discutirla,
debatirla, y si es del caso, solicitar todas aquellas que, al momento de hacer la evaluación en
conjunto, permita contrarrestar las que le fueron opuestas:

“… debido proceso no es simplemente el que establezca la ley, sino aquel que garantice
la imparcialidad del juez, su independencia y autonomía, así como el derecho de
defensa, que comprende la posibilidad de controvertir las pruebas presentadas en
contra del demandado, la de aportar las propias y de ser oído y asistido por un abogado,
escogido por el o en su defecto nombrado de oficio, respetando el derecho a recurrir a
las decisiones interlocutorias. La actuación debe adelantarse sin dilaciones
injustificadas, observando los términos procesales con diligencia y la plenitud de sus
formalidades, con prevalencia del derecho sustancial…”.

El Ministerio del interior debió cumplir con el postulado del artículo 66 de la Ley 50 de 1990,
donde debe solicitar autorización previa al Ministerio de Trabajo, según sentencia de la Corte
Suprema de Justicia – Sala Laboral Expediente 9872 de septiembre 10 de 1997.

Carrera Administrativa - Merito.


El eje sobre el cual se construye la institución de la carrera administrativa, es el del mérito,
capacidad o eficiencia en el buen servicio administrativo, situación que mi prohijado obtuvo la
mejor puntuación siendo el mejor, por ello el mérito será la medida para que el mejor o el mas
meritorio en el concurso u oposición de méritos, ingrese al servicio, e igualmente por
Calificación de merito sea inscrito en carrera y pueda luego permanecer.

El sistema de merito es el de realización de la igualdad frente al merecimiento del empleado y


de la administración.

El sistema de merito ha sido apreciado por la Corte Constitucional:

“… Con el sistema de carrera se realiza más la igualdad, por cuanto el merecimiento es


la base sobre la cual el empleado ingresa, permanece, asciende o se retira del empleo.

Pero como lo ha reiterado esta Corporación, la igualdad no implica una identidad


absoluta, sino la de proporcionalidad por parte de la Administración. Es decir, en virtud
del merecimiento hay una adecuación entre el empleado y el cargo, sin interferencias
ajenas a la eficiencia y eficacia
.
Esta forma de igualdad, que es la propia del sistema de carrera, supone la equivalencia
proporcional. Lo debido al empleado se determina en relación con la capacidad exigida
por el cargo y a la relación de los empleados con dichas exigencias. Lo que mide la
igualdad en el sistema de carrera es la proporción entre los disntintos empleados y las
calidades requeridas para el cargo.

Por tratarse de una igualdad o equivalencia, esa igualdad se determina por medidas
objetivas, pero no debe pensanser que es posible estableces matemáticamente el valor
de las cosas entre si. Como se fija la equivalencia al no haber criterios naturales, los
criterios son necesariamente convencionales: la estimación de las condiciones del
candidato u el merecimiento de este…”

Por ello la estabilidad laboral es preferente en el caso de mi prohijado, ello por la capacidad, la
eficiencia, el buen servicio administrativo, tal como lo indica los artículos 53 y 125 de la
Constitución Política de Colombia.

La estabilidad resulta ser esencial en lo que toca con los empleos de carrera, ya que los
trabajadores inscritos en ella tan solo pueden ser separados de sus cargos por causas
objetivas, derivadas de la evaluación acerca del rendimiento, caso que mi prohijado tiene
grandes rendimientos y capacidades. Así como es una persona disciplinada.

Así mismo la diferencia que tiene los empleados de libre nombramiento y remoción, que, por su
propia naturaleza, la permanencia del empleado está supeditada a la discrecionalidad del
nominador, caso que no es el de la presente. Es decir, debe ser motivación objetiva
discrecional, la terminación laboral de mi poderdante la cual no sucedió.
• PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO ESPECIAL

Se debe dar aplicación a lo indicado en la Ley 909 de 2004 en relación a la regulación del
empleo público, la carrera administrativa, gerencia pública y así mismo debe tenerse de
presente el articulo 125 de la Constitución Política.

Las causales de retiro del servicio para los que desempeñan empleos de libre nombramiento y
remoción y de carrera administrativa, se produce en los siguientes casos, es decir taxativo:

• Por Razones del buen servicio, para los empleados de carrera administrativa, mediante
resolución motivada,

Mi prohijado siempre ha tenido buen desempeño y cumplido con los siguientes artículos

“… De los principios que orientan la permanencia en el servicio y de la evaluación del


desempeño…”

Artículo 37. Principios que orientan la permanencia en el servicio:

a) Mérito. Principio según el cual la permanencia en los cargos de carrera administrativa


exige la calificación satisfactoria en el desempeño del empleo, el logro de resultados y
realizaciones en el desarrollo y ejercicio de la función pública y la adquisición de las
nuevas competencias que demande el ejercicio de la misma;

b) Cumplimiento. Todos los empleados deberán cumplir cabalmente las normas que
regulan la función pública y las funciones asignadas al empleo;

c) Evaluación. La permanencia en los cargos exige que el empleado público de carrera


administrativa se someta y colabore activamente en el proceso de evaluación personal
e institucional, de conformidad con los criterios definidos por la entidad o autoridad
competente;

d) Promoción de lo público. Es tarea de cada empleado la búsqueda de un ambiente


colaborativo y de trabajo en grupo y de defensa permanente del interés público en cada
una de sus actuaciones y las de la Administración Pública. Cada empleado asume un
compromiso con la protección de los derechos, los intereses legales y la libertad de los
ciudadanos.

Artículo 38. Evaluación del desempeño. El desempeño laboral de los empleados de


carrera administrativa deberá ser evaluado y calificado con base en parámetros
previamente establecidos que permitan fundamenta r un juicio objetivo sobre su
conducta laboral y sus aportes al cumplimiento de las metas institucionales. A tal efecto,
los instrumentos para la evaluación y calificación del desempeño de los empleados se
diseñarán en función de las metas institucionales.

El resultado de la evaluación será la calificación correspondiente al período anual,


establecido en las disposiciones reglamentarias, que deberán incluir dos (2)
evaluaciones parciales al año. No obstante, si durante este período el jefe del
organismo recibe información debidamente soportada de que el desempeño laboral de
un empleado es deficiente podrá ordenar, por escrito, que se le evalúen y califiquen sus
servicios en forma inmediata.

Sobre la evaluación definitiva del desempeño procederá el recurso de reposición y de


apelación. Los resultados de las evaluaciones deberán tenerse en cuenta, entre otros
aspectos, para:

• Adquirir los derechos de carrera;


• Ascender en la carrera;
• Conceder becas o comisiones de estudio;
• Otorgar incentivos económicos o de otro tipo;
• Planificar la capacitación y la formación;
• Determinar la permanencia en el servicio.

Mi poderdante tenia el derecho establecido en el articulo 44 de la citada norma en lo siguiente:

Artículo 44. Derechos del empleado de carrera administrativa en caso de supresión del
cargo.

Los empleados públicos de carrera administrativa, que como consecuencia de la


liquidación, reestructuración, supresión o fusión de entidades, organismos o
dependencias, o del traslado de funciones de una entidad a otra, o por
modificación de planta de personal, se les supriman los cargos de los cuales sean
titulares, tendrán derecho preferencial a ser incorporados en empleo igual o
equivalente de la nueva planta de personal, y de no ser posible podrán optar por
ser reincorporados a empleos iguales o equivalentes o a recibir indemnización. El
Gobierno Nacional reglamentará el proceso de reincorporación y el reconocimiento de la
indemnización.

Parágrafo 1º. Para los efectos de reconocimiento y pago de las indemnizaciones de que
trata el presente artículo, el tiempo de servicios continuos se contabilizará a partir de la
fecha de posesión como empleado público en la entidad en la cual se produce la
supresión del empleo.

No obstante, lo anterior, cuando el cargo que se suprime esté siendo desempeñado por
un empleado que haya optado por la reincorporación y haya pasado a este por la
supresión del empleo que ejercía en otra entidad o por traslado interinstitucional, para el
reconocimiento y pago de la indemnización se contabilizará, además, el tiempo
laborado en la anterior entidad siempre que no haya sido indemnizado en ella, o ellas.

Para lo establecido en este parágrafo se tendrán en cuenta los términos y condiciones


establecidos en el reglamento que para el efecto expida el Gobierno Nacional

Por regla general, los actos administrativos discrecionales por los cuales, como en este caso,
se declara que es por necesidad del servicio y mejoramiento de la planta de personal, sin tener
de presente los derechos de mi poderdante. Sin embargo, cuando el acto se expide existiendo
ciertos factores establecidos como presupuestos del mismo en la ley o reglamento, o cuando el
acto se encuentra sujeto a normas de excepción o de restrictiva interpretación, en él deben
expresarse los motivos que lo justifican.
Tal decisión, por lo que se deduce de las normas citadas, se halla inscrita dentro de una
situación especial y excepcional regulada por ellas, y que debió estar sujeta a motivos legales
adicionales a los motivos del buen servicio presupuestado para esta clase de actos
discrecionales. Esos motivos legales adicionales si deben ser expresados en el acto. Y
tenemos que el acto acusado no expresa ninguno de ellos.

Así las cosas, al no expresar los motivos ya indicados en el acto acusado, éste es expedido de
una forma irregular. Con relación a lo expuesto, en orden a explicar el concepto de la nulidad
del acto acusado, me permito transcribir lo pertinente de la sentencia de julio 4 de 1984, Sala
de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, expediente 4261, que aparece en Anales
de 1984, segundo semestre:

"Ha sostenido el Consejo de Estado que en todo acto administrativo existen ciertos
elementos esenciales de los cuales depende su validez y eficacia. Esos elementos son:
el órgano competente, voluntad administrativa, contenido, motivos, finalidad y forma.

En lo que se refiere a los motivos ha expresado la Corporación que la administración no


puede actuar caprichosamente, sino que debe hacerlo tomando en consideración las
circunstancias de hecho o de derecho que en cada caso determinen a tomar una
decisión".

"En las actividades fundamentales regladas, los actos de la administración están casi
totalmente determinados de antemano; en cambio, en las actividades discrecionales, la
administración tiene un margen más o menos amplio para decidir, pero debe tomar en
cuenta las circunstancias y os fines propios del servicio a su cargo. Las circunstancias
de hecho o de derecho que, en cada caso, llevan a dictar el acto administrativo
constituyen la causa, o mejor, el motivo de dicho acto administrativo— (auto de marzo 9
de 1971 de la Sala Plena de lo Contencioso Administrativo). Pero también se tiene
como un axioma jurídico en nuestro derecho que no basta la existencia de un motivo
para justificar el acto administrativo sino que este debe ser real y serio, adecuado o
suficiente e íntimamente relacionado con la decisión, es decir, tener capacidad para
justificarlo dentro de la idea de satisfacer el interés general o público, para lo cual se
han dado las competencias administrativas.

Por otra parte se debe distinguir la necesidad de la existencia o suficiencia de motivos


para la expedición de un acto y la obligación de la administración de expresarlos. Esta
obligación no existe como regla general, por cuanto se presume legalmente la
existencia de motivos, por lo que ella sólo surge cuando la Constitución o la ley así lo
exija o cuando dicha necesidad se imponga por ciertas circunstancias especiales que la
exija para hacer posible el control de legalidad del acto administrativo.

La doctrina y la jurisprudencia sostienen que la expresión de los motivos debe hacerse,


además de los casos exigidos por la constitución y la ley, en los siguientes: cuando por
el acto se extinga o modifique una situación jurídica ya creada; cuando se cambie una
práctica administrativa sin que se produzca modificación en el ordenamiento jurídico;
cuando el acto esté en contradicción con actuaciones o documentos que formen parte
del proceso previo a su expedición; cuando al acto se expide cumpliendo cierto; factores
establecidos corno presupuestos del mismo en la :ley; cuando el acto se expide
aplicando normas de excepción o de restrictiva interpretación; cuando el acto cree
situaciones perjudiciales para el administrado.
Estos casos son apenas pautas señaladas por la jurisprudencia, ya que es difícil
determinar con precisión cuando en un acto deben expresarse los motivos que lo
justifican o sirven de sustento a la decisión en él contenida. La insuficiencia de los
motivos es causal de nulidad del acto administrativo por desviación de poder, en tanto
que la no expresión de los motivos cuando a ello hubiere lugar es causal también de
anulación del acto pero por vicio de forma, es decir, por expedición irregular del mismo.

Se ha dicho igualmente que cuando se motive un acto administrativo, la motivación debe ser
seria, adecuada o suficiente y además íntimamente relacionada con la decisión que por él se
tome, por lo que no cumplen este requisito las fórmulas de comodín o sean aquellas
susceptibles de ser aplicarlas a todos los casos a pesar de sus peculiaridades.

• NULIDADES PROCESALES EN LAS ACTUACIONES ADMINISTRATIVAS

Puede resultar conflictivo en el trámite de toda actuación administrativa que se adelante por las
ritualidades del Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso
administrativo - Ley 1437 de 2011 y los especiales es el que hace relación con la forma de
resolver las irregularidades o vicios que se presenten en las actuaciones procesales
administrativas. Ante esta dificultad, tres son las soluciones que la doctrina nacional le ha dado
a esta situación conflictiva, frente a un instrumento indudablemente garantistico como es el de
las nulidades procesales.

“… Primera. Es de carácter taxativo y restrictivo, sostiene que la intención del legislador


fue la de no crear nulidades procesales para las actuaciones administrativas y que los
vicios formales o materiales de procedimiento se llevaran a las instancias de
impugnación de las decisiones de fondo que se adoptaran en la actuación
administrativa. Solo a través del ejercicio de los recursos de vía gubernativa se podría
discutir las posibles nulidades procesales.

No compartimos esta posición doctrinal en cuanto implicaría negar principios como los
de eficacia y economía procesal, aceptando la presencia de autoridades atadas, que
tramitarían actuaciones viciadas, a ciencia y paciencia de estas anormalidades hasta
llegar a la vía gubernativa, sin la seguridad de que los interesados fueren a impugnar la
decisión haciendo uso de los recursos de la ley.

Segunda. Sostiene que en las actuaciones administrativas deben aplicarse las causales
de nulidad procesal establecidas en el Código general del proceso por dos especificas
razones que el código es la norma general de los procedimientos en el derecho
colombiano, y los indicado en el C.P.A.C.A, permite su aplicación en aras de solucionar
los vacios procesales como el que nos ocupa.

Tercera. Soluciona el problema acudiendo al texto constitucional, al principio del debido


proceso y a la aplicación de los principios generales de eficacia y celeridad de los
procedimientos administrativos…”
Suspensión o ampliación de términos en las actuaciones administrativas – prejudicialidad
Conforme a lo expuesto a propósito de los principios de economía y eficacia, las actuaciones
administrativas deben procurar llegar a decisiones de fondo, resolviendo sustancialmente las
pretensiones y derechos que justificaron su iniciación. Con esta finalidad, las autoridades
tendrán el impulso oficioso de los procedimientos con el fin de dirigirlos de la manera que mejor
satisfagan los intereses generales, y particularmente los de los sujetos involucrados en la
correspondiente actuación.

En este sentido, les corresponderá adoptar las medidas procesales adecuadas con el fin de
que al momento de proferir la decisión final esta se adecue plenamente a las exigencias de los
artículos 42 y 44 del Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso
administrativo.

Esto es, a través del trámite de la actuación administrativa se hubieren podido recoger
plenamente los argumentos probatorios y por otra parte hacer plena certeza del bloque
normativo aplicable al asunto con el fin de respetar plenamente el principio de legalidad. Desde
esta perspectiva, si la administración llega al convencimiento de que carece de los elementos
suficientes para decidir, deberá, si se encuentra en término, ordenar y practicar las pruebas que
considere indispensable.

Si el término procesal no permite esta salida al problema, con fundamento en lo indicado en el


Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo. Ahora bien,
si su decisión depende de lo que deba resolverse en otra actuación judicial o administrativa, lo
prudente seria suspender temporalmente la actuación administrativa hasta que se produzca la
providencia correspondiente que le permita a la administración sustentar su decisión desde el
punto de vista de la legalidad, la realidad fáctica, el mérito y la oportunidad.

• RÉGIMEN PROBATORIO EN LAS ACTUACIONES ADMINISTRATIVAS

Este principio garante de los derechos ciudadanos tiene su consagración en el artículo 29 de


la Constitución Política de Colombia, cuando indica que:

“… el debido proceso se aplicará a toda clase de actuaciones judiciales y


administrativas. Nadie podrá ser juzgado sino conforme a las leyes preexistentes al acto
que se le imputa, ante juez o tribunal competente y con observancia de la plenitud de
las formas propias de cada juicio…”

Agrega la norma, como complemento jurídico necesario a la proposición del debido


proceso, que además de lo anterior toda persona tiene derecho “… a presentar pruebas
y a controvertir las que se alleguen en su contra…”

Este principio tiene su desarrollo legal, desde el punto de vista de las actuaciones
administrativas, en los artículos 1, 2, 3, 42 y 44 del Código de procedimiento administrativo
y de lo contencioso administrativo.
En la primera de las disposiciones se instituye en el derecho colombiano los elementos guía o
principios interpretativos que deben regir cualquier actuación de los administradores públicos
en el ejercicio de sus funciones. De estas dos premisas resultan pertinentes tratándose del
debido proceso, fundamentalmente cuando se pretende encontrar las razones fácticas que
rodean el caso, plenamente sustentadas: el principio de la imparcialidad y el principio de la
contradicción.

• El principio de imparcialidad invita a las autoridades a que por ninguna razón realicen
discriminación de las personas involucradas en las actuaciones administrativas, que todos
los ciudadanos se les brinden iguales garantías procesales, sin entrar a alterar en manera
alguna las posibilidades procesales que ellos tengan.

• El principio de contradicción, la obligación que tienen de admitir la controversia de todas


aquellas situaciones fácticas en que se encuentren vinculados los particulares y debe
garantizar la administración.

Los artículos 42 y 44 del Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso


administrativo, se inscriben dentro de estos postulados filosóficos del Estado de Derecho,
determinando que la necesidad de la controversia en el interior de las actuaciones
administrativas sea plena, que las decisiones que deben adoptar las autoridades se hagan
sobre la base de las opiniones expresadas por los mismos y con fundamento en las pruebas e
informes disponibles, sobre todo si se trata de afectar derechos de naturaleza individual o
discrecional, por cuanto debe tener fundamento en la ley y en razones fácticas, y por lo cual
también “debe ser proporcional a los hechos que le sirven de causa…”, y los hechos solo
pueden ser determinados probatoriamente.

HERNANDO REYES ECHANDIA, en su estudio sobre el material probatorio en el proceso,


identifica precisamente la necesidad probatoria como un presupuesto para la validez misma de
toda decisión, así sea administrativo o judicial:

“… el principio de la necesidad de la prueba se refiere al imperio de que los hechos


sobre los cuales debe fundarse la decisión judicial (administrativa) están demostrados
con pruebas aportadas al proceso por cualquiera del interesado o por el Juez, si este
tiene facultades (…) Este principio representa una inapreciable garantía para la
libertad…”.

En diferentes oportunidades la jurisdicción de lo Contencioso administrativo se ha pronunciado,


tratándose de los procesos administrativos, sobre la necesidad de que los mismos sean
fallados con observancias plena de las pruebas aportadas y solicitadas oportunamente. Los
anteriores presupuestos, que además son recogidos en el Código general del proceso,
aplicable a los aspectos probatorios de las actuaciones administrativas, permiten concluir lo
siguiente: la decisión, sea administrativa o no, debe necesariamente estar sustentada en
pruebas aportadas al proceso; las partes gozan de amplias posibilidades de solicitar la
incorporación de los medios de prueba que consideren adecuados para resolver el conflicto
suscitado; los medios de prueba deben ser evaluados por el juzgador conforme a los
postulados de la sana critica, evitándose, en todos los casos, decidir el asunto con fundamento
en simples razones objetivas o en presunciones que carezcan de sustento dentro del
respectivo expediente.

La prueba entonces, se nos torna en base indiscutible de cualquier conclusión en las


actuaciones administrativas. El artículo 40 de la Ley 1437 de 2011, señala el carácter no
rituado del régimen probatorio en cuanto a la etapa probatoria, entendiendo que toda la
actuación de formación de la decisión es etapa probatoria hasta antes de adoptarla.

Desde el punto de vista, se debe acudir necesariamente a lo dispuesto en el Código general del
proceso, tanto en la parte general de la Prueba como, en especial, en todo lo que tiene que ver
con cada uno de los medios de prueba. Así las cosas, el manejo, interpretación, evaluación,
controversia de las pruebas en las actuaciones administrativas dependen de las disposiciones
reguladoras.

DISPOSICIONES QUEBRANTADAS

Su señoría mi poderdante, se le violo la normatividad laboral establecida para los trabajadores


oficiales - Ley 6 de 1945 y los Procedimientos establecidos en los Decretos 2351 de 1965
y 21 27 de 1945, en relación al despido ilegal sin justa causa ante el Ministerio del Interior, en
el cargo de profesional, como abogado.

Se violaron las siguientes normas de carácter constitucional y legal:

• Constitucionales

No. 2 – Fines esenciales del estado.


No. 13 – Derecho a la igualdad.
No. 16 – Libre desarrollo de la personalidad.
No. 21 - A la honra.
No. 24 - Libertad de locomoción y residencia.
No. 25 - Al trabajo.
No. 28 - Libertad Personal.
No. 29 - Debido Proceso.

• Legales y normativos

Ley 6 de 1945.
Decretos 2351 de 1965 y 21 27 de 1945.

CONCEPTO DE VIOLACIÓN
El presente Medio de Control de Nulidad y restablecimiento del derecho de carácter
laboral, busca demostrar que la Resolución No 135 de 2018 de fecha 31 de enero de 2018,
tiene vicios de fondo y forma en la expedición que conllevo por parte del Ministerio del Interior
desvincular al señor Mario Antonio Ruiz Perez, de forma ilegal, sin el lleno de requisitos
legales.

De lo anterior no se tuvo de presente la Ley 909 de 2004 y 6 de 1945, Decretos 2127 de


1945, 2351 de 1964 y los Procedimientos establecidos en los Decretos 2351 de 1965 y 21
27 de 1945 y los artículos 1, 2, 3, 5, 10, 11, 34, 35, 36, 38, 40, 41, 42, 44, 46, 47, 48, 49, 50,
51, 74, 77, 79, 80, 137 y 138 del Código de procedimiento administrativo y de lo
contencioso administrativo y los postulados doctrinarios y jurisprudenciales del
procedimiento administrativo especial y sancionatorio, la teoría del acto administrativo.
Teniendo en cuenta los anteriores planteamientos solicito, en forma respetuosa, se acceda a
las pretensiones de la demanda.

COMPETENCIA

Es competencia de Juzgado administrativo en primera instancia por la naturaleza de la acción,


el domicilio de la parte demandada, por razón del territorio donde ocurrieron los hechos. Con
fundamento en los hechos anteriormente expuestos y previos trámite del proceso ordinario
Contencioso administrativo, consagrado en el título III, artículo 138 y subsiguientes del
Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo, solicito se
hagan las siguiente o similares.

CUANTIA

Su señoría el valor de las pretensiones están tasadas conforme al avaluó pericial que se
aportara al presente proceso de la referencia que se estima por el mayor valor de las
pretensiones en sesenta y ocho millones de pesos moneda legal colombiana
($68.000.000) cuantía que se deriva de aquélla, la cual no excede los quinientos (500)
salarios mínimos legales mensuales, competencia de los Juzgados Administrativos de
conformidad al numeral 6 del artículo 155 del Código de procedimiento administrativo y
de lo contencioso administrativo,

LAS PERSONAS EN EL PROCESO Y SUS REPRESENTANTES

• Parte Demandada
• La Nación – Ministerio del Interior, es representada legalmente por la ministra Nancy
Patricia Gutiérrez o quien haga sus veces.
• La Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, es representada legalmente por el
Director Camilo Gómez Álzate.

• Parte Demandante
El señor Mario Antonio Ruiz Pérez, quien lo hace debidamente representado por su
apoderado, conjugándose capacidad jurídica, procesal y de postulación.

• Interviniente
El señor Agente del Ministerio Público, con quien ha de surtirse la tramitación del proceso.

MEDIOS DE PRUEBA

Su señoría me permito solicitar se decreten y se tenga como soporte probatorio las siguientes
para su raciocinio al momento de emitir la respectiva sentencia:

• Prueba Documental
Su señoría me permito allega la siguiente documentación para que sea parte del valor
probatorio de la presente acción.

• Poder para actuar.


• Fotocopia de la cédula de ciudadanía del señor Mario Antonio Ruiz Pérez.
• Fotocopia de la Resolución No. 0032 de fecha 01 de enero de 2010 sobre el
nombramiento realizado por el Ministerio del interior en el cargo de profesional como
abogado a mí poderdante.
• Fotocopia de los desprendibles de pago desde el 01 de enero de 2010 hasta el dia 31
enero de 2018.
• Fotocopia de la Resolución No. 135 de 2018 de fecha 31 de enero de 2018 expedida
por la Entidad.
• Peritazgo de contador público inscrito en la lista de auxiliares de la justicia en relación a
los perjuicios patrimoniales y extrapatrimoniales causados por el despido.
• Fotocopia de los aportes realizados a la Entidad de salud y riesgos profesionales, y
fondo de pensión de los ingresos recibidos durante la relación laboral desde el dia 01
enero de 2010 hasta el dia 31 enero de 2018.

• De Oficio

Su señoría tener de presente la radicación como medio de prueba documental, el derecho de


petición solicitando los Antecedentes administrativos de la Resolución No. 135 de 2018 de
fecha 31 de enero de 2018 expedida por la Entidad.

• Testimonial

Su señoría respetuosamente le solicito se decreten las siguientes pruebas testimoniales en lo


siguiente:

• Declaración de parte
• Su señoría solicito la declaración de parte del señor Mario Antonio Ruiz Pérez para que
deponga sobre los hechos y pretensiones de la presente.

• Su señoría solicito la declaración de parte del señor José Arturo López Poveda, para que
deponga sobre los hechos y pretensiones de la presente. Compañero de trabajo

• Su señoría solicito la declaración de parte de la señora Gloria María Quintero Rivera, para
que deponga sobre los hechos y pretensiones de la presente. Compañero de trabajo.

• Su señoría solicito la declaración de parte de la señora Myriam Ángel Sánchez, para que
deponga sobre los hechos y pretensiones de la presente. Compañero de trabajo.

• Su señoría solicito la declaración de parte del señor FREDDY YIMMI GARCIA RINCON,
para que deponga sobre los hechos y pretensiones de la presente. Compañero de trabajo.

• Interrogatorio de parte

• Su señoría solicito se llame a interrogatorio de parte a Laura Montoya Gutiérrez,


Coordinadora del área Jurídica del Ministerio del Interior – quien para la época de los
hechos era la jefe inmediata de mi prohijado quien será interrogada mediante sobre cerrado
las preguntas que se harán entrega en la oportunidad procesal pertinente.

ANEXOS

Me permito acompañar los siguientes documentos:


• Poder legalmente conferido por el accionante para su representación y la actuación
procesal.
• Copias de la demanda, con sus respectivos y pertinentes anexos, para el archivo y
traslados a la entidad demandada y al señor agente del ministerio público.

NOTIFICACIONES

• El demandante Mario Antonio Ruiz Pérez, puede ser notificada en la Diagonal 48 R No.
5X – 77 Sur en la ciudad de Bogotá D.C. El correo electrónico es
csljuridicos.rubiano@gmail.com.

• Al suscrito apoderado, puede ser notificado en la Calle 12 B No. 8 A – 03 Oficina 207 en la


ciudad de Bogotá D.C., en el correo electrónico csljuridicos.rubiano HYPERLINK
"mailto:csljuridicos.rubiano@gmail.com"@ HYPERLINK
"mailto:csljuridicos.rubiano@gmail.com"gmail.com y germanescobarhiguera@gmail.com -
Celular 300 205 519 49.
• El demandado:

• La Nación – Ministerio del interior, representada legalmente por la señora ministra


Nancy Patricia Gutiérrez o quien haga sus veces, puede ser notificado en la Carrera
54 No. 26 – 25 C.A.N. en la ciudad de Bogotá. Correo institucional
www.Mininterior.gov.co.com

Agradezco su atención

Atentamente;

Carlos González Márquez


C.C.
T.P. No.