Vous êtes sur la page 1sur 7

c   c 


  

 
   c






      

 

  





c   c  


  

 
   c


c !"

""#$$%&#'

(





      

 



c   c  
  

)| Biografía de Esteban Echeverría


)| £ ién era J an Man el de Rosas
Ñ)| ‘rgentina en el siglo XIX
è)| a relación de los 3 p ntos anteriores con el c ento E M‘ ‘ERO





 *

) Nació en B enos ‘ires, el 2 de setiembre de 1805. Era hijo del vizcaíno,


José omingo Echeverría y de la porteña, María Espinosa a temprana edad
perdió a s padre y f e iniciado en s s primeras letras por s madre y
comenzó s s est dios en la esc ela de San elmo, pero al perder a ésta,
q ien falleció en 1822, hizo q e, h érfano, comenzara na vida adolescente
de joven m jeriego y g itarrero, lo q e agravó ciertos problemas cardíacos
q e lo aq ejaban. Esto lo obligó a cambiar de vida y asentarse.

Ingresó en el epartamento de Est dios Preparatoria d e la Universidad y


en la Esc ela de ib jo de la misma, a la vez q e comienza a trabajar como
dependiente en la f erte casa comercial ezica Hermanos. Resolvió a los 20
años completar s ed cación en E ropa.

El 17 de oct bre de 1825, viaja a Francia, a bordo de ´a Joven Matildeµ, y


tras n viaje accidentado, llega a El Havre. En ´El ángel caídoµ deja
testimonio de esa travesía, en n poema épico q e m estra la infl encia de
ord Byron y de José de Espronceda.

Entre 1826 y 1830 se radica en París, donde est dia diversas ciencias:
política, filosofía, literat ra y economía.

Esa a sencia de la patria le es m y provechosa. En París sig e los c rsos más


variados, se familiariza con las tendencias literarias ideológicas en boga,
forma na sólida c lt ra de car ácter enciclopédico y se asimila infinidad de
obras en francés e inglés. Con ese importante bagaje retorna a la ci dad
natal (j nio de 1830) totalmente transformado. Introd ce en el Plata el
romanticismo literario, s scitando na fec nda renovación, y form la la
doctrina del liberalismo político, impregnado de altas preoc paciones
sociales y pedagógicas.

En 1831 p blica s s primeros versos en diarios porteños, por más q e en el


viejo continente se ejercitara en escribirlos. En 1832 aparece
anónimamente s poema Elvira. a indiferencia con q e se le recibe
contrasta con el desbordante ent siasmo y la cálida simpatía q e s scitan
desp és los Cons elos (1834) y s s Rimas (1837), donde inserta la Ca tiva,
s mejor obra en verso.

En 1838, p blica ´El Mataderoµ, r elato realista. F nda ´a Joven Generación
‘rgentinaµ, donde lee ´Palabras simbólicasµ, con las ideas de la n eva
generación, contrarias al dictador, J an Man el de Rosas.

 rante algún tiempo Echeverría se dedica a las tareas r rales en s


estancia "os alas", cerca de  ján. Era na temeridad q edarse por más
tiempo en el país. Entonces emigra al Ur g ay (fines de 1840). Inicia
también en entre nosotros los est dios de sociología y economía americanas
y los de estética literaria. el resto de s prod cci ón cabe mencionar
especialmente s espléndido c anto realista "El matadero", el primero en s
género escrito en el Plata, y s "Man al de Enseñanza Moral" para las
esc elas primarias (1846).

Esteban Echeverría falleció el 19 de enero de 1851, victima de n a dolencia


p lmonar. F e el más importante poeta del primer período romántico en el
Río de la Plata e introd ctor de este movimiento. Imp so la temática del
indio y del desierto en la manifestación poética y es considerado por m chos
teóricos como el a tor del primer c ento argentino El matadero, a nq e, por
carecer de na única nidad temática, na parte de la crítica señala q e
este escrito, como c ento, no p ede considerarse dentro d e los cánones
tradicionales.

) J an Man el de Rosas f e n gran personaje del siglo XIX, q ien f e


gobernador por más de 20 años y representó a los ganaderos porq e él era
ganadero. Rosas llegó a la gobernación en medio de na crisis política y
social q e parecía no tener resol ción sin n evos desmembramientos del
territorio. as provincias mediterráneas, j nto con el itoral no lograban
imponerse a los porteños de B enos ‘ires. Estos porteños q e habían
mandado a matar a orrego q e era la mejor expresión del federalismo
porteño, para arreglar con las provincias. M erto orrego aparece Rosas,
q e b scará acordar con las provincias, en vez de hacer como hacían los
rivadavianos q e mandaban consti t ciones hechas en B enos ‘ires para q e
las acataran en los ´13 ranchosµ como llamaban a la ‘rg entina prof nda.
Rosas respetaría los ca dillajes en las provincias como a t oridades
g bernativas, y frenaría las intervenciones porteñas. Es así q e reconocía
como actores políticos a los ca dillos provinciales.

Rosas encarnará el intento de constr ir la soberanía económica mediante la


creación de saladeros. Estos salaban carne, tasajo, q e se vendía a los
esclavos de diferentes países, entre ellos Brasil, Estad os Unidos y E ropa.
Era na salida posible para la incipiente dependencia con el imperio Británico
q e había logrado ende dar a ‘rgentina en 1824 con el empréstito de
Baring Brothers, q e terminó de pagar el peronismo en s primer gobierno
(1946- 1952).

Este intento de independencia económica, s mado al control de la moneda,


creando la Caja de la Moneda q e reemplazaba al rivadaviano Banco Nacional
hacía pensar la posibilidad de control de la emisión y así na posible
ac m lación q e fortalecería el proceso de ind strialización saladeril.

ambién logró implantar la ley de ‘d ana, q e beneficiaba a la prod cción


local contra las exportaciones inglesas, Es decir Rosas establecía na
negociación con las provincias para hacerlas entrar en el proyecto
prod ctivo q e llevaba a B enos ‘ires a la cabeza.

Francia e Inglaterra van a establecer n bloq eo al p erto desde 1838 a


1849. Hay q e imaginar las necesidades q e se habrán tenido en esa época.
Rosas resistió dignamente, y los nitarios exiliados en Montevideo ap oyaron
a los franceses contra el ´tiranoµ porq e parece q e venían a traer la l z
e ropea.
Con el bloq eo al estar cerrado el p erto de B enos ‘ires, los litoraleños
comenzaron a enriq ecerse a través del so de s s p ertos, y l ego de
finalizado el bloq e o, Urq iza jefe Entrerriano, se nió a lo peor del
porteñismo y a otros ca dillos q e interpretaban q e había n f t ro posible
sin Rosas, para derrocar al Gobernador, y así imponer n n evo gobierno.

Rosas m rió lejos de s país y la historia l ego intent ó destr ir este intento
de a tonomía nacional, a partir de lo posible del momento, cal mniando y
generando las miradas dicotómicas típicas del ideologismo liberal.

Ñ)El 25 de mayo de 1810, con la primera j nta se instaló el primer


gobierno de gobierno de carácter nacional al derrocar al Virrey español
Cisneros. esp és vendrían la j nta grande, el primer ri nvirato, el
seg ndo ri nvirato y el directorio q e cayó en 1.820. En ese momento se
inició na etapa de a tonomía de las provincias q e se extendió hasta la
sanción de la constit ción nacional de 1.853. El primer intento de
organización nacional del país f e la asamblea del año XIII. e sig ió el
congreso de c mán q e en 1.819 dictó na constit ción q e f e rechazada
por no respetar las a tonomías provinciales.  ego el congreso de Córdoba , y
el de B enos ‘ires q e votó la constit ción de 1.826 q e no f e aceptada
por parecerse a la del 19. F e el congreso constit yente. El q e nombró
presidente a Bernardino Rivadavia, en 1.828 el gener al J an avalle mandó a
f sila.

è)El c ento el matadero trata dos temáticas sobre las b rlas q e se le


hacen a la iglesia por la vigilia q e le impone a los fieles en tiempo de semana
santa prohibiendo el cons mo de carne a los fieles y las contin as
rivalidades y disg stos por el poder q e habia entre los federales contra los
nitarios en b enos aires, argentina. Esteban Echeverría nació en b enos
aires y se c enta en na parte de s vida q e este en compañía de otro
colega tenía n salón de literat ra el c al le f e se ordeno por los federales
q e f era cerrado. ‘demás este se considera el a tor de dicho c ento, el
matadero. J an Man el de rosas f e n importante político presidente de
b enos aires, argentina por más de 20 años, este f e amado por s s
seg idores pero odiado y temido por s s opositores, los federales, q e lo
llamaron traidor y tirano. ‘rgentina en el siglo XIX s frió na constante
crisis por s s gobernantes ya q e prácticamente la historia de b enos aires,
argentina en este siglo es el rela to de el c ento el matadero ya q e en
c estiones políticas los federales y nitarios se mantenían en constante
l cha en b sca del poder, y a la final se obt vo como res ltado la creación
de dos partidos políticos en el c ento el matadero de los liberales y los
conservadores y en la historia de argentina el partido al nión cívica radical
de leondan alem y el partido socialista de J an ba tista j sto. ||


Centres d'intérêt liés