Vous êtes sur la page 1sur 4

COMO EVITAR EL DESEQUILIBRIO DE LA FLORA INTESTINAL

Los 10 antibióticos naturales más potentes conocidos hasta


ahora.

Pocas personas hoy en día son conscientes del hecho de que el


efecto de los antibióticos y otros medicamentos es cada vez menos
efectivo.

La culpa puede atribuirse a una sobre-prescripción masiva de los


mismos por parte del servicio de salud, así como por la alta
administración de antibióticos en animales de granja masivos.

"En el laboratorio no es difícil crear microbios resistentes a la


penicilina al exponerlos a concentraciones que no son suficientes
para matarlos", explicó Alexander Fleming, creador de la penicilina,
el primer antibiótico en 1945, por el que recibió el Premio Nobel de
Medicina. "Existe el peligro de que un hombre con poco
conocimiento pueda someterse a una dosis insuficiente de
medicamentos al exponer sus microbios a una cantidad no letal,
haciéndolos aún más resistentes". Las bacterias siempre han sido
una parte integral de la "vida" en la Tierra desde entonces. Albori,
hoy en día, en lugar de los seres humanos en exposición constante
a los antibióticos (que también matan a las bacterias "buenas"), ha
comenzado el aumento de las supuestas bacterias resistentes a un
número creciente de medicamentos.

En la naturaleza es posible encontrar algunos alimentos que matan


naturalmente a estas súper bacterias:

# 1 miel
En un estudio publicado recientemente, investigadores de la
Universidad Salve Regina en Newport, Rode Island, reiteraron que
la miel cruda es uno de los mejores antibióticos naturales que
puede tomar. La autora principal, Susan M. Meschwitz, Ph.D.,
presentó los resultados en la 247ª Asamblea Nacional de la
American Chemical Society. "La propiedad única de la miel reside
en su capacidad para combatir infecciones en múltiples niveles, lo
que dificulta que las bacterias desarrollen resistencia", explicó. La
miel utiliza una combinación de armas que incluyen polifenoles,
peróxido de hidrógeno y un efecto osmótico. Honey es
prácticamente un luchador ambidiestro, que usa múltiples formas de
matar bacterias.

# 2 Ajo

El ajo es considerado un remedio natural con propiedades curativas


efectivas desde los siglos pasados, con propiedades antivirales y
antibacterianas marcadas. Es rico en antioxidantes capaces de
contribuir a la destrucción de los radicales libres responsables del
deterioro del organismo, cuya acción puede conducir con el tiempo
a enfermedades cardíacas y cáncer. El ajo ayuda a disminuir la
presión arterial, combate las infecciones de la piel y protege el
corazón.

# 3 Aceite de orégano

Este es un aceite esencial conocido por su capacidad para matar


bacterias, así como para controlar infecciones por estafilococos
como MRSA. Es un antioxidante natural, antiséptico, antiviral,
antifúngico, antiinflamatorio, antiparasitario y tiene propiedades para
aliviar el dolor. En 2001, Science Daily informó en un estudio de la
Universidad de Georgetown que las propiedades germicidas del
aceite de orégano son casi tan efectivas como la mayoría de los
antibióticos.

# 4 Extracto de hoja de olivo

Esta sustancia se ha utilizado durante muchos siglos para combatir


infecciones bacterianas y actualmente también se usa para
combatir infecciones por SARM en algunos hospitales europeos.
Brinda apoyo al sistema inmunológico mientras combate las
infecciones resistentes a los antibióticos.

# 5 Cúrcuma

Esta hierba se ha utilizado en la medicina ayurvédica y china


durante miles de años, ya que puede tratar una amplia gama de
infecciones. Se sabe que las cualidades antibacterianas y
antiinflamatorias son altamente efectivas en el tratamiento de
infecciones bacterianas. También se puede usar tópicamente para
el SARM y otras lesiones cutáneas.

# 6 Echinacea
Durante siglos, este compuesto se ha utilizado para tratar el
envejecimiento y una amplia variedad de infecciones.
Tradicionalmente se utilizaba para tratar heridas abiertas, así como
septicemia, difteria y otras enfermedades relacionadas con las
bacterias. Hoy en día se utiliza principalmente para el tratamiento
de resfriados y gripe.

# 7 de Jengibre

El jengibre es una verdadera cura para la salud. Se puede comer


fresco, como un alimento real, o en forma de especias y
condimentos, después de haber sido secado y reducido a polvo. La
acción beneficiosa del jengibre implica su uso en la preparación de
infusiones de hierbas útiles para el tratamiento y la prevención de la
influenza, para el dolor de garganta, la tos y los resfriados. El
jengibre también se ha reportado entre los diez alimentos con las
mejores propiedades contra el cáncer.

# 8 Goldenseal

Esta es una de las hierbas más populares que se venden en el


mercado estadounidense y recientemente se ha ganado la
reputación de ser una hierba que mejora el sistema inmunológico y
también es un antibiótico. Los indios americanos han usado el sello
de oro como un medicamento para las enfermedades inflamatorias
del tracto respiratorio y digestivo y para la inflamación del tracto
genitourinario inducida por alergia o infección.

# 9 Extracto de semilla de pomelo

El extracto de semilla de pomelo se considera un poderoso extracto


antiviral y bactericida. Tiene una gran cantidad de sustancias
capaces de combatir enfermedades, antioxidantes y fitonutrientes
llamados bioflavonoides. Entre ellos se encuentra Esperdin, capaz
de estimular naturalmente el sistema inmunológico. El extracto de
semilla de pomelo también contiene vitamina C, ácido cítrico,
esteroles y trazas de sales minerales.

# 10 Neem

De las hojas del Neem y de los frutos de esta planta, se obtiene un


poderoso aceite curativo, utilizado en gran parte por la medicina
tradicional india, como alimento y como uso curativo. Tiene
propiedades antifúngicas, antibacterianas, antivirales y
antiparasitarias. El aceite de Neem para uso interno debe ser 100%
puro y debe haberse obtenido específicamente para este propósito.