Vous êtes sur la page 1sur 22

ABUNDANCIA UNIVERSAL

Cada uno de nosotros puede activar el poder de la atracción que vive dentro de sí
mismo y vibrar en la misma frecuencia de la fuente infinita de toda prosperidad y
abundancia material y espiritual.

Todos merecemos vivir una vida plena de prosperidad y en abundancia, en el plano


material y espiritual.

Ley de Vibración y Energía

La Ley de vibración energía nos dice que todo en el universo entero está conectado
con todo lo demás. Todo vibra, se mueve, nada está quieto. Tu vibración hace la
realidad. Utiliza tu energía para vibrar en Positivo.
Los pensamientos son una de las más altas vibraciones, pensemos en positivo, para
atraer a nuestra vida cosas positivas. Entendiendo la ley de vibración y la energía,
podemos aprender a manejarla para lograr prosperidad, abundancia, crecimiento
personal y una vida en plenitud.
YO MAGNETIZO ABUNDANCIA - PROSPERIDAD UNIVERSAL

Magnetización de Abundancia y prosperidad Infinitas.

La atracción en tu vida de riqueza, abundancia, dinero personas deseadas o una


empresa próspera, será más fácil si elaboras la energía y el magnetismo antes de
entrar en acción.

La creación con la energía: Para magnetizar lo que deseas alcanzar, como una vid
completa de abundancia, felicidad, la pareja ideal, un profesión con éxito y
prosperidad abundante, debes vibrar en la misma sintonía de tus deseos, es a través
de tus pensamientos, sentimientos y emociones de abundancia, prosperidad,
armonía, gratitud, amor, fe y éxito.

Asimismo esto se consigue por medio de un estado tranquilo y relajado, llenando tu


mente con imágenes y símbolos de lo deseado.

La magnetización de lo que deseas implica la generación de un campo magnético que


atraerá las cosas hacia ti.

Empleas energía y magnetismo en todo momento aunque sin ser consciente de ello.

Puedes aprender a emplear la energía y el magnetismo conscientemente, para


aumentar el poder de tus pensamientos y crear los objetos imaginados.

Unos minutos de actividad energética, combinada con magnetismo y llevada a cabo


con ideas claras acerca de lo que deseas, puede tener resultados mayores que horas
de trabajo duro.

Siempre estás emitiendo energía. Esta emisión puede atraer o repeler las cosas
deseadas.

Puedes aprender a aumentar tu capacidad de magnetización y ser aún más atrayente


a las cosas que deseas.

La magnetización empieza con la elaboración de la energía; aprende a relajarte,


concentrarte, visualizar y usar tu imaginación.

La magnetización implica un campo magnético.

Se emplea la imagen de una "bobina electromagnética" para ayudarte a visualizar y


"sentir" este magnetismo.

Puedes magnetizar, dinero, objetos grandes o pequeños y cosas indefinidas como las
cualidades y la esencia.
A la hora de crear con la energía, la creatividad, la inventiva, la alegría y la imaginación
espontánea serán tus mejores herramientas.

Cada vez que realices los siguientes ejercicios magnéticos, notarás que experimentas
pensamientos, sensaciones e ideas distintas.

La manifestación es un estado dinámico; siempre está cambiando.

Puede que la intensidad de tu magnetismo y tus imágenes varíe de una vez a la otra.

Utiliza tu imaginación y amplíala, jugando con todas las imágenes y sensaciones que
surjan.

La sensación de magnetismo es más importante que cualquiera de los pasos


concretos.

Cuando hayas experimentado, recréala en cualquier visualización o imagen que sea


eficaz para ti.

Soy cada vez mejor magneto del dinero, la prosperidad y la abundancia

Existen ciertos principios básicos para que seas más magnético de lo que deseas.

Primero, es mejor si sabes cómo te servirá el dinero en abundancia que deseas,la casa
de tus sueños, la profesión exitosa, la pareja ideal, de herramienta para conseguir las
cualidades superiores que quieres expresar con más frecuencia en tu vida.

Magnetizando, piensa en la cualidad que quieres irradiar: Es muy importante poder


irradiar amor, éxito, gratitud, alegría, serenidad, plenitud.

Segundo, es de ayuda magnetizar la esencia o las características de lo que deseas


tanto como su forma específica.

Si no la conoces, puedes magnetizar un símbolo suyo.

Símbolo en imágenes de dinero, de opulencia, de riqueza y oro, de éxito empresarial,


profesional, pareja ideal, casa de tus sueños.

No te olvides, que si lo ves en tu mente, lo tendrás en tu mano.

Los símbolos son muy poderosos, porque trascienden todo lo que piensas y crees
posible tener.

Tercero, pide lo que deseas o, incluso, más, pide en abundancia infinita.

Cuarto, ama y ten la intención de conseguir lo que pides.


Debes tener pensamientos positivos de lo que deseas, ya que los pensamientos
elevados y positivos son más magnéticos que el miedo, la preocupación y la tensión.

Quinto, ten fe en la posibilidad de conseguir lo que deseas.

Sexto, es importante no "necesitar" lo que intentas atraer sino poder mantener cierto
desapego frente a ello.

Que no importe si no llega o si aparece de forma distinta a lo que esperabas.

Cuando hayas pedido algo, resígnate a lo que venga como lo más apropiado.

Las cosas más fáciles de magnetizar son los pequeños objetos similares a otros, ya
creados por ti, quizás incluso de un precio parecido.

Es bueno empezar con algo que te creas capaz de crear.

Su creación alimentará tu confianza en tu naciente capacidad magnetizadora.

Practicando con estos pequeños objetos, prueba si puedes afinar tu capacidad para
conseguir exactamente lo que deseas o algo mejor de lo que te imaginabas.

Juega con la rapidez y la facilidad con la que lo puedes atraer.

En la medida en que se amplía tu capacidad, podrás magnetizar cosas mayores, más


caras o algo más alejadas de lo que crees posible.

Mientras magnetizas, habrá un momento en que sentirás que, de repente, este algo
viene hacía ti.

Podrás apreciarlo como un "clic" o un momento en que la energía acumulada


empezará a decrecer.

Cuando lo sientas, querrá decir que tu magnetismo se ha completado y que puedes


parar.

Si no ha habido señal, si no te sientes más cerca de tu objetivo, vuelve a magnetizar


hasta tener la sensación interna de un desplazamiento de energía.

Tienes la capacidad de saber cuándo tu magnetismo es eficaz.

Este saber interior se desarrolla con el tiempo, por medio de la observación y el


conocimiento del proceso y con la energía devuelta por los resultados producidos.

Mientras practicas, en ocasiones querrás magnetizar varias veces y otras una sola vez
será suficiente.
La mayoría emplean demasiada energía y poder para crear resultados pequeños.

Puedes aprender cómo emplear una pequeña cantidad de energía y producir


resultados grandes.

Existe una cantidad de energía adecuada para cada cosa que desees crear.

Si, por ejemplo, quieres atraer una hermosa residencia, con todas las comodidades, no
hace falta que te pases el día pensando en ella y actuando para atraerla hacia ti.

Algunos invierten una parte excesiva de su fuerza vital para atraer algo tan simple
como una residencia hermosa.

Aprende a intuir cuánta energía será necesaria para obtener lo que deseas y emplea
justo esta cantidad, no más.

YO CREO LO QUE DESEO CON ENERGÍA - PROSPERIDAD UNIVERSAL

Creo lo que deseo con la energía

Consigo cosas buenas con facilidad

Si empleas demasiada energía, te sentirás cansado.

Si has de recordarte constantemente que has de pensar en lo que deseas y esforzarte


por ello, si la magnetización te parece una lucha y empleas una tremenda cantidad de
energía para conseguir resultados pequeños o nulos, estás creando una excesiva
intensidad magnética.

Si tienes que emplear demasiado poder, es probable que vayas en contra de la


corriente de tu camino superior.

Si cuando piensas en tu profesión exitosa, por ejemplo, y casi lo puedes sentir, estás
usando la energía adecuada.

Si usas poca energía, no lo conseguirás o tardará mucho en llegar.


Sabrás que la cantidad de energía invertida es demasiado pequeña, porque lo que
deseas te parecerá lejano; parecerá más un deseo que una certeza.

Antes de atraer algo que tiene una energía muy superior a la que tú tienes ahora,
aprende a armonizar con su energía.

Si, por ejemplo, deseas una suma de dinero muy superior a lo que tienes, tendrás que
estar preparado para ella, saber de antemano en qué la invertirás tu dinero, cómo lo
usarás y de qué manera te ayudará en la vida.

Tendrás que imaginarte cómo te sentirás cuando tengas esa abundancia de dinero, y
debes resolver las posibles preocupaciones que te plantee el conseguirlo.

Antes de magnetizar cualquier cosa muy superior a lo que tienes actualmente, juega
con "llevar" la energía de lo que piensas atraer.

Imagínate que ya lo tienes y considera los cambios que tu vida sufrirá por ello.

Puedes aprender a armonizarte y familiarizarte con las cosas antes de tenerlas;


haciéndolo, irás siendo más magnético hacia ellas.

Una manera de armonizar con las cosas muy superiores a tu realidad actual, es
engrandeciendo los objetos deseados.

Si deseas una suma muy superior al dinero que tienes ahora, intenta "llevar" otra, aún
mayor de dinero.

Sigue intentándolo con sumas progresivamente mayores.

Notarás que, en la medida en que crece la suma de dinero, tu modo de pensar y sentir
cambia.

Determinadas cantidades de dinero que te parecerán cómodas pero otras, superiores,


serán algo incómodas.

"Llevando" sumas de dinero progresivamente mayores, verás que las inferiores que,
en un principio, parecían incómodas ya lo son menos.

Magnetiza sólo lo que te parezca cómodo y posible de conseguir.


Cuanto más cómodo te sientas con el dinero, la residencia, tu profesión exitosa, la
pareja ideal, o cualquier cosa de un nivel energético antes de magnetizar, más
fácilmente lo conseguirás.

Observa detenidamente cómo puede cambiar tu manera de pensar en ti mismo, tus


sentimientos y tu forma de vida.

Esto debería aflorar todos los temores ocultos, como "La posesión de tal cosa podría
implicar demasiada responsabilidad"

"Tendré que preocuparme más de los impuestos y los contables, la gente me querrá
por mi dinero".

Afrontando estas dudas y preocupaciones, te convertirás en un magneto más potente


de lo que deseas.

Al principio, los resultados de estos ejercicios podrían parecer poco consistentes y el


momento de su aparición menos controlable de lo que hubieses deseado.

Eventualmente, los pasos serán automáticos y la cantidad de esfuerzo empleado en la


magnetización decrecerá con el tiempo.

Practica los ejercicios sólo mientras te produzcan placer y te parezcan interesantes.

Magnetiza lo que deseas con la frecuencia que deseas, durante unos minutos o media
hora.

Cuando hayas dominado un nivel de magnetismo de abundancia, todavía podrías


necesitar un poco más de trabajo para producir resultados en el siguiente nivel y atraer
cosas que te sean difíciles de aceptar como posibles en tu vida.

Una vez dominado el proceso de creación de un tipo particular de cosas,


normalmente, en el futuro, sólo tendrás que pensar en ellas para que se manifiesten
en seguida.
Si eres capaz de manifestar cosas fácilmente y luego el flujo se detiene o empieza a
decrecer o su atracción requiere demasiada energía, sería el momento de examinar
más atentamente el camino que estás siguiendo.

Presta mucha atención a la menor indicación de direcciones nuevas que puedan estar
surgiendo.

Si lo ves en tu mente, lo sostendrás

en tu mano.

Manifiesta tu Abundancia.

Ley de Vibración,

Yo activo la Energía Universal para manifestar en mi vida

todas las Riquezas de Dios.

La Ley de la vibración es la diferencia entre la mente y la materia, entre los mundos


físico y no físico.

De acuerdo con la Ley de Vibración, se postula que todo vibra o se mueve, nada
permanece inactivo.

Todo está en un estado constante de movimiento, y por lo tanto, no hay tal cosa como
la "inercia", o un estado de reposo.
Desde lo más etéreo, y hasta la mas importante forma de la materia, todo está en un
constante estado de vibración.

Traslado desde el más bajo al más alto grado de vibración, descubrimos que hay
literalmente millones y millones de niveles o grados, desde el electrón en el universo,
todo está en movimiento vibratorio.

"La Ley de la Atracción" es el principio básico que regula el nivel de su personal de la


prosperidad.

Sin embargo, para ayudarle a lograr una sólida comprensión de este concepto en
realidad, será necesario que nos centremos brevemente en otra ley, la " Ley de
Vibración ".

La Ley de vibración es la diferencia entre la mente y la materia, entre los mundos físico
y no físico.

De acuerdo con la Ley de Vibración, dice que todo vibra o se mueve, nada permanece
inactivo.

Todo está en un estado constante de movimiento, y por lo tanto, no hay tal cosa como
la "inercia", o un estado de reposo.

Desde el más etéreo, y el importe bruto forma más de la materia, todo está en un
constante estado de vibración.
Traslado desde el más bajo al más alto grado de vibración, descubrimos que hay
literalmente millones y millones de intervenir niveles o grados, desde el electrón en el
universo, todo está en movimiento vibratorio.

(Energía se manifiesta en todos los grados de vibración.)

Los índices de vibración se llaman frecuencias y cuanto mayor sea la frecuencia, mas se
potencia la fuerza.

El pensamiento es una de las formas más altas de vibración, por esta razón es que
debemos pensar en positivo si queremos atraer a nuestras vidas cosas positivas.

Vibra en amor, en prosperidad, en abundancia, en alegría y lo atraerás.

La mente ejerce control sobre el cuerpo a través de la ley de vibración.

Cada pensamiento es una vibración, cada vibración cambia nuestro cuerpo.

Si deseamos cambiar las formas, tenemos que cambiar la vibración.

Cambiemos de vibración y cambiamos la condición de nuestro cuerpo.

Mejorar la prosperidad con la ley de vibración:


Hay que apreciar minuto a minuto las cosas hermosas que hay en nuestra vida,
agradecer lo más valioso; y seguir apreciando, agradeciendo, admirando todo lo mejor
que hay en nuestras vidas para obtener resultados perfectos.

Tienes que saber que millones de células trabajan en nuestro cuerpo reparándolo, y a
menudo se paralizan si tenemos en nuestro pensamiento miedo, dudas, rencores o
criticamos todo lo que vemos, qué feo, malo sucio: eso es lo que nos paraliza y no nos
deja avanzar.

Todo lo que existe esta formado de energía; lo que diferencia a una roca solidad de un
arco iris es la frecuencia con la que vibran las partículas/ondas de luz que las
componen. TODO en este mundo es energía interconectada.

“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra”

TU VIBRACIÓN DETERMINA TU REALIDAD..

Nuestros pensamientos/emociones DAN FORMA a nuestra realidad.

Tu como todo lo demás esta hecho de energía; los pensamientos/emociones hacen


que esta energia vibre a mayor o menor velocidad.

Tu energía se ve afectada por tus pensamientos/emociones.


Nuestros pensamientos, emociones, sentimientos y palabras,tienen un efecto sobre el
mundo, tanto o mas que nuestras acciones.

Viendo en estas imágenes lo que tus palabras y emociones le hacen al agua,.. ¿ puedes
elegir de manera consciente emitir vibraciones..

Frecuencias de Amor y Gratitud ; o por el contrario continuaras “permitiendo” que


“otros” sean los que determinen los pensamientos/emociones en los que tu vibras.

Si todo pensamiento vibra, todo pensamiento emite una señal, y así cada pensamiento
atrae una señal de regreso que encaja perfecto con la señal que emites.

En otras palabras, tus pensamientos al vibrar emiten una frecuencia vibratoria que
sintoniza con la misma frecuencia pero en el exterior, y esta es la forma en que
“atraes” las cosas a tu vida.

La manera más sencilla de hacer que armonicen tus

frecuencias vibratorias con las de tus deseos, es que “imagines” que ya lo tienes, que al
imaginarlo “sientas” la maravilla de gozar aquello que deseabas.

Creer que ya lo tienes en tu experiencia de vida, dirigir tus pensamientos al disfrute


como de ya tener aquello que deseas y con la práctica de esta poderosísima
recomendación propia de una Nueva Conciencia, te mantendrás en la frecuencia
vibratoria necesaria para que “permitas” así que aquello que deseas se manifieste en
tu experiencia de vida.”

Los estados de ánimo vibran y lanzan al espacio vibraciones en sonidos y en colores.


Todos los estados mentales se lanzan al exterior del cuerpo que los crea, van
golpeando cuerpos afines como hacen los instrumentos musicales, y estas vibraciones
afectan en bien y en mal a otras mentes, aumentando los estados emocionales y
mentales que están a tono con ellas.

Mantener la energía vital alta debería ser entonces la prioridad de todo ser humano.

Si realmente somos consecuentes en amarnos y apoyarnos a nosotros mismos,


deberíamos convertirnos en los “guardianes de nuestra propia frecuencia energética”.

Consejos Para Mantener la Energía Vital Alta

1. Pensar, sentir y actuar desde el amor.

2. Dormir y tomarnos el tiempo de descanso adecuado para la recuperación mental.

3. La Meditación.

4. Contacto consciente con la naturaleza, o visualizaciones que llevan la mente a


descansar en la contemplación de la naturaleza.

5. Relajación.
6. La oración, no como acto de pedir que cambien las cosas, sino como acercamiento a
Dios.

7. La gratitud. Gozar de lo que tienes es el mejor acto de agradecimiento.

8. El ejercicio.- Genera endorfinas y quema adrenalina. Pone a circular la energía. Sin


embargo, el exceso de ejercicio baja la energía vital.

9. Cantar y bailar, pero estas dos actividades no deben ir asociadas con el trasnocho y
el alcohol.

10. Lecturas y películas que nos enfoquen en la armonía y el amor universal.

11. Escuchar música relajante y armónica.

12.Hacer aquello que yo más disfruto, sea: pintar, patinar, o tocar un instrumento
musical.

Como decimos tú elijes como escribir tu vida, es tu opción aquí y ahora.

Y por supuesto estamos aquí para disfrutar…estamos aquí para ser felices.

LA VIBRACIÓN CÓSMICA HABLA EN TODAS LAS LENGUAS

Dios Siempre nos Responde.


La vibración de Su pensamiento es constantemente transmitida como energía, la
energía se manifiesta como sonido.

Aquí tenemos un detalle muy importante.

Dios Es Conciencia. Dios Es Energía. Hablar significa vibración. En la vibración de Su


Energía Cósmica. Él Está Hablando siempre.

"Dios Crea todo a partir de Su Mente".

Nosotros, creados a Su Imagen y Semejanza, hacemos lo mismo.

Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que vivimos en un Universo mental:

"Aquello que llegamos a Creer es lo que se manifiesta en nuestra vida".

La mente humana está dividida básicamente en dos partes: La Consciente y la


Inconsciente. La última es la depositaria de todas nuestras programaciones y
recuerdos; mientras que en la primera radica todo nuestro Poder de Decisión.

La Mente Consciente es la que se encuentra conectada con el Espíritu. Solamente al


ser consciente de lo que vives lo puedes cambiar.

La Mente Subconsciente es la equivalente al Alma, es el gran archivo de las


experiencias de esta vida y de las anteriores.

Finalmente, tenemos nuestro Cuerpo Físico, que es el vehículo principal para vivir las
experiencias en este plano.
Aprendimos que existe una correspondencia entre lo que vivimos por fuera y lo que
llevamos adentro, que la realidad no es más que un espejo de nuestro interior.

Esto significa que si vivimos un caos, sin amor, con problemas económicos, o
enfermos, es porque existe una idea o programación que nos lleva a elegir eso.

A partir de esta verdad, vamos a dar un paso adelante y ver como generar cambios
profundos en nuestra realidad.

Textualmente, el Principio de Vibración dice lo siguiente:

"Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra".

Todo se encuentra en un continuo movimiento, una continua vibración y


transformación.

Cada parte del Universo tiende a transformarse en algo mejor, evoluciona hacia un
nuevo nivel de existencia.

En nuestro orden personal, la vida nos empuja siempre a vivir de una manera mejor.

Las crisis aparecen cuando permanecemos rígidos o inflexibles en una posición.


Cuanto más cerrados estemos en una posición o idea, más fuerte será el esfuerzo que
hará el Universo para movernos de allí.

Por eso es que la gente sufre fuertes crisis y luego cambia.

Algunas personas necesitan pasar por enfermedades, accidentes o pérdidas para darse
cuenta del valor que tienen ciertas personas o su propia vida.

Hay otras personas que caen en la inercia y no toman decisiones; cuando eso ocurre, el
Universo mismo toma las decisiones por ellos.

De acuerdo con el Principio de Vibración "debemos aprender a prepararnos para los


cambios en la vida".

Según este principio, si tiendes a aferrarte a una vivienda, una pareja, un trabajo, una
amistad, o a cualquier objeto que te dé seguridad, lo más probable es que tarde o
temprano sufras. ¿Por qué? Porque en el Universo no existe nada que se encuentre
inmóvil.

Este principio hermético nos enseña que cada objeto que vemos está compuesto de
millones de átomos. Estos átomos se encuentran formados por partículas que giran a
grandes velocidades alrededor de un núcleo.

Podemos decir que existen dos formas extremas de vibración: una baja, que
corresponde a la materia y otra alta, que pertenece al terreno del Espíritu.
Cuando la vibración es muy baja, decimos que la materia está en reposo, permanece
inerte para nuestros sentidos y parece sólida. Sin embargo, la materia está compuesta
de millones de átomos que se encuentran en pleno movimiento y transformación.

Por otra parte, cuando la vibración es muy alta, llegamos al extremo del Espíritu y
decimos también que la materia está en reposo. Aquí la materia vibra en una
frecuencia tan alta que nos da la sensación de que tampoco tiene movimiento.

El eslabón entre la materia y el Espíritu es el éter.

Literalmente, cuando ingresamos en un lugar, empezamos a absorber parte de ese


lugar. Por eso es que algunos lugares nos llenan de energía positiva o todo lo contrario.

Los lugares de la naturaleza como... playas, montañas, bosques, lagos y demás, están
cargados de vibraciones positivas.

Cuando permanecemos en ellos, nuestro cuerpo físico se renueva con átomos de alta
calidad. Por tal motivo, uno se regenera y se sana al estar en ese tipo de lugares. Por el
contrario, cuando uno ha permanecido cierto tiempo en un lugar de vibraciones bajas
o negativas, se siente contaminado.

La recuperación no es inmediata y podemos permanecer hasta varios días


sintiéndonos mal por las energías que hemos ingerido.

De la misma manera, cada partícula de tu cuerpo físico está "escuchando" tu diálogo


interno y responderá fielmente al mismo.

Si tienes pensamientos felices, tu cuerpo reaccionará con energías positivas. Por el


contrario, si te deprimes y sólo ves la vida de una manera muy negativa, lo más
probable es que te enfermes.

Existe una historia, un pasado, que sustenta esa creencia.


Al creer en ese pasado, continuamos repitiendo la historia... No estamos solos con
nuestros pensamientos; vivimos en una sociedad donde crecemos, aprendemos y nos
desenvolvemos a diario. De ella tomamos una serie de ideas a veces muy positivas y
otras, no tanto.

Si pudieras levantarte mañana olvidándote completamente de tu pasado, tu cuerpo no


envejecería.

Recuerda que no son los pensamientos lo que se manifiestan sino las creencias.

Si crees en la enfermedad, las células de tu sistema inmunológico bajarán sus armas y


permitirán que contraigan alguna enfermedad. Por el contrario si crees que tu cuerpo
físico es saludable y resistente, tu sistema inmunológico tomará esta idea como una
orden y jamás te enfermarás.

La Mente ocupa el cerebro físico pero no está en él. La Mente es más grande que todo
el cuerpo físico y se encuentra en cada parte del mismo, no solamente en el cerebro.

Cuando decimos "Me vino esta idea a la mente", estamos reafirmando la verdad
científica de que las ideas provienen de otro lado.

Por el momento, debes entender que cada pensamiento que eliges pensar proviene de
un espacio infinito, en el que existen también posibilidades infinitas, y tu ser hace una
elección determinada en cada momento. Pero tu verdadero ser no es ninguno de tus
pensamientos sino aquel que hace la elección.

LAS ENERGIAS IGUALES SE ATRAEN

Todo el Universo está compuesto básicamente de la misma sustancia y nosotros, a


través de nuestra intención, podemos manejarla para manifestar la realidad que
deseamos.
El espacio de nuestros interior, mente consciente pura de nuestro interior… y el
espacio exterior, son solo un ser. Todos somos parte de este universo enorme, infinito,
que está despierto.

De acuerdo con el Principio de Vibración, debemos ir creando la vibración necesaria


para atraer la sustancia necesaria.

El Principio de Vibración nos enseña que "las energías iguales se atraen".

En el Universo existen tres niveles elementales de vibración: baja, media y alta.

Son tres escalones con características propias.

De acuerdo con nuestro nivel vibratorio personal, estamos ubicados en algunos de


estos tres escalones y, como consecuencia, atraemos las cosas de dicho nivel Es
imposible atraer situaciones u objetos que tienen una vibración alta si uno se
encuentra en el escalón más bajo.

La depresión, la angustia, el miedo, las enfermedades y todas las emociones más


negativas nos llevan a vibrar en el nivel más bajo de esta escala.

Mientras una persona se mantenga "vibrando bajo", sólo atraerá a su vida a personas
o situaciones que aumentarán su malestar.

Hasta que esa persona no cambie su vibración personal, no se manifestarán ni la salud,


ni la alegría, ni el amor, ni la suerte en general.

En el nivel vibración media aparecen las soluciones y la vida fluye.

Los obstáculos y problemas de este nivel son más fáciles de resolver y la persona que
se encuentra en esa vibración siempre muestra una actitud optimista hacia la vida.

Finalmente, el nivel de vibración más alta corresponde a de la iluminación, la paz y el


amor perfecto. Aquí no existen problemas, miedos o enfermedades.

Cuando uno vibra en este nivel, lo que uno piensa se manifiesta inmediatamente. El
reconocimiento del poder personal es total y absoluto y, por lo general, se lo utiliza
para servir a la humanidad.
La vibración más baja corresponde al terreno de nuestro ego, es el nivel del miedo y
por eso se generan toda clase de problemas.

La vibración media es el terreno de la esperanza, de esta manera, comienza a


producirse la "suerte".

Finalmente, la vibración más alta corresponde al terreno del Espíritu, es el nivel de la


Fe Absoluta, en el cual se producen los milagros.

Cuando una persona comienza su camino de crecimiento personal, lo primero que


surge son sus resistencias internas.

Es muy difícil mantenerse en un mismo nivel todo el tiempo. Es probable que te


sientas muy bien en un momento, pero luego te encuentres con tu ex pareja, o te
pelees con tu jefe, tu hijo o un amigo, o te enfermes, y encuentres tu vibración
personal cambie súbitamente.

Cada persona debe aprender a cuidar sobremanera su vibración personal.

Por lo general, aquellas personas que nos traen problemas son "maestros" que ponen
a prueba nuestra posición, de esta manera sabemos si esa posición es sólida o no. Si
alguna persona tiene la facultad de "ponerte de mal humor", es porque aún tienes una
parte débil en tu ser que necesita ser sanada.

No puedes cambiar a los demás pero sí puedes cambiarte a ti mismo.

Otra verdad metafísica explica que "las Leyes Superiores se imponen sobre las
Inferiores".

Esto significa que en cuanto mejores tu vibración personal, mejorarás la vibración de


todos aquellos que te rodean.

Esta es la forma más efectiva de cambiar a los demás". Con sólo mejorar uno mismo,
mejoran las relaciones con los otros.

Este principio nunca funciona al revés, ninguna persona de vibración baja puedes
disminuir tu vibración, salvo que te encuentres débil, de ser así, no estabas vibrando
alto.
La preocupación complica la solución de un problema porque baja el nivel vibratorio.

Desde el punto de vista metafísico, la preocupación puede ser muy dañina porque
aumente la fe en lo negativo y agrava el problema. La mejor manera de ayudar a una
persona es "ocuparse" de ella para que mantenga la fe bien alta y piense en la solución
feliz del problema.

Energía Creativa...

Cuando la Verdad y el Amor se integran en nuestras vidas,

se manifiesta la realidad que deseamos.

Al conocer la verdad de quienes realmente somos y aprender a amarnos por lo que


somos, nos volvemos conscientes que estamos viviendo en un océano de energía, y
que es esta energía la que nos mantiene vivos al respirar.

Esto nos despierta a un nuevo nivel de percepción en el cual nos volvemos conscientes
que por medio de nuestras convicciones hemos estado dirigiendo esa energía a crear
lo que es nuestra vida.

Nos damos cuenta que de alguna manera siempre estuvimos conectados


emocionalmente con lo que considerábamos era cierto en nuestras vidas, y en
consecuencia dirigíamos la energía para manifestar eso que creíamos que merecíamos.

Esta Energía vital y creativa permite la integración de la Verdad y el Amor en nuestras


vidas, y este proceso a su vez nos pone en contacto directo con la vida, y nos hace
sentir merecedores de todo lo mejor que tiene para ofrecer.

Cuando la Verdad y el Amor se integran en nuestras vidas, y nos armonizamos con


ellos desde nuestra consciencia de merecimiento, podemos emplear nuestra voluntad
consciente para dirigir la Energía creativa para manifestar la realidad que deseamos y
merecemos.

Centres d'intérêt liés