Vous êtes sur la page 1sur 2

Entrega final prácticas de trasformación

Se nos ha pedido como alumnos de la materia, entregar una crítica y opinión frente a lo ha

sido el curso a lo largo de este semestre, en cuanto a pertinencia del curso en un semestre como lo

es quinto, unas temáticas, un profesor y sus alumnos.

En primer lugar entra la pertinencia del curso en quinto semestre, de la cual yo opino

resulta totalmente provechosa para sus alumnos, los cuales han llegado a una etapa de sus

carreras donde el ciclo básico termina y la teoría practica empieza, una práctica la cual pone ante

la realidad que la psicología no es sanar a otros o guiarlos al mejor camino, sino saber sanarse a sí

mismo, conocerse y trabar con las asperesas que frenan nuestros máximos potenciales día a día,

porque de nada sirve ser un psicólogo que ha aprendido toda la teoría, si jamás la lleva a la

práctica, y más a una práctica consigo mismo.

En cuanto a las temáticas, las califico como excelsas, magnificas y curativas, pero en este

caso hablando de mí, supongo que la vida me ha traído hasta aquí y cada situación que atravieso,

la psicología lo ha sabido explicar, pero en momento donde el derrumbe era total, y la vida perdía

su significado, llego la clase y me hizo relucir una vez más una guía a tan ciega vision que

mantenía, con meditación aprendí a conocer y controlar ese mundo al cual llamo mente, con los

ensueños terapéuticos toque la vida pasada de forma vida, y cerré más que un ciclo, una herida a

la yugular que estaba próxima a matarme y finalmente con la danza terapia, entendí que el cuerpo

expresa lo que muchas veces la mente necesita, y que la música al saberse comprender logra

sellar esos espacios vacíos, en memorias, emociones, dolores y felicidades de una vida pasada y

futura.

Para el profesor, las palabras son pocas, porque pocos tienen la valentía de salir a un mundo

con metes objetivas a demostrar, que la vida no es solo ciencia sino que también es espíritu, el

pararse frente a todos y demostrar la seriedad ante algo que todos tomas como penoso o inútil, es
lo que realmente demuestra que lo único inútil en esta vida es no vivir las cosas de la manera

correcta, por ello recalco que el profesor es una pieza clave en el curso, porque más que dar a

entender un fin teórico como cualquier otra materia, enseña una manera de vivir, una preparación

al mundo real, y un recuerdo día a día que el más débil es aquel que no acata su propio corazón.

Finalmente, los alumnos, de lo cual con cierto grado de gozo pero a la vez sin sabor declaro

pudo ser mejor, reconozco que los alumnos lo intentaron, pero la vida para muchos sigue siendo

un juego que solo se toma en serio cuando se ha de necesitar, y no reconocer que cada situación

por más pequeña que sea se debe tomar con seriedad, pero no por aparentar ser maduro, sino para

vivir y entender cada experiencia con jugosidad y gozo, por la seriedad era clave en situaciones

como estas, que reflejan en todo su esplendor todo aquello que la mente puede lograr, y aunque

muchos lograron conectar con la actividad, no lograron vivir la experiencia como tal y por ende

salieron de la clase pensando que era solo algo para saberse tranquilizar, sin notar que lo que

vivieron solo fue el abrebocas a un universo interno que no se permitieron experimentar.

Sin nada más que agregar, gracias, pero no a la clase, sino a usted profesor, porque la clase

cualquiera la puede dictar, pero nadie la puede hacer vivir como lo hace usted, porque más que

enseñarme a conocerme a mí mismo y a mi entorno, me enseño que la vida tiene más sentido que

simplemente trabajar, comer y dormir.