Vous êtes sur la page 1sur 96

62/2013

n.o 62/2013
6,50 €

EL LEGADO
DE FREUD
La neurociencia
demuestra la eficacia
del psicoanálisis

MEDICINA
La carrera contrarreloj
para tratar el ictus
APRENDIZAJE
Las ventajas de manuscribir
NEUROLOGÍA
SEPTIEMBRE/ OCTUBRE 2013

Memorias casi perfectas


SERIE
TÉCNICAS DE LA NEUROCIENCIA (V) 00062

Neuroimagen por tensor de difusión


9 771695 088703
SUM ARIO

10 50 70

Niños artistas Infarto cerebral Cableado visible


Los pequeños con dotes pictóricas ven el En caso de ictus, los médicos intentan rea- La imagen por tensor de difusión rastrea las
mundo de distinta forma que sus compañe- brir cuanto antes los vasos sanguíneos obs- moléculas de agua en el cerebro; ello permi-
ros de la misma edad. truidos. Las nuevas técnicas ayudan a ello. te ver las fibras de la sustancia blanca.

ARTÍCULOS

P SI CO LO GÍ A IN FA N T I L SUEÑ O N EU RO CI EN CI A
10 Artistas precoces 36 Sueños lúcidos 64 Corriente continua
Algunos niños dibujan con gran dis- A veces, el durmiente se sabe soñan- para la creatividad
frute, además de revelar un primor do. Incluso puede influir en los suce- El síndrome del sabio ha inspirado
­absoluto para ello. ¿Dónde nace su sos de sus fantasías nocturnas. El es- una técnica de estimulación cerebral
talento excepcional? Por Jennifer tudio de la actividad eléctrica cerebral ideada para potenciar la capacidad
E. Drake y Ellen Winner revela los procesos neuronales que de imaginar soluciones originales y
se esconden tras este estado entre el creativas. Por Allan W. Snyder, Sophie
A PREN D IZ A J E sueño y la vigilia. Por Ursula Voss Ellwood y Richard P. Chi
18 Las ventajas de escribir
a mano M ED I CI N A S E R I E «T ÉCN I C A S
50 Ictus: carrera contrarreloj DE L A N ­ EU RO CI EN CI A» ( V )
Cada vez más, el teclado desplaza al
bolígrafo y al papel en nuestro día La mayoría de los infartos cerebra- 70 Tras las vías nerviosas
a día. ¿Un avance o un retroceso? les se deben a una obstrucción en de la sustancia blanca
Según las investigaciones, manuscri- los vasos sanguíneos. Las técnicas La imagen por tensor de difusión
bir aviva la creatividad y refuerza la modernas contribuyen a disolver permite seguir el rastro de las mo-
memoria. Por Gabriele Paschek con rapidez la peligrosa congestión. léculas de agua en el cerebro. Los
Cada minuto vale su peso en oro. investigadores descubren mediante
Por Joachim Röther esta técnica el curso de las fibras ner-
viosas que comunican diversas áreas
cerebrales. Por Reiner Goebel y Jan
CO GN I CI Ó N
Zimmermann
58 Una memoria superior
Ciertas personas recuerdan al detalle
casi cada día de su vida. La ciencia busca
en su cerebro el secreto de tan asom­
brosa capacidad. Por Daniela Zeibig

Septiembre / Octubre de 2013 – N.o 62

2 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


N E U RO P SICOA N Á LI SI S
P SI COT ER A PI A
22 Búsqueda del trastorno
en el inconsciente
Los procedimientos psicodinámicos se
encuentran hoy en día entre los trata-
mientos más extendidos para los tras-
tornos psicológicos. ¿Qué diferencia al
psicoanálisis de otras terapias? ¿Cuál es
su eficacia? Por Dunja Voos

26 Efectos del psicoanálisis en el cerebro


Las técnicas de neuroimagen actuales confirman
la eficacia de la terapia psicoanalítica. ¿Se cumple
al fin una vieja visión de Sigmund Freud?
Por Anna Buchheim, Manfred Cierpka,
Horst Kächele y Gerhard Roth

30 La psicoterapia a examen
Cerca de uno de cada diez pacientes se siente peor tras
la psicoterapia. Al igual que sucede con los fármacos,
los tratamientos psicológicos pueden producir efectos
secundarios, mas se echa en falta una descripción
estandarizada. Por Carsten Spitzer, Rainer Richter,
Bernd Löwe y Harald Freyberger

SECCIO NES

4 Encefaloscopio 41 Instantánea 76 Syllabus


> Personalidad feliz Arcoíris neuronal Agenesia del cuerpo calloso
> Videojuegos para la dislexia 42 Sinopsis Por Claudia Christine Wolf
> Furtivos saboteadores de la salud El estrés en el cerebro 81 Ilusiones
> Trastorno mental tras la UCI ¡Qué mente tan retorcida!
44 Avances
> Maternidad y síndrome obsesivo- Por S. L. Macknik y S. Martínez-Conde
> Decisiones en grupo. Por S. Arganda,
compulsivo
A. Pérez Escudero y G. G. de Polavieja 84 Retrospectiva
> Plaguicidas y párkinson
> La dopamina regula la motivación. El hipnotismo y los inicios
> Nanotecnología contra el alzhéimer
Por M. Correa Sanz y J. D. Salamone de la psicoterapia en España
> Agresiones cariñosas
> «Ojos» de silicio contra la ceguera. Por Ángel González de Pablo
> Trascender los límites de los
Por Christof Koch 93 Libros
­escáneres cerebrales
> Ratones más listos con células Cooperación. Teoría de la mente
humanas Por Luis Alonso

www.menteycerebro.es

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 3


ENCEFALOSCO PIO

PSICOLOGÍA

Personalidad feliz
Nuestra satisfacción vital depende más del carácter que de la situación económica

A pesar de la clásica convicción de que los rasgos de perso-


  nalidad están tallados en piedra, numerosos estudios dan
prueba de que no es así. Ahora se ha visto que las mudanzas de
demográficas, por ejemplo, su estado civil o laboral. Los leves
desplazamientos de la personalidad se encontraban más estre-
chamente vinculados a la satisfacción vital que los demás indi-
carácter pueden pesar más para baremar la satisfacción vital de cadores. Por ejemplo, personas que se volvieron menos amables
una persona que los azares económicos. informaron que se sentían menos realizadas que cuatro años
Estudios anteriores revelaban que la personalidad constituye, atrás; en cambio, las que se mostraban más abiertas que antes
si se la considera de manera aislada, dijeron hallarse más satisfechas.
el factor de mayor peso en la percep- Este estudio no se proponía indagar
ción del propio bienestar. En concre- las causas de las variaciones de perso-
to, explica un 35 por ciento de las nalidad. Sin embargo, otro trabajo re-
diferencias interindividuales sobre la ciente revela que ciertas experiencias
satisfacción vital. Pese a ello, las in- sí pueden modificar rasgos concretos.
vestigaciones acerca del bienestar se Los traumas psicológicos (como los su-
han venido enfocando sobre variables fridos por soldados en el combate) se
menos decisivas, entre ellas, la renta relacionan con mermas en amabilidad
personal o la situación laboral, por la y en responsabilidad.
errónea convicción de que la persona- Por otro lado, se han diseñado con

NOMA BAR
lidad queda plasmada en los primeros éxito programas que potencian la
años de vida adulta. apertura a la experiencia, rasgo que
Un estudio reciente, publicado en marzo en Social Indicators parece pronosticar mejor salud y longevidad. En un experimento
Research, indagaba la relación entre la evolución de los rasgos de publicado en diciembre de 2012 en Psychology and Aging se halló
carácter y la satisfacción vital. Investigadores de la Universidad de que un plan de formación aumentaba la apertura en los adultos
Manchester evaluaron a 8625 personas, de edades comprendidas de bastante edad.
entre 15 y 93 años, en dos momentos separados por cuatro años. Según otro trabajo, la apertura aumentaba al hacerlo la cons-
Por un lado, midieron las cinco grandes dimensiones de la perso- ciencia del propio cuerpo, fenómeno que proporciona el baile y,
nalidad (apertura a experiencias, responsabilidad, extroversión, posiblemente, otras formas de actividad física. «No solo cambia la
amabilidad y neuroticismo) y rastrearon fluctuaciones en aspectos personalidad, sino que esta constituye una influencia importante
externos de la vida de los sujetos, entre ellos, estado civil, ingresos y una posible vía hacia un mayor bienestar», explica Christopher
y situación laboral. Boyce, en la actualidad en la Universidad Stirling y autor principal
Los datos revelan que, en esos cuatro años, el carácter de los del estudio, publicado en Social Indicators Research.
investigados se modificó no menos que algunas de sus variables —Tori Rodriguez

PSICOTER APIA

Videojuegos para la dislexia


Mediante la afinación de la atención visual se refuerza la capacidad de lectura

E n el tratamiento de la dislexia, el en- un videojuego de acción durante nueve


THINKSTOCK

trenamiento de la atención pudiera sesiones de 80 minutos, aumentaron su


imponerse a la ejercitación lingüística, velocidad de lectura, sin errores. Estas
y los videojuegos pudieran ser justo lo mejorías se mantuvieron al menos dos mejoría que se produce de forma natural
requerido, según un estudio publicado meses, y aventajaron a las observadas en en la dislexia al cabo de un año.
en Current Biology. Investigadores de la otros diez niños disléxicos que jugaron a El estudio, aunque limitado, refuerza
Universidad de Padua han señalado que una variante del mismo juego de conso- los indicios de que la dislexia resulta, en
diez niños con dislexia que practicaron la, pero sin acción. También superaron la parte, de problemas en el enfoque de la

4 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


PSICOLOGÍA

Furtivos saboteadores de la salud


El inconsciente suele influir en nuestra capacidad de decisión

A menudo, los propósitos de hacer


  ejercicio y alimentarse de forma
correcta no llegan a buen puerto. Tres
Numerosas investigaciones contradicen
este planteamiento, pues constatan que
los pensamientos repercuten en pará-
artículos arrojan luz sobre las influen- metros fisiológicos (el ritmo cardíaco o
cias inconscientes que afectan a nuestra la concentración de hormonas), y que el
capacidad de decisión. ejercicio físico influye sobre el estado de
Atención a las incertidumbres. La ánimo y las facultades cognitivas.
búsqueda de empleo o la perspectiva Aunque la tentación sea débil, man-

CORBIS
de un examen médico pueden provocar téngase alerta. Resulta fácil sobrevalorar
miedo ante el porvenir, e incluso influir Cuerpo y mente forman una sola la salubridad de alimentos menos tenta-
en lo que se ingiere. En un artículo pu- entidad. En varios estudios publicados dores que los manjares responsables de
blicado en Organization Behaviour and el año pasado en Psychological Scien- nuestros principales pecados, afirma un
Human Decision Processes, probandos ce, investigadores de la Universidad de estudio publicado en Appetite. Se pidió a
a quienes se les hizo sentir inseguros Colonia estudiaron el vínculo entre las los probandos que valorasen diferentes
prefirieron comerse un tiramisú antes conductas saludables y la creencia en alimentos según sus beneficios para la
que una pieza de fruta. «La inseguridad la dualidad mente y cuerpo, que con- salud, sin indicarles que sus perfiles nu-
parece afectar a las personas y mermar sidera ambas entidades como distintas tritivos eran idénticos. Los participantes
la clase de atención requerida para el y separadas. Los probandos inducidos propendían a juzgar como más saludables
control de sí mismas», afirma Kathe- a abrazar tal dualidad adoptaron deci- los manjares que les parecían menos ape-
rine L. Milkman, de la Universidad de siones menos saludables que los anima- tecibles y sabrosos; asimismo, admitieron
Pennsylvania. Si el lector desea preve- dos a considerar que mente y cuerpo se que tenderían a inclinarse por estos. Los
nir este efecto, manténgase atento a hallan relacionados. El vínculo operó investigadores opinan que los alimentos
situaciones que impliquen inseguridad en ambos sentidos: cuando se expuso a menos deseables pueden no activar nues-
y tenga en cuenta que la incertidum- los participantes consideraciones sobre tras defensas de autocontrol tanto como
bre puede adoptar la forma de miedo, la salud, estos se mostraron menos in- los que más nos gustan. Si tiende a pecar
preocupación o ansiedad. Aceptar que clinados a las tesis dualistas. Matthias con el chocolate, no por eso subestime la
la incertidumbre y la dificultad de intuir Forstmann, autor del estudio, afirma que galleta que no lleva cacao solo porque le
el futuro es parte de la vida le ayudará a los individuos de convicciones dualis- resulte menos atractiva. Consulte la infor-
dedicar menos energía a pensar en él y tas presentaban una mayor tendencia mación nutricional, o bien, dosifique de
a conservarla para controlarse y decidir a descuidar su salud, pues estimaban el modo racional sus preferencias.
con acierto. cuerpo como mero soporte de su mente. —Tori Rodriguez

atención sobre las letras y las palabras de podrían servir para la sintonía fina de ese cos, pero sí afirma que el entrenamiento
la página. El mismo equipo informó el año haz, es decir, para evitar la mezcla de letras de la atención visual podría constituir una
pasado que preescolares a quienes les cos- de una página. componente terapéutica tan esencial como
taba desplazar rápida y acertadamente la El entrenamiento citado aguzó pareja- olvidada. Señala también que las terapias
atención (podría imaginarse como el haz mente las destrezas de atención visual y de tradicionales suelen resultar exigentes, e
de una linterna) tendrían dificultades de lectura; esta última superó incluso las ob- incluso aburridas, a los niños disléxicos,
lectura tres años después. Dado que los tenidas por los tratamientos terapéuticos por ello propenden a abandonarlas. Ese
videojuegos de acción exigen reorientar habituales dirigidos a niños con dislexia, problema no existía en su experimento
sin cesar la atención a distintas dianas, Si- que suelen centrarse en la construcción con videojuegos. La dificultad, según Gori,
mone Gori, de la Universidad de Padua, y de estructuras lingüísticas. Gori no aboga «era conseguir que dejasen de jugar».
sus colegas pensaron que los videojuegos por el abandono de estos métodos clási- —Michele Solis

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 5


ENCEFALOSCO PIO

PSIQUIATRÍA

Trastorno mental tras la UCI


Una experiencia en la Unidad de Cuidados Intensivos puede llevar a un síndrome de ansiedad posterior

L as rememoraciones, las pe-


  sadillas y los problemas de
sueño que caracterizan el tras-
Se ha descubierto ahora que
este síndrome también puede
deberse a una estancia en la
mayor riesgo de acabar con un
trastorno por estrés postrau-
mático tras su estadía en el
vejiga con una violación; otros
refirieron «recuerdos» de he-
chos nunca ocurridos, como
torno por estrés postraumático Unidad de Cuidados Intensivos hospital. conjuraciones para asesinarlos.
(TEPT) suelen estar asociadas (UCI) de un hospital, según un Aunque habían superado Los investigadores afirman
con experiencias violentas. estudio publicado en la revista la enfermedad, como suele que la elevada prevalencia del
Psychological Medicine. ocurrir en el TEPT, los sujetos trastorno por estrés postrau-
Investigadores de la Univer- sufrían vivencias retrospecti- mático tras estancias en la UCI
sidad Johns Hopkins se man­tu­ vas de la experiencia (temían, subraya la importancia del se-
CORBIS / IAN HOOTON (hombre hospitalizado); ISTOCKPHOTO (señal de alerta)

vieron en contacto con pacien- por ejemplo, que iban a morir). guimiento de estas personas
tes de una lesión pulmonar, que Sin embargo, estos casos eran tras el alta hospitalaria. Bien-
pudo causarles la muerte, du- un tanto inusitados, a causa venu asegura que no dudaría
rante los dos años posteriores a de los delirios inducidos por la en prescribir tratamiento, sea
su alta hospitalaria. Observaron sedación y los fracasos orgáni- con fármacos o con terapia
que algo más de uno de cada cos, que provocaban alucina- cognitivo-conductual, a pa-
tres miembros de ese grupo ciones «como de pesadilla» y cientes con antecedentes de
sufría un síndrome de ansie- «distorsión del recuerdo», ex- depresión mientras todavía
dad, a menudo debilitante. Los plica el autor principal, Joseph se encuentran ingresados en
probandos con antecedentes Bienvenu. Hubo pacientes que el hospital.
de depresión presentaban un confundían un catéter en la —Harvey Black

NEUROLOGÍA

Plaguicidas y párkinson
Ciertos compuestos foráneos pueden impedir que el cerebro elimine sus propios detritus

E n los diez últimos años, numerosos plaguicidas, lo que sugiere una nueva e

GETTY IMAGES
estudios han señalado a los plagui- interesante diana para el desarrollo de
cidas agrícolas como una posible causa fármacos.
de la enfermedad de Parkinson, una pa- Trabajos anteriores habían demostra-
tología neurodegenerativa que deterio- do que el benomilo —plaguicida del que nilacetaldehído (DOPAL), un compuesto
ra la función motora y aflige a millones todavía quedan rastros, pese a estar pro- tóxico natural, y hacerlo inocuo.
de personas. Hasta ahora, sin embargo, hibido en EE.UU. desde 2001, por su po- Para averiguarlo, primero expusieron al
apenas se entreveía cómo dichos com- sible nocividad— inhibe la actividad de benomilo diversos tipos de células cere-
puestos lesionan el cerebro. Un estudio la aldehído-deshidrogenasa (ALDH) en el brales humanas; luego, hicieron lo mismo
ofrece una posible respuesta: los pestici- hígado. Investigadores de la Universidad con peces cebra (Danio rerio) vivos. El be-
das pudieran inhibir una ruta bioquímica de California en Los Ángeles (UCLA), del nomilo «mató a casi la mitad de las neu-
que normalmente protege a las neuronas Instituto de Tecnología de California y del ronas dopaminérgicas, dejando intactas
dopaminérgicas, células cerebrales que la Centro Médico de Veteranos del Gran Los a todas las demás neuronas ensayadas»,
enfermedad ataca de manera selectiva. Ángeles conjeturaron que dicho producto según el autor principal, Jeff Bronstein, de
Asimismo, una investigación preliminar podría afectar también a la concentración UCLA. Cuando se centraron en las células
indica que esta vía desempeña un rol en de ALDH en el cerebro. La función de la afectadas, confirmaron que el benomilo
el párkinson, incluso sin participación de ALDH es descomponer el dihidroxife- inhibía la actividad de la ALDH, lo que, a

6 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


PSICOLOGÍA

Maternidad y síndrome obsesivo-compulsivo


En algunas madres primerizas, las preocupaciones por su bebé se tornan en obsesiones

P ara una madre primeriza,


el cuidado del recién nacido
puede convertirse en un mar de
cidental, ha señalado también
un amplio abanico de enfer-
medades de tipo ansioso: entre
(TOC) entre leve y moderado, es
decir, un notable incremento con
respecto al 2 o 3 por ciento de la
ayudase a estas madres a superar
su trastorno compulsivo. «Si los
síntomas de TOC son leves y se
angustias. ¿Habré sujetado bien ellos, ideas intrusivas y com- población general. La mitad de resuelven de forma espontánea
la sillita del niño en el coche? portamientos reiterativos. los síntomas de estas mujeres en las seis semanas después del
¿Respira todavía el bebé? Estas «Sin duda resulta convenien- persistía incluso a los seis me- parto, pueden ser normales», ex-
y otras preocupaciones norma- te asegurarse de que el bebé va ses de parir, y un 5,4 por ciento plica Miller. «Pero si le impiden
les pueden trocarse en obsesio- bien sujeto en el coche», señala adicional experimentó nuevas a la paciente el funcionamiento
nes de mayor gravedad cuando Miller. «Pero estas mujeres no manifestaciones de trastorno normal y los problemas persisten,
perjudican la capacidad de la lo comprueban una vez, sino obsesivo-compulsivo en ese debería consultar a su médico.»
madre para cuidar de su bebé y repetitivamente, y ello se entro- momento. Las mujeres afecta- —Carrie Arnold
de sí misma. De hecho, sucede mete en sus vidas.» Miller y sus das reconocían que sus síntomas
en más de una de cada diez mu- colaboradores llevaron a cabo un les angustiaban, les consumían
jeres que tienen su primer hijo. seguimiento a 461 madres pri- mucho tiempo y entorpecían de
La mayor parte de las in- merizas después de que estas hu- diversas formas su vida diaria.
vestigaciones sobre problemas bieran dado a luz. A las dos sema- Casi tres cuartas partes de las
psiquiátricos posparto se han nas del parto, un 11 por ciento de mujeres con TOC presentaron

CORBIS / JUSTIN PAGET


centrado en la depresión y la ellas manifestaba obsesiones y también síntomas de depresión
psicosis. No obstante, Emily compulsiones equivalentes a un posparto. Al igual que en la de-
Miller, de la Universidad Noroc- trastorno obsesivo-compulsivo presión, es probable que la terapia

NEUROLOGÍA
su vez, promovía la acumulación de DOPAL. Es
de señalar que cuando los científicos reduje-
Nanotecnología contra el alzhéimer
ron la concentración de DOPAL mediante una Crean anticuerpos como posible vía para el tratamiento precoz de la enfermedad
técnica diferente, el benomilo no lesionaba las
neuronas dopaminérgicas. Este descubrimien-
to sugiere que el plaguicida mata de manera
selectiva a estas neuronas porque permite que
U na breve inhalación de un rociador nasal envía partículas microscópicas
metálicas al cerebro; allí apuntan hacia las proteínas malignas de la en­
fermedad de Alzheimer y las destruyen. ¿No encuentran ninguna? Las partícu­
se vaya acumulando DOPAL. las metálicas abandonan el organismo sin ningún problema. William Klein y
Dado que otros pesticidas inhiben asimismo Vinayak Dravid, ambos de la Universidad Noroccidental, han inventado un sis-
la actividad de la ALDH, Bronstein conjetura tema de detección precoz, de base nanotécnica, que tal vez algún día permita
que esta ruta podría contribuir a explicar el tratamientos específicos.
vínculo entre el párkinson y los plaguicidas en Klein y Dravid crearon un anticuerpo que se enlaza a una partícula implicada
general. Más todavía: se ha determinado una en el alzhéimer y lo concatenaron a una matriz nanométrica de ciertos compues-
elevada actividad de DOPAL en el cerebro de tos de óxido de hierro, que permiten observarla por resonancia magnética. Con
pacientes de párkinson que no habían sufrido este escáner cerebral podría detectarse de manera precoz la patología y comen-
una gran exposición a plaguicidas, por lo que es zar el tratamiento cuanto antes. Klein afirma: «En cuanto se inicia la reacción
posible que esta cascada bioquímica intervenga en cadena de acontecimientos negativos, es como una mecha encendida. Se ha
en el proceso, con independencia de su causa. de intervenir lo antes posible».
De ser así, fármacos capaces de limpiar o blo- Hasta ahora, los investigadores han utilizado su sonda para distinguir con éxito
quear el DOPAL en el cerebro podrían dar paso entre muestras sanas y enfermas de cerebro humano. El paso siguiente consistirá
a prometedores tratamientos del párkinson. en lograr otro tanto en el encéfalo de ratones vivos. De momento, se han enviado
—Melinda Wenner Moyer las nanopartículas mediante un espray nasal hasta el cerebro de roedores. Es pro-
bable que en humanos se use la misma vía. —Stephani Sutherland

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 7


ENCEFALOSCO PIO

PSICOLOGÍA SO CIAL

Agresiones cariñosas
Aclaran el universal deseo de apretujar a los bebés y estrujar a las mascotas

T anto si pellizcamos en las mejillas a


una niña que nos resulta adorable,
como si rodeamos con un abrazo de oso a
nían en las manos trozos de film alveolar.
Se les indicó que reventaran a voluntad
tantas burbujas como quisieran. Según
una mascota muy querida, casi todas las los resultados presentados en el congreso

CORBIS / HANNAH MENTZ


personas sentimos el curioso impulso de anual de la Sociedad de Psicología Indivi-
darle a alguien encantador un apretujón dual y Social, celebrado en Nueva Orleáns,
gigantesco. Una novedosa investigación quienes vieron animales primorosos aplas-
describe con detalle el motivo por el cual taron más burbujas que los voluntarios que
al ver alguna «preciosidad» afloran en no- observaron mascotas que solo resultaban
sotros rasgos agresivos. curiosas o corrientes (grupo de control). Aragon. Esa respuesta pudiera ser una for-
Con el fin de examinar esta «agresividad Dyer concluye: «Hay cositas tan lindas a ma con la que el cerebro alivia o da salida
cariñosa», Rebecca Dyer y Oriana Aragon, las que no podemos resistirnos». a vigorosos sentimientos de emoción o de
de la Universidad de Yale, mostraron a una Aunque el deseo de abrazar con fuerza gran felicidad. Las dos psicólogas llevan a
serie de probandos fotogramas de anima- sea un sentimiento generalizado, la «agre- cabo estudios adicionales para determinar
les de aspecto adorable. Mientras observa- sión cariñosa» no significa que se desee a qué se debe esta necesidad de «estrujar».
ban las imágenes, los participantes soste- lastimar al destinatario del apretón, aclara —Carrie Arnold

PSIQUIATRÍA

Trascender los límites de los escáneres cerebrales


Las neuroimágenes todavía no permiten diagnosticar casos clínicos difíciles

U na objeción frecuente a la psiquiatría es su naturaleza sub-


jetiva: carece de pruebas concluyentes para numerosas en-
fermedades. Por consiguiente, la idea de diagnosticar trastornos
informático; el otro, para verificar su funcionamiento. A continua-
ción, se clasificaron las neuroimágenes del primer grupo atendien-
do a la configuración de diversas regiones del cerebro. Se etiquetó
mentales solo mediante magnetografías cerebrales resulta suma- cada clase con el diagnóstico más frecuente en ella.
mente atractiva. En un artículo publicado en PLOS ONE en fecha En la fase de prueba, el sistema analizó en cada escáner del
reciente se describe un sistema a tal fin, aunque solo a modo de grupo de control las formas de las regiones cerebrales y lo asignó
prototipo, para ensayar la viabilidad de esta idea. Sin embargo, a la clase más similar. Después, los investigadores cotejaron las
los noticieros han propalado, trompeteros, el advenimiento de categorías asignadas a los escáneres de control con los diagnós-
diagnósticos psiquiátricos «objetivos». ticos clínicos originales. El procedimiento se repitió varias veces
El artículo se basó en datos de varios estudios anteriores. Los con diferentes conjuntos generados al azar.
investigadores delimitaron en imágenes por resonancia magnética Cuando el sistema tenía que optar entre dos trastornos, o entre
(IRM) las regiones cerebrales clave de pacientes con trastorno bipo- una enfermedad y una clara declaración de salud, su precisión era
lar, de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), esquizofrenia o casi perfecta. Sin embargo, ante tres opciones, su rendimiento fue
síndrome de Tourette, así como en neuroimá- muy inferior.
genes de personas con escaso o gran riesgo de Es probable que el sistema de escáner ce-
sufrir una depresión grave, y también en las rebral presente dificultades en pacientes plu-
de un grupo de individuos sanos. Los escáneres ridiagnosticados. En el estudio se utilizaron
fueron rotulados con el trastorno, o con el índice datos de enfermos crónicos, con un trastorno
de riesgo depresivo, del correspondiente sujeto, único y claramente diagnosticado. En el mun-
según el estudio original del que fue tomado. do real, la lista de síntomas resulta a menudo
En el nuevo trabajo, los escáneres se dividie- ambigua, y al paciente se le diagnostica más
SCIENCE SOURCE

ron, de modo aleatorio, en dos grupos: uno ser- de un trastorno, que es posible que varíe con
viría para construir el sistema de diagnóstico el tiempo. Seth Gillihan, profesor adjunto de

8 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


NEUROLOGÍA

Ratones más listos con células humanas


La implantación de astrocitos de personas, de mayor tamaño, permite al cerebro de roedores operar con mayor rapidez

E sta pasada primavera, una banda


de roedores «cerebritos» saltó a los
titulares de la prensa por su destreza y
so a coordinar la actividad neuronal en
ciertos casos.
Un dato que quizá resulte más sor-
rapidez en recorrer laberintos y su capa- prendente estriba en que los astrocitos
cidad de recordación. El mérito de estas humanos son enormes en comparación
impresionantes proezas intelectuales le con los de otros animales. En concreto, 20
fue atribuido a células humanas tras- veces mayores que los astrocitos de los ra-
plantadas al cerebro de los múridos al tones. Y cada uno se halla en contacto con

DE: «FOREBRAIN ENGRAFTMENT BY HUMAN GLIAL PROGENITOR CELLS ENHANCES SYNAPTIC PLASTICITY AND LEARNING IN ADULT MICE»,
poco de nacer. Pero esta acrecentada po- millones de neuronas. Estas últimas, en
tencia mental no se debe a las neuronas. cambio, resultan prácticamente idénticas Célula nerviosa del tipo astrocito
Los ratones se beneficiaron de células en todos los mamíferos: desde los roedo-
pluripotentes humanas, las progenitoras res a los grandes simios, como nosotros. ciertos sonidos o situaciones con una de-
de glía, al parecer encargadas de desarro- El nuevo estudio, publicado en marzo sagradable descarga en las patas. Asimis-

XIAONING HAN ET AL. EN CELL STEM CELL, VOL. 12. N.O 3, MARZO DE 2013, CON PERMISO DE ELSEVIER
llar funciones auxiliares en el cerebro. en Cell Stem Cell, puso a prueba esta hi- mo, exhibieron una fantástica habilidad
Se sabe que los astrocitos embeben los pótesis. Se implantó un subconjunto de práctica en la navegación por laberintos,
neurotransmisores sobrantes o excesivos células pluripotentes humanas en el cere- capacidades todas ellas que revelaban una
y mantienen la homeostasis en los siste- bro de múridos, donde llegaron a madurar agudeza mental muy superior a la de los
mas cerebrales. Sin embargo, en los dos y generar astrocitos antropomorfos. Estos ratones normales y de los ejemplares a los
últimos decenios se empezó a sospechar se hicieron cargo de operaciones corres- que se había transplantado con progenito-
que los astrocitos efectuaban contribu- pondientes a los astrocitos nativos de los ras gliales tomadas de su propia especie.
ciones más complejas a la cognición. En ratones. Cuando fueron probados, bajo el Verkhartsky sostiene que las mani-
los años noventa del siglo xx se descu- microscopio, estos astrocitos humanos fiestas ventajas que otorgan los astroci-
brió que utilizaban calcio para conseguir efectuaron señales de calcio al menos tos humanos podrían ser consecuencia
una forma de señalización no eléctrica. tres veces más rápido que los astrocitos de sus capacidades de mantenimiento y
Desde entonces, diversos trabajos han propios del animal. Los roedores «tunea- organización, subrayando así la interde-
revelado cuán amplia es la interacción dos» memorizaron a la perfección objetos pendencia entre glía y neuronas.
de astrocitos y neuronas, llegando inclu- nuevos, y aprendieron presto a relacionar —Andrea Anderson

psicología en el Colegio Haverford, explica: «Sería de esperar que [los El sistema utiliza categorías diagnósticas que podrían no ser
pacientes polidiagnosticados] planteasen un problema considerable, biológicamente válidas. Nuestros conocimientos sobre las psi-
en vista de las dificultades del sistema para asignarlos a una de copatologías continúa evolucionando, al ir la genética revelando
tres [en lugar de dos] categorías». Dado que estos enfermos serían cómo estas se superponen y se relacionan entre sí. Existen, por
quienes mayor beneficio obtendrían de métodos de diagnóstico ejemplo, pacientes que se sitúan en los extremos del intervalo
objetivos, la utilidad clínica del sistema sigue siendo discutible. que va de la esquizofrenia al trastorno bipolar, pero «en el mundo
Los primeros estadios de una enfermedad podrían no ser de- real, un gran porcentaje presenta una superposición o compar-
tectables con las técnicas de neuroimagen En teoría, un método tición de síntomas», y, además, ambos males tienen en común
objetivo de diagnóstico psiquiátrico podría obviar el sufrimiento y una mayoría de los factores genéticos de riesgo, afirma Steven
el coste que causaría un error de diagnosis inicial y el subsiguien- Hyman, director del Centro Stanley de Investigación Psiquiátri-
te tratamiento. Empero, los pacientes del estudio citado habían ca del Instituto Broad, en Cambridge. En opinión de Hyman, la
estado enfermos, en promedio, más de diez años, por lo que se clasificación de los trastornos según sus características biológi-
ignora si el sistema podría detectar sus fases iniciales. Gillihan cas subyacentes acabará siendo posible, pero nuestro sistema de
conjetura que el diagnóstico temprano «probablemente cons- diagnóstico seguramente experimentará cambios radicales en
tituya un problema más difícil, incluso suponiendo que estos cuanto esto empiece a suceder.
trastornos modifiquen el cerebro». —Simon Makin

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 9


P SICOLO GÍA INFANTIL

Artistas precoces
Algunos preescolares dibujan con gran disfrute, pero también con un primor
­absoluto. ¿Dónde nace su talento excepcional?

JENNIFER E. DR AKE Y ELLEN WINNER

A
rkin Rai, un chiquillo de siete años, otros niños dotados como él, nos ayudan a cono-
EN SÍNTESIS
  traza con sus lápices dinosaurios cer cómo aflora el talento artístico. Examinando
Motivados    de un realismo exquisito. Cuando sus trabajos, así como las primeras composicio-
a la maestría     era más pequeño, a los tres años, nes de artistas ya adultos, hemos comenzado a

1 Al parecer, los niños con     sus dinosaurios resultaban sim- pronosticar qué sujetos demostrarán gran crea-
dotes artísticas ven el ples y esquemáticos, pero solo un año y algunos tividad visual en el futuro. Nuestros estudios
mundo de distinta forma meses después elaboró un dibujo complejo, con pudieran asimismo contribuir a comprender
que otros pequeños. Descu- planos superpuestos. Una imagen de misteriosa cómo se alcanza la excelencia en este y en otros
bren técnicas avanzadas de
semejanza con un famoso cuadro, este de un toro campos.
composición pictórica años
y caballos, de Pablo Picasso adulto. Un talento excepcional para el realismo pictó-
antes que la mayoría de los
de su edad.
En la imaginativa escena de Arkin, el cuello lar- rico a temprana edad constituye una indicación
go y esbelto de una bestia similar al Apatosaurus valiosa, pero no suficiente. No todos los artistas

2 Estos niños precoces


propenden a tener
motivación propia: sienten
oscurece la visión de otros dinosaurios. Uno de
ellos es Tyrannosaurus rex que, esbozado de perfil,
adultos dibujaban de pequeños de forma tan con-
vincente como Arkin. Además, se están descubrien-
con una de sus patas traseras casi oculta por la do casos de niños que, en lugar de obras realistas,
un poderoso deseo de per-
otra, produce un efecto de oclusión, técnica que crean arte no figurativo. Por nuestra parte, hemos
feccionar sus habilidades.
la mayoría de los niños descubren hacia la edad identificado otras cinco características que, en

3 Los indicios tempranos


de genialidad ayudan a
pronosticar la tendencia a
de ocho o nueve años. Arkin, por entonces, tenía
algo más de cuatro. En los meses siguientes, sus
nuestra opinión, son predictivas de la creatividad
artística. Los dibujos de los artistas en ciernes
creaciones adquirieron un realismo pasmoso. suelen estar correctamente compuestos, exhiben
seguir, de adultos, una pro-
Comenzó a utilizar contornos fluidos para dar aspectos decorativos o un rico colorido o fuerza
fesión artística.
volumen a las figuras. A los seis años reproducía expresiva. Estos niños están «hambrientos» de ver
dinosaurios en lucha o en carrera valiéndose de obras de arte, y experimentan un enorme deseo de
un repertorio de métodos avanzados para plas- crear y ser originales. Por último, los artistas sobre-
mar la distancia entre objetos. salientes, así como quizá las personas geniales en
Pocos adultos logran aproximarse de lejos al cualesquiera otros campos, no solo poseen talen-
realismo de Arkin; quienes esto escriben admi- to innato, sino que se muestran intrínsecamente
ran semejante virtuosismo técnico en un niño motivados de forma que otros pudieran no estarlo.
tan pequeño. No podemos saber si Arkin llegará Un fenómeno que hemos dado en describir como
a ser pintor profesional, pero sus dibujos, y los de «furor de maestría».

10 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


LUCY SCHAEFFER

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 11


P SICOLO GÍA INFANTIL

3 años 4 años y 7 meses


LAGARTOS REVELADORES
En año y medio, Arkin Rai
pasó de crear dibujos es-
quemáticos y abstractos
Nacimiento de una destreza Hemos abordado esta cuestión examinando
(izquierda) a aplicar técnicas Científicos y educadores llevan largo tiempo tra- las manifestaciones más tempranas de talento
avanzadas, como la oclusión tando de esclarecer cómo brotan el talento y la pe- artístico. Los investigadores asumen desde hace
(derecha). Sus bocetos mues- ricia, sea en el arte o en otros ámbitos. Numerosos tiempo que los primeros atisbos de talento en los
tran organización en planos, investigadores han sostenido que el virtuosismo y humanos, en especial en los niños de corta edad,
escorzo y perspectiva lineal.
la excelencia se pueden reducir a un trabajo duro, se aprecian en la capacidad para plasmar de forma
a unas 10.000 horas de esfuerzo continuado e in- realista el mundo tridimensional sobre una super-
tenso. Estudios científicos de los años cincuenta ficie bidimensional. Los historiadores del arte han
del siglo xx respaldaban esta opinión, haciendo contemplado atónitos el realismo de las pinturas
énfasis en la capacidad individual para practicar rupestres de nuestros ancestros del Paleolítico, por
tesoneramente, con concentración y entrega. lo que muchos de ellos han concluido que dicho
Benjamin Bloom (1913-1999), psicopedagogo que estilo constituye la forma pictórica más natural.
estudió la excelencia en diversos ámbitos, escribió Aunque la mayoría de los dibujos infantiles re-
en 1985 que ninguno de sus probandos alcanzó sultan esquemáticos, ciertos niños, algunos de
su singular destreza sin un ambiente apropiado ellos con autismo, dibujan con gran naturalismo
y un intenso y prolongado período de formación. desde edad muy temprana, reflejando, sin saber-
Dicho aprendizaje provino, en primer lugar, de lo, aquellas pinturas de nuestros antepasados. Ya
instructores que los alentaron; posteriormente, conocemos numerosos detalles sobre la evolución
Los artistas
de maestros virtuosos y exigentes. Pocos años y trayectoria de estos «realistas precoces».
precoces después, K. Anders Ericsson, de la Universidad Empiezan a dibujar de forma representativa,
crean escenas estatal de Florida, llevó a cabo estudios sobre no meramente esquemática, a los dos años. Con
virtuosos del piano o el violín, sobre maestros ello, se adelantan en al menos un año a la ma-
representativas
de ajedrez o de bridge, y sobre plusmarquistas yoría de los niños. Las «obras artísticas» de los
antes que los de atletismo. Sus investigaciones revelaron que más pequeños suelen consistir en abstracciones:
demás niños: en el grado de perfección individual se hallaba en una manzana queda plasmada en un trazo; un
correlación con la cantidad de práctica invertida. cuerpo humano, en un círculo, y un caballo, en
torno a los dos
Sin embargo, estos estudios no han logrado un oblongo. Los realistas precoces producen obras
años de edad diferenciar entre trabajo duro y facultad innata. ópticamente mucho más convincentes.
Pudiera muy bien ocurrir que los niños de máxi- Estos niños descubren por sí mismos cómo
mo talento sean también quienes más interés po- crear la ilusión tridimensional mediante indica-
nen en la actividad, comiencen a desarrollar sus ciones de profundidad: escorzos, oclusiones, dis-
destrezas a edad muy temprana y se esfuercen al minución del tamaño, sombras para dar volumen
máximo en practicar. Dedicar tiempo y energía y, lo más difícil, mediante perspectiva lineal. De
a una tarea probablemente resulte más fácil si esta manera se adelantan en años a la mayoría de
los progresos llegan con rapidez que cuando cada sus iguales. En un trabajo comparativo de artis-
paso supone una penosa lucha. tas típicos y artistas precoces, publicado en 1955,

12 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


CORTESÍA DE DINESH RAI ( foto); CORTESÍA DE ARKIN RAI (dibujos)
4 años y 7 meses 6 años 6 años

Constance Milbrath, hoy en la Universidad de la exhibía a los seis años una destreza pictórica fe-
Columbia Británica, observó que la mitad de los nomenal a pesar de su trastorno y dificultades
niños del grupo precoz se valían en sus obras pic- para el aprendizaje; también Stephen Wiltshire,
tóricas de técnicas de escorzo (acortamiento de las artista de 39 años diagnosticado de autismo, es
líneas no paralelas al plano del dibujo) a edades de capaz de dibujar de memoria complejos paisajes
siete u ocho años. Los niños de desarrollo usual urbanos con solo contemplar brevemente una
solo alcanzaban niveles equiparables hacia los 13 escena.
o 14 años. En cambio, sí descubrimos que los niños que
La capacidad de dibujar con realismo a edad dibujan escenas con un realismo superior a la me-
temprana caracteriza la infancia de numerosos dia difieren en sus facultades perceptivas. Poseen
pintores de renombre. Ayala Gordon, pintora y una capacidad de observación vigorosa y parecen
conservadora, observó tal naturalismo pictórico ver con justeza las formas de las cosas sin obviar
en las composiciones infantiles de 31 artistas is- las distorsiones al alejarse los objetos y disminuir
raelíes. También se han distinguido por su super- de tamaño aparente. Un niño típico podría ver
lativo realismo los primeros dibujos de muchos
pintores famosos, entre ellos, Picasso, John Eve-
CORTESÍA DE ELLEN WINNER

rett Millais, Edwin Henry Landseer, John Singer


Sargent, Paul Klee y Henri de Toulouse-Lautrec.
De esta manera recordaba Picasso una de sus pri-
meras creaciones: «Yo tendría entonces unos seis
años. En el pasillo de la casa de mi padre había
una estatua de Hércules con su maza, y yo dibujé
a Hércules. Pero no era el dibujo de un niño. Era
un auténtico retrato que representaba a Hércules
con su maza».

Ver de forma distinta


Nos propusimos descubrir las diferencias cog-
nitivas que conferían ventaja a esos niños. Su
destreza no era cuestión de inteligencia. Como
dimos a conocer en 2010, no observamos relación
TRAZOS DE FRUTA
entre la habilidad para dibujar de forma realista
Un niño de dos años esque-
y el cociente de inteligencia (CI). Los casos de sín-
matiza dos manzanas con
drome del sabio o savant con autismo [véase «Age- un par de líneas. Un artista
nesia del cuerpo calloso», en este mismo número] precoz traza círculos para
y valores bajos de CI apoyan esta hipótesis. Nadia plasmar sus contornos.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 13


P SICOLO GÍA INFANTIL

El interés y la correr paralelas las aceras de una carretera, por- nas prestando mayor atención a los detalles que
que sabe que lo son, mientras que el dotado para los no artistas.
motivación
el arte prescinde de tal conocimiento y las ve con- Este sesgo hacia el procesamiento local se ha
del niño son vergiendo en la distancia. Las aptitudes artísticas observado también en niños con autismo. Las psi-
inseparables del precoces se asocian asimismo con la capacidad cólogas Amitta Shah, que en la actualidad trabaja
de atención a los elementos de una escena, con como asesora, y Uta Frith, del Colegio Universi-
talento
preferencia a su totalidad. Para examinar tal idea tario de Londres, observaron en 1993 que estos
nos servimos de una prueba de destrezas visuales niños obtenían resultados igual de buenos en am-
y motoras: el diseño en bloques. Se les pedía a bas versiones de la tarea de diseño con bloques.
los niños que dispusieran bloques rojos y blancos Aunque es habitual considerar que la tendencia
de acuerdo con un determinado patrón. Les pro- al procesamiento local constituye una de las ca-
pusimos esta tarea dos veces, una en el formato racterísticas del autismo, hemos encontrado que
tradicional y otra con el motivo segmentado, para tal proclividad se pronostica, no por la presencia
hacerles ver dónde habrían de hallarse las fronte- o ausencia de dicho trastorno, sino solo por la ca-
ras de los bloques. Todos los participantes realiza- pacidad para dibujar con realismo.
ron bien la versión segmentada. No obstante, los
niños capaces de dibujar con realismo llevaron a
Pintores no figurativos
cabo la tarea mejor que los demás en la versión Sospechamos, no obstante, que la producción de
no segmentada; presumiblemente, porque sabían obras de estilo naturalista no constituye la única
aislar mentalmente y sin dificultad los componen- forma de manifestación de la brillantez artística.
tes de una figura compleja. Aunque en Occidente la mayoría de los niños que
Asimismo, obtuvieron mejores resultados en se han identificado como talentosos para el dibujo
la tarea de detectar figuras pequeñas ocultas en han llegado a nuestra atención por la precocidad
otras, un ejercicio que exige el análisis de las for- de su realismo, algunos pequeños dibujantes
mas atendiendo a sus elementos. Conjeturamos con talento han dominado, en cambio, estilos
NATURALEZA GENIAL
Joel Gibb, un ávido naturalista que la capacidad para centrarse en las piezas no realistas. Claire Golomb, de la Universidad de
de 12 años, exhibe talento componentes caracteriza el proceso que sigue el Massachusetts en Boston, describe a estos niños
artístico. Sin embargo, puede artista realista al dibujar. Para crear un dibujo «coloristas», según los denomina, por el interés
que su habilidad para dibujar complejo, puede que no empezaran por encajarlo que muestran hacia formas y calidades, y por
le sirva como instrumento en un esbozo general, sino construirlo pieza a los aspectos expresivos del color, la textura y el
para comprender la naturale- pieza. Así pues, podrían procesar y generar esce- diseño. Estos artistas resultan menos fáciles de
za. Es posible que se decante
detectar para los ojos poco expertos, pues sus
por la ciencia, no por el arte.
creaciones pueden parecer similares a las encan-
tadoras pinturas no realistas de los niños típicos
de Educación Infantil.
En fecha reciente descubrimos a un artista pre-
coz cuyos dibujos no representaban objeto alguno.
Tampoco su proceso ni sus trabajos guardaban
paralelismo con los de los niños de su edad. A
pocos días de su segundo cumpleaños, Arrian
comenzó a crear coloridos dibujos abstractos en
grandes hojas de 45 por 60 centímetros usando
rotuladores y concentrándose intensamente en
su labor. Por lo general, trabajaba en cada dibujo
entre un día y medio y dos. Llenaba todo el es-
pacio pictórico densa y meticulosamente. Según
explicaba entonces su madre: «Una sesión típica
de Arrian consiste en un ciclo por el conjunto de
CORTESÍA DE JOEL GIBB

rotuladores que esté usando en ese momento. Si,


por ejemplo, tiene un juego de 24 colores, irá uti-
lizando sistemáticamente cada color por turno.

14 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


CORTESÍA DE JARRIAN Y REBECCA SMITH (dibujo); CORTESÍA DE BRANDON SMITH ( foto);
A menudo comienza trazando algunos círculos
repartidos por toda la hoja y líneas fluyentes lar-
gas. Una vez que tiene su dibujo básico, lo colorea
sistemáticamente, casi por cuadrantes».
Pocos meses después, la madre del pequeño
artista señalaba: «Ari está obsesionado trazan-
do círculos. Se esfuerza durante horas en trazar
los círculos lo más pequeños, juntos y finos que
puede. Prueba con todas las formas de sostener
el rotulador; experimenta poniendo la cara muy
cerca de la hoja. Para trazar una línea fina, deja el
rotulador colgando de los dedos, pero, después,
para lograr círculos de poco diámetro prueba su-
jetarlo con todo el puñito, sujetándolo con fuerza
para lograr mayor control, y finalmente [Arrian]
parece querer buscar alguna combinación de las
tres formas para lograr el aspecto que desea. Ha
estado haciendo esto todo el día durante una se-
mana; a veces, con solo uno o dos colores».
Cuando Arrian cumplió tres años, descubrió niveles con relativa facilidad. El interés y la moti-
los visores. Durante dos semanas fue por todas vación resultan inseparables del talento.
partes con un peine, inspeccionando el mundo a Como cabe esperar, la mayoría de los niños con
su través. También por entonces empezó a dibu- dotes artísticas no se convierten, de adultos, en
jar personas, en concordancia con el desarrollo pintores o dibujantes profesionales. A pesar de
infantil típico. Cabe señalar que no se anticipó en que muchos han exhibido en sus primeros traba-
destreza representativa a lo previsto en la curva jos tanta destreza como Picasso, solo uno ha sido
de aprendizaje. Sin embargo, sí se adelantó en Picasso. La edad en que aflora el realismo extremo
intensidad: tras dibujar una cara (un círculo con no es predictible: los dibujos de Klee a la edad de
ojos) procedió a trazar unos 400 rostros sonrientes seis años eran menos realistas que los de algunos
más, todos de una sentada. de los niños cuyos trabajos se han reproducido en
La sistematicidad, la intensidad, la concen- este artículo. Y Klee se cuenta entre los grandes.
TIERNO EXPRESIONISTA
tración y el meticuloso cuidado con que dibuja Los «dotados» pueden rechazar una carrera Con solo dos años y tres me-
Arrian lo distinguen del niño típico de dos años, artística por múltiples razones, aunque una ex- ses, Arrian dedicó cinco días a
que hace garabatos. Ninguno de los realistas plicación pudiera tener relación con la ambición crear esta obra de 45 por 60
precoces que hemos estudiado exhibe un com- subyacente del niño. Al parecer, algunos realistas centímetros. Utilizó rotulado-
portamiento similar al de este pequeño artista precoces están más interesados en comprender la res para llenar la página con
abstracto, pues progresaron rápidamente hacia naturaleza que en el dibujo, que se convierte en su marcas diminutas; unas veces
dibujaba con la mano dere-
dibujos de contenido representativo, pero no mos- instrumento. Rocco Roth y Joel Gibb son ejemplos
cha; otras, con la izquierda.
traron interés por el arte no figurativo. de esta actitud. Ambos se vuelcan sobre enciclo-
pedias y guías de campo. A Rocco, de seis años,
Furiosa maestría le apasionan los insectos, las semillas, las hojas
Arrian dibuja sin cesar, de manera compulsiva. y las hortalizas. Recopila muestras, que después
Lo mismo hacen los realistas precoces. Este fu- dibuja y rotula una a una. Joel, que tiene 12 años,
ror por lograr la maestría, esta avidez, no puede se sabe de memoria la Guía de campo Kaufman de
enseñarse; tampoco se logra por la fuerza ni por las aves de Norteamérica, y copia meticulosamen-
la seducción. A menudo es necesario apartar de te los dibujos que contiene. Tal vez estos niños
sus actividades favoritas a los niños de los que lleguen a científicos, no a artistas consumados.
hablamos para que coman, duerman, vayan a la Más allá de la habilidad para dibujar con rea-
escuela o se relacionen. El deseo de trabajar con lismo, hemos identificado otros cinco rasgos que
tanta intensidad nace en su interior; casi siempre probablemente tengan valor predictivo. En rela-
se produce cuando un niño logra alcanzar altos ción a los dibujos, estos exhiben una composi-

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 15


P SICOLO GÍA INFANTIL

¿Talento o engaño?
A veces, los padres creen que su vástago de dos años
es un prodigio cuando perciben la semejanza de las
pinturas del pequeño con las de un maestro del expre-
sionismo abstracto. También algún que otro galerista
deja convencerse. En 2011, una exposición en Nueva
York exhibía pinturas de una niña de cuatro años,
Aelita Andre, a la que calificaba de genio parejo al
de Jackson Pollock o Wassily Kandinsky. Estas obras,
sin embargo, eran típicas de su edad. Como mucho,
todavía no es posible asegurar que su creadora sea
un talento artístico, aunque las pinturas gustasen
y ofreciesen un parecido superficial con obras del
expresionismo abstracto. (De hecho, el filme Marla,
un prodigio del arte, dirigida por Amir Bar-Lev, narra
un caso semejante y transmite la posibilidad de que
padres y galeristas estuvieran tomando el pelo al pú-
blico: ¿genialidad precoz o engaño?)
Otros niños, no obstante, son auténticos artistas precoces. oportunidad de actividades extraescolares para estudiar arte supo-
Los padres pueden contribuir a alentar y cultivar este talento. En ne una importante opción si el niño muestra interés de seguir por
los primeros años pueden premiar los comportamientos que su- el camino artístico. En 2011, la conservadora Ayala Gordon informó

REDUX PICTURES / AMAURY MILLER


pongan creación artística: proporcionar a los niños materiales de en un estudio de que casi la totalidad de los 31 pintores israelíes
calidad, llevarlos a museos y mostrarles el abanico de estilos que investigados habían comenzado a tomar lecciones de arte fuera
han cultivado pintores y artistas. Ante la desatención y el escaso de la escuela hacia los 10 años. En esas clases empezaron a identi-
tiempo que muchas escuelas dedican a la educación artística, la ficarse a sí mismos como artistas y a descubrir a otros como ellos.

ción atractiva, interesante y decorativa; exhiben que los humanos han producido a lo largo de si-
elementos estéticos o poseen fuerza expresiva. glos. Puede existir más de una ruta que lleve a una
Para saber más
El niño, por su parte, siente hambre de ver pin- carrera artística: una partiría con el esfuerzo hacia
Normal and anomalous repre­ turas, sea en museos o en libros; manifiesta un el realismo; otra surgiría de la representación no
sentational drawing ability
in children. Lorna Selfe. Aca- profundo interés por el arte. Asimismo, presenta figurativa de formas y colores. Como apuntan los
demic Press, 1983. una enorme motivación, es decir, el furor por la estudios de niños dotados para la pintura, además
Eytan: The early development maestría. Por último, y quizá lo más importante, de para las matemáticas, las ciencias, el ajedrez o
of a gifted child artist. Claire
Golomb en Creativity Research no tiene solo el deseo de producir dibujos exce- el atletismo, un feliz cóctel pronostica grandes
Journal, vol. 5, n.o 3, págs. 265- lentes, sino que quiere ser original e innovador. logros, a saber, la combinación de la facilidad para
279, 1992.
Podemos especular, incluso, que la capacidad aprender, la concentración obsesiva y la motiva-
Gifted children: Myths and
realities. Ellen Winner. Basic de dibujo realista pudiera no ser condición ne- ción intensa en el ejercicio de una actividad.
Books, 1996. cesaria. Ya que son pocos los niños prodigio que
«Autistic» local processing crean obras no figurativas, por ahora ignoramos la
bias also found in children
gifted in realistic drawing. Jen- respuesta. Los niños que pintan obras abstractas
nifer E. Drake et al. en Journal pudieran ser menos convencionales y juguetones.
of Autism and Developmental
Tal vez les resulte más fácil «salirse del marco»
Disorders, vol. 40, n.o 6, págs.
762-773, junio de 2010. y sean más proclives a pensar como auténticos
Children gifted in drawing: artistas que los dibujantes realistas.
The incidence of precocious
El historiador Ernst Gombrich (1909-2001) exa-
realism. Jennifer E. Drake y
Ellen Winner en Gifted Educa- minó en su clásico Arte e ilusión la historia del arte Jennifer E. Drake es investigadora posdoctoral en el
tion International. Publicado ­Colegio Boston. Ellen Winner es profesora de psicología en
desde una perspectiva psicológica. Escribió que el el mismo centro y asociada senior de investigación en el
en línea, 18 de mayo de 2012.
realismo constituye solo una fina porción del arte Proyecto Cero de la facultad de educación de Harvard.

16 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


VISITE NUESTRA WEB
www.investigacionyciencia.es

FUENTE DE INFORMACIÓN
DE REFERENCIA
Más de 10.000 artículos elaborados
Ǹß`žx³îŸ‰`¸äxĀÇxßî¸äÍ

ORGANIZACIÓN TEMÁTICA
Consulte todos los contenidos
de la página web organizados
Ǹß­DîxߞDä`žx³îŸ‰`DäÍ

BUSCADOR REFINADO
Obtenga resultados más precisos
`¸³§¸ä³øxþ¸ä‰§î߸älxUùäÔøxlDÍ

HEMEROTECA DIGITAL
Acceda a todas nuestras revistas
digitalizadas en pdf.

ARTÍCULOS INDIVIDUALES
lÔøžxßDǸßäxÇDßDl¸§¸ä
DßîŸ`ø§¸äÔøx­Eä§xž³îxßxäx³Í

ACTUALIDAD CIENTÍFICA
2xäx¶DälxîßDUD¥¸ä`žx³îŸ‰`¸ä
actuales elaboradas por nuestro
xÔøžÇ¸xlžî¸ßžD§Í
Y ahora síganos también en
SCILOGS
Nuevas bitácoras de ciencia, diri- Facebook y Twitter
žlDäǸßž³þxäDl¸ßxäxĀÇxßî¸äÍ

NUEVAS SUSCRIPCIONES
Acceda a todas nuestras
publicaciones en el formato
Ôøx§xßxäø§îx­Eä`¹­¸l¸
(papel, digital o ambos).

BOLETINES TEMÁTICOS
2x`žUDßDîžääx§x``ž¸³xäÇxߞ¹lž-
cas de todos nuestros contenidos
sobre una materia determinada:
medicina y salud, energía y
medioambiente, astronomía...

REDES SOCIALES
Comparta nuestros contenidos
en Facebook, Twitter y Google+.

SINDICACIÓN
DE CONTENIDOS
Artículos, noticias, blogs...
APRENDIZ A JE

18 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


U
sted, ¿práctica todavía el hábito para ejecutar movimientos coordinados finos y
EN SÍNTESIS
de escribir a mano? En la actuali- concretos.
dad, el ordenador protagoniza la Los efectos más agravantes de esta falta de cos- Tinta por teclas

1
rutina laboral de numerosas per- tumbre pueden encontrarse en el terreno cogni- Los ordenadores y los te-
sonas y, con ello, antepone el uso tivo más que en el físico. Marieke Longcamp, de léfonos inteligentes han
del teclado. Pero no solo en el trabajo. También la Universidad Paul Sabatier en Toulouse, y sus contribuido a que la escri-
se acostumbran a plasmar los pensamientos o colaboradores hallaron que a los probandos les tura a mano ocupe un lugar
las ideas tecleando (notas en blogs, comentarios resultaba más fácil aprender nuevas grafías cuan- secundario en el día a día.

en páginas web, mensajes en twitter, etcétera). do las ejecutaban a la antigua usanza y no en un


Incluso la firma, antaño prueba de la propia
identidad, se ha convertido desde hace tiempo
portátil o un PC. Los científicos enseñaron a los
sujetos, niños y adultos, grafías desconocidas de
2 Sin embargo, los es-
tudios revelan que el
aprendizaje de la escritura
en una presentación digital o un PIN. Sin em- lenguas indoarias, las cuales se hablan en el norte con bolígrafo y papel resulta
bargo, los niños aprenden aún hoy a escribir sus de la India y en Bangladesh. Comprobaron la fuer- beneficioso.
primeras letras a mano alzada. ¿Una costumbre te relación que existe entre la escritura a mano y
ya desfasada?
En algunas escuelas de Estados Unidos y de
un aprendizaje exitoso. 3 Por lo general, recorda-
mos mejor la informa-
ción cuando la hemos ma-
Alemania se ha reconocido esta evolución so-
Movimientos concretos nuscrito que si la tecleamos.
cial y cultural. De hecho, la escritura a mano ya En el experimento, una parte de los probandos
no figura en su plan de estudios. Los alumnos practicaron las letras con bolígrafo y papel; el res-
aprenden desde un buen principio el alfabeto tal to, con un teclado especial. Tras el entrenamiento
y como aparece en los periódicos o en el monitor y también unas semanas después, los investigado-
de un ordenador: letras de imprenta separadas y res evaluaron los resultados. Según descubrieron,
sin florituras. los participantes que habían practicado las letras
Según los defensores del proyecto, este tipo de a mano se situaban a la cabeza del total de los
enseñanza facilita a los niños el aprendizaje de la sujetos: mostraban mayor capacidad para distin-
escritura y favorece la legibilidad de su caligrafía. guir entre los caracteres aprendidos y las letras
No obstante, tales bondades del método carecen invertidas lateralmente. Una capacidad que, sin
de demostración científica. Por el contrario, se duda, resulta ventajosa.
estima una desventaja para estos escolares: a la En nuestro alfabeto, las letras invertidas late-
hora de descifrar la caligrafía con letra ligada, las ralmente son la «p» y la «q», y también la «b» y
pizarras de algunos profesores de instituto les la «d». Estas provocan más dolores de cabeza a los
deberán parecer auténticos jeroglíficos. niños que empiezan a escribir que las letras que
Si se acabase con la caligrafía de una vez por no disponen de «colgante». También los alumnos
todas, ¿nos encontraríamos ante el fin de la escri- con dislexia muestran a menudo dificultades para
tura a mano? Según algunos estudios, ello podría lidiar con estas semejanzas. Parece que un apren-
resultar un inconveniente. Al parecer, el hecho de dizaje exclusivo con teclado podría favorecer las
manuscribir los pensamientos beneficia corporal debilidades de lectura y ortografía.
y mentalmente. Estos resultados hablan en favor de que los más
Con el fin de averiguarlo, un equipo dirigido pequeños inmortalicen sus primeras letras con
por Sandra Sülzenbrück, del Instituto Leibniz para el lápiz o el bolígrafo. Pulsar la tecla «d» o la «s»
la investigación laboral en Dortmund, comparó en el teclado no comporta diferencia alguna en
sujetos diestros que, según afirmaban, escribían cuanto al movimiento de la mano. En cambio, si
habitualmente con el teclado, con otros proban- el ejercicio consiste en trazar una «s», los esco-
dos, también diestros, pero que empleaban más lares deben comprender cada giro y desarrollar
a menudo el bolígrafo y el papel. Ambos grupos el recorrido exacto de la letra con la ayuda de la
debían seguir con la mano un recorrido de habi- mano. De este modo, cada signo gráfico resulta de
lidad, una vez con la derecha, otra con la izquier- una combinación de movimientos concretos; una
da. Los aficionados a teclear letras necesitaron, ventaja decisiva frente a la escritura monótona
incluso con la derecha, más tiempo que los dados del teclado.
a escribir con punta fina y cuaderno. Conclusión: Mediante la tomografía por resonancia magné-
los primeros carecían de la práctica suficiente tica funcional (TRMf), el equipo de Longcamp vi-

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 19


APRENDIZ A JE

El efecto QWERTY
Escribir con el teclado influye en nuestro pen­ le concedían; incluso si entregaban la valoración
samiento, en nuestra memoria e incluso en el uso escrita a mano.
lingüístico. Según constataron unos investigado- Se observó el mismo efecto cuando se trata-
res, el orden de las letras en el teclado repercute ba de palabras ficticias. La diferencia en ambos
en cómo valoramos las palabras. casos era pequeña, pero existente. ¿Cómo puede
En la mayoría de los países occidentales se uti- explicarse este fenómeno? Dos motivos parecen
liza el teclado QWERTY, nombre que recibe por las probables: por un lado, el 90 por ciento de los pro-
seis letras situadas en la parte superior izquierda bandos eran diestros, por lo que podrían preferir
del mismo, al lado de las teclas auxiliares. Las per- teclear con la derecha antes que con la izquierda,
sonas que teclean con fluidez, utilizan la mitad predilección que influiría en sus valoraciones.
del teclado con la izquierda y la otra mitad con Sin embargo, Jasmin y Casasanto apoyan otra
la derecha. Kyle Jasmin y Daniel Casasanto, del explicación. En su opinión, las personas requieren
Colegio Universitario de Londres y del Instituto más esfuerzo para teclear letras con la izquierda
Donders del Cerebro, Cognición y Conducta, res- porque en esa mitad del teclado QWERTY se si-
pectivamente, mostraron a unos 100 sujetos ex- túan más letras (15), que en la mitad derecha (12).
El teclado pone tractos distintos de unas 80 palabras de una lista Es posible que el incremento de teclas obstaculice
trabas de más de 1000 términos. Los participantes debían la fluidez, por lo que resulta menos agradable.
Los alumnos de primaria decidir cuánto les gustaba cada palabra. Según los
escriben mejores redacciones (The QWERTY effect: How typing shapes the meanings of
resultados, cuantas más letras tecleadas con la
GEHIRN UND GEIST

words. K. Jasmin, D. Casasanto en Psychonomic Bulletin and


a mano que en el teclado.
derecha contuviera una palabra, mejor valoración Review, 10.3758/s 13423-012-0229-7, 2012)
En un estudio británico, los
textos que los escolares ha-
bían tecleado en el ordenador
resultaban tan sencillos como
los de niños con un desarrollo sualizó los patrones de activación cerebral corres- desarrollamos una acción paso a paso o nos la
dos años inferior al normal. pondientes. Los probandos que practicaron las imaginamos. Los patrones de actividad indicaron
En otras palabras, alumnos de letras indoarias a mano, almacenaron para cada que los sujetos, al recordarlo, seguían mentalmen-
tercero de primaria escribían
en el PC con un nivel de alum- una de ellas un movimiento concreto. Mientras te los movimientos estudiados.
nos de primero. intentaban recordar la dirección de cada trazo, Si el lector lo desea, puede experimentar en una
(Comparison of keyboarded and
el escáner cerebral registraba un aumento de la sencilla prueba la importancia de la motricidad en
handwritten compositions and actividad de las células nerviosas en el área de relación a la escritura. Atienda: después de estar
the relationship with transcription Broca, la región intraparietal anterior y la corteza unas horas sin leer ni escribir, cruce los brazos
speed. V. Connelly et al. en British
Journal of Educational Psychology, premotora dorsal izquierda. Estas tres regiones ce- tras la espalda y cierre los ojos. Ahora intente re-
vol. 77, págs. 479-492, 2007) rebrales cumplen una importante función cuando presentar mentalmente la letra «d».

20 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Mejor a mano de la compra, además de protegerse de las «mali- EN BREVE

¿Ha tenido necesidad de dibujar la letra con la ciosas» estrategias de la mercadotecnia, que vela El área de Broca, en el lóbulo
mano? ¿Ha dudado incluso por unos instantes por el aumento de las ventas, recuerda lo que debe frontal del cerebro, se con-
sideró durante largo tiempo
a qué lado debía situar el rabito de la «d»? Si la introducir en la cesta. Una vez en la tienda, no
una región especializada en
respuesta es afirmativa, ha experimentado en la importa si traemos la lista con nosotros, ya que, al el lenguaje. En la actualidad,
propia piel la influencia que desempeña la motri- escribirla, nos hemos aprendido los productos que los investigadores le atribuyen
también funciones motoras.
cidad en la habilidad de escribir. necesitamos. Un fenómeno que conocen al dedillo
Las células nerviosas del área
Las ventajas de redactar con bolígrafo y papel los alumnos aficionados a las chuletas: después de
anterior intraparietal se
sobrepasan de largo el aprendizaje de las letras. esmerarse en elaborar los manuscritos en minia- activan, entre otros, con los
Virginia Berninger, de la Universidad de Washing- tura, no en pocas ocasiones prescinden de usarlos movimientos coordinados de
ton en Seattle, y sus colaboradores propusieron al día siguiente en el examen, pues recuerdan lo la mano o cuando nos acorda-
mos de ellos.
dos ejercicios a más de 200 niños de segundo, que han escrito en ellos. Seguramente, no habría
La corteza premotora partici-
cuarto y sexto de primaria. Una vez a mano y otra ocurrido lo mismo si hubieran elaborado la chu- pa, sobre todo, en la planifica-
con el teclado, debían escribir el abecedario tan leta con el ordenador. ción de las acciones.
rápido como pudieran. Los científicos los crono- Timothy Smoker, de la Universidad de Florida
metraron en cada una de las tareas. Descubrieron Central, y sus colaboradores separaron en 2009 a
que los alumnos de segundo fueron más rápidos un conjunto de sujetos en dos grupos. Entrega-
con el bolígrafo; en cambio, los de cuarto y sexto ron al primero un listado de palabras que debían
obtuvieron un mejor tiempo con las teclas. copiar a mano. El segundo tecleó la misma lista
A continuación, los niños debían escribir dos en el ordenador. Tras responder unos ejercicios
redacciones, una a mano, que debía versar sobre matemáticos, se solicitó a los probandos que reci-
ordenadores; otra con el teclado y que tratase so- taran, sin leerlas, las palabras que habían escrito.
bre robots. Disponían de diez minutos para de- Los participantes que habían anotado a mano la
sarrollar cada escrito. ¿Resultado? Todos los esco- relación de vocablos, los recordaban mejor. Según
lares obtuvieron un mejor resultado si escribían los investigadores, el mayor esfuerzo motor con-
a mano: fueron más rápidos en la elaboración de dujo a unos enlaces más complejos y estables en
sus redacciones; el empleo de bolígrafo y papel la memoria.
también les animó a construir frases más com- Con todo, una gran mayoría de los estudiantes
plejas y textos más largos. que participaron en la prueba parecían conocer tal
ventaja; seguramente, la practicaban de manera
Una memoria afilada intuitiva. Más de dos tercios de ellos declararon
A pesar de que, con la edad, los niños se mostra- que preferían tomar los apuntes a mano en una
ron más hábiles con el teclado, este les suponía libreta que mediante un ordenador portátil.
una dificultad añadida a la hora de redactar un Volvamos al punto de partida del artículo: Para saber más
texto. Incluso a los más mayores. El paso de un ¿recuerda el lector cuándo fue la última vez que Learning through hand-or
pensamiento sin formato a una frase gramatical estuvo un día entero sin usar el teclado? Sencilla- typewriting influences visual
recognition of new graphic
y llena de sentido les resultaba más sencillo si lo mente, ya no puede pasarse sin él. Pero tampoco
shapes: Behavioral and
manuscribían. En 2007, Vincent Connelly, de la debe ser esa la realidad. El ordenador nos facilita functional imaging evidence.
Universidad Oxford Brookes, y sus colegas lleva- en gran medida el día a día, sin embargo, manus- M. Longcamp et al. en Journal
of Cognitive Neuroscience,
ron a cabo un estudio parecido con más de 300 cribir estimula las ideas. Si Goethe y Schiller hu- vol. 20, págs. 802-815, 2008.
alumnos de primaria. Según el ensayo, los jóvenes bieran tecleado en lugar de inmortalizar sus obras Comparison of pen and key-
probandos obtenían peores resultados cuando re- a mano, quizás El rey de los elfos y Guillermo Tell board transcription modes
in children with and without
dactaban los escritos con ordenador. No obstante, nunca habrían visto la luz. learning disabilities affecting
Connelly opina que los textos redactados con el transcription. V. Berninger
et al. en Learning Disability
teclado pueden mejorarse si, desde un buen prin-
Quarterly, vol. 32, págs. 123-141,
cipio, se forma a los niños en el arte de teclear. 2009.
La escritura a mano no solo es el mejor canal The death of handwriting:
Secondary effects of frequent
para convertir el pensamiento en palabras le-
computer use on basic motor
gibles; también favorece la memoria. Todas las skills. S. Sülzenbrück et al. en
Gabriele Paschek es experta en Journal of Motor Behaviour,
personas lo hemos experimentado alguna vez: ­psicolingüística y trabaja como vol. 43, págs. 247-251, 2011.
quien va al supermercado preparado con una lista ­periodista.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 21


P SICOTER APIA

Búsqueda del trastorno


en el inconsciente
Los procedimientos psicodinámicos se encuentran hoy en día entre
los tratamientos más extendidos para los trastornos psicológicos.
¿Qué diferencia el psicoanálisis de otras terapias? ¿Cuál es su eficacia?

DUN JA VO OS

C
ristina F. (nombre ficticio) sufre an- consciente de sus pacientes para tratar los tras-
siedad. Se despierta por las mañanas tornos neuróticos, entre ellos, angustias y com-
con una sensación desagradable en la pulsiones. En un primer momento, la propuesta
barriga. De camino a la universidad inquieta a Cristina. ¿Deberá tumbarse en un diván
comienza a sudar, las preocupacio- y hablar sobre su infancia? ¡Como si no tuviera
nes se le agolpan en la mente. Esas sensaciones suficientes problemas!
forman ya parte de su rutina. Poco importa si se
encuentra en la calle a la espera de cruzar a la otra
Sin necesidad de diván
acera, frente al ordenador de casa mientras prepa- La práctica psicoanalítica ha experimentado una
ra un trabajo universitario que deberá desarrollar transformación desde los tiempos de Freud. El pa-
en clase o en los momentos que dedica a divagar ciente no necesita tumbarse: la terapia funciona
sobre su futuro. Esta estudiante de química se igual de bien si se encuentra sentado. En las con-
siente insegura y perdida. versaciones con el analista, Cristina determina el
«Tienes un trastorno de ansiedad generaliza- tema y el ritmo de la sesión. Pronto reconoce que
da», le diagnostica su médico de cabecera, pues la la carrera de química no le satisface. En realidad
angustia de su paciente no se limita a situaciones cursa los estudios por sus padres más que por su
EN SÍNTESIS concretas. También le sugiere que el problema vie- propio interés. ¿Podría esconderse allí el motivo
ne de lejos. Cristina manifestó los primeros signos de su angustia? Sus quejas somáticas ¿le sirven de
Conocimiento
de ansiedad durante la pubertad, pero no ha sido excusa inconsciente para no seguir estudiando?
­curativo
hasta ahora que se ha sentido preparada para po- En ese caso, lograría lo que secretamente desea

1 Según la psicología
profunda freudiana,
los trastornos mentales se
nerles remedio. Decide acudir a un terapeuta en
busca de ayuda.
sin ofender a sus padres.
Por sí sola, nuestra paciente no hubiera llegado a
Cerca de donde vive, casi puerta con puerta, plantearse la idea de que la relación con sus proge-
encuentran arraigados en
una placa informa de la consulta de un neurólo- nitores es demasiado estrecha. En la terapia puede
conflictos inconscientes.
go. Sin embargo, su médico de cabecera le propo- reconstruir mentalmente estos pensamientos. A

2 En el transcurso de un
psicoanálisis, el paciente
alcanza nuevos puntos de
ne otra opción; le indica que allí solo recibirá la
prescripción de un medicamento, nadie indagará
medida que Cristina gane comprensión de lo que
le sucede, más deberían reducirse sus miedos. Esto
las causas de su malestar. «Prueba mejor la tera- ocurrirá a lo largo del proceso terapéutico.
vista y conocimientos que
pia psicodinámica», le aconseja. En este tipo de No obstante, el psicoanálisis ocupa en este pun-
pueden mitigar sus proble-
mas. tratamiento, el paciente y el terapeuta intentan to una posición incómoda, ya que se lo considera
averiguar juntos qué pensamientos y deseos in- un método complejo y de larga duración. De he-

3 Un tratamiento basado
en principios psicodiná-
micos conduce con frecuen-
conscientes subyacen al trastorno.
El término psicodinámica proviene de la
cho, la Sociedad Alemana de Psiquiatría, Psicote-
rapia y Neurología recomienda que para tratar la
corriente psicoanalítica fundada por Sigmund ansiedad generalizada se aplique la psicoterapia
cia a una mejora duradera,
Freud (1856-1939) a principios del siglo xx. Este psicodinámica como tercera opción, tras la terapia
según estudios recientes.
neurólogo vienés tomaba en consideración el in- cognitivo conductual y el tratamiento farmaco-

22 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


GEHIRN UND GEIST / DANIELA LEITNER
lógico. Los científicos no muestran unanimidad
en el hecho de clasificar las opciones psicotera-
péuticas. ¿Cómo se establece si un tipo de terapia
funciona?
En las enfermedades de origen orgánico tal clasi-
ficación resulta, por de pronto, más sencilla. Si a una
persona que presenta una presión sanguínea alta
se le receta un fármaco y su estado mejora, parece
que el remedio funciona. Ahora bien, sin olvidar
que pudo existir un efecto placebo: la expectativa
de la curación pudo haber provocado el alivio.
La medición de los cambios o mejoras en los
trastornos psicológicos se antoja más complicada.
Con todo, en la actualidad se exige a las psico-
terapias que satisfagan los principios de la me-
dicina basada en pruebas experimentales, de la
misma manera que los tratamientos somáticos.
Tal demanda surgió a comienzos de los años no-
venta del pasado siglo de manos del epidemiólogo
Gordon Guyatt y el médico David Sackett. Ambos
establecieron una importante máxima: las tera-
pias debían evaluarse según la comprobación de
su efecto.
Póngase que se quiere comprobar el efecto de
la terapia conductual en 20 personas con aracno-
fobia. Se distribuye a los probandos en dos grupos
de modo aleatorio: unos reciben el tratamiento;
los otros deben esperar (grupo de control). Una
vez finalizado el tiempo establecido de interven-
ción psicoterapéutica, se evalúa mediante una
prueba estandarizada si ha disminuido la fobia
de los individuos del primer grupo. También se
analiza si muestran una mejoría respecto a los de
control, pues el paso del tiempo puede contribuir
a esa mejora (remisión espontánea).

El límite ético del sufrimiento


Un ensayo como el descrito puede justificarse des-
de el punto de vista ético, pues no todos los días
PRECURSOR FAMOSO
las personas que sufren aracnofobia se cruzan con Sigmund Freud exploró los
arañas en su camino. En otras palabras, el sufri- conflictos mentales incons-
miento y el tiempo de espera que soportan los cientes que presentaban sus
probandos se mantienen dentro de unos límites. pacientes con el fin de libe-
Ahora bien, en los casos quizá más complicados, rarles de miedos y angustias.
como el trastorno de ansiedad generalizada, y en Bertha Pappenheim, una
de sus primeras enfermas,
terapias de mayor duración, como el psicoanáli-
acuñó de manera acertada la
sis, resulta más difícil llevar a cabo este tipo de
expresión «charla curativa»,
investigaciones. en referencia al método de
No se puede exigir a personas con trastornos intervención del padre del
mentales graves que esperen durante meses o psicoanálisis.
años un tratamiento porque forman parte de un

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 23


P SICOTER APIA

EN BREVE grupo de control. Además, medir sus miedos o an- se centran en las experiencias de aprendizaje del
Según el psicoanálisis, nues- gustias resulta una tarea laboriosa, pues pueden sujeto; en cambio, los psicoanalistas se basan en
tros sentimientos y deseos manifestarse de diversas maneras: un paciente las relaciones de la primera infancia, los conflictos
conscientes y subconscientes
están en constante antagonis- puede ser más rumiador, otro puede encontrarse durante el desarrollo y los problemas en el presente
mo. Por este motivo, pueden indispuesto con frecuencia y otro sentirse perdido del individuo. Es decir, tratan las alteraciones desde
desarrollarse conflictos men- o pensar que va a morir. La variedad de síntomas otro punto de vista.
tales que resultan una carga.
es tan amplia como las trayectorias vitales que De esta manera, además de considerar el diag-
Entre los procedimientos
los provocan. nóstico oficial del trastorno, se apoyan en los pa-
psicodinámicos se encuentran
las psicoterapias analíticas Del mismo modo que los dolores de cabeza se trones relacionales típicos del paciente. Por ello,
basadas en la psicología deben a veces a problemas de circulación, otros a cuando los científicos comparan la eficacia de las
profunda. tensiones musculares o a una infección, la ansiedad diversas terapias, surgen las primeras complica-
En un metaanálisis, los cientí-
puede presentarse por diversas causas: el estrés, las ciones ya en el diagnóstico. A grandes rasgos, los
ficos valoran diversos estudios
en torno a un mismo tema. experiencias violentas o un duelo no superado, por psicólogos profundos se interesan por el trastorno
A partir de la comparación de nombrar solo algunas. Aunque tanto los psicólogos «detrás del síntoma», mientras que los terapeutas
estos trabajos esbozan un re- analíticos como los terapeutas conductales tienen conductuales parten de la idea de que el miedo
sumen global del estado en el
en cuenta la historia personal del paciente, su res- se aprendió en un momento dado y, por lo tanto,
que se halla la investigación.
pectivo enfoque del problema diverge: los últimos puede desaprenderse.
A principios de 2010, Jonathan Shedler, de la
Universidad de Colorado, publicó un estudio en
Trastornos mentales desde la psicología analítica el que valoraba ocho metaanálisis referentes a la
terapia psicodinámica, que a su vez comprendían
La teoría psicoanalítica distingue entre las estructuras del ello (componente ori- un total de 160 investigaciones. Según su resul-
ginal, fuente de toda energía), el yo (parte racional que se asocia con la realidad) tado, la terapia psicodinámica resultaba efectiva
y el superyó (instancia moral); así como entre los procesos mentales inconscien- en numerosos trastornos mentales, entre ellos,
tes, subconscientes y conscientes. El inconsciente sirve de refugio de los deseos depresiones y psicopatologías relacionadas con
impulsivos reprimidos y las experiencias traumáticas durante la infancia. A pe- la ansiedad.
sar de que la consciencia no puede acceder directamente a él, influye sobre el Shedler analizó asimismo bajo lupa nueve
comportamiento y se manifiesta en los sueños y las enfermedades psicológicas. estudios en torno a otros procedimientos psico-
Conforme a la doctrina psicoanalítica clásica respecto a la neurosis, los sínto- terapéuticos y tratamientos con antidepresivos.
mas de las psicopatologías resultan de conflictos psíquicos inconscientes entre Comparó la eficacia de las terapias, parámetro que
impulsos y sus defensas en la infancia, los cuales reviven en la edad adulta en revela el cambio de los síntomas entre el inicio y el
conflictos teóricamente superables. Estas neurosis sintomáticas (expresión con final del proceso terapéutico. En el ámbito clínico,
la que los analistas describen los patrones de comportamiento que se repiten una eficacia de 0,8 constituye un valor global ele-
como miedos y compulsiones) suponen, por tanto, un compromiso o intento vado (Shedler calculó una eficacia media de 0,97).
de resolución de los conflictos infantiles sin resolver. Las terapias psicodinámicas resultaron efectivas
Una neurosis de carácter (o patología estructural) se debe, por el contrario, incluso cuando la intervención había finaliza-
a déficits crónicos del yo, los cuales son, por una parte, congénitos, y, por otra, do. «La terapia psicodinámica pone en marcha
se deben a experiencias infantiles desagradables. En un trastorno estructural procesos que conducen a un cambio duradero»,
del yo, los límites entre el yo y el entorno o la percepción de la realidad pueden concluía Shedler.
encontrarse alterados, como en el caso de las psicosis. También los problemas
graves para el control de impulsos y para identificar los sentimientos pertenecen Lo que dura perdura
a este tipo de psicopatologías (caso del trastorno límite de la personalidad). En 2001, Rolf Sandell, hoy profesor emérito de la
El planteamiento actual más importante de la terapia psicodinámica es la teoría Universidad de Linköping, y su equipo llegaron a
de las relaciones objetales. Según su tesis central, las experiencias relacionales resultados similares en el Estudio de Estocolmo.
tempranas determinan la construcción de la estructura del yo y suponen la con- Según sus conclusiones, un psicoanálisis clásico
dición previa para las representaciones estables de uno mismo y del entorno. de cuatro a cinco sesiones semanales y un total de
Los trastornos psíquicos son consecuencia de relaciones disfuncionales con las 400 horas obtiene mejores resultados a largo pla-
personas de referencia y no de conflictos impulsivos, como sostenía el modelo zo que otras terapias psicodinámicas de menor
psicoanalítico clásico. Las experiencias relacionales pobres influyen en el «nivel duración (apenas una o dos sesiones por sema-
estructural» de la organización de la personalidad y, con ello, agravan el trastorno. na). La probabilidad de necesitar un tratamiento
posterior es dos veces mayor en el segundo caso.

24 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Terapias psicodinámicas Psicoterapia basada
Terapia psicoanalítica
Tanto los defensores del psicoanálisis en la psicología profunda

como los de la psicoterapia basada Reestructuración y maduración Centrada en los conflictos actuales
en la psicología analítica o profunda de la personalidad mediante la y su psicodinámica inconsciente.
Meta
entienden los trastornos mentales elaboración de todos los conflictos
como conflictos infantiles reactuali- posibles.

zados. En sus formas más ortodoxas, De dos a cuatro sesiones semanales En general, más breve (hasta dos
ambos procedimientos se diferencian Duración durante varios años. En total, entre años), con un total de 25 a 100 ho-
en algunos aspectos (tabla). 80 y 300 horas. ras: una o dos sesiones por semana.
En los trastornos del yo están Paciente tumbado (o sentado en Paciente y terapeuta se sientan uno
Contexto
especializadas la terapia focalizada caso de trastornos del yo). frente al otro.
en la transferencia y la terapia inte- El analista se comporta de manera Es importante establecer una rela-
raccional psicoanalítica, centradas en neutra: no realiza valoraciones ni ción servicial y elaborar el conflicto
la estabilización y la madurez. Con emite opiniones personales ni conse- central. El terapeuta proporciona
esta finalidad, refuerzan la tolerancia jos. Facilita al cliente una transferen- apoyo al paciente movilizando sus
hacia sentimientos y el control de cia y escenificación de las relaciones recursos y aborda la sesión estruc-
impulsos de los pacientes. de la primera infancia y los conflic- turándola activamente. Además,
Procedi-
tos. Con ello consigue la regresión o debe transmitir confianza y empatía
El Consejo Científico de Psicote- miento
vuelta a fases del desarrollo anterio- con el fin de facilitar nuevas expe-
rapia (gremio de asesoramiento en básico
res. El paciente debe realizar asocia- riencias relacionales. El terapeuta
Alemania para el reconocimiento de ciones libres, es decir, expresarse sin y el paciente trabajan juntos el
procedimientos terapéuticos) acredita censura sobre lo que piensa en ese conflicto mental o interpersonal
la eficacia de las intervenciones psi- momento. El analista descubre las que subyace al problema presente,
codinámicas en los grandes ámbitos transferencias y resistencias, lleván- además de los posibles patrones de
de las enfermedades psicológicas. dolas a la consciencia del paciente. solución.

En 2008, Falk Leichsenring, de la Universidad de imágenes por resonancia magnética funcional al


Giessen, y Sven Rabung, de la Clínica Univer- principio de la terapia, tras siete meses y después
sitaria de Hamburgo Eppendorf, demostraron de un año y tres meses.
que las terapias psicodinámicas prolongadas en Los primeros análisis revelaron que las áreas
el tiempo funcionaban por lo general mejor que cerebrales responsables del miedo y la ansiedad
otras intervenciones breves cuando se trataba mostraban una menor actividad después de siete
Para saber más
de casos psicológicos complicados (trastornos meses de tratamiento. De esta manera, las técni-
de personalidad). cas de neuroimagen permitían conocer parte del Unterschiedliche Langzeit­
ergebnisse von Psychoana­
Los científicos valoraron 23 trabajos en los que efecto del psicoanálisis. lysen und Psychotherapien.
participaron 1053 pacientes. En 11 exploraciones, Con todo, que una terapia surta efecto depen- Aus der Forschung des Stock­
holmer Projektes. R. Sandell
contaban con pruebas de eficacia controladas y de, entre otros factores, de que exista una buena et al. en Psyche, vol. 3,
aleatorizadas; las 12 restantes consistían en estu- «química» entre paciente y terapeuta. Cristina ha págs. 277-310, 2001.
dios de observación. Cuatro años antes, los mis- encontrado un psicoanalista al que considera com- Effectiveness of long-term
psychodynamic psychothe­
mos autores habían constatado el efecto positivo petente y agradable. Las primeras sesiones le han rapy. A meta-analysis. 
de las terapias psicodinámicas más breves. aportado cierto alivio. Tiene la sensación de que F. Leichsenring y S. Rabung
en Journal of the American
El Estudio Neuropsicoanalítico Hanseático se encuentra por buen camino para liberarse de
Me­dical Association, vol. 300,
[véase «Efectos del psicoanálisis en el cerebro»; su ansiedad incapacitante de una vez por todas. págs. 1551-1565, 2008.
en este mismo número] abrió otro camino de The efficacy of psychodyna­
evaluación. Investigadores dirigidos por Anna mic psychotherapy. J. Shedler
en American Psychologist,
Buchheim, de la Universidad de Innsbruck, acom- vol. 65, págs. 98-109, 2010.
pañaron a 20 pacientes con depresión crónica du- Psychoanalyse tut gut. D.
rante su terapia psicoanalítica. Con ese objetivo Voos. Psychosozial Verlag,
Dunja Voos es médico especialista en Giessen, 2011.
analizaron el cerebro de los sujetos mediante medicina laboral y periodista.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 25


P SICOTER APIA

Efectos del psicoanálisis


en el cerebro
Las técnicas de neuroimagen actuales confirman la eficacia
de la terapia psicoanalítica. ¿Se cumple al fin una vieja visión de Sigmund Freud?

ANNA BUCHHEIM , M ANFRED CIERPK A , HOR ST K ÄCHELE Y GERHARD ROTH


GEHIRN UND GEIST / DANIELA LEITNER

DE TÚ A TÚ
La psicología del inconsciente y la investigación neurocientífica
se sientan hoy cara a cara en el diván.

26 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


«M
e encuentro bastante solo de neuroimagen. Dichos trabajos se centraban
ante la dilucidación de las en la terapia conductual, la cognitivo-conductual
neurosis. Incluso me consi- y la interpersonal. Las 40 investigaciones sobre
deran casi un monomanía- la eficacia terapéutica que se han desarrollado
co, mas tengo la nítida sen- hasta hoy mediante neuroimagen inciden en el
sación de haber topado con uno de los grandes tratamiento de trastornos obsesivo-compulsi-
misterios de la naturaleza.» En mayo de 1894, vos, de personalidad (en especial, el trastorno
Sigmund Freud escribía estas palabras a un buen límite de la personalidad), de ansiedad y páni-
amigo, el médico berlinés Wilhelm Fliess. Acor- co, además de fobias, depresiones, esquizofrenia
de con ellas, el psicoanálisis se desarrolló como y síndromes psico-orgánicos. Por otra parte, la
una teoría de la vida interior del ser humano, mayoría de estos estudios se limitaban a analizar
también como un tratamiento, en gran medida dos puntos temporales concretos: el comienzo y
independientes de la investigación académica. En el final de la terapia; sin ir más allá.
su «Proyecto de psicología», de 1895, Freud llevó Ante ese panorama, nos trazamos una meta:
a cabo un último intento para colocar su modelo evaluar el transcurso de la terapia durante un pe-
de la psique humana bajo el paraguas de los fe- ríodo temporal más extenso, de alrededor de 12
nómenos biológicos. Sin embargo, poco después semanas. Para ello contamos con la participación
de su manuscrito, se despidió definitivamente de de 20 pacientes depresivos, 11 de los cuales sufrían
la idea de justificar su teoría de las enfermedades episodios repetidos de depresión mayor. Todos los
mentales desde un prisma científico. probandos acudían a sesiones de psicoanálisis de
Una valoración realista se escondía tras la de- dos a cuatro horas por semana. Sus psicoanalis-
cisión del padre del psicoanálisis: el estado de la tas eran profesionales experimentados. Tras un
ciencia y los métodos de investigación de aquel año y tres meses de tratamiento, los participan-
entonces no permitirían explicar las transforma- tes habían acudido de media a 129 sesiones (el
ciones psíquicas y fisiológicas del cerebro. No fue tratamiento completo dura entre dos y cuatro
hasta finales del siglo xx que los neuropsicólogos años, según el caso). Además de la veintena de
empezaron a desentrañar las funciones cognitivas sujetos con depresión, reclutamos a otros tantos
superiores y los mecanismos del procesamiento individuos sanos (de edades, sexo y formación EN SÍNTESIS
inconsciente de la información. A través de las téc- equivalentes) como sujetos de control. Mediante
Rastreadores
nicas de neuroimagen se observaba el cerebro en tomografía por resonancia magnética funcional
­neuronales
funcionamiento. Surgía una nueva línea de inves- (TRMf) y electroencefalografía (EEG) registramos
tigación: el neuropsicoanálisis. ¿Se cumplía, con
cien años de retraso, la visión anhelada de Freud?
la actividad neuronal de sus respectivos cerebros
al comienzo de la terapia, al cabo de unos siete u
1 Los investigadores
indagan en el cerebro
los efectos terapéuticos del
Aún queda camino por recorrer, pero existen ocho meses de la misma, y tras unos 15 meses
psicoanálisis.
enfoques prometedores. En 2007 iniciamos el Es- de tratamiento.
tudio Neuropsicoanalítico Hanseático junto con
Thomas Münte, en la actualidad en la Clínica
Emociones en el laboratorio 2 Los centros cerebrales
de la emoción, que
aparecen hipersensibles en
Universitaria de Lübeck, y otros colaboradores. A pesar de que los trastornos mentales trans­
los trastornos depresivos,
Queríamos comprobar, mediante tomografía curren­de forman individual y llegan a superarse
se tornan menos excitables
funcional de espín nuclear, la eficacia de la tera- según las circunstancias vitales de cada persona, después de varios meses de
pia psicoanalítica a largo plazo en pacientes con los test de terapia habituales suelen emplear es- terapia psicoanalítica.
depresión crónica. tímulos estandarizados (palabras con contenido
Según una revisión de Joshua Roffman, de la
Escuela Médica de Harvard en Boston, hasta 2005
emocional o expresiones faciales, entre otros).
Si bien estos estímulos consiguen despertar de-
3 En el futuro, los proce-
dimientos de neuroima-
gen darán nuevos impulsos
solo existían 15 estudios sobre los efectos de la terminadas emociones en los sujetos sanos, los
a la psicoterapia.
psicoterapia llevados a cabo mediante métodos consideramos menos apropiados para provocar

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 27


P SICOTER APIA

en los pacientes con depresión ciertas emociones probandos se correspondían de manera específica
estrechamente relacionadas con su enfermedad. con aspectos de la depresión, la hiperactividad de
Por este motivo nos intrigaba saber de qué ma- la estructura límbica podía plasmar una elevada
nera podíamos activar los procesos inconscien- implicación emocional. Asimismo, los ganglios
tes con el fin de registrarlos mediante técnicas basales, en estrecha relación con las áreas del
neurocientíficas. sistema límbico (en especial con el putamen y el
En un análisis inicial evaluamos los conflictos núcleo caudado) se muestran con frecuencia ac-
mentales y las experiencias de apego de cada uno tivos en una depresión. En definitiva, los estímu-
de los probandos. Junto con un diagnóstico per- los individualizados provocaban al principio del
sonal exhaustivo, determinamos para cada sujeto tratamiento un incremento en la excitación de
un material de estimulación individualizado que las regiones cerebrales relacionadas con las emo-
utilizaríamos en las mediciones con TRMf. Nos ba- ciones y el pensamiento autorreferente.
samos en dos técnicas de evaluación: el diagnósti- Quedaba por comprobar los resultados a partir
co psicodinámico operacionalizado (OPD, por sus del segundo paradigma de evaluación que había-
siglas en inglés) y el sistema de dibujos proyectivo mos elegido, el AAP. Este instrumento, con el que
del apego del adulto (AAP). Los estímulos del pri- se evalúan las experiencias de apego temprano, se
mer método, con el que se analizan los rasgos para compone de un conjunto de imágenes, las cuales
determinar ciertos patrones relacionales, debían representan escenas relevantes para la vincula-
servirnos para generar un patrón neuronal típico ción afectiva (como la separación, la soledad, la
GEHIRN UND GEIST, SEGÚN: GEORGE, C., WEST, M., 2012

de la depresión, a saber, la hiperactividad en las pérdida o la amenaza). El sujeto debía idear una
regiones límbicas y subcorticales. A semejanza de breve historia para cada una de las fotografías.
los pacientes con depresión, los probandos sanos A partir de esta narración determinábamos la
presentaban modelos relacionales adversos que manera en que el probando había procesado las
experimentaban como problemáticos y dolorosos, experiencias de apego; también nos permitía cla-
pero no un cuadro depresivo. sificar a los individuos según su tipo de apego:
En la entrevista del OPD seleccionamos, de seguro o inseguro.
forma individual, cuatro frases que describían el
patrón central del sujeto: «Desea que los demás
Frases clave personales
EN BREVE
le acepten»; «Por ese motivo se esmera por los Ante la imagen de una niña que se encontraba
El sistema de dibujos
­proyectivo del apego del demás»; «A menudo esa dedicación resulta exa- sola, de pie frente a una ventana, uno de los pa-
adulto (AAP, por sus siglas gerada para los demás, por lo que se apartan de cientes inventó la siguiente historia: «La niña pe-
en inglés) evalúa los patro- usted»; «Entonces, se siente vacío y solo». Cada queña se encuentra encerrada en una gran habi-
nes de apego de los adultos.
Consta de ocho imágenes que sujeto leía estos enunciados en una pantalla mien- tación situada en algún lugar. La habitación está
exhiben diversas escenas de tras yacía en el escáner. vacía; solo se ve esa ventana y unas paredes frías
apego: entre ellas, una menor Con el fin de cotejar los resultados, mostramos y desnudas. Me podría imaginar que a la niña le
frente a una ventana (arriba)
cuatro frases más a los probandos, esta vez neu- gustaría salir de allí. Pero me da la impresión de
o acurrucada en un rincón.
El paciente debe narrar una tras. Describían una situación crítica de tráfico: que se encuentra recluida, en este gran cuarto, con
historia relacionada con cada «Un conductor comete un error»; «Usted se irrita la mirada puesta en el exterior. Está desesperada.
ilustración a partir de los por ello»; «Increpa al otro conductor»; «Pero él se Para no frustrarse, se encierra en este cuarto, sin
siguientes datos: ¿Cómo llegó
a esta situación el personaje? comporta de manera inadecuada». De esta forma esperanza de poder salir; ni siquiera se permite
¿Qué piensa o siente? ¿Cómo evocábamos en los sujetos emociones y recuerdos esa idea. Está totalmente perdida».
podría continuar la historia? autobiográficos no relacionados con la depresión. Dos observadores independientes extrajeron
Los relatos se valoran según
Pero ¿qué ocurría en el cerebro de los pacien- las siguientes frases clave de la narración de esta
ciertos criterios preestable-
cidos, con el fin de clasificar tes? Según registramos, en varias áreas cerebra- participante: «la niña pequeña se encuentra en-
las experiencias subyacentes les aparecía una hiperactividad neuronal: en los cerrada en una gran habitación en algún lugar»;
como patrones de apego ganglios basales, la amígdala, el lóbulo frontal y la «tiene la impresión de estar recluida y está de­
seguro o inseguro.
corteza sensoriomotora primaria, sobre todo. Este sesperada»; «se encierra sin esperanza y se en-
Más información en:
attachmentprojective.com resultado refleja, seguramente, el hecho de que las cuentra totalmente perdida». Los enunciados se
personas con depresión se sientan a menudo des- mostraron a su autora cuando yacía en el escáner
(The adult attachment projective
picture system. C. George y M. West. bordadas por las emociones negativas. Puesto que de TRMf. A modo de control, utilizamos las mis-
Guilford Press, Nueva York, 2012) las frases relacionadas con el estado clínico de los mas frases neutras para todos los sujetos (entre

28 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Corte transversal medial del cerebro EFECTO EN EL CEREBRO EN BREVE
Corteza Tras unos meses de psicoanálisis, diversas áreas Junto al diagnóstico según
Corteza cingulada anterior
prefrontal medial cerebrales de los pacientes reaccionaban de forma la Clasificación Internacional
menos acusada a determinadas frases que antes del de Enfermedades Mentales
tratamiento activaban patrones de apego adversos. (CIE-10), los psicoanalistas
Entre estas áreas destacaban la corteza prefrontal clasifican los aspectos psico-
medial, una parte de la corteza cingulada anterior, dinámicos de un trastorno.
A través del Diagnóstico
la amígdala y el hipocampo. Estas áreas pertenecen
Psicodinámico Operaciona-
a una red neurobiológica que regula las emociones. lizado (OPD) se evalúan la
experiencia del trastorno y las
condiciones de tratamiento
(sufrimiento, estrategias
de superación, motivación),
además de los patrones de
apego, los conflictos intrapsí-
GEHIRN UND GEIST / MEGANIM

Amígdala quicos e interpersonales (baja


autoestima o sentimientos
de culpa, por ejemplo), y la
Hipocampo estructura del yo (déficits en
el autocontrol o en la relación
y diferenciación entre uno
mismo y el entorno).
estas, «aquí se ven dos cortinas, a la derecha y a es capaz de mantener bajo control a la amígdala Más información en:
la izquierda, y una ventana»). Al cabo de 15 meses (centro de las emociones), de manera que esta úl- www.opd-online.net
de terapia, ¿qué actividad presentaría el cerebro tima reacciona con hipersensibilidad. Las causas
de los pacientes? exactas permanecen, por ahora, en la oscuridad.
Tras ese período de tiempo, su encéfalo mos- La carrera de investigación en torno a los proce-
tró una respuesta neuronal distinta a la inicial sos psicoterapéuticos con métodos neurobiológi-
cuando se les confrontaba con las frases indivi- cos acaba de comenzar. Knut Schnell y Sabine Her-
dualizadas de la prueba del apego. En concreto, pertz, de la Universidad de Heidelberg, emplearon
registramos una disminución de la activación en la TRMf para examinar en reiteradas ocasiones a
la amígdala y el hipocampo, así como en la región personas con trastorno límite de la personalidad.
ventral de la corteza cingulada anterior y en la Pretendían documentar los patrones de actividad
corteza prefrontal medial. Una reducción que, por cerebral de estos pacientes a lo largo de una te-
otro lado, se acompañaba de una mejoría en los rapia dialéctica conductual. Günter Schiepek, de
síntomas. Es decir, podían atribuirse efectos posi- la Universidad de Salzburgo, llevó a cabo el se-
tivos a la psicoterapia. O, dicho en otras palabras, guimiento de sujetos que padecían un trastorno
tras un año y tres meses de terapia psicoanalíti- obsesivo-compulsivo relacionado con la higiene
ca, la alta excitabilidad que presentaban ciertas personal y que acudían a una terapia conductual.
Para saber más
áreas del cerebro de los pacientes con depresión En ambos estudios, los efectos de las respectivas
Individualized and clinically
al inicio del tratamiento se «normalizó». Por otro psicoterapias se aparejaron con cambios en los
derived stimuli activate limbic
lado, la disminución en la actividad de la corteza patrones de activación neuronal. structures in depression: An
prefrontal medial constituía un claro signo de que Estamos convencidos de que el enfoque indi- fMRI study. H. Kessler, et al. en
PLoS One, vol. 6, pág. e15712,
los pacientes ya no recurrían, en la misma medida vidual es el más apropiado en la investigación de 2011.
que al principio, a mecanismos de represión. los efectos terapéuticos. Nuestro estudio muestra Neuronale Veränderungen
Parte de las regiones cerebrales observadas en un primer paso en esta dirección. bei chronisch-depressiven
Patienten während psycho-
este estudio se hallan implicadas en otras psico- analytischer Psychotherapie.
patologías. Junto a la corteza cingulada anterior, Anna Buchheim es catedrática de psicología clínica en la fMRT-Studie mit einem bind-
Universidad de Innsbruck y profesora en la Universidad ungsparadigma. A. Buchheim
la amígdala y el hipocampo, algunas zonas del
Internacional Psicoanalítica de Berlín. Horst Kächele es et al. en Psychotherapeut, vol.
tálamo y del lóbulo frontal muestran con fre- catedrático en la misma universidad berlinesa. Manfred 57, págs. 219-229, 2012.
cuencia una elevada actividad en los trastornos Cierpka es director médico del Instituto de Investigación Changes in prefrontal-limbic
Cooperativa Psicosomática y Terapia de Familia en la function in major depression
de ansiedad (fobia social, entre otras), así como en Universidad de Heidelberg. Gerhard Roth es catedrático after 15 months of long-term
las depresiones o las compulsiones. Se presume de investigación cerebral en la Universidad de Bremen. psychotherapy. A. Buchheim
(Agradecen la colaboración de Svenja Taubner, Henrik et al. en PLoS ONE, vol. 7, pág.
que su denominador común es una perturbación Kessler y Daniel Wiswede en el Estudio Neuropsicoanalíti- e33745, 2012.
en la regulación emocional: el lóbulo frontal no co Hanseático.)

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 29


P SICOTER APIA

La psicoterapia a examen
Cerca de uno de cada diez pacientes se siente peor tras la psicoterapia. Al igual que
sucede con los fármacos, los tratamientos psicológicos pueden producir efectos
secundarios, mas se echa en falta una descripción estandarizada

C AR STEN SPIT ZER , R AINER RICHTER , BERND LÖWE Y HAR ALD FRE YBERGER

UN PESIMISTA PROFESIONAL
«Yo también me estoy psicoanalizando, naturalmente,
pero solo llevo quince años. Voy a darle un año más a mi
psicoanalista, y si no funciona, me voy a Lourdes», malde-
cía Woody Allen en su película Annie Hall, de 1977.
CINETEXT

30 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


A
pesar del tratamiento intensivo que desde la que se mire. Lo que un terapeuta considera
  seguía cierto paciente, sus crisis un progreso, puede parecer un empeoramiento a
  de pánico no remitían. No podía ojos del paciente. Quizá justamente por este moti-
  ir a ningún lado sin antes asegu- vo se concede escasa importancia a la discusión de
  rarse de que había un médico en este problema, a pesar del papel que desempeña en
las inmediaciones. Desde hacía 30 años, acudía la práctica clínica y en la investigación. Pero ningu-
con regularidad a clínicas psiquiátricas. Allí, los na disciplina debería juzgarse solo por sus éxitos;
terapeutas le confrontaban con cuidado a su también cuentan los esfuerzos infructuosos.
miedo a los congéneres. Él practicaba la vuelta al En todas las modalidades de psicoterapia se
pueblo; poco a poco intentaba estar de nuevo con encuentran efectos no deseados y nocivos. Estos
gente. Una técnica, por lo general, eficaz. van desde agravamientos de los síntomas hasta
No obstante, la experiencia de los médicos que cambios persistentes en la personalidad. Asimis-
llevaban el caso brillaba por su ausencia. Tampoco mo pueden producirse problemas no relaciona-
disponían de un plan de tratamiento elaborado dos directamente con la terapia. Entre ellos, el
y minuciosamente ponderado. En fin, nunca se hecho de que un paciente esté mal considerado
dieron cuenta de que el paciente tenía pavor a su por sus amigos o familiares porque necesita la
violento padre. La primera en reparar en ello fue ayuda de un psicólogo. Ahora bien, las personas
Erica Brühlmann-Jecklin. Ese día la terapeuta sus- tratadas sufren sobre todo cuando experimentan
tituía a un compañero de trabajo. Pidió al para ella un aumento de las molestias físicas y psíquicas, o
desconocido paciente que le contara su historia. cuando se añaden a estas otras nuevas. Por esta
«Hoy sigo convencida de que se cometió un error razón debería advertírseles previamente de los
muy grave en su tratamiento», señala la psicotera- riesgos y posibles efectos secundarios del tra-
peuta en Therapieschäden («Daños terapéuticos»), tamiento, del mismo modo que sucede con los
libro en el que se describen casos similares. medicamentos. Sin embargo, mientras que en
En la actualidad, no existen dudas de que la farmacia sí existe una descripción estandariza-
psicoterapia puede ayudar a muchas personas. da de los efectos secundarios de los fármacos y la
Sin embargo, hoy como antes, no está suficiente- frecuencia de su aparición, la psicoterapia carece
mente claro cuándo, cómo y a quién beneficia. La aún hoy de una clasificación prescriptiva.
terapia no siempre ayuda; en el peor de los casos,
incluso puede resultar perjudicial.
Una cuestión de escuela EN SÍNTESIS

Los propios psicoterapeutas mantienen una re- Los escasos datos acerca de la frecuencia de agra- Un tratamiento
lación contradictoria con los posibles fracasos y vamientos de los síntomas varían sustancialmen- arriesgado

1
efectos secundarios del tratamiento. Por un lado, te de una escuela a otra, ya que cada una los de- Alrededor de uno de
admiten que solo en un porcentaje reducido de fine y entiende de modo distinto. Los terapeutas cada diez pacientes
sus pacientes se da una evolución desfavorable de conductistas reaccionan alarmados si empeora el experimenta un empeora-
la terapia, según describió en 2005 Michael Mär- estado de ánimo de los pacientes, mientras que miento de los síntomas tras
la psicoterapia.
tens, por entonces en la Escuela Técnica Superior los psicólogos analistas pueden considerar este
de Fráncfort del Meno. Pero, por otro, los estudios empeoramiento como parte del proceso de cu-
demuestran la existencia de efectos negativos en-
tre un 20 y un 40 por ciento de los casos tratados.
ración. Estos últimos prestan más atención a los
cambios de personalidad. Por otra parte, en una
2 Los terapeutas infrava-
loran esa cantidad de
fracasos. Hasta el momento,
Al menos así lo confirman Norman y Ann Ma- terapia de grupo, los nuevos problemas en el trato los investigadores en psico-
caskill, de los Servicios Comunitarios y de Salud con los demás resultan más evidentes que en una terapia rara vez se ocupan
del problema.
Mental de Leeds y de la Universidad Sheffield entrevista individual.

3
Hallam, respectivamente. Para su investigación Los procedimientos de investigación habituales Resulta difícil saber por
encuestaron a varios psicoterapeutas sobre su en el ámbito de la psicoterapia también dificul- qué fracasa un tra-
experiencia profesional en torno a la terapia de tan el descubrimiento sistemático de los fraca- tamiento. Los problemas de
conducta. Entre las consecuencias no deseadas sos. La mayoría de las veces, se trata a dos o más los pacientes y las aptitudes
destacaban los problemas matrimoniales y los grupos de sujetos mediante métodos diferentes de los terapeutas no consti-
tuyen las únicas piezas clave:
episodios depresivos. para después comparar los respectivos resultados.
también influye la «quími-
Con todo, la percepción de éxito o fracaso y de El ejemplo clásico corresponde al ensayo clínico
ca» entre ambos.
efectos secundarios dependen de la perspectiva aleatorizado, en el que se asigna al azar a los pro-

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 31


P SICOTER APIA

En muchos bandos con un determinado trastorno bien a un los efectos secundarios y el empeoramiento de los

estudios de grupo de intervención bien a uno de control. Los síntomas en psicoterapia.


pacientes del primer grupo reciben el tratamiento El estudio longitudinal Menninger supuso un
psicoterapia los psicoterapéutico en estudio, mientras que a los hito en la investigación de las terapias para la psi-
fracasos pasan otros se les somete a una terapia distinta. Al com- que. Este proyecto se inició en 1954 y se llevó a

inadvertidos: parar los resultados, sin embargo, desaparecen los cabo en la Clínica Menninger de Houston, de ahí
datos particulares de cada paciente, ya que los su nombre. En él se compararon los resultados del
solo se casos individuales se difuminan en la estadística. psicoanálisis clásico con los de un simple acompa-
considera Podría ocurrir que un tratamiento tuviera efec- ñamiento de apoyo. Es cierto que el trabajo pre-

el resultado tos excelentes en la mayoría de los pacientes, mas sentaba carencias metodológicas, pero permitió
fracasara en el resto de los individuos. De esta superar por primera vez dos dificultades centrales
medio de los manera, si se considera al grupo en su conjunto, el de la investigación en torno a los efectos secun-
pacientes resultado medio será bueno, lo cual no se corres- darios psicoterapéuticos: gracias a la intervención
ponderá necesariamente a nivel individual. Justo de evaluadores independientes se escapaba de las
en este punto surgen las dificultades para valorar apreciaciones subjetivas de pacientes y psicotera-
peutas; pero, sobre todo, se prestó atención a los
resultados de cada una de las personas tratadas.
Efectos secundarios y daños En alrededor de un 60 por ciento de los casos se
observaron efectos positivos. Sin embargo, el 27
En las psicoterapias pueden ocurrir numerosos imprevistos. Los terapeutas por ciento de los pacientes que se psicoanalizaban
Sven Olaf Hoffmann, Gerd Rudolf y Bernhard Strauss propusieron en 2008 una y el 25 por ciento de los sujetos que recibían un
clasificación y terminología que permitiera examinar de modo diferenciado los acompañamiento de apoyo se clasificaron dentro
diversos efectos no deseados: del grupo «en peor estado». En otras palabras: no
n Fracasos: los objetivos de la terapia, manifiestos o no, se logran solo en parte solo los efectos curativos de la terapia fallaron
o no llegan a alcanzarse. en una cuarta parte de los pacientes, sino que las
n Efectos secundarios: surgen efectos no deseados y perjudiciales para el paciente. molestias incluso aumentaron.
n Daños: los efectos perjudiciales de la terapia se alargan en el tiempo; también Otros trabajos más recientes se han ocupado
resultan de gravedad para el paciente. de la cantidad de personas que perciben un em-
peoramiento de los síntomas al acudir a psicote-
Lista de los efectos secundarios más importantes: rapia. Con el objetivo de averiguarlo, los médicos
n Empeoramiento o cronificación de síntomas ya existentes. pidieron a sus pacientes, al inicio y al final de la
n Aparición de nuevos síntomas. terapia, que contestaran un cuestionario estanda-
n Tendencias suicidas que acaban en tentativa o muerte. rizado. Mediante este método, Henning Schauen-
n Uso indebido de la terapia por parte del paciente sin que el terapeuta lo impida. burg, de la Universidad de Heidelberg, y sus co-
(Un paciente puede hacer un mal uso de la terapia cuando elude los conflictos laboradores demostraron en 1998 que en cerca
y habla de sus problemas en lugar de ocuparse activamente de ellos.) del 6 por ciento de las personas que se sometían
n Agotamiento del paciente a causa de los objetivos no realistas del terapeuta. a una psicoterapia breve en un ambulatorio, los
n Dependencia del paciente. síntomas se agravaban tanto que no era de recibo
n Pérdida de confianza del paciente a causa de decepciones graves durante la terapia. atribuirlos a cambios casuales.
n Cambios de personalidad negativos que se vuelven permanentes. Para las terapias de grupo de orientación psicoa-
nalítica en clínica, los equipos de Susanne Davies-
Causas de los fracasos terapéuticos: Osterkamp y Franziska Geiser, de la Universidad de
n Efectos secundarios de una terapia adecuada (sin embargo, en un caso par- Bonn, informaron, respectivamente, de una cuota
ticular resulta difícil determinar si el tratamiento tiene la culpa de los nuevos de resultados negativos del 8,5 y del 14 por ciento
trastornos). en 1996 y 2001. En el año 2008 llegamos en nuestro
n El paciente y el terapeuta no congenian. estudio sobre psicoterapia estacionaria a resultados
n Daños causados por un desarrollo poco profesional de la terapia (en principio semejantes: 15 de los 130 pacientes estudiados (el
justificable, pero difícil de demostrar). 11,5 por ciento) hablan al finalizar la terapia de
n Comportamiento poco ético del terapeuta (en los casos graves, las denuncias más molestias que al principio del tratamiento.
suelen acabar con éxito). Cada probando se había evaluado a sí mismo en el
momento de su ingreso; había clasificado en una

32 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


DPA / EPA / RICHARD AVEDON
escala sus síntomas, tales como la depresión o la
angustia. Cuando fueron dados de alta, los pacien-
tes cumplimentaron de nuevo el cuestionario. El
individuo que se había atribuido un 10 en depre-
sión al inicio de las sesiones y marcaba ahora un
2, había sacado provecho del tratamiento. Los pa-
cientes que al final clasificaban con un 18 su estado
depresivo, habían empeorado.
Estos resultados plantean la siguiente cuestión:
¿por qué aproximadamente uno de cada diez pa-
cientes experimenta durante la psicoterapia, al
menos de forma subjetiva, un aumento del ma-
lestar? Sigmund Freud ya observó que podía darse
un «empeoramiento durante el tratamiento». En
su obra El yo y el ello (1923) acuñó el término de
«reacción terapéutica negativa». Según Freud, un
ESTRELLA SOMBRÍA
paciente no se confiesa a sí mismo que tiene sen-
Al parecer, los diversos tera-
timientos de culpa; en lugar de ello, se encuentra
peutas que trataron a Marilyn
enfermo. Sin embargo, si alguien no quiere ver la Monroe poco pudieron ayu-
causa de sus problemas, el psicoanálisis tampoco darla. La actriz murió en 1962.
podrá ayudarle. Supuestamente, se suicidó.
De este modo, los agravamientos de los sínto-
mas durante la terapia serían imputables solo al ciones especialmente desfavorables durante los tra-
paciente; no podrían atribuirse a equivocaciones tamientos tradicionales si, además, tienen graves
del terapeuta o a errores en el plan de tratamiento. problemas para relacionarse con otras personas. En
¿Es esto cierto? En realidad, las peculiaridades y cambio, líneas de tratamiento más actuales, como
la actitud del paciente así como las del terapeuta la terapia conductual dialéctica, pueden ayudarles.
influyen en el resultado de la terapia. La relación interpersonal influye de manera
notable en el éxito de una terapia, en un doble
Problemas interpersonales sentido: los individuos con múltiples dificultades
Entre el 60 y el 70 por ciento de las diferencias en interpersonales se benefician de la psicoterapia,
los resultados de una terapia pueden atribuirse a pero también los agravamientos de los síntomas
las características del paciente, según reveló en resultan frecuentes en este grupo. En particular,
2001 un amplio análisis dirigido por Bruce Wam- los pacientes desconfiados suelen desarrollar tras-
pold, de la Universidad de Wisconsin. Ya en 1995, tornos posteriores ya que no responden a elemen-
David Mohr, de la Universidad Noroccidental en tos importantes de la terapia.
Chicago, estudió con detalle qué rasgos concretos Otro factor de riesgo por parte del paciente sur-
pueden incrementar el riesgo de un empeoramien- ge de la idea de que la psicoterapia es un proceso
to de los trastornos. Se comprobó que una organi- exento de dolor. Edna Foa, terapeuta conductista
zación límite de la personalidad constituía un mal de la Universidad Temple, describió problemas
Un estudio
presagio. Este concepto, desarrollado por el célebre inusuales durante el tratamiento de un caso de
psicoanalista Otto Kernberg, no se corresponde trastorno obsesivo-compulsivo. El paciente, un
clásico revela
totalmente con el trastorno límite de la persona- técnico de laboratorio de 29 años, se lavaba du- que el 27 por
lidad que definía la ya obsoleta cuarta versión del rante minutos cada vez que entraba en contacto
ciento de los
Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos con algún elemento que procediera de la ciudad
mentales (DMS-IV). Según Kernberg, las personas en la que había cursado medicina. En su época
pacientes se
con dicha estructura de la personalidad no han de estudiante vivió un accidente con material encontraba
superado correctamente la división infantil del radiactivo del laboratorio. Aunque el incidente
después de un
mundo entre buenos y malos; no saben manejar la no revistió mayor peligro, el ahora médico teme
agresividad, y tampoco poseen una idea afianzada desde ese día que los animales experimentales
psicoanálisis
sobre sí mismos. Estos pacientes muestran evolu- puedan contagiarle alguna enfermedad grave. En peor que antes

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 33


P SICOTER APIA

coterapia que se conocen, ya que apenas pudimos


extraer características de los pacientes que se co-
rrespondiesen con el agravamiento de los síntomas
durante el tratamiento clínico. Los individuos que
experimentaron efectos negativos no se diferen-
ciaban por sexo ni edad de aquellos para quienes
la terapia había sido provechosa. El resultado tera-
péutico tampoco parecía depender del estado civil,
la educación, el nivel de formación y la situación
profesional en un momento concreto. Los cuadros
clínicos, el diagnóstico principal por el que se inició
la psicoterapia u otros diagnósticos secundarios, no
mostraban relación con el aumento del malestar.
Sin embargo, pudimos constatar que no existía una
MUSEO FREUD, LONDRES

relación entre un trastorno de personalidad y la


aparición de efectos indeseados.
Estudiamos la percepción que los pacientes te-
nían de sí mismos y de los demás, su conducta
afectiva y comunicativa. Ninguno de estos facto-
EL HOMBRE LOBO
un inicio, la terapia de confrontación dio buenos res ejercía una influencia mensurable sobre un
A Sergei Konstantinovitch,
paciente de Sigmund Freud, le resultados, no obstante, un nuevo temor se apro- posible agravamiento de los síntomas durante
atormentaba un sueño en el piaba de él. Acudió al tratamiento en repetidas la terapia. Si la persona afectada había sufrido
que veía lobos sentados en un ocasiones, siempre con el mismo resultado: tras anteriormente trastornos graves o si había expe-
árbol. El «hombre lobo» dibujó experimentar un rápido avance en la superación rimentado problemas en sus relaciones con los
sus visiones para la terapia, de la antigua fobia, pronto se originaba una nueva. demás tampoco influía en ello. Por consiguiente,
pero Freud no consiguió ayu-
Como se comprobó posteriormente, la confronta- no parece que exista una relación reveladora entre
darle. Más tarde, los psicoana-
ción del sujeto con los pensamientos obsesivos le un trastorno de la personalidad y la aparición de
listas trataron de ocultar este
provocaba siempre un sentimiento exagerado de efectos indeseados durante una psicoterapia.
fracaso.
vergüenza. Para evitar un enfrentamiento profun- En pocas palabras, los parámetros referidos
do con el miedo, el paciente traspasaba de manera al paciente que se registran al comienzo del tra-
inconsciente sus temores de una idea a otra. tamiento no pueden garantizar si la terapia tendrá
Nuestra investigación refleja con reservas los éxito o no. Por ese motivo, no creemos que los
escasos factores de riesgo relacionados con la psi- rasgos característicos del sujeto, como el deseo

GEHIRN UND GEIST / FUENTE: MODELLE UND KONZEPTE ZUR EMPIRISCHEN UNTERSTÜTZUNG DER EVALUATION
4,0

DES PSYCHOTHERAPIEBEDARFS UND DER THERAPIEVERLÄNGERUNG. W. LUTZ,ET AL. EN VERHALTENSTHERAPIE


Muchos mejoran, otros no
3,5
El departamento de prácticas de psicoterapia de la Univer-
Ni mejor ni peor
sidad de Berna analizó el efecto de la terapia en 363 pacien- 3,0
Valor total al final de la terapia

tes. El estado de cada individuo se representó mediante un


Ha empeorado
punto: cuanto más a la derecha se encontraba este, más 2,5

graves eran los síntomas previos a la terapia; cuanto más


2,0
UND VERHALTENSMEDIZIN , VOL.25, N.o 4, PÁGS. 503-527, 2004

alto, más graves eran los trastornos tras el tratamiento psi- Ha mejorado

coterapéutico. Si ambas coordenadas (valor inicial y valor 1,5


final) aparecían casi iguales y, por consiguiente, se halla-
ban dentro de la diagonal, puede decirse que los síntomas 1,0

se mantuvieron similares. Los pacientes cuya puntuación


0,5
ocupaba la mitad superior izquierda del diagrama se encon- Mejora clínica significativa
traban peor después que antes de acudir a terapia; el resto 0,0
00 0,5 1,0 1,5 2,0 2,5 3,0 3,5 4,0
se sentía, al menos, algo mejor.
Valor total al comienzo de la terapia

34 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


inconsciente de ser castigado, sean responsables ser protegidos, el resultado es una combinación Las personas
de los malos resultados de la terapia. Más bien explosiva para el desarrollo de las relaciones
que no cuentan
suponemos que son aspectos problemáticos del personales. Reconocer este problema y hacerlo
terapeuta los que contribuyen al fracaso. desaparecer se convierte en una de las tareas
con enfrentarse
De acuerdo con el análisis realizado por David más importantes, pero también más duras, del a problemas
Mohr a mediados de los años noventa, la ausencia terapeuta. Si el paciente y él fracasan en el inten-
durante la
de empatía y las reacciones inadecuadas (cons- to, surgen interrupciones en el tratamiento o un
cientes o inconscientes) del terapeuta hacia su empeoramiento de los síntomas.
psicoterapia
cliente constituyen cuestiones críticas. Cuando Hasta ahora se ha investigado poco acerca de si la fracasan antes
la decepción, el enfado, la hostilidad o el aburri- interacción entre terapia, intervenciones médicas o
miento determinan la relación entre médico y sociales y el día a día del paciente contribuyen a un
paciente, se produce lo que en la bibliografía es- resultado negativo. Por supuesto, acontecimientos
pecializada se denomina un «proceso terapéutico desagradables que tengan lugar fuera de la tera-
negativo». Los psicoterapeutas e investigadores en pia y sean totalmente independientes de esta pue-
psicoterapia Jeffrey Binder y Hans Strupp reunie- den originar efectos contraproducentes. También
ron en 1997 sus experiencias profesionales. Llega- cabe remarcar que las experiencias negativas que
ron a la conclusión de que el proceso terapéutico ocurren durante el tratamiento tienen un efecto
negativo resultaba más frecuente y, sobre todo, mayor que las positivas, tal y como demostraron
más difícil de superar de lo que generalmente se en 1984 Paul Pilkonis y sus colaboradores, de la
acepta. En breve, se trata de un problema infra- Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania.
valorado. Por último, es posible que tras un aumento de
las molestias se esconda un empeoramiento es-
La relación entre terapeuta y paciente pontáneo. Se entiende con ello que el desarrollo
Está claro que un comportamiento poco ético y natural del trastorno va acompañado de un agra-
poco profesional por parte del terapeuta (abu- vamiento de los síntomas; no obstante, todavía
sos económicos o sexuales, por ejemplo) puede sabemos poco sobre este fenómeno.
aumentar el sufrimiento del paciente. Para que ¿Qué aplicación tienen en la práctica los resul-
Para saber más
una relación terapéutica tenga éxito, resulta tados expuestos? Aproximadamente uno de cada
Negative outcome in psy­
necesario que los protagonistas formen «buena diez pacientes se encuentra peor tras una psico- chotherapy: A critical review.
pareja». Tal como descubrió Mohr, los pacientes terapia, defecto que hay que reconocer. Los tera- D. C. Mohr en Clinical Psycho­
logy: Science and Practice,
desconfiados obtienen más provecho de los tera- peutas y los investigadores deberían enfrentarse
vol. 2, págs. 1-27, 1995.
peutas que mantienen las distancias que de los de forma más intensiva y activa con este riesgo. Negative process: A recur­
que se muestran cariñosos y compasivos. Por su parte, las personas que optan por un tra- rently discovered and under­
estimated facet of therapeutic
En esta dirección apuntan algunos de nues- tamiento psicoterapéutico deberían consultar al
process and outcome in the
tros resultados, puesto que la desconfianza de profesional sobre los posibles efectos secundarios individual psychotherapy of
los pacientes puede deberse a traumas infantiles y exponerle sus dudas y preocupaciones. adults. J. L. Binder, H. H. Strupp
en Clinical Psychology: Science
y juveniles. Los afectados muestran a menudo un La recomendación más importante sigue siendo, and Practice, vol. 4, págs. 121-
comportamiento contradictorio en sus relaciones. no obstante, prestar mucha atención a la «quími- 139, 1997.

Quienes han experimentado que sus personas de ca», ya que el mayor factor de riesgo es una relación Therapieschäden: Risiken
und nebenwirkungen von
referencia, que deberían protegerlos y consolarlos, problemática con el terapeuta. En este sentido, una psychotherapie. Dirigido
también los pueden amenazar, asustar y hacer regla práctica podría ser: aquel que en la primera por M. Märtens y H. Petzold.
Matthias-Grünewald, Mainz,
daño en cualquier momento, muestran suma cau- sesión no se entienda bien con el terapeuta, debe- 2002.
tela al relacionarse con los demás. Sin embargo, ría buscarse otro. Sin embargo, si los problemas Unerwünschte und schädliche
también manifiestan un deseo pronunciado de aparecen más tarde, paciente y terapeuta deberían Wirkungen von Psychothera­
pie. S. O. Hoffmann et al.
protección, ayuda y sostén. tratar de encontrar a cuatro manos las causas y las
en Psychotherapeut, vol. 53,
Según nuestro estudio, aquellos sujetos que posibles soluciones. págs. 4-16, 2008.
habían sufrido abusos sexuales o una fuerte de­ Symptomverschlechterung
Carsten Spitzer es médico especialista en psiquiatría y während stationärer Psycho­
satención emocional, tendían a sentirse peor tras psicoterapia, Rainer Richter es psicólogo y psicoanalista therapie: Wer ist betroffen?
una psicoterapia. Uno de los motivos podría ser y Bernd Löwe es especialista en medicina interna y psi- C. Spitzer et al. en Psychodyna­
coterapia. Los tres trabajan en la Clínica Universitaria de mische Psychotherapie, vol. 7,
que su terapeuta los trataba con cariño. Cuando Hamburgo-Eppendorf. Harald Freyberger es profesor de págs. 3-15, 2008.
los pacientes son desconfiados y a la vez ansían psiquiatría y psicoterapia en la Universidad de Greifswald.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 35


SUEÑO

Sueños lúcidos
A veces, el durmiente se sabe soñando. Incluso puede influir en los sucesos de sus
fantasías nocturnas. El estudio de la actividad eléctrica cerebral revela los procesos
neuronales que se esconden tras este estado entre el sueño y la vigilia

UR SUL A VOSS

U
n trompo de acero gira sin parar llo en el sueño, aunque solo conseguí sentarme en
EN SÍNTESIS
sobre la pulida superficie de una su lomo. El cuello y la cabeza del animal parecían
mesa. Pero, de repente, entra en bastante irreales. No obstante, pude sentir como Ensoñaciones
barrena. ¿O quizá no? Antes de cabalgaba y al mismo tiempo estaba tumbada ­conscientes

1
conocerse la respuesta, la panta- en la cama», describía una voluntaria en nuestro Alrededor de 8 de cada
lla se oscurece; comienzan a desfilar los créditos. laboratorio del sueño de la Universidad de Bonn. 10 personas han tenido
Con este enigmático final despide la película Ori- al menos una vez sueños
gen, de Christopher Nolan, al espectador. El fil-
A merced de mundos fantásticos lúcidos, es decir, fueron
conscientes de sus sueños.
me narra, a lo largo de 148 minutos de duración, Por lo general, los sueños nos conducen a un mun-

2
cómo un grupo de expertos en la consciencia do paralelo con un fuerte componente emocio- Este estado corresponde
humana manipulan los sueños de otras perso- nal. Si tenemos suerte, predominan imágenes y a un nivel de consciencia
nas. El trompo sirve al protagonista Dom Cobb emociones agradables en ellos. En el peor de los entre el sueño y la vigilia.
(Leonardo DiCaprio) de «test de la realidad». Si el casos, experimentamos una pesadilla de la que
peón no cesa de girar, se encuentra en un sueño;
si vuelca, la situación es real.
despertamos de un sobresalto, bañados en sudor
y confundidos. El contenido de las ensoñaciones
3 Los registros de elec-
troencefalografía
descubren que diversas
Algunos individuos se formulan mientras duer- es con frecuencia extravagante y enrevesado. Y a áreas cerebrales cooperan
men una pregunta similar a la del personaje prin- pesar de que cada persona tiene sus propios sue- con más fuerza durante los
cipal de Origen («¿Estoy soñando?») . Si reconocen ños, algunos guardan cierta similitud: todos he- sueños lúcidos que en otras
que lo vivido no es real, ya que los acontecimien- mos soñado alguna vez que volábamos, caíamos fases del sueño.

tos de sus ensoñaciones resultan demasiado es- o teníamos urgencia por ir al baño. Los sueños
trafalarios y no poseen sentido alguno, se habla escapan a nuestra voluntad: estamos a merced
de que han experimentado un sueño lúcido. Estos de las fantasías nocturnas.
sujetos son conscientes de que sueñan; incluso En las oníricas no existe ni pasado ni futuro;
pueden influir activamente en los sucesos ficti- simplemente, estamos allí. Aunque de vez en
cios, sin por ello despertarse. cuando anticipamos acontecimientos inminen-
«Cuando me extrañé por la estrambótica con- tes (por ejemplo, cuando nos ataca alguien), no
versación que mantenía con una compañera de reflexionamos sobre lo que pasará a continuación
universidad, a la que no conozco demasiado, supe o nuestra contribución al daño o a la alegría de
que estaba soñando. De súbito, me encontré en otros. El sueño acontece sin consciencia.
otra escena, como sacada de un álbum de fotos Otra característica es su mudez. Durante la fase
familiar. Moví los ojos y me di cuenta de que me REM (del inglés rapid eye movement), en la que se
CONSCIENCIA AL CUADRADO
hallaba en la cama y dormía. Cuando vi desdibu- producen la mayoría de escenas oníricas, vemos
Las personas que se perciben
jarse el bonito paisaje pensé: esta es mi fantasía una sucesión de imágenes en movimiento. A me- a sí mismas mientras duer-
y debe permanecer. La escena volvió. Pensé que nudo creemos oír sonidos, voces o a nosotros mis- men pueden tejer los sueños
sería bonito galopar por ese paisaje. Puse un caba- mos hablando. Sin embargo, como hemos mos- de manera arbitraria.

36 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


GEHIRN UND GEIST / ANDREAS RZADKOWSKY

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


37
SUEÑO

Vigilia Sueño lúcido Sueño REM

Coherencia de EEG

Coherencia de EEG

Coherencia de EEG
0,3 0,3 0,3

0,2 0,2 0,2

CORTESÍA DE URSULA VOSS


0,1 0,1 0,1

8 16 24 32 40 48 8 16 24 32 40 48 8 16 24 32 40 48
Frecuencia (Hz) Frecuencia (Hz) Frecuencia (Hz)

COMPARATIVA DE LAS CORRIENTES CEREBRALES


La electroencefalografía (EEG) permite medir la actividad síncrona en diversas regiones del cerebro. En pro-
bandos despiertos (izquierda), la coherencia de las señales de EEG se eleva en un rango de entre 8 y 10 Hz.
En los sueños lúcidos (centro) se producen registros de actividad más coordinados en comparación con el
sueño REM (derecha). Las líneas rojas de las gráficas indican áreas cerebrales próximas entre sí; las verdes,
regiones del cerebro a media distancia, y las azules, a distancia más larga.

trado en investigaciones con personas sordas de abstracto, fenómenos que se relacionan con la
nacimiento, se trata de un «como si»: individuos consciencia secundaria. En breve, la consciencia
que nunca en su vida habían percibido señales no constituye un todo o nada: se manifiesta en
acústicas informaban de oír presuntas conversa- diferentes grados.
ciones y de que hablaban. Las charlas mientras se
EN BREVE duerme son más bien de «naturaleza telepática»,
Entre dos mundos
Frecuencias en el como describió otro de nuestros probandos. Los sueños lúcidos ofrecen la posibilidad de
encefalograma Según Gerald Edelman, del Instituto Scripps adentrarnos en ciertos estados intermedios de la
En la electroencefalografía de Investigación en San Diego, el sueño contiene consciencia. El cerebro reflexiona sobre su propia
(EEG), los electrodos colocados todos los atributos de la consciencia primaria, la vigilia mientras duerme. En esos momentos nos
sobre la superficie del cráneo
cual posibilita que nos orientemos en el espacio movemos, en cierto modo, entre dos esferas: es-
del paciente o probando regis-
tran minúsculas oscilaciones o que interpretemos sencillos vínculos entre es- tamos dormidos y despiertos a la vez.
de la tensión eléctrica que tímulos sensoriales. Para ello no se requiere re- Los investigadores nos encontramos con al-
produce la actividad cerebral. presentación lingüística alguna. Solo durante la gunas dificultades metodológicas a la hora de
Las frecuencias medidas se
vigilia disponemos del habla y del pensamiento estudiar este tipo de ensoñaciones. Para empe-
clasifican en hercios (Hz, ciclos
por segundo) en distintas
bandas. Las ondas delta (de 1 a
4 Hz) y las theta (de 4 a 8 Hz)
son típicas del dormir profun- El inverosímil simbolismo de los sueños
do sin sueños; las frecuencias
alpha (8 a 13 Hz) y las beta Desde que Sigmund Freud (1856-1939) publicara en 1899 su obra La interpretación de los sueños, se
(13 a 30 Hz) son característi- mantiene la idea de que las fantasías oníricas son una suerte de escenario de conflictos del incons-
cas de estados de vigilia, en ciente. Según esta concepción, los sueños desempeñan la función de ocultar a la consciencia del que
relajación y alerta, respectiva-
mente. No obstante, también duerme los impulsos y pensamientos instintivos. Los deseos reprimidos no deben ser reconocidos, por
aparecen durante el período lo que el cerebro durmiente los enmascara profusamente. De esta manera, quien sueña no comprende
REM, rico en sueños. Las por sí mismo su simbolismo; en cambio, un psicoanalista instruido sí puede descifrarlo.
ondas gamma (más de 30 Hz)
Estudios acerca de los sueños lúcidos sugieren que una traducción planificada de los deseos re-
señalan la activación sincro-
nizada de extensos circuitos primidos en un «lenguaje simbólico» resulta inverosímil. Freud atribuyó a los sueños una intención
neuronales diseminados, que requería de muchas capacidades cognitivas, entre ellas la memoria (¿qué hay que camuflar?), la
como durante una concentra- abstracción (¿mediante qué símbolos se disfraza?) y el control de la acción (¿qué ocurre en el sue-
ción profunda. Las medidas
de EEG poseen una resolución ño?). Hoy en día, los investigadores se muestran de acuerdo en que los sueños no representan reino
temporal elevada, mas una alguno de un simbolismo en el que el ello y el superyó forcejean el uno contra el otro; más bien se
limitada resolución espacial, trata de un estado de consciencia alterada en el que las funciones superiores de control del cerebro
de manera que una localiza-
se encuentran disminuidas, pero en ningún caso desconectadas por completo.
ción exacta de la actividad
registrada resulta inviable.

38 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


zar, solo disponemos de la visión interior mental
(introspección) de los sujetos. Una vez despiertos, Uso práctico de los sueños lúcidos
a través de su narración podemos estimar si se
Hasta el momento, los psicólogos han empleado el entrenamiento específico en
trataba de un sueño lúcido o no.
los sueños lúcidos para la terapia de las pesadillas. Ejercicios de autosugestión
Empero pueden producirse distorsiones al re-
antes de dormirse, en los que la persona se pregunta a sí misma algo como si
cordar la experiencia. Algunas personas confun-
aún se está despierto o ya se encuentra dormido, elevan la probabilidad de fases
den el sueño lúcido con alucinaciones que surgen
conscientes en los sueños lúcidos.
en el momento del despertar. Con el fin de evitar
Con este método, los sujetos con frecuentes y abrumadoras pesadillas pueden
interpretaciones erróneas y determinar con la ma-
distanciarse emocionalmente de los que sueñan con mayor facilidad. Algunos
yor exactitud posible el sueño lúcido, familiari-
incluso consiguen apartarse durante el sueño de los fantasiosos peligros. Pos-
zamos a nuestros probandos con determinadoss
teriores estudios deberán mostrar si los sueños lúcidos también pueden ayu-
movimientos oculares. Así, tan pronto el sujeto
dar a atenuar una ansiedad generalizada elevada o la reacción a determinados
notaba que se hallaba en una escena onírica, debía
estímulos fóbicos en la vida cotidiana.
girar los ojos dos veces de izquierda a derecha y
Además, los sueños lúcidos posiblemente pueden facilitar el aprendizaje de com-
repetir esta maniobra a intervalos varias veces du-
plejas secuencias de movimientos. Todos nosotros somos capaces en los sueños
rante el transcurso del sueño lúcido. Estas señales
de cosas extraordinarias: podemos volar, traspasar paredes o hacer desaparecer
se diferencian bien de los rápidos movimientos
objetos. Según los resultados de Daniel Erlacher, de la Universidad de Heidelberg,
sacádicos que aparecen de forma no sistemática
los deportistas con un entrenamiento específico en sueño lúcido pueden interiorizar
durante el sueño REM.
con mayor rapidez complejos motores (el salto de altura, por ejemplo).
Los sueños lúcidos no pueden generarse ni
Este método emplea la hipnosis o las técnicas de imaginación en el tránsito
mantenerse a voluntad, antes bien resultan es-
de sueño a vigilia. Con ello la persona conserva el mando al completo, a dife-
casos y a menudo perturbadores. Según observa-
rencia que en el sueño, y se representa ciertas secuencias de movimientos en
mos, los adultos jóvenes entrenados experimen-
un profundo estado de relajación.
taban como máximo de uno a dos sueños lúcidos
por semana. Por esa razón, sus ensoñaciones de-
bían evaluarse de media a lo largo de una semana
en el laboratorio, hasta que llegaba el momento. (EEG) sirve a los investigadores, por ejemplo, para
En 2004, Michael Schredl y Daniel Erlacher exa- registrar la actividad neuronal de los durmien-
minaron en el Instituto Central de Salud Mental tes, a los que colocan finos electrodos en el cuero
en Mannheim si ciertas personas soñaban lúci- cabelludo. Durante el sueño lúcido, los patrones
damente más a menudo que otras. A través de de corriente cerebral revelan un incremento en
cuestionarios analizaron la vida onírica de más aquellas frecuencias características del estado de
de 400 sujetos. También determinaron su perso- consciencia durante la vigilia: las ondas beta y
nalidad a partir de pruebas específicas. Según los gamma.
resultados, el 82 por ciento de los participantes En 2006, Brigitte Holzinger, de la Universidad
soñaron «conscientes» al menos en una ocasión, y de Viena, y su grupo descubrieron que el cerebro
más de un tercio manifestaba esta experiencia, al de los sujetos que informaban de sueños lúcidos
menos una vez al mes, incluso de manera regular. mostraba un incremento en las frecuencias de
Sin embargo, no pudo establecerse una corre- entre 13 y 19 hercios en las correspondientes fases
lación clara entre estas ensoñaciones y determi- del sueño. (Dichas oscilaciones pertenecen a la
nados rasgos. Solo las personas con una elevada banda de frecuencias beta y se incrementan tanto
Próximos pasos
apertura a nuevas experiencias (una de las cinco durante la vigilia como durante la fase REM, rica
En el futuro, la investigación
grandes dimensiones de personalidad) y frecuen- en ensoñaciones.) de los sueños lúcidos aborda-
tes pesadillas resultaban de media más propensas Por nuestra parte, en 2009 hallamos que los su- rá, entre otras, las siguientes
a los sueños lúcidos. jetos que soñaban lúcidamente presentaban en cuestiones: ¿Bajo qué condi-
ciones aparecen con mayor
esas circunstancias un aumento de la actividad frecuencia y cómo pueden
Frecuencias de vigilia en el sueño lúcido en el segmento de 40 hercios (banda gamma), so- provocarse? ¿Experimentan
Con métodos de neuroimagen pueden localizar- bre todo en la parte frontal del cerebro. Estas on- todos los niños sueños lúci-
dos? ¿De qué modo se pueden
se aquellas áreas cerebrales cuya actividad se in- das de alta frecuencia acompañan por lo general
utilizar en terapia para fomen-
crementa durante la reflexión consciente del que a la concentración consciente sobre un asunto. Por tar el equilibrio emocional de
sueña. En este sentido, la electroencefalografía lo tanto, mientras que el lóbulo frontal trabajaba los pacientes?

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 39


SUEÑO

EN BREVE al parecer de forma similar a como lo hace en es-


«Los cinco grandes» tado de vigilia, otras zonas, entre ellas, los lóbulos
de la personalidad

PSICOLOGÍA
parietal y temporal, mostraban un patrón más
Los psicólogos se basan en
cinco factores esenciales de la bien típico del sueño REM.

Y
personalidad humana: extra- Otra peculiaridad se relacionaba con la cohe-
versión (sociabilidad), neuroti- rencia (medida bruta para la actividad coordinada

NEUROCIENCIAS
cismo (estabilidad emocional),
de diversas áreas cerebrales). En la fase REM, esta
apertura (a la experiencia),
afabilidad y responsabilidad. se halla por lo general ligeramente mermada,
mientras que, por el contrario, en los sueños lú-
La fase REM del sueño cidos crece el grado de encadenamiento. Para ha-
(del inglés rapid eye move- cerse una idea, imagínese el lector una fiesta en la
ment, «movimientos ocula-
que una multitud de invitados hablan a la vez sin
res rápidos») se identifica a
menudo con la fase del sueño orden ni control. Esta situación se correspondería
con experiencia onírica, en la con el sueño REM. Pero si los invitados mantie-
que el cerebro aumenta su nen conversaciones unos con otros, el ruido de
ha publicado sobre el tema, entre otros,
los siguientes artículos: actividad y al mismo tiempo
fondo en su conjunto disminuye; sería como en
desconecta el aparato motor
(excepto la musculatura de los sueños lúcidos.
Cerebros en minatura,
los ojos). Este fenómeno afecta a la experiencia sub-
por W. G. Eberhand y W. T. Wcislo
Diciembre 2012 jetiva del propio durmiente. En el sueño REM
se abren camino más fácilmente asociaciones
Autismo y mente técnica, inverosímiles; en cambio, el sueño lúcido se
por Simon Baron-Cohen asemeja más a un estado de vigilia focalizado.
Enero 2013 De hecho, en la fase de sueño REM se observan
a menudo oscilaciones cíclicas de la actividad
Terapia de la depresión,
por Robin Marantz Henig cerebral frontal.
Febrero 2013 Es probable que el área frontal del cerebro, que
participa en la orientación propositiva de nues-
Dependencia y cooperación tra atención, entre otras funciones, desempeñe
entre los sentidos, Para saber más una tarea importante en los sueños lúcidos. Ello
por Lawrence D. Rosenblum
Marzo 2013
Lucid dreaming and persona­ explicaría por qué los niños son conscientes con
lity. M. Schredl y D. Erlacher
mayor frecuencia que los adultos de las propias
en Personality and Individual
El archivo de la memoria, Differences, vol. 37, págs. 1463- ensoñaciones mientras duermen. A edades tem-
por R. Q. Quiroga, I. Fried y C. Koch 1473; 2004. pranas, las regiones del lóbulo frontal, las cuales
Abril 2013 Psychophysiological correlates
maduran bien entrada la adolescencia, aún no
of lucid dreaming. B. Holzinger
et al. en Dreaming, vol. 12, se hallan conectadas con otras áreas cerebrales
La sabiduría de los psicópatas, págs. 88-95; 2006.
por Kevin Dutton (como la sensorial). De esta manera, esa comuni-
Lucid dreaming: A state of
Abril 2013 cación neuronal resulta inestable.
consciousness with features
of both waking and non-lucid En resumen, la capacidad de experimentar sue-
Los orígenes de la creatividad, dreaming. U. Voss et al. en ños lúcidos se reduciría con el desarrollo progresi-
por Heather Pringle Sleep, vol. 32, págs. 1191-1200;
2009. vo del cerebro, puesto que las regiones anteriores
Mayo 2013
A mind to go out of: Reflec­ de la corteza cerebral mejoran su interconexión
tions on primary and secon­ con las otras áreas. Si realmente es este el motivo,
Gérmenes de la demencia, dary consciousness. J. A. Hob-
por Lary C. Walker y Mathias Jucker son y U. Voss en Consciousness lo demostrarán futuras investigaciones.
Julio 2013 and Cognition, 10.1016/j.con-
cog.2010.09.018; 2010.
Romper la barrera cerebral, Waking and dreaming:
por Jeneen Interlandi ­Related but structurally
­independent. Dream reports
Agosto 2013 of congenitally paraplegic
and deaf-mute persons.
U. Voss et al. en Consciousness
and Cognition, 10.1016/ Ursula Voss es profesora de psicología
j.concog.2010.10.020, 2010. en la Universidad Johann Wolfgang
Goethe en Fráncfort del Meno.

40 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


INSTANTÁNE A

10 micrómetros

JEAN LIVET, JEFF W. LICHTMAN Y JOSHUA R. SANES, CENTRO DE NEUROCIENCIAS DE LA UNIVERSIDAD HARVARD, CORTESÍA DE JEAN LIVET

Arcoíris neuronal
¿Nematodos de colores? ¿Una madeja colorida de cables? Ni por asomo. La imagen muestra un
fascículo de prolongaciones de neuronas (axones) en el cerebro de un ratón. Estas extensiones se
expanden junto con otros muchos axones desde el tronco encefálico hasta los ojos, cuyos movi-
mientos coordinan. Las fibras nerviosas aparecen aquí en vivos colores porque los investigadores
han tratado el genoma de las células del cerebro de un roedor con la técnica de cerebroiridiscencia
(brainbow). Cada célula nerviosa aparece bajo el microscopio en una combinación de rojo, amarillo
y azul. Este método de neuroimagen, desarrollado en 2007, revolucionó en su día la investigación
del conexionado cerebral, ya que permite distinguir mediante colores las neuronas individuales.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 41


SINO P SIS

El estrés en el cerebro
Una vida sin retos nos resultaría anodina y triste. Mas, todo en su justa medida, pues la rutina diaria,
sobre todo en el ámbito laboral, debe ofrecer la oportunidad de combinar las cargas con los tiempos
de descanso. De esa manera, el cerebro puede recuperarse del esfuerzo realizado. En las situaciones
estresantes destaca en el encéfalo la interacción entre centros de control en la corteza cerebral y las
regiones más profundas, responsables en especial de las emociones. La gráfica que sigue repasa las
alteraciones cerebrales que pueden originar el estrés agudo y el crónico.

1 DISTENSIÓN
Las pausas periódicas y los tiempos de
respiro en el trabajo sientan bien al cerebro. Una
central de control importante (la corteza pre­
frontal) envía señales a regiones cerebrales más
profundas y antiguas: el hipocampo y la amígdala.
Ganglios basales De esta manera, pueden controlarse conductas
impulsivas y emociones encendidas.

Hipotálamo

Corteza prefrontal
(activa)

Amígdala

42 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


48 GuG 11_2012
2 ESTRÉS AGUDO
La sobrecarga comporta, desde el punto de
vista neuronal, efectos negativos. Bajo estas con­
Hipotálamo
diciones, la amígdala, centro del miedo, se encarga
de que las regiones del tronco encefálico liberen
grandes cantidades de los neurotransmisores no­
radrenalina y dopamina. Ello interfiere la tarea de
Corteza la corteza prefrontal, la cual no consigue mantener
prefrontal bajo control las áreas cerebrales más profundas.
(inactiva) Como consecuencia, la conducta del sujeto se
torna impulsiva y su pensamiento se bloquea. A
través del hipotálamo y la hipófisis, la glándula
suprarrenal libera cortisol (hormona del estrés) en
el cerebro, de manera que el efecto se incrementa.

Hipófisis

Amígdala

Producción excesiva
de noradrenalina
y dopamina

3 ESTRÉS CRÓNICO
Si la carga y el sobreesfuerzo se prolon­
gan en el tiempo, se forman nuevas prolonga­
ciones nerviosas (dendritas) en las regiones
profundas del encéfalo; en cambio, las que se
encuentran en la corteza cerebral disminuyen.
La debilidad de esta importante instancia de
control lleva a que la persona estresada no Las neuronas
logre sopesar adecuadamente la situación en la corteza prefrontal
ni controlar de manera racional su com­ eliminan conexiones.
portamiento.

En la amígdala
se originan nuevas
prolongaciones
MARTIN MÜLLER

neuronales.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 43


AVANCES

P SICOLO GÍA SO CIAL

Decisiones en grupo
Un modelo matemático demuestra un principio común de comportamiento colectivo

SAR A ARGANDA , ALFONSO PÉREZ ESCUDERO Y GONZ ALO G . DE POL AVIE JA

A
costumbramos a pensar que el ce- rona responde a las señales que recibe de Para responder a la pregunta nos cen-
  rebro funciona como un órgano otra, el comportamiento colectivo se halla tramos en la idea de que todas las especies
   que trabaja en solitario, valiéndo- determinado por la respuesta de cada indi- deberían presentar ciertas características
se de la información que percibe del exte- viduo a la conducta de los demás. comunes. Los animales, en general, nece-
rior a través de los sentidos. Ello le permite sitan evaluar el entorno, para lo cual, en
tomar la decisión más adecuada en cada
Regla común para principio, pueden extraer información
caso. Sin embargo, existen animales que
la conducta individual adicional de los comportamientos del
solo son capaces de hallar la solución a un De un conjunto de reglas individuales rela- resto de los individuos del grupo (infor-
problema cuando trabajan en equipo. tivamente simples emergen, como por arte mación social).
Muchas especies de hormiga encuentran de magia, sofisticados comportamientos Un compañero que huye de un lugar
la ruta más corta a una fuente de comida colectivos. Con todo, el estudio de la con- puede indicar a otro la presencia de un
gracias a un sistema de señalización en el ducta grupal presenta una gran dificultad: depredador. Sin embargo, no resulta fácil
que cada individuo deja un rastro de fe- cada especie posee sus particularidades utilizar esta información, porque la deci-
romonas tras de sí y este a su vez sigue el sensoriales, mecánicas y cognitivas. Pen- sión de comportamiento de un individuo
rastro de sus compañeros. Una hormiga semos en las grandes diferencias entre una (supóngase la elección de ir a A o B) puede
aislada, en cambio, sería incapaz de alcan- hormiga que camina por el suelo guiándo- deberse a diversos factores (que en A se ha-
zar tal logro. ¿Por qué ocurre esto? se sobre todo por su olfato y un ave que lla un depredador, que en B exista comida,
Dado que el comportamiento constituye vuela moviéndose en tres dimensiones o simplemente que siente necesidad de ex-
en gran medida una respuesta al entorno, gracias a su agudo sistema visual. ploración). Para hacer un buen uso de la
cada miembro del grupo puede inferir del Hasta ahora se había tratado de descri- información social, un animal debe tener
modo en el que actúan los demás las cau- bir de manera independiente el compor- una noción de la probabilidad de cada una
sas externas que motivaron esa conducta. tamiento de cada especie, pero ¿es posible de las posibles causas del comportamiento
Como consecuencia, mejora la propia ca- encontrar una regla común? observado.
pacidad en la toma de buenas decisiones.
Las hormigas sirven de ejemplo extremo
de un fenómeno que se da prácticamente
en todos los animales.
De la misma manera que el funcio-
namiento del cerebro se encuentra condi-
cionado por el modo en la que cada neu-

AVISO DE PELIGRO
Los animales se enfrentan con frecuencia a
situaciones en las que la información que
perciben resulta confusa o insuficiente. Un
pez cebra puede no estar seguro de si tras
unas algas se oculta un depredador (arriba).
Pero si a su duda se le añade la conducta
de otros compañeros que huyen del lugar
despavoridos (abajo), el pez observador
JUAN RICHARD FELIZ

interpreta con mayor claridad que existe


un peligro. Este principio puede aplicarse a
multitud de especies y circunstancias.

44 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Existe una manera general de calcular colocamos un solo pez, y en las laterales por aspectos culturales, situaciones con-
esta probabilidad de las causas posibles pusimos grupos de distinto número de cretas, etcétera.
de un evento, el teorema de Bayes. El uso peces. Mediante la observación del pez Por otro lado, cabe recordar que vivimos
de esta teoría nos permitió transformar la del compartimento central, medimos la en un momento en el que la tecnología
idea cualitativa del empleo de la informa- probabilidad con la que elige entre grupos podría estar transformando radicalmente
ción social en las decisiones en un modelo de distinto tamaño, con la ventaja de que nuestro mundo, al permitirnos participar
matemático, el cual hemos publicado en en este caso registramos la respuesta de un de forma más activa en las decisiones que
PLOS Computational Bioloy y, en su forma solo pez (en vez de la respuesta conjunta nos afectan.
más general, en PNAS. de todo un grupo, como en el experimento En definitiva, deberemos encontrar una
anterior). A partir de la repetición de mu- respuesta común que sea a la vez sensata
Ensayo en hormigas y peces chas combinaciones de tamaños diferen- y representativa de las opiniones indivi-
Según comprobamos, este modelo repro- tes, obtuvimos resultados precisos que nos duales. Sabemos que algunos animales
ducía de forma adecuada los resultados permitían contrastar cuantitativamente disponen de tales mecanismos; quizás en-
de un experimento llevado a cabo por nuestra teoría. Encontramos que concor- tenderlos nos ayude a diseñar los nuestros.
otros investigadores, en el que un grupo daban con gran exactitud con los datos
Sara Arganda, Alfonso Pérez Escudero
de peces (Gasterosteus aculeatus) tiene experimentales. y Gonzalo G. de Polavieja
que decidir entre dos opciones mientras Finalmente, mediante datos obtenidos Instituto Cajal, CSIC
Madrid
los investigadores manipulan la informa- por otros científicos, demostramos que el
ción social mediante réplicas de plástico modelo describía el comportamiento social
que los peces reconocen como miembros de una especie completamente distinta: la Para saber más
de su misma especie. Nuestro modelo re- hormiga argentina (Linepithema humile). Quorum decision-making facilitates informa-
tion transfer in fish shoals. A. J. W. Ward et
produce con gran precisión la probabili- alii en Proceedings of the National Academy
dad de decisión de estos peces cuando se
El gran reto: los humanos of Sciences of the U.S.A., vol 105, n.o 19, págs.
6948-6953, 2008.
enfrentan a distintas condiciones de in- Ahora se nos presenta un reto apasionan-
Collective animal behavior from Bayesian
formación social, tanto si las dos opciones te: la aplicación de nuestra teoría a la toma estimation and probability matching. A. Pérez
son aparentemente iguales como cuando de decisiones en humanos. Por supuesto, Escudero y G. G. de Polavieja en PLOS Computa-
tional Biology, vol. 7, n.o 11, pág. e1002282, 2011.
son diferentes. este campo ha sido estudiado con gran
A common rule for decision-making in animal
Animados por este primer éxito, for- detalle por sociólogos, psicólogos y eco- collectives across species. S. Arganda, A. Pérez
mulamos un modelo más general que nomistas. No obstante, gracias al esfuerzo Escudero y G. G. de Polavieja en Proceedings
comprobamos mediante experimentos en de generalización necesario para describir of the National Academy of Sciences, vol. 109,
n.o 50, págs. 20.508-20.513, 2012.
otra especie acuática, el pez cebra (Danio varias especies al mismo tiempo, pode-
Individual rules for trail pattern formation in
rerio). En estos experimentos, utilizamos mos distinguir qué aspectos de nuestro Argentine ants (Linepithema humile). A. Perna
un tanque separado en tres partes por complejo comportamiento resultan más et alii en PLOS Computational Biology, vol. 8,
n.o 7, pág. e1002592, 2012.
paneles transparentes. En la parte central generales y cuáles vienen determinados

NEUROLO GÍA

La dopamina regula la motivación


Al contrario de lo que se pensaba hasta ahora, los altos niveles de dopamina en el núcleo
­accumbens favorecen un aumento de la motivación, no del placer

MERCÈ CORRE A SANZ Y JOHN D. SAL A MONE

C
uando se habla de los sistemas del compensa. Esta idea tan extendida es fruto efectos de la dopamina dejaban de esmerar-
cerebro que controlan las experien- de hipótesis científicas que surgieron hace se para obtener alimento y comérselo. Los
cias de placer o euforia, se menciona ahora 30 años al observarse que animales científicos interpretaron que si se reducían
ineludiblemente el circuito cerebral de re- que recibían un fármaco que bloqueaba los las funciones de la dopamina, disminuía el

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 45


AVANCES

placer que aportaban los estímulos recom- A dos tiempos Si tras examinar la fuente del ruido con-
pensantes (comida, drogas o sexo). Como consecuencia de los nuevos hallaz- sidera que no existe peligro, las siguien-
Se estableció entonces que la dopami- gos, se está produciendo un cambio de tes veces que suene el radiador prestará
na liberada en ciertas áreas cerebrales, paradigma en el estudio de la dopamina. atención, mas de forma gradual dejará de
en especial en el núcleo accumbens, era Nuevas propuestas sugieren que este neu- acercarse a él para comprobar qué pasa.
el neurotransmisor que regulaba las sen- rotransmisor funciona a dos tiempos: por Al final, ni se percatará del ruido. Esta ha-
saciones hedónicas. El núcleo accumbens un lado, de un modo rápido (fásico), que bituación se debe a la reducción de los ni-
pasó a considerarse el centro del «circuito señaliza estímulos potencialmente impor- veles de dopamina ante estímulos que ya
de la recompensa». tantes; por otro, de un modo más lento (tó- no le resultan novedosos ni, tras verificar
Sin embargo, en las últimas décadas, nu- nico), de manera que moviliza al organismo la causa, amenazantes.
merosos estudios han demostrado que la para conseguirlos o evitarlos. No obstante, si en la primera comproba-
dopamina regula procesos que nada tienen En nuestro laboratorio nos hemos cen- ción advierte que el motivo del escape se
que ver con las sensaciones placenteras. El trado en el estudio de la función tónica de debe al mal funcionamiento del radiador,
dolor, el estrés, la aversión, la frustración y la dopamina como promotora de la moti- con el consecuente peligro, el aumento en
la evitación son algunos de ellos. Dicho neu- vación, es decir, como parte del circuito ce- los niveles tónicos de dopamina en el cere-
rotransmisor responde incluso a estímulos rebral que nos moviliza y mantiene activos bro se mantendrá e incluso se incrementará.
novedosos y se libera en el cerebro cuando para conseguir algún objetivo positivo (re- Ello favorecerá un nivel de actividad alto y,
anticipamos algún fenómeno. compensa) o para evitar una experiencia en consecuencia, la reacción ante cualquier
En 1992 descubrimos que los animales negativa (castigo). contratiempo. Además, un sonido parecido
que recibían una droga que les producía Imagínese el lector que ante un estímulo producirá una respuesta de alerta y agita-
ansiedad presentaban incrementos en novedoso intenso (el ruido que origina la ción conductual en el futuro, ya que este
los niveles de dopamina. Por otra parte, a salida de vapor de un radiador, póngase incrementará la dopamina en el núcleo
través de la medición del flujo cerebral se por caso), su núcleo accumbens libera accumbens.
ha observado en veteranos de guerra con dopamina de manera fásica; con ello se
estrés postraumático un aumento de la orienta su atención. Al mismo tiempo, di-
Función vigorizante
actividad del núcleo accumbens cuando cha área del encéfalo empieza a secretar el Según confirmamos en 2012 en un estu-
oían sonidos de combate. En resumen, los neurotransmisor de forma lenta pero más dio publicado en PLoS ONE, existe una
numerosos procesos en los que interviene constante (tónica), lo que contribuye a que correlación entre el esfuerzo que un in-
la dopamina se han revelado tanto en ani- se levante de su asiento con la intención de dividuo está dispuesto a llevar a cabo y
males como en humanos averiguar qué sucede. los niveles de dopamina en el cerebro.

Mucho esfuerzo Poco esfuerzo


a b

1 mm

CON O SIN ESFUERZO


Las imágenes muestran la activación dopaminérgica en el núcleo accumbens (recuadro en la figura de la
izquierda) de una rata que elige esforzarse para conseguir una recompensa más apetecible (a), y de otra
que opta por trabajar poco a cambio de un premio menos suculento (b). Como indica el color más apaga-
do en el marcaje de las neuronas, esta última presenta una menor activación de la dopamina, mientras
que en el caso del primer roedor los niveles de dicho transmisor aparecen más elevados .

46 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Ello marca también las diferencias in- ganas de realizar esfuerzos, síntoma que, aceptará la recompensa. En conclusión, la
dividuales: los sujetos «trabajadores» o por otra parte, se presenta en una gran dopamina en el núcleo accumbens regula
más motivados presentan una mayor variedad de patologías, entre ellas la de- la motivación, no el placer.
activación dopaminérgica del núcleo ac- presión.
cumbens que los individuos más «perezo- Con el fin de averiguar tal efecto, se
sos» o menos motivados. Se podría decir analizó el esfuerzo que los ratones esta-
que la dopamina en el núcleo accumbens ban dispuestos a invertir para conseguir Mercè Correa Sanz
Dpto. de psicobiología
se halla implicada en los aspectos activa- un sabroso alimento. Se les dio a elegir Universidad Jaume I
dores, vigorizadores o energizantes de la entre una comida selecta pero para cuya Castellón
motivación. obtención tenían que trabajar y otra me-
John D. Salamone
Esta función energizadora resulta vital, nos apetecible que recibían sin ningún Dpto. de neurociencia conductual
puesto que los organismos deben perma- tipo de empeño. Universidad de Connecticut
EE.UU.
necer activos y esforzarse si quieren obte- Hasta cierto punto, los animales se afa-
ner incentivos provechosos desde el pun- naban con el fin de obtener el premio más
to de vista biológico. De esta manera, no suculento. Ahora bien, si se reducía el nivel
Para saber más
solo han de tomar decisiones en relación de dopamina en el núcleo accumbens de Action dominates valence in anticipatory
representations in the human striatum and
con las propiedades de los estímulos en su cerebro, se conformaban con el alimen- dopaminergic midbrain. M. Guitart Masip et
cuestión, sino también con la cantidad de to menos atractivo a cambio de no hacer al. en Journal of Neuroscience, vol. 31, n.o 21,
págs. 7867-7875, mayo de 2011.
esfuerzo que deben invertir para conse- nada. Si se facilitaba ambas raciones de co-
Dopaminergic mechanisms of individual
guirlos. En pocas palabras, deben valorar mida sin necesidad de esforzarse, elegían differences in human effort-based decision-
los costes y beneficios de las acciones. ¿Vale de nuevo la más dulce, a pesar de que los making. M. T. Treadway et al. en Journal of
Neuroscience, vol. 32, n.o 18, págs. 6170-6176,
la pena coger dos autobuses y esperar en la niveles de dopamina se encontraban to- marzo de 2012.
cola durante una hora para comprar unas davía bajos. Dopaminergic modulation of effort-related
entradas para ese concierto? ¿O quizá sea Así pues, la reducción de dicho neuro- choice behavior as assessed by a progres-
sive ratio chow feeding choice task: Phar-
mejor quedarse en casa y ver la película transmisor no produce alteración en la macological studies and the role of indi-
que ponen en televisión? percepción de lo que el animal considera vidual diffe­rences. P. A. Randall et al.
más apetecible, aunque sí provoca anergia. en PLoS ONE, vol. 7, n.o 10, pág. e47934,
Menos ganas de trabajar octubre de 2012.
En los humanos, un sujeto deprimido con
The mysterious motivational functions
En este contexto, investigaciones en ani- anergía no se movilizará para conseguir of mesolimbic dopamine. J. D. Salamone
males han revelado que la carencia de do- recompensas ni para evitar castigos; no y M. Correa en Neuron, vol. 76, n.o 3,
págs. 471-480, noviembre de 2012.
pamina provoca anergia, es decir, falta de obstante, si alguien hace el esfuerzo por él,

OP TO GENÉ TIC A

«Ojos» de silicio contra la ceguera


El conocimiento del código neuronal retiniano en animales podría ayudar
a devolver la vista a las personas ciegas

CHRISTOF KO CH

La ceguera es asunto privado entre la per- ponderse como anillo al dedo con los de El problema surge en las células nerviosas
sona y los ojos con los que nació. las personas que han nacido ciegas. Pero que revisten la retina. Mediante técnicas
¿sucede lo mismo con los individuos punteras de neuroingeniería se están

L
os sentimientos que el fallecido es- —decenas de millones en todo el mun- investigando maneras para restaurar la
  critor y premio Nobel José Sara- do— que sufren de una variedad de en- capacidad de ver.
  mago expresa en la famosa novela fermedades degenerativas, la cual les des- En Occidente, las dos formas más comu-
Ensayo sobre la ceguera pueden corres- pojan de manera progresiva de la visión? nes de comienzo de la ceguera en adultos

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 47


AVANCES

—la degeneración macular asociada a la transmitir la información (solo emplea 60 central de procesamiento? Está claro que
edad y la retinitis pigmentaria— se deben de entre los millones de canales fotorre- cuanto más conozca el lector el modo en
a que los fotorreceptores encargados de con- ceptores disponibles) resulta de cierta que las instrucciones de los programas se
vertir en energía nerviosa los rayos luz que ayuda. Según un ensayo clínico preliminar convierten en pautas de impulsos eléctri-
penetran en los ojos, mueren de forma gra- efectuado con 30 probandos que padecían cos en las puertas de los transistores, de
dual. Sin embargo, subsiste intacto el millón degeneración retiniana terminal y a los manera más productiva podrá manipular
aproximado de células ganglionares cuyas que se había implantado el dispositivo de el ordenador, ya que controlará sus ele-
líneas de egreso, agrupadas en haces salien- Second Sight, este era seguro y eficiente. mentos.
tes de la cavidad ocular, forman el nervio La prótesis aumentaba la acuidad visual
óptico. Oftalmólogos visionarios (calembur de los pacientes. Mientras que los sujetos
Explotación del código neuronal
intencionado) investigan, junto con tecnó- con degeneración retiniana a los que no se Sheila Nirenberg, de la facultad de me-
logos, la posibilidad de evitar las porciones había intervenido solo distinguían luz de dicina Weill de la Universidad Cornell,
degradadas de la retina: mediante técnicas oscuridad, los que disponían de la prótesis y su doctorando Chethan Pandarinath,
de electrónica de vanguardia estimulan di- alcanzaban a ver movimientos de la mano; han constado en fecha reciente que se
rectamente las células ganglionares. en algún caso, incluso podían contar cuán- está avanzando en la comprensión del
Uno de los dispositivos protésicos de tos dedos se les mostraban. Aunque la me- código neuronal gracias a la última no-
mayor éxito, manufacturado por la com- dición de su agudeza visual (20/1260 frente vedad tecnológica: la optogenética [véase
pañía de California Second Sight («Segun- a 20/20 para una visión perfecta) indicaba «Electrodos que despiertan», por Christof
da vista») se vale de una cámara integra- que seguían padeciendo ceguera, lo cierto Koch; Mente y cerebro n.o 58, 2013]. Di-
da en unas gafas para convertir imágenes es que sí veían algo. cha metodología permite, en ratones, inci-
en patrones de señales electrónicas. Estas Se prevé que matrices de electrodos más dir directamente sobre grupos específicos
señales son enviadas a una diminuta ma- finos y con mayor número de puntos de es- de neuronas que han sido infectadas con
triz de microelectrodos de 10 por 6 píxeles, timulación permitan en un futuro mejorar virus genéticamente modificados con el
instalada quirúrgicamente sobre la retina. el sentido de la vista de estas personas. El objetivo de que expresen en su membra-
Dicha matriz estimula procesos nerviosos incesante progreso de la tecnología de in- na la proteína canalrodopsina-2 (ChR2).
que retransmiten al cerebro la información tegración de microcircuitos hace pensar en Esta proteína es fotosensible: responde a
disponible en forma de impulsos eléctricos la consecución de este avance. No obstante, la luz azul.
binarios (potenciales de acción, o breve- hay quienes alegan que se requieren estra- Si se lanza un destello azul a una neuro-
mente, picos). tegias de codificación más refinadas. Con- na manipulada, esta responderá emitiendo
Los potenciales de acción constituyen el sidere el lector lo siguiente: ¿qué ocurriría una señal eléctrica que, de ser lo bastante
«lenguaje universal» que utilizan las neu- si, de pronto, lo único que pudiera ejecutar intensa, desembocará en un potencial de
ronas para comunicarse entre sí. A pesar con el ordenador fuera encender o apagar acción. De esta manera, cualquier grupo
de las limitaciones de la prótesis para re- a la vez todos los transistores de la unidad de células nerviosas obedecerá una or-
den de excitación si porta la signatura
molecular inducida por el virus. En cam-
bio, las neuronas carentes de la signatura
molecular apropiada no expresarán ChR2.
La optogenética resulta apasionante, pues
consiente a los investigadores que inter-
vengan en cualquier punto de las entrete-
jidas redes cerebrales, a pasar de la obser-
vación a la manipulación.
No obstante, para apreciar la belleza y
la especificidad del método de Nirenberg
debe tenerse en cuenta que existen unos

VOLVER A VER
Se prevé que, a través de la optogenética,
matrices de electrodos refinados logren en
GETTY IMAGES

un futuro mejorar el sentido de la vista de


las personas con escasa o nula visión.

48 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


PRÓTESIS PARA LA VISIÓN Célula 1

TOMADO DE «RETINAL PROSTHETIC STRATEGY WITH THE CAPACITY TO RESTORE NORMAL VISION», POR SHEILA
Arriba aparecen las señales de cinco células ganglionares de la retina Célula 2

NIRENBERG Y CHETHAN PANDARINATH EN PROCEEDINGS OF THE NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES USA, VOL.
de un ratón con visión normal mientras observa vídeos de viandantes, Célula 3
Célula 4
paisajes, etcétera. En la hilera inferior se muestra la respuesta de cinco Célula 5
células ganglionares homólogas pertenecientes a un ratón ciego dotado 0 1 2 3 4 5
de una prótesis optoelectrónica que estimula las células ganglionares Tiempo (segundos)

con haces de luz. Las respuestas del roedor ciego son similares a las de Célula 1
Célula 2
uno normal. Célula 3
Célula 4
Célula 5
0 1 2 3 4 5
Tiempo (segundos)

109, N.O 37, SEPTIEMBRE DE 2012.


La imagen del rostro de un bebé (izquierda) se ha reconstruido a partir
de trenes de potenciales de acción de una retina ciega dotada de una
prótesis (derecha). La reconstrucción da idea de cómo vería la foto-
grafía original (32 por 35 píxeles) un ratón ciego con visión restaurada
mediante el codificador.

veinte tipos de células ganglionares re- la expresión de las moléculas optogenéti- les aportan el dato de que algo luminoso
tinianas, cada uno especializado en una cas a ciertos tipos de células y estructu- acaba de aparecer. Mediante el uso del mis-
tarea. Ciertas células responden solo a la rar después la simulación artificial como mo código que utiliza una retina sana, se
presencia de luz, pero no a su cesación (cé- convenga. Esto es, si se conociese el códi- ayuda a que los ratones ciegos puedan ver.
lulas ON); un segundo tipo emite picos de go retiniano de las células ON (la forma En un ensayo de campo, ratones ciegos do-
potencial cuando la luz se apaga (células en que convierten información visual en tados de esta prótesis retiniana lograban
OFF), permaneciendo silentes en las regio- impulsos eléctricos) así como su signatu- detectar el movimiento hacia la derecha
nes brillantes. Una matriz multielectródi- ra molecular, se podría actuar de manera o la izquierda.
ca que estimulase a la vez ambos tipos de selectiva sobre estas células (o sobre otro Para medir el rendimiento de esta
células (como en el caso de una estrategia grupo cualquiera). técnica en humanos, habría que inyec-
enteramente electrónica), provocaría des- Nirenberg y Pandarinath lograron apli- tar en el ojo de una persona ciega virus
concierto en el cerebro visual, ya que pare- car con éxito esta metodología selectiva en que expresen la proteína ChR2 en células
cería que la luz se ha apagado y encendido ratones transgénicos ciegos. Los animales ganglionares retinianas, además de dotar
simultáneamente. presentaban una mutación de un gen nece- al probando de unos anteojos que inclu-
Otras poblaciones de células ganglio- sario para los fotorreceptores cuyas células yan el codificador y el fotoestimulador.
nares aportan datos relativos a determi- ganglionares expresan ChR2. Un dispositi- La optogenética, ese fantástico maridaje
nadas longitudes de onda (participan en vo codificador tomaba una imagen captada de biología molecular, óptica y electró-
la visión de colores); unas distintas infor- por una cámara digital y la convertía en nica, no tardará en rendir fruto y ayudar
man sobre la dirección de movimiento de un tren de potenciales de acción idóneo a los individuos con ceguera a recuperar
los objetos (si suben, bajan, se desplazan para las células ON. Esta conversión de la vista.
lateralmente, etcétera), y así sucesiva- imágenes en código retiniano lo lograba
mente. En cierto sentido, las personas a través de entrenamiento y comparando Christof Koch
Instituto de Tecnología de California
experimentamos unas veinte visiones del las respuestas con las registradas de células
mundo. Cada una resalta un aspecto del ganglionares retinianas de tipo ON. Así, a
ambiente visual. La forma en que estas modo de ejemplo sencillo, si una luz bri- Para saber más
vistas fraccionarias y dispares llegan a ser llante entra en el campo de visión, el codifi- Interim results from the international trial of
second sight’s visual prosthesis. Mark S. Hu-
integradas para proporcionar una imagen cador genera una oleada de impulsos. Estas mayun et al. en Ophthalmology, vol. 119, n.o 4,
coherente del mundo sigue siendo descon- señales son convertidas en destellos de luz págs. 779-788, abril de 2012.
certante. azul, que inducen a las células ganglionares Retinal prosthetic strategy with the capa­
city to restore normal vision. Sheila Niren-
Por fortuna, parece que cada uno de retinianas ON a activar una secuencia de
berg y Chethan Pandarinath en Proceedings
estos tipos celulares posee su propio y pe- impulsos similar. A las neuronas del ce- of the National Academy of Sciences USA,
culiar «código de barras molecular». Este rebro receptoras de esas células ganglio- vol. 109, n.o 37, págs. 15.012-15.017, septiem-
bre de 2012.
conocimiento puede usarse para restringir nares retinianas de tipo ON, los impulsos

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 49


MEDICINA

Ictus: carrera contrarreloj


La mayoría de los infartos cerebrales se deben a una obstrucción
en los vasos sanguíneos. Las técnicas actuales contribuyen a disolver
con rapidez la peligrosa congestión. Cada minuto vale su peso en oro

JOACHIM RÖTHER

AYUDA RÁPIDA
La actuación inmediata
puede salvar la vida en
DREAMSTIME / VIKTOR LEVI

caso de ictus y prevenir


secuelas neurológicas
graves.

50 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


S
ucedió un viernes al mediodía, poco an­ el riesgo de este tipo de ataques. Asimismo, el so­
EN SÍNTESIS
tes de terminar la jornada laboral. Mi­ brepeso, la diabetes y los valores altos de las grasas
guel S., director informático de 58 años, de la sangre contribuyen a ello, pues favorecen la Cabeza fuera
se encontraba escribiendo un último aterosclerosis. de combate

1
correo electrónico a su jefe, cuando, Además, los hábitos de vida poco saludables Un accidente cerebro-
de repente, sufrió una parálisis en la mano dere­ aumentan el peligro de arritmia cardíaca, que vascular, o ictus, se
cha. Su brazo cayó como un peso muerto sobre el puede llevar a otra causa de accidente cerebro­ produce cuando un coágulo
teclado de la computadora; notó una sensación vascular: la fibrilación auricular (FA). En este caso, corta la circulación de la san-
gre de una región cerebral.
de acorchamiento desde las yemas de los dedos la aurícula izquierda del corazón late de forma

2
hasta el hombro. irregular, acelerada, atropellada e interrumpida. Cuanto más tiempo per-
Al tratar de pedir ayuda a sus compañeros de Como consecuencia, la sangre se estanca y se for­ manece interrumpido el
trabajo, el miedo entró en escena: Miguel apenas man grumos y coágulos dentro de la aurícula. Si riego sanguíneo, mayor es
podía tartamudear unas sílabas inteligibles. En el torrente de sangre los desplaza, estos coágulos el riesgo de sufrir secuelas
seguida se le nubló la vista, se mareó y se desplo­ pueden obstruir los vasos cerebrales. En ese mo­ permanentes. Los médicos
intentan reabrir, en el menor
mó de la silla. Los otros trabajadores de la oficina mento cesa el aporte de nutrientes y oxígeno, y
tiempo posible, los vasos
corrieron a socorrerle, pero Miguel ya no se per­ las neuronas mueren.
obstruidos.
cataba de nada. Al poco rato, el personal sanitario
Error de consecuencias graves
de emergencias le trasladaba en ambulancia y a
toda prisa al hospital. Muchos pacientes no perciben, en principio, esa 3 Durante la rehabili-
tación, los enfermos
aprenden a convivir con las
En este caso hubo suerte: los compañeros tu­ fibrilación peligrosa de su corazón. Como le suce­
secuelas físicas y psíquicas
vieron el temple de llamar al 112 tras advertir que dió a Miguel. Bien es cierto que en los días ante­
del ictus; gracias a su plas-
Miguel era incapaz de hablar. También parecía riores al ataque se encontraba aplanado y abatido.
ticidad, el cerebro puede
que había perdido el control de la musculatura de Sin embargo, en lugar de acudir al médico para compensar algunas de las
la cara, pues la comisura bucal derecha se le había averiguar el motivo de su malestar, atribuía este funciones desaparecidas.
caído ligeramente. En el hospital se confirmaron agotamiento a la carga de trabajo; ya descansaría
las sospechas: había sufrido un ictus. durante el fin de semana para recuperarse del es­
El ictus isquémico, o infarto cerebral, es una de trés, se decía a sí mismo. Un error de consecuen­
las enfermedades vasculares más frecuentes: en cias graves.
España es la segunda causa de muerte, primera En el hospital, los médicos no tardaron en
entre las mujeres [véase «Infarto cerebral y gé­ descubrir un gran tapón de sangre en una de
nero». por Patricia Martínez Sánchez; Mente y las arterias cerebrales de este paciente. Cuando
cerebro n.o 41, 2010], y afecta cada año a entre no se logra disolver el tapón vascular en la pri­
120.000 y 130.000 personas, indican desde la So­ mera o dos horas siguientes, las secuelas suelen
ciedad Española de Neurología. De los afectados, ser graves; a veces incluso supone la muerte. En
80.000 fallecen o padecen una discapacidad. las unidades de ictus se inicia una carrera con­
La hipertensión, la falta de ejercicio, el tabaquis­ trarreloj. «El tiempo es cerebro», suelen decir
mo y el consumo excesivo de alcohol incrementan los médicos: cada minuto que transcurre sin

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 51


MEDICINA

GEHIRN UND GEIST / EMDE-GRAFIK


o
íne
s angu
o
Vas

Aneurisma

TÉCNICAS DE TRATAMIENTO
La colocación de un clip (arri-
ba, izquierda) cierra el aneuris-
ma con un efecto de pinza; en
cambio, una espiral de platino
(arriba, derecha) rellena la Trombo
evaginación sacular del vaso,
de manera que obstruye el
saco. La trombectomía mecá-
nica (abajo) permite limpiar
un vaso obstruido. Para ello,
se introduce un microcatéter
en el cerebro a través de una
arteria de la ingle; se atraviesa
el trombo, se recoge con un
cestillo y se retira del vaso.

que se abra el vaso cuesta unos dos millones cestillo y se aspira. Tras pasar varias veces el mi­
de neuronas. crocatéter, la arteria cerebral de Miguel quedó
Con la mayor celeridad posible y por vía intra­ limpia. La técnica resultó un éxito.
venosa se administró a Miguel el trombolítico Pese al aspecto tan prometedor de este nove­
Prueba urgente Actilyse para disolver el coágulo de sangre. Alre­ doso método para tratar los casos de ictus, pocos
En EE.UU., los médicos conci- dedor del 10 por ciento de los enfermos de ictus médicos poseen experiencia en el uso de estos
bieron el test FAST para que reciben esta infusión, que contiene alteplasa, un catéteres. Sin embargo, la trombectomía mecánica
incluso las personas legas principio activo fabricado mediante biotecnolo­ es una de las modalidades más esperanzadoras
pudieran reconocer los sínto-
mas característicos del ictus. gía. Si bien el porcentaje puede parecer bajo, debe para combatir el infarto cerebral. Es muy proba­
El acrónimo deriva del inglés tenerse en cuenta que dicho fármaco puede oca­ ble que dentro de unos años se beneficien de ella
face («cara»), arms («bra- sionar hemorragias potencialmente mortales, muchas más personas.
zos»), speech («habla») y time
por lo que hay que sopesar con cuidado su uso. Además, siguen desarrollándose medicamen­
(«tiempo»). Las preguntas
que deben formularse ante la Con todo, la probabilidad de obtener una mejora tos, entre ellos la desmoteplasa, un anticoagulan­
sospecha de que una persona a través de dicho principio activo se reduce a las te derivado de la saliva del murciélago vampiro
sufre un ictus son: ¿tuerce la cuatro horas y media de la obstrucción vascular. común (Desmodus rotundus). El grupo de Rob
mitad de la cara cuando in-
tenta sonreír?, ¿puede estirar Al mismo tiempo, se eleva el riesgo de hemorra­ Medcalf, de la Universidad Monash de Australia,
de forma simultánea ambos gia cerebral. Por si no fuera suficiente, Actilyse detectó ya en 2003 que la enzima draculina disol­
brazos hacia delante y girar disuelve mal los trombos de gran tamaño. Por es­ vía los coágulos de sangre del cerebro de ratones,
las palmas de las manos hacia
tos motivos, los médicos de Miguel optaron por incluso después de horas, sin aumentar el riesgo
arriba?, ¿manifiesta algún
problema para hablar? Si se una nueva técnica, la trombectomía mecánica. de daños cerebrales graves.
observa que el individuo no Para ello, introdujeron, a través de la arteria El origen de esta sustancia puede que sorpren­
es capaz de ejecutar alguna de la ingle del paciente, un microcatéter hasta la da; no obstante, numerosos fármacos provienen
de las tareas indicadas, debe
llamarse enseguida al médico arteria cerebral obstruida. Con este instrumento del reino animal. La draculina impide que se
de emergencia. se perfora el trombo, se recoge con un pequeño coagule la sangre de la víctima del murciélago,

52 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


lo que le facilita su absorción y, con ello, la ali­ Aunque la edad de numerosos pacientes so­ EN BREVE

mentación del atacante. En el futuro también se brepasa los 60 años, el accidente cerebrovascular El ictus isquémico, o infarto
podrán emplear sustancias sintéticas. El equipo de no es un trastorno propio de la vejez: cerca del cerebral, ocurre como conse-
cuencia de arritmias cardíacas,
Christopher Levi, de la Universidad de Newcastle, 15 por ciento de los enfermos tienen menos de estrechamientos u obstruccio-
descubrió en 2012 que la tenecteplasa resultaba 45 años y, de forma excepcional, puede ocurrir en nes vasculares que reducen el
un trombolítico más eficaz que el tradicional Ac­ la infancia. En un 20 por ciento de los casos, los flujo sanguíneo del cerebro.
Los síntomas característicos
tilyse. ataques se producen por una hemorragia cerebral.
consisten en hemiplejía, acor-
Con todo, hasta que una sustancia farmacoló­ A veces ocurre que la pared de un vaso con una chamiento en los miembros
gica prometedora alcanza el mercado y encuentra evaginación sacular (aneurismas) estalla cuando superiores o inferiores, y tras-
aplicación terapéutica suelen transcurrir muchos se eleva la presión arterial o se debilita la pared. tornos del habla y de la visión.
Cuando estalla la pared vas-
años. Es necesario confirmar la acción del poten­ Los afectados experimentan un dolor de cabeza cular debilitada, como sucede
cial fármaco, así como que sus beneficiosos resul­ repentino e insoportable, pues la sangre que brota en la hipertensión arterial,
tan mayores que el riesgo de efectos secundarios de los vasos irrita las delicadas membranas cere­ puede ocurrir una hemorragia
subaracnoidea. Este tipo de
adversos, lo que no siempre ocurre en las enfer­ brales (meninges).
ictus es relativamente raro,
medades graves, entre ellas el ictus. Cuando el sangrado ocurre en el espacio que pues da cuenta del 5 al 10 por
rodea el cerebro y que contiene el líquido cefa­ ciento de los casos.
El terror del infarto cerebral lorraquídeo, el peligro se antoja enorme: solo una Las unidades de ictus en los
El caso de Miguel sirve de paradigma de un tra­ tercera parte de las personas sobreviven a este servicios de neurología tratan
a los enfermos de infarto
tamiento exitoso. Los médicos lograron abrir el tipo de hemorragia subaracnoidea. En ocasiones, cerebral. En España existen
vaso cerebral obstruido mediante la trombecto­ se logra cerrar el vaso estallado con espirales de 44 unidades de ictus, según
mía mecánica. Una semana después del accidente platino introducidas a través de un microcatéter. datos de la Sociedad Española
de Neurologia. Estas zonas
cerebrovascular, los síntomas de parálisis del pa­ Si no resulta posible la oclusión con estas «herra­
hospitalarias cuentan con
ciente desaparecieron casi por completo; tan solo mientas», los neurocirujanos preparan con cuidado modernos sistemas de moni-
se le trató de un ligero trastorno del habla en un el aneurisma y lo cierran con un clip vascular. torización que vigilan en todo
centro de rehabilitación. Sin embargo, el peligro no acaba aquí. Los momento parámetros como
la presión arterial, la tempe-
No todos los ictus evolucionan de manera tan productos de degradación de la sangre provo­ ratura corporal y la frecuencia
satisfactoria, en especial, cuando el coágulo de can espasmos vasculares que pueden ocasionar cardíaca de los pacientes.
sangre no se disuelve. En estos casos, solo la in­ nuevos ictus. Ciertos medicamentos alivian estos
tervención urgente puede prevenir la muerte por espasmos vasculares. De todas maneras, algu­
un «infarto cerebral maligno». Este se caracteriza, nos pacientes sufren infartos cerebrales, más o
sobre todo entre los enfermos más jóvenes, por menos extensos, hasta tres semanas después de
un edema intenso del territorio afectado que des­ la hemorragia, pudiendo quedar con secuelas
plaza el tejido cerebral sano. Con el fin de dismi­ permanentes (parálisis o trastornos del habla y
nuir la presión, los médicos retiran gran parte de la visión).
de la caja craneal, acción que aumenta de forma
espectacular las posibilidades de superviven­
cia. Hasta la fecha, la craniectomía de descarga
se ha aplicado sobre todo en pacientes jóvenes.
No obstante, de acuerdo con estudios recientes,
esta intervención ayuda también a los mayores
de 60 años.
Otro método, aún no ensayado, es la hipoter­
mia. Consiste en lo siguiente: los médicos enfrían PATRÓN SOSPECHOSO
la temperatura corporal del enfermo a unos 34 oC; En esta imagen de tomografía
de este modo disminuye el consumo energético computarizada, la hemorragia
cerebral, lo que protege a las neuronas sanas del subaracnoidea (entre la super-
ficie cerebral y la piamadre) se
centro del infarto. Existe, sin embargo, un incon­
reconoce como una estrella
veniente: esta temperatura supone un ataque im­
de color gris claro ( flecha).
portante al metabolismo. Por tal razón, resulta Los médicos describen este
dudoso que la técnica llegue alguna vez a aplicarse patrón característico como
de forma sistemática. pentágono.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 53


MEDICINA

Con independencia de que la causa se deba a


una obstrucción de un vaso cerebral o a la rotura
de un aneurisma y al margen de los problemas
psíquicos que deben afrontar los afectados, entre
las secuelas frecuentes del ictus se cuentan las
alteraciones de coordinación, las parálisis y los
trastornos del habla. En el centro de rehabilita­
ción, el paciente trata de recobrar la vida normal.
La terapia se adapta a las necesidades de cada per­

LDL

1 2
Célula T
Monocito
Célula endotelial

Molécula adhesiva

3
Capuchón fibroso

Célula espumosa
4

Inflamación peligrosa
La aterosclerosis obedece con frecuencia a la presencia en la sangre de una cantidad dañina de
colesterol unido a las lipoproteínas de baja densidad (LDL). Cuando este colesterol se deposita en la
pared arterial, se produce una reacción inflamatoria que da lugar a la formación de placas peligrosas.

1. El exceso de partículas LDL de la sangre se 5. La placa se extiende y crea un capuchón


deposita en la pared arterial. fibroso que protege el interior del depósito
2. Las células endoteliales con sus moléculas frente al torrente sanguíneo.
adhesivas «pescan» los monocitos y las cé- 6. Los mensajeros de las células espumosas,
lulas T, las cuales se introducen en la capa que activan la reacción inflamatoria, pueden
interna. debilitar peligrosamente la placa. Si esta se
3. Los monocitos maduran hasta convertirse en desgarra, se origina un tapón de sangre (coá-
fagocitos que absorben las partículas LDL. gulo) que obstruye a los pocos minutos una
4. Los fagocitos se llenan de gotas de grasa y arteria.
dan lugar a las células espumosas.

54 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


sona [véase «Rehabilitación neuropsicológica del aspectos más llamativos se observa en la plastici­ Signos de alarma
daño cerebral», por José León Carrión; Mente y dad frente a los trastornos del habla, como notifi­ En general, los ictus no
cerebro n.o 45, 2010]. caron en 2012 Dorothee Saur y Gesa Hartwigsen, ocurren de forma brusca.
En un 20 % de los casos se
por entonces en la Universidad de Leipzig. Las produce un ataque isquémico
Compensación de deficiencias personas sanas utilizan al hablar en especial el transitorio (AIT) previo. Sus
El cerebro posee una flexibilidad extraordinaria. hemisferio cerebral izquierdo, más capacitado de síntomas son iguales a los de
un accidente cerebrovascular,
Sobre todo en los pacientes jóvenes, las áreas ce­ forma natural para ese fin. Cuando esta región
es decir, parálisis o trastornos
rebrales sanas logran compensar las funciones del encéfalo queda dañada a causa de un ictus, el del habla y de la visión. Sin
que ejecutaban las regiones dañadas. Uno de los hemisferio derecho compensa, al menos en parte, embargo, las deficiencias
neurológicas desaparecen
enseguida, por lo que el
afectado no suele tomar el
aviso en serio. Los AIT también
constituyen una urgencia mé-
dica: el paciente debe acudir
de inmediato a una unidad de
ictus o llamar al teléfono de
urgencias (el 112 en España).

Fagocito grande

5
Rotura
Coágulo
de sangre
6

GEHIRN UND GEIST / EMDE-GRAFIK

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 55


MEDICINA

el defecto sufrido a través de la ampliación de su otras medidas, deberá preocuparse por su salud,
campo de trabajo. evitar el estrés, alimentarse de forma saludable
Asimismo, mediante un entrenamiento inten­ y practicar ejercicio con regularidad, acciones
sivo, puede mejorarse la parálisis de los miembros a las que antes no daba importancia. El peligro
superiores del cuerpo, incluso años después del de un nuevo infarto cerebral nunca desaparece
accidente. De acuerdo con un programa específico por completo. Por ello, ahora debe tomar un an­
de ejercicios, se fija el brazo sano del paciente en ticoagulante como Marcumar o alguno de los
un cabestrillo, de forma que se le obliga a que anticoagulantes orales modernos (comparados
utilice la otra mano, parcialmente paralizada. El con Marcumar, estos últimos son más fáciles de
Para saber más equipo de Cornelius Weiller, del Hospital Universi­ dosificar, previenen con mayor eficacia los nue­
Motor cortex placticity during tario de Friburgo, hizo referencia, por primera vez vos episodios y producen menos hemorragias
forced-use therapy in stroke
en 2001, a esta terapia de uso forzado. Los médicos cerebrales).
patients: A preliminary study.
J. Liepert et al. en Journal of combinaron la fisioterapia tradicional con el uso En muchos casos, el ictus se acompaña de
Neurology, vol. 248, págs. 315- obligatorio de la mano. Observaron que el entre­ trastornos psíquicos: miedo a padecer un nuevo
321, 2001.
namiento influía en la musculatura del pulgar (la infarto, depresión, cambios de humor, sentimien­
Vampire bat salivary plas-
minogen activator (des- eminencia tenar) de nueve enfermos que habían tos de culpa o de vergüenza; en última instancia,
moteplase) — a unique sufrido un ictus y presentaban problemas moto­ el enfermo ha de adaptarse a una situación vi­
fibrinolytic enzyme that does
not promote neurodegenera- res. No solo se observó una mejora en la habili­ tal completamente nueva. El asesoramiento por
tion. G. T. Liberatore et al. en dad manual de los enfermos, sino que el área de parte de psicólogos y el apoyo de la familia y los
Stroke, vol. 34, págs. 537-543,
2003.
la corteza motora, que gobierna la musculatura, amigos ayudan a superar la enfermedad.
Neurobiology of language también se amplió.
recovery after stroke: Lessons Miguel tardará un tiempo en volver a su traba­
from neuroimaging studies. Joachim Röther es catedrático de neu-
jo. Durante la rehabilitación aprenderá de nuevo rología y jefe de servicio de la Clínica
D. Saur y G. Hartwigsen en
Archives of Physical Medicine a usar la mano izquierda; asimismo, deberá ejer­ Asklepios Altona de Hamburgo. Como
and Rehabilitation, vol. 93, citarse en el habla. También será necesario que
miembro de la presidencia de la Socie-
págs. 15-25, 2012. dad Alemana de Ictus, asesora a enfer-
cambie por completo sus hábitos de vida; entre mos y familiares.

OFERTA DE SUSCRIPCIÓN
Revista de psicología y neurociencias Reciba puntual y cómodamente
los ejemplares en su domicilio
Suscríbase a Mente y cerebro...

 por 1 año (6 ejemplares)


y consiga un 23% de descuento
sobre el precio de portada (30€ en lugar de 39€).

 por 2 años (12 ejemplares)


y obtenga un 29% de descuento
sobre el precio de portada (55€ en lugar de 78€).

Puede suscribirse mediante:


www.menteycerebro.es 
Teléfono: 934 143 344 

56 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


C ATÁLO G O DE PRODUC TOS
PROMOCIONES TEMAS de
Precio por ejemplar: 6,50€ Precio por ejemplar: 6,50€
5 EJEMPLARES MyC 1: Conciencia y libre albedrío T-4: Máquinas de cómputo Precio por ejemplar: 6,50€
AL PRECIO DE 4 MyC 2: Inteligencia y creatividad
MyC 3: Placer y amor
T-6: La ciencia de la luz
T-7: La vida de las estrellas
MyC 4: Esquizofrenia
T-8: Volcanes
Ahorre un 20 % MyC 5: Pensamiento y lenguaje
MyC 6: Origen del dolor T-9: Núcleos atómicos y radiactividad
MyC 7: Varón o mujer: cuestión de simetría T-12: La atmósfera
5 ejemplares de MENTE Y CEREBRO MyC 8: Paradoja del samaritano T-13: Presente y futuro de los transportes
MyC 9: Niños hiperactivos T-14: Los recursos de las plantas
o 5 ejemplares de TEMAS MyC 10: El efecto placebo T-15: Sistemas solares
por el precio de 4 = 26,00 € MyC 11: Creatividad T-16: Calor y movimiento
MyC 12: Neurología de la religión T-17: Inteligencia viva
MyC 13: Emociones musicales
T-18: Epidemias
MyC 14:$y®¹àŸDDùï¹UŸ¹‘àEŠ`D
MyC 15: Aprendizaje con medios virtuales T-20:"DåùÈyàŠ`Ÿyïyààyåïày
SELECCIONES TEMAS MyC 16: Inteligencia emocional T-21: Acústica musical
MyC 17: Cuidados paliativos T-22: Trastornos mentales
MyC 18: Freud T-23:myDåmy¨Ÿ´Š´Ÿï¹
Ahorre más del 30 % MyC 19: Lenguaje corporal T-24: Agua
MyC 20: Aprender a hablar T-25: Las defensas del organismo
MyC 21: Pubertad T-26: El clima
Ponemos a su disposición grupos MyC 22: Las raíces de la violencia T-27: El color
MyC 23: El descubrimiento del otro
de 3 títulos de TEMAS MyC 24: Psicología e inmigración
T-29: A través del microscopio
seleccionados por materia. MyC 25: Pensamiento mágico T-30: Dinosaurios
MyC 26: El cerebro adolescente T-31: Fenómenos cuánticos
3 ejemplares al precio de 2 = 13,00 € MyC 27: Psicograma del terror T-32: La conducta de los primates
MyC 28: Sibaritismo inteligente T-33: Presente y futuro del cosmos
MyC 29: Cerebro senescente T-34: Semiconductores y superconductores
MyC 30: Toma de decisiones
™ASTRONOMÍA MyC 31: Psicología de la gestación
T-35: Biodiversidad
T-36: La información
Planetas, Estrellas y galaxias, MyC 32: Neuroética
Presente y futuro del cosmos T-37: Civilizaciones antiguas
MyC 33: Inapetencia sexual
T-38: Nueva genética
MyC 35: La verdad sobre la mentira
šBIOLOGÍA MyC 36: Psicología de la risa T-39: Los cinco sentidos
Nueva genética, Virus y bacterias, T-40: Einstein
MyC 37: Alucinaciones
Los recursos de las plantas MyC 38: Neuroeconomía T-41: Ciencia medieval
MyC 39: Psicología del éxito T-42: El corazón
›COMPUTACION MyC 40: El poder de la cultura T-43: Fronteras de la física
Máquinas de cómputo, Semiconductores
MyC 41: Dormir para aprender T-44: Evolución humana
y superconductores, La información MyC 42: Marcapasos cerebrales T-45: Cambio climático
œFÍSICA MyC 43: Deconstrucción de la memoria
MyC 44: Luces y sombras de la neurodidáctica
T-46: Memoria y aprendizaje
Fronteras de la física, Universo cuántico, T-47: Estrellas y galaxias
MyC 45: Biología de la religión
Fenómenos cuánticos MyC 46: ¡A jugar! T-48: Virus y bacterias
T-49: Desarrollo del cerebro, desarrollo de la mente
CIENCIAS DE LA TIERRA MyC 47: Neurobiología de la lectura
MyC 48: Redes sociales T-50: Newton
<¹¨`D´yåj"DåùÈyàŠ`Ÿyïyààyåïàyj
MyC 49: Presiones extremas T-53: Planetas
Riesgos naturales
MyC 50: Trabajo y felicidad T-54: Darwin
žGRANDES CIENTÍFICOS MyC 51: La percepción del tiempo
MyC 52: Claves de la motivación
T-55: Riesgos naturales
Einstein, Newton, Darwin T-56: Instinto sexual
MyC 53: Neuropsicología urbana T-57: El cerebro, hoy
ŸMEDICINA MyC 54: Naturaleza y psique
MyC 55: Neuropsicología del yo
T-58: Galileo y su legado
El corazón, Epidemias, T-59: ¿Qué es un gen?
Defensas del organismo MyC 56: Psiquiatría personalizada
MyC 57: Psicobiología de la obesidad T-60: Física y aplicaciones del láser
 CIENCIAS AMBIENTALES MyC 58: El poder del bebé T-61: Conservación de la biodiversidad
T-62: Alzheimer
Cambio climático, Biodiversidad, El clima MyC 59: Las huellas del estrés
MyC 60: Evolución del pensamiento T-63: Universo cuántico
¡NEUROCIENCIAS MyC 61: TDAH T-64: Lavoisier, la revolución química
Inteligencia viva, Desarrollo del cerebro, MyC 62: El legado de Freud T-65: Biología marina
desarrollo de la mente, El cerebro, hoy T-66: La dieta humana: biología y cultura
T-67: Energía y sostenibilidad
¢LUZ Y TÉCNICA T-68: La ciencia después de Alan Turing
La ciencia de la luz, A través del microscopio,
Física y aplicaciones del láser T-69: La ciencia de la longevidad
T-70: Orígenes de la mente humana
T-71: Retos de la agricultura
T-72: Origen y evolución del universo
Edición en rústica
TAPAS DE ENCUADERNACIÓN N.o ISBN TITULO P.V.P.
DE INVESTIGACIÓN Y CIENCIA
GASTOS DE ENVÍO
ANUAL (2 tomos) = 10,00 €
012-3
016-6
El sistema solar
Tamaño y vida
12 €
14 € uadernos
d (Añadir al importe del pedido)
más gastos de envío = 5,00 € 025-5 La célula viva 32 € Otros
Precio por ejemplar: 6,90€
038-7 Matemática España países
y formas óptimas 21 € Cuadernos 1: El cerebro
Cuadernos 2: Emociones 1er ejemplar 2,00 € 4,00 €
Edición en tela Cuadernos 3: Ilusiones Por cada ejemplar adicional 1,00 € 2,00 €
N.o ISBN TITULO P.V.P. Cuadernos 4: Las neuronas
Cuadernos 5: Personalidad, desarrollo
004-2 La diversidad humana 24 € y conducta social
013-1 El sistema solar 24 €
015-8 Partículas subatómicas 24 € Para efectuar su pedido:
017-4 Tamaño y vida 24 €
027-1 La célula viva (2 tomos) 48 €
Teléfono: (34) 934 143 344
031-X Construcción del universo 24 € A través de nuestra Web:
039-5 Matemática
Si las tapas solicitadas, de años anteriores, y formas óptimas 24 € www.investigacionyciencia.es
se encontrasen agotadas remitiríamos, en su 046-8 Planeta azul, planeta verde 24 €
lugar, otras sin la impresión del año. 054-9 El legado de Einstein 24 €
Las ofertas son válidas hasta agotar existencias.
CO GNICIÓN

Una memoria superior


Ciertas personas recuerdan al detalle casi cada día de su vida. La ciencia busca
en su cerebro el secreto de tan asombrosa capacidad
DANIEL A ZEIBIG

P
iense por un momento, ¿qué ha desa- de la joven, estudió con minuciosidad el asunto.
EN SÍNTESIS
yunado usted esta mañana? Segura- Se basó en múltiples pruebas de inteligencia y de
Como un diario mente no le suponga el más mínimo memoria para comprobar los conocimientos de la

1 Existen personas que esfuerzo responder con acierto a la paciente sobre días concretos del pasado. Según
poseen una memoria pregunta. Pero ¿podría decirnos que averiguó, la memoria de Price destacaba sobre
autobiográfica asombrosa- comió el 29 de septiembre de 2003, una vez des- todo en relación al calendario: en diez minutos
mente exacta. pierto y duchado? Ciertas personas son capaces era capaz de poner fecha a todos los domingos de
de satisfacer esa indiscreta curiosidad. A partir Pascua entre 1980 y 2003, equivocándose tan solo
2 A pesar de su extraor-
dinaria capacidad, estos
sujetos presentan una inteli-
de un momento concreto de su infancia o juven-
tud se muestran capaces de describir con pelos y
en una de ellas por dos días; también se acordaba
de lo que aconteció en su vida cada uno de esos
gencia media. Los recuerdos señales cada instante de su vida, saben al dedillo dos días. El equipo de McGaugh contrastó una
les avasallan de manera en qué día de la semana cayó una fecha concreta parte de esa información con las anotaciones del
involuntaria. del calendario, qué hicieron en esa jornada y las diario personal que esta mujer escribe meticulo-
noticias que leyeron en el periódico de entonces. samente desde su adolescencia.
3 Es probable que el
origen de su memoria
superior se encuentre en la
La singularidad de la hipertimesia, o memo-
ria autobiográfica superior, dificulta investigar el
El cerebro de Price también almacena los acon-
tecimientos de trascendencia pública con sus res-
intensidad de sus conexio- origen de dicha capacidad, ya que se conoce un pectivas fechas, siempre y cuando le interesen
nes cerebrales. número reducido de personas que dispongan de personalmente. Así lo observaron los investiga-
ella. Jill Price inició la historia del síndrome. dores al preguntarle sobre eventos relevantes
En el año 2000, esta mujer de Los Ángeles, que recogidos en un libro sobre historia americana
por entonces contaba 34 años, contactó en su bús- contemporánea. La paciente acertó todas las fe-
queda de ayuda por Internet con James ­McGaugh, chas, a excepción de una: el día de la ocupación
de la Universidad de California en Irvine. Price de la embajada de EE.UU. en Irán a finales de los
remitió al investigador un correo electrónico en años setenta del siglo pasado. Posteriormente se
el que le narraba su insólita habilidad, la cual le descubrió que el dato que aparecía en el volumen
permite conservar los primeros recuerdos de su era incorrecto: Price tenía razón.
más tierna infancia y almacenar en el cerebro McGaugh y su equipo comprobaron que esa ca-
cada día de su vida desde el 5 de febrero de 1980. pacidad inusual no se basaba en un cálculo men-
Según explicaba, los recuerdos del pasado no le tal de fechas de calendario, como sí se ha descrito
surgen cuando desea recordar conscientemente, en algunas personas autistas con síndrome del sa-
sino que, literalmente, la avasallan cada vez que bio o savant. Estos sujetos son capaces de calcu-
EN BREVE tropieza con una fecha. A primera vista, muchas lar datos exactos dentro de un período de tiem-
La denominación hipertimesia personas soñarían con poseer un don semejante, po de hasta 40.000 años. Price, en cambio, solo
proviene de la unión de los mas a Price le resultaba una carga. recordaba hechos desde 1980: desde entonces, su
dos términos griegos: hiper,
que significa «sobre, por enci- McGaugh quedó fascinado por el caso. A lo lar- memoria autobiográfica trabaja de forma miste-
ma de», y timesis, «recordar». go de los cinco años posteriores a leer el mensaje riosamente exacta.

58 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


13
Junio

Inicio de la guerra
21 1999

Enero
del Golfo

16
1998

¿TE ACUERDAS CUANDO...?


La mayoría de nosotros no
1991 recordamos lo que hicimos tal

s p ro c l a mado oviembre día aleatorio de nuestra vida,

Bush eente N aunque se tratara de una

7 2
ISTOCKPHOTO / FRANK WRIGHT (tanque); FOTOLIA / SANDRA CUNNINGHAM (sol);

presid .UU.
ISTOCKPHOTO / KINEMERO (tortilla); ISTOCKPHOTO / EDSTOCK (George W. Bush);

fecha histórica. Sin embargo,


las personas con hipertimesia
de EE
ISTOCKPHOTO / EDSTOCK (Concorde); COMPOSICIÓN: GEHIRN UND GEIST

poseen una memoria autobio-


gráfica detallada.

Últim
del C o vuelo
oncor
de

6
No
vie
mb
re
2000

Noviembre

3
200
3

59
2005
MENTE Y CEREBRO 62 - 2013
CO GNICIÓN

UN CASO FAMOSO A pesar del sinnúmero de pruebas realizadas,


Jill Price cuenta como la
los investigadores no han descubierto el porqué
primera paciente con memo-
de su gran capacidad memorística. Al contrario
ria autobiográfica superior
que los trastornos de la memoria, la hipertime-
­estudiada.
sia apenas se ha investigado. En todo caso, solo
en individuos que usaban técnicas especiales
para memorizar datos triviales (entre otros,
mapas callejeros o el número pi con miles de
decimales).
Esta desatención ha propiciado que no existan
procedimientos estandarizados para estudiar in-
dividuos como Jill Price. Los investigadores que
analizaron su extraordinaria retentiva usaron
métodos ideados en un inicio para evaluar a pa-
cientes con trastornos de la memoria.

¿Desarrollo anormal del cerebro?


GETTY IMAGES / DAN TUFFS

Durante la investigación, los científicos se toparon


a menudo con el efecto techo: los ejercicios re-
sultaban demasiado fáciles para ella. Los resolvía
sin llegar a sus límites de capacidad cognitiva; en
muchas pruebas obtenía un resultado perfecto.
En pruebas de memorización posteriores, los McGaugh supuso por entonces que la habilidad
investigadores descubrieron que el cerebro de esta intelectual de su singular paciente se debía a un
paciente escondía otros enigmas: era capaz de re- desarrollo anormal del encéfalo.
cordar palabras con la misma perfección que los A mediados de 2012, Brandon Ally, de la Univer-
eventos pretéritos. Reconocía 50 términos que le sidad Vanderbilt de Nashville, y su equipo volvie-
acababan de mostrar sin equivocarse. No obstan- ron a plantearse el caso. Querían descubrir desde
te, obtuvo un resultado por debajo de la media en un punto de vista neurológico la característica que
pruebas menos estructuradas, tal que recitar de convierte en único el cerebro de personas como
memoria listados de palabras. En casa, reconoce, Price. Con ese fin estudiaron a un probando con
pierde a menudo las llaves; también se apunta habilidades similares. HK, en la actualidad de 20
muchas cosas del día a día para no olvidarse. años, sufrió una retinopatía del prematuro, pato-
Al contrario de lo podría pensarse, la in- logía que le causó en su infancia la pérdida de vi-
teligencia de Price se ajusta a la media de los sión. A pesar de ello, se acuerda de cada día de su
mortales. Le cuestan sobre todo las pruebas vida desde que tenía 13 años.
relacionadas con las funciones ejecutivas: el Este joven tampoco evoca los recuerdos, pues
pensamiento abstracto y la anticipación. Ade- estos le invaden siempre de forma vívida y acom-
más, nunca obtuvo notas destacables durante su pañados de múltiples sensaciones. Pero, a diferen-
vida de estudiante; siempre necesitó esforzarse cia de Price, que ve cómo se suceden las memorias
mucho, en especial para aprender de memoria cual una película ante sus ojos, en el caso de HK
poesías o datos históricos. predominan los ruidos, los olores y los sentimien-
En 2006, McGaugh publicó por primera vez el tos. Su cociente intelectual no es superior a la me-
EN BREVE
caso de Jill Price. Para guardar el anonimato de dia, ni posee una mayor capacidad de retención;
Las funciones ejecutivas la paciente, la llamó en su estudio con las inicia- destaca solo por su memoria autobiográfica.
califican los procesos
les «AJ». Poco después, Price reveló su identidad, Para esclarecer las causas de este fenómeno,
mentales que sirven para
la gestión y adaptación explicó su historia en numerosos programas de Ally y su equipo estudiaron el cerebro de HK
flexible del comportamiento televisión y escribió un libro sobre su vida y su mediante tomografía por resonancia magnética
humano. Entre estos destacan asombrosa memoria. De este modo, se convirtió (TRM). En comparación con otros 30 varones jóve-
el control de impulsos, la
planificación de acciones o en la primera persona con hipertimesia estudiada, nes sin hipertimesia, presentaba menos sustancia
la regulación de emociones. y también en la más conocida. gris y blanca, una característica que atribuyeron

60 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


a la enfermedad durante la infancia del paciente. remembranza: recordamos mejor los aconteci- Price es capaz de
En proporción, la amígdala derecha era un 20 por mientos con trascendencia emocional que los enumerar en
ciento mayor a la del resto de los probandos. No estímulos neutros.
obstante, otras muchas áreas cerebrales bajo la Numerosos factores hablan en favor de que la
diez minutos
corteza cerebral (los ganglios basales, entre ellas) amígdala de HK «carga» de emociones los recuer- todos los
mostraban un tamaño inferior. dos, con lo que les confiere una gran relevancia Domingos de
personal. Asimismo, parece que este sistema se
Conexión intensiva para la memoria encuentra hiperactivo en el joven, de modo que
Pascua entre
El cerebro de HK revelaba otra peculiaridad: la es capaz de procesar y almacenar la información 1980 y 2003
conexión de la amígdala derecha con el hipocam- con más eficiencia que otras personas.
po y otras regiones corticales y subcorticales era No obstante, quedó sin resolverse si dichas con-
mayor de lo usual. La amígdala forma parte del clusiones pueden extrapolarse a otros individuos
sistema límbico; es responsable, sobre todo, de la con hipertimesia, ya que algunas de las diferencias
gestión emocional de la información [véase «Siste- neuronales observadas en HK podrían deberse a
ma de recompensa», por Claudia Christine Wolf; su ceguera temprana y, por consiguiente, a la adap-
Mente y cerebro n.o 61, 2013]. De esta manera, tación de su cerebro a tal circunstancia.
conecta los estímulos con las emociones (pónga- McGaugh decidió continuar con su pesquisa.
se el miedo), de modo que cualquier daño en esa Con el fin de desarrollar un estudio de mayor ca-
región deterioraría la capacidad de la correspon- lado, necesitaba identificar a más personas que
diente emoción. poseyeran una memoria autobiográfica superior.
Debido al volumen acusado de la amígdala de Los probandos potenciales no faltaron.
HK y a su óptima conexión, Ally y sus colabora- Poco después de publicar su primer estudio en
dores supusieron que esta región desempeñaba 2006, más de 100 personas que afirmaban poseer
una función sobresaliente en las personas con una memoria perfecta contactaron con el equipo.
memoria excepcional. De hecho, hace años que Los investigadores sometieron a los potenciales
psicólogos y neurólogos conocen la importancia participantes a un filtraje inicial, que consistió en
que las emociones ejercen en la capacidad de un cuestionario telefónico. Al final de la criba se

«Una memoria semántica excepcional»


Hans Markowitsch estudia junto con Angelica Staniloiu al paciente FK. Este sujeto con
hipertimesia posee, además, una memoria semántica extraordinaria.

¿Por qué sospecha que FK tiene hiperti- respondió: «En 1749 nació Goethe; en 1832
mesia? murió en Weimar».
Existen numerosos indicios para ello. A
BIELEFELD UNIVERSITY, PRESS OFFICE

los cinco años era capaz de enumerar la ¿Qué diferencia a FK de otros sujetos con
fecha de cumpleaños de muchos de sus fa- la misma capacidad memorística?
miliares, incluyendo el día de la semana en Ante todo, su inteligencia general. FK es
el que caían. Además, percibe su habilidad superdotado. Más allá de esto, le considero
como una carga, por lo que, a menudo, la uno de los casos más «normales». Las per-
oculta a los demás. sonas adquirimos en nuestra primera infan-
cia el conocimiento del mundo; en cambio,
Hans Markowitsch
es profesor de psicología
¿Cómo se manifiesta su memoria semán- la memoria autobiográfica no se desarrolla
fisiológica en la Universidad
tica excepcional? hasta los cuatro años. Por ello, sorprende de Bielefeld. En la actualidad
Una vez le pregunté qué le venía a la que este desarrollo de la memoria funcione también es miembro investi-
cabeza al mencionarle dos números: el 49 tan bien en personas que no poseen toda- gador del Colegio Científico
Hanseático de Delmenhorst.
y el 32. Sin pensarlo ni por un momento, vía fundamentos semánticos.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 61


CO GNICIÓN

DIARIO CEREBRAL Corteza céfalo, entre ellas, los giros inferior y temporal
Al recordar hechos vitales, frontal medial o el polo temporal. Estudios anteriores
inferior
se activan los giros temporal también señalan dichas regiones como determi-
medio e inferior, así como la nantes para la hipertimesia.
corteza frontal inferior. Hans
Según Hans Markowitsch, de la Universidad
Markowitsch considera el polo
de Bielefeld, no sorprende que el polo temporal
temporal, situado en un ex-
tremo del lóbulo temporal, un desempeñe un papel importante en estos casos.
elemento clave en la memoria «Aquí termina el fascículo unciforme, un haz de
autobiográfica. fibras nerviosas que conecta el lóbulo frontal con
el lóbulo temporal, y que ejerce una función cla-
ve en la memoria autobiográfica. Existe un estu-

GEHIRN UND GEIST / MEGANIM


Polo temporal dio de un paciente que padeció una lesión en el
Giro temporal fascículo unciforme a causa de un accidente en
inferior
Giro temporal bicicleta. A consecuencia del daño en esa zona,
medio apenas era capaz de recordar episodios pasados
de su vida. En cambio, la memoria semántica, es
Muchos de los citó a diez del centenar de voluntarios para que decir, su conocimiento del mundo, se hallaba, en

probandos con se personaran en el laboratorio. Mediante tomo- su mayor parte, intacta.»


grafía por resonancia magnética iban a estudiar Junto con otras conexiones cerebrales, el fas­
hipertimesia su memoria e inteligencia. cículo unciforme aparecía especialmente de-
eran zurdos. En cada exploración participaba, además, un sarrollado en los probandos de McGaugh. Puesto

También grupo de control formado por personas con una que su estudio comparaba personas con hiper-
capacidad memorística normal. Las pruebas cog- timesia con un grupo de control, los resultados
presentaban nitivas, en general, no diferían mucho de las que se estiman más fiables que los de Ally. Hans
comportamien- se llevaron a cabo entre el año 2000 y el 2006 con Markowitsch también se muestra convencido:

tos compulsivos Jill Price. Se trataba de reconocer caras, recordar «Según estudios llevados a cabo con pacientes
series de números y recitarlas al revés, dibujar que presentaban amnesia, la conexión de las
imágenes abstractas de memoria y volver a expli- regiones frontales con el polo temporal resul-
car historias que habían escuchado de voz. Igual ta especialmente importante para la memoria
que Price, los sujetos con memoria autobiográfica auto­biográfica. Incluso más que la amígdala y su
superior obtuvieron en pocas pruebas mejores conexión con el hipocampo.»
resultados que el grupo de control. En otras pa- Sin embargo, la búsqueda del origen de la hi-
labras, la mayoría de los ejercicios los realizaron pertimesia no ha concluido todavía. McGaugh
de acuerdo con la media. conoce los puntos débiles de su estudio, lo que
Ahora bien, llamó la atención que muchos de le obliga a seguir investigando. Queda por de-
los sujetos investigados eran zurdos. Asimismo, mostrar si las alteraciones cerebrales que se
Para saber más en su gran mayoría tendían a presentar compor- han observado hasta ahora son el motivo de la
A case of unusual autobio­ tamientos obsesivos-compulsivos: algunos acu- extraordinaria capacidad o viceversa: el uso re-
graphical remembering. mulaban objetos (CD o juguetes de la infancia) y gular de una habilidad excepcional transforma
E. S. Parker et al. en Neurocase,
vol. 12, págs. 35-49, 2006. los ordenaban siguiendo complicados principios; el cerebro.
A case of hyperthymesia: otros admitieron que evitaban tocar los pomos Para poder responder a esas incógnitas,
Rethinking the role of de las puertas o comer con los cubiertos de un ­McGaugh y su equipo prevén concentrar sus
the amygdala in auto­
biographical memory. restaurante por miedo a los gérmenes. próximas investigaciones en niños con hiper-
B. A. Ally et al. en Neurocase timesia.
10.1080/13554794.2011.654225, Elemento clave: polo temporal
2012.
Behavioral and neuroana­ En contraposición a los estudios de Ally, el equipo
tomical investigation of highly de McGaugh no encontró alteraciones en la amíg-
superior autobiographical
dala de los probandos. Sin embargo, descubrieron
memory (HSAM). A. K. R.
LePort et al. en Neurobiology diferencias con el grupo de control en un total de
of Learning and Memory, Daniela Zeibig es periodista científica
nueve regiones cerebrales. La mayoría de estas especializada en ciencias de la vida y
vol. 98, págs. 78-92, 2012.
áreas se alojaban en el lóbulo temporal del telen- medicina.

62 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Licencias
para instituciones
Acceso permanente a todos nuestros
contenidos a través de Internet

Nuevo servicio para bibliotecas, escuelas, institutos, universidades, centros


de investigación o empresas que deseen ofrecer a sus usuarios acceso libre
a todos los artículos de Investigación y Ciencia y Mente y cerebro.

Más información en www.nature.com/libraries/iyc


NEURO CIENCIA

Corriente continua
para la creatividad
El síndrome del sabio ha inspirado una técnica de estimulación cerebral
ideada para potenciar la capacidad de imaginar soluciones originales y creativas

ALL AN W. SNYDER , SOPHIE ELLWO OD Y RICHARD P. CHI

U
na gran idea surge de pronto. En las levohemisférica concomitantes con la tendencia
EN SÍNTESIS simas de la mente, redes de neuro- a una predominancia dextrohemisférica. Hemos
Abrir la mente nas ejecutan una sinfonía sublime conjeturado que esta organización del cerebro
y un chispazo de inspiración brota provoca que sus filtros mentales sean menos finos

1 Las personas con síndro-


me del sabio o savant
exhiben una gran habilidad
en la consciencia. Estas ideas lu-
minosas o momentos eureka, por inesperados,
que en los adultos normales sanos.
La genialidad —excepcional como es— tiene
en campos concretos. Pa- parecen imposibles de orquestar. Mas estudios que exigir una visión del mundo cualitativamen-
recen disponer de un estilo recientes llevan a pensar de otro modo: si se te diferente de la que la mayoría de los mortales
cognitivo más literal y me- libera la mente de algunas de sus inhibiciones experimentamos. El médico austríaco Hans As-
nos filtrado que la mayoría podríamos mejorar la imaginación y creatividad perger (1906-1980), cuyo nombre está asociado con
de los mortales. para resolver problemas. el trastorno epónimo en el espectro del autismo,
El cerebro humano filtra sin cesar pensamien- sugería que la peculiaridad de las mentes brillan-
2 El sapiente puede pre-
sentar una disfunción
en el hemisferio cerebral
tos, sensaciones y emociones. Tan solo una pe-
queña fracción de los estímulos que el ambiente
tes podría consistir en «un toque de autismo».
En nuestro laboratorio hemos investigado esta
izquierdo, normalmente el «lanza» sobre nosotros llega a elevarse hasta el hipótesis. En concreto, hemos aplicado corrien-
dominante, compensada por nivel del conocimiento consciente. El aprendizaje tes eléctricas débiles para modular la actividad
el hemisferio derecho.
de lo vivido impone atajos mentales que determi- cerebral de probandos sanos. Los efectos desa-
nan qué sensaciones se consideran merecedoras parecen en una hora, preservando la cognición
3 Se investiga inducir
esta pauta de actividad
cerebral por medios no inva-
de atención. Nuestro laboratorio investiga si es
posible atenuar tales sesgos y, con ello, potenciar
normal, con lo que este método de estimulación
mental resulta inocuo, además de portátil. Tales
sivos para generar un estilo la apertura mental a ideas nuevas mediante una propiedades auguran la posibilidad de la creación
cognitivo con menos prejui- reducción temporal de la actividad nerviosa en de un dispositivo que cualquiera podría usar para
cios que abra paso a formas
regiones específicas del cerebro. acicatear la habilidad creativa según demanda, es
originales de considerar un
La inspiración para esta metodología nos llega decir, de una especie de «gorro de creatividad».
problema.
de individuos con alteraciones cerebrales. Son las
personas con síndrome del sabio o savant. Estos
Limitados por preconceptos
pacientes poseen destrezas extraordinarias en El cerebro no recibe información de forma pasiva.
campos específicos, aunque experimentan se- Más bien interpreta de forma activa, a la luz de
rias dificultades para desenvolverse en otros. Al conocimientos anteriores, lo que en un principio
parecer exhiben pautas de disfunción cerebral parece una experiencia en estado puro. Dos per-

64 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


GEHIRN UND GEIST / CHRISTIAN BARTHOLD

ILUMINACIÓN REPENTINA
El cerebro produce ideas
­geniales a partir de la electri-
cidad de los pensamientos.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 65


NEURO CIENCIA

GETTY IMAGES / TIME & LIFE PICTURES /IAN COOK


A muchos lectores se les escapará la repetición
de la preposición. Somos, instintivamente, pensa-
dores conceptuales, no literales.
Sostenemos nosotros que la inteligencia crea-
tiva exige dos estilos cognitivos. Uno, guiado por
conceptos preformados; otro que garantice la ex-
periencia sin depurar del mundo que nos rodea.
Quisiéramos acceder a detalles perceptivos que,
por lo general, escapan al conocimiento conscien-
te, pero que podrían desbloquear la genialidad
que hay en todos nosotros.

Un toque de autismo
Nos llegan de los sabios, en su mayoría incursos en
el espectro autista, ciertos indicios para alcanzar
tal meta. Sus destrezas se manifiestan en algunos
casos en la temprana infancia; en otros, afloran
tras alguna lesión cerebral. Sus habilidades suelen
CON TODO DETALLE apelar a formas de pensamiento menos concep-
Stephen Wiltshire, dibujante
tuales, más literales. Cuando la educadora de un
de 39 años con autismo, pue-
niño con autismo infantil le pidió que le contase
de reproducir al detalle intrin-
el final de cierto libro, el pequeño recitó verbátim
cadas escenas tras observarlas
tan solo un breve tiempo. Ya la última página, pero dio muestras de no com-
en su adolescencia mostraba prender su intención ni de qué trataba. Aunque
su asombrosa capacidad. este estilo cognitivo supone un grave inconve-
niente en la vida diaria, puede conferir un abanico
sonas que observen un mismo grupo de nubes de ventajas, entre ellas, excelentes facultades para
pueden formarse impresiones completamente el dibujo y una menor proclividad a ilusiones y
distintas al mirarlas. Un especialista en ecografía falsos recuerdos.
podría ver una vesícula biliar enferma, mientras Stephen Wiltshire, un artista británico con
que un pintor retratista podría apreciar un sereno autismo, es capaz desde una tierna edad de pro-
semblante. ducir dibujos figurativos espectacularmente deta-
Las ideas preconcebidas revisten una importan- llados. Logra dibujar con un realismo fotográfico y
cia crucial, ya que permiten formular pronósticos con un detalle minucioso. En cambio, la mayoría
verosímiles a partir de información incompleta de los adultos dibujan según esquemas internos
y habérselas de modo eficaz con las actividades propios y producen caricaturas burdas, aunque
cotidianas. Sin ellas, tendríamos del mundo una significativas. A nuestro modo de ver, Wiltshire
visión ingenua; seríamos incapaces de discrimi- y otras personas como él disponen de acceso pri-
La súbita nar los detalles importantes de los irrelevantes. vilegiado a información del mundo «en bruto»,
Pero, por otra parte, esta arquitectura cognitiva apenas procesada. Por lo que parece, este estilo
aparición de
nos vuelve proclives a errores y nos hace vícti- cognitivo tan literal permite que el sujeto elabore
facultades mas de ilusiones, falsos recuerdos y prejuicios. su trabajo desde la base, ascendiendo desde las
cognitivas de Las ideas preconcebidas, además, nos convierten partes hacia el todo.
en menos receptivos, e incluso refractarios, ante Cierto número de estudios indican que los
tipo autista en
interpretaciones nuevas. Una vez formada una savants presentan alguna forma de disfunción
el síndrome del cierta «posición mental», perdemos el acceso en el hemisferio cerebral izquierdo, combinada
sabio apunta a la consciente a los estímulos que se integran en un con facilitación en el hemisferio derecho. (Por lo
pensamiento. Lea el siguiente refrán: general, las deficiencias en uno de los hemisferios
posible latencia
cerebrales incitan una actividad compensatoria
de estas en todos Más vale pájaro en en la otra mitad.) Esta característica se puede
nosotros en mano que ciento volando observar desde los comienzos de la infancia, o

66 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


cuando un ictus o una demencia lesionan el he- expuso el caso del Sr. Z, quien a los nueve años
misferio izquierdo. Algunos de estos deterioros sufrió una herida de posta en el lóbulo temporal
tienen lugar en un área de particular interés para izquierdo. Perdió la capacidad de leer y escribir,
nosotros, el lóbulo temporal anterior izquierdo. pero adquirió súbitamente gran habilidad me-
Se sabe que esta región participa en la memo- cánica. Descubrió que era capaz de desmontar y
ria semántica, la cual incluye la facultad de ca- volver a montar bicicletas multimarchas sin ne-
tegorizar o combinar conceptos; en esencia, la cesidad de consultar las instrucciones. Otro caso
capacidad de filtrar pensamientos. Bruce Miller, es el de Orlando Serrell, al que estudiamos, quien
de la Universidad de California en San Francisco, recibió un golpe en la parte izquierda de la cabeza
ha documentado numerosos casos de demencia con un bate de béisbol cuando tenía diez años.
en los que la degeneración del lóbulo temporal Serrell ha demostrado facultades excepcionales
anterior izquierdo se encuentra asociada con la en cálculos de calendas (capacidad para discer-
súbita aparición de destrezas de carácter literal nir con suma rapidez el día de la semana en que
de tipo del síndrome del sabio. Algunos de sus cae una fecha concreta) y en la recordación lite-
probandos empezaron a producir arte realista ral del tiempo meteorológico de cada uno de los
(copias minuciosas de escenas exentas de carac- días transcurridos desde su accidente. La brusca
terísticas abstractas o simbólicas) sin una forma- aparición de facultades cognitivas de tipo autista
ción artística previa. en el síndrome del sabio adquirido apunta a la
Con todo, las destrezas sapientes adquiridas posibilidad de que estas destrezas se encuentren
no se limitan al dibujo. T. L. Brink, a la sazón en latentes en todos nosotros, pero nos sean inacce-
la Escuela de Psicología Profesional de Palo Alto, sibles de forma consciente.
GEHIRN UND GEIST / CHRISTIAN BARTHOLD

POTENCIAL OCULTO
En nuestro cerebro
­dormitan a veces capaci-
dades insospechadas.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 67


NEURO CIENCIA

PRUEBA REVELADORA

GEHIRN UND GEIST, SEGÚN R. P. CHI Y A. W. SNYDER. «FACILITATE INSIGHT


Para corregir las ecuaciones
Incorrecto Correcto

BY NON-INVASIVE BRAIN STIMULATION» EN PLOS ONE, VOL. 6, N.o 2,


expuestas con cerillas, los
probandos debían convertir
un número romano X en V (1). 1
Una vez encarrilados en este
tipo de soluciones, se les pro-
ponían tareas que requerían
un nuevo enfoque de pensa- 2
miento (2 y 3). Los participan-
tes que habían experimenta-

E16655, 2011.
do una estimulación cerebral 3
adecuada resolvían con mayor
facilidad el problema.

Despertar al sabio oculto reducir la influencia de los conocimientos adqui-


Datos recientes autorizan a conjeturar que no ridos con anterioridad. En investigaciones previas,
necesitamos lesionarnos para acceder a este es- logramos potenciar diversas destrezas, entre ellas,
tado cognitivo anómalo. Podemos apaciguar la el dibujo, la revisión de pruebas, la estimación nu-
actividad neuronal en el hemisferio izquierdo mérica (contar el número de objetos, cerillas, por
durante períodos breves aplicando métodos de ejemplo, que hay en un conjunto) y la memoria
estimulación cerebral no invasiva ampliamente verbal en personas ordinarias. Empero, el equipo
aceptados. A través de numerosos estudios se ha necesario para producir esta clase de estimulación
comprobado que tal estimulación puede inhibir, resulta caro y voluminoso.
así como estimular, la actividad neuronal en las Una metodología más prometedora es la es-
áreas diana. En la actualidad se están exploran- timulación transcraneal por corriente continua
do dichas técnicas con numerosos fines, como (ETCC). Esta técnica proporciona una forma sen-
el tratamiento de la depresión, los trastornos cilla y sin riesgo de alterar la probabilidad de que
alimentarios, las disfunciones del habla y mu- se activen las neuronas próximas a la superficie
chos más. cerebral. En nuestro sistema, hacemos circular
Empezamos la investigación con la estimula- una corriente eléctrica débil entre dos electrodos
ción magnética transcraneal. A grandes rasgos, (un ánodo y un cátodo) colocados en el cuero ca-
este método consiste en colocar un potente imán belludo, sobre los lóbulos temporales anteriores
sobre una porción bien definida del cerebro que izquierdo y derecho, esto es, por encima de las
perturba el flujo normal de las señales eléctricas orejas. En el cátodo, las neuronas subyacentes
NUEVO PUNTO DE VISTA
Para resolver el problema de de las neuronas próximas. De esta manera, el presentan menor probabilidad de excitación, y
los nueve puntos —entrelazar campo magnético interfiere las pautas de activa- a la inversa, en el ánodo. Esta dosis de corriente
los puntos con cuatro líneas ción de las redes neuronales ya formadas, cuyas altera el comportamiento de las neuronas durante
sin levantar el lápiz del pa- conexiones se han ido forjando por el aprendizaje aproximadamente una hora e inicia un intervalo
pel— es preciso abandonar a lo largo de la vida. Confiamos en que, apuntando de tiempo durante el cual los probandos acceden
la idea de que los puntos a regiones cerebrales específicas que intervienen a un estilo cognitivo diferente.
­definen el contorno de un
en la síntesis de conceptos de alto nivel, podamos
cuadriculado imaginario. Potenciar la lucidez
El problema La solución En un experimento reciente con nuestro aparato,
pedimos a 60 individuos diestros que resolvieran

• • • • • •
una serie de problemas con cerillas. Era preciso
corregir una igualdad aritmética errónea, expre-
sada mediante números romanos formados con

• • • • • •
cerillas, moviendo una y solo una de ellas.
A los participantes se les propusieron, para
empezar, 27 problemas, en los cuales se aplicaba

• • •
68
• • • una solución estándar, a saber, convertir una X en
una V. El propósito era inducir a los participan-

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


tes a centrarse en una cierta forma de resolver puntos: lo intentaron durante tres minutos antes La aplicación
los ejercicios. En investigaciones anteriores se ha de la estimulación cerebral, otros tres minutos de corriente
visto que cuando alguien aprende a resolver un con estimulación, y tres minutos más después de
problema, a menudo se resiste a buscar soluciones interrumpir la corriente eléctrica. Ninguno de los
continua
con métodos diferentes. En palabras del econo- sujetos resolvió el acertijo antes de la estimula- altera el
mista John Maynard Keynes: «La dificultad no ción, tampoco los que recibieron un placebo. En comportamiento
reside en comprender las ideas nuevas, sino, por cambio, 14 del total de 33 probandos que habían
el contrario, en escapar de las antiguas». recibido estimulación en los lóbulos temporales
de neuronas
A continuación se administró a los sujetos anteriores según nuestro protocolo sí fueron ca- cercanas durante
cinco minutos de estimulación por corriente paces de dar con la solución. Según calculamos, más o menos
continua. A la tercera parte del grupo se le ins- la probabilidad de que esta fracción de personas
taló el cátodo sobre el lóbulo temporal ante- pudiera resolver por azar no llegaba ni a una entre
una hora
rior izquierdo (para rebajar la probabilidad de mil millones.
excitación en las neuronas de esa región) y el Con todo, son múltiples las preguntas que con-
ánodo sobre el lóbulo temporal anterior dere- tinúan abiertas. Los efectos precisos de la ETCC
cho (buscando aumentar la actividad en él). En en el interior de cerebro no se conocen plena-
otros 20 participantes se invirtió la polaridad de mente, por lo que otros mecanismos distintos de
los electrodos. Al tercio restante se le aplicó un nuestra teoría pudieran explicar los resultados
simulacro de estimulación. obtenidos. Los efectos de la estimulación trans-
Después, los probandos dispusieron de seis craneal por corriente continua dependen de di-
minutos para resolver otra actividad. Esta exigía versos factores: cuál es el hemisferio dominante
una solución de tipo diferente. Muchos de ellos, y el estado mental del sujeto, entre ellos. Por otra
como preveíamos, se atascaron. Aun así, el 60 por parte, los problemas suelen presentar más de un
ciento de quienes recibieron estimulación acorde tipo de dificultad, y la ETCC solo contribuye a
con nuestros parámetros resolvieron la tarea. Solo circunvalar uno de los numerosos escollos. Ade-
el 20 por ciento de quienes recibieron placebo lo más de elucidar estos aspectos, tratamos ahora Para saber más
consiguieron; en cambio, la inversión de polaridad de averiguar si es posible inducir la capacidad de Artistic savants. Craig Hou
et al. en Neuropsychiatry,
en la estimulación no propició efectos notables plantear cuestiones originales, otro de los com- Neuropsychology and Beha­
sobre el rendimiento. ponentes críticos de la genialidad. La indagación vioural Neurology, vol. 13, n.o 1,
Para cerciorarnos de que los resultados no se es prueba de receptividad a las novedades y a págs. 29-38, enero de 2000.
Interior de una mente genial.
debían a una mera fluctuación estadística, lleva- menudo se halla obstaculizada por nuestras con-
Darold A. Treffert y D. D. Chris-
mos a cabo un estudio de seguimiento. Esta vez cepciones previas. tensen en Mente y cerebro,
propusimos una tarea de dificultad notoria: el clá- Queremos subrayar que nuestra metodología n.o 21, 2006.
Explaining and inducing sa-
sico problema de los nueve puntos. Consiste en no aspira a reforzar capacidades ya existentes,
vant skills: Privileged access
conectar nueve puntos con cuatro líneas rectas sin sino a atenuar las restricciones impuestas por to lower level, less-processed
levantar el lápiz del papel ni repasar una línea. Un lo ya sabido. Este tipo de refuerzo cognitivo es information. Allan Snyder en
Philosophical Transactions of
siglo de investigaciones ha permitido determinar cualitativamente distinto del que por lo común the Royal Society B, vol. 364,
que, en condiciones de laboratorio, a lo sumo el 5 se busca desarrollar. Nuestro fin último consiste n.o 1522, págs. 1399-1405, mayo
de 2009.
por ciento de los probandos logra resolverlo, en en crear un dispositivo que permita esquivar obs-
Islands of genius: The boun-
otras palabras, muy pocos consiguen descifrarlo, táculos mentales a la creatividad. Si se dispusiera tiful mind of the autistic,
ni siquiera dándoles alguna indicación y tiempo de dos posibles enfoques —la forma habitual de acquired, and sudden savant.
Darold A. Treffert. Jessica
ad libitum. La razón estriba en que, según todos pensar y la fijación de las personas con autismo Kingsley Publishers, 2010.
los visos, el problema activa conocimientos rele- en los detalles— podría facilitarse la capacidad Facilitate Insight by non-Inva-
vantes previos que obstruyen la solución. De esta de establecer conexiones neuronales nuevas, la sive brain stimulation. Richard
P. Chi y Allan W. Snyder en
manera, se tiende a ver los puntos como un cua- esencia de la genialidad creadora.
PLoS One, vol. 6, n.o 2, e16.655,
drado cuyo contorno no se puede traspasar. Para febrero de 2011.
resolver el enigma, el examinando ha de obviar Brain stimulation enables the
solution of an inherently dif-
restricciones implícitas y enfocar el problema bajo
ficult problem. Richard P. Chi
una nueva luz. Allan W. Snyder, físico y neurobiólogo, es fundador y Allan W. Snyder en Neuro­
y director del Centro de la Mente en la Universidad science Letters, vol. 515, n.o 2,
Los participantes dispusieron de tres opor- de Sydney. Sophie Ellwood es psicóloga e investigadora págs. 121-124, mayo de 2012.
tunidades para solucionar la tarea de los nueve y Richard P. Chi doctorado del mismo centro.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 69


SERIE – TÉCNIC A S DE L A NEURO CIENCIA

Tras las vías nerviosas


de la sustancia blanca
La imagen por tensor de difusión permite seguir el rastro de las moléculas
de agua en el cerebro. Los investigadores descubren mediante esta técnica
el curso de las fibras nerviosas que comunican diversas áreas cerebrales

TODAS LAS IMÁGENES DE ESTE ARTÍCULO: CORTESÍA DE RAINER GOEBEL


R AINER GOEBEL Y JAN ZIMMER M ANN

L
a tomografía por resonancia magné- zofrenia, aparecen alteraciones en las conexiones
  tica (TRM) supuso el comienzo de una nerviosas de la sustancia blanca.
  nueva era en la investigación cerebral La ITD se basa en la imagen por difusión pon­
  y la medicina. Incluso desde entonces derada que mide el movimiento de las moléculas
  resulta frecuente encontrar en perió­ de agua en el tejido. Para ello, el tomógrafo emite
dicos y revistas de información general imágenes pulsaciones de ondas electromagnéticas que el teji­
en color de los escáneres funcionales del cerebro. do devuelve como un «eco» de intensidad variable
Por el contrario, una variante de la TRM ha toma­ según la velocidad de las partículas de agua. De
SERIE
do un camino más discreto dentro y fuera de los esta manera pueden reconocerse grandes haces
Técnicas laboratorios de neurología, a pesar de su también de fibras nerviosas, ya que el fluido se desplaza
de la neurociencia exitosa trayectoria. Se trata de la imagen por ten­ con mayor rapidez a lo largo de los axones que en
Parte 1: Atlas cerebral sor de difusión (ITD). otras direcciones.
Enero 2013 Esta técnica permite obtener información sobre Con una única medición de ITD, el escáner capta
Parte 2: Optogenética el lugar donde se hallan las fibras nerviosas en la la difusión en varios millones de puntos del en­
Marzo 2013 sustancia blanca. Formadas por haces de axones céfalo. Para ello, el cerebro se divide en una infi­
(largos apéndices que parten de los somas neuro­ nidad de pequeños cubos de pocos milímetros de
Parte 3: Microscopía
de fluorescencia nales), estas vías conectan diversas áreas cerebrales, lado, los cuales reciben el nombre de «vóxeles» por
Mayo 2013 un sistema parecido al correo por tubos neumáticos analogía con los píxeles bidimensionales. Capa a
que se utiliza en algunos supermercados para trans­ capa, el aparato de neuroimagen registra el mo­
Parte 4: Microscopía
portar el dinero de las cajas en distancias cortas. En vimiento de las moléculas de agua en cada uno
electrónica
Julio 2013 los últimos quince años, estudios con ITD han de­ de estos elementos espaciales. Ya que solo permite
mostrado hasta qué punto la estructura y densidad medir una dirección de la difusión, la toma se lleva
Parte 5: Imágenes
de estas redes resultan decisivas para numerosas a cabo repetidas veces en orientaciones distintas.
por tensor de difusión
funciones humanas: desde la motilidad, pasando De ese modo se averigua para cada vóxel la ve­
Parte 6: Simulación por capacidades cognitivas (entre otras, la lectura y locidad con la que se desplaza el líquido celular en
por ordenador
el cálculo), hasta la creatividad y la inteligencia. De la dirección estudiada. Los investigadores suelen
Noviembre 2013
hecho, en algunas enfermedades, caso de la esqui­ visualizar estos valores en forma de elipsoide,

70 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


MARAÑA DE CABLES
Mediante animaciones por ordenador, los
investigadores reconstruyen el curso de las
vías nerviosas entre distintas áreas del cere-
bro. Las hebras policromadas de la imagen
muestran el curso de las fibras nerviosas en
una zona del cuerpo calloso, estructura que
une los dos hemisferios cerebrales.

que matemáticamente puede expresarse como nada de la difusión. Se habla aquí de la medida
un tensor tridimensional (de ahí el nombre de de la anisotropía fraccional (AF). Su valor es tan­
la técnica). Si en un vóxel las moléculas de agua to mayor cuanto más paralelamente se hallan
se desplazan por igual en todas direcciones, el dispuestas en un vóxel las barreras de difusión
elipsoide se transforma en esfera. Si, por el con­ (membranas celulares). En las estructuras tubu­ EN SÍNTESIS

trario, predomina una determinada dirección de lares, caso de los haces de fibras en la sustancia El rastro del agua
la difusión, la forma se alarga y la orientación de blanca, la anisotropía fraccional aparece eleva­
su eje longitudinal coincide con la dirección del
movimiento del agua.
da; en estructuras esferoides, como los cuerpos
celulares de la sustancia gris, dichos valores son
1 La imagen por tensor de
difusión es una variante
de la tomografía por reso-
A partir del tensor calculado en cada vóxel pue­ más bajos. nancia magnética. Mide el
den deducirse diversas magnitudes. Su tamaño Con el fin de reconstruir una fibra nerviosa con­ movimiento de las molécu-
global delata la difusibilidad media, es decir, la creta, un programa de ordenador se encarga de las de agua en el cerebro.

velocidad a la que se desplazan las moléculas de buscar un vóxel con un valor alto de AF y de deter­
agua. Esta depende, entre otros factores, de que
ciertos obstáculos (por ejemplo, membranas ce­
minar el eje longitudinal del correspondiente ten­
sor. Su orientación indica el curso que sigue la
2 El agua acostumbra a di-
fundirse en la dirección
del eje longitudinal cuando
lulares) entorpezcan su camino. De este modo, en correspondiente fibra nerviosa. En el algoritmo se encuentra en largas pro-
los espacios cerebrales huecos, como los ventrícu­ se repite lo mismo, con la dirección de los vóxe­ longaciones celulares, como
los, la difusibilidad del líquido cerebral resulta les limítrofes, hasta que llega a un punto en el que las de las neuronas. Ello
permite visualizar las fibras
harto elevada, pues rara vez se topan las molé­ la anisotropía fraccional cae por debajo de un va­
nerviosas en la sustancia
culas de agua con barreras. En las sustancias gris lor predeterminado. Ello ocurre cuando una fibra
blanca.
y blanca, por el contrario, la velocidad es inferior, nerviosa termina o pasa a la sustancia gris don­
pues en estos lugares aparecen numerosas mem­
branas por el camino.
de se hallan los somas. En este momento, el pro­
grama busca un nuevo vóxel con un alto valor de 3 Este método facilita el
estudio de las conexio-
nes entre diversas áreas
AF. De nuevo, empieza el trayecto.
¿Caos u orden? La imagen del tensor puede determinar la di­
cerebrales, así como el diag-
nóstico de algunas enferme-
El tensor permite, asimismo, sacar conclusiones rección de un movimiento de difusión, mas no
dades neurológicas.
sobre el predominio de una dirección determi­ informa sobre el sentido en que se desplazan las

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 71


SERIE – TÉCNIC A S DE L A NEURO CIENCIA

a b

TODO FLUYE
Las moléculas de agua se
­encuentran en constante
mo­vimiento. Si estas no to-
pan con una barrera que les
impida el paso, se expanden
por igual en todas direcciones
( flechas en a). Por el contrario,
c
si en su camino se encuen-
tran con membranas celu-
lares (por ejemplo, en los extensos y finos apéndices de las neuronas), se
mueven preferentemente a lo largo de la fibra (b). La difusión en las fibras
nerviosas suele visualizarse como un elipsoide (c), cuya forma queda deter-
minada por las direcciones en que se desplazan las moléculas de agua. La
orientación del eje longitudinal coincide con la dirección predominante.

moléculas de agua a lo largo de ese eje. Para ello, Cableado de la psique


el ordenador reconstruye las fibrillas en dos di­ La imagen por tensor de difusión se emplea
recciones y funde las imágenes en un fascículo cada vez con mayor frecuencia en los estudios
completo. Se obtienen impresionantes modelos de psicología. En 2005, Naama Barnea-Goraly y
tridimensionales de fibras nerviosas en el cerebro. sus colaboradores, de la Universidad Stanford, de­
Los médicos utilizan con frecuencia la aniso­ mostraron que la anisotropía fraccional dependía
tropía fraccional que proporciona la ITD para directamente del desarrollo de las capacidades
medir la integridad y capacidad funcional de las cognitivas. Los investigadores se percataron de
vías nerviosas en la sustancia blanca, característi­ que, en el curso del desarrollo infantil, los valo­
cas que permiten diagnosticar determinadas en­ res de la AF aumentaban en la zona del cuerpo
fermedades neurológicas. El grupo dirigido por calloso y las áreas del lóbulo frontal anterior,
Laurie Cutting, de la Escuela de Medicina Johns entre otras.
Hopkins en Baltimore, demostró que niños con Dichas regiones prefrontales de la corteza ce­
dificultad para la lectura presentaban una AF dis­ rebral participan en el desarrollo de la memoria
minuida en áreas que ejercen una función impor­ operativa, el control de la conducta y la dirección
tante en el habla. En la esquizofrenia, el mismo de la atención, procesos que los niños dominan
valor también aparece reducido en la sustancia a medida que van madurando. Los autores rela­
blanca de las regiones frontales responsables del cionaron el aumento de la AF en el cuerpo calloso
control cognitivo. con los avances en la adquisición de capacidades
Cuando se sospecha un ictus cerebral, los neu­ motoras del niño, las cuales requieren más co­
rólogos utilizan las imágenes por tensor de difu­ nexiones cruzadas entre las dos mitades del cere­
sión para el diagnóstico precoz, pues la difusibi­ bro. Según encontró en 2009 el grupo de Natalie
lidad cae de forma mensurable en los tejidos del Zahr, también de Stanford, el retroceso de las
cerebro afectados pocos minutos después del in­ capacidades cognitivas y motoras en la vejez se
farto. El método encuentra, asimismo, aplicación halla relacionado con la degeneración de las fibras
en la preparación de intervenciones quirúrgicas nerviosas en la sustancia blanca.
complejas: con el objetivo de evitar importantes Además, la IDT contribuye de forma progresi­
lesiones en vías nerviosas durante la interven­ va en la investigación de las bases neurológicas
ción, los cirujanos reconstruyen previamente su de determinadas características de la personali­
curso mediante la ITD. dad. En 2008, Michael Cohen y sus colegas de la

72 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Universidad de Bonn descubrieron que tanto la
TRM anatómica
tendencia a buscar nuevas experiencias como la
dependencia del reconocimiento social guarda­
ban relación con la formación de fibras nerviosas
concretas. Por su parte, el grupo de Hikaru Takeu­
chi, de la Universidad Tohoku de Sendai, asoció la
creatividad de un grupo de personas con la inte­
gridad de la sustancia blanca en ciertas regiones
del cerebro: el lóbulo frontal anterior, los ganglios
basales y la zona de transición del lóbulo temporal
al parietal, entre otras. Cuerpo calloso Ventrículo
Pese a que el uso de la técnica de imagen por
tensor de difusión se encuentra hoy por hoy muy
TRM según el grado de difusión (difusibilidad)
extendido, presenta todavía algunos inconvenien­
tes. Si durante la sesión el paciente mueve la cabe­
za, aunque sea solo un poco —algo difícil de evitar
en niños y enfermos—, los valores aparecen alte­
rados. También el propio proceso de la TRM, poco
refinado, o la sensibilidad a los campos magnéti­
cos suponen un desafío para los investigadores.
Numerosos grupos de trabajo de todo el mundo se
esfuerzan en minimizar estos efectos durante la
medición o mediante la cuidadosa reelaboración
de los algoritmos. Cuerpo calloso Ventrículo
Debe tenerse en cuenta que el seguimiento
de las fibras nerviosas a través del ordenador
TRM según el grado de difusión (anisotropía)
tan solo ofrece una reconstrucción: el resultado
no se corresponde siempre exactamente con las
auténticas vías neuronales en el cerebro. Con un
tamaño de los vóxeles de varios milímetros cúbi­
cos es posible que las fibras más finas no puedan
analizarse. A menudo no puede reconocerse si
algunas fibras se cruzan en un vóxel o simple­
mente toman contacto y luego siguen trayectos
diferentes.
Para conseguir resultados más exactos en el
seguimiento de las fibras nerviosas, se han de­ Cuerpo calloso Ventrículo
sarrollado mejores métodos. Mediante proce­
dimientos como las «imágenes de bolas Q» se Con ayuda de la imagen por tensor de difusión, los investigadores pueden de-
intenta captar en un vóxel no uno, sino varios terminar dos magnitudes. La difusibilidad indica la intensidad del movimiento de
ejes de difusión de manera simultánea. En todo las moléculas de agua. En áreas donde existen pocas barreras que se interpongan
caso, la obtención de la imagen se prolonga en el a su paso, caso de los ventrículos (espacios vacíos del cerebro), la difusibilidad
tiempo, pues el escáner ha de analizar un cente­ resulta muy alta (manchas amarillas claras en los cortes cerebrales centrales). Por
nar de direcciones de difusión en comparación el contrario, resulta menor en las regiones que presentan numerosos obstáculos
con las seis que registra la ITD estándar. a la difusión, como ocurre en las fibras nerviosas del cuerpo calloso (manchas
anaranjadas en las imágenes centrales). La anisotropía es una medida de la pre-
Prueba de calidad
ponderancia de una dirección de la difusión. En regiones cerebrales con gran
Mediante los fantomas de ITD puede valorarse abundancia de fibras, caso del cuerpo calloso, la anisotropía alcanza valores más
la calidad de la reconstrucción de los algoritmos elevados (manchas amarillas claras en las imágenes inferiores) que en áreas donde
de las vías nerviosas. Para ello, los investigadores el agua se distribuye más uniformemente (áreas anaranjadas).
reproducen en el laboratorio diversos trayectos:

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 73


SERIE – TÉCNIC A S DE L A NEURO CIENCIA

Tensores (eje principal) Fibras nerviosas reconstruidas

BREVES DEFINICIONES

Un vóxel es el elemento en
forma de cubo más pequeño
de los que componen una
imagen en 3D. Es el equivalen-
te tridimensional a un píxel.
Por tensor se entiende un ob-
jeto matemático que se ima-
gina de forma sencilla como Seguimiento de las fibras
una ordenación multidimen-
sional de valores numéricos.
La difusibilidad describe el Para representar las fibras nerviosas que unen diversas regiones cerebrales, la tomografía por re-
grado del movimiento de las sonancia magnética mide la dirección del movimiento del agua en varios millones de lugares del
moléculas en un líquido. cerebro. La imagen superior izquierda muestra los ejes de difusión (tensores) en un corte cerebral; los
La anisotropía fraccional diferentes colores indican la dirección del movimiento del agua en cada punto . Con ayuda de estos
constituye una medida que
datos, un ordenador reconstruye corte a corte el haz de fibrillas (imagen inferior) hasta obtener una
indica el predominio de una
determinada dirección en el imagen tridimensional (arriba a la derecha).
movimiento de un líquido.

74 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


ciencia
vacían un tubo lleno de fibras de poliéster y lí­
educación
quido en una sustancia portadora, de modo que
filosofía
opinión
las fibras puedan cruzarse o contactar unas con
otras. A continuación, sitúan este modelo (fanto­ universidad
comunicación
ma) en el escáner, donde el ordenador analiza el
ética cuestionar historia

reflexiónblog
comportamiento de las fibras. observar conocimiento
Otra posibilidad de investigar el seguimiento 2.0
experimento
investigación diálogo
de las fibras nerviosas consiste en el método de
trazado. En este caso, se inyecta un pigmento en
determinadas regiones de un cerebro muerto. A
lo largo de varios meses, el tinte pasa a través de

SciLogs
los axones de la materia blanca a otras regiones
cerebrales; finalmente, se secciona el encéfalo
en finos cortes y se registran las fibras nerviosas
tintadas.
Los neurocientíficos guardan muchas esperan­
Ciencia en primera persona
zas en la combinación de la imagen por tensor
de difusión con otras técnicas En la actualidad,
se dispone de dos opciones principales para in­ CLAUDI MANS TEIXIDÓ
vestigar las conexiones nerviosas en el cerebro: Ciencia de la vida cotidiana
por una parte, los métodos estructurales basados
en estudios anatómicos como la ITD; por otra, el
análisis matemático de las señales del electroen­ Para saber más LUIS CARDONA PASCUAL
cefalograma o de las imágenes por resonancia
Ciencia marina
MR diffusion tensor spectros-
magnética funcional, que traduce las conexiones copy and imaging. P. Basser
et al. en Biophysical Journal,
funcionales entre diversas regiones cerebrales. Los vol. 66, págs. 259-267, 1994.
CARMEN AGUSTÍN PAVÓN
datos anatómicos pueden servir a los científicos White matter development
during childhood and adoles- Neurobiología
para comprobar los algoritmos utilizados en es­
cence: A cross-sectional dif-
tudios funcionales. fusion tensor imaging study.
En este contexto, los investigadores de varias N. Barnea-Goraly et al. en
Cerebral Cortex, vol. 15, JOSHUA TRISTANCHO MARTÍNEZ
universidades, en colaboración con el proyecto págs. 1848-1854, 2005. Misiones espaciales low-cost
Conectoma Humano, intentan cartografiar las Connectivity-based segrega-
principales conexiones nerviosas entre las di­ tion of the human striatum
predicts personality charac-
versas áreas del cerebro humano mediante, entre
teristics. M. X. Cohen et al. JULIO RODRÍGUEZ LÓPEZ
otros métodos, la ITD. Gracias a esta ambiciosa en Neuroscience, vol. 12,
págs. 32-34, 2008.
La bitácora del Beagle
iniciativa, los científicos y los médicos podrán dis­
White matter structures
poner, en un futuro, de un complejo diagrama de
associated with creativity:
conexiones que les permitirá localizar las vías Evidence from diffusion ten-
ALBERTO RAMOS
de comunicación entre cada una de las regiones sor imaging. H. Takeuchi et al.
en Neuroimage, vol. 51, Laboratorio de computación
cerebrales. págs. 11-18, 2009.
Problem solving, working
memory, and motor correlats
of association and commis- MARC FURIÓ BRUNO
sural fiber bundles in normal Los fósiles hablan
aging: A quantitative fiber
tracking study. N. M. Zahr et
al. en Neuroimage, vol. 44,
págs. 1050-1062, 2009. JORDI SOLÉ CASALS
White matter microstruc-
Tecnología, ciencia y sociedad
tural differences linked to left
­perisylvian language network
in children with dyslexia. Y MÁS...
Rainer Goebel es profesor de ciencias neurológicas cogni- S. L. Rimrodt et al. en Cortex,
tivas en la Universidad de Maastricht. Jan Zimmermann vol. 46, págs. 739-749, 2010. www.investigacionyciencia.es/blogs
trabaja en la misma universidad.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 75


SYLL ABUS

Agenesia
del cuerpo calloso
Las personas con agenesia del cuerpo calloso carecen de la principal conexión
entre las dos mitades del cerebro. ¿Cuáles son las causas y consecuencias
de esta malformación congénita?

CL AUDIA CHRISTINE WOLF

I
ngrid y David están exultantes. Esperan su problema, aunque la cifra podría ser más alta,
EN SÍNTESIS
primer hijo. Con todo afán, preparan la llega- si se consideran los casos que permanecen en la
Sin conexión da del pequeño Leo: disponen el dormitorio, sombra. Además, se trata de un cuadro clínico que

1 El cuerpo calloso co- compran el cochecito, la cuna y las primeras pie- los médicos conocen desde hace tiempo. A finales
necta los hemisferios zas de ropa. Sin embargo, una noticia por parte del siglo xix, el neurólogo John Langdon Down
derecho e izquierdo del del médico interrumpe la idílica situación. En un (1828-1896), conocido sobre todo por el síndrome
cerebro. En la agenesia del control rutinario, el ginecólogo de Ingrid comu- que lleva su nombre (trisomía 21), describió un
cuerpo calloso congénita, nica a los futuros padres que en la ecografía se paciente con esta alteración.
tal conexión falta durante el
observa un desarrollo anormal del cerebro del El cuerpo calloso constituye la conexión más
desarrollo embrionario.
feto. Pronto se confirman las sospechas: el niño grande entre las dos mitades del cerebro. Cons-

2 Esta carencia deriva con


frecuencia de alteracio-
nes genéticas. No obstante,
presenta una agenesia del cuerpo calloso. Dicho
en palabras menos técnicas, carece de la principal
ta de más de 190 millones de fibras nerviosas y
conecta áreas cerebrales de los hemisferios dere-
conexión entre las dos mitades del cerebro. cho e izquierdo. De esta forma, las informaciones
también puede deberse a Ante la pregunta de qué supone el diagnós- pueden pasar de una mitad del encéfalo a la otra
factores ambientales.
tico para su hijo, el médico no puede dar a la con suma rapidez. Una interrupción de esta trans-

3 La mayoría de los niños pareja una información definitiva. Tal vez Leo misión de datos a alta velocidad divide, en cierto
con agenesia del cuerpo sufra graves mermas intelectuales, pero también modo, el cerebro en dos partes.
calloso presentan algún cabe la posibilidad de que no presente ningún
retraso en el desarrollo. Aun síntoma; incluso algunas personas con agenesia
Neuronas pioneras
así, su cerebro, al menos
del cuerpo calloso manifiestan un talento ex- En condiciones normales, el cuerpo calloso se
parcialmente, puede com-
traordinario. Uno de estos casos alcanzó fama desarrolla en los humanos en torno a la undéci-
pensar las consecuencias de
internacional. Kim Peek (1951-2009), de memoria ma semana de gestación. Los neurotransmisores
la malformación.
excepcional y rasgos de autismo, inspiró el per- dirigen las primeras fibras nerviosas (axones pio-
sonaje de Raymond Babbitt, que interpretó el neros) hacia un determinado lugar del hemisferio
actor Dustin Hoffman en el exitoso largometraje opuesto. Nuevas fibras siguen la ruta trazada por
Rain Man. las neuronas pioneras, crecen a lo largo de estas,
Nadie puede predecir a ciencia cierta cómo se de manera que se forman las cuatro porciones
manifestará en un futuro la malformación de Leo. anatómicas que alberga el cuerpo calloso, a saber,
Una incertidumbre que, por otro lado, sorpren- el pico, la rodilla, el tronco y el esplenio.
de, pues dicha alteración cerebral se diagnostica La agenesia de esta región cerebral sucede
con bastante frecuencia. Se estima que al menos cuando las neuronas de crecimiento transversal
uno de cada 4000 recién nacidos presentan el no llegan al lugar que les corresponde. En vez de

76 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


cruzar al hemisferio opuesto, permanecen en el
de origen, y dan lugar a unas estructuras carac-
terísticas, los haces de Probst, que se expanden a
lo largo de la línea media. Se desconoce si estos
haces homónimos de su descubridor, el neuroa-
natomista Moriz Probst (1867-1923), pueden seguir
transmitiendo señales. En los ratones parece que
sí. En 1991, el grupo dirigido por Jerry Silver, de
la Universidad Case Reserva del Oeste de Cleve-
land, demostró en roedores sin cuerpo calloso que
dichos fascículos de fibras nerviosas poseían las
mismas propiedades que las células nerviosas
intactas.

Factores de interferencias
Una vez conocedores del diagnóstico, a Ingrid y
David les surge la siguiente pregunta: ¿por qué
precisamente Leo presenta el trastorno? De nuevo,
los médicos no pueden responder de manera clara
y concisa. En la mayoría de los casos se descono-
ce el origen de la agenesia del cuerpo calloso. La
formación de las fibras nerviosas de la comisura
central que conecta ambos hemisferios constituye
un proceso complejo. Consta de una serie de pasos
muy entrelazados, por lo que el número de fac-

GETTY IMAGES / ETHAN HILL


tores que pueden interferir el desarrollo también
resulta elevado. No obstante, la mayoría de las
veces existe una relación con mutaciones en de-
terminados genes que participan en el desarrollo
del cuerpo calloso.
PACIENTE ILUSTRE
En 2010, científicos de la Universidad de Man-
Kim Peek (1951-2009) saltó a la fama gracias al personaje Raymond Babbitt, interpre-
chester dirigidos por Mary O’Driscoll quisieron tado por Dustin Hoffman en la película Rain Man. Peek sirvió de modelo para el pa-
ahondar en el conocimiento de estas modifica- pel. A pesar de que presentaba alteraciones psíquicas y físicas (su cerebro no poseía
ciones genéticas. Para ello investigaron el genoma cuerpo calloso, su cerebelo estaba deformado y excepcionalmente reducido, y tenía
de alrededor de 370 pacientes que presentaban dificultades para ejecutar tareas cotidianas), disponía de una capacidad cognitiva
agenesia del cuerpo calloso. Se sirvieron de ban- fuera de lo común. En unos segundos era capaz de retener en la memoria, palabra
cos de datos genéticos, entre ellos, el Programa por palabra, el texto de un libro que estuviera abierto. Según confesó el propio Peek,
leía las páginas derecha e izquierda simultáneamente. Considerado un sabio o savant,
de Detección de Defectos de Nacimiento de Cali-
se sabía el contenido de unos 10.000 libros.
fornia (CDBMP, por sus siglas en inglés). En él se
documentan las enfermedades y malformaciones
prenatales de la población californiana con objeto Este tóxico celular interfiere el desarrollo de todo
de indagar sobre sus causas y las posibilidades el cerebro. La agenesia del cuerpo calloso suele
futuras de prevención. Según observaron, las formar parte del síndrome alcohólico fetal, enfer-
alteraciones estructurales en 12 fragmentos del medad compleja que incluye diversos trastornos
ADN aparecían como indicadores fiables de la al- del desarrollo corporal y psíquico.
teración cerebral en cuestión. Por otra parte, las Sin embargo, ni las mutaciones genéticas ni los
mutaciones en más de otros 30 genes contribuían tóxicos ambientales provocan siempre una age-
al menos a la aparición del síndrome. nesia del cuerpo calloso completa. En algunos pa-
Asimismo, existen factores ambientales no- cientes falta solo una parte de la región cerebral
civos que contribuyen a la malformación, entre (agenesia parcial o hipogenesia). Otros, aunque
estos, el consumo de alcohol durante el embarazo. presentan las cuatro porciones que conforman el

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 77


SYLL ABUS

HEMISFERIOS ­CEREBRALES

GEHIRN UND GEIST / MEGANIM


INDEPENDIENTES
En una serie de experimentos desarrollados con pacien-
tes a los que se había seccionado el cuerpo calloso con
el fin de evitar los ataques de epilepsia, se observó que
apenas quedaba conexión entre ambos hemisferios
cerebrales. Si aparecía durante breve tiempo una pala-
bra en la parte derecha de la pantalla, los probandos no
eran capaces de nombrarla, ya que la información visual
se procesa en la mitad cerebral izquierda, donde se aloja LLAVE ANILLO
la capacidad del lenguaje. Tampoco podían verbalizar las
palabras que aparecían en la parte siniestra del monitor,
aunque sí palpaban el correspondiente objeto oculto
tras la pantalla. Anillo

Mitad izquierda

Mitad derecha
del cerebro

del cerebro
cuerpo calloso, estas resultan excepcionalmente los investigadores encontraron rasgos de conducta
finas (hipoplasia), con lo que el número de fibras autística, número superior al que se registra entre
nerviosas es menor del normal. Con todo, a través la población normal. Además, a 13 de los pacientes
de la tomografía por resonancia magnética (TRM) con agenesia del cuerpo calloso se les diagnosticó
se ha comprobado que las diversas malformacio- un trastorno por déficit de atención e hiperacti-
nes presentan una característica en común: un vidad (TDAH), síndrome que se caracteriza por
aumento del tamaño de los ventrículos laterales, una capacidad de concentración menguada y un
Organización cavidades en el cerebro llenas de líquido cefa­ aumento de la conducta impulsiva [véase «Las
del talento
lorraquídeo. múltiples caras del TDAH», por Stefanie Reinber-
Investigadores dirigidos
por Onur Güntürkün, de la Parece discutible la tesis de que la agenesia de ger; Mente y cerebro n.o 61, 2013].
Universidad de Bochum, cuerpo calloso se manifiesta con mayor frecuen-
estudiaron la percepción de cia en la esquizofrenia. En 2007, Jaime Hallak, de la
Retraso en el desarrollo
finas vibraciones en las yemas
Universidad de São Paolo, y su equipo estudiaron La falta de cuerpo calloso parece afectar a la per-
de los dedos en personas a las
que faltaba el cuerpo calloso. a un joven de 21 años con dicho trastorno men- cepción. En la investigación de Doherty, alrededor
Cuando, de forma simultánea, tal. Durante su infancia, el probando ya padecía de la mitad de los afectados presentaban una dis-
se hacían parpadear diodos alucinaciones y vivencias fantásticas; además, su minución de la sensación dolorosa; sin embargo,
luminosos, empeoraba la
percepción táctil. Igual ocurre conducta agresiva llamaba la atención. A través de reaccionaban de forma sensible a los estímulos
en las personas sanas. Ello TRM, los investigadores advirtieron que al cerebro táctiles. Todavía se ignora la razón por la que estas
habla en favor de que los del sujeto le faltaba el cuerpo calloso. Apoyándo- personas procesan los estímulos sensoriales de
sistemas sensoriales intercam-
se en estos datos, levantaron la sospecha de que forma distinta al resto de los mortales.
bian información incluso en
ausencia de cuerpo calloso. El en las personas esquizofrénicas no funciona de Con mayor frecuencia aparece un enlente­
cerebro utiliza vías alternati- modo correcto la comunicación entre ambas mi- cimiento en el desarrollo del niño. En concreto,
vas de intercambio informa- tades encefálicas. Un año antes, Donna Doherty en la capacidad del habla o de la motricidad. Has-
tivo: la comisura anterior de
la mayoría de los probandos y sus colaboradores de la Universidad de Maine ta un 80 por ciento de quienes padecen agenesia
se encontraba notablemente habían constatado en una muestra de 189 pacien- del cuerpo calloso presentan alteraciones de este
engrosada. tes con agenesia del cuerpo calloso que ni uno de tipo. En su mayoría se manifiesta, de manera más
(«Visuotactile interactions in the ellos presentaba esquizofrenia o psicosis. o menos marcada, durante la primera infancia.
congenitally acallosal brain: evi- El estudio de Doherty apuntó otro tipo de rela- Mientras los otros niños de la misma edad ya hace
dence for early cerebral plasticity».
C. C. Wolf et al. en Neuropsychologia, ción: la agenesia de cuerpo calloso y el autismo. tiempo que andan y hablan, a ellos todavía les
vol. 49, págs. 3908-3916, 2011.) En alrededor del 8 por ciento de los participantes, cuestan ambas acciones. Por lo general, los pro-

78 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


blemas de aprendizaje se ponen de manifiesto en Ahora bien, desconcierta que las personas con
la escuela primaria. una agenesia del cuerpo calloso congénita no
presenten este problema. De la misma manera
Bipartición quirúrgica que los individuos con un encéfalo completo,
A la luz de la variedad de síntomas que acompa- estos individuos son capaces de describir vía
ñan a la agenesia del cuerpo calloso, sorprende oral las imágenes y otros estímulos visuales sin
que los neurólogos de otros tiempos practicaran la ningún problema; incluso cuando, en principio,
sección de esta zona del cerebro. En 1940, William su proceso corresponde al hemisferio cerebral
Van Wagenen y Yorke Herren, de la Universidad de derecho. ¿A qué se debe esta diferencia entre los
Rochester, impulsaron la callosotomía, una ope- pacientes sometidos a una callosotomía y los su-
ración que consistía en la desconexión de los dos jetos a los que les falta el cuerpo calloso desde
hemisferios cerebrales con el fin de tratar los el nacimiento?
casos graves de epilepsia. Creían que la sección
neuroquirúrgica del cuerpo calloso impediría la
Cambio precoz en el aprendizaje
extensión del ataque epiléptico de una mitad del En 1991, Maryse Lassonde y sus colaboradores Aunque la mitad
cerebro a la otra, con lo que disminuiría el riesgo de la Universidad de Montreal llevaron a cabo
de convulsiones y el peligro de lesiones por caídas. un estudio comparativo de cuatro personas con
de los afectados
La intervención no parecía perjudicar la vida dia- agenesia del cuerpo calloso completa congénita y presentan una
ria del paciente, no obstante, el éxito terapéutico cinco pacientes sometidos a una callosotomía. De disminución de
parecía limitado. Por esa razón se dejaron de prac- estos últimos, a dos les extirparon la respectiva
ticar las intervenciones de bipartición completa región cerebral a edad temprana, mientras que
la sensibilidad
del cerebro. los tres restantes fueron intervenidos de adultos. al dolor, su
A pesar de ello, los científicos continuaron ocu- El equipo de Lassonde llevó a cabo un experi- reacción a
pándose de las consecuencias de la callosotomía. mento similar al de Gazzaniga y Sperry, pero con
Al contrario de lo que se afirmó con las primeras alguna variación. En su caso, los probandos de-
los estímulos
experiencias, la intervención no parecía inocua. bían definir dos objetos que tocaban, sin verlos, táctiles es mayor
Los pacientes intervenidos mostraban cambios de forma simultánea con cada una de las manos.
sutiles en su capacidad de percepción. Así lo re- Puesto que la información de la mano derecha
velaron los científicos dirigidos por Roger Sperry se procesa en el hemisferio cerebral izquierdo, y
(1913-1994) y Michael Gazzaniga, del Instituto de viceversa, los investigadores asumieron que los
Tecnología de California, en los años sesenta en pacientes presentarían dificultades para superar
una laboriosa investigación. (Sperry recibiría años el ejercicio.
más tarde, en 1981, el premio Nobel de fisiología Para su sorpresa, solo los sujetos a los que se
o medicina.) había practicado la callosotomía en la adultez ma-
Estos neurobiólogos pidieron a probandos nifestaron un síndrome de desconexión; en otras
cuyo cerebro carecía de cuerpo calloso que fija- palabras, no eran capaces de decir si dos objetos
ran su atención en un punto situado en el centro que palpaban con una y otra mano eran diferen-
de una pantalla, mientras que a derecha o iz- tes o iguales. Por el contrario, los dos pacientes
quierda surgían ciertas imágenes. Si la fotogra- que se les había seccionado el cuerpo calloso en
fía se encontraba en el lado derecho, los sujetos su primera infancia llevaron a cabo la tarea sin
podían describirla sin dificultad, en cambio, si problemas; igual sucedió con los sujetos que ha-
aparecía a su izquierda, fallaban en el intento. bían nacido sin dicha región cerebral.
¿Cómo era posible? Las impresiones de la parte Tales resultados inducen a pensar que, hasta
diestra del campo visual llegan al hemisferio cierto punto, el encéfalo puede suplir la función
izquierdo del cerebro, área donde se procesa el del cuerpo calloso cuando este falta desde el
lenguaje. Las informaciones del campo visual nacimiento o se ha seccionado en los primeros
izquierdo, por el contrario, aterrizan en el hemis- años de vida. La extraordinaria plasticidad del
ferio derecho, donde no reside el habla. Al faltar cerebro a edades tempranas le permite reaccio-
el cuerpo calloso, la mitad izquierda del cerebro nar ante malformaciones congénitas, lesiones o
no accede a las informaciones procedentes del intervenciones quirúrgicas, ya sea creando nuevas
lado derecho. conexiones neurológicas ya ampliando las funcio-

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 79


SYLL ABUS

Corteza cerebral

Cuerpo calloso

POTENTE HAZ DE NERVIOS


El cuerpo calloso conecta
ambos hemisferios cerebrales.
Cerebelo
Está formado al menos por

CORTESÍA DE TAMÁS SEBESTÉNY


190 millones de fibras nervio- Tronco del encéfalo
sas. Este haz nervioso situa-
do en el centro del cerebro
alberga, además, dos hebras
nerviosas longitudinales.

nes de determinadas áreas cerebrales para asumir Esta incertidumbre crea, por lo general, una
las afectadas. gran inseguridad en los futuros padres. Ante
El cerebro de las personas con agenesia del cuer- este panorama, la medida más sensata consiste
po calloso presenta esta plasticidad. Los científicos en acudir al médico y formularle las dudas. La
creen que el encéfalo utiliza múltiples vías alternati- búsqueda de información por Internet puede re-
vas para transmitir señales, puesto que la región de sultar engañosa, pues muchas de las afirmacio-
la que están desprovistos estos sujetos no es el úni- nes que aparecen en la red son contradictorias o
co enlace de información entre los dos hemisferios. difícilmente interpretables. También pueden di-
Existen numerosas conexiones interhemisféri­ rigirse a la consulta de un psicólogo. El pediatra
cas, aunque su tamaño es mucho menor. debe seguir atentamente el desarrollo del niño y,
La comisura anterior es una de esas vías. Este si fuera necesario, prescribir medidas de estímulo
pequeño haz de fibras nerviosas se halla delan- a su desarrollo, como pueden ser la ergoterapia,
Para saber más te del tercer ventrículo y conecta ambos lóbulos la fisioterapia o la logopedia.
Health-related issues in indi- temporales. James Barkovich y su equipo, de la Con todo, para superar la situación resulta im-
viduals with agenesis of the Universidad de California en San Francisco, de- prescindible que la familia afronte de manera
corpus callosum. D. Doherty
et al. en Child: Care, Health mostraron que, aunque pequeña, esta conexión conjunta el problema. Además, una persona de
and Development, vol. 32, goza de una gran plasticidad. En la mayoría de confianza puede ofrecer una ayuda importante.
págs. 333-342, 2006.
los pacientes con agenesia del cuerpo calloso, la Como afirmó acertadamente Kim Peek, el pacien-
Total agenesis of the corpus
callosum in a patient with comisura anterior se encuentra disminuida o in- te más famoso con agenesia del cuerpo calloso,
childhood-onset schizophre- cluso falta por completo, no obstante, en algunos en una ocasión: «Todos somos diferentes. No es
nia. J. E. C. Hallak et al. en
Arquivos de Neuropsiquiatria,
pacientes aparece excepcionalmente aumentada, necesario padecer ningún tipo de discapacidad.
vol. 65, págs. 1216-1219, 2007. tal vez por haber asumido tareas adicionales. Trata a las otras personas como quisieras que te
Agenesis of the corpus callo- Por el momento no se conoce un tratamiento trataran a ti, y el mundo será un lugar mejor».
sium: Genetic, environmental
ni una cura definitiva para la agenesia del cuerpo
and functional aspects of
connectivity. L. K. Paul et al. en calloso. Tampoco la enorme plasticidad del cere-
Nature Reviews Neuroscience, bro permite recuperar un cuerpo calloso que no
vol. 8, págs. 287-299, 2007.
ha existido nunca. Pronosticar si un niño con esta
Interior de una mente genial.
Darold A. Treffert y D. D. Chris- alteración presentará problemas cognitivos o mo- Claudia Christine Wolf es bióloga y
tensen en Mente y cerebro, doctoranda en el departamento de
tores y, en tal caso, cuán graves serán, también biopsicología en la Universidad Ruhr
n.o 21, págs. 30-35, 2011.
resulta complejo. de Bochum.

80 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


ILUSIO NES

¡Qué mente tan retorcida!


Existen ilusiones que deforman nuestra percepción: consiguen que veamos
­torcimientos donde no los hay. Aunque a veces nos cueste aceptar el engaño

STEPHEN L . M ACKNIK Y SUSANA M ARTÍNEZ- CONDE

PETER BENNETTS
¿PLOMADA TORCIDA?

L
No, los arquitectos del edificio que aparece sobre estas líneas no se encontraban
a percepción visual comienza cuando nues-
ebrios cuando proyectaron el inmueble sobre su mesa de dibujo. En realidad, la
  tras retinas detectan los bordes de los obje-
estructura es perfectamente rectilínea en todos los sentidos. No existen sesgos,
  tos del mundo. Mecanismos nerviosos
ni inclinaciones, ni curvas: solo clásicos y robustos ángulos de 90 grados. El es-
subsiguientes analizan estas fronteras, valién- tudio de arquitectura australiano Ashton, Raggatt y McDougall se inspiró para
dose de su información para rellenar el interior el diseño de la fachada del edificio Port 1010 de Melbourne en un célebre enga-
de los objetos y construir así la percepción de las ño visual conocido como la ilusión de la pared del café, que popularizó Richard
superficies. ¿Qué sucede cuando estos bordes, tra- Gregory, de la Universidad de Bristol. Mark McCourt, de la Universidad estatal
ma fundamental donde se teje nuestra realidad de Dakota del Norte, ha demostrado que las posiciones de las losetas negras y
blancas invocan un efecto de contraste inverso (o inducción de brillo), causante
visual, se manipulan? La representación interna
de que el mortero parezca un cordón torcido. Akiyoshi Kitaoka, de la Universidad
de los objetos falla y la capacidad de nuestro cere-
Ritsumeikan, ha demostrado este efecto en versión minimalista, reduciéndolo a
bro para representar la realidad deja de funcionar
una sola hilada de mortero con bloques (arriba). La alternancia de las posiciones
con exactitud. Errores en apariencia de poca mon- negras y blancas de los ladrillos resulta en una dirección alternada del torcimien-
ta dan pie a muy deformes percepciones, propias to del mortero. El cerebro interpreta que el cordón que forma el mortero se halla
de un mundo ilusorio. ligeramente inclinado, dependiendo del sentido del sesgo.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 81


ILUSIONES

RAZONAMIENTO CIRCULAR
De forma similar a su efecto en la ilusión de la pared del café, las hebras retorcidas de los cordones también deforman la percepción de
simples círculos. El par de cordones circulares concéntricos (izquierda, arriba) muestra que este sutil efecto local puede tener consecuencias
globales sobre nuestra percepción de las formas, incluso tan engañosamente simples como los círculos. Para convencerse de que son perfec-
tamente redondos, vea el vídeo youtu.be/aXndBs0dvdg

La torsión de las cuerdas funciona incluso cuando


los elementos torcidos no se tocan, como en la
espectacular Intertwining illusion (arriba, derecha)
de Baingio Pinna, de la Universidad de Sassary. Dado
CORTESÍA DE AKIYOSHI KITAOKA / UNIVERSIDAD DE RITSUMEIKAN (arriba, izquierda); BAINGIO PINNA / UNIVERSIDAD DE SASSARI (arriba,

que los elementos visuales en interacción ya no se


hallan en contacto, la ilusión de Pinna es máxima
si se usa la visión periférica, es decir, desde el ra-
billo del ojo. Las neuronas visuales que procesan
la información periférica poseen una resolución
espacial pobre: solo les permite «ver» los detalles
gruesos, por lo que incluso cuadraditos inclinados y
algo distantes pueden inducir la percepción de un
derecha); CORTESÍA DE DAVID WHITAKER / UNIVERSIDAD DE BRADFORD (abajo, derecha)

cordón retorcido. La escasa resolución de las neu-


ronas visuales periféricas también interviene en la
desconcertante ilusión ¡Prometo que es un círculo!,
de David Whitaker, de la Universidad de Bradford y
uno de los diez finalistas del concurso Mejor ilusión
del año en 2007 (www.illusionoftheyear.com).
El círculo de la parte inferior izquierda solo se ve
redondo si se mira de frente. Sin embargo, si se ob-
serva al bies, con el rabillo del ojo, resulta anguloso.
El círculo formado por elementos menores (derecha,
abajo) parece más redondo, independientemente de
donde lo situemos en la retina, pues sus pequeños
componentes se difuminan en gris en la periferia
visual.

UN IMPOSIBLE CON LEGO


¿No cree que nada de lo ex-
plicado sea verdad? ¿Piensa
que se trata una serie de
trucos fotográficos? Si nuestra
palabra no le basta, vaya a
una tienda de Lego y adquie-
ra una placa base con por
lo menos 43 × 43 puntos de
enclavamiento, 946 piezas
de construcción de uno por
dos (554 negras y 392 blancas)
más 196 tacos de uno por uno
(la mitad negros y la mitad
blancos). Podrá construir su
propia versión en Lego de la
ilusión Abombamiento, de
CORTESÍA DE ANDREW TYMM

Akiyoshi Kitaoka, de la Univer-


sidad de Ritsumeikan. Para ver
esfumarse esta ilusión en un
suspiro, acceda a este vídeo:
youtu.be/QKCSBkdEUXQ

82 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


SILUETA CON CURVAS
El maquillaje femenino busca resaltar los rasgos faciales atractivos
y ocultar los menos agraciados. He aquí un vestido que persigue
similar e ilusoria proeza para la silueta. El vestido de la actriz Kate
Winslet, un trabajo de la diseñadora Stella McCartney, recurre a
piezas en contraste con el objetivo de acentuar las caderas, los
hombros y resaltar la figura femenina. Si se quiere lograr la máxi-
ma eficacia, debe lucirse el traje contra un fondo negro.

SCIENTIFIC AMERICAN MIND

EL BALANCÍN FIRME
Las distorsiones espaciales pueden medirse a partir de su capacidad

GETTY IMAGES / PASCAL LE SEGRETAIN


para alterar la percepción. El primero de estos balancines parece caer
hacia la derecha, aunque, en realidad, no se inclina en absoluto. Si se
borra el rayado de su interior, vemos las tablas auténticas, rectas y sin
sesgos. Una sagaz variante de esta ilusión, con una tabla que sí está
físicamente inclinada, pero que por medios ilusorios parece nivelada,
revela que la ilusión es, perceptivamente, equivalente a no menos de
cuatro grados de inclinación real. Vea una bonita versión animada en
www.moillusions.com/2009/02/slanted-seesaw-optical-illusion.html

Para saber más


Brightness induction and
the café wall illusion. M. E.
McCourt­ en Perception, vol. 12,
n.o 2, págs. 131-142, 1983.
Shifts of edges and deforma-
tions of patterns. B. Pinna y
Susana Martinez-Conde y Stephen L. Macknik investigan R. L. Gregory en Perception,
en el Instituto Neurológico Barrow, en Phoenix. Macknick vol. 31, n.o 12, págs. 1503-1508,
dirige el laboratorio de neurofisiología conductual. Marti- 2002.
nez-Conde, el de neurociencia visual.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 83


RETROSPEC TIVA

El hipnotismo y los inicios


de la psicoterapia en España
A finales del siglo xix, la hipnosis se puso de moda en la sociedad
y los c­ írculos científicos. Este reconocimiento social y académico impulsó
su uso como herramienta terapéutica psíquica en la medicina europea
y española. Nacía la psicoterapia médica

ÁNGEL GONZ ÁLEZ DE PABLO

E
n las décadas finales del siglo xix, la cien- De hecho, consideraba la hipnosis como una histe-
EN SÍNTESIS
cia capituló finalmente ante el hipnotismo. ria artificial o provocada. Su curiosidad se tradujo
Época de gloria Una figura crucial para el reconocimiento pronto en resultados: en 1878 publicó su primer li-

1 A partir de la década de de la hipnosis como actividad científica fue Jean bro sobre la hipnosis bajo el título de Catalepsie et
los ochenta del siglo xix, Martin Charcot (1825-1893), el padre de la neuro- somnambulisme hystériques provoqués.
un «ambiente psicoterápico» logía moderna y uno de los principales médicos A partir de ese año y hasta 1882 trabajó con
se extendió por toda Europa. de la segunda mitad del siglo xix [véase «Jean intensidad en el terreno del hipnotismo. Buscó es-
Martin Charcot (1825-1893)», por J. M. López Pi- tablecer cuadros típicos y regulares que pusieran
2 Pocos médicos de fina-
les de siglo no practi-
caron, al menos en alguna
ñero; Mente y cerebro n.o 6, 2004].
En el hospital parisino de la Pitié-Salpêtrière,
orden en la multiplicidad de los fenómenos hip-
nóticos; distinguió así sus tres célebres estados, a
ocasión, el hipnotismo y sus Charcot descubrió numerosas enfermedades y saber, el cataléptico, el letárgico y el sonambúli-
derivaciones metapsíquicas. síndromes neurológicos, como la esclerosis la- co, en las formas más desarrolladas de hipnosis,
teral amiotrófica —que diferenció de la atrofia lo que él denominaba grand hypnotisme («gran

3 Tampoco las principales


figuras médicas espa-
ñolas, entre ellos Santiago
muscular progresiva de Aran-Duchenne—, la
neuropatía de Charcot-Marie-Tooth, la esclerosis
hipnotismo»).
Los trabajos de Charcot tuvieron enorme reper-
Ramón y Cajal, quedaron al múltiple y otras neuropatías. Entre los trastornos cusión. Que un neurólogo de renombre mundial
margen de esta tendencia. que estudió se encontraba también la histeria, como él se dedicara al estudio de un fenómeno
una de las patologías a la sazón más desconcer- hasta entonces de naturaleza tan sospechosa pro-
tantes. Charcot caracterizó su escurridiza sinto- porcionó al hipnotismo un rápido incremento de
matología, estableció diversos cuadros clínicos respetabilidad dentro de la profesión médica, que
(histeroepilepsia y gran ataque histérico) y, dada alcanzó un punto culminante el 23 de febrero de
la imposibilidad de hallar lesiones anatómicas 1882, cuando leyó ante la Academia de Ciencias
constatables, los explicó mediante la existencia de París un informe en donde hacía sumario de
de supuestas lesiones dinámicas de carácter fugaz sus descubrimientos sobre la histeria llevados a
que remedarían distintos síndromes neurológi- cabo mediante hipnosis.
cos orgánicos. El rotundo éxito de Charcot tuvo una impor-
Durante sus investigaciones sobre la histeria, este tancia extraordinaria. Como afirmaría Pierre Janet
conocedor de la obra de James Braid y de los braidis- (1859-1947) más tarde: «Se hubiera dicho que acaba-
tas, y de médicos y neurólogos contemporáneos con ba de derribar una barrera que desde largo tiempo
una amplia experiencia en la hipnosis, como Char- contenía un torrente dispuesto a lanzarse. De todos
les Richet o Moritz Bendikt, sintió curiosidad por lados, la hypnosis redivivus [...] suscitó innumera-
el hipnotismo como medio potencialmente apro- bles trabajos. Sería preciso citar el nombre de todos
vechable para el conocimiento de esta enfermedad. los neurólogos de esta época, en el extranjero y en

84 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Francia, pues la mayor parte se adhirieron en ese por Hippolite Marie Bernheim (1837-1919), funda-
momento a la enseñanza de la Salpêtrière». dores de la escuela de Nancy, para hacerlo viable
Este episodio se produjo, además, en un momen- en el tratamiento de las alteraciones patológicas.
to muy oportuno, pues aconteció justo antes del Bernheim había cursado medicina en la fa-
despegue imparable de la microbiología médica cultad de Estrasburgo y amplió sus estudios en
(Robert Koch descubriría el bacilo de la tubercu- París y en Berlín. Fue catedrático de clínica de la
losis en 1883 y el del cólera en 1885; Louis Pasteur facultad de medicina de Nancy [véase «Hippolite
inocularía la vacuna contra la rabia en 1888). Es Marie Bernheim (1837-1919)», por J. M. López Piñe-
decir, cuando todavía se aceptaban, conviviendo ro; Mente y cerebro n.o 20, 2006]. En torno a 1882,
sin gran esfuerzo con esa naciente mentalidad etio- tras algunos intentos previos no muy exitosos con
patológica, concepciones energéticas, tanto físicas el hipnotismo, trabó contacto con los métodos de
como psíquicas, de la enfermedad y de su contagio. Liébeault, médico general que había ejercido en
Estas se adaptaban muy bien al hipnotismo. En este una pequeña localidad cercana a Nancy y pos-
sentido, resultan ilustrativas las siguientes pala- teriormente en dicha ciudad. Liébeault poseía PERSONAJE CLAVE
bras de Abdón Sánchez Herrero (1851-1904), autor una amplia experiencia en los tratamientos con Jean Martin Charcot, funda-
del tratado español más importante de hipnosis hipnosis, cuyos resultados había expuesto en un dor de la neurología moderna
médica de finales del siglo xix: «Las sugestiones libro aparecido en 1866 bajo el título Du sommeil y conocido como el «Napo-
león de las neurosis» (debajo),
del medio actual nacidas en cerebros tan podero- et des états analogues considérés surtout au point
fue la figura clave para el
sos como los de Pasteur y de Koch, relativas a la de vue de l’action du moral sur le physique, el cual
reconocimiento científico del
etiología de las enfermedades, arrastran a la me- pasó totalmente inadvertido. hipnotismo.
dicina contemporánea a la afanosa búsqueda de
microbios, la entretienen en caprichosos juegos
de cultivo, coloración y fotografía de bacterias, zoo-
gleas, bacilos y espirilos, la despojan de los ojos de
la inteligencia por aumentarle los de la cara con los
dos o tres mil diámetros del microscopio, y la em-
pequeñecen al desligarla de la armonía de la ciencia
única. [...] Es así como la medicina de la presente
semana vuelve a ingresar en la mecánica universal,
afirmando que en las energías actuantes finales, y
no en el microbio, escalón innecesario y muchas
veces ausente, debe buscar el verdadero médico
la razón de los fenómenos objeto de su estudio.
Es así como el contagio nervioso, incomprensible
de seguro para los apasionados de las gelatinas
­neutras, del agar-agar y de los caldos, sale del olvi-
do, recuerda los hechos históricos que lo apoyan e
impulsan a los buenos observadores a evidenciarlo
nuevamente. Su rápido estudio se me impone por-
que de él precisamente ha de resultar la posibilidad
racional de la sugestión mental.»

El hipnotismo terapéutico
La visión del hipnotismo establecida por Charcot y
aceptada por la ciencia, que consideraba al estado
WIKIMEDIA COMMONS / DOMINIO PÚBLICO

hipnótico como una histeria artificial y a la hipno-


sis como un medio para comprender la histeria,
tenía una utilidad analítica notable, mas escaso
empleo terapéutico. Dicha consideración del hip-
notismo tuvo que ser completada, primero por
Ambroise August Liébeault (1823-1904) y luego

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 85


WIKIMEDIA COMMONS / DOMINIO PÚBLICO RETROSPEC TIVA

ESPECTÁCULO FACULTATIVO
Sin embargo, a raíz de ese conocimiento, Bern- bró el desarrollo de la hipnosis científica. A pesar
Las sesiones clínicas de Char-
heim comenzó a interesarse por la hipnosis. Solo de sus notables diferencias, las aportaciones de
cot en el hospital parisino de
la Pitié-Salpêtrière, en donde un año más tarde publicó su primer trabajo so- los miembros de las escuelas de París y de Nancy,
reproducía los síntomas his- bre esta materia, inaugurando así lo que acabaría consideradas en conjunto, consiguieron a lo largo
téricos mediante hipnosis, convirtiéndose en una considerable producción de esas casi dos décadas que el hipnotismo pasara
reunían la flor y nata de la literaria, en la que destacaron sus dos obras cen- a ser parte del acervo de la ciencia médica y que
neurología y psiquiatría de la trales: De la suggestion et ses applications a la se reconociera como una herramienta terapéuti-
época.
thérapeutique (1886) e Hypnotisme, suggestion, ca psicológica. Ambas circunstancias propiciaron
psychothérapie (1891). que el hipnotismo médico gozara de un período
La perspectiva de Nancy difería marcadamente dorado que se extendería hasta comienzos del
de la ofrecida por la escuela parisina de la Salpê- siglo xx.
trière. Charcot consideraba el hipnotismo desde Indicadores inequívocos de esta aceptación de
una perspectiva patológica (la hipnosis era una la hipnosis fueron la enorme cantidad de trabajos
neurosis artificial) y analítica (la hipnosis servía sobre el tema que se publicaron entre 1880 y 1910.
fundamentalmente para investigar la histeria). Durante estos años se editaron dos de las revis-
Por el contrario, Bernheim y Líébeault elabora- tas más importantes del hipnotismo médico: la
ron una visión de la hipnosis fundamentalmente francesa Revue de l’hypnotisme (1886-1910) y la ale-
fisiológica (los sujetos psíquicamente normales mana Zeitschrift für Hypnotismus (1892-1902). Así
no solo reproducían los síntomas histéricos al ser mismo, se celebraron dos eventos emblemáticos;
hipnotizados) y terapéutica (la hipnosis servía no el Primer Congreso Internacional de Hipnotismo
tanto para el conocimiento analítico de las neu- Experimental y Terapéutico, en 1889, y la segunda
rosis y alivio de su sintomatología cuanto para edición del mismo, que tuvo lugar en 1900.
su verdadero tratamiento psicoterápico e incluso
para su curación). El esplendor del hipnotismo
Desde mediados de la década de los ochenta médico en España
del siglo xix hasta el cambio de siglo, la polémica A partir de los primeros años de la década de los
entre las escuelas de la Salpêtrière y Nancy verte- ochenta del siglo xix, el hipnotismo se puso de

86 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


moda, tanto en los círculos científicos como en la Al año siguiente, en 1889, apareció la que sería
sociedad. Se extendió por Europa un «ambiente la obra cumbre de la hipnosis española de finales
psicoterápico» (téngase en cuenta que entonces el de siglo, El hipnotismo y la sugestión, de Sánchez
término psicoterapia equivalía a lo que hoy lla- Herrero, catedrático por entonces de clínica médi-
maríamos hipnoterapia, pues la hipnosis fue la ca en la facultad de medicina de la Universidad de
primera y durante un tiempo única psicoterapia Valladolid. En esta obra, la más amplia de las pu-
reconocida). Dicho ambiente fue en especial per- blicadas nunca en España sobre hipnosis, su autor,
ceptible en Francia. En no pocos hospitales pari- afín a los postulados funcionales de la escuela de
sinos y de provincia la hipnosis se practicaba y se Nancy, estableció procedimientos originales efec-
enseñaba. Esta atmósfera entusiasta, fértil además tivos de potenciación de la inducción hipnótica,
en investigaciones y nuevas creaciones, atrajo a la como fue el «aparato hipnotizador», que sirvió
capital francesa a numerosos médicos extranje- de modelo a no pocos artilugios similares a fi-
ros deseosos de ver con sus propios ojos aquellas nales del xix y a comienzos del siglo siguiente.
novedades tan sorprendentes. Uno de ellos fue Asimismo, proporcionó un detallado y minucioso
el joven Sigmund Freud (1856-1939), quien pasó estudio de la sugestión en la hipnosis y el estado
una estancia de seis meses en la Salpêtrière de vigil, así como sus efectos sobre la motilidad y
Charcot durante el invierno de 1885 y 1886, ex- la sensibilidad, los sentidos y los sentimientos,
periencia que resultó decisiva para sus primeras el discernimiento y el juicio, y sobre la fisiología
investigaciones sobre la histeria. de los distintos aparatos y sistemas. Por último,
España no fue en esto una excepción. El hipno- aportó una amplísima casuística, gran parte de
tismo no tardó en calar en la medicina española. cosecha propia, en relación con la utilidad tera-
Fue en 1886, tras la traducción al español del libro péutica del hipnotismo, la cual abarcaba un gran
de Bernheim De la sugestión y sus aplicaciones a número de patologías, tanto del campo psíquico
la terapéutica, el mismo año de su aparición en como orgánico.
el original francés, cuando se desencadenó una Un poco más adelante, en 1894, Eduardo Bel-
avalancha de publicaciones sobre hipnotismo trán Rubio, médico, escritor y profesor auxiliar
en nuestro país. Casi todas las revistas médicas de la facultad de medicina de la Universidad de
(entre ellas Independencia Médica, Gaceta Médica Barcelona, publicó Sobre hipnotismo y otras co-
Catalana, La Unión Médica, Boletín Clínico y Tera- sas, en donde reunió una serie de artículos suyos
EL PODER DE LA SUGESTIÓN
péutico, La Clínica Moderna, Revista Frenopática aparecidos en la barcelonesa Revista de Ciencias El médico rural Ambroise Lié-
Española y El Siglo Médico) incluían entre 1887 y Médicas. Se mostraba defensor de los postulados beault (de pie, a la izquierda)
1888 artículos dedicados a los distintos aspectos, de Bernheim. Ya al filo del nuevo siglo, apareció su fue el primero en demostrar
clínicos y teóricos, de la hipnosis. Hipnotismo y sugestión, una reedición de la obra que la sugestión por sí sola
Se publicó asimismo un buen número de tra- anterior con algunos añadidos: dos capítulos nue- podía conseguir todas las
bajos amplios y de libros de una valía más que vos (uno sobre el hipnotismo y la medicina legal, curaciones anteriormente
atribuidas a las fuerzas físicas
aceptable. Pionero a este respecto fue el de Juan y otro sobre sus aplicaciones en la pediatría y la
del magnetismo animal.
Giné y Partagás (1836-1903): El hipnotismo en la
clínica. Este trabajo reunía una serie de artículos
que fueron viendo la luz en La Independencia
Médica a lo largo de 1887 y 1888. En ellos Giné
expuso de forma sistemática sus conocimien-
tos teóricos y prácticos sobre la hipnosis. Casi
de forma simultánea, Timoteo Sánchez Freire
(1838-1912), figura clave en la medicina y psiquia-
tría gallegas, publicó La hipnología en nuestros
WIKIMEDIA COMMONS / DOMINIO PÚBLICO

días, que fue originariamente el discurso de la


inauguración del curso académico de 1888-1889
de la Universidad de Santiago de Compostela,
en donde resaltó la validez de la hipnosis como
recurso terapéutico indiscutible en las afecciones
mentales.

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 87


RETROSPEC TIVA

y la sugestión, las diversas maneras de cometer


delitos sobre hipnotizados y por hipnotizados, así
como la utilización del hipnotismo en el enjuicia-
miento criminal y su aplicación en procesados y
testigos. Se completaba con un apéndice en el que
se verificaba, con experimentos llevados a cabo

DE: «EL HIPNOTISMO Y LA SUGESTIÓN». A. SÁNCHEZ HERRERO, A. MARZO, MADRID, 1905


en la facultad de medicina de la Universidad de
Valladolid en un sujeto en estado sonambúlico,
la posibilidad de delinquir sobre individuos en
estado hipnótico y de inducir a una persona hip-
notizada a perpetrar fechorías.
Este apogeo del hipnotismo clínico en Espa-
INVENTO PARA HIPNOTIZAR ña no solo se mostró en el cuantioso número
Abdón Sánchez Herrero (dere-
de artículos y de libros aparecidos. También se
cha), autor de uno de los prin-
evidenció en la gran cantidad de patologías que
cipales tratados de hipnotis­mo,
pasaron a ser consideradas abordables y tratables
ideó un aparato hipnotizador
con el fin de potenciar la rapi- por hipnosis. Muy ilustrativo de dicho entusiasmo
dez y profundidad de la induc- terapéutico es el extenso apartado, de casi tres-
ción hipnótica. cientas páginas, dedicado a la «psicoterapia» en
El hipnotismo y la sugestión, de Sánchez Herrero.
pedagogía), una bibliografía y diez láminas que Este autor recomendaba la hipnosis para cuantio-
mostraban algunos de los aparatos inventados por sos procesos: el insomnio, la neurastenia cerebral,
el autor para inducir los estados hipnóticos, como las enajenaciones mentales delirantes, el parto y
el reflector hipnógeno y el espejo hipnógeno. sus complicaciones, la tuberculosis, la escrofu-
A la vuelta del nuevo siglo, surgieron obras de losis, el reumatismo, el paludismo, la erisipela,
interés. Una de ellas fue Sugestión, del médico el alcoholismo, el hidrargirismo, el saturnismo,
y teólogo H. Ardieta, publicada en 1901. Ardie- la anemia, la congestión, la conmoción, las he-
ta realizó un compendio de las consideraciones morragias encefálicas, la compresión medular y
sobre la sugestión hechas desde la fisiología, la la mielitis, el histerismo, la epilepsia, las enfer-
psicología, la teología, la moral, la antropología medades mentales y los vicios (la manía suba-
y la filosofía. Al final de la obra, en un apéndice guda, la anorexia, la bulimia, las alucinaciones,
de unas 150 páginas, abordaba la sugestión hip- las ideas delirantes, la hipocondría, la melancolía,
nótica y, dentro de ella, brevemente, la hipnosis la dispepsia, el insomnio, la desmoralización, la
terapéutica, aunque sin referir en este apartado pereza y el embrutecimiento, la dipsomanía, el
la práctica personal directa. morfinismo, el onanismo, el hábito de chuparse
En relación con la teología, Francisco González los dedos y la onicofagia, entre otros muchos).
Herrero, canónico de Cuenca, publicó, también No finalizaba aquí la lista: el neuronismo, las
en 1901, El hipnotismo a la luz de la fisiología y neuralgias, las anestesias, las parálisis periféri-
de la moral. Como no podía ser menos dada la cas, el ­corea, la tetania, los calambres, la parálisis
procedencia de su autor, este extenso trabajo de agitante, la miopía, la sordera y la sordomudez
casi 600 páginas se centraba en los peligros del congénita, las diarreas y el estreñimiento, las
hipnotismo en relación con la pérdida del libre palpitaciones cardíacas, el hipo, la tos, el asma y
albedrío y el deterioro moral, aunque sin dejar el catarro bronquial, la incontinencia y un largo
de resaltar sus efectos terapéuticos beneficiosos etcétera la completaban.
en determinadas circunstancias.
El campo del derecho contó asimismo con pu-
La incorporación de la metapsíquica
blicaciones específicas. En 1906 se imprimió la La misma actitud receptiva de la comunidad cien-
obra de José María González de Echávarri titulada tífica y médica en los últimos decenios del xix
Hipnotismo y criminalidad, que se basaba en su hacia nuevas formas de conocimiento posibilitó
tesis doctoral de enero de 1900. Trataba, principal- que los médicos que practicaban el hipnotismo
mente, la delincuencia en la letargia, la catalepsia emprendieran la pesquisa de algunos de los «fe-

88 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


nómenos extraordinarios» relacionados con este, premio Nobel de fisiología y medicina en 1913 y
como la telepatía o la clarividencia, pertenecientes miembro de la Academia de Medicina y de la Aca-
a lo que entonces se denominaba metapsíquica demia de las Ciencias. En 1905 fue elegido además
y que hoy se suele englobar bajo el epígrafe de presidente de la Sociedad para la Investigación
parapsicología. Psíquica. Richet había empezado sus investiga-
Un paso notable para la adquisición de un cier- ciones metapsíquicas en 1884 —de hecho, fue el
to reconocimiento científico por parte de las in- creador de este término— con la médium Eusa-
vestigaciones metapsíquicas fue la fundación en pia Palladino. En 1991 fundó Annales des Sciences
Londres en 1882 —el mismo año en que Charcot Psychiques, la primera publicación periódica dedi-
leía su informe ante la Academia de Medicina de cada a la investigación metapsíquica. Mucho más
París— de la Sociedad para la Investigación Psíqui- adelante, en 1923, publicó su Traité de metapsychi-
ca, a imitación de otras sociedades científicas ya que, prologado extensamente por Jaime Ferrán en
existentes. En ese año, Frederic Myers (1843-1901) la edición española aparecida en 1925. El tratado,
acuñó, en el primer número de Proceedings of the compendio de 40 años de experiencias en este
Society for Psychical Research un término crucial campo, es uno de los estudios más exhaustivos de
en el desarrollo de la metapsíquica: la telepatía. las investigaciones parapsicológicas desarrolladas
La definió como: «Cualquier tipo de comunicación en las primeras décadas del siglo xx.
de una mente con otra, independientemente de El hipnotismo médico, cada vez más confiado
los canales sensoriales reconocidos». en sus posibilidades desde 1882, no vaciló en in-
La atención expectante con respecto a los fe- corporar algunos aspectos de la metapsíquica,
nómenos metapsíquicos se vio reforzada por su sobre todo los relacionados de alguna forma
cultivo por científicos de primera fila, caso de con la telepatía definida por Myers. Tal fue el
William Crookes (1832-1919) y de Charles Richet caso de la sugestión mental, llamada así para
(1850-1935). Químico y físico, el primero, además diferenciarla de la verbal, más habitual y que uti-
de descubridor del talio y de los rayos catódicos, lizaba las sugestiones transmitidas mediante la
estuvo en sus últimos años muy relacionado con palabra, es decir, dichas de viva voz. La sugestión
la Sociedad para la Investigación Psíquica. Pero mental consistía en la transmisión de palabras,
más influencia en España ejerció Richet, profesor ideas, imágenes o sensaciones directamente
de fisiología en la Universidad de París desde 1887, del cerebro del hipnotizador al del hipnotizado,

AMBIENTE HIPNÓTICO
El óleo Sesión hipnótica, pin-
tado por Richard Bergh en
1887, muestra a un médico
hipnotizando a una paciente.
También plasma la fascina-
ción que despertaban tales
tratamientos en la audiencia.
WIKIMEDIA COMMONS / DOMINIO PÚBLICO

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 89


RETROSPEC TIVA

siempre que el primero no expresase lo que es- vo: «Deben considerarse hechos probados: prime-
taba pensando mediante algún signo exterior ro, la provocación del sueño hipnótico a distancia
perceptible por la persona que era hipnotizada por la sola eficacia de la voluntad del operador, en
o los espectadores. algunos sujetos. Segundo, los mismos u otros, son
Sánchez Herrero dejó por escrito, entre otros, sugestibles en sonambulismo por la sola acción
A. SÁNCHEZ HERRERO, A. MARZO, MADRID, 1905

uno de sus numerosos ensayos de sugestión men- del pensamiento de su hipnotizador o de otra per-
DE: «EL HIPNOTISMO Y LA SUGESTIÓN».

tal que practicó con Petra, una de sus pacientes sona puestos con ellos en contacto, y cuya acción
más célebres. El experimento consistía en pro- puede ejercerse en contacto y a distancia. Tercero,
vocar la hipnosis a distancia: él se encontraba en y excepcionalmente, se encuentran individuos ca-
su despacho y la mujer en su pensión, situada a paces, en ciertos momentos del estado de vigilia,
unos 400 metros. En palabras del hipnotizador: de percibir el pensamiento de las personas que
«5 de julio, a las ocho y cuarenta y cinco minu- los rodean, de manera inconsciente o consciente,
PACIENTE CÉLEBRE tos de la mañana. Día y hora en que, sentado en siendo la primera la regla».
Petra, una de las pacientes mi mesa de trabajo [...], cerré los ojos y concentré Fueron pocos los médicos de finales de siglo
más famosas de Abdón Sán- mi pensamiento en esta sugestión. Petra: usted que, al menos en algún momento, no practicaran,
chez Herrero, aparece en es- tiene mucho sueño, que aumenta cada vez más. mejor o peor, con el hipnotismo y con sus deri-
tado de trance hipnótico con Duerma usted. De tiempo en tiempo miraba el vaciones metapsíquicas. Tampoco las principales
producción de analgesia facial.
reloj y volvía a la carga; hasta que por fin llegó el figuras médicas españolas, como fue el caso de
deseado minuto, cogí el sombrero y eché a andar Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), quedaron al
deprisa, sin dejar de pensar en lo mismo. Llegué a margen de esta tendencia. Según recoge en los
la posada a las nueve y once, y encontré al dueño Recuerdos de mi vida, publicados en 1923, este mé-
de la casa en el portalón de entrada. —“¿Está Petra dico e histólogo experimentó durante su estancia
en su cuarto?”, le pregunté. —“Debe estar, porque en Valencia entre los años 1883 y 1887 numerosos
hace un rato que la he oído cantar y no la he visto ensayos con la hipnosis: «Mencionaré solamente
salir.” —“¿Quiere usted hacer el favor de subir y los experimentos de hipnosis producidos en las
decirle que quiero hablarle?” —“Con sumo gusto.” personas sanas y al parecer limpias de toda tara
Y subió a hacer el encargo y yo tras él. Llegó a la neurótica (algunos de ellos abogados, médicos,
puerta del cuarto y la golpeó con la mano; nadie etcétera). Sobrevenido el grado de sopor y de pasi-
contestó. —“No está”, dijo el hombre; pero en esto vidad indispensables, producíanse, a la orden del
se presentó su mujer e intervino levantando el pi- hipnotizador, y tanto durante el sueño como des-
caporte y abriendo la puerta. En seguida vi a Petra pués de despertarse, la catalepsia cérea y la anal-
sentada al pie del balcón en una silla baja, apoyada gesia; congestiones y hemorragias por sugestión;
la cabeza contra el muro y dormida en sonambu- alucinaciones positivas y negativas de todo linaje
lismo. La mujer [...] la llamó inútilmente y fue a (visuales, acústicas, táctiles); amnesia total o par-
cogerla de un brazo; pero no bien la hubo tocado, cial; evocación de imágenes olvidadas o casi olvi-
DE: «HIDDEN DEPTHS». R. WATERFIELD, MACMILLAN, LONDRES, 2002

Petra se estremeció y dio un quejido. Hasta en- dadas; desdoblamiento de la personalidad; eclipse
tonces yo no había despegado los labios. —“¿Qué o inversión de los sentimientos más arraigados, y,
es eso, Petra?”, dije por fin. —“Nada, que me ha en fin, abolición total del libre albedrío, es decir,
dormido usted.” —“¿Cuánto hace que está usted de la facultad crítica y de la selección consciente
dormida?” —“Más de un cuarto de hora...” —“Des- de las reacciones motrices. Hasta los actos más
pierte usted.” Y en el acto despertó avergonzada repugnantes al carácter o los más contrarios a la
porque la había encontrado dormida y se deshizo moral y a la decencia, eran fatal y necesariamente
en cumplidos. Me contó que estaba cosiendo y ejecutados. Sujeto hubo que ajustó estrictamente
que, sin saber cómo, ni podérselo explicar, puesto su vida, durante una semana, a un programa es-
que se había levantado tarde y dormido toda la pecial lleno de acciones extravagantes e ilógicas,
noche muy bien, se sintió cansada, dejó la labor, sugerido durante el estado sonambúlico».
EFECTOS ANESTESIANTES
apoyó la cabeza en la pared... y no se acordaba de Cajal también practicó bastantes sesiones de
La sorprendente capacidad
nada más.» hipnosis terapéutica: «Conseguí realizar prodigios
de la hipnosis para producir
anestesia fue utilizada tanto De resultas de este y de otros muchos experi- que envidiaría el más hábil de los taumaturgos.
por los hipnotizadores de mentos similares llevados a cabo con la sugestión Mencionaré la transformación radical del estado
escena como por los médicos. mental, Sánchez Herrero afirmó de modo taxati- emocional de los enfermos (paso casi instantá-

90 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


neo de la tristeza a la alegría); la restauración del
apetito en histeroepilépticas inapetentes y eman-
ciadísimas; la curación, por simple mandato, de

DE: «SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL». P. LAÍN ENTRALGO Y A.ALBARRACÍN, LABOR, BARCELONA, 1982
diversas parálisis crónicas de naturaleza histéri-
ca; la cesación brusca de ataques de histerismo
con pérdida de conocimiento; el olvido radical de
acontecimientos dolorosos y atormentadores; la
abolición completa de los dolores del parto en las
mujeres normales; en fin, la anestesia quirúrgica,
etcétera». Un caso de mitigación de los dolores del
parto mediante hipnosis sería publicado por Cajal
en 1889 en la Gaceta Médica Catalana.
Siguiendo la corriente del momento, se inte-
resó asimismo por los aspectos del hipnotismo
conectados con la metapsíquica. Fundó, junto con
algunos tertulianos del Casino de la Agricultura
valenciano, el «Comité de Investigaciones Psico-
lógicas», modesto remedo casero (tenía la sede en
Del hipnotismo clásico ANOTACIONES DE CAJAL
su propio domicilio valenciano) de la Sociedad
Durante su etapa en Valencia,
para la Investigación Psíquica londinense. Por su a la hipnosis contemporánea
Santiago Ramón y Cajal rea-
casa —cuenta Cajal— desfilaron especies notabi- Con el transcurso de la primera década del nuevo lizó múltiples experimentos
lísimas de histéricas, neurasténicos, maníacos y siglo, la fascinación finisecular de la medicina por con la hipnosis y fundó en su
hasta de acreditados médiums espiritistas. Y allí, la hipnosis se fue apagando y el hipnotismo dejó propio domicilio el «Comité de
en su domicilio, llevó también a cabo sus pesqui- de estar en boga. Esa merma de pujanza en toda Investigaciones Psicológicas».
sas en este terreno. Europa se reflejó en la pérdida del término hipno- Se conservan algunas anota-
ciones del médico e histólogo
A pesar del interés de Cajal por los fenómenos tismo en las dos principales revistas de la época en
sobre aquellos ensayos.
extraordinarios ligados al hipnotismo, su éxito este campo: la alemana Zeitschrift für Hypnotismus
con ellos fue más bien escaso: «Durante aquellas pasó a llamarse Journal für Psychologie und Neuro-
épicas pesquisas sobre la psicología morbosa solo logie en 1902 y la francesa Revue de l’hypnotisme
se me resistieron tenazmente esos fenómenos ex- se denominó Revue de psychothérapie et de psy-
traordinarios, confinantes con el espiritismo, a chologie appliquée a partir de 1910.
saber: la visión a través de los cuerpos opacos, la Con todo, a lo largo de las dos primeras décadas
trasposición sensorial, la sugestión mental, la te- del siglo xx la hipnosis clínica siguió mantenien-
lepatía, etcétera, estupendos milagros afirmados do con altibajos una presencia y una producción
muy formalmente por Ochorowicz, Lombroso, científica de entidad en la medicina europea en su
Rochas, Zöllner, Richet, P. Gibier, Flammarion, conjunto. Tuvo incluso un efímero reavivamiento
Myers...» durante el período inmediatamente posterior a
Los escasos éxitos y dudosos resultados ob- la primera guerra mundial, al emplearse como
tenidos con los fenómenos extraordinarios por tratamiento de las secuelas psíquicas causadas
Cajal y por la mayor parte de los médicos que por la guerra de trincheras.
movidos por la curiosidad se acercaron a ellos, También en España aparecieron en esos años
acabaron mermando el optimismo inicial con que obras de cierta valía. Entre ellas destacó en 1919
los había recibido. Aun así, experiencias como la Hipnotismo e hipnoterapia, de Julio Camino Ga-
relatada en este artículo de Sánchez Herrero con licia (1882-1956), hermano del poeta León Felipe,
Petra mantuvieron abiertas las puertas durante médico militar y reputado hipnotizador, quien
bastante tiempo a la posibilidad de que, de forma además publicaría desde 1912 hasta 1930 nume-
similar a lo ocurrido con el teléfono o la telegrafía rosos artículos sobre hipnotismo en las revistas
sin hilos, inicialmente tildados de charlatanería, España Médica, Revista de Sanidad Militar y Bole-
una eventual mejora del «histo-fisio-quimismo tín de Sanidad Naval.
cerebral» permitieran su definitiva incorporación La obra de Camino constaba de tres partes. La
a la ciencia y a la medicina. primera trataba el hipnotismo de forma genérica:

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 91


RETROSPEC TIVA

por un lado, hablaba de la teoría del hipnotismo psicoanálisis, que siempre consideró a la hipnosis
concebido como una función psico-fisiológica como un precursor incompleto, se incrementó en
propia de los elementos neuronales; por otro, de la década de los años veinte, coincidiendo con la
la fenomenología de la función sugestiva, estable- traducción a partir de 1922 de las obras completas
ciéndose cinco estados de sugestividad: narcolép- de Freud en un total de 17 volúmenes publicados
tica, letárgica, con muerte aparente, cataléptica y desde 1922 hasta 1934. Ya a partir de la publica-
sonambúlica. La segunda sección se centraba en ción de los primeros volúmenes se dispararon en
la hipnoterapia. Aunque este médico hipnotizador España los escritos acerca de la figura del padre
consideraba la histeria como el mejor terreno de del psicoanálisis y sobre la teoría y la práctica
acción del hipnotismo, señalaba en los textos su psicoanalítica, lo que coincidió con el paralelo
utilidad en otras patologías, entre estas, la histero- decremento de las dedicadas a la hipnosis.
epilepsia, la epilepsia, la neurastenia, la psicosis, Habría que esperar a finales de los años cin-
los vicios morales, las anomalías y perversiones cuenta del siglo xx para observar, aprovechando
sexuales, las toxicomanías, las fobias y las melan- la favorable coyuntura internacional, el resurgir de
colías. Asimismo, le parecía recomendable como la hipnosis clínica en España. En 1958 se publicó
anestésico en cirugía y obstetricia, y en algunas el informe oficial de la Asociación Médica Esta-
enfermedades orgánicas en tanto calmante en dounidense con veredicto favorable a la hipnosis;
síntomas como el dolor, el insomnio y la disnea. asimismo, en octubre, se celebró en Chicago el Pri-
Todas las indicaciones se ejemplifican con casos mer Congreso Internacional de Hipnosis Médica.
tomados de la propia práctica clínica del autor. En abril del mismo año se organizó, por la cátedra
Para saber más Constituye un aliciente especial del libro la in- de psiquiatría de la facultad de medicina de la Uni-
A history of hypnotism. clusión en este apartado de sus experiencias con versidad de Barcelona, un curso sobre psicoterapia
A. Gauld. Cambridge Univer-
sity Press, Cambridge, 1995. hipnosis llevadas a cabo sobre nativos cabileños menor, que contemplaba, entre otras técnicas, las
Del hipnotismo a Freud. Oríge­ en su destino marroquí de Zeluán. Refirió aquí de relajación, las sugestivas y las hipnóticas.
nes históricos de la psicotera­ con detalle dos casos de anestesia hipnótica: una Sin embargo, más determinante para el resurgir
pia. J. M. López Piñero. Alianza,
Madrid, 2002. practicada en una mujer con el objetivo de realizar de la hipnosis en nuestro país fue la celebración del
Hidden depths: The story of la incisión de un panadizo, y otra efectuada en IV Congreso Internacional de Psicoterapia, también
hypnosis. R. Waterfield, Mac- un varón a fin de extirpar un voluminoso absce- en Barcelona, en septiembre de 1958. En él se dedicó
millan, Londres. 2002.
so doloroso en la mama derecha. Por último, la una sección a «Hipnosis y técnicas de relajación»,
En ningún lugar en parte algu­
na. Estudios sobre la historia tercera parte estaba consagrada a la técnica de la presidida por el alemán Johannes Schultz (1884-
del magnetismo animal y del sugestión hipnótica. 1970), el creador del entrenamiento autógeno, y
hipnotismo. Coordinado por
L. Montiel y Á. González de Camino relató los métodos de inducción hip- el holandés Berthold Stokvis (1906-1963), uno de
Pablo. Frenia, Madrid, 2003. nótica que empleaba con más frecuencia, clasifi- los especialistas más afamados por entonces en
La hipnosis médica española cándolos en tres tipos: psíquicos (por medio de la medicina psicosomática e hipnosis clínica.
y sus contextos (1887-1934).
Á. González de Pablo en La palabra y por mimetismo), físicos (por la mirada, La calidad y variedad de trabajos presentados
gestión de la locura. Conoci- pases sobre los globos oculares y la superficie del en esa cuarta edición del congreso fue uno de
miento, prácticas y escenarios
cuerpo, y por presiones en las zonas hipnógenas) los determinantes clave para que, poco después,
(España, siglos xix-xx) (págs.
485-506). Coordinado por y mixtos (combinaciones de los distintos proce- en 1960, un neurólogo y psiquiatra colombiano,
J. Martínez Pérez, J. Estévez, dimientos psíquicos y físicos). Más tarde, en 1928, Alfonso Caicedo, fundara la Sociedad Española
M. del Cura y L. Víctor Blas.
Ediciones de la UCLM, Cuenca, publicaría Cómo se hipnotiza. Manual práctico de de Hipnosis Clínica y Experimental, entidad que
2008. psicoterapia hipnosugestiva, que fue una reelabo- al año siguiente tomaría el nombre de Sociedad
«An object of vulgar curio­ ración y puesta al día de la obra anterior. Española de Sofrología Médica. Una nueva etapa,
sity»: Legitimizing medical
hypnosis in imperial Germany. A partir de los años veinte el declive del hipno- no exenta tampoco de controversia, se inició para
H. Wolffram en Journal of the tismo clínico se hizo más pronunciado. Diversas la hipnosis en España.
History of Medicine and Allied
Sciences, vol. 67, págs. 149-176,
causas concatenadas propiciaron ese creciente
2012. desapego de la hipnosis. Una de las más claras
Metapsychics in Spain: Ac­ fue, seguramente, la aparición de novedosas for- Ángel González de Pablo es profesor de
knowledging or questioning historia de la ciencia en la Universidad
mas de psicoterapia con las que la hipnosis entró Complutense de Madrid. Ha dirigido
the marvellous? A. Müllberger
y M. Balltondre en History of en inevitable competencia, como la psicología y colaborado en distintos proyectos
the Human Sciences, vol. 25, individual, la psicagogia o psicología pedagógica
de investigación relacionados con la
págs. 108-130, 2013. historia del magnetismo animal y del
y el psicoanálisis. En España, la repercusión del hipnotismo.

92 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


LIBROS

Cooperación
Entre la biología evolutiva y la teoría de juegos

MEETING AT GRAND CENTRAL. UNDERS-


TANDING THE SOCIAL AND EVOLUTIO-
NARY ROOTS OF COOPERATION
Por Lee Cronk y Beth L. Leech. Princeton
­University Press, Princeton, 2013.

A
vancemos unas palabras sobre el allí donde arriban sus trenes. (Los autores la biología evolutiva. Se sale aquí al paso
  título, de resonancias literarias esperan que su obra se convierta en una de una paradoja: predice la teoría que la
  más que científicas. A los fami­ suerte de Grand Central Terminal, en el cooperación debe ser un fenómeno raro,
liarizados con la investigación sobre punto focal de la materia. De ahí el título.) en cambio la experiencia cotidiana nos
cooperación en el ámbito de las ciencias El libro arranca de las ideas de Mancur demuestra que se trata de un asunto co­
sociales les evocará la obra seminal de Olson y George Williams, quienes despla­ mún. La cooperación podrá ser, en efecto,
Thomas Schelling relativa a los problemas zaron el énfasis de la cooperación puesto un fenómeno común, pero no debe darse
de coordinación, The Strategy of Conflict, hasta entonces en los beneficios del grupo por garantizada ni supuesta. Las fuerzas
publicada en 1960. Schelling señalaba para situarlo en el individuo, para explo­ que operan contra la cooperación son po­
que la resolución de los problemas de rar en adelante de qué modo esas ideas derosas, lo que contrasta con su reiterada
coordinación se hacía más fácil cuando han influido en nuestro pensamiento so­ frecuencia.
la atención de las personas se centraba en bre la cooperación, coordinación y acción Desde la familia hasta el mercado de
la cuestión capital o en un asunto promi­ colectiva. abastos, nuestra vida se halla tejida de
nente. Así, la mayoría de las personas que La cooperación puede abordarse como cooperación. Una relación no siempre fá­
viven en New Haven y viajan a la ciudad un fenómeno social. ¿Por qué las perso­ cil, miremos donde miremos: tráfico ren­
de Nueva York, cuando se les pregunta nas cooperan en unas ocasiones y no en queante, políticas polarizadas, recursos so­
dónde se encontrarán con la cita con­ otras? ¿Por qué el hombre se muestra más breexplotados o problemas sociales que
certada acostumbran responder: «Grand cooperador que el resto de los primates? persisten ignorados. Los beneficios para
Central», si no han quedado de antemano La cooperación puede entenderse tam­ el individuo derivados de la explotación
en otro lugar preciso. Ese nudo ferroviario bién como un ejemplo de convergencia de otros revelan que los fines colectivos no
es importante para quienes proceden de de distintas disciplinas. La verdad es que se alcanzan a menudo. Pese a todo, compa­
New Haven. No lo sería para otras per­ todo cuanto se relaciona con la expe­ rada con la mayoría de las especies, la hu­
sonas. En el caso de los viajeros de New riencia humana requiere la aportación mana es una gran cooperadora.
Jersey o Long Island, la respuesta sería, a de diversos campos. En nuestro caso A mediados de los sesenta del siglo
buen seguro, «Penn Station», porque es particular, de las ciencias sociales y de pasado aparecieron, casi de forma si­

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 93


LIBROS

multánea, los dos textos canónicos de la rechazar el ofrecimiento. Mide la capaci­ de los que se huye, no deja de ser un si­
cooperación. Desde la perspectiva social, dad de juego limpio de los participantes. tio óptimo, pues allí encuentra alimento
The Logic of Collective Action, publicada En una complicación del mismo intervie­ y la posibilidad de emparejamiento. La
en 1965 por Olson; desde la biología evo­ nen tres jugadores, en el que el tercero vuelta al agua resulta tan ventajosa, que
lutiva, Adaptation and Natural Selection, observa el comportamiento previo de los el lector, un pez intelectualmente bien
de Williams, editada en 1966. Ambos abor­ otros dos. formado, no duda en aplicarle también
daron las mismas cuestiones, recurrieron No es lo mismo cooperación que al­ el término adaptación. Pero nos equivo­
a los mismos argumentos, rechazaron las truismo, confundidos a raíz de la expre­ caríamos. En ese contexto, la teoría de la
tesis dominantes y explicaban por qué el sión «altruismo recíproco», acuñada en evolución y el concepto de adaptación se
poner el foco sobre los grupos no ofrecía 1971 por Robert Trivers. Reciprocidad no convierten en innecesarios. Basta apelar
una explicación cabal de la acción colec­ es altruismo. Un acto de generosidad que a la gravedad.
tiva ni de otras conductas sociales. Olson se cobra no es, por definición, altruista Los beneficios de la reciprocidad habrían
sostenía que a menos que los grupos porque al final del intercambio, el actor favorecido a individuos con voluntad de
fueran pequeños, se produjera violencia experimenta un beneficio, no un coste. comprometerse en transacciones recípro­
coercitiva o interviniera algún otro me­ La confusión se consolidó con el predo­ cas mutuamente beneficiosas, si bien el
canismo que otorgara el protagonismo minio de la bibliografía biológica en el riesgo de ser engañado les habría llevado
a los individuos en el interés común, las campo de la cooperación, merced a la a presiones de selección a favor de una ca­
personas, preocupadas por lo propio, no difusión del juego denominado «dilema pacidad adicional: identificar los buenos
darían un paso en pro del bien común o del prisionero», cuyo núcleo reside en socios cooperadores y evitar los tramposos.
de todos. Para Williams, la selección na­ las estrategias a seguir: cooperar o no. Ha sido, en efecto, la coevolución de genes
tural individual resultaba mucho más Con todo, no se niega que el altruismo y cultura la responsable de adaptaciones
poderosa que la selección de grupo. En se halle implicado en algunos casos de que ayudaran a los humanos a cooperar,
razón de ello, la selección habría diseña­ cooperación. tales como nuestra capacidad para reco­
do la mayoría de las adaptaciones para Dos tipos de problemas pueden alejarnos nocer a las personas que violan las leyes
beneficiar a los individuos, cualesquiera de la cooperación: conflictos de intereses sociales. El lenguaje es otro aspecto de la
que fueran las ventajas resultantes para y ausencia de conocimiento común. En el cultura que revistió particular importan­
el grupo. Ello presentaba a los biólogos un primer caso, quien puede beneficiarse de la cia en la ayuda a los humanos a conseguir
reto parecido al que Olson planteaba a los cooperación se siente tentado a abusar en cooperación en grados no vistos en nues­
científicos sociales: si la selección de gru­ provecho propio del esfuerzo de los otros. tros parientes primates. Nuestra capaci­
po no suele operar en la naturaleza, ¿cómo En el segundo caso, incluso allí donde no dad de empatía mejora la capacidad para
explicar la cooperación y otras conductas existe conflicto de intereses, la ausencia cooperar al facilitar que otros compartan
prosociales? de conocimiento común puede impedir la nuestros bienes.
En el estudio de la cooperación se ha cooperación, un fenómeno conocido por Por fin, la solución de los problemas de
recurrido a menudo a la teoría de juegos, problema de coordinación. coordinación puede aparecer de manera
disciplina que ha alcanzado un nivel muy Aunque la cooperación no es en sí mis­ insospechada. Una de las posibilidades
alto de formalización y desarrollo mate­ ma una adaptación, constituye a menudo más interesantes reside en la emergencia.
mático y nos permite modelar situaciones el resultado de otras adaptaciones más Durante la Ilustración escocesa, la emer­
en las que un individuo escoge su mejor específicas. Al escribir Adaptation and gencia social fue explorada por David
opción en razón de las decisiones que Natural Selection, Williams criticaba que Hume, Adam Ferguson y Adam Smith.
otros toman. Entre otros aquí pertinentes, la selección operase a través de la super­ La famosa expresión de Smith, «la mano
recordemos el «juego del dictador». Con vivencia y reproducción diferencial en los invisible», aunque mal comprendida en
dos jugadores, el primero recibe una can­ grupos. Para plantear su tesis, Williams se muchísimos casos, aprehende la lógica de
tidad de dinero y puede ofrecer nada, algo vale de la ficción. Imagínese el lector que la emergencia social: aunque algo pudiera
o la totalidad del dinero a su contrincan­ es un pez volador. Gracias a sus extensas parecer producto de una planificación me­
te. A veces este segundo jugador es una aletas pectorales puede escapar de los de­ surada, en realidad emerge de manera es­
organización humanitaria o de otro tipo, predadores a lomos de las olas. Esas aletas pontánea y errática. Las personas pueden
no un individuo. Mide la generosidad. largas son una adaptación, diseñada por coordinar su conducta social si tienen un
En el «juego definitivo» uno de los dos la selección natural para aportar un bene­ conocimiento común sobre cómo actuar y
rivales recibe de partida una cantidad de ficio particular. La vuelta al agua también la certeza de que todos participan de ese
dinero y puede ofrecer nada, algo o todo le supone una ventaja. Aunque el agua es conocimiento.
al segundo jugador. Este puede aceptar o el lugar donde habitan los depredadores —Luis Alonso

94 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013


Teoría de la mente
Lectura de los procesos cerebrales

emisión de un solo fotón (SPECT), resonancia


magnética funcional (fMRI), BOLD —fMRI y
nueva espectrografía de infrarrojos—. Exis­
ten modalidades híbridas de técnicas estruc­
turales y funcionales: PET-CT, MR-PET, fMRI-
CT, fMRI-EEG/MEG, PET-SPECT, CT-SPECT.
Por un lado, las técnicas, que nos hablan
de las posibilidades reales de observación
y manipulación. Por otro, las hipótesis y
teorías, que nos permiten sistematizar
observaciones dispersas y vertebrarlas en
un cuerpo doctrinal neurocientífico. Así,
de acuerdo con la hipótesis del cerebro
I KNOW WHAT YOU’RE THINKING. BRAIN social, el tamaño inusitadamente grande
IMAGING AND MENTAL PRIVACY del cerebro humano (en relación con el ta­
Dirigido por Sarah Richmond, Geraint Rees y maño corporal) se debe a las capacidades
Sarah J. L. Edwards. Oxford University Press; distintivas que presentamos las personas
Oxford, 2012. para relacionarnos en el marco de un gru­
po social estable. Los primates antropoi­
des (simios y grandes simios, humanos

D
esde el decenio de los ochenta de su inicio. Prohibida por ley la disección incluidos) presentan un cerebro poderoso
del siglo pasado, los escáneres de del cadáver humano durante el Imperio merced a una expansión desproporcionada
resonancia magnética han cum­ Romano, Galeno de Pérgamo se esforzó por de la neocorteza.
plido una función importante en medicina sacarle el máximo partido a su investiga­ El descubrimiento de que partes de la
al permitir afinar el diagnóstico y mejorar ción sobre animales; demostró que el ce­ corteza prefrontal son coherentemente
el tratamiento de patologías muy diversas, rebro controlaba el movimiento muscular. activadas por las tareas de la teoría de la
en particular tumores y lesiones cerebrales. Sin embargo, las hipótesis que se vinieron mente apoya la hipótesis del cerebro social.
Otros adelantos técnicos más recientes han formulando no podían contrastarse con la La teoría de la mente explica los estados
conferido a los neurocientíficos la posibili­ experimentación directa. Por eso hubo que mentales que atribuimos a los demás.
dad, insospechada decenios atrás, de iniciar esperar a los medios técnicos del siglo xx Esencia de la hipótesis del cerebro social
la investigación de los procesos mentales. para poder asomarse a la forma de operar consiste en que los individuos que viven
Un horizonte en el que convergen varias del cerebro. Empezaron entonces a darse en grupos estables deben solucionar pro­
disciplinas y cuya repercusión en el indivi­ pasos decisivos. blemas en un contexto social, más que en
duo y la sociedad ha desatado un vivísimo Las técnicas de neuroimagen cerebral un vacío demográfico. Los individuos de­
debate. En efecto, junto a la expectación que se dividen en dos grandes grupos: estruc­ ben tomar decisiones que respondan y se
rodea a la posibilidad de que las técnicas de turales y funcionales. Son estructurales la adapten a las conductas de otros miembros
neuroimagen nos permitan leer la mente, tomografía computerizada (CT), la resonan­ del grupo. En sociedades en las que exis­
existe miedo ante la amenaza que se cierne cia magnética (MRI) y la morfometría basa­ ten lazos muy estrechos, constituye una
sobre la forma más excelsa de privacidad da en vóxel (VBM). Las técnicas funcionales ventaja anticiparse a la conducta de otros
desde los estoicos, la de nuestros pensa­ se dividen, a su vez, en medidas directas de miembros del grupo y recurrir a estrate­
mientos e intenciones. ¿Podríamos perder, la actividad neural —electroencefalografía gias que ofrezcan la mejor respuesta a la
por mor de la técnica, nuestra libertad de (EEG) y magnetoencefalografía (MEG)— y decisión tomada por otros.
compartir o no nuestro mundo interior? medidas indirectas de la actividad neu­ A lo largo de los últimos 30 años se han
La curiosidad sobre el cerebro humano ral: tomografía por emisión de positro­ sugerido al menos tres variantes de la hi­
ha caracterizado la ciencia occidental des­ nes (PET), tomografía computerizada por pótesis del cerebro social. Por orden cro­

MENTE Y CEREBRO 62 - 2013 95


LIBROS

nológico, apareció primero la hipótesis del lidad forman una jerarquía reflexiva natu­ permite medir la actividad cerebral con
cerebro maquiavélico, que proponía que ral de estados de creencia: la intencionali­ una elevada resolución espacial sin tener
una exigencia cognitiva básica en la vida dad de primer orden manifiesta nuestra que acudir a técnicas quirúrgicas invasi­
social es la urgida en estrategias de engaño, capacidad de forjarnos ideas y opiniones vas. Merced a dicha resolución, podemos
sobre todo las emprendidas por los otros. sobre el mundo (el individuo X cree que extraer información de agregados de
La hipótesis de la inteligencia maquiavélica p). La intencionalidad de segundo orden neuronas que cifran los contenidos por­
tiende a centrarse en el individuo como un es la capacidad de tener creencias sobre las menorizados de los pensamientos de una
ser en permanente competencia y lucha creencias de otros individuos (X cree que persona. Combinada la IRMf con técnicas
con otros miembros de la especie, más que Y cree que p). La intencionalidad de tercer estadísticas de reconocimiento de pautas,
en la cooperación con otros congéneres. orden es la capacidad de tener creencias se han dado pasos importantes en la lec­
La segunda variante de la hipótesis del sobre las creencias de otro individuo acer­ tura del cerebro. Un procedimiento típico
cerebro social se centraba en la naturaleza ca de las creencias de un tercer individuo, de lectura cerebral ajeno comienza por
de grupos sociales. Sostenía que la cogni­ etcétera. No parece que los grandes simios medir las pautas de actividad cerebral que
ción, en los primates, se ordenaba a privi­ posean intencionalidad de segundo orden. se produce cuando una persona tiene un
legiar la integración social. Se sugería que Sería esta un privilegio del hombre. pensamiento específico. Hay un computa­
el tamaño del grupo social podría ir vincu­ ¿Qué parte del cerebro cabe asociar a la dor preparado para reconocer las pautas
lado al del tamaño relativo de la neocorte­ cognición social? Aunque existen todavía de actividad cerebral asociadas con pensa­
za; esa relación debería hallarse, a su vez, lagunas importantes sobre la conexión mientos prototípicos, o «prototipos». Para
apuntalada por diferencias en estilos con­ entre neurofisiología, neuroanatomía y ello posee algoritmos de reconocimiento
ductuales sociales afiliativos (en oposición conducta, podemos ahora identificar re­ de pautas. Por su parte, el llamado méto­
a competitivos). La tercera variante prima­ giones con funciones cognitivas sociales do de correlación recurre a asociaciones
ba la función del aprendizaje social, con un específicas. De manera singular, la técni­ independientemente establecidas a partir
énfasis particular en los beneficios que se ca de resonancia magnética funcional ha de determinado estado de neuroimagen
pueden obtener de la transmisión social cumplido un papel clave a la hora de iden­ (N1) con determinado tipo de estado men­
del conocimiento ecológico y habilidades tificar redes de regiones cerebrales que son tal (M1) en una población P; de ese modo,
de forrajeo. El contraste entre la segunda y cruciales para la teoría de la mente. Una declara que un miembro particular de P
la tercera versión gira en torno a si las ame­ revisión reciente de 40 trabajos sobre teoría se encuentra probablemente en el estado
nazas externas (la predación, por ejemplo) de la mente, realizados mediante técnicas mental M1, dado que el individuo se halla
constituyen los factores principales que li­ de neuroimagen, identificaron la corteza en el estado N1 de neuroimagen.
mitan la capacidad de supervivencia. prefrontal medial y la corteza orbitofrontal, Los avances en resonancia magnética
El primer paso decisivo hacia la cogni­ la unión temporoparietal, la corteza cingu­ funcional, capaz de detectar respuestas
ción social es alcanzar una idea de uno lada anterior y el surco temporal superior neurales fiables en tiempo real, han abierto
mismo. No resulta fácil determinar de qué como las regiones del cerebro más siste­ un ámbito enteramente nuevo de investi­
modo un individuo se percibe a sí mismo. máticamente activadas. A gran distancia, gación clínica en pacientes potencialmente
Suele recurrirse al experimento de la mi­ en muchos menos casos, se reflejaba tam­ terminales, pues se basa en la posibilidad
rada ante el espejo: solo aquel que tiene bién la activación de la amígdala y la ínsula. de decodificar pensamientos e intenciones
idea de sí mismo puede reconocerse en el Sin embargo, las regiones del cerebro no a partir de la pauta de actividad observada
espejo, lo que a su vez implica un sentido actúan aisladas. Por eso se han propuesto en el cerebro. En los últimos años, las mejo­
de autoconciencia y una etapa, por tanto, dos redes. Habría, en primer lugar, una red ras en cuidados intensivos nos ha llevado
en la dirección de una cognición social más de control ejecutivo, que incluiría la corte­ a un aumento en el número de pacientes
compleja. En los humanos, el autorrecono­ za prefrontal dorsolateral y las áreas pa­ que sobreviven a una grave lesión cerebral.
cimiento en el espejo comienza entre los rietales; en segundo lugar, habría una red Aunque algunos individuos logran recu­
18 y los 24 meses. Pero el autorreconoci­ emocional, que abarcaría la corteza insular perarse, muchos no lo consiguen y algu­
miento pudiera no ser la cuestión central. anterior y la corteza cingulada anterior, la nos terminan en un estado vegetativo. Un
De hecho, en los humanos, la teoría de la amígdala y el hipotálamo. En ambas redes concepto central en esta última condición
mente y otras competencias cognitivas se incluirían pequeñas regiones de la cor­ es la idea de estado de vigilia sin concien­
sociales de similar tenor emergen mucho teza insular anterior y la corteza prefrontal cia, de acuerdo con el cual las personas en
más tarde, a los cuatro o cinco años. medial, lo que sugiere un fuerte lazo entre estado vegetativo han perdido todo signo
Importa recordar que la teoría de la emoción y cognición. de consciencia, pese a presentar signos de
mente constituye una intencionalidad de La IRMf constituye de momento la úni­ hallarse en estado vígil.
segundo orden. Los órdenes de intenciona­ ca técnica no invasiva disponible que nos —Luis Alonso

96 MENTE Y CEREBRO 62 - 2013