Vous êtes sur la page 1sur 46

3.

CONCEPTUALIZANDO

1. Sexo y género

Diferenciar los conceptos SEXO y GÉNERO, es premisa inicial para el abordaje, no


solo de la violencia contra la mujer sino, en general, de toda la temática de género.

3.1.1 Sexo:

Se refiere a las características biológicas con las que nacemos las personas. Es aquello
que físicamente nos diferencia del otro: ser hombre (macho) o mujer (hembra).

Cuando llegamos a la adolescencia estas diferencias se acentúan.

Las diferencias entre hombres y mujeres se basan en tres aspectos:

a) Cromosomas:

Los cromosomas son estructuras en el interior de la célula que contienen la información


genética, es decir determinan que características heredamos de nuestra mamá o papá, y
definen también el sexo.

Los cromosomas de las mujeres son XX y el de los hombres XY.

Todo óvulo tiene el cromosoma X, por lo que el sexo de cada bebé lo define la célula
del padre, que en su espermatozoide lleva el X o Y.
b) Genitales:

Son el conjunto de órganos cuyo funcionamiento está relacionado con la reproducción


sexual, con la sexualidad, con la síntesis de las hormonas sexuales y con la micción.

Se diferencian en genitales externos e internos.

En mujeres:

 Genitales externos: Vulva, que incluye clítoris, labios menores, labios mayores.
 Genitales internos: Útero o matriz, ovarios.
En los hombres:

 Genitales externos: Escroto, pene.


 Genitales internos: Testículo, Epidídimo, Conducto deferente, Vesículas
seminales, Conducto eyaculador, Próstata, Uretra, Glándulas bulbouretrales

c) Hormonales:

Las hormonas son sustancias segregadas en nuestro cuerpo, de las cuales hay unas
diferenciadas para hombres y mujeres.

Mujeres: En las mujeres encontramos dos tipos de hormonas:

- Progesterona: Se produce en los ovarios y se encarga de la maduración del


sistema reproductor de la mujer, es fundamental para que tenga el ciclo menstrual y el
embarazo.

- Estrógenos: Dan las características sexuales, el aumento de los senos y la


aparición del ciclo menstrual.

Hombres: Los hombres cuentan con andrógenos, que son las hormonas sexuales que
incluyen testosterona, androsterona y androstendiona.

Los andrógenos determinan la maduración de los órganos sexuales del hombre, el


engrosamiento de la voz, la aparición de vellos, el ensanchamiento de la espalda y la
producción de espermatozoides.

1. Sexo y género

1.1. Género:

La Organización Mundial de la Salud (OMS), se refiere al género como “los roles


socialmente construidos, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad
considera como apropiados para hombres y mujeres”

Es decir, el género son las características que asignamos a hombres y mujeres en una
determinada sociedad. El género para las mujeres es “femenino” y el de los hombres
“masculino”.

Esta diferenciación determina como nos relacionamos con las demás personas acorde al
contexto sociocultural en el que nos encontramos. Lo que es asignado a un género en
una cultura de pueblos amazónicos no es igual que lo asignado en comunidades
urbanas.
Por ello el género es una construcción social mediante la cual simbólica, normativa y
culturalmente se asignan ciertas características y roles socialmente diferenciados que
conforman las identidades masculinas y femeninas.

1. Sexo y género

1.2. Construcción social del género y estereotipos de género

Las representaciones sociales de lo que es "ser mujer" y "ser hombre" cambian a lo


largo del tiempo y responden a dinámicas siempre variables. La construcción social del
género implica una representación de símbolos e imágenes que las sociedades o grupos
comparten sobre lo que son los hombres y lo que son las mujeres.

Dicha representación ha generado algunos supuestos para cada género:


Fuente: Ángela Isabel Mateus Arévalo, Guía Violencia Basada en Género, Quito 2013.

A partir de los supuestos de género que vimos anteriormente, se producen unos ideales
sobre lo que significa ser hombre y ser mujer.

Estos ideales o generalizaciones se denominan estereotipos de género y son


pensamientos rígidos que encasillan a las personas dentro de unas formas de
comportamiento, de vestirse, de hablar y de expresarse.

Estas imposiciones afectan a hombres y a mujeres, vamos a ver esto cómo se presenta
en diferentes instituciones:

Fuente: Ángela Isabel Mateus Arévalo, Guía Violencia Basada en Género, Quito 2013.
Para la OMS, el género se refiere a los conceptos sociales de las funciones,
comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados para
los hombres y las mujeres.

1.3. Enfoque de género

Las diferentes funciones y comportamientos pueden generar desigualdades de género,


es decir, diferencias entre los hombres y las mujeres que favorecen sistemáticamente a
uno de los dos grupos.

A su vez, esas desigualdades pueden crear inequidades entre los hombres y las mujeres.

Para equilibrar estas inequidades es necesario tener un “Enfoque de género”

El enfoque de género es una forma de mirar o de fijar la atención en las situaciones del
entorno, identificando los roles y tareas que realizan los hombres y las mujeres en una
sociedad y lo inequitativo de las relaciones que se producen entre ellas y ellos.

El enfoque de género permite establecer las inequidades y asimetrías que existen y


explicar posibles causas para la formulación de estrategias que busquen superar la
desigualdad e inequidad.

Es, además, un instrumento analítico y metodológico que procura la construcción de


relaciones de género equitativas y justas.

1.4. Violencia

La Organización Mundial de la Salud define la violencia como: “El uso intencional de


la fuerza o el poder físico, de hecho, o como amenaza, contra uno mismo, otra
persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de
causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.

La Violencia es producto de la fuerza y pretende dominar a otras y otros, a través de


actos que las hagan sentir inferiores y faciliten la obediencia hacia quien agrede.

Como analizamos anteriormente el género es una característica asignada a cada uno de


los sexos. Así la “violencia de género” se refiere a todo acto que se relacione con lo
masculino y femenino, que pueda hacer daño y producir sufrimiento mayoritariamente a
mujeres y que afecte su integridad.
Cuando hablamos de “mujeres” se incluye todo el ciclo de vida: niña, adolescente,
joven, mujer, o adulta mayor. Incluye también a las mujeres de orientaciones sexuales e
identidades de género diversas, con independencia de su filiación política, condición
socioeconómica, pertenencia territorial, creencias, diversidad étnica y cultural, situación
de discapacidad, estado de salud o de privación de libertad, diferencia física o cualquier
otra condición personal o colectiva; tampoco se considera su nacionalidad, o su
condición de movilidad en el país.

1.5. Violencia contra las mujeres:

“Violencia contra las mujeres” es todo acto de violencia basado en la pertinencia al sexo
femenino que tenga o pueda tener como resultado daño o sufrimiento físico, sexual o
sicológico para la mujer.

La violencia contra la mujer es una manifestación de las relaciones de poder


históricamente desiguales entre mujeres y hombres, que han conducido a la dominación
de la mujer por el hombre, la discriminación contra la mujer y a la interposición de
obstáculos contra su pleno desarrollo.

En muchos casos, la violencia contra las mujeres ocurre en la familia o en el hogar,


donde a menudo se tolera la violencia. El abandono, el abuso físico y sexual por
miembros de la familia y otros habitantes de la casa, así como los casos de abusos
cometidos por el marido u otros familiares, no suelen denunciarse, por lo que son
difíciles de detectar. Aun cuando se denuncien, a menudo sucede que no se protege a las
víctimas ni se castiga a los agresores.

La violencia contra la mujer se ve agravada por presiones sociales, como la vergüenza


de denunciar ciertos actos; la falta de acceso de la mujer a información, asistencia o
protección jurídica; el hecho de que las autoridades no pongan el suficiente empeño en
difundir y hacer cumplir las leyes vigentes; y la falta de medios educacionales y de otro
tipo para combatir las causas y consecuencias de la violencia.

Las imágenes de violencia contra la mujer que aparecen en los medios de difusión, en
particular las representaciones de la violación o la esclavitud sexual, así como la
utilización de mujeres y niñas como objetos sexuales, y la pornografía, son factores que
contribuyen a que se perpetúe esa violencia, que perjudica a la comunidad en general, y
en particular a los niños y los jóvenes.
La “Ley orgánica integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres”
expedida en febrero de 2018, define a la violencia de género contra las mujeres como:

“cualquier acción o conducta que se ejerza contra las mujeres, por el solo hecho de
ser mujeres, que les cause muerte, daño y/o sufrimiento físico, sexual, psicológico,
económico, gineco-obstétrico, en el ámbito público o en el ámbito privado”.

En el Art. 10 de esta Ley se determinan 7 tipos de violencia:

Tipos de violencia:

Tipos de violencia

Ley orgánica integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres
Física Acción (o la falta de acción) que cause (o pueda causar) daño físico, dolor, sufrimiento
Cualquier forma de maltrato o castigo físico, sea que produzca o no produzca lesiones e
internas o externas.

Ejemplos: empujones, cachetadas, golpes, patadas, latigazos, quitar la comida o la bebi


Psicológica Acción (o falta de acción) que produzca (o pueda producir) daño emocional, disminuir
autoestima, afectar la honra, generar descrédito, degradar a la persona.

Ejemplos: burlas, encierros, amenazas, control, insultos, aislamiento social.


Económica y Acción (o falta de acción) que tenga como consecuencia la reducción o debilitamiento
Patrimonial recursos económicos o del patrimonio de una mujer, incluso dentro de la sociedad cony
el matrimonio o de la sociedad de bienes en la unión libre.

Ejemplos: la sustracción, retención o destrucción de bienes, documentos u otros objeto


limitación de recursos económicos para cubrir necesidades básicas o el incumplimiento
obligaciones económicas contraídas, entre otros.
Sexual Acción que vulnere el derecho a la integridad sexual y a la libre decisión y consentimie
la propia vida sexual y reproductiva. Atenta contra la dignidad e integridad de la víctim
muchas veces también coacciona a la víctima a través de amenazas, chantajes, imposic
incluso dentro del matrimonio.

Ejemplos: forzamiento de relaciones sexuales, transmisión intencional de enfermedade


transmisión sexual, matrimonio de menores de edad, pornografía infantil, entre otros.
Política Acción que una persona o un colectivo ejerza contra una mujer candidata, o electa, lide
defensora de derechos humanos, perteneciente a alguna organización feminista, declara
feminista, etc; con el fin de impedir que continúe con su quehacer, limitando sus funcio
oportunidades, (…)

Ejemplos: amenazas a defensoras o sus familias, órdenes superiores dentro de un partid


movimiento, acoso laboral, (…)
Simbólica Acciones que, a través de la producción o reproducción de mensajes, símbolos, signos,
imposiciones políticas, económicas, sociales, culturales o de creencias religiosas transm
replican y fortalecen la desigualdad de las mujeres, su exclusión y subordinación.

Ejemplos: propagandas donde el cuerpo de la mujer es exhibido como objeto sexual, m


que obligan a la mujer a obedecer siempre a su marido o a su padre(…)
Gineco-obstétrica Acción (o la ausencia de ella) que impida o límite de cualquier forma la libre decisión d
mujeres sobre su vida sexual y reproductiva. Incluye la limitación o ausencia de atenció
salud gineco-obstétrica de mujeres embarazadas o no; imposición de prácticas médicas
esterilización forzada, ausencia o abuso de medicació
1.6. Ámbitos de la violencia

Estos tipos de violencia de género contra niñas, adolescentes, jóvenes, adultas, y adultas
mayores; se pueden presentar en diferentes ámbitos:

1) La casa y la familia.

2) Instituciones educativas y de salud.

3) Lugares de trabajo, sean instituciones públicas o privadas

4) Centros de privación de libertad

5) Competencias deportivas

6) Medios de comunicación, incluidos internet y redes sociales

7) Espacio público: en la calle, el barrio, la comunidad.


MODULO II

2. PRINCIPALES PROBLEMÁTICAS QUE ENFRENTAN LAS


MUJERES EN EL ECUADOR.

1. SALUD
Salud sexual y reproductiva:

En el país, el 3.4% de madres, son adolescentes. El 44,5% de las madres en el país


tienen entre 1 y 2 hijos o hijas, mientras el 5,6% tiene entre 9 hijos o hijas y más. Más
del 40% de madres tuvieron su primer hijo o hija entre 15 a 29 años. A mayor condición
de pobreza la tasa de natalidad es más alta: Las mujeres en extrema pobreza tienen un
promedio de 3.5 hijos o hijas.

Si se considera las necesidades básicas insatisfechas, se constata que mientras más alta
es la condición de pobreza, más alta es la tasa de natalidad: Las mujeres en extrema
pobreza tienen un promedio de 3,5 hijos o hijas. Las mujeres pobres tienen un promedio
de 2,5 hijos o hijas. Las mujeres no pobres un promedio de 1,9 hijos o hijas.

Según el Ministerio de Salud Pública en la Gaceta de Muerte Materna se han producido


154 muertes maternas en el año 2018[1].

2. EDUCACIÓN

Según datos del INEC (2010) sobre nivel de estudios: 13,7% de las mujeres cursó la
educación superior. 0,5% cuenta con un postgrado. El porcentaje más alto corresponde a
la educación secundaria, con 33,5%. El 3,5% de las mujeres jefes de hogar estudia.
3,4% de las mujeres estudia y trabaja. El analfabetismo en mujeres indígenas es el más
crítico, con una incidencia de 27% (SENPLADES, 2013). Existen escasas opciones de
formación técnica e intermedia para mujeres. Aún persiste la idea de que hay carreras
“para hombres” y “para mujeres”.

3. ECONÓMICO:

En diciembre de 2018, la tasa de desempleo a nivel nacional fue de 3,7%; Al analizar el


desempleo por sexo, la tasa de desempleo para las mujeres fue mayor a la de los
hombres. Así, en diciembre de 2018, a nivel nacional el 4,5% de las mujeres estuvieron
en situación de desempleo, mientras que entre los hombres el desempleo fue de 3,1%.
Esta diferencia (1,3 puntos porcentuales) por sexo.[2]

4. PARTICIPACIÓN

En cuanto a la participación política, según el Consejo Nacional Electoral (CNE, 2014),


en el año 2014, la mayoría de mujeres ejerció su derecho al voto. Siendo el total de
electores 11 618 968, las mujeres representaron 50,1%. Si bien no se cuenta con
información desagregada para el DMQ, se infiere que el comportamiento es similar al
nacional.
De acuerdo con lo que establece la Ley de Paridad y Alternabilidad 50% y 50%, en el
proceso electoral del año 2014, 38,7% de las candidatas fueron mujeres. Esto refleja que
se ha incrementado 4,8% puntos porcentuales en relación con el proceso del año 2011
que fue de 33,9%.

Aunque es un avance, la mayoría de mujeres que se candidatizan no llegan a ser electas;


del total de 798 mujeres candidatas en 2014 solo 93 llegaron a ser electas. De este
grupo, 79,5% tiene cargos de nivel de decisión alto, principalmente, en las parroquias
rurales (CNE, 2014)

SEGURIDAD INTEGRAL

1. Violencias

La situación de dominación que soportan las mujeres que sufren constantemente


violencias por parte del sistema patriarcal ha llegado al extremo de que enfrenten
muertes violentas en razón de su género.

Fuentes: Reportes de muerte violentas generado por organizaciones de mujeres y


feministas, Red Nacional de Casas de Acogida para mujeres víctimas de violencia,
Fiscalía, CEDHU,-Noticias de medios de comunicación, Instituto Nacional de
Estadísticas y Censos (INEC), Clasificador Geográfico Estadístico 2012, Quito-
Ecuador.

2. Acceso a la Justicia

Los casos de violencia intrafamiliar que no son delito[1] son atendidos en las Unidades
Judiciales especializadas en familia, mujer, niñez y adolescencia. Las fiscalías se
encargan de otros delitos como, por ejemplo, los relacionados con violencia sexual. La
violencia contra las mujeres en el ámbito doméstico no tiene un carácter especial para la
justicia y es tratada como el resto de delitos.

En relación con las denuncias registradas por violencia de género, la mayoría de


instancias de justicia no cuenta con un sistema estadístico adecuado[2] que dé cuenta de
la realidad de la violencia que enfrentan las mujeres, tanto en las Unidades Judiciales de
Violencia contra la Mujer, como en las Unidades Especializadas de Violencia de
Género de la Fiscalía General del Estado. Los procesos judiciales son largos, engorrosos
y revictimizantes, por lo que gran porcentaje de mujeres prefiere no denunciar. El
66,8% de perpetradores de la violencia sexual son miembros de la familia, persona
conocida o cercana a la víctima.

3. Seguridad Social

Según estudios del INEC y ONU Mujeres (s/f), 60,2% de las mujeres a nivel nacional
no tiene ningún seguro de salud. Del 39,8% de mujeres que tienen seguro público o
privado, la mayoría se encuentra en la zona urbana y 39,9%, en la zona rural.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) cuenta con el programa de


afiliación de trabajadoras y trabajadores no remunerados del hogar desde el año 2015, a
raíz de la aprobación de la Ley de Justicia Laboral. En este contexto, se afiliaron 65 747
personas a nivel nacional. La mayoría de beneficiarios son mujeres (IESS, 2015).

De acuerdo con los datos del Censo de Población y Vivienda (INEC, 2010): La mayoría
de mujeres del Distrito (67,53%) no está afiliada a algún tipo de seguro social. 23,05%
aporta al seguro general del IESS. 2,06% tienen seguro voluntario en el IESS. Tan solo
0,33% está afiliado al seguro campesino del IESS. Un porcentaje menor aporta a
seguros como el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) y el
Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (ISSPOL). Solo 2,81% de las
mujeres del DMQ son jubiladas de algún tipo de seguro social.[3]

De la información presentada podemos concluir que las condiciones de desigualdad de


las mujeres son permanentes, esto se refleja por ejemplo en las altas tasas de
analfabetismo de mujeres indígenas y la poca permanencia de las mujeres en el sistema
educativo, esta realidad repercute en la falta de acceso a un trabajo adecuado y por lo
tanto muchas de las mujeres no cuentan con seguridad social, lo que agrava sus
condiciones.

A esta realidad se suma la falta de acceso a espacios de participación real; y los altos
niveles de violencia sexual de la que son víctimas las mujeres diariamente y el poco
acceso a la justicia, cuando sus derechos han sido vulnerados.

[1] Violencia física que no sobrepase los tres días de incapacidad para trabajar, según
informe médico legal.

[2] Un sistema adecuado para analizar la realidad debe contar con enfoque de género,
desagregación por sexo, edad, etnia, sector rural, urbano, con la finalidad de que permita
tomar decisiones con respecto a la formulación de políticas públicas tendientes a una
reducción real de los índices de violencia contra las mujeres y las niñas.

[3] CPD,Agenda de protección de derechos de mujeres. Quito, 2017

4. CASOS EXTREMOS DE VIOLENCIA HACIA LA MUJER

1.Trata de personas y explotación sexual: la trata de personas es una de las


violaciones más grandes a los derechos, ya que se priva de la libertad a la víctima, se le
engaña y se le obliga a realizar actividades que no quiere. La trata de personas se
reconoce como la esclavitud del siglo XXI, porque las víctimas son consideradas
mercancías, se vende su trabajo y su cuerpo para beneficio de otros. Uno de los casos
más difundidos y macabros en la explotación sexual de mujeres y niñas para ser
prostituidas.

Usualmente las redes de trata recurren a las personas más vulnerables, pero cualquiera
puede estar en la mira de los traficantes, así que es necesario protegernos y estar atentas
y atentos a cualquier propuesta o promesa que suene fantástica, especialmente si se trata
de viajar a otros países y de ganar mucho dinero.
Existen algunos factores de riesgo que están relacionados con situaciones de
vulnerabilidad de las víctimas:

 La pobreza
 La falta de acceso a oportunidades de estudio y de trabajo
 Sufrir de violencia al interior de las familias
 Vivir en un contexto de conflicto armado
 Las desigualdades de género y las inequitativas relaciones de poder.

2.El femicidio: es una manifestación extrema de la violencia contra las mujeres y niñas.
Se trata de un homicidio agravado donde la víctima es una mujer que sufre este delito
por su condición de género. En el Ecuador, desde el año 2014, el femicidio está
tipificado en el Art. Código Orgánico Integral Penal (COIP) como un delito:

Artículo 141.- Femicidio.- La persona que, como resultado de relaciones de poder


manifestadas en cualquier tipo de violencia, dé muerte a una mujer por el hecho de serlo
o por su condición de género, será sancionada con pena privativa de libertad de
veintidós a veintiséis años

Se debe realizar una distinción entre femicidio y feminicidio:

Femicidio: Asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer

Feminicidio: Conjunto de femicidios, ante los cuales el Estado no realizan acción


alguna para evitar y perseguir estos crímenes.
4. CASOS EXTREMOS DE VIOLENCIA HACIA LA MUJER

4.1. Embarazo en niñas y adolescentes

Ecuador es uno de los países de América Latina donde la tasa de adolescentes


embarazadas es alta. Este es un serio problema de salud, no solo porque las mujeres
jóvenes son uno de los grupos de riesgo en la mortalidad materna (OMS, 2016), sino
porque se debe diferenciar entre el embarazo adolescente en el grupo de niñas de 15 a
17 como consecuencia del ejercicio de la sexualidad y el embarazo que se produce por
violencia sexual, el cual registra un incremento entre niñas de 10 a 14 años.

En el año 2018, 40 niñas de entre 10 y 14 años son madres cada semana en Ecuador.
Durante los últimos 10 años el alumbramiento en niñas creció en un 78%.

La mayoría de embarazos en niñas de menos de 14 años ocurre en el ámbito familiar,


educativo y en el entorno cercano a la víctima. La mayoría de esos casos no son
denunciados, y aunque lo hagan, la mayoría no les cree, lo que ocasiona depresiones
que pueden llegar al suicidio.

En el Art 117 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se declara como violación
una relación sexual con niñas menores de 14 años.

Según el Observatorio Social del Ecuador (2018) en la publicación Situación de la niñez


y adolescencia en el Ecuador, una mirada a través de los ODS, se tienen los siguientes
datos:

4.2. Ciclo de la violencia

Compartimos con ustedes una información que puede ser de ayuda, y es necesario
difundirla: la violencia no es un hecho aislado, se repite sistemáticamente y muchas
veces la víctima no se percata de su situación.

Leonor Walker, en 1978, describió el carácter cíclico del fenómeno de la violencia e


identificó tres fases o momentos (INMUJERES, 2016). Si las mujeres reconocen que
han pasado por estas fases, en varios momentos de su vida, entonces viven dentro del
llamado CICLO DE LA VIOLENCIA
1. Fase de tensión o acumulación 2. Fase de agresión 3. Fase de calma o reconciliación
Se caracteriza por un aumento Se caracteriza por una descarga En esta fase, denominada también
gradual de la tensión, durante la cual incontrolada de las tensiones que se de luna de miel, desaparece la
la irritabilidad de la pareja va en han acumulado y que llevan a que se violencia y la tensión. Se debe tomar
aumento, sin motivo comprensible y produzca un incidente fuerte de en cuenta que la pareja utiliza
aparente. Generalmente ocurren agresión. Estalla la violencia y estrategias de manipulación afectiva
incidentes de agresiones menores, tienen lugar las agresiones físicas, y muestra un comportamiento
que creen poder manejar de psicológicas y/o sexuales extremadamente cariñoso (regalos,
diferentes formas (calmándolo, disculpas, promesas) con el fin de
complaciéndolo, apartándolo), todo no ser abandonado/a.
esto para evitar que la tensión
aumente.

Este Ciclo intenta graficar un proceso que muchas veces empieza de forma sutil, para ir
aumentando los niveles de violencia; sin embargo, existirán ocasiones en las que la
violencia se presente de manera abrupta sin atravesar todo el proceso.

Es importante que las mujeres víctimas de violencia logren reconocer su situación y los
riesgos que esto implica, de tal forma que se pueda romper el ciclo para trascender hacia
una vida digna y segura en la que logren identificar:

• Los peligros y la necesidad de protegerse a sí misma y a sus hijos e hijas.

• La víctima deberá estar consciente de que ella, por si misma, no podrá corregir,
controlar o cambiar las conductas de su agresor o agresora, a menos que exista una
intervención y apoyo profesional temprano.

• Exigir agilidad en los procesos de protección integral que el Estado tiene la


obligación de garantizar.

• Iniciar un nuevo proyecto de vida.

Si no se realizan procesos de intervención integral muy probablemente estos episodios


repetitivos pueden llegar a extremos indeseables e incluso la muerte de la víctima.

El principal recurso para restituir los derechos de las mujeres víctimas de violencia son
las propias mujeres; sin embargo, dada la gran incidencia de este problema en nuestra
sociedad, amerita la corresponsabilidad del Estado y su institucionalidad a fin de
garantizar y acompañar a las mujeres en este proceso.
SESION3

1. Introduccion

La concepción del término “mujer” ha cambiado a través de la historia. En esta


evolución se advierte un proceso en la manera en que la sociedad ha modificado su
percepción sobre el rol de la mujer en los distintos ámbitos en los que se desempeña día
a día y sobre las desigualdades existentes entre ambos sexos.

Sin embargo, si bien en la actualidad existen entornos en los que las mujeres alcanzan
niveles de autonomía e igualdad frente a los hombres, en los ámbitos laborales, la
responsabilidad, la representación política, etc., aún es común escuchar, en sociedades
como la nuestra, que el nacimiento de una niña es un “mal presagio”, así como la
prevalencia de prácticas misóginas como el femicidio, la violencia o la descalificación
de las capacidades de las mujeres, en uso y abuso de una supuesta superioridad de lo
masculino.[1]

A raíz de la aprobación y puesta en vigencia de la Constitución de la República del


Ecuador, en 2008 se han actualizado, reformado y creado leyes que permiten la
aplicación formal de la norma constitucional. En el Municipio del Distrito
Metropolitano de Quito (MDMQ) se han formulado y aprobado ordenanzas en el eje
social que contribuyen a garantizar el respeto de los derechos de las mujeres y las niñas.

En esta parte se recoge el título de la norma, decreto, convenio o ley; la fecha de


creación o registro y una breve síntesis o artículos en cuanto a la violencia de género,
instrumentos que sirven o han servido para la construcción de política pública y también
para oganizaciones de mujeres para la lucha en contra de la violencia a la mujer.

A continuación se exponen brevemente este conjunto de instrumentos normativos


internacionales:

1.1. DESARROLLO NORMATIVA INTERNACIONAL SOBRE DERECHOS DE LAS MUJERES

DESARROLLO NORMATIVA INTERNACIONAL


SOBRE DERECHOS DE LAS MUJERES
Instrumento Año Principal contenido
Declaración Universal de los 1948 Establece que todas las personas tienen derecho a la
Derechos Humanos vida, la libertad y la seguridad personal.
Convención para la Eliminación 1981 Obliga al Estado a garantizar la eliminación de todas
de Todas las Formas de las formas de discriminación contra la mujer
Discriminación contra la Mujer
(CEDAW)
Convención Internacional sobre 1989 Comprende a niñas, niños y adolescentes. El Estado
Derechos del Niño debe adoptar las medidas legislativas, administrativas,
sociales y educativas necesarias para proteger a las
niñas, niños y adolescentes contra los malos tratos y
el abuso físico, psicológico, mental y sexual.
Declaración y programa de acción 1993 Se reconoce la violencia contra las mujeres y niñas
de Viena como una violación a los derechos humanos, trabaja
en reforzar la Declaración Universal de los Derechos
Humanos y la Carta de las Naciones Unidas.
Convención Interamericana para 1995 Consagra el derecho de las mujeres a vivir una vida
prevenir, sancionar y erradicar la libre de violencia en todas sus formas y obliga a los
violencia contra las mujeres, Estados a adoptar medidas para erradicarla, prevenirla
Belem do Pará 1994, ratificada en y sancionarla.
1995.
Declaración y plataforma de 1995 Promulga la igualdad real de las mujeres y niñas, por
Beijing lo que establece acciones y mecanismos
institucionales que los Estados y los organismos
nacionales e internacionales deben desarrollar para
garantizar el pleno goce de los derechos de las
mujeres y las niñas.
Protocolo de Palermo o Protocolo 2000 Busca prevenir, reprimir y sancionar la trata de
para prevenir, reprimir y sancionar personas, especialmente de mujeres y niños.
la trata de personas, especialmente
mujeres y niños, que complementa
la convención de las Naciones
Unidas contra la delincuencia
organizada transnacional.
Estatuto de Roma 1998, entra en 2002 El artículo 7 del Estatuto de Roma especifica en su
vigencia en 2002 literal “g” como crímenes de lesa humanidad:
“Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada,
embarazo forzado, esterilización forzada o cualquier
otra forma de violencia sexual de gravedad
comparable” (Estatuto de Roma, 1998, p. 5).
Consenso de Quito 2007 Décima Conferencia Regional sobre la Mujer de
América Latina y el Caribe organizado por la
Comisión Económica para América Latina y el
Caribe (CEPAL) y las Naciones Unidas para reiterar
los compromisos de los Estados por garantizar los
derechos de las mujeres.
Convenio 189 de la OIT. En vigor 2013 Convenio sobre el trabajo decente para trabajadoras y
desde 2013 trabajadores domésticos. En el artículo 5 plantea que
“Todo Miembro deberá adoptar medidas para
asegurar que los trabajadores domésticos gocen de
una protección efectiva contra toda forma de abuso,
acoso y violencia”.
1.2. DESARROLLO NORMATIVA NACIONAL SOBRE DERECHOS DE LAS MUJERES

DESARROLLO NORMATIVA NACIONAL Y LOCAL


SOBRE DERECHOS DE LAS MUJERES
Instrumento Año Principal contenido
Ley de Amparo laboral a la Mujer 1997 Derecho a la inclusión laboral de mujeres en el sector privado
Código Orgánico de la Niñez y 2003 Art. 148. Derecho de la mujer embarazada a alimentos.
Adolescencia
Ley orgánica de salud (actualizada en 2006 Art. 31. Violencia como problema de salud Pública. Atención
enero de 2012) integral en los establecimientos de salud a las personas
afectadas por violencia intrafamiliar, sexual y de género.
Ley de Maternidad Gratuita y Atención 2006 Acceso a la salud, atención integral durante el embarazo y la
a la Infancia lactancia.
Constitución de la República del 2008 Art. 1. Garantía de derechos: igualdad y no discriminación. Art.
Ecuador 2008, actualizada en 35. Grupos de atención prioritaria. Protección especial a
diciembre de 2015 personas con doble vulnerabilidad: niñas, adolescentes, adultas
mayores, enfermedades catastróficas, mujeres víctima de
violencia sexual, intrafamiliar, maltrato infantil, desastres
naturales. Art. 66. Derechos de libertad. b) Derecho a la
integridad física, psicológica y sexual. Derecho a una vida libre
de violencia en el ámbito público y privado. Art. 79 y 81.
Acceso a la justicia. Protección especial y no revictimización.
Procedimientos especiales y expeditos en delitos de violencia
intrafamiliar, sexual y crímenes de odio
Código Orgánico de la Función 2009 Art. 232. Competencia de juezas y jueces de violencia contra la
Judicial mujer y la familia. Acceso a la justicia especializada. Juzgados
Contravencionales de Violencia contra la mujer y miembros del
núcleo familiar
Ley Orgánica Electoral y de 2009 Paridad y alternabilidad en las elecciones presidenciales y
Organizaciones Políticas de la seccionales para hombres y mujeres
República del Ecuador
Ley Orgánica de Servicio Público 2010 Art. 5. Ingreso al servicio público. Garantiza políticas
afirmativas de inclusión a grupos de atención prioritaria y la
presencia paritaria de hombres y mujeres en los cargos de
nominación y designación.
Código Orgánico de Ordenamiento 2014 Art. 598. Consejos cantonales de protección de derechos.
Territorial, Autonomía y Atribuciones: formulación, transversalización, observancia,
Descentralización (COOTAD) seguimiento y evaluación de políticas públicas municipales
articuladas a las políticas públicas de los Consejos Nacionales
de la Igualdad.
COIP 2014, actualizado en 2016 2014 Art. 155-159. Delitos de violencia contra la mujer o miembros
del núcleo familiar. Derecho a una vida libre de violencia:
tipifica la violencia física, psicológica, sexual como delitos. La
violencia física como contravención (lesiones que no pasen de
los tres días de incapacidad). Art. 164-175. Delitos contra la
integridad sexual y reproductiva. Derecho a la integridad sexual.
Ley Orgánica Para La Justicia Laboral 2015 Art. 66. Reformas a la ley de seguridad social. Incorpora el
y Reconocimiento del Trabajo en el régimen de pensiones del trabajo no remunerado del hogar.
Hogar
Acuerdo ministerial 0870 2015 Art. 1. Creación de la Dirección Nacional de Violencia de
Género del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos
que ejecuta políticas institucionales para la erradicación de la
violencia de género.
Ley Orgánica Integral para Prevenir y 2018 Art. 1. Establecer políticas integrales, mecanismos para el
Erradicar la Violencia contra las monitoreo, seguimiento y evaluación, y medidas para la
Mujeres prevención, atención, protección y reparación integral de las
víctimas, con el fin de prevenir y erradicar la violencia de
género contra las mujeres, producida en el ámbito público y
privado, durante su ciclo de vida y en toda su diversidad. Art.
48- 54. Creación del Sistema Nacional de Prevención y
Erradicación de la Violencia de Género hacia las Mujeres,
constituido por la información desagregada de instituciones
públicas que proviene de la plataforma de referencia y contra
referencia de atención, cuya creación se encuentra especificada
en el artículo 55 de la presente ley.

.3. NORMATIVA LOCAL EN EL DISTRITO METROPOLITANO DE QUITO

NORMATIVA LOCAL EN EL
DISTRITO METROPOLITANO DE QUITO
Instrumento Año Principal contenido
Ordenanza Metropolitana Nº 042 2000 Se establecen las políticas tendientes a
erradicar la violencia intrafamiliar y de
género en el DMQ.
Ordenanza Metropolitana Nº 241 2008 Regula la protección especial de los derechos
de los niños, niñas y adolescentes en
situaciones de riesgo en las calles del DMQ.
Asegura que niños, niñas y adolescentes que
se encuentran en situación de riesgo en las
calles del DMQ y sus familias, reciban de
forma preferente atención en salud,
educación, acogida, cultura y recreación en
las dependencias municipales que ofrecen
estos servicios. A la vez, busca sancionar el
empleo o patrocinio de actividades lucrativas
de quienes se beneficien del abuso a niños o
niñas.
Ordenanza Metropolitana Nº 246 2008 Regula la protección integral de los niños,
niñas y adolescentes contra la explotación
sexual en el DMQ. El DMQ orientará sus
programas y acciones para prevenir la
ocurrencia de la explotación sexual, comercial
y colaborar en su control, investigación y
sanción. Se engloba la prostitución infantil,
pornografía infantil, turismo sexual, tráfico y
trata de menores.
Ordenanza Metropolitana Nº 235 2012 Establece las políticas de erradicación hacia la
violencia basada en el género en el
DMQ. Derecho a una vida libre de violencia
de género en el ámbito público y privado:
establece los tipos de violencia de género en
el espacio privado y público, y reconoce el
maltrato sexual en el transporte público. Los
organismos y dependencias del MDMQ deben
incorporar el enfoque de género en sus planes
y programas y coordinar acciones con
entidades públicas y privadas para contribuir
a la erradicación de la violencia de género.

1.4. Instrumentos técnico –metodológicos de política pública

DESARROLLO DE LA POLÍTICA PÚBLICA


DERECHOS DE LAS MUJERES
Instrumento Año Principal contenido
Plan Nacional de Erradicación de la 2007 Art. 1 y 3. Se declara como política de Estado la
Violencia de Género hacia la niñez, erradicación de la violencia de género hacia la
adolescencia y mujeres 2007- 2017 niñez, adolescencia y mujeres.
Plan Nacional para el Buen Vivir 2013 6.7 Prevenir y erradicar la violencia de género en
2013-2017 todas sus formas.
Agenda Nacional de Mujeres y la 2014 Estrategia para la consecución de igualdad real
Igualdad de Género 2014- 2017 entre hombres y mujeres y reducción de brechas de
género. “Instrumento técnico-político que sirve al
Estado para lograr la reducción de las brechas de
desigualdad” (Consejo Nacional de Igualdad de
Género, 2014, p.41).
Plan Nacional de Desarrollo Toda 2017 Objetivo 1: Garantizar una vida digna con iguales
una Vida 2017- 2021 oportunidades para todas las personas.

Tiene como metas al 2021:

· Reducir la tasa de femicidios de 0,85 a 0,82


por cada 100 mil mujeres;

· Reducir la tasa de nacimientos en


adolescentes de 10 a 14 años de edad por cada
1.000 mujeres a 2021;
· Disminuir del 76,5% al 63,5% la tasa
específica de nacidos vivos en mujeres
adolescentes entre 15 a 19 años de edad.

Establece que la erradicación de la violencia de


género se logrará con acciones coordinadas y
articuladas entre: el Ministerio de Justicia,
Derechos Humanos y Cultos, la Secretaría Técnica
Plan Toda una Vida, el Ministerio de Educación, el
Ministerio de Salud Pública, la función Judicial, el
Consejo Nacional para la Igualdad, los Gobiernos
Autónomos Descentralizados, el Instituto Nacional
de Estadística y Censos, el Ministerio de Inclusión
Económica y Social y el Ministerio del Interior.

2. LEY ORGÁNICA PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA


VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN EL AÑO 2018.

En enero de 2018 la Asamblea Nacional del Ecuador aprobó la Ley Orgánica Integral
para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, la misma que entró en
vigencia desde su publicación en el Registro Oficial No 175, de febrero del mismo año.

Analizaremos brevemente esta Ley que es una nueva herramienta para la garantía de
derechos.

2. LEY ORGÁNICA PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA


VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN EL AÑO 2018.

2.1. TRES ASPECTOS GENERALES DE LA LEY:

1 Objeto de la Ley:

Prevenir y erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres, sean niñas, adolescentes,
jóvenes, adultas o adultas mayores, así como lesbianas o trans femeninas; sin que
importe su color de piel, en donde nacieron ni en qué condiciones viven. Esta Ley es
para las mujeres en toda su diversidad y, muy especialmente, para aquellas que están en
situaciones de riesgo frente a la violencia. Además, prioriza y establece atención
especializada a niñas y adolescentes.

2 Finalidad de la Ley

Prevenir, es decir, evitar que suceda un hecho de violencia y erradicar o eliminar la


violencia ejercida contra las mujeres.
Esto se logrará a través de directrices claras que contribuyen a cambiar actitudes y
prácticas que, hasta el día de hoy, hacen que la desigualdad entre hombre y mujeres se
mantenga y que, además, parezca “normal”.

Mediante cuatro ejes importantes: prevención, atención, protección y reparación


de las mujeres víctimas de violencia.

3 ¿En dónde se aplica?

En todo el territorio nacional y a todas las mujeres que habitan en el país, sean o no
ecuatorianas. Además, brinda protección a las mujeres ecuatorianas que se encuentran
en situación de movilidad humana, quienes se pueden acercar a las embajadas o los
servicios consulares del Ecuador, no importa en el país donde estén.

3. DEFINICIONES IMPORTANTES

1. ¿Qué es la violencia de género, según la Ley?

Cualquier acción o conducta que se ejerza contra las mujeres, por el solo hecho de ser
mujeres, que les cause muerte, daño y/o sufrimiento físico, sexual, psicológico,
económico, gineco-obstétrico, en el ámbito público o en el ámbito privado.

4.2.2. ¿Cuáles son las formas de violencia, reconocidas en esta ley?

 Violencia física: Toda acción (o la falta de acción) que cause (o pueda causar)
daño físico, dolor, sufrimiento o muerte. Cualquier forma de maltrato o castigo
físico, sea que produzca o no produzca lesiones evidentes internas o externas.
Ejemplos: empujones, cachetadas, golpes, patadas, latigazos, quitar la comida o
la bebida.

 Violencia psicológica: Toda acción (o falta de acción) que produzca (o pueda


producir) daño emocional, disminuir la autoestima, afectar la honra, generar
descrédito, degradar a la persona. Ejemplos: burlas, encierros, amenazas,
control, insultos, aislamiento social.

 Violencia sexual: Toda acción que vulnere el derecho a la integridad sexual y a


la libre decisión y consentimiento sobre la propia vida sexual y reproductiva.
Atenta contra la dignidad e integridad de la víctima y muchas veces también
coacciona a la víctima a través de amenazas, chantajes, imposición, incluso
dentro del matrimonio. Ejemplos: forzamiento de relaciones sexuales,
transmisión intencional de enfermedades de transmisión sexual, matrimonio de
menores de edad, pornografía infantil, entre otros.

 Violencia económica y patrimonial: Toda acción (o falta de acción) que tenga


como consecuencia la reducción o debilitamiento de los recursos económicos o
del patrimonio de una mujer, incluso dentro de la sociedad conyugal en el
matrimonio o de la sociedad de bienes en la unión libre. Ejemplos: la
sustracción, retención o destrucción de bienes, documentos u otros objetos; la
limitación de recursos económicos para cubrir necesidades básicas o el
incumplimiento de obligaciones económicas contraídas, entre otros.

 Violencia simbólica: Todas las acciones que, a través de la producción o


reproducción de mensajes, símbolos, signos, o imposiciones políticas,
económicas, sociales, culturales o de creencias religiosas transmiten, replican y
fortalecen la desigualdad de las mujeres, su exclusión y subordinación.
Ejemplos: propagandas donde el cuerpo de la mujer es exhibido como objeto
sexual, mandatos que obligan a la mujer a obedecer siempre a su marido o a su
padre, mensajes comunes como “la mujer es de la casa, el hombre es de la
calle”, entre otros.

 Violencia política: Toda acción que una persona o un colectivo ejerza contra
una mujer candidata, o electa, lideresa, defensora de derechos humanos,
perteneciente a alguna organización feminista, declarada como feminista, etc;
con el fin de impedir que continúe con su quehacer, limitando sus funciones y
oportunidades, obligándola de cualquier manera a hacer algo que no quiere y va
en contra de dichas funciones. Ejemplos: amenazas a defensoras o sus familias,
órdenes superiores dentro de un partido o movimiento, acoso laboral, calumnias
para destruir la “imagen pública”, violación al debido proceso y otros.

 Violencia gineco-obstétrica: Toda acción (o la ausencia de ella) que impida o


limite de cualquier forma la libre decisión de las mujeres sobre su vida sexual y
reproductiva. Incluye la limitación o ausencia de atención de salud gineco-
obstétrica de mujeres embarazadas o no; imposición de prácticas médicas,
esterilización forzada, ausencia o abuso de medicación, entre otras.

LOS AVANCES DE LA LEY

Esta nueva Ley significa, para las mujeres y para el país, al menos SEIS avances en
comparación con toda la legislación ya existente. ¿Cuáles son?
4.1. LOS AVANCES DE LA LEY

1. Reconoce varios tipos de violencia (Título I- Capítulo II – Art. 10)

Como se ha descrito anteriormente, la Ley reconoce no solamente la violencia física,


psicológica y sexual, sino también la violencia económica y patrimonial, la simbólica,
política y gineco-obstétrica. ¿Por qué es un avance? Porque reconoce que la violencia
contra las mujeres tiene múltiples rostros y obliga al Estado a actuar en contra de estas
otras formas de violencia, cuyo ejercicio tiene ciertas particularidades cuando va
dirigido hacia las mujeres.

2. Establece el Sistema Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las


Mujeres (Título II – Capítulo I- Art. 13-14-15)

Este Sistema es un conjunto organizado y articulado de instituciones, normas, planes,


políticas, programas, mecanismos y acciones de prevención, atención, protección y
reparación integral de derechos a las mujeres en situación de violencia.

El Sistema tiene por objetivo determinar lineamientos y mecanismos para que las
instituciones del Estado formulen políticas y cuenten con servicios para prevenir y
erradicar todos los tipos de violencia contra todas las mujeres a través de un trabajo
coordinado y articulado entre los diversos actores e instituciones, tanto del Estado como
de la sociedad civil.

¿Qué instituciones forman parte del Sistema Integral para Prevenir y Erradicar la
Violencia contra las Mujeres? (Título II-Capítulo II- Art. 20-21-22)

 Ente rector de las políticas públicas en Justicia y Derechos Humanos;


 Ministerio de Educación
 Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT)
 Ministerio de Salud Pública (MSP)
 Ministerio del Interior (MDI)
 Ministerio de Trabajo (MDT)
 Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES)
 Consejo Nacional para la Igualdad de Género (CNIG) y el resto de los Consejos
Nacionales para la Igualdad
 Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y la Comunicación (CORDICOM)
 Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC)
 Servicio Integrado de Seguridad ECU 911
 Consejo de la Judicatura (CJ)
 Fiscalía General del Estado (FGE)
 Defensoría Pública (DP)
 Defensoría del Pueblo (DPE)
 Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME),
 Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (CONGOPE)
 Consejo Nacional de Gobiernos
 Parroquiales, Rurales del Ecuador (CONAGOPARE)
 Consejo Nacional Electoral;
 Asamblea Nacional; y,
 Red de casas de acogida y centros de atención en nivel nacional y local.

3. Dispone la creación de instrumentos de información

 Registro Único de Violencia contra las Mujeres (Título II – Art. 16 –


Numeral 1): La información generada por todos los organismos que integran el
Sistema Nacional Integral para la Prevención y Erradicación de la Violencia
contra las Mujeres será procesada y actualizada permanentemente, de modo que
el país y los organismos pertinentes cuenten con datos suficientes y oportunos
para la toma de decisiones.
 Observatorio Nacional de la Violencia (Título II – Art. 16 – Numeral 2):
Estará encargado de elaborar informes, estudios y propuestas para asegurar la
implementación efectiva de la Ley. Producirá, sistematizará y analizará datos
útiles para la toma de decisiones.

4.2. LOS AVANCES DE LA LEY

4. Establece espacios ciudadanos de prevención (Artículo 66)

Si bien las herramientas de producción e interpretación de información son ya


herramientas que sirven a la prevención contra la violencia, la Ley establece
mecanismos de participación y control social. Estas son:

 Comités de usuarias: tanto a nivel local como nacional, que vigilarán el cumplimiento
de esta Ley.
 Comités Ciudadanos de Vigilancia: pueden ser promovidos por las entidades que
forman parte del Sistema Nacional Integral para la Prevención y Erradicación de la
Violencia, en todos los niveles de gobierno, y en articulación con lo que dispone la Ley
Orgánica de Participación Ciudadana.
 Acciones de veeduría y seguimiento: realizadas por organizaciones, colectivos, redes y
movimientos que observarán que los organismos que conforman el Sistema, actúen en
concordancia con la Ley.

5. Define lineamientos para la formulación de política pública especializada

Es decir, establece orientaciones y alternativas diversas para que el Estado a través de


las instituciones correspondientes, diseñe políticas públicas encaminadas a:

 PREVENCIÓN: previene la violencia contra la mujer


 ATENCIÓN: brinda atención inmediata, oportuna y especializada a mujeres que son
víctimas de violencia
 PROTECCIÓN: asegura la integridad de las víctimas
 REPARACIÓN: Otorga medidas de reparación a favor de las víctimas y su familia

6. Contempla mecanismos de protección:

 Medidas administrativas inmediatas de protección: Su objetivo es evitar o


cesar la amenaza o vulneración de la vida e integridad de las mujeres. Son de
carácter inmediato y provisional. Ejemplos: boletas de auxilio, órdenes de
restricción, salida del domicilio o del espacio en el que se ha cometido el acto de
violencia de la persona agresora, y otras.
 Acciones Urgentes: Son medidas que pone en marcha la Policía Nacional para
resguardar la vida e integridad de las mujeres víctimas de violencia. Ejemplos:
acompañamiento a la víctima a su domicilio, si así lo pide, o ante la autoridad
competente, activación de botón de pánico, etc.
 Sistema de Alertas Tempranas: Su objetivo es evitar el femicidio a través de la
identificación del riesgo que tiene una mujer víctima de violencia. Para cumplir
con este fin se activarán los servicios de protección y atención que se encuentran
en la Ley. La identificación del riesgo es posible gracias a la información que
recogerá el Registro Único de Violencia contra las Mujeres.

Las últimas décadas han significado un gran avance en la lucha de las mujeres por
lograr la igualdad de derechos a nivel mundial, Sin embargo, y pese a los avances
legales, preocupa la persistencia de las marcadas inequidades que viven las mujeres,
principalmente las que pertenecen a los grupos de mayor vulnerabilidad: niñas,
adolescentes embarazadas, adultas mayores, indígenas y afrodescendientes.
MODULO 4

REFLEXIÓN/EXPERIENCIA:
Favor lea el siguiente testimonio:

Hoja médica:

Embarazo no planeado, no usaba anticonceptivos, no tiene antecedentes de drogas,


alcohol, tabaco, violencia. No conoce si recibió vacuna contra la rubeola, no recibió
hierro, ni ácido fólico. No se hizo test de paludismo, glicemia, bacteriuria, estreptococo
beta-hemolítico. La niña era deportista, había ganado medallas, le gustaba estudiar. No
tuvo preparación para el parto, no tuvo consejería prenatal. Además señala adecuada
succión del niño y adecuado manejo materno.

Diagnóstico de Psicología:

Trastorno adaptativo, abuso sexual, buen apoyo familiar, madre y padrastro la apoyan
moral y económicamente, no hay rechazo del bebé, si aceptación. Va a continuar los
estudios (6to de básica). En la escuela se enteraron y la apoyan. Psicóloga le habla de
sexualidad responsable a futuro y los riesgos de no tener relaciones sexuales para lo cual
hay buena aceptación. Se buscaran factores protectores externos.

Al momento del alta, Psicología refiere que no es necesario planificación familiar.

Trabajo Social:

Paciente no conoce al padre, es la segunda de dos hermanos, no hay antecedentes de


violencia intrafamiliar. Refiere que fue drogada con una cola. Familia se entera del
embarazo cerca de dar a luz. Madre se compromete a poner denuncia en la fiscalía pero
no lo hace. Madre recicla botellas y el padrastro es chofer. Presenta un estado depresivo
leve.

Azucena es una niña de 11 años, mestiza, soltera, embarazada producto de una violación
que no fue denunciada por su familia.

Azucena era deportista, había ganado medallas y le gustaba estudiar.

Violada por un cocinero del ex penal García Moreno, que es un “conocido de la madre”.
Ella nunca supo lo que le pasó, pensó que la sangre que vio en sus interiores era
menstrual. Acude a Centro de Salud por falta de menstruación, y no detectan el
embarazo, que luego fue detectado en otra unidad.

Llega a un servicio de salud de tercer nivel en donde la atiende un equipo


multidisciplinario compuesto por ginecólogo, pediatra, trabajadora social, psicóloga.
Destaca la HC un desgarro en la horquilla vaginal Grado 1, que según la descripción
médica no es grave, es superficial y no compromete tejidos profundos lo que demuestra
que tuvo un parto vaginal.

Tomado de la publicación:

"Vidas Robadas II. Una respuesta incompleta del Estado al embarazo infantil, No
es respuesta. Análisis de las acciones estatales en un Servicio Público del Sistema de
Salud en Ecuador”. Fundación Desafío. 2018

Última modificación: jueves, 21 de febrero de 2019, 16:24

Si, ya que como servidores públicos como también trabajadores particulares que tengan a su
cargo la atención de víctimas de violencia de género y que lleguen a conocer hechos o actos
que puedan constituir presuntos delitos o contravenciones relacionados con cualquier forma
de violencia de género, deberán denunciarlo a las autoridades administrativas y judiciales
competentes de manera inmediata

SESION 5

REFLEXIÓN/EXPERIENCIA:
Con base en el video presentado le invitamos a reflexionar su aplicación
en el siguiente caso de análisis:

Yo me casé joven con un hombre mucho mayor, él me lleva 15 años. Desde el


principio empecé a notar que me trataba mal, especialmente porque tomaba mucho
trago. Todos los fines de semana llegaba con sus amigotes y yo tenía que atenderlos
hasta la madrugada.

Muy pronto quedé embarazada de la primera nena y él estaba convencido que iba a ser
un varoncito, cuando se enteró que iba a ser mujer se llenó de iras, pero finalmente se
resignó. Hicimos lo posible por tener otro bebé, aunque él me trataba muy mal, yo
pensé que al darle un hijo las cosas cambiarían, pero no fue así.

Traté de buscar ayuda con mi familia, pero mi mamá me dijo que me tenía que aguantar
porque era mi marido. Yo era muy joven y no sabía a quién recurrir así que llegó al
punto de pegarme estando embarazada porque no le tenía la merienda lista. Sufrí
mucho y con mi corazón hecho pedazos nació la segunda nena, él no la quiso ni ver, la
despreciaba porque era mujer.

Después de una de las reconciliaciones quedé nuevamente embarazada, pensé que esta
vez si iba a ser varoncito, él se emocionó y le compró ropa, balones, carritos y todo lo
que se ocurría para su “hijo”, pero para nuestro sorpresa volvió a ser mujercita, eses día
me dijo que era mi culpa, que yo lo odiaba y por eso había tenido una niña. Desde ahí
mi vida se volvió un verdadero infierno, me pegaba, ignoraba a mis hijas y yo trataba de
compensarlas dándoles todo mi amor.

No entendía porque las discriminaba por ser mujeres. Hasta que conseguí un trabajo y
mis compañeros me ayudaron a salir de esa situación de violencia.

Hoy soy una mujer feliz, porque encontré la fuerza para salir adelante sola, amo a mis
hijas y las valoro por ser mujeres, son muchachas estudiosas y trabajadoras, me siento
muy orgullosa de ellas.

Diana C.

1. RUTA DE ATENCIÓN Y PROTECCIÓN DE DERECHOS DE


MUJERES EN SITUACIÓN DE VIOLENCIA EN EL MARCO DEL
SISTEMA DE PROTECCIÓN INTEGRAL

En el marco del Sistema de Protección, todas las organizaciones que la conforman se


articulan a través de una ruta, que se activa acorde a la competencia de cada organismo
para responder a la violencia que viven las mujeres.

Si bien la Ruta se genera a partir del hecho de la violencia que sufre una mujer, se deben
generar condiciones para la erradicación de la violencia en términos generales, lo que
significa trabajar también en la prevención.

Se identifican tres grandes momentos para lograr la protección integral:

1. RUTA DE ATENCIÓN Y PROTECCIÓN DE DERECHOS DE


MUJERES EN SITUACIÓN DE VIOLENCIA EN EL MARCO DEL
SISTEMA DE PROTECCIÓN INTEGRAL
1.1. ANTES DE LOS HECHOS DE VIOLENCIA

Prevención:

La prevención a través de mecanismos de sensibilización y concientización está dirigida


a eliminar progresivamente los patrones socioculturales y estereotipos que se justifican
o naturalizan con el fin de erradicar la violencia contra las mujeres.

En cumplimiento del principio de corresponsabilidad, la sociedad civil y la familia en


todos sus tipos, podrán proponer, promover y desarrollar actividades para prevenir y
erradicar la violencia contra las mujeres: niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y adultas
mayores en su diversidad, así como también, ser parte activa de los planes y programas
generados desde el Estado para el mismo fin.

La Ley para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres establece diversas
medidas de prevención, que las podemos resumir en:

 Fortalecer la coordinación interinstitucional para la prevención de violencia contra las


mujeres.
 Incorporar el Enfoque de Género en todos los niveles del sistema de educación formal
y no formal, intercultural y bilingüe. Así como la formación y evaluación
permanentemente a servidoras y servidores públicos;
 Transformar los patrones socioculturales para prevenir la violencia contra las mujeres;
 Regular y prohibir la difusión de los contenidos comunicacionales y que reproducen la
violencia contra las mujeres;
 Empoderar a las mujeres para su autonomía socioeconómica y conocimiento de
derechos.

1.2. DURANTE LOS HECHOS DE VIOLENCIA:

Durante un hecho de violencia se distinguen dos momentos: atención y


protección

ATENCIÓN:

Las autoridades en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán prestar atención


médica, psicológica, socioeconómica y asesoría jurídica a las mujeres víctimas de
violencia, de manera especializada, interseccional, interdisciplinaria, integral, inmediata
y gratuita.

Las mujeres, niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y adultas mayores víctimas de


violencia, recibirán atención especial, prioritaria y oportuna de cualquier autoridad y en
todos los servicios públicos o privados necesarios para garantizar un trato digno, con
calidad y calidez, en todas las instancias, niveles y modalidades de servicios.

La asistencia a la víctima de violencia estará a cargo de profesionales especializados en


la materia y deben:

 Brindar servicios de atención oportunos y pertinentes según edad, género,


pertenencia cultural, existencia o no de discapacidad y condición migratoria.
 Evitar la revictimización.
 Garantizar el acceso a atención emergente e integral.
 Asegurar servicios de atención jurídica, médica, psicológica, etc, a través de las
instituciones del Sistema, de manera gratuita, profesional y especializada, 24
horas al día y asegurando cobertura en un mismo territorio, de modo que la
víctima no tenga que ir de un lugar a otro.
 Contar con protocolos de atención integral vinculados con el otorgamiento de
medidas administrativas de protección.
 Fortalecer los servicios de atención especializada y las casas de acogida para
mujeres víctimas de violencia.

1.3. PROTECCIÓN:

PROTECCIÓN:

Las medidas de protección impuestas por la autoridad competente son de aplicación


inmediata, para salvaguardar la vida, la integridad física, psicológica, sexual; y, los
derechos patrimoniales, económicos y laborales de las mujeres en situación de violencia
y de sus dependientes.

Las medidas que se otorgan a las víctimas de violencia deben ser apropiadas y
proporcionales a la gravedad del hecho que amenaza o vulnera sus derechos.

Recordemos los mecanismos de protección existentes:

1) Acciones urgentes:

Son ejecutadas por la Policía Nacional cuando exista o se presuma una inminente
vulneración o riesgo a la vida e integridad de la víctima. Según los protocolos
establecidos de la siguiente manera:

 Acudir de manera inmediata ante una alerta generada por: botón de pánico, llamada
al Servicio Integrado ECU 911, video vigilancia, patrullaje, vigilancia policial y otros
mecanismos de alerta;
 Activación de los protocolos de seguridad y protección a las mujeres víctimas de
violencia de género;
 Acompañamiento a la víctima para reintegrarla a su domicilio habitual, cuando así lo
solicite o para que tome sus pertenencias, de ser el caso;
 Acompañar a la víctima a la autoridad competente para solicitar la emisión de la boleta
de auxilio y la orden de restricción de acercamiento a la víctima por parte del presunto
agresor, en cualquier espacio público o privado; y,
 Solicitar atención especializada a las entidades que conforman el Sistema Nacional
Integral de Prevención y Erradicación de la violencia contra las mujeres, a favor de la
víctima y de las personas que dependen de ella.

2) Medidas administrativas de protección:


Son otorgadas por las Juntas Cantonales de Protección de Derechos; y las Tenencias
Políticas.

En lugares donde no existan Juntas Cantonales de Protección de Derechos, serán las


Comisarías Nacionales de Policía, los entes competentes para otorgar las medidas
administrativas inmediatas de protección.

No se puede negar el otorgamiento de las medidas administrativas inmediatas de


protección, por razones de ámbito territorial.

Las principales medidas son:

 Emitir boleta de auxilio y orden de restricción de acercamiento a la víctima por


parte del agresor.
 Ordenar el regreso de la víctima a su domicilio habitual, una vez que ella lo
solicite y haya garantías de protección de su vida e integridad.
 Ordenar la inserción de los dependientes en programas de atención y protección,
a solicitud de la víctima.
 Prohibir a la persona agresora esconder o trasladar bienes o a las personas
dependientes (hijos e hijas, por ejemplo).
 Prohibir a la persona agresora o a terceros intermediarios cualquier amenaza,
chantaje, intimidación a la víctima.
 Ordenar a la persona agresora la salida del domicilio cuando su presencia
constituya un riesgo a la integridad y vida de la víctima.
 Disponer la instalación de dispositivos de alerta (por ejemplo, botón de pánico o
patrullajes por parte de la Policía Nacional).
 Prohibir que la persona agresora retenga u oculte bienes de la víctima y sus
dependientes, si ya lo hizo disponer su devolución inmediata
 Disponer, de ser necesario, la flexibilización del horario laboral de la víctima de
violencia.
 Ordenar la suspensión temporal del agresor de actividades deportivas, artísticas,
etc.
 Cualquier otra medida que asegure la integridad y la vida de la víctima.

Dentro de un proceso judicial, es competencia de los jueces la protección a las mujeres


que viven situaciones de violencia, para esto tienen la potestad de dictar medidas de
protección como lo establece el COIP para brindar protección y atención desde la fase
pre procesal hasta cuando la o el juez considere que han cesado las circunstancias que
ocasionaron la situación de vulneración de derechos.

Adicionalmente la o él juez puede determinar:

 Privación a la persona procesada de la custodia de la víctima niña, niño o


adolescente o persona con discapacidad y en caso de ser necesario
nombramiento a una persona idónea como su tutora, tutor o curadora o curador,
de acuerdo con las normas especializadas en niñez y adolescencia o el derecho
civil, según corresponda.
 Suspensión del permiso de tenencia o porte de armas de la persona procesada si
lo tiene o retención de las mismas.
 Ordenar el tratamiento respectivo al que deben someterse la persona procesada o
la víctima y sus hijos menores de dieciocho años, si es el caso.
 Suspensión inmediata de la actividad contaminante o que se encuentra afectando
al ambiente cuando existe riesgo de daño para las personas, ecosistemas,
animales o a la naturaleza, sin perjuicio de lo que puede ordenar la autoridad
competente en materia ambiental.
 Orden de desalojo, para impedir invasiones o asentamientos ilegales, para lo
cual se deberá contar con el auxilio de la fuerza pública.
 Cuando se trate infracciones de violencia contra la mujer o miembros del núcleo
familiar, además de las medidas cautelares y de protección, la o el juzgador
fijará simultáneamente una pensión que permita la subsistencia de las personas
perjudicadas por la agresión de conformidad con la normativa sobre la materia,
salvo que ya tenga una pensión.

Además de las medidas de protección mencionadas anteriormente, el juez o la jueza que


conoce la denuncia o la solicitud de la fiscalía, puede valorar otros aspectos que tienen
que ver con el nivel de riesgo en el que se encuentra la víctima o su familia y puede:

 Reforzar su seguridad con protección policial a través de la activación del botón


de pánico, patrullaje periódico, visitas de la policía comunitaria al domicilio.
 Disponer el uso de dispositivos electrónicos -en caso de existir- para asegurar
que el agresor o agresora no se acerque, persiga o intimide a la víctima, testigos
o familiares.

2. DESPUÉS DE LA VIOLENCIA SUFRIDA:

Restitución o Reparación:

Cuando concluye un proceso judicial con sentencia a favor de la víctima, la autoridad


judicial competente ordenará la reparación integral por el daño material e inmaterial
causado.

La reparación por el daño material comprenderá además la compensación por la pérdida


o detrimento de los ingresos de las víctimas de violencia, los gastos efectuados con
motivos de los hechos y sus consecuencias.

La reparación por el daño inmaterial o moral puede comprender tanto los sufrimientos o
aflicciones causados a las víctimas directas e indirectas y a sus allegados, el menoscabo
de valores muy significativos para las personas, como las alteraciones de carácter no
pecuniario, en las condiciones de existencia de la víctima.

El Código Orgánico Penal Integral identifica como mecanismos de reparación integral


los siguientes:
MECANISMOS DE REPARACIÓN INTEGRAL

3. Denuncia

La denuncia parecería que ocupa el último lugar, ésta se la puede hacer paralelamente a
los otros procesos y, de hecho, es importante para activar los mecanismos de protección.

Cuando se habla de la denuncia no se habla únicamente de un documento formal y


escrito que cumple con determinados requisitos contemplados en una ley, sino de su
concepción amplia y accesible, entendida como todo aviso mediante el cual se pone en
conocimiento de un organismo o autoridad competente la realización de una
vulneración de derechos en contra de una persona.

Para ello e importante, definir si se ha cometido un delito o una contravención:

 Delito: Cuando heridas, lesiones o golpes generen incapacidad (no se pueden


realizar actividades cotidianas) mayor a tres días.
o En este caso se debe poner la denuncia en la Fiscalía, la misma que es
competente para iniciar la investigación pertinente.

 Contravención: cuando la lesión o incapacidad, no excede los tres días, se


puede poner la denuncia en UNA de las tres instancias siguientes:

 Unidad de Violencia contra la Mujer y la Familia – UVMF.- que puede


conocer hechos y actos de violencia contra la mujer o miembro del núcleo
familiar, dictar medidas de protección y sancionar al presunto vulnerador de
derechos en caso de ser una contravención.
 Juntas Cantonales de Protección de Derechos y las Tenencias Políticas.-
Autoridades competentes para otorgar las medidas administrativas inmediatas de
protección según la Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia
contra Mujeres.
 Comisarías Nacionales de Policía.- Entes competentes para otorgar las
medidas administrativas inmediatas de protección donde no existan Juntas
Cantonales de Protección de Derechos, las

El contenido de la denuncia identificará:

 Nombres apellidos, dirección domiciliaria o casillero judicial o electrónico de la


o el denunciante y la relación clara y precisa de la infracción y de ser posible con
expresión del lugar, día y hora en la que fue cometido.
 Se dejará constancia del día y hora de presentación y si es posible, se
consignarán los siguientes datos:

1. Los nombres y apellidos de las o los autores, cómplices, si se los conoce, así
como los de las personas que presenciaron la infracción o que puedan tener
conocimiento de ella.
2. Los nombres y apellidos de las víctimas y la determinación de los daños
causados.

Sin embargo, la denuncia al ser un derecho también se convierte en una obligación,


como lo establece el COIP (Art. 421):

“La persona que llegue a conocer que se ha cometido un delito de ejercicio público de la
acción, podrá presentar su denuncia ante la Fiscalía, al personal del Sistema
especializado integral de investigación, medicina legal o ciencias forenses o ante el
organismo competente en materia de tránsito. La denuncia será pública, sin perjuicio de
que los datos de identificación personal del denunciante, procesado o de la víctima, se
guarden en reserva para su protección”.
4. Seguimiento

El seguimiento se orienta a que se garantice que la víctima acceda al cumplimiento de


todos sus derechos a lo largo de todo el proceso, desde la atención, protección,
denuncia, hasta la reparación.

Si bien la víctima o la entidad que la acompaña puede dar seguimiento a todo el


proceso, es importante señalar que se puede considerar la conformación de mecanismos
de veeduría y control social (veeduría, comités de usuarios, defensorías comunitarias)
que promuevan que la víctima efectivamente acceda a una protección integral.

En este sentido, el Consejo de Protección de Derechos, cumple un papel de vital


importancia, pues desde su rol de observancia, será el encargado de hacer el
seguimiento correspondiente para que las políticas públicas definidas para la
erradicación de la violencia contra la mujer, se cumplan.

Para ello, a través de los consejos consultivos, en este caso de mujeres, se podrán
organizar mecanismos de control social que permitan en primer lugar visibilizar la
problemática, pero aún más importante, incidir políticamente para garantizar una vida
libre de violencia, tal como manda la Constitución.